| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Por qué Dios odia la religión?
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Epístola de Primera de Corintios
Atrás

Epístola de Primera de Corintios V

El Espíritu Santo de Dios; Espíritu en el hombre; Espíritu de Satanás

Fred R. Coulter

www.laVerdaddeDios.org

Continuemos en I Corintios 2, lo que quiero hacer es cubrir y profundizar un poco más en esta sección particular, acerca del Espíritu de Dios y el Espíritu de Dios revelándonos cosas.

I Corintios 2:10: “Pero Dios nos las ha revelado por Su Espíritu…” En este caso, el ‘nosotros’ se refiere al apóstol Pablo y a los ministros. Seguramente alguien va a decir que Dios no se las va a revelar a los miembros de la iglesia. ¡Ese no es el caso! Dios sí se las va a revelar a los miembros de la iglesia y esto no está intencionado como un privilegio ministerial sobre los miembros de la iglesia. Como algunos piensan ‘No te atrevas a decir o hacer algo, porque estarás en contra del ministerio.’ Pero estamos hablando de que ¡el Espíritu de Dios nos ha revelado cosas!

“…porque el Espíritu examina todas las cosas—incluso las cosas profundas de Dios. Porque ¿Quién entre los hombres entiende las cosas del hombre excepto por el espíritu del hombre el cual está en él? En la misma manera también, nadie entiende las cosas de Dios excepto por el Espíritu de Dios” (versos 10-11).

Después de ver todas estas cosas políticas que están sucediendo, estoy contento de que nosotros entendamos la Palabra de Dios y que tengamos Su Espíritu para entender. No entendemos completamente cómo va a ser cuando reinemos en el Reino de Dios, pero podemos aprender mucho al ver los errores que estas personas están haciendo. Así que sabemos que eso no va a estar en el Reino de Dios. ¡No será de esa manera!

Verso 12: “Entonces no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que pudiéramos saber las cosas graciablemente dadas a nosotros por Dios, tales cosas también hablamos, no en palabras enseñadas por sabiduría humana, sino en palabras enseñadas por el Espíritu Santo para comunicar cosas espirituales por medios espirituales” (versos 12-13).

El Espíritu Santo de Dios

Entendamos acerca del Espíritu de Dios. Yo probablemente tengo como dos pulgadas de artículos acerca del Espíritu Santo, de los que podríamos estudiar, pero no voy a hacer algo muy largo del Espíritu de Dios.

El Espíritu de Dios es el Poder de Dios—no una trinidad. No una tercera persona en la Deidad. Veamos donde habla acerca del Espíritu de Dios. Es interesante repasar esto, Génesis 1:1 revela a Dios, y el verso 2 revela el Espíritu de Dios.

Génesis 1:1: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin forma y vacía, y la oscuridad estaba sobre la faz del fondo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas… [¿Qué sucedió entonces? ¡Dios habló, y el Espíritu lo hizo! Ese fue el poder para hacerlo.]…Y Dios dijo, ‘Haya luz.’ Y hubo luz” (versos 1-3).

Vamos a ver cómo es que el Espíritu Santo es ¡el poder de Dios! Lucas 1—esto habla de cuando María iba a concebir por el Espíritu Santo. Lucas 1:35: “Y el ángel respondió y le dijo, ‘El Espíritu Santo…’”

Desafortunadamente, la Versión Reina Valera en inglés, dice ‘fantasma.’ Todos los pentecostales hacen un alboroto porque dice ‘fantasma.’ Es triste que haya tantas cosas que se podrían hacer con la radio y la televisión, pero es muy difícil sacar la Verdad por esos medios. De vez en cuando, los domingos paso los canales de televisión y veo a algunos de estos predicadores y ministros y es otra cosa. ¡Es increíble! Todos ellos son parte del mundo y están permitiendo que salgan más y más pentecostales en la televisión. Hablan del bautismo y del ‘Santo Fantasma.’  

La palabra griega para Espíritu es ‘pneuma’ y la palabra griega para Santo es ‘hagios’; y ‘pneuma’ es la palabra que usaron los traductores de la Reina Valera en inglés para decir ‘fantasma.’ Debería ser Espíritu.

Verso 35: “…‘El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra…” (verso 35). Tengo un argumento deductivo muy simple: SI el Espíritu Santo fuera una persona: ¿Quién era el Padre de Jesucristo? ¿Dios el Padre? O ¿El Espíritu Santo? ¡Sería el Espíritu Santo, SI fuera una persona! Ya que sabemos que eso no es cierto y Dios el Padre es el Padre, entonces el Espíritu Santo es el poder por el cual Dios hace las cosas. Por eso dice aquí:

“…el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra…” (verso 35). Mostrando que ¡es el poder de Dios!

Lucas 3:22: “Y el Espíritu Santo descendió sobre Él en forma corporal como una paloma…” Sobre Cristo. Ahora:

·             ¿Por qué hizo eso?

·             ¿Significa esto que el Espíritu Santo es una paloma?

·             ¿Significa que el Espíritu Santo tiene una forma corporal?

Hay personas que leerían eso y dirían que es así; dirían que el Espíritu Santo tiene una forma corporal. ¿Cómo puede ser una persona en una paloma? Nosotros los atraparemos en su propio razonamiento.

Lo que realmente dice, es que ‘si el Espíritu Santo descendió, que así fue; en forma corporal, que así fue, entonces la mayoría del tiempo no está en forma corporal. Vino como una paloma, sobre Cristo. Preguntémonos:

·             ¿Por qué hizo eso?

·             ¿Por qué el Espíritu Santo se manifestó a si mismo de esta forma particular, de forma corporal, como una paloma, cuando vino sobre Jesucristo?

·             ¡Para que los que estuvieran ahí, pudieran ver!

·             ¿A Quién se le dijo que lo vería?

·             ¡Juan el Bautista!

La razón por la que lo hizo, no fue porque era una paloma, ni porque tenía un cuerpo, sino porque Dios dijo que Juan sería capaz de identificar Quien era el Mesías. ¡Es muy simple!

Si se supone que el Espíritu Santo es una persona y también se supone que es una paloma, ¿Cómo podría ser un fuego? Esas son preguntas difíciles, que las personas no se han hecho. ¡Es el poder de Dios!

Lucas 4:1: “Y Jesús, lleno del Espíritu Santo…” Si es fuego, entonces Jesús tenía que estar lleno de fuego, ¿cierto? Si es una paloma, entonces Él tuvo que comer todo tipo de palomas, ¿cierto? Si es una persona, entonces Cristo está poseído, ¿cierto? Tendría que decir NO a todas esas posibilidades, porque ¡es el poder de Dios! ¿Puede una persona estar llena del Poder de Dios? ¡Sí! De eso está hablando.

Lucas 8:43—aquí está cómo obra el Espíritu Santo: “Y una mujer quien había sido afligida con un flujo de sangre por doce años, y había gastado todo su vivir en médicos, pero no podía ser curada por nadie,  vino detrás de Él y tocó el borde de Su manto; e inmediatamente el flujo de su sangre se detuvo. Y Jesús dijo, ‘¿Quién me tocó?’… [Solamente tocó el borde de Su vestidura]…Y mientras todos comenzaron a negarlo, Pedro y aquellos con Él dijeron, “Maestro, las multitudes están apretando y presionándote, y ¿Y tú preguntas, ‘Quién me tocó?’ Pero Jesús dijo, ‘Alguien me tocó, porque Yo sé que poder salió de mí’” (versos 43-46). La palabra griega para poder es ‘dunamis.’ Tenemos la palabra dinamita, que viene de esta palabra griega ‘dunamis.’ Significa que tiene poder.

Veamos la palabra griega para la frase ‘el poder del Altísimo vendrá sobre ti’ (Lucas 1:35) —la palabra para poder es ‘dunamis’—que significa poder o fuerza. La otra palabra para ‘poder’ es ‘exousia’—que significa el poder de autoridad, el derecho de hacer algo o la autoridad para hacer algo. Usted puede tener ‘exousia’—autoridad para hacer algo; pero si usted no tiene ‘dunamis’ no tiene el poder para hacerlo. Usted puede tener autoridad del estado, para construir una casa en cierta ubicación, pero primero tiene que remover esta roca gigante. Si usted no tiene el poder—el ‘dunamis’—para deshacerse de esta roca, no va a ser capaz de ejercer su autoridad—‘exousia’—para poner la casa ahí.

Entonces, cuando Jesús dijo en Lucas 8:46: “Pero Jesús dijo, “Alguien me tocó, porque Yo sé que poder salió de mí.’” ¿Le salió una paloma? ¡No! ¿Otra persona salió de Él? ¡No! Fue poder—el poder del Espíritu Santo. Así es como Él hizo todo lo que hizo.

Para entonces, la mujer estaba aterrada, pero probablemente también muy emocionada, verso 47: “Entonces la mujer, viendo que su acto no fue encubierto, vino temblando; y después de caer en frente de Él delante de todo el pueblo, ella declaró por qué causa lo había tocado, y cómo ella había sido sanada de inmediato. Y Él le dijo, ‘Sé de buen ánimo, hija, tu fe te ha sanado. Ve en paz’” (versos 47-48). A veces, cuando parece que va a venir la corrección, tal vez va a venir una bendición.

Esta mujer probablemente estaba aterrada, probablemente pensó ‘no quiero molestarlo. Si solamente pudiera llegar a Él y tocar su manto, seré sanada.’ Jesús hizo esto, no para corregir a nadie, sino para confundir incluso a Sus discípulos y hacerlos saber que Él sabía cuando se hacían las cosas, y que ¡el poder venía de Él!

Eso es asombroso, ¿no es así? Lo más que puedo llegar a comprender esto es con lo que llamamos electricidad estática. Creo que he besado a mi esposa dos veces con electricidad estática, y vaya que nos electrocutamos los labios.

En esta sección de I Corintios 2, vamos a ver que hay una combinación de tres cosas:

1.           El Espíritu de Dios

2.           El espíritu de hombre

3.           El espíritu de Satanás

Tito 3:5—de nuevo, vamos a estar hablando del Espíritu Santo como el poder de Dios: “No por obras de justicia las cuales practicábamos… [Para la salvación]…sino de acuerdo a Su misericordia Él nos salvó, a través del lavado de regeneración… [El bautismo]…y la renovación del Espíritu Santo, El cual Él derramó sobre nosotros ricamente a través de Jesucristo nuestro Salvador” (versos 5-6). Mostrándonos una vez más, que es el poder de Dios. ¡Él lo derrama sobre nosotros! Todavía no veo que se derrame una persona y no va a suceder. Es una comodidad que Dios nos da—una comodidad espiritual.

II Timoteo 1:6: “Por esta razón, te aconsejo que avives el don de Dios…” El Espíritu Santo es un don; Jesús lo llamó un don de Dios. No puede comprarlo. ¿Recuerdan lo que sucedió cuando Simón el Mago trató de comprarlo? Pedro dijo, ‘No puedes comprar el don de Dios con dinero.’

“…que está en ti por la imposición de mis manos… [Es algo que viene con la imposición de manos]…Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor… [Hay un espíritu de temor, y veremos de quien viene]…sino de poder, y de amor, y de buen juicio” (versos 6-7). Eso es lo que se supone que debe hacer el Espíritu Santo por nosotros; debe darnos estas cosas.

I Pedro 1:12: “A quienes fue esto revelado, no para sí mismos, sino que ellos estuvieron ministrando estas cosas para nosotros, las cuales ahora les han sido anunciadas por aquellos que les han predicado el evangelio por el Espíritu Santo, enviado desde el cielo—dentro de tales cosas los ángeles desean mirar.”

Veamos otro verso en el libro de Hechos, que se relaciona con la manera en que Dios nos revela cosas. Hechos 5:29—esto es cuando los apóstoles andaban predicando y los sacerdotes les dijeron que no predicaran en Su nombre.

Hechos 5:29: “Pero Pedro y los apóstoles respondieron y dijeron, ‘Estamos obligados a obedecer a Dios antes que a hombres. El Dios de nuestros padres levantó a Jesús a Quien ustedes mataron colgándolo sobre un árbol. A Él Dios ha exaltado por Su mano derecha para ser un Príncipe y Salvador, para dar arrepentimiento y remisión de pecados a Israel. Y somos Sus testigos de estas cosas, como lo es también el Espíritu Santo, el cual Dios ha dado a aquellos que lo obedecen’” (versos 29-32). Así que, el Espíritu Santo sólo puede ser dado cuando una persona está obedeciendo a Dios. Recuerden que:

·             ¡No puede comprarlo!

·             ¡No puede comercializarlo!

Es un poder que viene de Dios y usted tiene que ser obediente y estar amando a Dios, siendo sumiso para recibir y mantener el Espíritu Santo.

El Espíritu de Hombre

Dice, ‘Las cosas que conoce un hombre, salvan el espíritu de hombre que está en él.’ Pueden haber algunas personas que estén confundidas y piensen que el alma es lo mismo que el espíritu. Pero ¡No lo es!

I Tesalonicenses 5:23: “Entonces pueda el Dios de paz mismo santificarlos enteramente; y pueda todo su espíritu y alma y cuerpo ser preservado inocente hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.” Está mostrando que hay:

·             El cuerpo—el ‘corpus nephesh’

·             El alma—la vida física del cuerpo

·             El espíritu—también parte de la vida, pero es mayormente intelecto y el poder motivador en la mente, para darle pensamiento consciente.

Santiago 2:26: “Porque como el cuerpo sin el espíritu está muerto…” Si usted no tiene el espíritu, ¡el cuerpo está muerto! ¿Pueden mantener viva a una persona, aunque el espíritu no esté ahí? Pueden mantenerlo vivo por un tiempo, al mantener el alma física en la sangre. Ahí es donde está el poder de la vida física, en la sangre. Pueden mantener el cuerpo en existencia vegetal, aunque esté muerto.

Es lo que hicieron con una mujer que tenía cuatro meses de embarazo y tenía un tumor cerebral, y murió. ¡Estaba muerta! Pero mantuvieron vivo su cuerpo físico durante 12 semanas, y el bebé nació. Esa es una diferencia entre el cuerpo, el alma y el espíritu.

El espíritu en el hombre nos da el conocimiento de las cosas de los seres humanos. Eso es con lo que pensamos. Eso es lo que activa la parte física de nuestro cerebro, para hacerlo pensar. Es parecido a una computadora. La computadora será capaz de pensar y memorizar, si tiene un programa y electricidad. Al igual que con nuestro cerebro físico (como si fuera una computadora) la educación es un programa que le pone a una computadora, pero no va a hacer ningún bien a menos que tenga la electricidad—en este caso, el espíritu de hombre—para hacerla funcionar.

Muchas veces se escucha de personas que tienen una cualidad espiritual. A veces puede ser un poco más que el espíritu humano. Entones ¿Es el Espíritu de Dios? ¿O el espíritu de Satanás? ¿Cómo puede saberlo? La Biblia dice que ¡los conocerá por sus frutos!

Job 32:1: “Y estos tres hombres cesaron de responder a Job, por cuanto él era justo a sus propios ojos… [Incluso más justo que Dios]…Entonces se encendió la ira de Eliú hijo de Baraquel el buzita, de la familia de Ram. Su ira ardió contra Job, porque él se había justificado a sí mismo antes que a Dios. También se encendió su ira contra sus tres amigos, porque no habían encontrado respuesta aunque habían condenado a Job” (versos 1-3).

Al final de esto, Eliú no tuvo un sacrificio ofrecido en su nombre. Pero Job tuvo que tener uno para sí mismo y uno para sus tres amigos, pero no para Eliú.

Verso 4: “Y Eliú había esperado para hablar a Job, porque ellos eran más viejos de días que él. Cuando Eliú vio que no había respuesta en la boca de estos tres varones, entonces se encendió su ira. Y respondió Eliú hijo de Baraquel el buzita y dijo, “Yo soy joven, y ustedes son muy viejos; por tanto tuve miedo, y no me atreví a mostrarles mi opinión. Yo dije, ‘Los ancianos deberían hablar, y la multitud de años debería enseñar sabiduría’… [Se supone, ¿verdad?]…Pero hay un espíritu en el hombre y la inspiración del Altísimo les da entendimiento. Los grandes hombres no siempre son sabios; ni los ancianos entienden la justicia” (versos 4-9). Se trata de cómo uno piensa, no del hecho de que pueda pensar.

Eso es lo que importa. Es por eso que, cuando uno está discutiendo algo acerca de la Biblia, se trata de cómo llega a su conclusión. Siempre recuerden esto: Siempre empiecen con lo que saben, ¡con lo que está claro! ¡Eso es fácil de entender! Entonces da el siguiente paso y se asegura de que se verifique por ambos lados. Hay dos formas de razonar y tomar decisiones, que son muy importantes:

1.           Razonamiento deductivo—se basa en hechos comprobados que uno conoce, avanza al siguiente paso y después revisa dos veces desde el principio y pregunta: ¿Aun tiene validez?

En otras palabras, ¿A siempre es igual a B? Si usted continúa a C, ¿C es igual que A y B? Por ejemplo:

·             Dios es bueno—es así

·             Dios es amor—es así

·             Las leyes de Dios son correctas y buenas—son así

Por lo tanto, las leyes de Dios son buenas para nosotros. Ese es razonamiento deductivo.

2.           Razonamiento inductivo—por un paralelo o analogía.

Usted tiene que comprobar la existencia de Dios por medio de ambos razonamientos: deductivo e inductivo.

Aquí está el razonamiento inductivo: Usted va al trabajo una mañana y ve que hay un hoyo en la ventana. Va a abrir la puerta y ya está abierta. Usted entra y encuentra que todos los cajones del escritorio han sido saqueados y todo está al revés. Encuentra pisadas de lodo, no está el dinero, no hay muchas cosas de la oficina—la computadora, la máquina de escribir—y por lo que ve, concluye que entró un ladrón y se llevó estas cosas. No tiene pruebas absolutas, porque no lo ha visto. Ese es razonamiento inductivo.

De esto se tratan muchos de los misterios de asesinatos en la televisión.

Cuando se termina la investigación, se da cuenta que no hubo un ladrón ahí, sino que fue el jefe, quien había estado robando dinero de la compañía. Tenía una novia involucrada y estaban en problemas. Así que él tuvo que hacerlo parecer como si hubiera sido un ladrón, pero no era el tipo de ladrón que usted creía. Ahí es donde se rompe el razonamiento inductivo, cuando se trata de comprobar cosas absolutas.

Ahí es donde las personas se meten en problemas, al tratar de razonar con la Biblia—cuando usan razonamiento inductivo, en lugar de razonamiento deductivo. Llegan a las conclusiones equivocadas.

El espíritu en el hombre es el que nos da la capacidad mental, “…y la inspiración del Altísimo les da entendimiento” (verso 8). Vamos a ver que esto es muy importante, tratándose de cómo Dios nos revela cosas. También veremos que esto es muy importante con respecto a lo que Dios va a revelar y esa persona no necesariamente tiene que ser convertida para que Dios le revele algo por Su Espíritu. Dios revela ciertas cosas.

Génesis 41—este es el registro donde el Faraón tuvo el sueño y no podía entenderlo. ¿Alguna vez ha estado resolviendo un problema pero no puede hacerlo, y no deja de pensar en ello?

 

Génesis 41:8: “Y aconteció por la mañana que su espíritu se turbó, y mandó llamar a todos los magos de Egipto, y a todos los sabios. Y Faraón les contó su sueño, pero no hubo nadie quien pudiera interpretarlos a Faraón.”

·             ¿Inspiró Dios el sueño? ¡Sí!

·             ¿Era faraón convertido? ¡No!

Noten lo que sucedió cuando no pudo resolver esto en su mente: “…su espíritu se turbó…” Cuando hay algo que lo tiene intranquilo, o que no deja de pensar en eso y no puede resolverlo, ¿Qué sucede? ¡No puede dormir! ¡No puede pensar en nada más! ¡Su mente está obsesionada con eso!

Eso es lo que sucedió aquí. El poder espiritual intelectual de su mente está tan enfocado en resolver eso, que su espíritu está turbado. Cuando alguien se vuelve loco, ¿Qué sucede? No puede razonar correctamente y el espíritu trata de trabajar, pero no lo hace. También existe la posesión demoniaca.

Claro que hay personas que ven demonios detrás de todo: hay un demonio fumador, un demonio bebedor y van reprendiendo demonios por todos lados. Eso es parte de lo que hacen los pentecostales, que los mantiene encerrados en su propio demonismo.

Números 11:16: “Y el SEÑOR dijo a Moisés, ‘Reúne a Mí setenta varones de los ancianos de Israel, quienes tú sepas que son ancianos del pueblo, y los oficiales sobre ellos. Y tráelos al tabernáculo de la congregación para que puedan estar ahí contigo. Y Yo bajaré y hablaré ahí contigo. Y tomaré del Espíritu que está sobre ti, y lo pondré sobre ellos… [Dios está añadiendo una cantidad extra de Su Santo Espíritu, para que esté con estos hombres]… y ellos llevarán la carga del pueblo contigo para que no la lleves tú solo.’” (versos 16-17).

Repito, el Espíritu Santo está trabajando e interactuando con una persona que no es necesariamente convertida. Moisés lo era, pero ciertamente algunos de los ancianos no lo eran. ¿Recuerdan al hombre que hizo todas las talladuras y el trabajo en el oro para el tabernáculo—que está en el libro de Génesis? Él tenía un espíritu de sabiduría de parte de Dios, para hacer eso.

Salmo 32:2: “Bendito es el hombre a quien el SEÑOR no imputa iniquidad y en cuyo espíritu no hay engaño.” Ese es un verso muy interesante, ¿no es cierto? Tal vez esto nos ayude a entender lo que le puede suceder al espíritu de una persona. Se le da a usted para su intelecto y razonamiento, ¿cierto? Pero lo que sucede cuando se usa para engañar, es que le va a pasar algo y no va a funcionar apropiadamente. Aquí se le dice engaño.

Han escuchado de personas que dicen mentiras por tanto tiempo, que no pueden decir la verdad, incluso cuando la verdad es mejor. Eso significa que algo está mal en la mente. Hasta que se arrepienten y son sanados por Dios, ¡Están en problemas con Dios!

Salmo 51:10: “Crea en mí un corazón limpio, Oh Dios, y renueva un espíritu firme dentro de mí… [En otras palabras, corregirlo, renovarlo]…No me eches de Tu presencia, y no saques Tu Santo Espíritu de mí. Restáurame el gozo de Tu salvación, y Tu espíritu gratuito me sostenga” (versos 10-12). Ahí está de nuevo, la interacción del Espíritu de Dios con el espíritu del hombre.

Proverbios 16:18: “El orgullo va antes de la destrucción, y el espíritu altivo antes de una caída.” Habla de cómo el espíritu de hombre puede ser torcido y pervertido.

Verso 32: “Aquel quien es lento para el enojo es mejor que el poderoso, y aquel quien gobierna su espíritu es mejor que el que toma una ciudad.” Es algo que usted tiene que dominar y controlar.

¿Qué sucede cuando se vuelve altivo y perverso? Porque, sí hay espíritu perverso y habla de eso aquí, en el libro de Proverbios.

Proverbios 18:14: “El espíritu de un hombre sostendrá su enfermedad, pero ¿quién puede soportar un espíritu quebrantado?” Se puede herir. Las personas se pueden lastimar. El espíritu se puede herir hasta el punto en que es casi imposible que se recupere.

Han escuchado de ‘quebrar el espíritu’ de las personas. Quebrar el espíritu de sus hijos; quebrar el espíritu de un animal. Así pasa y nunca vuelve a ser igual. Si usted quiebra el espíritu de un caballo, nunca vuelve a ser igual. Ya no sirve. Es lo mismo si rompe el espíritu de una persona. A eso se le llama ‘lavar el cerebro.’ Significa que puede poner tal tensión en la mente y en el espíritu, que se pervierte, se tuerce, se hace incapaz de funcionar apropiadamente. Necesitan ser sanados. Así que, usted en verdad puede destruir a una persona y arruinar su espíritu—quebrar su espíritu.

También existe el ‘espíritu amargo.’ No es sólo una actitud, pero ¿Qué da la actitud? ¡El cómo usa su espíritu! Esto también muestra que usted, en su propio libre albedrio, es responsable por lo que le hace al espíritu que tiene. Si usted tiene autoridad sobre otras personas, también es responsable por lo que le hace a los que tienen ese espíritu.

Vamos a hablar un poco acerca de una de las cosas de las que yo estaba preocupado cuando estaba en Universal. Se dijo, ‘Los católicos pueden estar mal en todo, pero tienen la forma correcta de gobierno, desde la cima hasta los de abajo.’ ¡Ellos no tienen la forma correcta de gobierno! ¿Qué sucede cuando lee acerca de las iglesias en Apocalipsis 2 & 3? ¡Todas tienen sus problemas! Lo que fue inculcado en la Iglesia no fue un espíritu de amor, sino un espíritu de temor, que atacó las carnalidades de las personas. Nunca fueron capaces de ir más lejos.

(Ir a la siguiente pista)

El espíritu de Satanás/el espíritu del mundo

I Corintios 2:12: “Entonces no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios…”

Estaba escuchando un programa de radio y una mujer llamó y dijo, ‘Me encanta la navidad. Me encanta todo de ella. Me hace sentir tan bien. Recibo todos estos regalos y hago todas estas cosas.’ Ese es un ejemplo perfecto de una persona que está envuelta en el espíritu de este mundo. La palabra para espíritu es ‘pneuma.’

¿Quién es el dios de este mundo? ¡Satanás! Veamos el espíritu de este mundo—me imagino que algunas personas decían ‘¡Baal es maravilloso!’

II Corintios 4:1: “Por tanto, teniendo este ministerio, de acuerdo a como hemos recibido misericordia, no somos pusilánimes. Porque hemos renunciado personalmente a las cosas escondidas de ganancia deshonesta, no caminando en mañosa astucia, ni manipulando la Palabra de Dios engañosamente; sino por manifestación de la verdad, nos estamos encomendando nosotros mismos a toda conciencia de hombre delante de Dios. Pero si nuestro evangelio es escondido, es escondido para aquellos que están pereciendo; en quienes el dios de esta era ha cegado las mentes de aquellos que no creen…” (versos 1-4).

El espíritu de este mundo viene de Satanás el diablo, quien es el ‘dios de este mundo’ y quien es capaz de hacer algo con las mentes de las personas y lo hace por medio de poder espiritual. Aparte que, ahora él tiene todo para apoyar eso.

“…no sea que la luz del evangelio de la gloria de Cristo, Quien es la imagen de Dios, brille hacia ellos” (verso 4).

Llevemos esto un paso más allá. Satanás no tiene que hacerlo por medio de la posesión, no estoy hablando de posesión de Satanás, la posesión satánica es otra cosa.

Efesios 2:1: “Ustedes estaban muertos en transgresiones y pecados, en los cuales caminaron en tiempos pasados de acuerdo al curso de este mundo, de acuerdo al príncipe del poder del aire…” El griego aquí no es ‘dunamis’; en este caso particular es autoridad.

Satanás tiene ciertos poderes, pero son limitados. Tiene ciertos poderes para hacer ciertas cosas, pero él no puede estar en todos lados al mismo tiempo. Sino que él tiene poderes que se extienden más allá de sí mismo, pero no absolutamente por todo el mundo. Él es llamado el “…príncipe del poder del aire…”

“…el espíritu… [‘pneuma’—llamado el espíritu del mundo]…que está ahora trabajando dentro de los hijos de desobediencia” (verso 2). ¿Pueden haber personas que no estén poseídas por Satanás, pero que aun así están controladas espiritualmente por Satanás y en sintonía con él? ¡Sí! ¡Claro que puede ser! Especialmente aquellos que están dedicados a su adoración.

Verso 3: “Entre quienes también todos nosotros una vez tuvimos nuestra conducta en las lujurias de nuestra carne, haciendo las cosas deseadas por la carne y por la mente, y éramos por naturaleza los hijos de ira, así como el resto del mundo.”

Tampoco significa que todos los que no tienen el Espíritu de Dios necesariamente tienen el espíritu de Satanás. Sabemos que cada ser humano tiene el espíritu de hombre, el cual ha dado Dios. Esa es la poca luz que ilumina a todos los hombres y eso viene de Dios. ¿Qué se hace entonces con lo que estamos hablando aquí del espíritu del mundo, el espíritu del príncipe de la potestad del aire?

Veamos cómo él hace esto, Efesios 6:10: “Finalmente, mis hermanos, sean fuertes en el Señor, y en el poder de Su fuerza. Vístanse toda la armadura de Dios para que puedan ser capaces de aguantar contra las artimañas del diablo, porque no estamos luchando contra carne y sangre, sino contra principados y contra poderes, contra los gobernadores del mundo de la oscuridad de este siglo, contra el poder espiritual de maldad en lugares altos” (versos 10-12). ¿Es de sorprenderse que todas las políticas internacionales sean engañosas por naturaleza? ¡Ahí está!

Es por eso que cuando Herbert Armstrong fue con varios líderes mundiales con el fundamento con el que lo hizo, él no estaba predicando el Evangelio. Él los iba a visitar bajo los términos de ellos, y ¿Qué sucedió? Todo se involucró en la lujuria, engaño y pecado. Eso es lo que se tiene en contra.

Verso 16: “Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual tendrán el poder de apagar todos los dardos llameantes del maligno.” Así trabaja Satanás. En realidad podría traducir ‘dardos llameantes’ del griego como, misiles llameantes de pasión. Así que no es constante, viene como dardos.

En el mundo tienen cosas lindas, mostrando cupidos y cuando alguien está enamorado, ¿Qué sucede? Se supone que tienen un arco y flecha y le disparan con amor. Pero no son muñecos de cupido lanzando flechas pequeñas. Hemos visto:

·             El espíritu del poder del aire

·             El espíritu del mundo

·             El espíritu del temor

Cuando se usan las tácticas de Satanás en la iglesia de Dios, se van a tener los resultados del trabajo de Satanás. Vamos a temer a Dios, pero todos deberíamos andar con miedo de los ministros y estar temerosos de la autoridad. Esto es lo que sucedió, ¿no es así? Este es un medio de Satanás el diablo.

La primera vez que leí que se dijo que los católicos están en lo correcto, porque ellos tienen el gobierno de la cima hacia abajo, pensé: ¿Por qué la iglesia de Dios tiene que usar los medios de Satanás para hacer la obra de Dios? Para mí, no tenía ningún sentido. Después desperté para ver cuáles eran los verdaderos hechos de todo esto.

Romanos 8:14: “Porque tantos como son guiados por el Espíritu de Dios, esos son los hijos de Dios. Ahora ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud otra vez hacia temor…’” El espíritu de esclavitud es la actitud de pecado. También es un espíritu de temor.

Cuando usted controla a las personas con temor, está usando un medio de Satanás el diablo, que va a resultar en los mismos problemas y dificultades que se ven con otras organizaciones que usan eso. ¡No va a funcionar! Dios, siendo misericordioso, puede no dejar que los efectos salgan por completo, pero usar esa táctica no es correcto. Pregúntense:

·             ¿Por qué deberíamos estar temerosos?

·             ¿Qué es lo que deben hacer todas las personas grandiosas del mundo?

·             ¡Se deben aislar, para que las personas no lleguen a conocerlos!

Esto se hace por medio de la mística y por medio del miedo. Yo recuerdo lo que sucedió en Universal y esta es la primera vez que hablo de eso en mucho tiempo, así que discúlpenme. Debemos aprender lecciones de lo que hemos pasado, así que sólo lo mencionaré aquí. Cuando se usa el espíritu del temor, generalmente es para cubrir los pecados de la jerarquía— ¡nueve de diez veces! Decían ‘¿Cómo te atreves a cuestionar…?’

Primero que nada, ellos deberían estar en otro nivel y no hacer esas cosas. Entonces, no tiene que haber ese tipo de temor ni nada de eso. Estoy contento de que no tengamos nada de eso aquí. El temor puede ser un sustituto de la fe. ¡Las personas hacen cosas por miedo en lugar de hacerlo por fe!

Si usted tiene fe, Dios lo va a hacer. Y muchas veces, Él lo va a hacer en maneras que usted no pensaría. Muchas veces usted ni siquiera se va a dar cuenta. Con fe, Él nos va a proveer de una manera que no esperamos. ¡Es grandioso! Todo eso es parte de la fe.

Vamos a ver que todas estas cosas trabajan juntas con lo siguiente que encontramos, y lo hacen automáticamente.

I Corintios 2:10: “Pero Dios nos las ha revelado… [Vamos a hablar de cómo Dios hace posible que sepamos cosas]…por Su Espíritu, porque el Espíritu examina todas las cosas—incluso las cosas profundas de Dios.” La palabra para revelar, viene del griego ‘apokalupto’—es un verbo, y el sustantivo es ‘apokalupsis’—que es manifestación, revelación, venida, aparición. El verbo es revelar, mostrar, manifestar, o dar a conocer. Ahora:

·             ¿Cómo lo hace Dios?

·             ¿Es posible que Dios le revele algo a alguien que no está en la iglesia?

·             ¿Quién no está siendo llamado por Dios?

Romanos 1:17: “Porque en él la justicia de Dios es revelada de fe hacia fe, de acuerdo a como está escrito: ‘El justo vivirá por fe.’” Así es como va a suceder la revelación. ¡Es una revelación!

Verso 18: “Ciertamente, la ira de Dios es revelada desde el cielo sobre toda impiedad e injusticia de los hombres que suprimen la verdad en injusticia.” Dios revela ciertas cosas. Él se lo puede revelar a personas que no están en la iglesia. Él puede revelar Su enojo y eso es lo que está haciendo aquí:

Verso 19: “Porque eso que puede ser conocido de Dios es manifiesto… [Revelado]…entre ellos, porque Dios se los ha manifestado; porque las cosas invisibles de Él son percibidas desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que fueron hechas…” (versos 19-20).

Dios ha revelado que Él es el Creador, por medio de las cosas que Él ha hecho. Es tan anonadante, que son casi difíciles de creer las cosas que Dios ha hecho. Sin embargo, los hombres se dan vuelta y rechazan por completo a Dios. Pero Él se la ha revelado a ellos. En otras palabras, ¿Qué se hace para revelarle a una persona de mente carnal? ¡Se presenta evidencia física! Se tiene la evidencia física de la tierra; eso es bastante revelador, ¿no es así? ¡Sí! Está ahí, es evidencia física.

Verso 20: “Porque las cosas invisibles de Él son percibidas desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que fueron hechas—Su eterno poder y Divinidad—de modo que no tienen excusa.”

Llevemos esto un paso más allá. Veamos cómo el Espíritu de Dios puede revelarle cosas a aquellos que aún no son convertidos. Los discípulos todavía no eran convertidos, en este caso particular.

Juan 14:17: “El Espíritu de la verdad, el cual el mundo no puede recibir porque no lo percibe, ni lo conoce; pero ustedes lo conocen porque vive con ustedes… [La primera vez que hablamos del Espíritu de Dios en Génesis 1, vimos que el Espíritu sí puede rondar a alguien]…y estará dentro de ustedes.” Dios puede revelarles cosas a las personas por medio de Su Espíritu estando con ellos. Cuando está dentro de ellos, entonces tienen la filiación, que viene de Dios. Dios puede revelar esas cosas.

Veamos cómo funciona esto; veremos lo que dijo Jesús, Mateo 16:13: “Ahora, después de venir a las partes de Cesárea Filipo, Jesús preguntó a Sus discípulos, diciendo, ‘¿Quién declaran los hombres que Yo, el Hijo de hombre, soy?’ Y ellos dijeron, ‘Algunos dicen  que Juan el Bautista; y otros, Elías; y otros, Jeremías, o uno de los profetas.’ Él les dijo, ‘Pero ustedes, ¿quién Me declaran ser?’ Entonces Simón Pedro respondió y dijo, ‘Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo.’ Y Jesús respondió y le dijo, ‘Bendito eres, Simón Bar-Jona, porque carne y sangre no te lo revelaron, sino Mi Padre, Quien está en el cielo’” (versos 13-17).

Así que, el Espíritu de Dios, estando con Pedro—no en él—trabajó en su mente y le reveló esto, que Jesús era efectivamente el Hijo de Dios.

No puedo decirles cuantas veces me ha pasado esto, cuando Dios me estaba llamando, antes de que me bautizara. Yo fui capaz de ver claramente por primera vez, ciertas cosas de la Biblia. Es como levantar las cortinas. ¡Estoy seguro que eso es lo que les sucedió a ustedes!

Mateo 11:25—esto se conecta con todo el tema de I Corintios, acerca de que la insensatez de Dios es mayor que la sabiduría de este mundo: “En ese momento Jesús respondió y dijo, ‘Te alabo, Oh Padre, Señor del cielo y la tierra, que has escondido estas cosas de los sabios e inteligentes, y las has revelado a bebés.’”  Recuerden, es el Espíritu de Dios el que nos revela estas cosas.

Verso 26: “Sí, Padre, porque fue bien placentero a Tu vista hacer esto. Todas las cosas Me fueron entregadas por Mi Padre y nadie conoce al Hijo excepto el Padre, ni nadie conoce al Padre excepto el Hijo, y aquel a quien el Hijo personalmente escoja revelárselo’” (versos 26-27). Para que usted entienda acerca de Jesucristo, tiene que ser una revelación Divina supernatural.

Pienso que si tenemos esto en mente y realmente apreciamos lo que Dios ha hecho, podemos amar más a Dios, podemos agradecerle a Dios, amarnos unos a otros y tratarnos como deberíamos hacerlo.

Mientras continuamos con I Corintios, vamos a ver que el apóstol Pablo tenía algunas cosas muy duras para decirles. Él estaba dejando muy en claro:

·             Cuánto los amaba Dios

·             Cuánto hizo Dios para revelarles estas cosas

¡Es muy importante!

Es como cualquier otra cosa que usted hace, ¡La primera vez es fantástica! Después de eso, se vuelve una rutina. Espiritualmente hablando, pasamos por todas las iglesias, desde la Iglesia en Éfeso, hasta la Iglesia en Laodicea y para cuando se llega a Laodicea, es simplemente una rutina.

Pero, si hacemos lo que el apóstol Pablo le dijo a Timoteo, de ‘avivar el Espíritu que está en ti’; avivamos esas cosas y nos damos cuenta de que esto ha venido de Dios. Lo dice ahí, verso 25: “En ese momento Jesús respondió y dijo, ‘Te alabo, Oh Padre, Señor del cielo y la tierra, que has escondido estas cosas de los sabios e inteligentes, y las has revelado a bebés.’” ¡Dios nos ha revelado estas cosas!

¡Eso es algo tremendo en qué pensar! Entender que, el Dios que ha hecho todo lo que hay, ha llegado a mi vida y a su vida y nos ha dado de Su Espíritu Santo, y ¡nos ha dado de Su Hijo para que podamos entender!

¡Es absolutamente maravilloso! ¡Me faltan palabras para expresarlo correctamente! Espero que con el Espíritu de Dios, pueda expresarlo un poco mejor, cuando continuemos la próxima vez.

 

Escrituras citadas:

1)          I Corintios 2:10-13

2)          Génesis 1:1-3

3)          Lucas 1:35

4)          Lucas 3:22

5)          Lucas 4:1

6)          Lucas 8:43-48

7)          Tito 3:5-6

8)          II Timoteo 1:6-7

9)          I Pedro 1:12

10)       Hechos 5:29-32

11)       I Tesalonicenses 5:23

12)       Santiago 2:26

13)       Job 32:1-8

14)       Génesis 41:8

15)       Números 11:16-17

16)       Salmo 32:2

17)       Salmo 51:10-12

18)       Proverbios 16:18, 32

19)       Proverbios 18:14

20)       I Corintios 2:12

21)       II Corintios 4:1-4

22)       Efesios 2:1-3

23)       Efesios 6:10-12, 16

24)       Romanos 8:14-15

25)       I Corintios 2:10

26)       Romanos 1:17-20

27)       Juan 14:17

28)       Mateo 16:13-17

29)       Mateo 11:25-27, 25

Escrituras mencionadas, no citadas:

Apocalipsis 2; 3

 

 

 

 

Atrás
Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones