| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Temas varios
Atrás

Día 49—“Caminar en el Camino del Señor”

Fred R. Coulter – Junio 3, 2006

www.idcb.org

 

¡Saludos hermanos! Este es el Sábado antes de Pentecostés. Vayamos a Levítico 23 y veamos algo acerca de contar a Pentecostés. Vamos a revisarlo un poco, y veremos el mensaje para nosotros de la Palabra de Dios el cual culmina en este último día de las 7 semanas. Vayamos a Levítico 23:9, “Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo, “Habla a los hijos de Israel y diles, 'Cuando hayan entrado a la tierra...” Entonces esta ceremonia no podía tener lugar sino hasta que entraran a la tierra. Y como sabemos, eso pasó, como lo encontramos en Josué 5. “...la cual Yo les doy, y hayan recogido la cosecha de ella,...” Entonces era la cosecha de la tierra. Ellos no la plantaron, no era su cosecha; fue de ellos en la medida que cuando Dios les dio la tierra ellos fueron los dueños. “...entonces traerán la primera gavilla de los primeros frutos de su cosecha al sacerdote...” Lo que es importante entender es esto: “...Y él mecerá la gavilla delante del SEÑOR para que sean aceptados. En el siguiente día después del Sábado...” El término “Sábado” aquí es ha shabbat, y siempre significa el Sábado semanal. Luego debían contar 7 Sábados.

 

Bajemos y veamos el registro en el verso 15: “Y contarán comenzando con el siguiente día después del Sábado,...” Entonces este es el Sábado el cual cae durante los días de Panes sin Levadura, y luego al día siguiente lo lleva al primer día de la semana. “...comenzando con el día que trajeron la gavilla de la ofrenda mecida; siete Sábados completos serán...” Esto es 7 Sábados, y “serán completos,” lo que significa que cada semana termina en un Sábado. Ahora cuando enlaza esto junto con Deuteronomio 16 donde dice que debe contar 7 semanas, así lo pone todo junto. Estas son semanas completas terminando en un Sábado. Ahora aquí esta lo que es importante, verso 16: “Incluso hasta el día siguiente al séptimo Sábado [entonces eso es hoy, el séptimo Sábado] ustedes contarán cincuenta días...” (Levítico 23:9-11,15-16). Y así si toma esto y cuenta, siempre llega a un domingo.

 

Vayamos a Deuteronomio 2. Porque—asemejemos las 7 semanas que les tomó a los hijos de Israel salir de Egipto para recibir los Diez Mandamientos de Dios en el Monte Sinaí, asemejemos esto a un viaje extendido que tuvieron a través del lugar desolado. Y recuerde, Dios proveyó para ellos. Él los guiaba con el pilar de nube en el día y de fuego durante la noche; Él les dio mana; y como veremos, sus ropas no se desgastaron y demás. Vayamos a Deuteronomio 2:7: “Porque el SEÑOR su Dios los ha bendecido en todas las obras de sus manos...” Esto es lo que queremos que Dios haga por nosotros en nuestras vidas personales, y nuestras vidas familiares y en nuestras vidas de iglesia. “...Él conoce su caminar a través de este gran lugar desolado.…”

 

Hoy vivimos en una clase diferente de lugar desolado, un lugar desolado espiritual lleno con toda clase de cosas físicas. “…El SEÑOR su Dios ha estado con ustedes estos cuarenta años. No han carecido de nada.” ’” Encontramos en Éxodo 16 que cuando Dios comenzó a darles el mana a los hijos de Israel, Él dijo que iba a hacer eso para probarlos, para ver si caminarían en Su ley o no. Esto es lo mismo para nosotros. ¿Vamos a caminar en el camino de Dios, incluso a pesar del mundo en el cual estamos viviendo?

 

Vayamos a Levítico 26:2, y veamos lo que Dios dice de caminar en Su camino. Y si quiere un título para este sermón, será, “Caminar en el camino del Señor.” “Guardarán Mis sábados…” Nuevamente, es plural, refiriéndose al Sábado semanal y los Días Santos, “…y reverenciarán Mi santuario. Yo soy el SEÑOR. Si caminan en Mis estatutos y guardan Mis mandamientos y los hacen,...” todo el camino a través. Luego Él dice que los bendecirá, les dará paz y cosas como esas. Entonces hoy en día estamos viviendo en un mundo donde hay muy poca paz, no hay sino problemas y dificultades. Todos nosotros en nuestras vidas, tenemos cosas con las que somos confrontados todo el tiempo. Pero entendamos que Dios nos ha dado el camino. Él nos ha dado la verdad. Él nos ha dado la vida a través de Jesucristo.

 

Vayamos al verso 11: “Y Yo estableceré Mi tabernáculo entre ustedes,…” Hoy esto es bastante diferente porque cada uno de nosotros es un templo de Dios. “…y Mi alma no los aborrecerá. Y caminaré entre ustedes…” Vamos a ver un poco después como aplica esto a la iglesia; “…y seré su Dios, y ustedes serán Mi pueblo. Yo soy el SEÑOR su Dios Quien los sacó de la tierra de Egipto, de ser sus siervos. Y he roto las cadenas de su yugo, y los hice andar erguidos” (Levítico 26:2,11-13). Eso es lo que Dios ha hecho con nosotros espiritualmente. Justo como los hijos de Israel, como vimos durante los días de Panes sin Levadura, fueron rescatados de Egipto; Faraón era un tipo de Satanás, y sus ejércitos un tipo de demonios, y como Dios los rescató y demás; todas las cosas que Él hizo para sacarlos de la tierra de Egipto y llevarlos a la tierra prometida. Y cuando llegamos al libro de Deuteronomio—vayamos al capítulo 8, y veamos las cosas que Dios les advirtió. Y luego veamos como esto aplica a la iglesia hoy en día y como aplica a nuestras vidas, y como no solo necesitamos hacer las cosas que le agradan a Dios, sino también necesitamos tener cuidado de las dificultades y problemas con los que somos confrontados en el mundo hoy.

 

Comencemos en Deuteronomio 8:1: “En todos los mandamientos los cuales les ordeno este día serán diligentes para observar y hacer…” Voy a dar un sermón prontamente el cual será, “¿Cuales mandamientos deberíamos guardar?” Y entenderemos el error donde la mayoría de los que profesan ser cristianos caen y las dificultades que tienen al rechazar los mandamientos de Dios. “…para que puedan vivir…” Y Dios quiere que vivamos. Dios quiere que crezcamos espiritualmente. Dios quiere que vivamos en Su camino. “…y multiplicarse y entrar y poseer la tierra la cual el SEÑOR juró a sus padres. Y recordarán todo el camino el cual el SEÑOR su Dios los guió estos cuarenta años en el lugar desolado…” Así como nosotros debemos recordar que Dios nos ha llamado fuera del mundo. Debemos recordar que no debemos volver al Egipto espiritual. Aquí esta lo que Dios está haciendo en nuestras vidas. Y aquí esta porque vamos a través de las cosas por las que vamos, exactamente el mismo proceso por el que ellos fueron, solo para nuestro bien espiritual y nuestro beneficio espiritual. Él hizo esto 40 años en el lugar desolado, “…para humillarlos, para probarlos,…”

 

Veamos ahora nuestras vidas. ¿Cuantos han estado en la Iglesia de Dios por mucho tiempo? Algunos han sido recién bautizados, y algunos han estado en la Iglesia de Dios por 40 o 50 años. Entonces tenemos lo mismo. ¿Cómo estamos caminando en el mundo? ¿Y está Dios probándonos? Sí, todo el tiempo, “…para saber que hay en su corazón,...” Y esto es lo que Dios quiere saber. Y cuando veamos acerca de las 7 iglesias un poco más tarde, todo esto tiene que ver con el corazón y como se paran delante de Dios, y que los problemas del mundo presionando la iglesia le ha causado. “…para saber que hay en su corazón, si guardarían Sus mandamientos o no [y también si amarían a Dios o no]. “Y Él los humilló y les permitió tener hambre, y luego los alimentó con maná el cual ustedes no conocían, ni sus padres conocieron, para poder hacerles saber que el hombre no vive solo por pan; sino por toda palabra que procede de la boca del SEÑOR vive el hombre” (Deuteronomio 8:1-3). Y luego les dio otras instrucciones al mostrarles que ni siquiera sus ropas se desgastaron ni sus zapatos. Y luego les advierte que tengan cuidado de no olvidar.

 

Vayamos al Nuevo Testamento a II Juan, y veamos como esto aplica a nosotros. Veamos cómo debemos caminar en el camino de Dios. II Juan 4. No hay capítulos allí, entonces es tan solo II Juan 4. “Me alegro sobremanera de que he encontrado entre sus hijos aquellos que están caminando en verdad,...” Entonces esto es lo que Dios quiere que caminemos—caminar en la verdad. Somos santificados por la verdad, la cual es la Palabra de Dios. “…exactamente como recibimos mandamiento del Padre.” Note ahora como esto es un paralelo de lo que leímos en el Antiguo Testamento. Verso 5, “Y ahora le ruego, señora, [lo cual es el tipo de la iglesia] …no como si le estuviera escribiendo un nuevo mandamiento, sino eso que hemos observado desde el principio, que nos amemos unos a otros. Y este es el amor de Dios: que caminemos de acuerdo a Sus mandamientos. Este es el mandamiento, exactamente como lo oyó desde el principio, para que pudiera caminar en el” (II Juan 4-6).

 

También sabemos esto, que Dios nos da algunas advertencias de cómo debemos estar caminando y viviendo en el mundo. Vayamos a II Corintios 6, y veamos porque Dios hace esto. Si cree que los hijos de Israel tuvieron todos sus problemas porque no seguían en el camino que Dios quería que siguieran, bien tan solo piense acerca de la iglesia de Dios hoy en día. Vamos a hablar acerca de eso un poco más tarde, entonces tan solo quiero que tenga esto en mente. Vayamos a II Corintios 6:14: “No sean unidos desigualmente con incrédulos.…” Esto es especialmente cierto en el sentido de lo que el mundo llamaría cristianismo. Y uno de los más grandes errores que la iglesia de Dios ha hecho en el tiempo reciente es ir al cristianismo de este mundo y decir, “¿Que saben ustedes de Dios?” Bien, han visto los resultados de eso porque en realidad no conocen el camino de Dios muy bien.

 

Aquí está lo que necesitamos observar: “…Porque ¿Qué tienen en común la justicia y la ilegalidad? Y ¿Qué compañerismo tiene la luz con la oscuridad? Y ¿Qué unión tiene Cristo con Belial?” Belial significa “el hijo de tontería.” “…O ¿Qué parte tiene un creyente con un incrédulo? Y ¿Qué acuerdo hay entre un templo de Dios y los ídolos?” Aquí está la clave de todo, lo cual es importante: “…Porque ustedes son templo del Dios vivo,…” Es por eso que nuestro llamado es especial. Es por eso que es importante. Es por eso que necesitamos siempre seguir el camino de Dios. Ustedes son un templo del Dios vivo, “…exactamente como Dios dijo: “Viviré en ellos y caminaré en ellos;...” Si Cristo está en usted, ¿cómo debería caminar? Veremos esto un poco después aquí. “…y seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo. Por tanto, salgan de en medio de ellos y sepárense,” dice el Señor, “y no toquen lo impuro, y Yo los recibiré; y seré un Padre para ustedes, y ustedes serán Mis hijos e hijas,” dice el Señor Todopoderoso” (II Corintios 6:14-18).

 

Y eso es lo que queremos alcanzar, porque, como veremos, mañana representa la Resurrección. Mañana representa la finalización de este viaje y el caminar en el que estamos caminando. Vayamos al Salmo 86, y veamos otras cosas las cuales enlazan con esto y nos ayudan a entender como necesitamos caminar, y nos ayudan a entender como Dios está tratando con nosotros. Todos nosotros tenemos cosas que necesitamos cambiar y vencer, y justicia en la que necesitamos crecer, y todo eso es parte del significado de la Fiesta de Panes sin Levadura. Pero para cumplir la totalidad de la Fiesta de Panes sin Levadura debemos obtener la meta final, la cual es la Resurrección.

 

Salmo 86:11: “Enséñame Tu camino, Oh SEÑOR;…” Ahora, si vamos a caminar en el camino del Señor debemos examinar la Palabra de Dios y conocer lo que esta es y lo que Él tiene para enseñarnos. “…caminaré en Tu verdad;…” Veamos como esto se combina con lo que ya hablamos aquí, caminando en la verdad. “…une mi corazón para temer Tu nombre. Te alabaré, Oh SEÑOR Dios mío, con todo mi corazón,…” Y esto es lo que Dios quiere de todos nosotros—que amemos a Dios con todo nuestro corazón; que caminemos en el camino de Dios con todo nuestro corazón; que le creamos a Dios con todo nuestro corazón; que confiemos en Dios con todo nuestro corazón. “…y glorificaré Tu nombre por siempre, porque grande es Tu misericordia hacia mí; y has librado mi alma de las profundidades de la tumba.

 

Verso 14: “Oh Dios, el orgulloso se ha levantado contra mí,…” Y hay muchas cosas que están viniendo en contra hoy en día, demasiadas. “…y la compañía de hombres violentos han buscado mi vida, y no te han puesto delante de ellos. Pero Tú, Oh SEÑOR, eres un Dios lleno de compasión, y graciable, lento para la ira, y abundante en firme amor y verdad.” Aquí está la clave entera en el verso 16: “Oh, vuélvete a mí,…” Si volvemos a Dios, Dios promete que Él volverá a nosotros. Recuerde, Dios nos ha llamado y nos ha escogido, y nos ha dado Su Espíritu, y Él está caminando en nosotros. Es por eso que necesitamos dejar que el Espíritu nos guie en la forma que pensamos, en la forma que vivimos, diariamente. No tan solo en el Sábado, no tan solo cuando nos sentimos  “religiosos.” “Oh, vuélvete a mí, y ten misericordia de mí; da Tu fuerza a Tu siervo y salva al hijo de Tu sierva” (Salmo 86:11-17). Dios nos ha ayudado y confortado.

 

Vayamos a otro par de Salmos. Vayamos al Salmo 119:1. Veamos lo que pasa cuando estamos caminando en el camino del Señor; nuestro viaje al Monte Sinaí espiritual. “Benditos [entonces esto resulta en bendiciones, como veremos] son los puros en el camino, quienes caminan en la Ley del SEÑOR.” Entonces tenemos el camino de Señor que equivale al camino de verdad, el camino de Sus mandamientos, el camino de Sus leyes; el camino de Sus estatutos y juicios; el camino de guardar Su Sábado; el camino de guardar Sus Días Santos; el camino de cuidar nuestros cuerpos y mentes; incluso en la forma de comer, que comemos las cosas correctas, y demás. Todo eso es parte del camino del Señor. Note ahora, “Benditos son aquellos quienes guardan Sus testimonios y quienes Lo buscan con todo el corazón.” Vamos a encontrar a través de todo el camino aquí que esto tiene que ver con el corazón. “Ellos tampoco hacen iniquidad; caminan en Sus caminos” (Salmo 119:1-3). Entendamos esto: cuando tiene esta clase de actitud hacia Dios y está caminando en Sus caminos, no tiene pecado imputado a usted. Sino tiene la justicia de Cristo imputada a usted. Y eso es lo importante.

 

Vayamos al Salmo 138:1. Veamos otras cosas de caminar en el camino del Señor, caminar en el camino de Dios. Y aquí esta lo que esto necesita hacer por nosotros: “Te alabaré con todo mi corazón; delante de los dioses Te cantaré alabanza. Adoraré hacia Tu santo templo, y alabaré Tu nombre por Tu misericordia, y por Tu verdad; porque Tú has magnificado sobre todo—Tu nombre y Tu palabra.” (Salmo 138:1-2). Muy importante de entender. Traduzcamos esto en cosas que tenemos en el Nuevo Testamento. Cuando oramos, cuando estudiamos, cuando venimos delante de Dios estamos yendo justo al Santo de santos en el cielo arriba a través del sacrificio de Jesucristo de modo que podemos hacer estas cosas.

 

Vayamos al verso 6: “Aunque el SEÑOR esta alto, aun así le tiene respeto al humilde; pero al altivo conoce de lejos. Aunque camine en medio del problema,…” Y vamos a ver que la iglesia siempre está confrontada con dificultades y problemas porque estamos viviendo en el mundo, aunque sabemos que no somos parte del mundo. “…Tú me revivirás; extenderás Tu mano contra la ira de mis enemigos, y Tu mano derecha me salvará. El SEÑOR perfeccionará Su trabajo en mí;…” Y esa es la meta entera. Esa es la meta completa que Dios quiere que entendamos—Él está perfeccionándonos. Continuemos, “…Tu firme amor, Oh SEÑOR, perdura por siempre; no abandones el trabajo de Tus propias manos” (Salmo 138:1-2, 6-8).

 

Apliquemos esto a nosotros. Somos la hechura de Dios creados en Cristo Jesús, ¿correcto? Y siempre entendamos esto: la forma en que siempre mantenemos la perspectiva que necesitamos tener es entender cuán grande y maravilloso es nuestro llamado, y lo que Dios está haciendo por nosotros, y para nosotros, y a través de nosotros y en nosotros, y a donde Él quiere que vayamos. Y Él quiere que seamos fieles hasta el fin y alcancemos la Resurrección. Entonces esto es algo grande y maravilloso que siempre necesitamos tener en mente, y entenderlo por encima de todas las cosas.

 

Vayamos al libro de Apocalipsis. Aquí en Apocalipsis 1, veamos lo que dice acerca de Cristo, y veamos que Cristo está íntimamente involucrado con Su iglesia. Y esto es el foco de toda Su atención en el tiempo actual. Hay cosas que están pasando en el mundo las cuales Él también está dirigiendo, pero el foco central es Su iglesia. Leamos Apocalipsis 1:8. Esto nos ayuda a entender cuán importante es que Cristo esté tratando con cada uno de nosotros, y cuán importante es el Plan de Dios. Y como hemos visto, este está en la estructura de los Días Santos de Dios. Y como hemos visto, cada uno de los Días Santos están conectados juntamente y tienen un significado.

 

“Yo soy el Alfa y el Omega, el Principio y el Fin,” dice el Señor, “Quien es, y Quien era, y Quien debe venir—el Todopoderoso.”” Cristo va a regresar, y Su regreso va a ser tan poderoso y tan glorioso—vamos a ver esto mañana. Y va a ser tan espectacular que nuestros pensamientos e imaginaciones de eso son tan solo muy minúsculos comparado a lo que va a ser en realidad. Luego Juan, a quien le fue dada esta visión por Jesucristo, “Yo, Juan, quien soy también hermano de ustedes y copartícipe en la tribulación y en el reino y resistencia de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos por causa de la Palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo. Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor; y oí una fuerte voz como una trompeta detrás de mí, diciendo, “Yo soy el Alfa y el Omega, el Primero y el Ultimo”; y, “Lo que ves, escribe en un libro, y envíalo a las iglesias que están en Asia:…”

 

Entonces este es un mensaje escrito. Y como sabemos, Juan canonizó todo el Nuevo Testamento. Entonces esto también puede referirse a eso, todo inclusive. Pero lo que él escribe en el libro aquí, las cartas a las 7 iglesias, tiene que ver con cómo Dios trata con Su iglesia, viviendo en el mundo, con el Espíritu de Dios, tiene las dificultades y pruebas que necesita para vencer, y como Dios está tratando con nosotros. Y es por eso que necesitamos ir una y otra vez a esto, especialmente en este tiempo del año. Porque esto muestra que las 7 iglesias representan las 7 semanas que llevan a Pentecostés. Y es como la cosecha de las 7 semanas del trigo que tiene lugar, las 7 iglesias son la cosecha espiritual de Dios.

 

Él las nombra aquí: Éfeso, Esmirna, Pergamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Como vamos a ver, estas 7 iglesias:

1.     Representan las Iglesias que estaban en ese entonces.

2.     También es una profecía de todas las Iglesias de Dios a través de la historia desde el tiempo en que fue formada en el 30 dC con la llegada del Espíritu Santo hasta el regreso de Jesucristo y la Resurrección en Pentecostés.

3.     Representan la condición espiritual y actitud de las Iglesias en general y de los individuos en particular.

Entonces incluye todo eso. Incluye una cosa más, la cual es esta: las iglesias al final. Entonces lo que tenemos en realidad es esto: las 7 iglesias que estuvieron, las 7—y a la gente les gusta llamarlas las eras de la iglesia, o etapas de la iglesia a través de la historia, y las 7 iglesias al final.

 

Creo que si vemos las cosas desde el punto de vista de la Asociación del Sábado Bíblico, y ve las diversas publicaciones que salen; y para nosotros, cuando vemos lo que es llamado El Diario, podemos ver en El Diario diferentes partes de mensajes los cuales van a las iglesias de Dios. Y es algo bastante interesante lo que esto es. Y lo que ve cuando lee El Diario, ve como hay varias doctrinas y enseñanzas diferentes las cuales también son reflejadas en Apocalipsis 2 y 3, como veremos en tan solo un minuto, y lo que necesitamos hacer al respecto. Porque algunas de esas enseñanzas no están de acuerdo con la Palabra de Dios.

 

Note el verso 12, “Y volteé a ver la voz que habló conmigo; y cuando volteé, vi siete candeleros de oro;…” Esto es como en un círculo. Esto no es una réplica del candelero que se encuentra en el templo. Porque como veremos, los 7 candeleros de oro—note el verso 13, “Y en el medio de los siete candeleros uno como el Hijo de hombre,…” Cristo está en Su iglesia. Si Cristo está en usted y en mí, y en todos los hermanos, todos los hermanos constituyen la iglesia. Y la iglesia es una organización espiritual. No es una organización corporativa. Toda organización corporativa solo tiene que ver con conducir negocios en este mundo. Y entonces Él está en medio de Su iglesia. Luego muestra Su forma glorificada—como Cristo es, con su semblante brillando como el sol en plena fortaleza.

 

Y cuando Juan vio esto, dice aquí en el verso 17: “Y cuando lo vi, caí a Sus pies como si estuviera muerto; pero Él puso Su mano derecha sobre mí, diciéndome, “No temas,...” Y también necesitamos entender esto: no tener miedo. Si hay cosas que necesitamos cambiar, las cambiamos. Si hay cosas de las que necesitamos arrepentirnos, nos arrepentimos, porque esta es la historia completa de las 7 iglesias como es registrado en el capítulo 2 y 3. “…No temas, Yo soy el Primero y el Ultimo, incluso Aquel que está viviendo; porque estuve muerto, y he aquí, estoy vivo en las eras de eternidad. Amén. Y tengo las llaves de la tumba y de la muerte.” Entendamos algo. Como dijo muy claramente el apóstol Pablo, si Cristo no ha resucitado, entonces no hay resurrección de los muertos; y si no hay resurrección de los muertos, no tenemos esperanza. Pero aquí está el mensaje de Cristo. Estas son palabras de Dios: Él tiene las llaves de la tumba y de la muerte.

 

Note verso 19. Dios quiere que sepamos. Es por eso que fue escrito: “Escribe las cosas que viste, [todo hasta el verso 18] y las cosas que son, [eso es las 7 iglesias las cuales existen, el estado de la iglesia en aquel tiempo particular] y las cosas que tendrán lugar en lo sucesivo.” Porque esto viene desde el tiempo de Juan—sí incluso llegando hasta el comienzo de la iglesia en el 30 dC en Pentecostés, y va claramente al regreso de Cristo al milenio, y a la Nueva Jerusalén, y a las primeras etapas de la era de la eternidad. Este es un libro fantástico. Y empieza con las Iglesias. Hagamos la pregunta—todos estamos interesados en las noticias, ¿cierto? Y a todos nos gusta ver lo que está pasando en el mundo, ¿cierto? ¿Nos gusta ver si las profecías están siendo cumplidas? La respuesta es sí, todas están siendo cumplidas exactamente en la forma que Dios las quiera cumplidas. Ahora pare y piense por un minuto. Dado que Dios dio profecías concernientes a todos los eventos mayores en el mundo, ¿no cree que Él también daría una profecía de Su iglesia? Sí. Eso es lo que Él ha hecho en Apocalipsis 2 y 3.

 

Note verso 20, “El misterio de las siete estrellas que viste en Mi mano derecha, y los siete candeleros de oro, es este: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que viste son las siete iglesias”” (Apocalipsis 1:8-12, 17-20). Veamos ahora el mensaje para ellas. Esto está escrito para nosotros. Estas son las palabras de Cristo de modo que pudiéramos saber qué hacer en cualquier circunstancia con la que seamos confrontados en nuestra vida cristiana, como individuos, en nuestra comunidad, en nuestras congregaciones de compañerismo cuando nos reunimos. Y lo que veremos es esto: que Dios a través de Cristo coloca todas las cosas de las que necesitamos tener cuidado y lo que va a pasar con Su iglesia.

 

Justo como—y veremos que hay un paralelo aquí; veremos que muchas, muchas de las cosas que le pasan a la iglesia mientras esta avanza en el tiempo en la historia, son también las mismas cosas que le pasaron a Israel mientras caminaba en el lugar desolado por 40 años. Comencemos en Apocalipsis 2:1, ““Al ángel de la iglesia de los Efesios, escribe:...” Entendamos algo. Cuando Dios lo tiene escrito, y Dios lo tiene preservado, y Él lo tiene para nosotros hoy, entonces mejor prestemos atención profunda, considere esto seriamente y entienda que estas son las palabras vivas de Dios dadas a nosotros. Entonces preguntamos, "¿Qué diría Jesús a Su iglesia hoy?” Lo tenemos justo aquí. Este es el mensaje para nosotros.

 

“…Estas cosas dice Quien sostiene las siete estrellas en Su mano derecha,  [para hacer Su obra; es por eso que están en Su mano derecha] …Quien camina en medio de los siete candeleros de oro.” Cristo está justo allí, justo como leímos. Él está caminando en nosotros, y nosotros estamos caminando en Su camino. Y debemos dejar que la luz de Cristo nos guie. Note, Él sabe todo de no nosotros, ¿cierto? Él dice, “Conozco sus obras, y su trabajo, y su resistencia, y que no pueden soportar a aquellos que son malos; y que probaron a aquellos que se proclaman a sí mismos ser apóstoles, pero no lo son, y los encontraron mentirosos.…” Es por eso que hay tantas advertencias: “Tengan cuidado de los falsos profetas; tengan cuidado que no sean engañados. Pruébenlos y prueben todas las cosas.” Eso es lo que estamos haciendo. Y eso es lo que tenemos que hacer con todo lo que hacemos. Y así es como, entonces, nos dejamos guiar por el Espíritu de Dios; y como también la Palabra de Dios y el Espíritu de Dios entonces nos corrigen, nos animan, nos soportan, nos guían en las cosas que necesitamos hacer; nos condenan de las faltas y problemas que encontramos, y también nos dan aliento. Como dice en el verso 3, “…Y que han soportado mucho y han resistido, y por amor a Mi nombre han trabajado y no han crecido cansados;…” Entonces esto es lo importante de hacer—nunca crecer cansados.

 

Sin embargo,…” Entonces aquí viene una pequeña corrección. Como veremos, Dios tiene corrección en todo sentido para Su iglesia. “Sin embargo, tengo esto contra ustedes, que han dejado su primer amor.” (Apocalipsis 2:1-4). Y esto es lo que pasa en toda organización. Comienzan con celo, comienzan con amor, comienzan con dedicación, y luego todo se vuelve una clase de “socializar” con la gente. Y cuando deja el primer amor, lo que está pasando es dejar que el mundo entre. Deja que otros entren. Y aunque pueda estar peleando falsas doctrinas, como dice aquí, que ellos “probaron quienes eran apóstoles y quienes no, y los probaron,” esto significa que prueba el mensaje. Escucha lo que tienen que decir.

 

Y tan solo mencionaré esto, pero también voy a mencionarlo nuevamente, una de las doctrinas que está llegando para probar a la iglesia hoy, en la cual mucha gente está cayendo es esta: la falsa doctrina que Jesús no existió como Dios antes que Él viniera en la carne; y que Él no existió sino hasta que fue engendrado en el vientre de la virgen Maria. Usted ya tiene la carta que escribí sobre eso. Ya tiene la serie de sermones que hemos hecho sobre eso. ¿Pero como llega esto? Justo aquí. Vayamos a Marcos 12 y veamos donde dice que perdieron su primer amor. Mucha gente se refiere a esto como el primer amor que la gente tiene cuando son llamados y entienden el camino de Dios. Eso es verdad hasta un cierto punto. Pero eso no es de lo que está hablando, porque el griego allá atrás para “primero” viene de la palabra protos, la cual también significa “primario.”

 

Vayamos a Marcos 12:28. Y esto es lo que necesitamos guardar siempre en la frente de nuestras mentes. “Y uno de los escribas que habían venido a Él, tras oírlos razonar juntos y percibir que Él les respondió bien, Le preguntó [esto es, a Jesús], “¿Cuál es el primer mandamiento de todos?”” Él mandamiento primario. ¿Qué es lo más importante? Y una vez entiende esto y lo comprende, esto traerá todo lo demás juntamente. “…‘Oye, Oh Israel. Nuestro único Dios es el Señor, el Señor. Y amarán al Señor su Dios con todo su corazón,…” Ahora quiero que note el esfuerzo que esto pone, el esfuerzo que es requerido.

 

La razón por lo que esto es importante es esta: es a causa de la vida eterna, es algo tremendo y maravilloso. Y véalo de esta forma: todo lo que estamos haciendo justo ahora está preparándonos y alistándonos para el evento que mañana representa, la Resurrección; y alistarnos para vivir eternamente, y alistarnos para saber cómo gobernar y reinar con Cristo, y preparándonos para completar lo que Dios nos ha dado. Entonces, “Y amarán al Señor su Dios con todo su corazón,…” no tiempo parcial. No deje que su corazón esté dividido, que su mente sea dividida. Porque dice en Santiago 1 que si usted está dividido en corazón y mente, entonces es de doble mente e inestable. Tal vez eso explicará muchas de las dificultades que tiene la gente. Júzguese usted mismo en esto. “…y con toda su alma, y con toda su mente, y con toda su fuerza.’” Entonces nuestro llamado es un esfuerzo supremo de nuestra parte. Y entonces Dios nos da Su esfuerzo supremo.

 

Permítame hacerle una pregunta: ¿no dio Jesucristo un esfuerzo supremo cuando Él estuvo aquí en la carne? ¿No lo dio todo para salvar a Su creación, y salvarlo a usted individualmente? ¡Sí! Es por eso que necesitamos entender de qué está hablando aquí sobre perder el primer amor. “…Este es el primer mandamiento.” Entonces el amor primario es el amor a Dios, y el mandamiento primario es amar a Dios. “…Y el segundo es como este: ‘Amarán a su prójimo como a ustedes mismos.’ No hay otro mandamiento más grande que estos.”” (Marcos 12:28-31). Y luego Jesús también dijo que nosotros debemos amarnos unos a otros como Jesús nos amó.

 

Si usted está amando a Dios con todo su corazón, mente, alma y ser—respondamos tan solo otras preguntas aquí mientras avanzamos—¿se envolvería en doctrinas y enseñanzas de hombres? No. Si está probando todo como hicieron aquí en la iglesia de Éfeso, ¿está buscando realmente la verdad? Hay una diferencia entre buscar la verdad de Dios, caminar en la verdad, ser santificado de la verdad, vivir por la verdad y buscar una posición. No una posición de poder, sino una posición religiosa la cual no está conectada con Dios. Entonces es por eso que tenemos que probar todas esas cosas.

 

Volvamos a Apocalipsis 2 y continuemos en el verso 5. Esto es lo que debemos hacer. Y esto es lo que Dios quiere que hagamos mientras estamos caminando el camino. También necesitaremos estar “hablando el hablar” si pudiéramos ponerlo de esa forma, aquello que es correcto. “Por tanto, recuerden de donde han caído, y arrepiéntanse, y hagan las primeras obras;...” Eso es lo que necesitamos hacer.

 

Estuve hablando con un hombre el otro día acerca de la condición de la iglesia y cuantas personas han caído en esta posición, la cual es similar al laodiceanismo, pero no es exactamente lo mismo. Y cuantas personas están allí afuera casi que vadeando. ¿Alguna vez ha intentado vadear en el océano? Puede vadear y cree que se está manteniendo a flote, y que no se hunde; y es así, pero hay una cosa con vadear—que no tiene sus pies en la tierra. Y cuando está vadeando y llegan las corrientes, lo van a mover a usted y lo mueven en una dirección que en realidad no quiere ir, y no tiene control de eso. Y luego de repente, así como una ola que llega a la tierra—si está vadeando, así como esto, va a atraparlo. Entonces tenemos esto. Él dice arrepiéntanse y hagan las primeras obras. Vuelvan y hagan las cosas que sabe que necesita hacer y recapture ese primer amor.

 

(pase a la siguiente pista)

 

Continuemos y aprendamos más cosas que necesitamos entender de esto. Él los llama a arrepentirse. Y dice, “…porque si no las hacen, vendré a ustedes rápidamente; y removeré su candelero de su lugar a menos que se arrepientan.” Veamos esto en diferentes formas. Primero, Dios corrige a Su iglesia. Segundo, Dios corrige a cada uno de nosotros individualmente y espera que nos arrepintamos. Si no hay arrepentimiento entonces Él dice que va a removerlo. Veamos el número 1. ¿Removió Dios a una iglesia delante de nuestros propios ojos? ¡Sí! ¿Ha removido Dios a falsos hermanos, falsos ministros y falsos profesores? Sí, porque no se arrepintieron. Perdieron su primer amor. Dejaron de amar a Dios con todo su corazón, mente, alma y ser, y se envolvieron en sí mismos, y en sus propias doctrinas y sus propias posiciones y su propia religiosidad. Y esa es causa para ser removidos. Pero aquí tenían algo, que odiaban las obras de los Nicolaitas. Y los Nicolaitas son aquellos quienes tienen una jerarquía rígida y se enseñorean sobre los hermanos. Y los Nicolaitas son también aquellos quienes tienen una falsa gracia, como veremos en un momento.

 

Verso 7, “Aquel que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.…” (Apocalipsis 2:7). Muy importante. El Espíritu de Dios está en usted. Cristo dirige el Espíritu. Este lo guía y esta para traerlo al arrepentimiento. Y todo eso es parte de nuestro caminar cristiano. Porque estamos en el proceso de ser perfeccionados, paso a paso, día a día, semana a semana, mes a mes, año a año. Es por eso que siempre caminamos en fe, creemos en esperanza y vivimos en amor. Y así es como debemos conducir nuestras vidas.

 

Avancemos. Porque incluso en el mundo hoy en día tenemos a aquellos que están muriendo por Cristo. Incluso dentro de las iglesias de Dios están aquellos en lugares del mundo muy inciertos y malos que han sufrido la muerte por parte de aquellos que siguen a Satanás el diablo. Leamos eso aquí, la iglesia de Esmirna: “…Estas cosas dice el Primero y el Último, Quien estaba muerto pero está vivo Conozco sus obras y tribulación y pobreza (pero son ricos),…” Y cuando llega a los laodiceanos, a causa de que ellos tienen abundancia de cosas físicas creen que son ricos, que son espiritualmente rectos delante de Dios. Pero Dios lo ve de otra forma. Recuerde esto: Dios lo ve con otros ojos. Entonces ellos son ricos aunque están sufriendo tribulación.

 

“ …y la blasfemia de aquellos que se declaran a sí mismos ser judíos y no lo son, sino son una sinagoga de Satanás.” Una forma interesante de poner esto, ¿cierto? Una sinagoga de Satanás. Hablemos acerca de otra sinagoga de Satanás—el islamismo radical. Y ellos son los que están matando hermanos. Han habido algunos quienes han estado asociados con las iglesias de Dios en África quienes han sido asesinados por musulmanes. Entonces esto es una parte viva de la iglesia hoy en día. Y sí, aquellos hermanos puede que no tengan el entendimiento de doctrina, pueden no comprender todas las cosas que nosotros o entender las profundidades del plan de Dios, pero creen en Cristo. Están deseosos de morir por Su nombre. Están deseosos de pararse y ser contados. Y así Dios les dice, “No teman ninguna de las cosas que están a punto de sufrir. He aquí, el diablo está a punto de echar a algunos de ustedes a prisión,  para que puedan ser probados; y tendrán tribulación diez días. Sean fieles hasta la muerte, y les daré una corona de vida.” (Apocalipsis 2:9-10).

 

Veamos también otra situación. ¿Qué dijo Jesús al final? “Quien soporte hasta el fin, el mismo será salvo.” Y lo que vemos aquí todo el camino a través con las Iglesias de Dios es la carencia de aguante espiritual verdadero y consistencia. Entonces aquellos que mueren, van a recibir una corona de vida. Y Dios los mira con un amor mucho más grande y favor que aquellos quienes pueden tener más verdad, aquellos que pueden entender más doctrina pero la tratan con desdén y desprecio, frescura y terminan vadeando en sus vidas espirituales, y Dios tiene que corregirlos. Usted ve, aquí con la iglesia de Esmirna, aquellos quienes van a través y sufren estas cosas, no tienen corrección alguna que Cristo tenga que darles porque sus corazones son rectos con Él.

 

Vayamos ahora a las siguientes dos Iglesias, o tal vez a la más infiltrada con doctrinas satánicas. Porque Satanás quiere meter doctrina satánica en la iglesia. Porque él sabe que si puede hacerlo apartarse de la verdad tan solo un poquito, así como un barco desviado un grado, va a perder el puerto al final. O si está enviando un satélite a orbita, si está desviado un poquito no va a ir a orbita. Leamos Apocalipsis 2:12, “Y al ángel de la iglesia en Pergamo, escribe: Estas cosas dice Quien tiene la espada afilada de dos hojas.…” La cual encontramos en el libro de Hebreos, que es la palabra de Dios—“…más afilada que cualquier espada de dos filos, penetrando incluso a los pedazos divididos de alma y espíritu, de coyunturas y médula, y es capaz de discernir los pensamientos e intenciones del corazón.” (Hebreos 4:12), Cristo Quien es llamado la Palabra de Dios y el Espíritu de Dios. Entonces Él quiere que entiendan y hay corrección que viene.

 

Él dice, “Conozco sus obras y donde viven, donde está el trono de Satanás; pero se están aferrando a Mi nombre, y no niegan Mi fe, incluso en los días en los cuales Antipas fue Mi testigo fiel, quien fue asesinado entre ustedes, donde vive Satanás.” Permítame decirle algo, cuando usted está en medio de donde está Satanás, y Satanás está engañando al mundo entero, y él tiene forma de hacerlo. Él tiene un cristianismo falsificado. Él tiene su camino falsificado de hacer las cosas. Y con todas las presiones que llegan sobre la gente y estas cosas, es demasiado difícil resistirse a esas cosas. “Pero tengo unas pocas cosas contra ustedes porque tienen allá a aquellos que retienen la enseñanza de Balaam,…” (Apocalipsis 2:12-14).

 

¿Cuál es la enseñanza de Balaam? La enseñanza de Balaam es esta: “Unamos todas las religiones juntas.” Tomemos lo mejor de esta, y lo mejor de aquella, y lo mejor de la otra. Y no es eso lo que hizo la iglesia católica, y de lo que realmente los hermanos se arrepintieron en Pergamo, luego que dejaron lo que llegó a ser la iglesia católica porque la doctrina de Balaam es esta. “…quien enseñó a Balac a echar un bloque de tropiezo delante de los hijos de Israel, a comer cosas sacrificadas a ídolos y a cometer fornicación.” Físicamente y espiritualmente, y sacrificar a ídolos. Si quiere saber algo que enseña la Biblia, es esto: “No tendrán otros dioses delante de Mí, y no harán ningún ídolo o semejanza de lo que está en el cielo arriba, en la tierra abajo, e en el agua bajo la tierra; y no se inclinarán a adorarlos.” Y si hay algo que es tratado a través de toda la Biblia, es eso. Pero hoy, la gente tiene diferentes ídolos. Tienen ídolos en sus mentes. Tienen ídolos de sus doctrinas. Tienen ídolos de su forma de vida. Tienen ídolos de las cosas de ellos que sus manos han hecho. Y todo eso es parte de eso.

 

“…Más aun, también tienen a aquellos que retienen la doctrina de los Nicolaítas, tal cosa Yo odio.” Cuando esto llega a hacer cosas que Dios odia—y la iglesia es culpable de eso—sepa que la corrección va a llegar. Así como cuando los hijos de Israel estaban en su camino yendo a Monte Sinaí a reunirse con Dios. ¿No tuvo Él que corregirlos? ¿No tuvo que enseñarles? ¿No tuvo, en cierto sentido, que castigarlos? Sí. Note lo que Él dice aquí en el verso 16: “¡Arrepiéntanse!...” Y esto es lo que Dios quiere que hagamos todo el tiempo. El arrepentimiento no pasa tan solo antes de que se bautiza, sino el arrepentimiento ocurre diariamente. Porque mientras estamos venciendo el pecado, mientras estamos venciendo la naturaleza carnal, mientras vencemos las cosas de este mundo necesitamos arrepentirnos. Necesitamos tener nuestras mentes limpias. Necesitamos tener nuestros corazones purificados. “…Porque si no se arrepienten, vendré a ustedes rápidamente, y haré guerra contra ellos con la espada de Mi boca.” (Apocalipsis 2:14-16).

 

Tan solo pare y piense por un minuto. ¿No es en verdad una situación triste que Jesús tenga que pelear contra Su propia iglesia? Piense en eso por un minuto. Vea lo que le ha pasado al Israel antiguo. ¿No tuvo Dios que luchar contra Su propio pueblo a causa de lo que hicieron? ¡Sí! Entonces necesita haber cierto arrepentimiento entre las Iglesias de Dios. Hay muchas personas allá afuera con sus propias ideas. Y uno de los grandes ídolos que está allá afuera son los diversos esquemas de calendarios. Porque no consideran a Dios merecedor de entender el universo. Y tienen sus propios esquemas de calendarios.

 

Si usted está atrapado en algo de eso, le sugiero que haga exactamente como aquí, arrepiéntase. Y tenemos bastante material que muestra sin duda que Dios dio el Calendario Hebreo Calculado de modo que todos seriamos capaces de guardar las Fiestas en el día correcto que Él ha seleccionado. Porque cuando tenemos nuestros propios esquemas de calendario, ¿con que terminamos? Nombramos días que Dios no nombró. Y aun muchos de aquellos quienes tienen esto están incondicionalmente por el Sábado y por los Días Santos y en contra del domingo. Pero si usted establece sus propios Días Santos contrario a lo que Dios ha dado, ¿qué está haciendo? Lo mismo que establecer el domingo, ¿cierto? ¡Sí! Pero Dios dice, “arrepiéntanse.”

 

Pasemos a Tiatira. Tiatira en verdad fue llevada. Y como ve en el estado de algunas de las Iglesias de Dios hoy, entiende cómo puede pasar esto. Porque como aprendimos con la Fiesta de Panes sin Levadura, un poco de levadura leuda toda la masa; y si la deja crecer y crecer, y no entiende la magnitud de los problemas y dificultades hasta que se sale de las manos. Tan solo vea el problema de inmigración en todas las naciones de las 10 tribus de Israel hoy en día. Esta fuera de control.

 

Y esto es lo que ha pasado con la iglesia en Tiatira, aunque comenzaron bien. Leamos: “Y al ángel de la iglesia en Tiatira escribe: Estas cosas dice el Hijo de Dios, Quien tiene ojos como una llama de fuego, y Sus pies son como bronce fino. Conozco sus obras, y amor, y servicio, y fe, y su resistencia [entonces lo estaban haciendo bien], y sus obras; y las últimas son más que las primeras [entonces algunos de ellos se arrepintieron]. Pero tengo unas pocas cosas contra ustedes, porque permiten a la mujer Jezabel quien se llama a sí misma una profetisa, enseñar y seducir a Mis siervos a cometer fornicación y a comer cosas sacrificadas a ídolos.” (Apocalipsis 2:18-20). Y eso es exactamente lo que pasa cuando tiene su propia Pascua, su propio Panes sin Levadura—tan solo un paso distante de esta clase de idolatría.

 

Pero vea lo que pasó aquí. Jezabel era la hija del sumo sacerdote de Baal. Y Jezabel se casó con Acab, y Acab lideró a los hijos de Israel a pecar. Y esto incluso causó problemas para Elías. Entonces Dios cumple lo que Él dice. Si usted está allá afuera en el mundo, viviendo como el mundo, siendo como el mundo, actuando como el mundo, entonces está fornicando espiritualmente con el mundo. Contraste eso con esto: ¿cuánto estudia? ¿Cuánto ora? ¿Cuánto le cree en verdad a Dios?

 

Verse 21, “Y le di tiempo para arrepentirse de su fornicación,...” Dios nos da a todos espacio y tiempo para arrepentirnos. Es por eso que Él no viene sobre nosotros sino hasta que Él ve lo que vamos a escoger y hacer. Él envía pequeñas advertencias. Envía pensamientos a nuestras mentes. Envía situaciones para aterrizarnos, para avisarnos de lo que está teniendo lugar. Y algunas veces reaccionamos al instante, otras veces las dejamos permanecer. Y luego el problema crece y crece, y entonces finalmente Cristo tiene que hacer lo que Él hace aquí, en una forma, Él nos aterriza y nos ayuda a entender donde hemos estado haciendo mal. Es por eso que Él dijo aquí, “Y le di tiempo para arrepentirse de su fornicación, pero no se arrepintió.” Entonces si no hay arrepentimiento, ¿qué sigue? “He aquí, Yo la echaré en una cama, y a aquellos que cometen adulterio con ella a gran tribulación, a menos que se arrepientan de sus obras.” (Apocalipsis 2:21-22).

 

Entendamos esto. Vayamos al Salmo 86 otra vez. Entendamos algo de Dios que realmente necesitamos comprender. Y si tiene cosas en su vida de las que sabe que necesita arrepentirse, entonces recuerde esto: Dios está esperando que se arrepienta. Y Dios lo recibirá cuando se arrepienta. Salmo 86:1, “Inclina Tu oído, Oh SEÑOR, respóndeme, porque soy pobre y necesitado [esto es arrepentimiento]. Preserva mi alma, porque soy santo;…” Y todo el que Dios llama y tiene el Espíritu Santo es santo. “…Oh Tú Dios mío, salva a Tu siervo que confía en Ti.” Entonces debe restablecer esta confianza con Dios, y aquí esta como lo hace. “Sé misericordioso a mí, Oh SEÑOR, porque ruego a Ti todo el día.” Ir a Dios. “Alegra el alma de Tu siervo, porque a Ti, Oh SEÑOR, levanto mi alma. Porque Tú, SEÑOR, eres bueno y listo para perdonar,…”

 

Entonces el problema nunca es con Dios. Es por eso que no hay condiciones sobre Dios. Donde haya condiciones como, “si usted…“ entonces “Dios…” Así, si se arrepiente, entonces Dios perdonará. Pero este arrepentimiento tiene que ser del corazón, y tiene que ser, como cubrimos al principio, restableciendo el amor verdadero. “Porque Tú, SEÑOR, eres bueno y listo para perdonar, y rico en misericordia para todos aquellos que te invocan. Da oído, Oh SEÑOR, a mi oración, y atiende a la voz de mis suplicas. En el día de mi problema te invocaré, porque Tú me responderás” (Salmo 86:1-7). Y entonces esta es la apelación que fue hecha aquí por Cristo a la iglesia en Tiatira: “No sean derribados por cualquiera de estas cosas.”

 

Pensemos también en esto por un minuto. Igualemos todas estas cosas con lo que vemos ocurriendo en las Iglesias de Dios concerniente a su actitud hacia Dios, concerniente a la actitud hacia la doctrina, concerniente a su salud—espiritualmente y físicamente—concerniente al mundo en el que estamos viendo, y todo eso, Dios pesa todos esos factores juntamente y necesitamos en verdad acercarnos a Dios y entender que Él está allí para ayudarnos si nos arrepentimos.

 

Vayamos a Apocalipsis 2:23—arrepiéntanse de sus obras. Y sino, Él dice, “Y mataré a sus hijos…” En otras palabras, lo que sea que usted haga, si no se arrepiente y no está recto con Dios, de nada le va a servir. “Y mataré a sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que Yo soy Quien busca riñones y corazones [porque Cristo está en nosotros todo el tiempo]; y le daré a cada uno de ustedes de acuerdo a sus obras.” ¿Qué tan lejos puede llegar una persona y aun recuperarse? Solo Dios toma esa decisión. Pero vea el siguiente verso: “Pero a ustedes les digo, y al resto que está en Tiatira, a cuantos no tengan esta doctrina, y a quienes no han conocido las profundidades de Satanás, como ellos hablan: No echaré sobre ustedes ninguna otra carga, pero retengan lo que tienen hasta que venga.” Y luego todo el camino a través de cada una de las Iglesias—leamos esto en el verso 29: “Aquel que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:23-25, 29).

 

¿Tiene oído para oír? ¿Cómo es su caminar con Dios? ¿Cómo está firme con Dios? Porque Dios va a llevarlo a Monte Zion en el cielo arriba, como veremos, y el día de la Resurrección va a pasar. Y Cristo quiere que esté listo. Cristo lo quiere preparado. De eso se trata todo.

 

Luego tenemos a los que son el absoluto—como decimos—tal vez incluso la peor iglesia de todas, la iglesia en Sardis, que tienen un nombre que viven, pero están muertos. Note la advertencia que Él les da aquí. Él dice en Apocalipsis 3:2, “Sean vigilantes, y fortalezcan las cosas que permanecen [el poquito que queda, fortalézcalo], las cuales están a punto de morir. Porque no he encontrado sus obras completas delante de Dios.” Hay obras espirituales que debemos hacer, y Dios quiere que las hagamos, y necesitan ser completadas. “Por tanto, recuerden lo que han recibido y oído, y aférrense a esto, y arrepiéntanse [nuevamente, arrepiéntanse]. Ahora entonces, si no vigilan,…” Y Jesús nos dice que vigilemos: vigilarnos nosotros mismos, vigilar el mundo, “…Yo vendré sobre ustedes como un ladrón,…” Porque Dios siempre visitará por el pecado. Esto no está hablando de Su segunda venida aquí. Está hablando de Jesús tratando con cada uno de nosotros. “…y por ningún medio sabrán a qué hora vendré sobre ustedes.

 

¿Y no es esa la forma que siempre es? Cuando menos espera y esta menos preparado, a causa de que ha entrado en un estado cercano a la muerte. Entonces Cristo va a venir sobre usted. Ahora, un poco de ánimo aquí, “Ustedes tienen unos pocos nombres aun en Sardis que no han contaminado sus vestidos, y caminarán conmigo de blanco porque son dignos. Aquel que venza será vestido de prendas blancas; y no borraré su nombre del libro de vida, sino confesaré su nombre delante de Mi Padre y delante de Sus ángeles.

 

Entendamos algo aquí, muy importante de comprender: nuestros nombres escritos en el Libro de vida están allí y permanecerán allí de modo que en la resurrección seremos resucitados de los muertos. Pero también entendamos esto, si nos permitimos entrar en esa clase de condición espiritual, pueden ser borrados. Y como Dios le dijo a Moisés, “Quien quiera que haya pecado contra Mí, lo borraré de Mi libro” (Éxodo 32:33, parafraseado). Entonces esa es una advertencia tremenda, ¿cierto? Note el verso 6, “Aquel que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 3:2-6). Luego habla acerca de los filadelfianos. Iremos allí en un momento. Terminaremos con ellos. Pero vayamos aquí a los laodiceanos. Ustedes han escuchado esto muchas, muchas veces. Entonces vayamos al mensaje a los laodiceanos que encontramos en el libro de Colosenses 2. Porque esto es importante que entendamos y comprendamos. No solo fue esto escrito a los Colosenses, sino él también dio instrucciones entonces cuando esto fue leído a los colosenses, esto también debía ser  leído en la iglesia de laodicea.

 

Notemos el foco aquí, especialmente en Colosenses 2. Porque esto también tiene que ver con lo que somos confrontados hoy, con todo el espiritismo satánico allá afuera. Y necesitamos entender esto: este mundo absolutamente está yendo tras Satanás el diablo y todas esas enseñanzas. Tan solo la otra noche estaba pasando canales, porque es muy difícil tener algo que ver; y fui al canal National Geographic. ¿Y adivine que estaban presentando? Brujería, sesiones de espiritismo, atracción a demonios y al diablo e incluso usaban el nombre de Jesús en eso. Ese es uno de los problemas más grandes de los Laodiceanos. Se involucraron en filosofía. Y filosofía cambia la naturaleza de Dios, lo cual entonces es por qué hay gente involucrada en esta falsa doctrina de “un Dios solo en número”, y diciendo que Jesús no era Dios antes que Él llegara a ser un ser humano. Y Pablo estaba tratando con eso aquí en  Colosenses 2.

 

Comencemos justo aquí en Colosenses 2:1, “Ahora quiero que entiendan cuan gran preocupación tengo por ustedes, y por aquellos en Laodicea,…” Recuerde, estas son las palabras inspiradas de Dios. Dios tiene preocupación por todos Sus hermanos, “…y por tantos como no han visto mi cara en la carne; que sus corazones puedan ser animados, siendo tejidos juntamente en amor…” Note como enlaza esto con el mensaje a todas las iglesias: “…siendo tejidos juntamente en amor hacia todas las riquezas de la plena seguridad de entendimiento,…” No bienes físicos y riquezas físicas. Las riquezas de la plena seguridad de entendimiento que usted conoce a Dios, que usted conoce a Jesucristo, que conoce la Palabra de Dios, que conoce como vivir su vida delante de Dios en la forma que Él quiere. “…hacia el conocimiento del misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo;…” Él quiere que conozcamos las cosas grandes y fantásticas que tiene para nosotros. “…en Quien están escondidos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento.” Usted no va a ganar ningún conocimiento de las filosofías de este mundo. Ellas vienen de hombres que se profesan a sí mismos ser sabios, pero han llegado a ser tontos. Y creen que cuando usted cree en “solo un Dios en número,” que usted está hablando de un dios quien es el dios trascendente, quien no tiene forma ni ser. Y ese es el dios filosófico de todos los paganos. En Cristo están ocultos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento.

 

Entonces esto digo para que nadie pueda engañarlos con palabras persuasivas.” Tan solo porque una persona presenta un argumento, recuerde esto: no toda lógica es verdadera. Pero toda verdad es lógica. “Porque aunque estoy ciertamente ausente en la carne, sin embargo estoy con ustedes en espíritu, alegrándome y considerando su orden, y la firmeza de su fe en Cristo. Por tanto [aquí viene la advertencia], como han recibido a Cristo Jesús el Señor [como lo encuentra en las Escrituras], estén caminando en Él...” Ponga ahora todas estas Escrituras juntas que hemos visto, “...siendo arraigados y construidos en Él, y siendo confirmados en la fe, exactamente como fueron enseñados, abundando en ella con acción de gracias” (Colosenses 2:1-7).

 

Vayamos a I Juan 2 y veamos “estar caminando en Él.” ¿Cómo nos dice esto que debemos estar caminando en Él? Veámoslo. Muy básico, en el verso 3, “Y por este estándar sabemos que lo conocemos: si guardamos Sus mandamientos. Aquel que dice, “lo conozco,” y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él.” Pare y piense en esto por un minuto. No es entonces tonto que la gente y ministros en las Iglesias de Dios vayan a las Iglesias que guardan el domingo, cuyos ministros son mentirosos, y les pregunten, “¿Cómo entienden las Escrituras?” Tan solo piense en eso por un minuto. “De otro lado, si cualquiera está guardando Su Palabra, verdaderamente en aquel el amor de Dios está siendo perfeccionado....” Y eso es lo que Dios quiere en nuestras vidas, que el amor de Dios sea perfeccionado. Es por eso que estamos aquí. Es por eso que estamos haciendo lo que hacemos, de modo que podemos hacer—como vimos en el primer mensaje que fue dado a la iglesia en Éfeso—que no perdemos nuestro primer amor, que este está siendo perfeccionado. Y si lo es, él dice, “Por este medio sabemos que estamos en Él.” Y también quiere decir que sabemos que Él está en nosotros.

 

El verso 6 es la clave: “Cualquiera que reclame vivir en Él está obligándose a sí mismo también a caminar incluso como Él mismo caminó” (I Juan 2:3-6). ¿No es tremendo? Así es como debemos hacerlo. Así es como debemos vivir el camino de Dios. Y es por eso  que comenzamos que Juan estaba complacido cuando oyó que estaban caminando en la verdad.

 

Entonces lo que Pablo está escribiendo aquí en Colosenses 2:6—vayamos allí—“Por tanto, como han recibido a Cristo Jesús el Señor [y eso significa toda la Biblia entera], estén caminando en Él; siendo arraigados y construidos…” Entonces tiene raíces que le dan estabilidad, y usted está siendo construido—su fe y amor está siendo perfeccionado. “…construidos en Él, y siendo confirmados en la fe, exactamente como fueron enseñados, abundando en ella con acción de gracias.” Verso 8, uno muy importante, “Estén en guardia para que nadie los tome cautivos a través de filosofía y vano engaño, de acuerdo a las tradiciones de hombres, de acuerdo a los elementos del mundo, y no de acuerdo a Cristo” (Colosenses 2:6-8).

 

Muy importante. Vea todas esas propuestas doctrinales diferentes que salen y ¿que ve? Todas están diseñadas y presentadas con palabras persuasivas. Todas son diseñadas para guiarlo tan solo un poquito aparte de Cristo, y un poco más, y un poco más. Satanás sabe que él no puede hacer que aquellos que tienen el Espíritu Santo de Dios la rechacen instantáneamente. Entonces viene con un programa, paso a paso para deshacerse de eso. Y así es como lo hace. Así es como lo logra.

 

Volvamos a Apocalipsis 3 y hablemos un poco de laodiceanismo. Entonces si este es el problema—el cual lo es; ¿y no fue la filosofía traída por un profesor nativo griego, doctor de filosofía, lo cual colocó el escenario para derribar a una de las más grandes Iglesias de Dios en la historia de las Iglesias de Dios? ¡Sí! Porque la filosofía cambia la naturaleza de Dios. Y si cree que Jesús no existió hasta que Él fue concebido, está cambiando la naturaleza de Dios. ¿Qué pasa cuando entra en ese estado? Leamos aquí. Dice que ni caliente ni frio, tibios, los vomitará de Su boca. Verso 17, “Porque dicen, ‘Soy rico, y me he hecho adinerado,…” Note esto. Esta es la única iglesia que le contesta a Dios. Ninguna de las otras lo hacen. “Dios, ¿cómo puedes acusarme de esto? Mira todas estas bendiciones que tengo.” “…y me he hecho adinerado, y no tengo necesidad de nada’; y no entienden que son desgraciados, y miserables, y pobres, y ciegos, y desnudos.” ¿Cómo esta vestido espiritualmente? Entonces Él dice que no lo quiere desnudo. Así Él nos da consejo. Y esto es lo que necesitamos hacer hermanos, “…compren de Mi oro purificado por fuego para que puedan ser ricos [las verdaderas riquezas, aquellas como las que tenían en Esmirna]; y ropas blancas para que puedan estar vestidos, y la vergüenza de su desnudez no pueda ser revelada; y unjan sus ojos con colirio, para que puedan ver.

 

Entendamos esto. En todo esto, aunque está resaltando los errores, los problemas y dificultades, esto no es un asunto de condenación para derribar a la gente. Este es un mensaje urgente para despertar a la gente, desde el punto de vista como Dios está tratando con nosotros. Él dice, “A tantos como amo, regaño y castigo. Por tanto, sean celosos y arrepiéntanse.” (Apocalipsis 3:17-19). Y cuando tenemos este arrepentimiento, ¿cómo debemos implementarlo? Vayamos y veamos la iglesia en Filadelfia, la cual entonces es el modelo. Todos quieren ser filadelfianos. No todos pueden. Pero no obstante, cuando nos arrepentimos de estas cosas, sea laodiceanos o sardisitas o de Tiatira o de Pergamo o de Éfeso, la actitud que sea en la que estemos, la iglesia que sea que haya en el mundo y que estamos, podemos observar esto como el modelo sobre como necesitamos comportarnos y como necesitamos reaccionar para Dios.

 

Él dice aquí en Apocalipsis 3:8, “Conozco sus obras. He aquí, Yo he puesto delante de ustedes una puerta abierta, y nadie tiene el poder de cerrarla porque ustedes tienen poca fuerza [Dios está manteniéndola abierta], y han guardado Mi palabra,…” Allí esta, como leímos allá atrás al comienzo, Deuteronomio 8, el cual también está en Mateo 4 y Lucas 4, “El hombre no vivirá por pan solamente sino por toda palabra que procede de la boca de Dios.” “…han guardado Mi palabra, y no han negado Mi nombre.” Cuando trae todas esas falsas doctrinas y cosas que hemos cubierto, está negando el nombre de Cristo. “He aquí, Yo haré de aquellos de la sinagoga de Satanás,…” Él nos está diciendo aquí, no se preocupen por el mundo. No se preocupe por las conspiraciones que están allá afuera, todas las cuales son de Satanás quien está engañando al mundo. Dios va a voltear las mesas. “…quienes se proclaman a sí mismos ser judíos y no lo son, sino que mienten—he aquí, Yo los haré venir y adorar delante de sus pies, y les haré saber que Yo los he amado.

 

Piense en eso por un minuto. Eso es lo que Dios va a hacer al rico y al grande de este mundo. Ellos van a venir y humillarse delante de los pies de los hijos de Dios resucitados y reconocer que nosotros somos de Dios, y que ellos son de Satanás. Note, aquí hay una bendición y una promesa la cual Cristo ha dado: “Porque han guardado la palabra de Mi paciencia [entonces Dios reconoce y entiende lo que usted hace], Yo también los guardaré de la hora de tentación la cual está a punto de venir sobre el mundo entero para probar a aquellos que viven en la tierra.” Un gran evento mundial el cual está por venir, el cual es el anticristo y el falso profeta, y la marca de la bestia y todas esas cosas de tiempo final que van a venir. Él va a guardarnos y protegernos. Exactamente como lo hará, Dios sabe. Entonces lo que hacemos es dejarlo en Sus manos para mostramos que hacer. Confiar que Él velará por nosotros.

 

Él dice, “He aquí, Yo vengo rápidamente; retengan eso que tienen para que nadie pueda quitarles su corona.” No pierda lo que tiene. Preste atención a las advertencias. Arrepiéntase de las cosas que están mal. Oiga, dé oído al Espíritu. “Aquel que venza [lo cual podemos hacer, y somos victoriosos en Cristo] lo haré un pilar en el templo de Mi Dios, y él no saldrá más; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual descenderá del cielo de Mi Dios; y escribiré sobre él Mi nuevo nombre. Aquel que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis 3:8-13).

 

Entonces hermanos, en nuestro caminar con Dios mientras nos acercamos más y más al fin, mientras estamos alcanzando aquel tiempo cuando el reino de Dios va a llegar a esta tierra, cuando estamos alcanzando el tiempo cuando vamos a graduarnos de esta vida física y entrar a la tumba, y esperar la Resurrección, necesitamos prestar atención a las advertencias y enseñanzas de Dios y pedirle a Dios que esté con Su pueblo, perdonarlos, sanarlos, levantarlos y ayudarnos a todos a amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y ser.

 

Escrituras referenciadas

·              Levítico 23:9-11, 15-16,

·              Deuteronomio 2:7

·              Levítico 26:2,11-13,

·              Deuteronomio 8:1-3

·              II Juan 4-6,

·              II Corintios 6:14-18,

·              Salmo 86:11-17

·              Salmo 119:1-3

·              Salmo 138:1-2, 6-8

·              Apocalipsis 1:8-12, 17-20

·              Apocalipsis 2:1-4

·              Marcos 12:28-31

·              Apocalipsis 2:5

·              Apocalipsis 2:7

·              Apocalipsis 2:8-9

·              Apocalipsis 2:12-14

·              Hebreo 4:12

·              Apocalipsis 2:14-16

·              Apocalipsis 2:18-20

·              Apocalipsis 2:21-22

·              Salmo 86:1-7

·              Apocalipsis 2:23-25,29

·              Apocalipsis 3:2-6

·              Éxodo 32:33

·              Colosenses 2:1-7

·              I Juan 2:3-6

·              Colosenses 2:6-8

·              Apocalipsis 3:17-19

·              Apocalipsis 3:8-13

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones