| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: El lavamiento del agua por la Palabra
Atrás

El lavamiento del agua por la Palabra Nº 2

Fred R. Coulter

www.iglesiadedioscristianaybiblica.org

 

Saludos todos y bienvenidos a los servicios del Sábado. Como ustedes saben estos son servicios en vivo, no hay edición y así como sale los mandamos, lo bueno lo malo, todo. ¿Verdad? Esperemos que salga muy bien. Este es el número 2, de la serie, el lavamiento del agua por la Palabra y quiero que veamos algo muy interesante aquí en Jeremías capitulo 17. A nadie le gustaría ser Jeremías en la actualidad, porque tendrías que ser un hombre solo en contra de todo, y todo estaba en contra de él, hasta trataron de matarlo, trataron de quitarle la vida, lo amenazaron y le hicieron muchas cosas y Jeremías era un sacerdote enviado por Dios para advertir a Judá y a Jerusalén y también  a los hijos de Israel, de la destrucción inminente de Jerusalén, y hoy en día vemos algunas cosas muy similares que están sucediendo en muchos lugares del mundo y les voy a traer un reporte a cerca de la ciudad de Detroit, Michigan, y creo que va a ser muy sorprendente para muchos de ustedes, conocer lo que ha pasado allí, pero lo que es todavía más sorprendente acerca de Jeremías es que el pueblo. ‘NO’ le creyó, porque todo el mundo esta acostumbrado a que las cosas sean como siempre han sido, al Status Quo, a las gentes le van bien por un tiempo y todo sale bien,  pero todas las actividades de los seres humanos tienden al pecado. Todo lo bueno que comienza humanamente posible, termina en corrupción, lo podemos ver en la religión, en la política, en la educación y en la vida de las personas, Dios nos hizo para que tuviéramos que ser redimidos, y parte de la redención llega, al ir a Dios, al obedecer Su Palabra, al vivir nuestra vida de la forma que Él quiere que lo hagamos

 

          En el Nuevo Testamento encontramos más cosas con respecto a la salvación, a la conversión, a vencer y vamos a hablar algunas de estas cosas en el día de hoy, pero comencemos en Jeremías 17; 13. “Oh, SEÑOR, la esperanza de Israel, todos los que te abandonan serán avergonzados”. [Siempre sucede, cualquiera que va en contra de los mandamientos de Dios, pagan la pena del pecado, y el pecado es la transgresión de la ley]. “Aquellos que se alejan de Mi serán escritos en la tierra porque han abandonado al SEÑOR, la fuente de aguas vivientes”. Y la fuente de aguas vivientes, es la fuente del Espíritu Santo

 

          Conocemos que en Apocalipsis 22, que muestra que debajo del trono de Dios y del Cordero, corre un rio claro de aguas vivientes, y esto muestra que por toda la eternidad vamos a estar recibiendo el Espíritu Santo, y fíjense lo que dice aquí en el (v14). Esto es lo que las aguas vivientes hacen, porque todas nuestras experiencias de nuestra vida, y en especial las experiencias malas dejan una huella en nuestra mente que afecta a nuestras emociones, afecta a nuestros cuerpos y nos afecta de diferentes maneras, algunas persona se enferman de la mente por estas cosas, algunos nunca se recuperan del choque y cada vez que veo documéntales en la televisión acerca de los veteranos de la guerra del Vietnam, de la 2ª guerra mundial y por supuesto de la guerra de Corea también, de todas las guerras. Cuando tu como soldado ves a alguien junto a ti morirse deja una impresión que nunca se te olvida, y tal de todos los sobrevivientes del Holocausto por ejemplo, que fueron rescatados al final de la 2ª guerra mundial, todo lo que ellos pasaron, y la mente humana es muy rara, porque no quiere creer que lo que escucha acerca de la maldad que viene o que pudiera suceder, la mente humana piensa que a ellos no les va a suceder, y siempre pensamos que nosotros somos la excepción.

 

Es como cuando los padres le dicen a un adolescente, ten cuidado cuando manejes, no tienes mucha experiencia, y el joven dice. ¡SI! mama claro que si, y la mama le dice, que ves que mucha gente su muere por no prestar atención al camino y que pasa, unas horas después le llega la llamada de la policía, que tu hijo o hija murió en un choque, porque de alguna forma la mente humana se engaña a sí misma, pensando que si haces algo que no es correcto, de todas manera a ti no te va a afectar, de alguna forma te vas a salir con la tuya y que de alguna forma no te van a pescar con la manos en la masa. ¿Verdad? Así que regresamos aquí al (v 9), para mostrar, el origen o la fuente de lo que es la naturaleza humana, y la naturaleza humana es una combinación de bien y mal, la naturaleza humana tiene también dentro de sí la ley del pecado y la muerte, eso es automático. (v 9)...Aquí  esta la fuente de todo esto, es el centro de tus pensamientos y emociones. “El corazón es engañoso sobre todas las cosas, y desesperadamente malo; ¿Quien puede conocerlo?”. En otra palabras, ningún ser humano, excepto con la Palabra de Dios y de Dios, puede entender lo que tiene que hacerse para que podamos seguir en la dirección correcta, y para sobreponernos a los problemas.

 

          Así que veamos un poco más lo que dice Jeremías 17; 10. “Yo el SEÑOR escudriño el corazón”. [Dios conoce el corazón de todos los hombres y de todas las mujeres del mundo. El escudriña el corazón, pero nos ha dado libre albedrio, no nos hizo solamente para que fuéramos como robot, nos ha dado mentes para pensar, nos ha dado emociones, nos ha dado la capacidad de amar, de reproducirnos y todas estas cosas, son bendiciones grandísimas que Dios nos ha dado. Pero cada una de ellas puede ser usada en una forma que es mala]. “Yo el SEÑOR escudriño el corazón, pruebo las riendas, incluso para dar a cada hombre de acuerdo a sus  caminos, de acuerdo al frutos de sus hechos”.

 

          Así que la vida de todos nosotros, va de acuerdo a como la vivimos, por eso es que cuando vamos ante Dios nos arrepentimos, nos bautizamos y recibimos el Espíritu Santo, nuestras mentes tienen que ser cambiadas, tienen que ser convertidas y esto es un proceso. Esto no es algo que sucede inmediatamente, de la noche a la mañana es un proceso, y hay temporadas en la que  nos va mejor y temporadas en las que no nos comportamos tan bien

 

Ahora vamos a ver qué pasa cuando la gente abandona a Dios. (v 1).Y fíjense lo que sucede cuando la gente se dedica a la maldad, y el otro día hubo un arresto muy grande en la ciudad de Nueva York, arrestaron a mas de 100 mafiosos, estas son personas dedicadas a crimen, dedicadas a hacer maldad, y yo me puse a pensar y dije, esto es muy similar a otra organización que se localiza en Italia. ¿Verdad? Porque la cabeza de la mafia lo llaman ‘El padrino’. Sí, no les suena familiar esto. Aquí vemos lo que les pasó a los hijos de Judá, porque cuando las personas se entregan a la maldad, y fíjese como lo describe Dios, cuando llega al punto de proporciones increíbles. “El pecado de Judá está grabado con un cincel de hierro, con la punta de un diamante; esta tallado sobre la tabla de su corazón y sobre los cuernos de sus altares”. [Justo en el centro de su ser, y fíjense que estas cosas pueden ser cambiadas, mediante al arrepentimiento y el Espíritu de Dios, pero veamos que sucede aquí en el]. (v 5). “Así dice el SEÑOR, ‘Maldito es el hombre que confía en el hombre, y hace carne por su brazo, y cuyo corazón se aleja del SEÑOR”. [Confiar en hombres, puede ser en ti mismo o confiar en otros hombres. Dios dice que es una maldición]. “Porque será como matorral en el desierto y no verá cuando viene el bien. Sino habitara los lugares secos en el desierto, en una tierra de sal deshabitada”. ( v 7). [Aquí está el otro lado de la moneda. Aquí muestra que hace esperanza, que hay cambio y que, Dios estará con usted si usted se vuelve hacia Él] “Bendito es el hombre que confía en el SEÑOR y cuya esperanza es el SEÑOR. (vs 8) “Porque será como un árbol plantado junto a las aguas.”[Y estas son las fuentes de las aguas vivientes, por supuesto]. “Que echa sus raíces junto al rio, y no temerá cundo viene el calor, sino su follaje será verde; y no está preocupado en el año de sequia, ni cesara de rendir fruto”. Así que vean que si leemos todo esto a través de Jeremías 17.  Los culpa de pecado, luego les muestra esperanza, les muestra lo que tienen que hacer. ‘Arrepentirse’ y volverse  hacia Dios, y todo esto.

 

Ahora regresemos a Hechos 2 y veamos. El punto de inflexión en su vida, en volverse a Dios, y todos los que buscan a Dios deben de llegar  este punto, y si realmente están buscando a Dios. ¡Van a llegar a este punto! Hechos 2: 36. Aquí entre la gente que estaba en el  templo, este de día de Pentecostés, había aquellos que habían participado en la turba que había crucificado a Jesucristo. Así que, ellos tenían sangre es sus manos. Pero piensen es esto. ¿Podría haber algún pecado peor, que el de participar en la muerte de Jesucristo? Pensemos esto un poco más a profundidad,  hay que expandirlo, expandámoslo a esto. ¿Murió Jesucristo, por los pecado de toda la humanidad? La respuesta es. ¡SI! Así que significa esto. Como todo hemos pecado y nos quedamos cortos de la gracia de Dios, esto significa que aunque nunca estuvimos cerca de esa turba que mató a Jesucristo, ni siquiera vivimos en esa época. Nosotros particípanos en la muerte de Jesucristo por causa de nuestros pecados

 

Vayamos a Hechos 2; 36. Y este es el principio de la predicación del evangelio al mundo. “Por tanto, toda la casa de Israel sepa con plena seguridad que Dios ha hecho a este mismo Jesús, a quien ustedes crucificaron, ambos Señor y Cristo”. [Así que como Él murió por todos los pecados del mundo y como todos hemos pecado, todos hemos participado de forma indirecta, pero sin embargo, espiritualmente de forma directa, en crucificar a Cristo, así que aquí está el cambio y aquí está el punto el punto de inflexión, el punto al que todos tenemos que llegar y por supuesto en cuanto crecemos en gracia y conocimiento, podemos ver más la profundidad de nuestra propia naturaleza humana y más nos arrepentimos]. (vs 37). “Entonces después de oír esto, ellos fueron compungidos del corazón; y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles, ¡Hombres y hermanos! ¿Qué haremos? (vs 38). “Entonces Pedro les dijo, ‘Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para la remisión de pecados, y ustedes mismos recibirán el regalo del Espíritu Santo” Este es el ingrediente que falta, que todos los seres humanos necesitamos para ser completos, nunca somos completos a no ser que tengamos el Espíritu Santo de Dios, y aquí se nos dice como llega.

 

Vamos a ver también como esto funciona, y que es lo que Dios está haciendo, ‘Y como esta Dios haciendo estas cosas’. Y como debemos de ceder y cooperar con Dios y ceder al Espíritu Santo mediante el lavamiento del agua por la Palabra, para limpiar nuestros corazones y nuestras emociones

 

Ahora vayamos a Efesios 5:26 donde encontramos esta frase otra vez, veremos aquí en Efesios 5, y comenzamos aquí en (v 25). “Esposos amen a sus propias esposas, en la misma forma en que Cristo también amo  a la iglesia, y se dio así mismo por ella”. [Es de lo que estábamos hablando en Hechos 2. ¿Verdad? La crucifixión de Cristo]. (v 26). “Para que pudiera santificarla”. Santificarla, quiere decir hacer algo santo. “Habiéndola limpiado”. Así que el proceso de conversión viene del corazón,  que es engañoso sobre todas las cosas y malvado, a un corazón que ama a Dios, que ama a otras personas, que obedece a Dios y que tiene a Cristo como su cabeza, habiendo sido santificado, habiendo sido cambiado de carnal a espiritual, “Habiéndola limpiado con el lavado de agua por la palabra”.

 

Entonces es toda la iglesia, esto aplica a cada uno de nosotros, y así es como Dios con su Espíritu trabaja con nosotros, por medio de la oración, porque todo lo que somos y todo lo que pensamos y todas las experiencias por las que hemos pasado están registradas en nuestra mente, y mucha gente dice ¿Cómo puedo olvidar eso? Vamos a discutir eso, vamos hablar de esto, pero lo que causa problemas a las personas es esto. Cuando ellos mentalmente y emocionalmente, vuelven a vivir esas malas  experiencias, vuelven a vivir esos pecados o algún problema llega  a la mente o algún pensamiento y no te lo puedes quitar. Ahí es cuando te pones de rodillas y le pides a Dios. ¡Dios!. Ayúdame, con el lavamiento del agua por la Palabra, ese es el Espíritu Santo, porque  como vimos Dios quiere darnos Su amor, Su verdad, Sus mandamientos escritos en nuestros corazones y en nuestras mentes y todo esto es parte del lavamiento del agua por la Palabra, para santificarnos y limpiarnos, esto es lo que Él quiere. (vs26). “Para que pudiera presentarla a sí Mismo, como una iglesia  gloriosa, no teniendo mancha ni arruga, ni ninguna de esas cosas, si no que pedirá ser santa y sin culpa”. Y así es como queremos presentarnos delante de Dios. ¿Verdad? Por que cuando te arrepientes. ¿Qué pasa cuando nos arrepentimos? ¿Qué pasa cuando vamos ante Dios? y decimos. ¡Dios, perdona mis pecados’, y muchas veces la gente dice. ¿Yo no sé si Dios puede perdonar mis pecados?

 

Bueno, vayamos a Mateo 12. Y veamos algo que dijo Jesucristo, respecto a pecados y respecto al perdón, y mucha gente se preocupa y dice.  ¿Habré cometido el pecado imperdonable? Y la respuesta es muy simple, si has cometido el pecado imperdonable. No te preocuparías por ello, porque no te importaría. (v 31) ¿Puede Dios perdonar tus pecados?, la respuesta es ¡SI!, si te arrepientes de corazón. “Por esto. Yo le dijo, todo pecado y blasfemia será perdonada al hombre excepto la blasfemia contra el Espíritu Santo, esa no será perdonada la hombre”.  [Y tenemos toda un sección en la serie que habla del libro de Hebreos acerca del pecado imperdonable, pero este no es el punto que quiero cubrir ahora]. ( v 32). “Y quien quiera que hable una palabra contra el Hijo de hombre, le será perdonada, pero quien quiera que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en esta era ni en la era venidera”.  Así que ¡SI!  Dios puede perdonar tus pecados

 

Veamos lo que le pasó al apóstol Pablo, él es muy buen ejemplo. ¿Verdad? .El estaba tomando a cristianos verdaderos, arrestándolos y poniéndolos, poniéndolos en la cárcel e incluso estando de acuerdo con la muerte de algunos, como le pasó a Esteban, en Hechos 7. Y aun así Dios lo llamó, él se arrepintió y se le perdonaron sus pecados. Así que ¡SI!, nuestros pecados pueden ser perdonados.

 

Ahora vayamos al Salmo 86, porqué alguien puede decir que. ‘Yo no sé como orar’, y saben que, la forma de orar es ponerse en sus rodillas,  ir ante Dios y hablar con Él, y Él les va a contestar, El va a responder. El Salmo 86, es un gran Salmo con el cual podemos comprender algo muy importante acerca de cómo Dios trata con nosotros cuando nos arrepentimos y como Dios nos ve tan dispuesto, ¿Esta Él para ayudarnos?, porque si ustedes no piensan en que Dios les puede ayudar, ustedes están acusando a Dios, de que no los ama, de que no le importan a Dios y de que nos les puede dar el Espíritu de arrepentimiento, y todo esto es en contra de Su palabra y veamos como oró David en este Salmo (vs 1). “Inclina tu oído, Oh SEÑOR, escúchame porque soy pobre y necesitado. Preserva mi alma porque soy santo, Oh tu mi Dios, salva a tu siervo que confía en Ti”. [Se fijan en la fe, se fijan en la humildad con la que habla con Dios. Todo esto es parte de la oración] ¿Verdad? (v 3). “Se misericordioso conmigo, Oh SEÑOR, porque te suplico diariamente”. Así que si ustedes tienen un problema que es verdadero, difícil, que lo tiene bien agarrados, tiene que orar todo el día, no quiere decir que estén sobre sus rodillas, pero quiere decir que constantemente, tiene que estar orando con Dios para que los ayude.

 

Fíjense en el (v 5). “Porque tu SEÑOR, eres bueno y listo, para perdonar, y rico en misericordia para todos aquellos que te invocan.” Dios está esperando el arrepentimiento de parte nuestra, El está listo para perdonar, y El va a cancelar esos pecados y vamos a ver como lo hace, así que cuando regresamos en nuestra mente y volvemos a vivir estas cosas tenemos que ir con Dios, y decirle ¡SEÑOR, por medio del lavamiento del agua por la Palabra ¡Límpiame! ¡Ayúdame! a olvidar. Pero lo único que tenemos que recordar es la lección, pero no debemos de sentirnos culpables, porque mucha gente se sienten culpables y piensan en sus familias o hijos, u otras personas a las que afectaron y se deprimen y no pueden dormir y, como con una persona con la que hablé el otro día, que de la noche a la mañana, sintió demasiada culpa, mucha, mucha culpa y le dije que iba a grabar estos sermones acerca del lavamiento del agua por la Palabra. No dejes que te controle la culpa, no dejes que te controle las emociones, por esos es que decimos que tenemos, que traer todo pensamiento a la cautividad  de Cristo. “Porque Dios es bueno y listo para perdonar y rico en misericordia para todos aquellos que te invocan.” Así que David lo hizo, y aquí está como lo hizo.

 

(v 6). “Da oído, Oh SEÑOR, a mi oración, y atiende a la voz de mis suplicas”. [Y aquí está la clave, y en un tiempo de prueba o dificultad o en una situación difícil, o si llegan pensamientos a tu mente los cuales no quieres tener]. (v 7). “En el día de mi problema, te invocare, porque Tu me responderás” Es una promesa y muchas veces, necesitamos algo que construya nuestra fe mientras oramos. ¿Y qué hacemos?  Dios, Tu eres verdadero Tu eres Santo, Tu respondes las oraciones, Tú me hiciste, ayúdame a realmente entender y ayúdame a cederme completamente a Ti, limpia mi mente y limpia mi corazón.

 

Yo recuerdo un hombre que estaba convertido, por treinta años y de repente empezó a decir maldiciones en su mente y no podía dejar de hacerlo y era algo que lo estaba molestando muchísimo, así que le dije, lo que tiene que hacer es esto. Tienes que ir a Dios, El está listo para perdonar. Esa parte de tu mente tiene que ser limpiada, lavada, reprogramada con el Espíritu Santo de Dios, reprogramada con la palabra de Dios escrita en tu mente y en tu corazón y eso va a cambiar tus pensamientos. Y esta persona lo hizo, le tomó tres semanas en total y me dijo. ¡SI!. Si funciona.

 

Se pueden imaginar ser convertido por treinta años y después empezar a decir maldiciones en su mente, incontrolablemente. ¡Imagínense! Es que él decía. ‘Yo pensaba que estaba convertido’ y lo está. Vayamos al (v10). “Porque Tú eres grande, y haces cosas maravillosas; Tú solo eres Dios”. [Y luego fíjense en lo que dice, porque esta es la clave. Y la clave es que debemos de estar aprendiendo durante toda nuestra vida]. “Enséñame tu camino, Oh SEÑOR; caminare en Tu verdad; mi corazón se alegra de temer tu nombre.” [De creer en ti, de tener fe en Ti, especialmente en tiempo de prueba]. (vs 12). “Te alabaré, Oh SEÑOR, mi Dios, con todo mi corazón, y glorificare Tu nombre por siempre. Porque grande es tu misericordia hacia mi; y has librado mi alma de las profundidades de la tumba”. ¿Por qué? porque la paga del pecado es la muerte, y El nos ha librado de esa muerte.

 

Así que ahora veamos como sucede todo esto, vayamos al Salmo 103, y aquí tenemos más promesas de Dios, nunca se les olvide, por favor. Si ustedes se deprimen, están peleando con cosas en su mente o tienen en casa o con otras personas que conocen, vayan a algún lugar donde pueden arrodillarse y abran la Biblia en el Salmo 103, y léanlo y háganlo parte de ustedes (v 1). Y lo que hacen los Salmos, nos enseñan a orar, por eso es que muchas veces, sabemos que debemos decir para la oración, pero mucha gente dice, es que yo no sé acerca de que tengo que orar, bueno hay muchas cosas sobre las que puedes orar, nunca hay escasez de cosas para orar. Pero lo que pueden hacer es abrir su Biblia, pónganse en sus rodillas, vayan al Salmo 86, vayan al Salmo 103, y veamos lo que nos enseña este Salmo.  “Bendice al SEÑOR. Oh  mi alma; y todo lo que está dentro de mí, bendiga Su santo nombre”. Esto encaja perfectamente con lo que tenemos que hacer, como debemos de amar a Dios, con todo nuestro corazón, toda nuestra mente, toda nuestra alma y todas nuestras fuerzas, y todo lo que está dentro de mí, esto es otra forma de decir lo mismo

 

(v 2). “Bendice al SEÑOR, Oh mi alma y no olvides todos Sus beneficios”. Todas sus bendiciones, porque son muchas. Ahora, no pensemos en las bendiciones nada más en un contexto físico. Por que las bendiciones más grandes son ‘espirituales’. Arrepentimiento, perdón, el Espíritu Santo. ¿Está creciendo en gracia y conocimiento? ¿Está entendiendo la Palabra de Dios? Estás son grandísimas bendiciones y beneficios de Dios, porque aunque tuviéremos todo el oro del mundo, no se compara con la Biblia, porque el oro no te puede dar vida eterna, el oro no te puede dar instrucción a cerca de nada, nada mas esta allí y lo ves y se mira bonito, no puede hacer nada, absolutamente nada, así que haces con el oro, bueno como la mayoría de nosotros no tenemos un montón de oro, lo que tenemos es nuestra ¡Vida! Y nuestra vida vale mucho más que el oro.

Pero veamos (v 3). Y esto encaja perfectamente con Mateo 12. “Quien perdona todas tus iniquidades”. [Todas, no algunas si no todas. Por eso es que está el lavamiento del agua por la Palabra, para sacarnos todas las cosas que nos tenemos que sacar]. “Quien sana todas tus enfermedades”. Y esto nos muestra que tiene que haber perdón de pecados antes de que haya sanidad. Y yo he encontrado esto, la gente que se queda con cosas en su mente, resentimiento, amargura, todas estas cosas, son los que terminan con enfermedades muy serias en su vida. Porque todos esos, son pensamientos tóxicos, hacen que nuestro cerebro emita hormonas toxicas a nuestra sistema y nos enfermamos y es como contaminar todo nuestro sistema. Porque como piensa un hombre en su corazón, así es él y si pensamos pensamientos buenos con el Espíritu de Dios, esto no limpia, no vamos a tener pensamientos tóxicos, porque tenemos el lavamiento del agua por la Palabra.

 

Veámoslo de esta manera. Todo el pecado y los pensamientos impuros, causan inmundicia interna, por esos es que dice acerca de Dios que, El limpia el corazón. (v 4). “Quien redime tu vida de destrucción, Quien te corona de bondad y tiernas misericordias. Quien satisface tu boca con buenas cosas; tu juventud es renovada como la del águila”. Así que esto es muy impresionante, hay que pensar en estas cosas, si nos ponemos en nuestras rodillas y empezamos a orar y a leer esto. ‘Que pasa’, empezamos a pensar en todas las cosas que Dios ha hecho por nosotros, empezamos a pensar en todas las cosas buenas que Dios ha hecho por nosotros, y comparamos eso con las dificultades que estamos pasando, y esto nos ayuda muchísimo, nos ayuda a superar las cosas y podemos aprender la lección y debemos de aprender la lección de las cosas que pasamos, pero no debemos de volverlas a vivir emotivamente, porque eso nos quita del perdón que Dios nos da.

 

Sigamos aquí con esto, (v 8). “El SEÑOR es misericordioso y graciable, lento para la ira y abundante en firme amor. No siempre castigará, ni mantendrá Su enojo para siempre”. [Así que hay ocasiones en la que hacemos cosas y Dios se enoja con nosotros, pero nos arrepentimos y El aleja su enojo]. (v10). “No ha tratado con nosotros de acuerdo a nuestros pecados, ni nos ha  recompensado de acuerdo a nuestras iniquidades. Por que como los cielos es tan alto sobre la tierra, así es Su misericordia hacia los que Le temen”. [Y esto es lo que Dios hace con nuestros pecados]. (v12). “Tan lejos como el oriente esta del occidente, así de lejos ha removido nuestras transgresiones de nosotros”. Se van y si estamos en la tierra y te vas hacia el Oeste y siguen dando vueltas hacia el oeste, ‘nunca vas a llegar al Este’. Se van, se esfuman, y muchas veces las personas piensan que Dios no los entiende. ¡Realmente! ¡Estas bromeando!, porque a veces pensamos que nuestros problemas son tan grandes que ni siquiera Dios nos pude ayudar, pero fíjense (v 13). “Como un padre tiene compasión sobre sus hijos, así el SEÑOR, tiene compasión sobre aquellos que le temen. Porque Él conoce nuestra estructura; Él recuerda que somos polvo”. [Y nos hacemos viejos y nos morimos]. (v 17). “Pero el firme amor del SEÑOR es desde la eternidad hasta la eternidad”. [Esto es mucho más lejos que del este al oeste]. ¿Verdad? “Sobre aquellos que le temen”. [Y este ese temor mediante el cual amamos a Dios]. “Y  su justicia es hacia los hijos de los hijos. Para aquellos que guardan Su pacto, y para aquellos que recuerdan sus mandamientos para hacerlos”. Así es entonces como, mediante el lavamiento del agua por la Palabra. Mediante el Espíritu Santo y mediante nuestro arrepentimiento y cediendo ante Dios que esto sucede en nuestras vidas.

 

(pase a la siguiente pista)

 

 

Esta es la 2ª parte del lavamiento del agua por la Palabra. Así que continuemos, ahora piensen que hay si tienen un problema tan grande, que es algo con lo que no pueden lidiar, que se sienten abrumados. ¿Qué es lo que hacen ustedes cuando tiene un problema que esta tan, abrumador que se sienten como si estuvieran en un pozo?

 

          Vayamos al Salmo 130, por que David en algunas ocasiones se sintió así, y no importa que tan  abajo estén o como se sientan. Dios los va a escuchar, los va a ayudar y va a responderles, así que siempre recuerden. Nunca lleguen a desanimarse a tal punto de pensar que Dios no los ama, que Dios no los quiere, independientemente de las dificultades y de las pruebas por las que estén pasando. Salmo 130:1. “Desde las profundidades he clamado hacia Ti, Oh SEÑOR”. [Así que se sentía muy, muy abrumado]. (v 2). “SEÑOR, oye mi voz, y deja que Tus oídos estén atentos a la voz de mis súplicas. (v 3). “Si Tu SEÑOR, marcaras la iniquidades. Oh SEÑOR, ¿Quién podría estar de pie? [Ninguno, por supuesto que ninguno.] (v 4). “Pero en Ti hay perdón, para que seas temido”. Y acuérdense, Dios está listo para perdonar, el perdón es el primer paso, y después. Por que Cristo quiere presentar a la iglesia santa y sin mancha, para sí Mismo.

 

          Vayamos al Nuevo Testamento a I Juan. Juan comienza y él muestra, que todo el enfoque de esto es que nuestra mente, este enfocada en Dios Padre y Jesucristo, y mediante el Espíritu de Dios, haciendo esto, haciendo las cosas que hemos cubierto, que podamos tener una relación, o un compañerismo con Dios, y esta relación con Dios, siempre esta mantenida mediante la oración, mediante el amor, mediante la obediencia, mediante el ceder ante Dios y mediante el arrepentimiento cuando pecamos, así es como se mantiene la relación con Dios. (v 6). “Si proclamamos que tenemos compañerismo con El, pero estamos caminando en la oscuridad”. [Y la oscuridad es el camino del mundo, el camino de Satanás.] “Estamos mintiéndonos a nosotros mismos,  y no estamos practicando la Verdad”. Así que aquí tenemos el camino, o la forma en la qué los seres humanos se engañan a sí mismo. ¡Acuérdense!  ‘El corazón es engañoso sobre todas la cosas y desesperadamente malo’. Así que nos mentimos a nosotros mismos para hacernos pensar que no estamos tan mal como parece, nos mentimos a nosotros mismos, entonces nos estamos mintiendo a nosotros mismos, dice Juan, y no estamos practicando la verdad. ¿Qué es la verdad? Tu palabra es la verdad. Tus mandamientos son la verdad. Tus preceptos son la verdad. Tu camino es la verdad para siempre.

 

Ahora, fíjense, cuando llegamos al arrepentimiento y cambiamos, y caminamos en el camino en el cual debemos de andar, llegamos a una situación diferente en nuestra relación con Dios. (v 7). Sin embargo, si caminamos en la luz, como Él está en la luz”. [Porque Él es la luz del mundo. ¿Verdad? La palabra es verdad, los mandamientos son una lámpara a nuestro camino]. “Entonces tenemos compañerismo unos con otros, y la sangre de Jesucristo, Su propio Hijo, nos limpia de todo pecado”. Estas cosas pueden ser perdonadas, y así es como entonces cambiamos y crecemos y vencemos. Debemos de ser limpiados desde adentro hacia afuera, no de afuera para dentro, porque ya sabe lo que Jesucristo les dijo a los Escribas y Fariseos, les dijo ¡Hipócritas! Ustedes nada más limpian lo de fuera, pero por dentro están llenos de huesos de hombres muertos y de inmundicia, y les dice, limpien primero lo de adentro y todo lo demás va a estar bien para ustedes

 

Así que de eso está hablando aquí, nos limpia de todo pecado, nos limpia la mente, porque el pecado comienza en la mente siempre. (v 8). “Si decimos que no tenemos pecado, [Y es lo que la gente dice hoy, y muchos dicen. ‘Tienes que sacar lo mejor de ti’. Pero lo mejor de ti, no puede darte vida eterna, porque todavía eres tú, todavía eres la naturaleza humana, lo que necesitas es a Dios y a su Espíritu. ¿Puedes cambiar tus circunstancias de alguna manera si sacas lo mejor de ti? Para ser mejor, si puedes, pero eso no cambia el corazón y no cambia los problemas del pasado. ¿Verdad? (v 9). “Si decimos que no tenemos pecado, estamos engañándonos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros”. [Se relaciona con el verso 6. Fíjense aquí la clave]. (v 9). “Si confesamos nuestros propios pecados, Él es fiel y justo, para perdonar nuestro pecados y limpiarnos de toda injusticia”. [Así que aquí es donde siempre tenemos que regresar, y esto encaja perfectamente con el Antiguo Testamento que acabamos de leer, donde dice que está listo para perdonar. Perdona nuestros pecados, sana nuestras enfermedades y aleja, el pecado tan lejos como el este esta del oeste. Y nos limpia, eso es lo que dice allí en Efesios 5, para limpiarnos por el lavamiento del agua por la Palabra, así es que por eso, cuándo hay arrepentimiento y hay perdón. ¿Qué hacemos? Reemplazamos la forma en la cual hemos estado pensando, con la forma correcta de pensar, conforme a la Biblia, y si decimos, que no tenemos pecado estamos mintiendo, la verdad no está en nosotros, y parte de la religión de la Nueva Era, ellos dicen que,  no hay bueno, no hay malo, no hay pecado, que tu eres tu propia verdad, que tu eres la verdad y lo único, que tiene que hacer es descubrir la verdad dentro de ti y vas  a estar bien.

 

Esto es la filosofía Hindú, de que tu eres dios dentro de ti mismo y de que si te descubres a ti mismo vas a descubrir  a Dios, como dice, te ves en el espejo y ves a Dios. ¿Verdad? Recuerdo uno de estos libro que se titulaba ‘Como conocer a Dios’, y estaba viajando, iba para Seattle, y aquí estaba un señora leyendo ese libro y no me pude resistir, y estaba leyendo parte del libro que ella estaba leyendo, le estaba yo echando un vistazo, cuando dejó el libro, ya que íbamos aterrizar, le dije. ‘Me di cuenta de que estabas leyendo este libro de’ “Como conocer a Dios”, y yo le dije, te puedo garantizar una cosa. ¡Este hombre no conoce a Dios! jajaja-¿Verdad?

 

¿Cómo conocemos a Dios? Con su Espíritu, pero fíjense lo que dice aquí. I Juan 2:3. “Y por este estándar sabemos que lo conocemos: si guardamos Sus mandamientos”. Algunas personas guardan algunos mandamientos, algunos no guardan ningún mandamiento y algunos guardan algunos mandamientos mejor que otros. Pero, si somos de Cristo, por este estándar sabemos que Lo conocemos. Así que todos los que dicen, ‘yo conozco al Señor’, y van a la iglesia el domingo, no lo conocen, porque no están guardando el día correcto, no están guardando el mandamiento. El cuarto mandamiento. Tal vez, conozcan a un señor pero, ese no es Él SEÑOR, de la Biblia.

 

(v 4). Fíjense, aquí Juan no tiene pelos en la lengua, dice. “Aquel que dice “Lo conozco,”  y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él”. [Que grosero es Juan. ¿Verdad? Como le va a llamar a alguien ‘mentiroso’, como le vas  decir a alguien mentiroso, no es muy educado que digamos. ¿Verdad?, es muy directo. Así que repitamos esto que dice Juan, es bien importante]. “Aquel que dice que “Lo conozco” y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él”. Así es como juzgamos todo en el mundo, como dicen en el mundo religioso.

 

Hay otro poder en el mundo, hay otro dios en el mundo y se llama Satanás ‘el diablo’ y él viene como un ángel de luz, pero fíjense, fíjense en la obligación y como esto se relaciona con lo que escribió Pablo, acerca del lavamiento del agua por la palabra, para que fuéramos santificados y sin mancha. (vs 5). “De otro lado, si cualquiera esta guardando Su palabra”. [Y esta es una declaración muy interesante porque, Su Palabra también significa, todo Su mensaje, todo lo que enseñó Jesucristo]. “Verdaderamente en aquel el amor de Dios está siendo perfeccionado”. Y esto está de acuerdo con Efesios 5:25. ‘El lavamiento del agua por la Palabra’, está siendo perfeccionado, y esto es un proceso diario, día con día, semana con semana, mes con mes, año con año, y entre más viejos estamos, mas fácil, nos damos cuenta lo que dependemos de Dios, y que tan débiles somos y como dependemos de Dios por todo lo físico que tenemos, cada respiro, cada pedazo de pan que comemos. Cuando analizamos nuestra vida y especialmente cuando nos enfermamos, nos sentimos muy mal, nos sentimos miserables. ¿Verdad? Y en ese momento nos damos cuenta mucho más de lo que necesitamos a Dios. “Por medio este medio sabemos que estamos en Él”. Lo sabemos, conocemos a Cristo, conocemos a Dios Él padre, ¿Cómo? Por nuestra relación a través del Espíritu Santo, a través de los mandamientos de Dios y de la Palabra de Dios, todas estas cosas combinadas, y aquí está el reto para aquellos que hacen declaraciones religiosas. (v 6). “Cualquiera que reclame vivir en ÉL”. [Y fíjense lo que tiene que hacer, y cuando alguien dice ‘yo soy un cristiano’ Okey, está bien, o alguien dice ¡yo amo al Señor! Okey, está bien, y si alguno dice ‘yo amo  a Dios’ Okey, está bien. Entonces. ¿Cuál es el requerimiento? ¿A qué te estás obligando?] (v 6). “Cualquiera que reclame vivir en Él está obligándose a sí mismo” [Nadie lo obliga, usted solo se obliga. ¿Verdad?] “Obligándose así mismo también a caminar incluso como Él camino.” Así que en otras palabras, Cristo es la meta. Cristo es el modelo a seguir, es lo que debemos de hacer.

 

Veamos ahora como vamos a lograr esto. Vayamos a Colosenses 1. Ahora. ¿Cómo es que Dios se involucra en lo que llamamos la conversión? Él, afecta a la conversión por medio de su Espíritu. ¿Qué es lo que hace el Espíritu por nosotros? ¿Y cómo debemos de responder? ¿Y qué hace esto por nuestras vidas? Veamos en el (v 9). “Por esta causa nosotros también desde el día que oímos de esto” [De que estaban creyendo en Jesucristo] “No cesamos de orar por ustedes y pedir que puedan ser llenos con el conocimiento de Su voluntad en toda sabiduría y entendimiento espiritual”. ¿Cómo somos llenados con el conocimiento de Su voluntad? ‘estudiando su palabra’. Y en toda sabiduría, porque nos da sabiduría y entendimiento espiritual. Vemos las cosas como realmente son, que lo engañoso de nuestra naturaleza humana, ha sido arroyado por el Espíritu de Dios y todavía  tenemos esa naturaleza humana, mientras estemos en la carne, está allí pero no nos está controlando, ni nos está  guiando ni nos está guiando, porque está siendo abrumado por el Espíritu de Dios. (v 10) Para que puedan caminar dignamente del SEÑOR, hacia todo lo agradable, siendo fructíferos en toda buena obra y  creciendo en el conocimiento de Dios”.

 

Esto es lo más importante, podemos tener conocimiento de muchas cosas, por ejemplo, aquellos que son ingenieros y diseñan edificios, tiene mucho conocimiento ¿Verdad? O los que mandan naves al espacio exterior, saben muchas cosas, pero. ¿Tienen el conocimiento de Dios?, muchos de ellos creen en la evolución. Aquí vemos como esto debe ser mediante el lavamiento del agua por la Palabra. (v 11). “Siendo fortalecidos con todo poder”. [Y esto es por medio de su Espíritu]. “De acuerdo  al poder de Su gloria, hacia todo resistencia y paciencia con gozo”. En otras palabras, no hay nada en esta vida, que no podamos enfrentar con el Espíritu de Dios y con el amor de Dios. No hay nada en esta vida, que no podamos enfrentar y que no podamos vencer con su Espíritu, todo esto es parte de la conversión. ( v 12).  “Dando gracias al Padre, Quien nos ha hecho calificados para la participación de la herencia de los santos en la luz”. Recuerden,  el resultado final de esto es la ‘Vida Eterna’. No es nada más para que seamos mejores personas, no es para que limpiemos nada más nuestra mente del pecado. Esto es, ‘para desarrollemos la mente de Cristo en nosotros’, para caminar en su camino, para pensar como Él piensa, y para ver las cosas como Él las ve.

 

(v 13). Muy importante. “Quien nos ha rescatado personalmente del poder de la oscuridad y nos ha transferido al Reino del Hijo de Su amor”. Y de esto se trata el llamamiento. Porque, sabemos que Satanás,  el diablo, es el príncipe de la potestad del aire, pero fíjense, donde estamos cuando recibimos el Espíritu de Dios. “Quien nos ha rescatado personalmente del poder de la oscuridad”. Y ese es Satanás, el diablo, y el griego, allí es ‘Rescatado’ y el griego,  personalmente es muy interesante, porque es lo que se llama, verbo de media voz, y no tenemos este tipo de verbo en español, pero significa que eres el sujeto y también el objeto, las dos cosas.

 

Dios nos ha rescatado personalmente. ÉL Mismo y para Sí Mismo. “Del poder de la oscuridad y nos ha transferido al Reino del Hijo de Su amor”. En otra palabras, Cristo en nosotros, la mente de Cristo en nosotros. Esta es la esperanza de gloria.

 

Vayamos al (v 14). “En quien tenemos redención a través de Su propia sangre, incluso de la remisión de pecados”. Así que vayamos aquí hacia el final del capítulo, y vayamos al verso 26, porque estamos hablando de algo que el mundo no conoce, el mundo esta allá afuera tratando de arreglar su problemas, tratando de discernir, el bien y el mal, algunas cosas las tienen bien,  algunas cosas no están tan bien, pero realmente no entienden el poder de esto, que viene de Satanás el diablo, y no entienden lo que necesitan, para que ellos puedan ser convertidos y que cambien su mente, por el lavamiento del agua por la palabra

 

(v 26). “Incluso el misterio”. Es decir ‘algo secreto’. Y si hacemos una encuesta, imagínense que ustedes son de Nueva York y están en Stan Street y preguntan. ¿Cuál es el propósito de la vida? Vas a tener una variedad infinita de respuestas. Y si les preguntas. ¿Me puedes decir lo que Dios está haciendo? ¿Me puedes decir, como esto te afecta? ¿Alguna vez has tenido el entendimiento de Dios? O ¿Qué es lo que crees acerca de Dios? ¿Has leído la Biblia alguna vez? ¿Has pensado alguna vez que la Biblia contiene dentro de sí todo lo que necesitas para la salvación?, y yo dudo mucho que ustedes pudieran tener, una respuesta correcta, la mayoría de las personas van a decir ¡No me molestes!  “Incluso el misterio que ha estado escondido desde siglos y desde generaciones”. [Saben porque, ¡no fue revelado completamente!, hasta que vino Jesucristo, excepto algunos pocos que Dios llamó en el Antiguo Testamento].  “Pero que ha sido revelado ahora a Sus santos. A quienes Dios quiso dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles”. [La salvación, para que usted pueda ser un ser inmortal, hijo o hija de Dios, y vivir para siempre, este es el plan de Dios. La mayoría cree que es un alma inmortal que se va al cielo. ¡NO! es así. ¿Cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles?].  “El cual es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria”.

 

El Espíritu de Dios, el Espíritu de Cristo, en nuestras mentes y en nuestros corazón, para guiarnos, para convertimos y para el lavamiento del agua por la Palabra. (v 28). “A quien predicamos, amonestando a todo hombre, enseñando a todo hombre en toda sabiduría, para que podamos presentar a todo hombre perfecto en Cristo Jesús”. Esto es lo que Dios quiere. Comenzamos siendo pecadores e imperfectos y terminamos justos y perfectos, y esa perfección va a tener lugar en la resurrección. Y como lo he dicho muchas veces, les he dicho, tomen una pluma y pongan un puntito en una hoja de papel. De ese tamaño eran ustedes cuando fueron concebidos, y ahora estamos aquí, bien grandes y muchos bien grandotes. ¿Verdad? Y tenemos un programa en Iglesia en Casa que se titula. “Por qué nació usted”, de un punto de polvo a un hijo de Dios, y tenemos 5 programas de esta serie. 

 

Hoy en día con las imágenes satelitales que tenemos, podemos decir. Vayamos al espacio y veamos el mundo desde el espacio, y no podemos ver a ningún ser humano, y fíjense estamos ya, alcanzamos nuestro potencial de crecimiento, y seguimos siendo un puntito de polvo, cuando el planeta se ve desde el espacio, y así como éramos un puntito de polvo éramos cuando fuimos concebidos y ahora ya estamos grandes, en un sentido comparativo, esa va a ser la diferencia de lo que somos ahora y lo que seremos en la resurrección. ¿Verdad?  Así que es por eso que Dios quiere que seamos, ‘Perfeccionados’.

 

Ahora veamos otras escrituras aquí para mostrar, como es que logramos esto. Vayamos a Efesios 4:12. Y una de las razones por las que tenemos los servicios del Sábado, y los estudios bíblicos, por esto que dice aquí en (v12). “Para el perfeccionamiento de los santos”. [Y esto se logra por el lavamiento del agua por la Palabra.] “Para la obra del ministerio, para la edificación de los santos del cuerpo de Cristo, hasta que todos vengamos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, hacia un hombre perfecto, hacia la medida de la estatura  de la plenitud de Cristo”. [Así que fíjense, un propósito para la vida, esto es algo tremendo, es lo que Dios quiere que seamos, y luego nos dice mientras estamos viviendo todavía aquí en la tierra]. (v 14). “Para que no seamos más niños, sacudidos y llevados por todo viento de doctrina por las artimañas de hombres en astucia, con vista  a la sistematización del error”. Porque muchos que se llaman ministros, dicen, yo conozco a Jesús, yo conozco al Señor, y podemos hacerlo de esta manera, podernos hacerlo de esta otra. Pero a menos que sea acorde con la Palabra de Dios. Tal vez, ‘tengan algunas cosas buenas’, pero, no va a llevar a nada espiritual. Son simplemente artimañas de hombres con astucia con vista a la sistematización del error.

 

Cuando escribió esto Pablo, había falsos apóstoles y falsos profetas, trayendo otra versión de Jesús, trayendo otras formas, así lo llamaban. ‘Porque realmente solo hay un camino para la salvación’, y hoy en día vemos al cristianismo organizado y ellos han sistematizado el error. ¿Verdad? Lo han hecho. ¿Como lo han hecho?, mediante sus tradiciones, y tanto que tienen, que tienen la audacia de decir que ya no necesitamos la Biblia, cuando Dios dice que es, Su palabra.

 

Pero aquí esta lo que tenemos que hacer. ( v 15). “Sino manteniendo la verdad en amor. [Y aquí vemos otra vez, el amor de Dios, la perfección de Dios]. “Podamos crecer en todas las cosas en Quien es la Cabeza, Cristo”. Dios le dice a su iglesia lo que está haciendo, Él, está haciendo una obra, entre su pueblo, donde quieran que esto se encuentran, y acuérdense de que Jesús dijo. “Cuando dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy con ellos.” Así qué acuérdense no  es acerca de números, lo primero  que tenemos que entender acerca de numero es. ‘La lección de Gedeón’. Dios le dijo a Gedeón, quiero que levantes un ejército para que pelees contra los Madianitas, así que mandó un mensaje para reclutar y vinieron, 32.000 hombres. Dios dijo. ¡Son demasiados! Y todos estaban ansiosos por irse a la batalla, estoy seguro de que todos tenían sus armas, sus arcos, sus flechas, sus espadas, sus mazos, todos sus artefactos para batalla, y a veces veo el canal de historia, y muestras las armas que tenían en la Roma antigua, y en una batalla, en la antigua Roma, murieron 90.000 hombres, en una batalla, sin una bomba atómica, con espadas y con lanzas. Y déjenme decirles algo, si a ustedes les atraviesa una espada, se acabó, una espada te atraviesa el cuello, se acabo, o la espalda.

 

Pero es muy interesante ver como los hombres salían y hacían este tipo de cosas, es muy, muy interesante. Pero Dios está haciendo algo mejor. Dios está haciendo algo mucho más grande. Así que donde quiera que esta el pueblo de Dios en la tierra. ‘Y somos muy pocos’. Por que Cristo dijo que su iglesia sería pequeña, pero esto es lo que es importante. (v 16). “De Quien todo el cuerpo, adecuadamente estructurado y compactado por eso que cada coyuntura suple”. Porque no vamos a reconocer lo que Dios está haciendo de acuerdo hasta la resurrección y cuando eso suceda, vamos a ver el producto terminado, porque todos a estar allí.  “De acuerdo a su trabajo interno”. [Esto es del Espíritu de Dios]. “En la medida de cada parte individual, está haciendo el incremento del cuerpo hacia la edificación del mismo en amor”, Luego continua y les dice. ¡No se comporten como el mundo! ¡NO camine como el mundo!, no vivan como el mundo.

 

Vayamos al (vs 22). “Que concerniente a su antigua conducta”. [Porque esto es lo que va a resultar. Nuestra conducta va a ser cambiada por el Espíritu de Dios, con el lavamiento del agua por la Palabra.] “Concerniente a su antigua conducta, ustedes se quiten el viejo hombre”. [Y seguimos trabajando, para vencer al pecado, para vencer a la lujuria]. “El cual, es corrupto de acuerdo a la locura engañosa, y que sean renovados en el espíritu de su mente”. Y es lo que está haciendo Dios.

 

Dios está haciendo ese trabajo en nosotros, y ahora Él nos ha dado libre albedrio, pero lo que tenemos que hacer es, siempre escoger amar a Dios, servirle y desarrollar nuestra relación con Él, con el estudio con la oración, con el ayuno, con la forma en la que vivimos y todas estas cosas juntas, y por eso es que necesitamos los servicios del Sábado, por eso necesitamos la Palabra de Dios y nos necesitamos unos a otros y necesitamos el amor de Dios. Así que esto es lo que Dios está logrando ahora con el lavamiento del agua por la Palabra, para que podamos vencer todo lo que venga contra nosotros, y pidámosle a Dios, por Su Palabra, limpiar nuestra mente y limpiar nuestro corazón y nos guie en todas la acciones que hagamos.

 

 

 

 

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones