| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Estudios
 Días festivos ocultos
 Doctrina
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS DE DIOS
 El Sábado
 La Pascua
 Panes sin Levadura y Pentecostés
 Trompetas, Expiación, Tabernáculos y Último Gran Día
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Temas varios
Atrás

CAPITULO TRES

(Tomado del libro “¿Señor, qué debo hacer yo?”)

 

La religión de la Nueva Era—Llenando el vacío

 

 

Mientras el cristianismo tradicional fracasa en cumplir sus promesas, cada vez más feligreses están reafirmando su fe, a través de grupos pequeños de compañerismo que se reúnen en los hogares. Sin embargo, otros están llegando a la conclusión lamentable, de que Dios (como ellos lo definen) no está limitado al cristianismo—que Él puede ser hallado mediante otras formas de “espiritualidad.” Al menos en parte, esto explica  el surgimiento reciente de las formas de religión de la Nueva Era.

 

La “espiritualidad” de la  Nueva Era, es un cajón de sastre de varias mezclas de religiones de tipo Oriental, tales como el hinduismo, budismo, etc. —incluyendo varias religiones ocultas fuera de compás. La religión de la Nueva Era, gira en torno a un tema central (con variaciones menores). En su libro Entendiendo la Nueva Era, Russell Chandler dice que este tema puede ser resumido en tres palabras: Todo es Uno. Él explica que en el misticismo de la Nueva Era, los humanos tienen un “ser superior” suprimido u oculto, que refleja el elemento divino del universo. Este “ser superior” es el Dios de la Nueva Era, a veces denominado como la “Inteligencia Infinita,” o “La Realidad Final.” Chandler menciona la siguiente fórmula: “Todo es Uno. Todos somos Uno. Todo es Dios. Y nosotros somos Dios” (p. 29). Este tema panteísta, enseña que Dios está en todo, y en todos—de esta forma, usted es Dios.

 

Según las enseñanzas de la Nueva Era, todo lo que uno necesita para una vida alegre, de propósito, y de realización, viene de su propio interior—amor, paz, gozo, la verdad. Tales “cualidades divinas” son universales, y son por naturaleza, parte de lo más íntimo de su ser— su “identidad esencial.” Usted sólo tiene que “silenciar la mente”— la cual en su mayoría, tiende a obstaculizar su búsqueda de la “ilustración”— y “sintonizar,” por así decirlo, su verdadero ser interior. El mal no existe; los aspectos no deseados de su existencia (su naturaleza materialista y disfuncional), realmente no están en usted; ellos son parte de la mente, de la cual usted debe liberarse.

 

Esto contrasta con lo que Jesús enseñó, que el corazón humano es en realidad una fuente de engaño, maldad, orgullo, y corrupción (Marcos 7:15-23). El profeta Jeremías escribió, que el corazón humano es engañoso y “desesperadamente malo” (Jeremías 17:9). En realidad, hay un camino que parece correcto a la mente humana, pero sólo conduce a la muerte (Proverbios 14:12).

 

Una de las fuerzas principales de la religión de la Nueva Era a nivel mundial, es Eckhart Tolle, con dos éxitos editoriales sobre “espiritualidad”: “The Power of Now” y “A New Earth—Awakening to your Life´s Purpose”. Tolle escribe: “No puedo decirle ninguna verdad espiritual, que muy en el fondo usted no sepa todavía… Conocimiento vivo, antiguo y siempre nuevo, hay [dentro de usted]… [esperando ser] activado y liberado desde el interior de cada célula de su cuerpo” (The Power of Now, p. 9).

 

   En el misticismo de la Nueva Era, la verdad nunca es definida, sólo es. “La Verdad es inseparable de lo que usted es. Si, usted es la Verdad. Si usted la busca por otro lado, usted siempre será engañado. El mismo Ser que usted es, es Verdad” (A New Earth, p. 71). Por otra parte, el guardar los mandamientos—una parte fundamental del camino de vida cristiano—es considerado como irrelevante, en la filosofía de la Nueva Era. “Cuando usted está en contacto con esa dimensión [divina]… todas sus acciones y relaciones, reflejarán esa unidad con toda la vida que usted sienta en lo profundo de su ser. Esto es amor. Las leyes, mandamientos, reglas, y regulaciones, [sólo] son necesarias para aquellos que han sido separados de quienes son en realidad, la Verdad interior” (p. 72).

 

Tal psico-balbuceo religioso pervertido, puede influenciar potencialmente a cristianos incautos— especialmente a aquellos que son tentados a mirar fuera del cristianismo, buscando realización espiritual. Chandler escribe, que mientras los motivos de la Nueva Era están siendo “aceptados abiertamente” por los elementos liberales del cristianismo, grupos de la Nueva Era “a menudo cooptan el lenguaje y los adornos de las iglesias cristianas tradicionales, logrando así, que las personas de nuevo ingreso se sientan más cómodas en su transición a creencias y prácticas alternas” (p. 207). La magnate popular de los medios Oprah Winfrey, una partidaria enorme de la espiritualidad de la Nueva Era, patrocina un programa de “entrenamiento mental” llamado “Un curso de milagros.” Según Chandler, el mentado curso—el cual defiende una visión mundial donde no hay pecado, no hay maldad, no hay diablo, y donde Dios está en todos y en todo—es “confortado en la terminología cristiana, con una  aplicación psicológica” (p. 212). ¿Por qué un curso de “espiritualidad” de la Nueva era, necesitaría usar terminología cristiana—a no ser que sea para seducir a cristianos ingenuos?

 

 Otro proponente clave de la Nueva era, Deepak Chopra, recientemente ha vuelto su mirada al cristianismo, con su libro amenazante The Third Jesus. Chopra, un escritor “espiritual” de estilo propio, y gurú oriental, ha sido una fuerza importante detrás del rápido crecimiento del espiritualismo de la Nueva Era en Norteamérica, durante las últimas cuatro décadas. De acuerdo con su libro, las enseñanzas de Jesús sobre la conducta y la moralidad, eran “demasiado radicales para vivir por ellas” (p. 2). Haciendo hincapié a lo que él llama la naturaleza poco práctica de las instrucciones de Jesús, él escribe: “Usted puede batallar toda su vida por ser un buen cristiano, sin lograr lo que Jesús quería explícitamente.” Pero lo que Chopra y otros como él no entienden es, que con Dios, todas las cosas son posibles (Mateo 19:26). Mientras Dios no espera que los cristianos se vuelvan perfectos en ésta vida, debemos de estar trabajando diligentemente hacia la perfección—para ser transformados (un proceso) según la imagen de Cristo (Romanos 8:29). Al final, tal conversión y transformación, es imposible sin el Espíritu Santo de Dios.

 

En lugar de tomar las enseñanzas de Jesús literalmente—haga a los demás, lo que le gustaría que los demás le hicieran a usted (Mateo 7:12); ame a sus enemigos, bendiga a los que los maldicen (Mateo 5:44); no resista el mal, sino ponga la otra mejilla (Mateo 5:39); etc. —Chopra afirma, que Jesús estaba encaminando a sus discípulos “hacia un reino místico, el único lugar donde la naturaleza humana puede cambiar radicalmente” (p. 2). La obediencia literal a mandamientos y leyes prácticas, es remplazada por el camino de búsqueda “místico y radical,” de la “conciencia de Dios” (p. 10). Espantosamente, él escribe que “el cristianismo se vio obligado a comprometer la visión de Jesús… Es fácil ver porqué el mundo nuevo que Cristo previó, fue rápidamente abandonado después de que Él murió. Tenía que ser modificado por “realistas” (pp. 3, 18). Por consiguiente, el plan de Jesús sólo podía lograrse mediante la consecución del “nivel más alto de ilustración.” “Nuestra tarea,” escribe, “es profundizar en las escrituras, y probar que el mapa hacia la ilustración si existe ahí” (p. 10).

 

Desastrosamente, la “visión mundial” no bíblica de Chopra, se ha visto favorecida entre “cristianos” que desprecian guardar los mandamientos. Después de todo, somos antagónicos por naturaleza, hacia las leyes y preceptos de Dios (Romanos 8:7). Solo Dios sabe cuántos cristianos débiles que recorren el perímetro, han caído en ese psico-balbuceo inspirado por demonios. De hecho, una razón clave para la apelación de religiones de la Nueva Era es que éstas, al igual que el “cristianismo sin costo,” requieren poco o nada de compromiso o fidelidad, hacia una norma de conducta. Los practicantes de la Nueva Era, viven esencialmente a su antojo; los absolutos morales simplemente no existen. Su “estado de ilustración” tan buscado, los pone esencialmente al mismo nivel que Dios. Adán y Eva intentaron esto—“ustedes serán dioses, decidiendo el bien y el mal”—y miren a dónde nos ha traído.

 

Cristianos devotos que estudian sus biblias, pueden detectar fácilmente, los peligros de las enseñanzas de la Nueva Era.  Al final, la religión de la Nueva Era es una buena forma de sentirse bien, e inventar su propia forma de “espiritualidad,” que puede conducir al contacto con “el príncipe del poder del aire [Satanás el diablo], el espíritu que ahora trabaja con los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). Desafortunadamente muchos jóvenes optan por tales “religiones,” porque son apagados por un “cristianismo” que aparentemente, no marca ninguna deferencia real en sus vidas. Mientras el cristianismo tradicional continúa declinando por varias razones—no menos de lo que es su ineficacia total—cada vez más personas (especialmente los jóvenes), serán tentados a experimentar con varias religiones Orientales/de la Nueva Era. Sin embargo, la mayoría buscarán una marca de cristianismo, que puedan llamar propia—pero definitivamente estará fuera del “ladrillo y mortero” de la iglesia corporativa.

 

Encontrando a Dios—Fuera de la Iglesia Corporativa

 

Shane Claiborne—autor del polémico libro La Revolución Irresistible, en la cual Claiborne describe lo que él considera una fe auténtica, arraigada en acción—está sólidamente detrás de la idea de “más pequeño es mejor.” En una entrevista con Duin, él dijo, “El mundo tiene sed de otra forma de vida. Nuestra cultura está hambrienta de respuestas, ya que las viejas están en bancarrota.” (p. 44; énfasis agregado). Los grupos pequeños y las convivencias de hogar, mencionó, están “dándole visibilidad al cristianismo como una forma de vivir, en lugar de sólo verlo como una forma de creer… [Hay más] al cristianismo que simplemente creer. Cuando la gente ve que hay maneras de vivir, que no van conforme a los patrones del mundo, eso es muy atractivo” (p. 43). Aquí, Claiborne reafirma lo que ya ha sido verificado por Kinnaman en su libro unChristian—que el cristianismo nominal, es más visto por los externos como un “conjunto de creencias,” que como una forma de vida genuina.  

 

Barna apoya totalmente la idea de la iglesia en casa. De su propia experiencia, dice, “Es lo mejor que jamás hemos hecho… Todos en la iglesia [casera] están realmente involucrados. Realmente cuidamos los unos de los otros. Se trata de una gran familia extendida de veintitrés personas” (Duin, p. 59).

 

De acuerdo con los investigadores, muchos de los que se están cambiando a iglesias en casa, dicen estar cansados de jerarquías de la iglesia, que son demasiado controladoras. También están hartos de las políticas dela iglesia. Pero, como señala Duin, aquellos que no encajan en la “religiosidad” estándar, también se dan cuanta de que necesitan una convivencia de ideas afines—de que no pueden optar simplemente por salir del cuerpo de Cristo. Tienen que llegar a ver que la verdadera iglesia es espiritual—donde “dos o tres personas se reúnen” en el nombre de Jesús (p. 61; ver Mateo 18:20). La asistencia está basada en el deseo, en lugar de la obligación.

 

Un estudio del Grupo Barna en el 2007, demostró que los cristianos tenían un “nivel más alto de satisfacción” con su iglesia en casa, que la que tenían con su iglesia regular. Barna concluye que quienes se sienten atraídos a las iglesias en casa, son adultos jóvenes interesados en encontrar espiritualidad y fe—pero que son apagados por la iglesia organizada—o personas de la postguerra, que están buscando una experiencia mas profunda e intensa con Dios (Duin, p. 61).

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Estudios
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones