| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Libros |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia |  | Abre mis ojos | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Sermones en Vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2022

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Seis dias antes de la ultima Pascua de Jesús
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Temas varios
Atrás

Fe bajo fuego

Russel Kemp—Diciembre 24,2021

www.laVerdaddeDios.org

 

Buenas noches a todos y ciertamente bienvenidos a este servicio del viernes por la noche que hacemos comenzando el Sábado. Muy agradecido de estar aquí. Lo siento que tengo problemas y no soy tan inteligente con el computador. Y créanlo o no, yo solía trabajar en electrónica en el ejército, pero creo que eso fue hace unos cien años, o bastante cerca a eso de todos modos.

 

El título del sermón de esta noche es “Fe bajo fuego.” Quiero que todos miren hacia atrás un par de meses. Hace unos meses, cuando estábamos en la Fiesta de Tabernáculos y ciertamente todos esperamos ese período de tiempo, esperamos el momento, en que como entendemos, Satanás será atado y veremos un mundo diferente con la gente siguiendo las leyes de Dios.

 

Desafortunadamente, ahora mismo estamos de regreso en el mundo de Satanás y vamos a tener que lidiar y luchar con las actividades diarias del mundo de Satanás hasta el momento en que Cristo regrese. Entonces sabe con lo que estamos lidiando y estamos viviendo, ciertamente viviendo en tiempos muy inestables por decir lo menos.

 

Estamos viendo un período de tiempo donde tenemos fronteras abiertas en nuestro país. Estamos viendo un período de tiempo en el que Rusia está concentrando 100 000 soldados en la frontera de Ucrania diciéndonos que nos mantengamos al margen de sus asuntos. Estamos viendo a China haciendo lo mismo, están a punto de tomar control de Taiwán, y prometimos proteger a Taiwán, pero nos dicen que debemos mantenernos al margen de sus asuntos. Estamos viendo a Hezbolá e Irán nuevamente preparándose para atacar a Israel.

 

Vivimos en una sociedad sin ley en nuestro propio país, es un mundo aterrador bastante difícil en el que vivimos y si realmente le creemos a los profetas Isaías, Ezequiel, Jeremías, Joel, Amos, Obadías o el que usted quiera y lo que ellos predicen, si lo que predicen vendrá, entonces podríamos enfrentar un futuro muy difícil, así que para sobrevivir a algunas de estas profecías, se requerirá una fe inquebrantable.

 

Entonces hago la pregunta, ¿Cómo mantendrá su fe cuando sea probada y refinada por fuego? Iré a eso en tan solo un minuto pero antes de que veamos la fe bajo fuego necesitamos entender qué es la fe. Así que comencemos por definir la fe. Encontramos la definición de fe en Hebreos 11, el capítulo de la fe. Creo que es muy claro, muy explícito, así que comencemos allí en Hebreos 11:1: “Ahora, fe es la sustancia de cosas esperadas, y la convicción de cosas no vistas.” Está definido allí, así que la fe es la esperanza que tenemos de las cosas que no podemos ver en verdad.

 

Luego, en el versículo 3 Pablo nos dice “Por fe entendemos que los mundos fueron creados por la palabra de Dios, así que las cosas que son vistas fueron hechas de cosas que son invisibles.” Podemos ver las cosas que vemos en el mundo, vemos ríos, vemos las estrellas, vemos los planetas, vemos toda la creación de Dios pero no estábamos allí, no vimos la creación, no vimos las cosas que sucedieron. No podemos ver a Dios pero aceptamos que Él creó todas esas cosas que vemos.

 

Entonces nuevamente, ¿qué sucede cuando nuestra fe está bajo fuego? En otras palabras, lo que puede sacudir nuestra fe y la esperanza que tenemos y quiero resaltar esa palabra “esperanza.” Cuando entramos en pacto con Dios a través del bautismo, nunca se nos garantizó que sería un paseo al parque en este mundo hoy. Podríamos ir atrás y mirar a Jeremías. A Jeremías Dios le dijo que lo protegería pero mire todo con lo que tuvo que lidiar. Vea por lo que hemos tenido que pasar cuando entramos en ese pacto.

 

La Biblia nos da muchos ejemplos de fe probada por fuego. Quiero dar un vistazo a algunos de ellos porque es instructivo para ver cómo reaccionaron en las situaciones en las que se encontraban. Quiero que entienda que la fe es lo primero antes que todas las cosas porque sin fe no tendremos esperanza. Si quiere tener esperanza tiene que tener fe en las cosas que no puede ver.

 

Así que ¿Qué podemos aprender de aquellos que han tenido su fe probada por fuego? Sabemos que Pedro sufrió debido a su fe, así que comencemos con Pedro. I Pedro 1 para nuestro primer ejemplo y comencemos en el versículo 3. Esto es donde Pedro nos dice que tenemos una esperanza viva. I Pedro 1:3: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Quien, de acuerdo a Su abundante misericordia, nos ha engendrado otra vez hacia una esperanza viva a través de la resurrección de Jesucristo de los muertos;...” De aquí es de donde viene nuestra esperanza y ¿cuál es esa esperanza?

 

Versículo 4: “Hacia una herencia incorruptible y sin mancha e inmarcesible, reservada en el cielo para nosotros, quienes estamos siendo guardados por el poder de Dios a través de la fe, para la salvación que está lista a ser revelada en los últimos tiempos.”  Y esperamos esos tiempos, ustedes saben que tenemos una promesa de cosas que no podemos ver en esta vida, pero a través de la fe tenemos esperanza que lo que se ha prometido realmente sucederá.

 

Versículo 6: “En esto ustedes mismos se alegran grandemente;...” Pero luego termina con una advertencia de que podemos enfrentar pruebas, dice “...aunque por el momento,...” En otras palabras, hablando de nuestra vida física en este momento, dijo “...si es necesario, estén en aflicción por un rato por varias pruebas.” Y voy a entrar en eso un poco. Todos enfrentamos pruebas con las que vivimos.

 

Vivimos en un mundo en el que va a enfrentar esos problemas, por lo que se nos advierte sobre enfrentar esas pruebas. Sin embargo, Pedro quiere que el lector esté preparado para estas pruebas, así que, ¿qué podemos aprender de la advertencia de Pedro? Pedro nos advierte que podemos enfrentar pesadez a través de muchas pruebas y tentaciones que enfrentamos en esta vida. Debería ser normal que nos regocijemos si realmente conocemos la verdad y creemos en la verdad y si tenemos fe en la verdad deberíamos regocijarnos y nos dice que lo hagamos. Sin embargo, cuando nos ponen a prueba y Pedro dice que lo estaremos, a menudo nos enfrentamos el desánimo.

 

Sé que he estado allí, he tenido esos días de desánimo cuando me enfrentaba a pruebas. Como dije antes, la vida no siempre es un paseo al parque. Primero, debemos entender que esos tiempos son solo temporales. Todas las pruebas son temporales y la vida física en sí es temporal. Este cuerpo físico en el que estamos ahora mismo no durará para siempre, algunos de nosotros quienes somos un poco más viejos nos damos cuenta de que nos estamos acercando a que eso sea hecho de todos modos.

 

Algunos cristianos parece que creen que una vez son bautizados y reciben el Espíritu de Dios, todos sus problemas terminan y las pruebas se van. Incluso de alguna manera caí en esa categoría hace varios años, cuando pensaba que ahora que estoy bautizado, muchos de estos problemas desaparecerán, pero bueno, no fue así. Supongo que pensamos que a través de la fe en Jesucristo deberíamos haber terminado con las pruebas y ahora solo viviremos en el tren de lo bueno. Eso no es lo que se nos enseña y está lejos de la verdad de la realidad.

 

En este mundo vamos a tener problemas. En Juan 16:33 se nos dice explícitamente  “...En el mundo tendrán tribulación.” Así que pare y piense. Los cristianos no somos inmunes a las enfermedades. Justo después de la Fiesta, mi esposa y yo pasamos por un mes de Covid. No fue algo agradable de tratar y estoy seguro de que muchos de ustedes han lidiado con eso y peor. No somos inmunes a las enfermedades y no somos inmunes a la muerte, todas estas cosas son reales, solo de un vistazo a las solicitudes de oración que recibimos a diario y multiplíquelas por todas las iglesias de Dios y obtiene una imagen bastante buena de las muchas pruebas a los que nos enfrentamos como cristianos.

 

Tenemos  problemas financieros y entraré un poco en eso. Dudo seriamente que cualquiera de nosotros pueda pasar por la vida sin tener uno o dos problemas financieros. Sé que puedo mirar hacia atrás en mis primeros años con una esposa y cinco hijos y ella no podía trabajar y yo tuve que tener dos trabajos de tiempo completo para poder proporcionar el ingreso. No fue algo agradable de hacer, pero algo que hacemos. Así que he estado allí y sé algo de eso. También como padres, tenemos problemas con nuestros hijos. Recuerdo a un diacono, hace muchos años, tal vez a mediados de los 80 nos dijo a mi esposa y a mí una vez que si crías a tus hijos como Dios espera, no tendríamos ningún problema con ellos. Bien, vivimos muy cerca de su propia hija, a quien conocíamos bastante bien y su propia hija tiene tremendos problemas terribles.

 

Lauren y yo hemos tenido 9 hijos que hemos criado, los amamos a cada uno de ellos como estoy seguro de que ustedes aman a todos sus hijos, pero hemos tenido nuestros problemas con ellos a lo largo del tiempo. No son perfectos y, por supuesto, podemos mirar los ejemplos bíblicos de los hijos de algunos de los profetas y de los reyes. Vea los hijos del rey David, mire a Absalón mire con lo que tuvo que lidiar así que a veces tenemos problemas con nuestra propia familia, nuestros propios hijos.

 

¿Qué tal el trabajo? Soy afortunado de ser jubilado. Ya no tengo que lidiar con esos problemas, pero lo hice. ¿Alguna vez tuvo problemas con su jefe o sus compañeros de trabajo? Si puede pasar la vida sin ningún problema relacionado con el trabajo me gustaría saber el secreto de eso. Sin embargo, todas estas pruebas no toman a Dios por sorpresa y Él sigue siendo el mismo en todas las situaciones, no cambia, como dice en Hebreos 8:13 que Jesucristo es el mismo ayer y hoy y siempre, pero estas pruebas tienen un propósito e incluso nuestra fe está siendo probada por el fuego, eso es parte del propósito de estas pruebas.

 

Volvamos a I Pedro 7: “Para que la prueba de su fe, la cual es mucho más preciosa que el oro que perece, aunque esté siendo probada por fuego, pueda ser encontrada hacia alabanza y honor y gloria en la revelación de Jesucristo;...” ¡Qué maravillosa declaración! ¡Estamos siendo probados! ¿Qué tan bien sabía Pedro esto? Jesús le había revelado Su muerte en la cruz por venir y Jesús le advirtió a Pedro que esperara el rechazo del mundo y así fue. Pedro experimentó persecución por su fe y finalmente fue asesinado, fue apedreado, finalmente fue martirizado.

 

Esteban sabía de estas pruebas y murió como un mártir. Santiago sabía de estas pruebas y finalmente murió por su fe y a lo largo de la historia los cristianos han enfrentado estas pruebas y en muchas partes del mundo están perdiendo la vida por su fe. Eso está sucediendo hoy en el mundo para aquellos que todavía siguen y creen en Jesucristo.

 

Las pruebas definitivamente prueban nuestra fe. Sin embargo, podemos triunfar a través de Jesucristo en estas pruebas, nuestra fe se está siendo perfeccionada, aunque algunas veces ellas pueden ser duras nos están ayudando a ser perfeccionados. Es como el oro que está siendo purificado por el fuego y cuando Cristo regrese revelará que nuestra fe es real. En vez, estas pruebas son temporales y no durarán para siempre, pero las recompensas que se nos prometen son eternas y durarán para siempre.

 

Nuevamente se nos dice por Pedro continuando en el verso 8: “A Quien, no habiendo visto,...” y recuerda la definición de fe “...ustedes aman; en Quien, aunque en el tiempo presente no lo ven, creen, y se alegran con gozo indecible, y llenos con gloria.” Ejemplo perfecto de fe y aunque no vemos a Cristo, Él está con nosotros durante estas pruebas que enfrentamos.

 

En Hebreos 13:5 Cristo nos dice “En ninguna forma los dejaré jamás; no—nunca los abandonaré en ninguna forma.” Entonces no tenemos que enfrentar estas pruebas solos, no son agradables, son difíciles pero no las enfrentamos solos. 

 

Sabemos que Pablo tenía algún tipo de problema físico, algún tipo de debilidad física y él le pidió a Cristo que lo sanara y por alguna razón que no sabemos, Cristo eligió no curarlo de este problema, pero le dijo como está registrado en II Corintios 12:9 le dijo a Pablo “Mi gracia es suficiente para ti; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad.

 

Algunas veces solo tenemos que soportar las pruebas. Di un sermón creo que hace un año o dos cuando estaba en Panamá City y pasé por un huracán de categoría 5 llamado “Michael” y estas son cosas que soportamos pero debemos aguantar hasta el final. Vamos a ver el ejemplo de una madre que está en Mateo 15 y las lecciones para nosotros.

 

Mateo 15:21: “Entonces Jesús se fue de ahí y se retiró al área de Tiro y Sidón. Y, he aquí, una mujer cananita quien vino de aquellos limites le rogó, diciendo, “Ten misericordia de mí, Señor, Hijo de David; mi hija esta poseída gravemente por un demonio.” ” Ella está llamando a Cristo y pidiendo ayuda. Mateo dice que esta hija estaba poseída por un espíritu inmundo, la hija aparentemente estaba controlada por pensamientos inmundos y probablemente sufría de ataques de ira. Piense en eso como un padre. Sin embargo note la oración de la mujer gentil, ella dice “Ten misericordia de mí, Señor, Hijo de David...” Ella sabía quién era Él. Esta mujer creía en Cristo y que Él tenía el poder de sanar a su hija, pero observe la respuesta de Cristo en el versículo 23.

 

Verso 23: “Pero Él no le respondió ni una palabra. Y Sus discípulos vinieron y le solicitaron, diciendo, “Échala, porque ella está gritando detrás de nosotros.” Increíble, este es un ejemplo perfecto para mí de la fe bajo fuego. Ella tenía fe de que Cristo podía sanar a su hija. Ella estaba clamando por ayuda y Cristo no respondió. Dijimos que para tener esperanza debe tener fe. Cristo era su única esperanza y Él no respondió. ¿Cuántas veces hemos orado y no parece que obtengamos una respuesta? Pero note que esta mujer no se iba a rendir y siguió pidiendo ayuda. También note el amor y la compasión de los discípulos cuando dijeron que la echara que les está molestando. Espero que no nos molesten aquellos que parecen tener más fe que nosotros. ¿Nos enojamos porque recibimos demasiadas peticiones de oración? ¿Por qué los discípulos querían que la enviaran lejos y no se involucraron? No lo sé. Podríamos hacer una suposición, tal vez solo estaban felices de ser discípulos de Cristo. Ellos disfrutaban que Él hablara enseñándoles y ella era una molestia.

 

Piense en las dimensiones de la fe de esta mujer. Piense en esto: ella era una gentil, una mujer de Canaán, ella reconoció a Jesús como el Mesías y lo llamó Señor. Aparentemente creía que Jesús era más poderoso que Satanás. Ella tenía una hija poseída y podía ver más allá de lo que parecía ser un rechazo. Cristo le dijo en el versículo 24: “No he sido enviado sino a las ovejas pérdidas de la casa de Israel,” pero esta mujer tuvo fe y perseverancia. Vea su respuesta en el versículo 25: “Señor, ¡ayúdame!” ¿Alguna vez ha estado de rodillas pidiendo ayuda a Dios?

 

Entonces Cristo respondió en el versículo 26 y dijo: “No es adecuado tomar el pan de los hijos y tirarlo a los perros.¿Qué tal esto para desanimarse? Pero fíjese en la respuesta humilde de la mujer a Jesús: “Sí, Señor, pero aun los perros comen de las migajas que caen de la mesa de su maestro.” Su fe en Cristo fue persistente e infalible y como resultado Cristo le respondió en el versículo 28: “Oh mujer, ¡grande es tu fe! Como has deseado, así sea para ti..” Nos rendimos en nuestras oraciones? Como resultado de su fe, su hija fue sanada desde ese mismo momento. Cuando nuestra fe está siendo probada por el fuego necesitamos ser fervientes y debemos ser persistentes en nuestras oraciones.

 

Nuestro próximo ejemplo es uno de simplemente ser agradecidos. Solo el ser agradecidos! Esto nos ayuda a obtener la respuesta correcta. Como sabe, no hace mucho celebramos el Día de Acción de Gracias. Vayamos al libro de Jonás. Sabemos que Jonás tuvo una gran acción de gracias. Conocemos la historia de Jonás así. que no voy a entrar en todos los detalles de la historia. Sabemos que él se negó a hacer la voluntad de Dios de ir a Nínive. Odiaba a Nínive, odiaba al pueblo y ellos eran enemigos de Israel, así que no lo hizo, en cambio, huyó a Tarsis. Finalmente resultó en que fue arrojado al mar y tragado por el gran pez y en este punto Jonás sabía que obviamente estaba en serios problemas. Como algunos de nosotros, pecamos, hacemos las cosas mal a veces y sabemos que estamos en serios problemas.

 

Probablemente él pensó, y puedo imaginarlo, que su vida había terminado. Cuando hacemos acción de gracias, por lo general sigue a una liberación de algún tipo de peligro. Eso fue cierto para los primeros que llegaron a USA cuando leímos la historia con el frío invierno, la enfermedad se había cobrado muchas vidas. Sin embargo, se animaron cuando cosecharon una buena cosecha y llegó el momento de dar las gracias y eso es lo que realmente creó nuestro primer Día de Acción de Gracias. Deténgase y piense en las vidas peligrosas que vivimos hoy. Nos guste o no, estamos a tan solo un latido de la muerte. No estoy tratando de ser negativo en esto, estoy tratando de ser real. La vida es temporal, a un latido de la muerte, y estamos vivos solo por la buena gracia de Dios.

 

No sé cuántos de ustedes recuerdan a Dave Ramsey, él tomó a uno de estos gurús financieros que siempre están en la radio, y él solía decir “a veces estoy mejor de lo que merezco.” Tenemos que estar agradecidos con Dios y me siento de la misma manera, probablemente no merezco la bondad que Dios me ha dado en mi vida pero estoy agradecido. Note la oración de Jonás desde el vientre del gran pez. Jonás. 2:2: “Clamé al SEÑOR por razón de mi aflicción. Y Él me respondió. Desde la barriga de lo invisible clamé por ayuda, y Tú oíste mi voz.” Jonás clamó a Dios pidiendo ayuda porque sabía que obviamente estaba en serios problemas y, como Jonás, todos tenemos problemas y probablemente enfrentaremos más a medida que pase el tiempo, y espero que no sea tan terrible como la situación de Jonás pero no obstante son problemas.

 

En algún tiempo cada uno de nosotros estuvo perdido en el pecado como se indica en Romanos 3:23. Es una Escritura muy común. “Porque todos hemos pecado, y estamos destituidos de la gloria de Dios.” Sabemos que todos merecemos la pena de muerte como es declarado en Romanos 6:23. Todos merecemos morir, pero Cristo murió y pagó esa pena por nuestra muerte como se indica en Romanos 5. No vamos a ir a todos estos porque no tenemos tiempo para ir por todo eso. Y en el versículo 8, como Jonás, hemos sido rescatados por Cristo de la muerte porque sin Él todos sufrimos la pena de muerte.

 

Cuando estamos en problemas y nuestra fe está siendo probada por fuego y Dios nos salva, necesitamos estar agradecidos por esa salvación. Dios ha sido bueno con nosotros y necesitamos ser agradecidos y realmente hemos sido bendecidos en esta nación. Estoy un poco preocupado por lo que lo que se ve ahora, pero realmente hemos sido bendecidos. No creo que ningún ser humano en la tierra haya vivido nunca tan bien como mi generación de personas en la historia del mundo. La liberación de Jonás se produjo como resultado de que él le dijo a Dios que estaba agradecido. Note el capítulo 2:9: “Pero sacrificaré a Ti con la voz de acción de gracias; cumpliré esto lo cual he prometido....” lo que debió haber hecho la primera vez… “¡La salvación pertenece al SEÑOR!

 

¿Y cuál fue el resultado de esa oración de agradecimiento? Versículo 10: “Y el SEÑOR habló al pescado, y este vomitó a Jonás en la tierra seca.” Él debía apestar en ese momento pero debió haber estado muy agradecido. Cuando nuestra fe está bajo fuego, debemos ser fieles y agradecer a Dios que nos ha traído con seguridad y nos ha ayudado a superar esas pruebas que enfrentamos.

 

Creo que probablemente la mayor prueba de fe por fuego en las Escrituras es la historia de Job. Voy a ir a Job y permítanme leer un poco del capítulo 1 para tener una idea de quién es Job. Job 1:1 nos dice que Job era: “...inocente y recto, y uno quien temía a Dios y se apartaba del mal.” Un hombre bueno, un hombre piadoso. Verso 2: “Y le nacieron siete hijos y tres hijas.” Que afortunado, diez hijos. Verso 3: “Y también sus posesiones eran siete mil ovejas y tres mil camellos, y quinientas yuntas de bueyes, y quinientas asnas, y un hogar muy grande, tanto así que éste hombre era el más grande de todos los hombres de oriente.” Ni hablar de bendiciones. Él fue verdaderamente bendecido pero también fue fiel según lo que leemos.

 

Así que tenemos una imagen bastante buena aquí de que Job tenía una familia feliz, era un hombre bueno, piadoso y próspero y obviamente le estaba yendo muy bien en la vida. Tenía una gran familia, acabamos de mencionar 7 hijos, 3 hijas y por lo que acabamos de leer él era saludable, era rico, estaba bien y luego vino el día en que los castillos de Job comenzaron a caer. Satanás fue a Dios y dijo “quiero probar a Job, a este hombre fiel. Quiero ponerlo a prueba.” Y el resultado comienza en el verso 13. Y si creemos que tenemos problemas, veamos. “Ahora, hubo un día cuando sus hijos e hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano mayor. Y allí llegó un mensajero a Job y dijo, “Los bueyes estaban arando, y los burros alimentándose al lado de ellos. Y los sabeos cayeron sobre ellos, y se los llevaron. Sí, ellos han matado a los siervos con el filo de la espada, y sólo yo he escapado para decirte.” ” Noticias bastante devastadoras pero continúan.

 

Verso 16: “Mientras él estaba aún hablando, allí también llegó otro y dijo, “El fuego de Dios ha caído desde los cielos y ha quemado las ovejas y los siervos, y los destruyó. Y sólo yo he escapado para decirte.” ” Más noticias devastadoras. Verso 17: “Mientras él aún estaba hablando, allí también llegó otro y dijo, “Los caldeos formaron tres escuadrones y arrasaron sobre los camellos, y se los han llevado, sí, y han matado a los siervos con el filo de la espada. Y sólo yo he escapado para decirte.” ” He enfrentado pruebas pero nada como esto. Verso 18: “Mientras él aún estaba hablando, allí también vino otro y dijo, “Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano mayor. Y, he aquí, un gran viento vino desde el lugar desolado y golpeó las cuatro esquinas de la casa, y cayó sobre los jóvenes, y están muertos. Y sólo yo he escapado para decirte.”

 

He criado muchos hijos, he sido muy afortunado con su salud. Si usted cree que tiene problemas, el enemigo de Job robó sus bueyes, mató a los que los cuidaban sus ovejas, a sus pastores. Fueron muertos por un rayo y los caldeos robaron sus camellos, mataron a sus cuidadores y finalmente sus propios hijos e hijas murieron todos en una tormenta. ¿Cree que eso es suficiente para sacudir su fe? Podríamos seguir leyendo el libro de Job y saber que las cosas solo empeoraron. Sabemos que tenía furúnculos y que vivía con un dolor terrible. Sin embargo, por el propósito de fe, veamos cual fue su actitud, versículo 20: “Y se levantó Job, y rasgó su túnica, y rapó su cabeza, y cayó sobre la tierra y adoró.” En otras palabras, puso su confianza en Dios incluso después de esa devastación.

 

Y luego declaró en el versículo 21 que su fe era todavía inquebrantable. “Y dijo, “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo regresaré allí. El SEÑOR dio, y el SEÑOR ha quitado. Bendito sea el nombre del SEÑOR.” ” ¿Cómo podía Job mantener su fe? Sé que mi hermano y mi padre, ambos, perdieron mucha fe durante la pérdida de un hijo, el hijo de mi hermano, a causa de la leucemia. Fue algo horrible por lo que pasar. Él tenía 6 o 7 años, no recuerdo. Mi hermano no estaba en ninguna iglesia de Dios en particular, pero lo recuerdo contándome la historia la noche en que su hijo estaba muriendo, él le dijo que iba a estar con los ángeles y su hijo lo miró y le dijo “no quiero estar con ángeles, quiero estar contigo.” Es difícil perder un hijo o un miembro de la familia sin importar quien sea.

 

Job vio al Señor como la fuente de la vida cuando dijo que el Señor dio. Y ustedes saben que los padres son tan solo socios de Dios para dar vida. Toda vida viene del Señor, y como muchos de ustedes he sido testigo del milagro del nacimiento y qué bendición, qué tremenda bendición de Dios. Job sabía que el tiempo que pasó con sus hijos fue por gracia y estoy seguro de que recordó todos los buenos momentos, todos los momentos divertidos y todos los momentos que la familia pasó junta.

 

Job sabía cómo dice en Santiago 1:17 “Todo buen acto de dar y todo regalo perfecto es de arriba.” Dios es el gran dador y el regalo más grande de todos era su propio hijo. Job veía al Señor como Soberano en cuanto la duración de la vida cuando dijo “el SEÑOR ha quitado.” Hay dos cosas muy sorprendentes acerca de la vida: su duración cuando la muerte parece cercana y su brevedad cuando el futuro parece seguro. Nuestro aliento está literalmente en las manos de Dios. Dice en Daniel 5:23 “...en Cuya mano está tu aliento y todos tus caminos.”

 

Job entendió que la vida es corta a lo sumo. Ustedes saben que la infancia parece como si fuera ayer para todos nosotros. Obviamente pueden verme y no soy un hombre joven pero a veces miro hacia atrás y me pregunto ¿qué pasó con todos esos años en los que fui un niño? Fui un adolescente en la década de 1950. Qué vida tan maravillosa y, como muchos de ustedes, no puedo creer lo rápido que ha pasado el tiempo desde que yo era un niño. La vida es fugaz. También miro a mis hijos y recuerdo abrazarlos cuando no eran mucho más grandes que mis manos, ahora van desde los 40 hasta los 60 años. ¿Dónde pasó el tiempo? Tenemos que permanecer fieles a Dios desde el primer día hasta nuestro último aliento. Job se mantuvo fiel. Eventualmente él cuestionó a Dios y él aprendió muchas lecciones de eso.

 

Demos un vistazo a otro ejemplo de fe. Vamos a Lucas 21. Aquí nos presentan a una viuda pobre de Jerusalén. Hay muchas cosas que no sabemos acerca de esta mujer, no se nos dice su edad, no sabemos su nombre, no sabemos cómo es ella, no sabemos cuántos hijos tiene o la razón de la muerte de su esposo, simplemente no se nos dan esos detalles. Sin embargo, sabemos que ella era una mujer de fe y que era muy pobre, pero lo que ella hizo, lo que realmente logró, ha hecho que la recordemos hasta este mismo día y está escrito en las Escrituras. Por cualquier razón que no se nos dice, su fe la llevó al lugar de adoración. Solo se nos dan algunos versículos sobre esta situación.

 

Comencemos en el capítulo 20 y versículo 46 para preparar el escenario para este evento. Cristo aquí cuando está hablando con los apóstoles y les dijo: “Tengan cuidado de los escribas, quienes les gusta caminar en túnicas, y les encanta los saludos en las plazas de mercado, y las sillas principales en las sinagogas, y los lugares principales en las cenas; quienes devoran las casas de viudas, y como pretexto oran en gran duración. Estos recibirán el juicio más grande” Ahora Lucas 21:1: “Cuando Él miró para arriba, vio a los hombres ricos lanzando sus ofrendas en la tesorería. Luego también vio a una cierta viuda pobre dejando caer dos pequeñas monedas. Y Él dijo, “De verdad, les digo, esta pobre viuda ha puesto más que todos ellos; porque todos estos de su abundancia han echado en las ofrendas para Dios; pero ella, de su pobreza, puso todo el sustento que tenía.”

 

Ustedes saben que la tesorería estaba en el templo en Jerusalén y aparentemente muchos habían venido a dar ofrendas y a adorar, quizás algunas personas eligieron permanecer alejadas por varias razones, no lo sé. Incluso hoy en día, es posible que algunos no asistan a los servicios porque no sienten que su ropa sea lo suficientemente buena en realidad. De hecho eso me recuerda a un hombre que estaba en la Universal y fue obligado a salir de Filipinas cuando Marcos fue derrocado. Él llegó a Jacksonville, Florida en donde yo vivía en ese momento y se me pidió que lo ayudara a establecerse y parte de la razón fue por que pasé mucho tiempo en las Filipinas, especialmente durante Vietnam. En ese tiempo, este hombre y su esposa tenían muy poco porque tuvieron que huir rápidamente y él vestía lo que tenía y era la vestimenta estándar en las Filipinas para los servicios del Sábado.

 

Recuerdo a varias personas yendo al ministro y quejándose de la forma en que vestía para los servicios del Sábado. ¡Qué vergüenza! Algunos pueden no haber asistido al templo con esta viuda porque pensaban que habían demasiados ricos allí y no soy parte de eso y tal vez simplemente estaban avergonzados de ir porque no podían llevar una gran ofrenda. No sabemos, no se nos dan detalles. Y tal vez otros hayan escogido estar lejos porque han trabado muy duro toda la semana y están demasiado cansados para asistir. Pero esta pobre viuda, esta mujer, era rica en fe y su escasez de fondos no la impidió ir al templo y aparentemente la fe de esta viuda la movió a ofrendar, una razón para dar.

 

Muchos habrían pensado que no podían darse el lujo de dar y que cada centavo era necesario para ganarse la vida, otros pueden haber pensado que era bueno dejar que los ricos dieran. Pero aquí está viendo a esta pobre viuda considerando dar como un acto de adoración. Ella no podía dar mucho, pero no podía evitar dar, así que dio dos monedas pequeñas de cobre y estoy seguro de que muchos consideraron su ofrenda como insignificante. Pero esta ofrenda era importante para la viuda y ella quería hacer algo por el Señor.

 

La fe de esta viuda la llevó a dar todo lo que tenía y Jesús vio que ese era el regalo más grande del día. Dijo que ella dio más que todos los demás. Dios mide nuestras ofrendas según nuestra capacidad de dar. Todos los demás dieron parte de su riqueza pero esta viuda no se guardó nada. Imagine la lucha interna para dar esta ofrenda, no le quedaría nada a ella. Su fe la obligó a darlo todo y a poner su confianza en Dios. Su fe fue probada por fuego y ella dio todo lo que tenía no retuvo nada. ¿Tenemos nosotros ese tipo de fe?

 

Veamos un ejemplo más de la fe siendo probada por fuego. Nuevamente, todo esto es familiar. Vamos a Daniel 6. ¿Qué sabemos acerca de Daniel? Sabemos que él y sus amigos fueron llevados cautivos a Babilonia por Nabucodonosor probablemente alrededor del 530 a.C, que es el tiempo estimado de la escritura del libro de Daniel. Sin embargo ellos probablemente fueron parte de la deportación que tuvo lugar alrededor del 605 a.C.

 

En el capítulo 1 leemos de Daniel rechazando comer la comida del rey. En los capítulos 2 y 4 leemos acerca de Daniel interpretando los sueños de Nabucodonosor. No vamos a entrar en detalles sobre eso. En el capítulo 5, Daniel predice la muerte de Belsasar. Luego en el capítulo 6 leemos acerca de Daniel siendo promovido por Darío el medo a la máxima categoría presidencial. Imagine esto, sacado prácticamente de la esclavitud y entrando al reino. Darío vio que Daniel era diferente y sentía algún tipo de espíritu especial en Daniel.

 

Cuando Daniel fue ascendido es cuando la trama realmente comienza a complicarse. Comencemos en Daniel 6 y en el verso 1 para ver el ascenso de Daniel. Daniel 6:1: “Agradó a Darío colocar sobre el reino a ciento veinte sátrapas, que ellos pudieran estar sobre todo el reino. Y sobre ellos habían tres presidentes (Daniel fue uno de ellos), de modo que estos sátrapas pudieran dar cuenta a ellos, y el rey no sufriera perdida. Entonces este Daniel se distinguió por encima de los presidentes y sátrapas porque un espíritu incomparable estaba en él. Y el rey estaba planeando colocarlo sobre todo el reino.” Todo un logro, especialmente para un judío exiliado.

 

Sin embargo, la gente de fe no siempre es popular como veremos en el versículo 4: “Entonces los presidentes y gobernadores buscaban encontrar ocasión en contra de Daniel concerniente al reino. Pero no podían encontrar ocasión o falta porque él era fiel. Tampoco había error alguno o falta encontrada en él.” Al mirar el pasado, podemos ver que servir a Dios siempre ha sido un asunto costoso en cierta forma. Muchos cambios tuvieron lugar cuando decidí seguir a Dios. Los profetas a menudo fueron ignorados y encarcelados o apedreados. Juan el Bautista fue encarcelado y luego fue decapitado. Pablo fue encarcelado, apedreado y finalmente martirizado. Todos los apóstoles fueron martirizados excepto Juan que fue exiliado.

 

En Juan 15 Jesús advirtió a sus discípulos que serían rechazados por el mundo. No siempre es un paseo por el parque. Los cristianos durante siglos han y aún continúan sufriendo por su fe. Somos muy afortunados hasta ahora, en este punto, en esta nación hemos sido muy afortunados. No siempre lo son aquellos en el resto del mundo. Cuando su fe es probada por fuego, ¿resistirá la persecución? Los enemigos de Daniel buscaban una falta en él pero no encontraron nada. ¡Qué crédito para este hombre fiel! Nos recuerda la conclusión de Pilato sobre Jesús cuando dijo: “No encuentro falta en Él.”

 

La única oportunidad para los enemigos de Daniel era el hecho de que él era un hombre de fe. Ellos iban a usar eso en su contra. Él era un hombre de oración y entonces ellos encontraron una manera de acusarlo por orar. Verso 5: “Entonces estos hombres dijeron, “No encontraremos ninguna ocasión en contra de este Daniel a menos que la encontremos en contra de él concerniente a la ley de su Dios.” ” Por guardar la ley Dios. Esto suena como hoy donde no quieren oración, no quieren a Dios, quieren sacarlo de nuestras escuelas públicas, de nuestra sociedad, de todo lo público y eventualmente buscarán mantenerlo fuera de nuestros propios hogares.

 

Verso 6: “Entonces estos presidentes y gobernadores se reunieron para el rey, y le dijeron esto: “Rey Darío, vive por siempre. Todos los presidentes del reino, los prefectos, y los sátrapas, y los oficiales y gobernadores, han consultado juntamente que el rey establezca un estatuto, y hacer un decreto fuerte, que quien quiera que pida una petición de cualquier dios u hombre por treinta días, excepto de ti, Oh rey, él será tirado en el foso de leones. Ahora, Oh rey, establece el decreto y firma el escrito, de modo que no pueda ser cambiado, de acuerdo a la ley de los medas y persas la cual no puede ser revocada.” Por tanto el rey Darío firmó el escrito y el decreto.

 

Esto suena como parte de la basura que recibimos de Washington por las leyes. Ellos sabían que Daniel continuaría pidiéndole a Dios y este complot lo sentenciaría a muerte, pero la fe, cuando es probada por fuego, siempre encuentra ayuda en la oración. Observe la respuesta de Daniel al decreto del rey. Verso 10: “Y cuando él supo que el documento fue firmado, Daniel fue a su casa. Y sus ventanas estaban abiertas en su cuarto superior hacia Jerusalén; y él se arrodillaba en sus rodillas tres veces al día y oraba, y daba gracias delante de su Dios, como lo hacía antes.” No hubo cambio, eso es fe. Daniel no estaba dispuesto a dejar de orar a Dios y continuó orando como antes, nada cambió y observe el hecho de que oraba con las ventanas abiertas. No oraba en secreto, no se avergonzaba de Dios. ¿Tratamos nosotros de esconder nuestra fe del público o vivimos en la fe?

 

Por supuesto, como era de esperarse el rey sentenció a Daniel al foso de los leones. Él había firmado el documento, prometió que lo haría. Pero realmente se pone muy interesante de aquí en adelante. Dice, verso 16: “Entonces el rey ordenó, y trajeron a Daniel y lo tiraron en el foso de leones. El rey habló y dijo a Daniel,...” Aquí es donde realmente se pone interesante, dijo: ““Tu Dios, a Quien tu sirves continuamente, Él te librará.” ” ¿No es interesante que el rey tenía confianza en las oraciones de Daniel? Y creía que su Dios lo libraría.

 

Note verso 18: “Entonces el rey fue a su palacio y pasó la noche ayunando. E instrumentos no fueron llevados ante él, y su sueño huyó de él.” Dios en verdad protegió a Daniel de los leones. Verso 21: “… “Oh rey, vive por siempre. Mi Dios ha enviado a Su ángel, y ha cerrado las bocas de los leones, y ellos no me han herido porque delante de Él inocencia fue encontrada en mí. Y también delante de ti, Oh rey, yo no he hecho ningún daño.” ” La fe de Daniel lo fortaleció.

 

Comenzamos definiendo la fe como está escrito en Hebreos 11. Volvamos a Hebreos 11 donde describe a muchos de los fieles pero vayamos al verso 33 donde explica por lo que pasaron todos. Estoy trayendo esto porque estamos enfrentando algunos tiempos que no hemos visto en mucho tiempo en estos últimos años y no parecen estar llegando a un final rápido. No sé lo que traerá el futuro pero necesitamos estar preparados con fe.

 

Hebreos 11:33 hablando de los fieles dice: “Quienes por fe fueron victoriosos sobre reinos, obraron justicia, obtuvieron promesas, cerraron las bocas de leones, extinguieron la furia del fuego, escaparon el filo de la espada, fueron fortalecidos de la debilidad, llegaron a ser poderosos en guerra, e hicieron volver los ejércitos de extranjeros. Mujeres recibieron sus muertos restaurados a vida; y otros fueron torturados, no aceptando liberación, para que pudieran obtener una resurrección superior; y otros soportaron la prueba de burlas y flagelaciones crueles; sí, y más aún, de cadenas y prisión.” Como Pablo y Pedro.

 

Verso 37: “Fueron apedreados a muerte, fueron aserrados en dos, fueron interrogados brutalmente, y muertos por la espada. Anduvieron en pieles de oveja y en pieles de cabras, siendo destituidos, oprimidos y maltratados; de quienes el mundo no era digno; vagaron en desiertos y en montañas, viviendo en cavernas y en agujeros en la tierra.” No estamos ahí aun.

 

¿Cuál es el resultado final aquí? ¿Por qué estoy hablando? ¿Qué deberíamos estar haciendo? Se nos dice en el capítulo 12:1 que después de ver esta gran multitud de testigos, tenemos que correr la carrera con perseverancia. Y en el versículo 2 se nos dice: “Teniendo nuestras mentes fijas en Jesús, el Iniciador y Terminador de nuestra fe; Quien por el gozo que tenía delante de Él resistió la cruz,...” Me atrevo a decir que ninguno de nosotros ha soportado eso. ...”aunque despreció la vergüenza, y se ha sentado a la mano derecha del trono de Dios.” Luego Pablo nos dice en el verso 3: “Ahora, mediten profundamente en Quien resistió tan gran hostilidad de pecadores contra Sí mismo para que no lleguen a estar cansados y desmayen en sus mentes.

 

¿Hacia dónde va nuestra fe? Nuestro foco debe estar en Jesucristo y luego él nos recuerda en el versículo 4: “Ustedes aún no han resistido al punto de perder sangre en su lucha contra el pecado.”  Hermanos estamos enfrentando algo de esto y estoy seguro de algunos tiempos difíciles por delante. Vamos a pasar por pruebas, se nos promete que vamos a enfrentar pruebas, vamos a ser probados por fuego. Necesitamos estar agradecidos por todas las bendiciones que Dios ha derramado sobre nosotros. No sabemos lo el futuro traiga, podemos adivinar que al igual que Job todas las cosas podrían cambiar rápidamente mañana. Todo es temporal.

 

Se nos ha advertido cómo será a medida que se acerque el final de esta era. Vaya a Mateo 24 vaya a Deuteronomio 28. Nuestra fe será probada por fuego en esta vida. Sin embargo, Dios tiene un propósito en todas las cosas, así que permítanme terminar con lo que Pablo nos dice en el versículo 11. Él dijo: “Ahora, verdaderamente, ningún castigo parece ser gozoso por el momento, sino doloroso;...” En otras palabras, nuestras pruebas no son agradables de soportar, sin embargo, Pablo nos recuerda que… “sin embargo, después rinde los frutos pacíficos de justicia a aquellos que han sido ejercitados por el.

 

Hermanos, que Dios nos dé la fortalece para soportar las pruebas, para algunos de nosotros son más severas que para los otros. Necesitamos conservar la fe porque sin fe no tenemos esperanza.

Atrás
Carta de Marzo/Abril 2022
Nosotros
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Telegram
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2021 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones