| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 1998
Atrás
ATONEMENT - 1998

Día de Expiación—1998

Fred Coulter  -  Septiembre 30, 1998

www.laVerdaddeDios.org

 

          Hermanos, este es el Día de Expiación 1998. Uno de los Días Santos de Dios más importantes. Un día donde ayunamos, no comemos ni bebemos ningún líquido, y venimos a Dios entendiendo cuán importante Él es y que Él es toda nuestra vida. Vayamos a Levítico 23:26, y veamos el mandamiento aquí: “Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo,…”  Y por supuesto todo lo que Moisés enseñó fue lo que Dios le dijo que dijera. Todo es…, “El Señor le dice a los hijos de Israel”.  “…diciendo, “también, en el décimo día de este séptimo mes, [el cual es hoy] es el Día de Expiación. Será una santa convocación para ustedes. Y afligirán sus almas y ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR” (Levítico 23:26-27). Afligir nuestras almas, sabemos que esto significa no comida y no agua. Y cuando hace eso se da cuenta cuan débil es usted.

 

          También dice que ofrecerán una ofrenda hecha por fuego. Y siempre tomamos una ofrenda en cada uno de los Días Santos cada año cuando llegan. Cuando venimos a Dios no debemos aparecernos delante de Él vacíos. Y cuando venimos debemos estar preparados. Y cuando venimos, especialmente en este Día de Expiación, debería ser una ofrenda especial a Dios porque este muestra cuando seremos uno con Dios. Y muestra cuándo nuestras batallas con Satanás el diablo terminarán. Entonces debería ser una oportunidad maravillosa para presentar una ofrenda a Dios, y sabemos que Dios desea eso desde el corazón. 

 

          Vayamos al verso 38: “además de los Sábados del SEÑOR,…” Entonces todos los Días Santos son Sábados. “…y además de sus regalos,…” Entonces hay regalos que damos durante el año. “…y además de todos sus votos,…” Esto es lo que usted determina darle a Dios en su corazón. “…y además de todas sus ofrendas voluntarias…” Y todas las ofrendas deben ser ofrendas voluntarias. No queremos tomar dinero alguno bajo falsas pretensiones o aprovecharse de los hermanos o mercadearlos, o nada de aquellas cosas físicas carnales que han sido hechas por mucha gente por mucho tiempo. Esto debería ser una ofrenda voluntaria desde el corazón lo cual usted da al Señor. Entonces tomaremos una pausa y recogeremos la ofrenda para el Día de Expiación.

 

(Pausa para recoger la ofrenda)

 

           Continuemos en Levítico 23. Y sabemos como dijo el apóstol Pablo, debemos predicar en temporada y fuera de temporada. La Palabra de Dios es lo que debemos predicar, justo como el Señor le dijo a Moisés, lo que sea que esté en las Escrituras. Y esto es lo que debemos enseñar. Y esto es lo que debemos cubrir para el significado completo del Día de Expiación, y su importancia en el plan de Dios. Y veremos que este es uno de aquellos días el cual es muy importante para cumplir el plan de Dios. Todos ellos, comenzando con la Pascua y Panes sin Levadura, Pentecostés y Trompetas, y así lo es Expiación al cual venimos e iremos a la Fiesta de Tabernáculos y el Ultimo gran Día. Todos representan los variados aspectos del Plan de Dios.

 

          Continuemos aquí, verso 28: “Y no harán ningún trabajo en ese mismo día,…” Ninguno en absoluto. Veremos un poco después que Él reconfirma esto al decir, “No harán ningún trabajo.” “…porque es el Día de Expiación, para hacer expiación por ustedes delante del SEÑOR su Dios,…” Vamos a ver que el Día de Expiación también es una aplicación de perdón. Nosotros tenemos nuestro perdón con la Pascua, pero el mundo va a tener su perdón comenzando con el Día de Expiación. Entonces usted ve que la Pascua es para nosotros. El Día de Expiación tiene también un significado directo para nosotros, pero también va a tener un significado tremendo para la gente en el mundo.

 

          “…Porque cualquiera que no esté afligido en ese mismo día, será cortado de entre su pueblo.” (vs. 29). Una de las peores cosas por pasar es ser cortados de Dios. Y la gente que no guarda los Sábados de Dios, y no guardan los Días Santos de Dios, no comprenden que son cortados de Dios. Tan solo salen allí haciendo sus propias cosas. Y es algo terrible ser cortados de Dios. Es por eso que el Día de Expiación es tan importante. Queremos ser uno con Dios lo cual es lo opuesto de ser cortados de Dios. El Día de Expiación nos da el significado de la Palabra, que debemos ser uno con Dios. Y no podemos ser uno con Dios a menos que hagamos lo que Él dice.

 

          “Y cualquiera que haga cualquier trabajo en ese mismo día, a él mismo Yo lo destruiré de entre su pueblo.” Y también hemos visto pasar esto. Hemos visto gente que viene, están en la Iglesia por años y años, quienes renuncian al Día de Expiación y han sido destruidos. No muertos, pero sus vidas han sido destruidas. “No harán trabajo en ninguna manera. Será un estatuto para siempre a través de sus generaciones en todas sus viviendas. Será para ustedes un Sábado anual de descanso, [y este es un Sábado de descanso real] y se afligirán a sí mismos.…” Y aquí, Él da un tiempo preciso. Dios no quiere ningún mal entendido en cuanto cuando comienza el Día de Expiación, porque no puede tener gente comenzándolo a las 3 PM, y otros cuando es oscuro a las 7 u 8 PM. Así tendría 5 o 6 horas de diferencia al comenzar y terminar el Día de Expiación. Y no puede ser uno con Dios si todos están comenzando y terminando en horas diferentes. Entonces Dios lo deja muy claro. Y esto nos dice precisamente como cada Sábado debe ser calculado. Él dice, “…En el noveno día del mes al ocaso, desde el ocaso hasta el ocaso, guardarán su Sábado anual” (vs. 30-32).  Entonces desde el ocaso, Ba erev, hasta el ocaso, Ba erev, guardarán su Sábado. Y así cuando el sol se hunde en el horizonte, el Día de Expiación comienza. Esto termina el día 9, comenzando el 10. Entonces cuando pasa todo el día y el sol se hunde nuevamente debajo del horizonte, entonces termina el día 10. Este es el Día de Expiación. 

 

          Veamos todo el significado que vamos a tener para el Día de Expiación, porque es realmente tremendo. Estamos ayunando. Este día de ayuno es muy importante que entendamos, porque muestra que somos tan solo hechos de carne, y la carne no dura mucho. Y esto significa que no podemos confiar en la carne porque cuando comprende cuan débil es, y cuan inútil es, ¿qué bien va a ser eso para pelear contra Satanás el diablo? ¿Qué poder va a ejercitar de su propio ser? ¿Se puede salvar usted mismo? ¿Puede hacerse usted recto? No, no puede, solo Dios puede.

 

          Esto también nos enseña confianza total en Dios. Porque todo lo que tenemos viene de Dios. Y vamos a ver que no puede vencer a Satanás el diablo con medios físicos. Si trata y vence a Satanás con medios físicos, eso es exactamente lo que Satanás quiere que haga porque él lo atrapa. Usted solo puede vencer a Satanás el diablo con medios espirituales, por el Espíritu de Dios, por el poder de Dios.

 

          Y esto también muestra que el pecado nunca va a ser totalmente removido mientras Satanás esté alrededor. Vamos a ver todos los aspectos de este Día de Expiación y vamos a ver por qué Dios tiene que encadenarlo, y como esto se ajusta en todo el Plan de Dios. Primero que todo, veamos cómo comenzó Satanás.

 

          Vayamos a Ezequiel 28, porque hay un Satanás el diablo, y Apocalipsis 13 muestra que todo el mundo va a adorar a Satanás el diablo, a adorar el dragón, y adorar la bestia quien le da su poder. Satanás siempre ha querido ser Dios como veremos. Originalmente Satanás fue Lucifer, como veremos, y fue un ser creado. Leamos aquí en Ezequiel 28:11: “Y la Palabra del SEÑOR vino a mí, diciendo, “Hijo de hombre, levanta un lamento sobre el rey de Tiro,…” El poder detrás del rey de Tiro era Satanás el diablo, como veremos, porque todo lo que él tiene que decir aquí no tiene nada que ver con el rey de Tiro, sino con quien llegó a ser Satanás el diablo. “…y dile, ‘Así dice el Señor DIOS, “Tú sellas la medida de perfección, lleno de sabiduría y perfecto en belleza.” Esto no puede ser dicho de ningún hombre. “Has estado en Edén el jardín de Dios;…” Vamos a ver en un momento que el único otro que estuvo en el Jardín del Edén además de Dios, Adán y Eva fue Satanás el diablo. Entonces esta declaración da a entender que está hablando de Satanás el diablo. El rey de Tiro no podría haber estado en el Jardín del Edén, porque el Jardín del Edén fue destruido hace mucho por el diluvio antes que el rey de Tiro llegara a ser una persona. Luego dice, “…toda piedra preciosa era tu cubierta,…”, y lista todas ellas. Y dice, “…La hechura de tus arreglos y de tus arandelas fue preparada en ti en el día que fuiste creado” (Ezequiel 28:11-13). Entonces es un ser creado.

 

          “Eras el querubín ungido que cubre,…” Eso es lo que Lucifer era originalmente. “…y te coloqué así; estabas sobre la montaña santa de Dios; [justo allí donde está el trono de Dios] has caminado arriba y abajo en medio de las piedras de fuego.” Esto significa a lo que podría asemejarlo, como revisamos antes, el mar de vidrio, las piedras de fuego. “Eras perfecto en tus caminos…” Es por eso que sabemos que esto tiene que referirse a Lucifer antes que cayera. “Eras perfecto en tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que iniquidad fue encontrada en ti” (vs. 14-15). Entonces él pecó. 

 

Aquí está cómo pecó. “Por la multitud de tus mercaderías…” Lo que sea que Satanás hacía para mercadear, él mercadeaba a los ángeles. Lo que sea que hizo al no hacer lo que Dios quería que hiciera. Y por supuesto las mercaderías tienen que ver con lujuria, codicia y avaricia. “…ellas han llenado en medio de ti con violencia,…” Porque el mal va a profundidades más hondas. Y cubriremos esto un poco después. Y es por eso que aprendimos la lección de la Fiesta de Panes sin Levadura, que un poco de levadura leuda toda la masa. Y aquí Dios está mostrando cómo la levadura de pecado leudó a Lucifer de modo que caería. “…ellas han llenado en medio de ti con violencia, y has pecado. Por tanto Yo te echaré como profano de la montaña de Dios, y te destruiré, Oh querubín que cubre, de entre las piedras de fuego” (vs. 16).

 

Mantenga aquí su lugar y vayamos a Lucas 10, y veamos lo que dijo Jesús. Esto también nos dice algo muy importante que necesitamos entender. Esto también confirma que Jesús era Dios antes que Él llegara a ser un ser humano. Es por eso que los dos versos más fundamentales que necesita saber, y saber que los conoce, y tenerlos memorizados son los versos de Juan 1:1.  “En el principio estaba la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.” Y luego dice en Juan 1:14, “Y la Palabra se hizo carne.” Realmente necesita entender esto y dejar que se hunda en su corazón y mente. 

 

Aquí hay una verificación de esto. Y después que los 70 volvieron gozosos porque fueron capaces de sanar enfermos, levantar muertos y echar demonios, Jesús le dijo, “Yo estaba viendo cuando Satanás cayó del cielo como un rayo” (Lucas 10:18).  Como un rayo, así cayó del cielo porque fue echado. Entonces allí está la caída de Satanás. Y el más grande pecado no es el pecado de Adán y Eva cuando cayeron. La más grande caída es la caída de Satanás el diablo.

 

          Él dice, continuando con sus discípulos aquí, “He aquí, les doy autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo,…” Y hermanos, veremos como es este poder, porque Cristo lo ha dado a nosotros. “…y nada los dañará de ninguna forma. Aun así no se regocijen en esto, en que los espíritus se sujetan a ustedes; sino regocíjense en que sus nombres están escritos en el cielo” (vs. 19-20). Y hermanos, con este Día de Expiación necesitamos entender que nuestros nombres están escritos en el cielo y debemos ser uno con Dios. Este es un día tremendo para nosotros. Absolutamente un día maravilloso.

 

          Volvamos a Ezequiel 28:17. “Tu corazón fue elevado…” ¿Qué dijo Jesús? “Quien se exalte a si mismo será derribado.” Satanás se exaltó a sí mismo, ¿cierto? ¿Fue derribado? ¡Sí! “Tu corazón fue elevado por causa de tu belleza; has corrompido tu sabiduría por razón de tu brillo. Yo te echaré a la tierra.…” Es por eso que él cayó como un rayo. Fue echado a la tierra. “…Te pondré delante de reyes, para que puedan observarte. Por la multitud de tus iniquidades, por la injusticia de tus oficios, has profanado tus santuarios;…” Entonces cualquier clase de servicio de adoración que tenían los ángeles en sus santuarios al adorar a Dios, a eso es lo que se refiere. Y un tercio de los ángeles cayó con él como lo vemos en Apocalipsis 12. “…por tanto Yo produje fuego de en medio de ti; el te devorará, y te traerá a cenizas sobre la tierra, delante de los ojos de todo el que te vea” (vs. 17-18). Luego esto se mezcla con el rey de Tiro. 

 

          Vayamos a Isaías 14, Escrituras muy básicas. Estas son Escrituras que deberíamos saber y entender, pero este es el tiempo y temporada cuando debemos ir a ellas, verlas y debemos entender que hay un Satanás el diablo, que es el enemigo de Dios, que es el adversario, que está en contra de nosotros, que quiere destruirnos y quiere destruir lo que Dios está haciendo en nosotros. Y necesitamos entender y comprender esto, porque una de las primeras cosas que Satanás quiere que haga es rebajar a Satanás. Y luego dicen que, “Él es tan solo un mito.” Y luego lo atrapa.

 

          Isaías 14:12: “¡Cómo has caído de los cielos, Oh estrella brillante,…” Solo hay un ser que le pasó esto. Lucifer significa estrella brillante. Y la luz que trae es en realidad oscuridad. “…Oh estrella brillante, hijo de la mañana!  [o, estrella del día] ¡Como estas reducido a la tierra, tú que debilitabas las naciones! Porque has dicho en tu corazón,…” Y usted ve, allí es donde comienza el pecado—en el corazón. Y es por eso que Satanás quiere inspirar los pecados en la gente. Es por eso que él los quiere, a través de lujuria y codicia, atraparlos sus corazones al pecado. Lo tenemos justo aquí.  “Porque has dicho en tu corazón, ‘Ascenderé a los cielos, exaltaré mi trono…” La exaltación no viene del norte o del sur, del oriente o del occidente. Viene de Dios. Y Satanás dice, “Yo voy a hacerlo, exaltaré mi trono”, “…sobre las estrellas de Dios; [sobre todos los ángeles de Dios] también me sentaré sobre el monte de la congregación, en los lados del norte. Ascenderé sobre las alturas de las nubes; seré como el Altísimo’” (Isaías 14:12-14). Y usted no puede hacer eso porque solo hay un Altísimo. Y eso es lo que Satanás ha querido hacer todo el tiempo. Ha querido ser Dios. Es por eso, veremos un poco después, él es llamado el dios de este mundo, porque el mundo está nuevamente, en todo lo oculto que está regresando a todo este mundo, como es inspirado por Satanás el diablo, lo están adorando como dios.

 

          “Sin embargo serás derribado a la tumba, a los lados del abismo.” Y vamos a ver que Satanás es echado al abismo, a un abismo sin fondo. “Aquellos quienes te vean mirarán fijamente y te observarán de cerca, diciendo, ‘¿Es este el hombre quien hizo temblar la tierra; quien sacudió reinos;” (vs. 15-16). ¿Es él quien causó toda esta destrucción? Sí, en verdad, él ciertamente fue. 

 

          Vayamos a Génesis 3, y veamos cuan sutil es Satanás. Y creo que podemos ver las sutilezas de esto con los episodios que hemos tenido con Bill Clinton como Presidente. Él tuerce la verdad así como Satanás. Hay un buen ejemplo de alguien quien es un hijo de Satanás. Y hablaremos de eso un poco después. Hay una diferencia entre ser un hijo de Dios y un hijo de Satanás. Vea, la primera proposición que Satanás le dio a Eva era que llegaría a ser como Dios, pero esto no es llegar a ser como Dios es Dios, porque ese es todo el plan de Dios. Sino llegar a ser como un dios como Satanás se considera a sí mismo. De eso era lo que él estaba hablando en verdad. Y siempre sale con una acusación Leamos eso.

 

          Génesis 3:1: “Ahora, la serpiente era más astuta que cualquier criatura del campo la cual el SEÑOR Dios había hecho. Y él dijo a la mujer, “¿Es verdad que Dios ha dicho, ‘No comerán de ningún árbol del jardín?’ ”” Eso no es lo que Dios dijo. Dios dijo, “Pueden comer de todo árbol del jardín, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Porque en el día que coman de el ciertamente morirán.” “Y la mujer dijo a la serpiente, “Podemos comer libremente del fruto de los árboles del jardín, pero del fruto del árbol el cual está en medio del jardín, Dios ciertamente ha dicho,…” Entonces ella sabía lo que Dios había dicho. Dios hablaba con ella. Hay algunas personas que piensan, “Dios solo hablaba con Adán, y luego Adán hablaba con su esposa.” No, ella sabía lo que Dios dijo. “…‘No comerán de el, ni lo tocarán, no sea que mueran.’ ” Y la serpiente dijo a la mujer, “¡Al morir, ciertamente no morirán!” (Génesis 3:1-4). En otras palabras, una de las tácticas de Satanás el diablo es llegar y tomar las palabras de Dios y decir, “Dios no quiso decir eso.” Piense en eso en relación a todos los problemas doctrinales que han salido. Una de las primeras cosas que se dijo es que Dios no quiso decir lo que dijo. Eso hermanos, es un mensaje satánico. Puede sonar espiritual, puede sonar religioso, pero no es de Dios. Es de Satanás el diablo a partir de uno de los más básicos elementos que necesitamos entender aquí en Génesis 3. 

 

          Incluso, aún más él continúa y acusa a Dios. “Porque Dios sabe que en el día que coman de el, entonces sus ojos serán abiertos, y serán como Dios, decidiendo el bien y el mal.”” (vs. 5). La palabra aquí es elohim, y esto también se refiere a dioses paganos. Entonces él está diciendo que serán como un dios a la manera que yo, Satanás el diablo soy dios, conociendo el bien y mal. ¿Conoce Satanás el bien? Sí. ¿Conoce él el mal? Sí. Sin duda. 

 

          “Y cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comida, [lujuria de ojos] y que era placentero a los ojos, y un árbol para ser deseado para hacerlo a uno sabio, [vanidad, ser exaltado en sí mismo] tomó de su fruto y comió. También le dio a su esposo con ella, y él comió. Y los ojos de ambos fueron abiertos,…” Sí, abiertos para ver y entender el mal, pero cerrados para entender la vida y la verdad de Dios. Eso es lo que ha pasado, porque veremos que dice que Satanás el diablo ha cegado los ojos de aquellos que lo siguen. Entonces este abrir de ojos fue un cerrar de ojos. “…y supieron que estaban desnudos;…” (vs. 6-7), y demás. Usted sabe el resto de la historia.

 

          Continuemos en Levítico 16. Este nos dice una de las cosas más importantes que van a pasar en el Día de Expiación. Y es la remoción de Satanás el diablo. No hay ningún otro ser en toda la Biblia que sea llamado, o referenciado como Dios, excepto Dios el Padre y Jesucristo. Y Satanás el diablo no es un Dios. Satanás el diablo es un arcángel caído, Lucifer, Satanás el diablo. Pero la gente en el mundo, no puede distinguir entre Lucifer y el verdadero Dios. Y esta es toda la historia, y todo el significado de Levítico 16. Si tiene problemas al pensar que ambos machos cabríos pertenecían a Dios, escuche el sermón del Día de Expiación de 1994, el cual hice mostrando que no es posible que ambos se refieran a Jesucristo. Es imposible.

 

          Veamos lo que debía ser hecho en este Día de Expiación. Una ceremonia muy importante debía tener lugar. Primero que todo al sacerdote le era permitido entrar al santo de Santos una vez al año, en este día. Ningún otro día. Solo podían entrar hasta la primera parte del templo para encargarse del altar de incienso, la mesa del pan y los candelabros. Veremos eso en el primer día de la Fiesta de Tabernáculos. Luego debía tener una expiación especial por sí mismo, una expiación por su familia, y solo después que era expiado con varias ofrendas específicas, debía de tomar los dos machos cabríos.

 

          Levítico 16:5. “Y él tomará de la congregación de los hijos de Israel dos machos cabríos para una ofrenda por el pecado, y un carnero para una ofrenda quemada. Y Aaron ofrecerá su toro joven de la ofrenda por el pecado la cual es por sí mismo, y hará una expiación por sí mismo y por su casa. Y él tomará los dos machos cabríos…”  Como ve, debía tener la expiación por sí mismo primero. “Y él tomará los dos machos cabríos y los presentará delante del SEÑOR a la puerta del tabernáculo de la congregación [justo en frente de Dios]. Y Aarón echará suertes sobre los dos machos cabríos; una suerte por el SEÑOR y otra suerte por Azazel.” Y Azazel significa el único a ser removido. Y por supuesto, Cristo nunca fue removido. “Y Aarón traerá el macho cabrío sobre el cual cayó la suerte del SEÑOR, y lo ofrecerá como una ofrenda por el pecado” (Levítico 16:5-9). Esto es muy importante de entender. Este es Cristo como nuestra ofrenda por el pecado. Este es Cristo como la ofrenda por los pecados de todo el mundo.

 

            Mantenga aquí su lugar y vayamos a I Juan 2 porque esto es importante y nos mostrará que nuestros pecados van a través de la Pascua. Los pecados del mundo van a través del Día de Expiación. Juan deja esta distinción muy clara. I Juan 2:1, “Hijitos míos, les estoy escribiendo estas cosas para que no puedan pecar. Y aun así, si alguno peca, tenemos un Abogado con el Padre, Jesucristo el Justo; y Él es la propiciación por nuestros pecados;…” Y sabemos que esto es a través de la renovación del pacto de la Pascua, ¿cierto? Note ahora,  “…y no solamente por nuestros pecados, sino también por los pecados del mundo entero” (I Juan 2:1-2). Y entonces el Día de Expiación es cuando Dios va a estar tratando con los pecados del mundo entero, porque el mundo entero hoy en día no puede distinguir entre el dios de este mundo y el verdadero Jesucristo. Ese es el porqué de esta ceremonia en Levítico 16, volvamos allí.

 

          Entonces la suerte por el Señor debía ser ofrecida por una ofrenda por el pecado. Veremos luego lo que pasa con esta ofrenda por el pecado. Verso 10: “Pero el macho cabrío sobre el cual cayó la suerte por Azazel será presentado vivo delante del SEÑOR, para hacer una expiación sobre él…” No con el, sobre el. “…y ser enviado lejos a un lugar desolado por Azazel” (Levítico 16:10). Y vamos a ver que el lugar desolado es una de las habitaciones de Satanás.

 

          Y entonces  Aaron, luego traerá todas las cosas para su ofrenda y la presentaba. Bajemos al verso 15. “Entonces matará al macho cabrío de la ofrenda por el pecado que es por el pueblo, y traerá su sangre dentro del velo.…” Si usted trae la sangre, y tiene la ofrenda del pecado y tiene una expiación y perdón de pecados, los pecados son perdonados, ¿cierto? Sin duda. De otro modo, ¿por qué hacer esto si no fueran perdonados? “…traerá su sangre dentro del velo. Y hará con esa sangre como hizo con la sangre del toro joven, y la roseará sobre la silla de misericordia y delante de la silla de misericordia. Y hará una expiación…” Note, “…por el santuario por causa de la impureza de los hijos de Israel y por causa de sus transgresiones en todos sus pecados.…” No dice, algunos de ellos, ¿cierto? No. Dice todos sus pecados. “…Y así hará por el tabernáculo de la congregación el cual permanece con ellos en medio de su impureza” (vs. 15-16). Y entonces esto es perdón de todos sus pecados.

 

          Luego dice, verso 17, “Y no habrá hombre en el tabernáculo de la congregación cuando él entre para hacer una expiación en el santuario hasta que salga y haya hecho una expiación por sí mismo, y por su casa, y por toda la congregación de Israel.” Si la expiación a través de la propiciación del sacrificio ya ha sido efectiva en perdonar los pecados del pueblo, entonces cuando él llega sobre el cual cayó la suerte por Azazel, tenemos una aplicación totalmente diferente. Leamos esto. 

 

          Bajemos al verso 20. “Y cuando haya terminado de reconciliar el santuario y el tabernáculo de la congregación y el altar, traerá al macho cabrío vivo.” Esto simboliza que no puede morir. Un macho cabrío vivo. “Y Aarón impondrá ambas manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre el todos los pecados de los hijos de Israel, y todas sus transgresiones en todos sus pecados, poniéndolos sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará lejos de la mano de un hombre escogido al lugar desolado” (vs. 20-21). Esto es algo muy inusual de hacer. Si tiene todos los pecados ya perdonados por una ofrenda por el pecado, ¿por qué esta confesión de pecados nuevamente sobre el macho cabrío por Azazel? Hay una razón profunda para esto, la cual es: mientras Satanás el diablo esté alrededor, quien es el autor de pecado, él siempre va a inspirar a la gente a pecar. Y él es quien lo ha causado. Y entonces Dios está mostrando lo que Él va a hacer. Él va a remover al que causa el pecado.

 

          “Y el macho cabrío llevará sobre el todas sus iniquidades a una tierra en la cual nadie vive. Y él dejará ir al macho cabrío en el lugar desolado. Y Aarón entrará en el tabernáculo de la congregación, y se quitará los vestidos de lino los cuales vistió cuando entró en el santuario, y los dejará allí. Y lavará su carne con agua en el lugar santo, y vestirá sus vestidos, y saldrá…”, como ve, esto representa un espíritu inmundo. Entonces él tenía que lavarse. Lo mismo con el hombre que lo llevaba al lugar desolado. Tenía que lavarse porque estaba tratando con toda la inmundicia, y el espíritu inmundo que causó los pecados de todos los hijos de Israel. “…y ofrecerá su ofrenda quemada y la ofrenda quemada del pueblo, y hará una expiación por sí mismo y por el pueblo. Y la grasa de la ofrenda del pecado quemará sobre el altar. Y el que deje ir el macho cabrío por Azazel lavará sus vestidos y bañará su carne en agua, y después entrará al campamento” (vs. 22-26). Y luego habla sobre la ofrenda de pecado.           

          Aquí hay algo muy importante de entender. Es por esto que este macho cabrío por Azazel no puede representar a Cristo. Verso 27, “Y el toro joven por la ofrenda quemada y el macho cabrío por la ofrenda por el pecado, cuya sangre fue presentada para hacer expiación en el lugar santo, sacarán afuera del campamento.…” Esto es, sobre el altar donde quemaban a cenizas todas las ofrendas por el pecado en el Altar Mipkad. Y esto representa a Cristo. Esto es importante de entender en verdad. Note que más pasa. “…Y quemarán sus pieles en el fuego, y su carne y su estiércol. Y el que los queme lavará sus vestidos y bañará su carne en agua, y después entrará al campamento” (vs. 27-28). 

 

Y será un estatuto por siempre para ustedes: en el séptimo mes, en el décimo del mes, [es este día] afligirán sus almas y no trabajarán en absoluto, ya sea este uno de su propio país o un extranjero que esté viviendo entre ustedes, porque en este día una expiación será hecha por ustedes, para limpiarlos, para que puedan ser limpios de todos sus pecados delante del SEÑOR. Será un Sábado anual de descanso para ustedes, y afligirán sus almas, por estatuto para siempre. Y el sacerdote a quien él ungirá, y a quien consagrará para ministrar en la oficina del sacerdote en lugar de su padre, hará la expiación y se pondrá las ropas de lino, las vestiduras santas. Y hará una expiación por el santuario santo, y hará una expiación por el tabernáculo de la congregación, y por el altar; y hará una expiación por los sacerdotes y por toda la gente de la congregación. Y este será un estatuto perpetuo para ustedes, para hacer una expiación por los hijos de Israel por sus pecados una vez al año.” Y él hizo como el SEÑOR le ordenó a Moisés” (vs. 29-34). Entonces tenemos allí la plenitud del significado del día de Expiación, aquí en Levítico 16.

 

          Vayamos a Apocalipsis 20, y veamos el cumplimiento de esto, y luego iremos a ver otras cosas relacionadas a Satanás el diablo y nuestro llamado, y las cosas que necesitamos hacer, y como necesitamos vencerlo y un significado más completo de este día. 

 

          Después que Cristo regrese, y coloque Sus pies en la tierra en el Día de Trompetas, Satanás luego en el Día de Expiación, Apocalipsis 20:1, “Entonces vi un ángel descendiendo del cielo [este es un tipo del hombre escogido], teniendo la llave del abismo,…” ¿No leímos que iba a ser puesto en el abismo? Sí. “…y una gran cadena en su mano. Y cogió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años” (Apocalipsis 20:1-2). Entonces Satanás no va a estar durante todo el Milenio. Va a ser un mundo completamente diferente. Una administración completamente diferente. Un conjunto de circunstancias completamente diferente. Y estaremos allí con Jesucristo para servir y ayudar a la gente, y para gobernarlos, entrenarlos y enseñarles para calificar a entrar al Reino de Dios. Y que reinado glorioso que va a ser como veremos cuando guardemos la Fiesta de Tabernáculos.

 

          “Luego lo echó en el abismo, y lo encerró, y selló el abismo sobre él, para que no pudiera engañar más a las naciones hasta que los mil años fueran cumplidos;…” (vs. 3). Y vamos a averiguar en el Último Gran Día porque él es soltado por un periodo de tiempo muy corto. El séptimo y octavo día de la Fiesta de Tabernáculos. El último día de la Fiesta de Tabernáculos, día 7, y el Ultimo Gran Día, el octavo día.

 

          Hoy estamos aún confrontados con Satanás el diablo, ¿cierto? Y somos aun confrontados con lo que necesitamos hacer, entonces entendamos algo concerniente a las cosas que necesitamos hacer. Vayamos a Efesios 2. Veamos cómo obra Satanás el diablo. Y él está trabajando fuertemente hoy. Y consiguió todos los poderes y herramientas y personas, usándolos y manipulándolos, preparando el camino para la llegada de su grandioso mundo único para que sea algo asombroso y poderoso.

 

          Efesios 2:1, “Ustedes estaban muertos en transgresiones y pecados,…”  Porque si está viviendo en pecado, está muerto. No tiene vida espiritual. Puede estar vivo físicamente, pero muerto espiritualmente. Y hubo un tiempo cuando estábamos viviendo en nuestros pecados y transgresiones y estábamos muertos. Y cuando Dios en Su misericordia nos llamó y sacó de eso, otorgándonos perdón y dándonos el regalo del arrepentimiento, el regalo de la vida eterna, el regalo del Espíritu Santo, el regalo de la justicia imputada de Cristo. Esto es lo que es ser hechos vivos en Cristo. Pero una vez estuvimos muertos en nuestros pecados y transgresiones.

 

          “En los cuales caminaron en tiempos pasados de acuerdo al curso de este mundo [esa es la forma en que es este mundo], de acuerdo al príncipe del poder del aire, el espíritu que está ahora trabajando dentro de los hijos de desobediencia;…” Entonces Satanás tiene un poder, y tiene su espíritu que puede salir y tiene poder y hace que la gente haga cosas que él quiere que hagan. La gente puede resistirlo. Hay una forma para resistir. Pero usted solo, en la carne, no puede resistir tanto. Tiene que resistir en el espíritu y tener el armamento espiritual. Note como él obra aquí. “Entre quienes también todos nosotros una vez tuvimos nuestra conducta en las lujurias de nuestra carne, haciendo las cosas deseadas por la carne y por la mente,…” Y por supuesto, todas esas cosas parecen tan buenas. “…y éramos por naturaleza los hijos de ira, así como el resto del mundo” (vs. 2-3).

 

          Vayamos a I Juan 2, porque este nos dice aquí también como Satanás atrae a la carne, a la lujuria de los ojos, al orgullo de la vida y al amor del mundo. Todo eso es parte del mundo de Satanás. I Juan 2:15, “No amen al mundo, ni las cosas que están en el mundo.” Porque así es como Satanás lo atrapa, porque llega a ser de mente carnal. Llega a ser de mente material. Entonces no considera las cosas de Dios, del Espíritu. Está pensando en las cosas de la carne. “Si cualquiera ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que está en el mundo…” Hermanos, quiero que piensen en esta declaración. “…todo lo que está en el mundo—la lujuria de la carne, y la lujuria de los ojos, y el orgullo pretencioso de la vida física—no es del Padre, sino es del mundo. Y el mundo y su lujuria está desapareciendo, pero aquel que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (I Juan 2:15-17). Hermanos, esto es importante de entender. Pero note como Satanás usa todas las cosas físicas del mundo. La lujuria de la carne, la lujuria de los ojos y el orgullo de la vida. Aquellas son sus herramientas, y él es el dios de este mundo.

 

(pase a la siguiente pista)

 

          Vayamos a II Corintios 4, y vamos a ver que Satanás es llamado el dios de este mundo. Verso 1, “Por tanto, teniendo este ministerio [Pablo está hablando de su ministerio], de acuerdo a como hemos recibido misericordia, no somos pusilánimes. Porque hemos renunciado personalmente a las cosas escondidas de ganancia deshonesta,…” Estas son las cosas que los falsos profetas y falsos maestros usan. “…no caminando en mañosa astucia, ni manipulando la Palabra de Dios engañosamente;…” Cualquiera que sea un ministro verdadero de Dios ha renunciado a todas esas cosas carnales. “…sino por manifestación de la verdad,…” (II Corintios 4:1-2), la cual es la Palabra de Dios, al enseñar la Palabra de Dios y hablar la Palabra de Dios, al ayudar a la gente a entender la Palabra de Dios. No abusando y manipulando engañosamente. Así es como usted puede decir quien es un falso maestro y quién no.

 

          “Pero si nuestro evangelio es escondido, es escondido para aquellos que están pereciendo; en quienes el dios de esta era ha cegado las mentes…” Eso es lo que pasó con Adán y Eva. Él cegó sus mentes. Y aun ellos pensaban que sus mentes fueron abiertas. Algo bastante diferente en verdad. “…de aquellos que no creen,…” Y eso es lo que pasa cuando Satanás el diablo ciega su mente. Usted no cree. “…no sea que la luz del evangelio de la gloria de Cristo, Quien es la imagen de Dios, brille hacia ellos.” Así él los corta de modo que no entenderán. Y Dios los entrega a eso porque esta no es la era de Cristo. Esta es la era del hombre y Satanás. “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús el Señor, y nosotros mismos sus siervos por amor a Jesús” (vs. 3-5). Y esa es la manera que hizo el apóstol Pablo.

 

          Vayamos a II Corintios 11:13, y veamos cómo se comportaban los falsos predicadores y maestros y apóstoles. Dice aquí, “Porque tales son falsos apóstoles…”  Y parte de eso estaba aquí, él está hablando de las cosas que eran hechas, que se estaban volviendo de la simplicidad de Cristo. Los estaban mercadeando. Estaban alimentándolos con filosofía, las cuales son las doctrinas de la religión de Satanás el diablo. Porque él dice, “Porque tales son falsos apóstoles—trabajadores engañosos que están transformándose a sí mismos en apóstoles de Cristo. Y no es de maravillarse, porque Satanás mismo se transforma a sí mismo en un ángel de luz.”  Y sin embargo su luz es oscuridad. “Por tanto, no es gran cosa si sus siervos también se transforman a sí mismos en ministros de justicia—cuyo fin será de acuerdo a sus obras” (II Corintios 11:13-15). Tenemos que pelear en contra de esto, ¿cierto? Así es como Satanás obra.

 

          Veamos también como obra como príncipe del poder del aire. Recuerde lo que él hizo con Job. Un día los hijos de Dios se presentaron delante del Señor, y Satanás estaba entre ellos, subiendo y bajando, de aquí para allá en la tierra. Y usted conoce el resto de la historia. Satanás como león rugiente está buscando a quien devorar. Y como él devorará, veamos como lo hace. Él envía sus impulsos, sus ondas aéreas porque él es el príncipe del poder del aire, e inspira a la gente a pecar. Incluso lo hizo con el rey David. 

 

          Vayamos a I Crónicas 21:1, y veamos uno de los grandes pecados que cometió David. Dice aquí  que fue inspirado por Satanás el diablo. “Y Satanás se paró contra Israel y provocó que David numerara a Israel.” Entonces Satanás es quien lo hizo, lo provocó. Lo causó. “Y David le dijo a Joab y a los gobernantes de la gente,…” Dios había dicho, “No los cuenten. No los vean por número.” “…“Vayan y numeren a Israel desde Berseba hasta Dan. Y tráiganme el número de ellos para que pueda saber.” Y Joab respondió, “Pueda el SEÑOR añadir a Su pueblo cien veces, pero mi señor el rey, ¿no son todos ellos siervos de mi señor? ¿Porque entonces mi señor requiere esta cosa? ¿Porque será él una causa de ofensa a Israel?” (I Crónicas 21:1-3). Y usted sabe lo que pasó allí. 70 mil en Israel murieron porque David pecó. Satanás hace cosas como esas.

 

          Vayamos a Mateo 16. Veamos a lo que también recurre Satanás. Mateo 16:21, “Desde ese momento Jesús comenzó a explicar a Sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén, y sufrir muchas cosas de los ancianos y sacerdotes jefe y escribas, y ser asesinado, y ser levantado al tercer día. Pero después de tomarlo aparte, Pedro personalmente comenzó a reprenderlo, diciendo, “Dios será favorable a Ti, Señor. En ninguna forma Te pasará esto.”” Pedro pensaba que estaba haciendo algo bueno. Él va a salvar al Salvador. Quiero decir, algo así. Aquellas son palabras conflictivas, ¿cierto? Note lo que dijo Jesús. “Entonces Él volteó y le dijo a Pedro, “¡Ponte detrás de Mí, Satanás! Eres una ofensa para Mí, porque tus pensamientos no están de acuerdo con las cosas de Dios, sino con las cosas de hombres.”” (Mateo 16:21-23). Y entonces Satanás apela a aquellas cosas a través de hombres.

 

          Vayamos a Lucas 22:31, y veamos que en verdad Satanás deseaba tener a Pedro. Y si él hubiera podido tener al verdadero apóstol, en vez de Simón el falso apóstol, él pensaba que podría tener una falsa iglesia más grande. “Entonces el Señor dijo, “Simón, Simón, escucha bien. Satanás ha demandado tenerte, para tamizarte como trigo. Pero Yo he orado por ti, que tu fe no pueda fallar; y cuando estés convertido, fortalece a tus hermanos.”” (Lucas 22:31-32). Entonces Satanás quería a Pedro. Y Satanás atrapó a Pedro, lo encontramos en Gálatas 2 cuando él cayó en el judaísmo. Y entonces Pedro fue librado de eso, él tuvo que ser salvado de eso.

 

También entendamos algo aquí. Cuando Satanás en verdad lo atrapa… Vayamos a Juan 13:27, Satanás entró en Judas. “Y después del bocado, Satanás entró en él [Judas].” Totalmente poseído por Satanás el diablo. Esto va a pasar con la bestia y el falso profeta, la bestia va a estar totalmente poseída por Satanás y va a entrar en el Templo de Dios, y decir que él es Dios, y será adorado como Dios. Todos aquellos son mecanismos de Satanás el diablo.

 

          Entendamos algo. Algo muy importante que comprendamos. Hay hijos del diablo y hay hijos de Dios. Y vamos a ver la diferencia entre ellos. John Morgan hizo un comentario interesante… Vayamos a Mateo 13 mientras comentamos esto. Él dijo que hay dos caminos, y hay un inmenso espacio entre los dos caminos, y eso es la vastedad del mundo engañado. Pero usted tiene los hijos de Satanás por un lado y los hijos de Dios por otro. Y los hijos de Satanás el diablo son indoctrinados en un curso, o un proceso llamado perversión. Y los hijos de Dios, a través de conversión. Uno lleva a muerte eterna, el otro a vida eterna. Y vamos a ver que sí, los hijos del diablo entran en medio nuestro y son llamados malezas. Y son los que nos causan problemas. Y Satanás ama una jerarquía, entonces él puede atrapar a alguien en autoridad para sentarse y esperar. Estos son llamados, como dijo Pedro, falsos maestros quienes hábilmente entran y empiezan a enseñar en contra de la verdad. Veremos eso en un minuto.

 

          Mateo 13:37. Esta es la parábola del sembrador. “Y Él respondió y les dijo, “Aquel que siembra la buena semilla es el Hijo de hombre; y el campo es el mundo; y la buena semilla, esos son los hijos del reino [esos somos nosotros]; pero la cizaña son los hijos del maligno [tenemos a los dos aquí, ¿cierto?]. El enemigo que la sembró es el diablo; y la cosecha es el fin de la era [y estamos viviendo en el fin de la era justo ahora], y los segadores son los ángeles.” Y eventualmente la finalidad de esto va a tener lugar en la resurrección. “Por tanto, como la cizaña es reunida y consumida en el fuego,…” Y creo que justo ahora Dios está reuniendo las malezas en sus propios pequeños grupos. Y Dios está reuniendo a los hijos del reino en sus grupos. “…así será en el fin de esta era. El Hijo de hombre enviará Sus ángeles, y ellos recogerán de Su reino todos los pecadores y aquellos que están practicando ilegalidad; y los echarán en un horno de fuego; allá será el llanto y crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán en adelante como el sol…” Entonces tenemos las dos recompensas. Tenemos las dos cosas, los hijos del malvado y los hijos del Reino. Tenemos el proceso, el final siendo quemado en fuego para los malvados, y los hijos de Reino entrando en el Reino para brillar en el glorioso ser  como el sol brilla, “…en el reino de su Padre. Aquel que tenga oídos para oír, oiga” (Mateo 13:37-43).

 

          Veamos que hay una diferencia entre los hijos del Reino, quienes son los hijos de Dios, y los hijos del diablo. Vayamos a I Juan 3:4, y aquí se muestra claramente. “Todo aquel que practica pecado está también practicando ilegalidad, pues pecado es ilegalidad.” Esta es una traducción precisa, pero es aún más fuerte porque ilegalidad significa anomia, que significa en contra de la ley. Y Satanás está en contra de todas las leyes de Dios. Él tiene sus propias, pero está en contra de Dios.

 

          Verso 5, “Y ustedes saben que Él apareció [esto es Cristo] para poder quitar nuestros pecados; y en Él no hay pecado. Todo el que vive en Él no practica pecado;…” Esto es lo que significa porque estamos hablando de practicar pecado en el verso 4, y el pensamiento en el griego es arrastrado hasta el verso 6, “…no practica pecado; cualquiera que practica pecado no lo ha visto a Él, ni lo ha conocido a Él. Hijitos, no dejen que nadie los engañe; aquel que practica justicia es justo, así como Él es justo.” Porque tenemos la justicia imputada de Cristo. “Aquel que practica pecado es del diablo porque el diablo ha estado pecando desde el principio. Para este propósito apareció el Hijo de Dios para poder destruir las obras del diablo. Todo aquel que ha sido engendrado por Dios no practica pecado porque Su semilla de engendramiento [del Padre] está viviendo dentro de él, y no es capaz de practicar pecado porque ha sido engendrado por Dios” (I Juan 3:5-9). 

 

Entendamos porque aquí se refiere a practicar pecado, porque en I Juan 5:16, vayamos allí por tan solo un minuto, nos dice algo que es importante que entendamos. Hay un pecado el cual no es un pecado hacia muerte. Leamos. “Si cualquiera ve a su hermano pecando un pecado que no es hacia muerte,…” Esto es cualquier pecado del que puede arrepentirse. Es por eso que cuando oramos, decimos “Perdona nuestros pecados.” Pero no estamos practicando pecado. Aquellos que practican pecado no tienen conciencia de pecado, es su forma de vida. “…él pedirá, y Él le dará vida para aquellos que no pecan hacia muerte. Hay un pecado hacia muerte [este es el pecado imperdonable], concerniente a ese pecado, no digo que él debería hacer alguna súplica a Dios.”  Entonces aquí en I Juan 3 tenemos lo mismo, ¿cierto? Practicando pecado.

 

Leamos de nuevo I Juan 3:9. “Todo aquel que ha sido engendrado por Dios no practica pecado porque Su semilla de engendramiento está viviendo dentro de él, y no es capaz de practicar pecado porque ha sido engendrado por Dios.” Y Dios el Padre le revelará que está pecando de modo que puede arrepentirse. Verso 10, “Por este estándar son manifestados…” Esto es el que está practicando justicia, los que están practicando legalidad. “Por este estándar son manifestados los hijos de Dios y los hijos del diablo.…” Satanás tiene sus hijos, tiene a aquellos quienes hacen sus propósitos. Y hay un proceso de perversión por el que pasan. “…Todo el que no practica justicia no es de Dios, ni tampoco es aquel que no ama a su hermano” (vs. 9-10). Piense en cuán importante es entonces el amor fraternal.

 

          Primero que todo, demos un vistazo al proceso de perversión. Luego miraremos el proceso de conversión. Y luego veremos cómo necesitamos vencer a Satanás el diablo. Vayamos a Romanos 1 y leamos en el verso 19. “Porque eso que puede ser conocido de Dios es manifiesto entre ellos, porque Dios se los ha manifestado;…” Dios siempre se les revela en las cosas físicas. Veremos eso. “Porque las cosas invisibles de Él son percibidas desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que fueron hechas—Su eterno poder y Divinidad—de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:19-20). Cuando llegan al punto de rechazar a Dios, sabiendo y teniendo todo allí para mostrar que hay un Dios, están, primero que todo, sin excusa.

 

Porque cuando conocieron a Dios, no lo glorificaron como Dios, ni fueron agradecidos; sino que se hicieron vanos en sus propios razonamientos,…”, segundo, cuando rechazan a Dios llegan a ser vanos en su s propios razonamientos, sus propias imaginaciones. “…y sus tontos corazones fueron oscurecidos” (vs. 21) Nuevamente, la luz de Satanás el diablo es oscuridad.

 

Entonces pasa lo tercero. Cuando llegan a ser vanos en sus propias imaginaciones, “Mientras profesaban a sí mismos ser los sabios, se hicieron tontos…”  Entonces esto es lo tercero. Y por supuesto, ellos creen que son sabios. Luego, el cuarto paso. “…Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en la semejanza de una imagen de hombre corruptible, y de aves, y criaturas de cuatro patas, y cosas rastreras” (vs. 22-23). Entonces vuelven a la adoración de ídolos, o al movimiento verde si lo quiere poner de esa forma. Todo eso es parte de eso. ¿Y de dónde viene todo eso de lo ecológico hoy en día, sino es directamente del calderón de la diosa Gaia? Luego, número 5, “Por esta causa, Dios también los abandonó a la inmundicia a través de la lujuria de sus corazones,...” Esto es el número 5. Luego Dios hace algo. Los entrega y deja que Satanás los tenga aún más. Es por eso que todas las sociedades secretas tienen niveles de iniciación. Y cada nivel va más y más a las profundidades de Satanás el diablo. 

 

Número 6, “…para deshonrar sus propios cuerpos entre ellos mismos,…”  Número 7, “Quienes intercambiaron la verdad de Dios por la mentira;…” Ahora creen la mentira. “…y adoraron y sirvieron a las cosas creadas más que Aquel que es el Creador, Quien es bendito por los siglos. Amen” (vs. 24-25). Entonces se dan a la plena adoración del hombre y cuán grande es, y de Satanás el diablo, la cosa creada. Esto es lo séptimo.

 

          Octavo, “Por esta causa, Dios los abandonó…” Entonces Dios los deja a ellos aún más. “…Dios los abandonó a pasiones vergonzosas; porque incluso sus mujeres cambiaron el uso natural del sexo a eso que es contrario a la naturaleza; y en la misma manera también los hombres, habiendo dejado el uso natural del sexo con la mujer, fueron encendidos en sus pasiones lujuriosas el uno al otro—hombres con hombres cometiendo actos obscenos sin vergüenza, y recibiendo de regreso dentro de sí mismos un castigo apropiado por su error.”  Noveno, “Y en la proporción exacta como ellos no consintieron tener a Dios en su conocimiento, Dios los abandonó a una mente reprobada, para practicar aquellas cosas que son inmorales” (vs. 26-28). Entonces hay 9 pasos en el proceso de perversión en las profundidades del satanismo.

 

Leamos el resto. “Siendo llenos con toda injusticia, inmoralidad sexual, [este es todo el resumen de esto] maldad, codicia, malicia; llenos de envidia, asesinatos, guerras, engaños, malas disposiciones; chismosos, calumniadores, odiadores de Dios, insolentes, orgullosos, altivos, inventores de cosas malas; desobedientes a los padres, nulos de entendimiento, rompedores del pacto, sin afecto natural, implacables e inmisericordes; quienes, sabiendo el juicio justo de Dios, que aquellos que cometen tales cosas son dignos de muerte, no solamente practican estas cosas ellos mismos, sino que también aprueban a aquellos que las cometen” (vs. 29-32). Y así llegan a las profundidades de Satanás el diablo.

 

          Vayamos a Apocalipsis 2, y veamos donde Dios habla de esto e incluso una de las Iglesias de Dios se involucró en esto. Y veremos esto en la Fiesta de Tabernáculos, la historia de los waldenses, o la Iglesia de Tiatira. Y a causa de que ellos escucharon a esta mujer la profetiza Jezabel, quien es la iglesia católica… Verso 19. Entonces Dios tuvo que castigarlos, y Él lo hizo de una manera profunda: “Conozco sus obras, y amor, y servicio, y fe, y su resistencia, y sus obras; y las últimas son más que las primeras. Pero tengo unas pocas cosas contra ustedes, porque permiten a la mujer Jezabel quien se llama a sí misma una profetisa, enseñar y seducir a Mis siervos a cometer fornicación y a comer cosas sacrificadas a ídolos” (Apocalipsis 2:19-20). Como ve, ir a Satanás, puede incluso pasarle a gente quienes son convertidos si se entregan ellos mismos a eso. Usted tiene que luchar en contra de Satanás el diablo. Y veremos cómo necesitamos hacer eso después que terminemos aquí.

 

Y le di tiempo para arrepentirse de su fornicación, pero no se arrepintió. He aquí, Yo la echaré en una cama, y a aquellos que cometen adulterio con ella a gran tribulación, a menos que se arrepientan de sus obras.” Y hubo gran tribulación durante el tiempo de los waldenses. Y cuando vea el video “El Israel de los Alpes” va a quedar golpeado por lo que les pasó. Y finalmente ellos transigieron totalmente. Note lo que Dios dice que va a hacer. “Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que Yo soy Quien busca riñones y corazones [Dios sabe]; y le daré a cada uno de ustedes de acuerdo a sus obras. Pero a ustedes les digo, y al resto que está en Tiatira, a cuantos no tengan esta doctrina, y a quienes no han conocido las profundidades de Satanás, como ellos hablan: No echaré sobre ustedes ninguna otra carga” (vs. 21-24). Entonces hay profundidades de Satanás a las cuales la gente va. Y puede pasar, y acabamos de leer el proceso en Romanos 1.

 

          Veamos ahora el proceso de conversión. Este proceso lo describe Pedro en II Pedro 1. Y es paso a paso, nivel a nivel. Y es algo en lo que tenemos que trabajar. Así como los hijos del diablo tienen que trabajar en lo que hacen y son dedicados en lo que están haciendo, y así es como ellos suben de nivel a grandes oficios de responsabilidad y autoridad en este mundo, porque han probado que pueden servir a Satanás y mienten, entonces él los eleva y recompensa. Entonces así mismo hermanos, necesitamos comprender que tenemos una recompensa por venir. Pero nuestra recompensa viene de otra forma. Nuestra recompensa viene así, tenemos que entender las promesas que Dios nos ha dado, y de eso es que el Día de Expiación se trata, que podemos tener la misma naturaleza de Dios. Que podemos ser como Dios es. Que podemos vivir en toda la eternidad como los hijos e hijas de Dios.

 

          II Pedro 1:2. “Gracia y paz sean multiplicadas a ustedes en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor, de acuerdo a como Su divino poder nos ha dado todas las cosas que pertenecen a la vida y a la santidad,…” Y todo esto está justo aquí en la Palabra de Dios, hermanos. Todo lo que tenemos, más Su Espíritu, más del don de justicia, más acceso a Él. Hermanos, esto es algo maravilloso a lo que Dios nos ha llamado. “…a través del conocimiento de Quien nos llamó por Su propia gloria y virtud; a través de la cual Él nos ha dado las más grandes y preciosas promesas, que a través de ellas ustedes pueden convertirse en participes de la naturaleza divina,…” (II Pedro 1:2-4). Piense en eso. Esto es tremendo, hermanos. Eso es lo que Dios quiere darnos, la naturaleza divina. No naturaleza humana. No naturaleza de Satanás. Los hijos del diablo tienen naturaleza de Satanás. Los hijos de Dios tienen la naturaleza de Dios de amor, gozo, paz, paciencia y todas las cosas de Dios.

 

Entonces él continúa en dar el proceso aquí. Él dice, “…participes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que está en el mundo a través de lujuria. Y por esta misma razón también, habiendo además aplicado toda diligencia, añadan a su fe, virtud;…” Entonces aquí están los pasos: fe, luego virtud. “…y a la virtud, conocimiento; Y al conocimiento, auto-control; y al auto-control, resistencia; y a la resistencia, santidad [tener carácter piadoso]; y a la santidad, amor fraternal; y al amor fraternal, el amor de Dios” (vs. 4-7). Este es todo el proceso de conversión. Entonces ve los dos. Uno lleva a las profundidades de depravación y otro lleva al ser exaltado en el Reino de Dios en la resurrección. 

 

También entendamos, tenemos que luchar contra Satanás el diablo. Vayamos a Mateo 4 y veamos que Jesucristo luchó contra Satanás el diablo, y lo que Él hizo y cómo lo hizo. Y esto nos da entendimiento sobre lo que necesitamos hacer para luchar contra Satanás el diablo, porque aun vivimos en este mundo. Y todavía tenemos que vencer a Satanás el diablo. Y tenemos que vencer la bestia y su número. Tenemos que vencer la marca y el nombre. Entonces hay muchas cosas satánicas que necesitamos vencer en este mundo. Y no podemos hacerlo por nosotros mismos. No podemos hacerlo por nuestra propia fuerza. No podemos hacerlo por medios carnales. Es por eso que aquí en Mateo 4 tenemos que Jesús ayunó 40 días y 40 noches. Y esto muestra que nuestras armas no son carnales sino espirituales para derribar fortalezas, como dijo el apóstol Pablo. Seguimos el ejemplo de Cristo y como Él luchó contra Satanás el diablo. 

 

          Mateo 4:1, “Entonces Jesús fue llevado al lugar desolado por el Espíritu…” Allá es donde estaba Satanás. Es por eso que el macho cabrío por Azazel debía soltarse en el lugar desolado, porque es morada de Satanás. No hay nada allí sino muerte y desolación. Ese es el legado de los hijos de Satanás. “…para ser tentado por el diablo. Y cuando había ayunado por cuarenta días y cuarenta noches, después estuvo famélico. Y cuando el tentador vino a Él, dijo, “Si eres el Hijo de Dios,…” Siempre retando a Dios. Siempre cuestionando lo que cree. Es por eso que tenemos que estar en alerta doctrinalmente, porque Satanás viene y siempre está probando. ¿Hay alguna debilidad en doctrina? ¿Hay alguna debilidad en su entendimiento? ¿En lo que usted cree? ¿Es esto cierto? ¿Si el Sábado es el día de Dios, porque tantos cristianos guardan el domingo? Entonces le dijo a Cristo, “…“Si eres el Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan.” Pero Él respondió y dijo, “Está escrito,…” Aquí está la clave. Usted vence a Satanás el diablo con la Palabra de Dios, aplicada adecuadamente. “…El hombre no vivirá de pan solamente,…” No tan solo por medios físicos. Y es por eso que Él estuvo ayunando 40 días y 40 noches. Y es por eso que estamos ayunando hoy, así entendemos exactamente la misma lección, que no “…vivirá de pan solamente, sino de cada palabra que procede de la boca de Dios” (Mateo 4:1-4). Así es como debemos vivir. Es por eso que Satanás el diablo fue y le dijo a Eva, “¿Dijo Dios esto?” 

 

          Verso 5, “Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa y lo colocó sobre el borde del templo, y le dijo, “Si eres el Hijo de Dios, échate Tú mismo abajo; porque está escrito…” Satanás y sus ministros citarán la Escritura. Incluso la citarán correctamente, pero la aplicarán mal. No hay duda en eso. Siempre la aplican mal. Pero la usarán y citarán. Y como dijo el apóstol Pablo, manejan la palabra de Dios engañosamente. “…está escrito ‘Él mandará Sus ángeles concerniente a Ti, y ellos Te llevarán en sus manos, no sea que hieras Tu pie contra una piedra.’ ” Jesús le dijo, “De nuevo, está escrito, ‘No tentarán al Señor su Dios,’ ” Después de esto, el diablo lo llevó a una montaña extremadamente alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria,…” (vs. 5-8). Y en Lucas dice, en un instante de tiempo. Es por eso que Satanás es llamado el dios de este mundo. Es por eso del macho cabrío por Azazel. Justo aquí está la confrontación entre Cristo y Satanás. Entre el macho cabrío por el Señor, y el macho cabrío por Azazel en el lugar desolado. Justo aquí está la confrontación.

 

          “Y le dijo, “Todas estas cosas Te daré, si cayeras y me adoras.” [como a Dios].” Esa es toda la meta de Satanás el diablo. “Entonces Jesús le dijo, “¡Vete Satanás! Porque está escrito, ‘Adorarán al Señor su Dios y a Él solo servirán.’ ””  No que Él esté diciendo que Satanás lo vaya a hacer. Él está diciendo lo que el hombre debería hacer, lo que Cristo debería hacer, lo que nosotros deberíamos hacer. “‘Adorarán al Señor su Dios y a Él solo servirán.’ ” Entonces el diablo lo dejó y he aquí, ángeles vinieron y le ministraron” (vs. 9-11).  Como ve, es algo tremendo lo que tenemos aquí. Es un proceso tremendo por el que debemos ir. Y este Día de Expiación nos muestra cómo podemos escapar las cosas de Satanás el diablo, y como necesitamos hacerlo, y por qué necesitamos hacerlo. Y lo que necesitamos hacer para vencer.

 

          Vayamos a Efesios 6, y entendamos algo. Algo que es muy claro al ir a Efesios 6. Aquellos que son los hijos de Satanás el diablo llegan a pensar como el diablo. Aquellos que son los hijos de Dios deben llegar a tener la mente de Cristo y pensar como Cristo. Muy importante. Esa es toda la meta de ser uno con Dios. Ser como Cristo es. Pensar como Cristo. Es por eso que nunca me escuchan decir, “Síganme como yo sigo a Cristo.” No tengo que decir eso porque tenemos todas las Escrituras aquí. Yo quiero que usted siga a Cristo. Yo quiero seguir a Cristo. No quiero que piense como yo. No quiero que piense como ningún otro ser humano. Quiero que piense como Cristo piensa. Tener la mente de Cristo. Eso llega a ser la conversión total. Porque ve, se nos dijo que vamos a tener nuestra confrontación con la sinagoga de Satanás. Sabemos eso y se nos dijo justo aquí en Efesios 6 que los engaños del diablo están allí. Y estamos batallando y luchando en contra de grandes poderes. Y esta lucha en la que estamos es una gran lucha.

 

          Efesios 6:10, “Finalmente, mis hermanos, sean fuertes en el Señor,…” Y eso es lo que necesitamos hermanos. Ser fuertes en el Señor. “…y en el poder de Su fuerza.”  Asegúrese de estar armado con la Palabra de Dios, con el Espíritu de Dios, con todas las defensas de Dios. “Vístanse toda la armadura de Dios…” Como ve, esto es algo que usted tiene que hacer. Algo que tenemos que hacer. Si no se viste seremos victimizados por Satanás el diablo. “…para que puedan ser capaces de aguantar contra las artimañas del diablo” (Efesios 6:10-11). Y él tiene muchas y tiene a muchos. Él ha estado en eso por más de 6 mil años, y es lo más astuto.

 

          “Porque no estamos luchando contra carne y sangre,…” No es tan solo un poder físico. “…sino contra principados y contra poderes, contra los gobernadores del mundo…”, quienes son los hijos de Satanás el diablo, quienes han ido a través de las profundidades de perversión para llegar a las profundidades del poder que tienen. “…contra el poder espiritual de maldad en lugares altos.” Y sí, han incluso estado en la Iglesia y la han hecho pedazos. “Por tanto, tomen toda la armadura de Dios…” Y hermanos vamos a necesitarla entre más avance el tiempo, más vamos a necesitar toda la armadura de Dios. No sabemos exactamente lo que va a pasar, pero va a ser significante. “…para que puedan ser capaces de resistir en el día malo,…” Lo que sea el día malo, sea un día de prueba para usted, un día de problema, un día de tentación para usted, un día de debilidad. Lo que sea que pueda ser “…que puedan ser capaces de resistir en el día malo, y habiendo resuelto todas las cosas, estar de pie” (vs. 12-13).

 

          “Estén por tanto, teniendo sus lomos ceñidos con verdad [como una parte de su ser], y vistiendo la coraza de justicia, y teniendo sus pies calzados con la preparación del evangelio de paz. Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual tendrán el poder de apagar todos los dardos llameantes del maligno;…” Apagarlos, que las pasiones de lujuria que lo queman no lo atrapen. Cuando lleguen, diga, “¡Vete Satanás!” “…Y vístanse el casco de salvación, y la espada del Espíritu, la cual es la Palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,…” (vs. 14-18). Si hermanos, siempre necesitamos orar. Esta es nuestra vida espiritual. Cada día. Y estas son las cosas que necesitamos hacer.

 

          Veamos que más hacemos para vencer a Satanás el diablo. Vayamos a Apocalipsis 12:9, y esto también es importante. Y podemos ser llamados a hacer esto.  “Y el gran dragón fue echado fuera [él va a ser echado de nuevo], la serpiente antigua que es llamada el diablo y Satanás, quien está engañando al mundo entero [y el mundo entero está bajo su influencia]; fue echado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron echados abajo con él. Y oí una gran voz en el cielo decir, “Ahora ha venido la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de Su Cristo porque el acusador de nuestros hermanos ha sido echado abajo, quien los acusa día y noche delante de nuestro Dios. Pero ellos lo vencieron…” Y lo venceremos hermanos. Podemos vencerlo a través del mismo poder del Espíritu Santo de Dios y todas las cosas que Dios tiene, y toda la armadura de Dios. Podemos vencerlo. “…a través de la sangre del Cordero,…”  Esto es al tener nuestros pecados perdonados, limpiados y lavados. “…y a través de la palabra del testimonio de ellos;…” Que tenemos la palabra de Dios y el testimonio el cual viene de Cristo. “…y no amaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:9-11).  No, consideramos el camino de Dios por encima de todo lo que hacemos. Entonces eso es lo que Dios quiere que hagamos.

 

Y vamos a tener esta confrontación con Satanás el diablo. Vayamos a Apocalipsis 3:9 y veamos esto, y veamos porque este Día de Expiación es tan importante para nosotros. Y terminaremos en Apocalipsis 3, hablando de la Iglesia en Filadelfia. Él dice, “He aquí, Yo haré de aquellos de la sinagoga de Satanás,…”  Todos los grandes en el mundo, todos aquellos quienes han ido a través de la profundidad de la perversión que hemos visto, que hemos leído. “…quienes se proclaman a sí mismos ser judíos y no lo son, sino que mienten—he aquí, Yo los haré venir y adorar delante de sus pies, y les haré saber que Yo los he amado.”  Entienda, Dios el Padre lo ama, Jesucristo lo ama. “Porque han guardado la palabra de Mi paciencia, Yo también los guardaré de la hora de tentación la cual está a punto de venir sobre el mundo entero para probar a aquellos que viven en la tierra. He aquí, Yo vengo rápidamente; retengan eso que tienen para que nadie pueda quitarles su corona.”  No deje que nada tome su corona. No deje que Satanás la tome. No deje que ningún hombre la tome, aquel quien es inspirado por Satanás el diablo se la quite. Aquel que venza lo haré un pilar en el templo de Mi Dios, y él no saldrá más; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual descenderá del cielo de Mi Dios; y escribiré sobre él Mi nuevo nombre” (Apocalipsis 3:9-12). Porque ustedes son uno con Dios el Padre y Jesucristo.

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones