| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: Matrimonio, divorcio y recasamiento
Atrás
Relacion entre esposo y esposa #2

Relación entre esposo y esposa #2

Fred R. Coulter—Julio 4, 1999

 

En nuestros matrimonios, lo que necesitamos hacer es dejar que Dios obre. Este sermón está construido sobre la Ceremonia del Sagrado Matrimonio. Lo que hice es que cuando estaba en Texas para casar a mi hija, estaban ambos en los servicios del Sábado y sabía que tendría su buena atención durante los servicios del Sábado, mientras que al día siguiente cuando la ceremonia de matrimonio iba a ocurrir, ellos no escucharían ni una palabra y no sabrían que están diciendo ‘Si acepto’.

 

Entonces, fui a través de la Ceremonia del Pacto Matrimonial palabra por palabra y cubrí las cosas importantes con esto. Esto es una base para estudiar porque necesitamos toda una nueva aproximación a las cosas que necesitamos en nuestros matrimonios.

 

Tenemos demasiadas influencias del mundo. Influencias que son tan solo absolutamente increíbles que son sutiles y cosas que estoy seguro que todos nosotros tenemos en nuestras mentes. Me incluyo yo mismo porque he cometido muchos errores y he hecho cosas que no debería haber hecho, y me he comportado en la forma que no debería haberme comportado, pero soy agradecido que Dios es misericordioso, graciable, amoroso y amable y nos perdona.

 

De eso Él quiere que crezcamos. De eso Él quiere que seamos convertidos. Nunca puede entender el bien o el amor hasta que usted ha estado abajo en el fondo del hoyo. Entonces lo entenderá. Entonces lo sentirá. Entonces será agradecido y lo apreciará. Así mismo en nuestros matrimonios.

 

Lo que voy hacer es darles una perspectiva Bíblica sobre el matrimonio. Vayamos a ver lo que Dios hizo con la creación. Todos somos creados por Dios; Adán y Eva por la propia mano de Dios.

 

Usted entiende que Dios, de toda la creación que Él hizo, no hizo nada mas modelándolo personalmente. Él hizo todo lo demás por mandato.

 

·                  Él lo ordenó y fue hecho

·                  Dios dijo y fue

 

Con el hombre, Dios estuvo involucrado personalmente. Esto muestra la cercanía que Dios quería tener con Su creación del hombre y la mujer y cuan importante esto es.

 

Génesis 2:7: “Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y respiró en sus fosas nasales el aliento de vida; y el hombre se convirtió en un ser viviente.

 

Necesitamos entender esto, hermanos. El mundo no tiene conocimiento de esto. El matrimonio para ellos es un acomodo o asociación o algo. Le diré mas tarde porque el matrimonio nunca es una asociación. Si trata y lo lleva como una asociación entonces esta condenado a fallar.

 

Génesis 1: 26: “Y Dios dijo, “Hagamos al hombre a Nuestra imagen, según Nuestra semejanza; y tengan dominio sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo y sobre el ganado y sobre toda la tierra y sobre toda cosa rastrera que se arrastra sobre la tierra.””—todo lo que Dios creó.

 

Dios amó tanto a la humanidad que Él hizo todo el mundo que está allí para nosotros. Mas aun, Él no cobra. Él lo dio como un regalo. Pero dado que Él es el Creador, Él requiere parte del incremento para que usted entienda que usted no tiene nada que no venga de Dios. Todo lo que tenemos viene de Dios; todo lo físico y todo lo espiritual: Nuestras madres y padres; nuestros hermanos y hermanas; nuestros esposos y esposas—todos ellos vienen de Dios.

 

Verso 27: “Y Dios creó al hombre a Su propia imagen, a la imagen de Dios Él lo creó. Él los creó hombre y mujer. Y Dios los bendijo. Y Dios les dijo, “Sean fructíferos y multiplíquense, y llenen la tierra, y domínenla; y tengan dominio sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo y sobre cada cosa viva que se mueve sobre la tierra.”” (vs 27-28).

 

Yo no leo ningún libro de administración porque no creo que necesitemos tener estilo de administración corporativa dentro de la Iglesia, pero recuerdo leyendo hace un año, lo que decía que la mejor forma de hacer a la gente alcanzar algo es dándoles un comando de la misión. Un comando de la misión es justo como lo que estamos leyendo aquí. Esto da parámetros amplios y la persona tiene la libertad de usar su iniciativa para llenar todos los espacios en blanco.

 

Esto es grandioso—¿cierto? En cualquier momento que siente que Dios está aplastándolo, usted está acusando a Dios porque Dios no esta allí para aplastar a alguien. Él dio todo el mundo a los seres humanos. Que cosa tan tremenda que es. Desafortunadamente, la forma que lo usamos no es correcta.

 

“…Y Dios les dijo, “Sean fructíferos y multiplíquense, y llenen la tierra, y domínenla; y tengan dominio sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo y sobre cada cosa viva que se mueve sobre la tierra.”” (v 28). Y así fue.

 

Luego Dios hizo otra creación especial, y esta es la mujer. No vamos a meternos con hombres; no vamos a meternos con mujeres. Algunas de las cosas que puedo decir, si se está quedando corto, no tome esto personal, como si de alguna forma yo pudiera leer su mente—no puedo, o que alguien me dijo acerca de algo que usted pudo o no haber hecho—lo cual no me han dicho.

 

Dios ha dicho que en una relación creada hay un orden de las cosas que no es jerárquico, aunque los hombres han hecho una jerarquía de esto. Lo que Él hizo—porque usted no puede tener 2 cabezas; tan solo no puede hacerlo—Él hizo al hombre y luego Él hizo algo muy especial. Todos los hombres necesitan entender esto. Dios creó a la mujer.

 

No había nada de todos los animales que Adán nombró que fuera una ayuda idónea para él (Génesis 2:20). Génesis 2:21: “Y el SEÑOR Dios hizo caer un profundo sueño sobre Adán, y él durmió. Y Él tomó una de sus costillas, y después cerró la carne  por debajo. Luego el SEÑOR Dios hizo de la costilla (la cual había sacado del hombre) una mujer, y la trajo al hombre. Y Adán dijo, “Esta es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne. Será llamada Varona porque fue sacada del Varón.” Por esta razón… [Y estoy seguro que Dios le dijo a Adán esto (repetido en Marcos 10) …un hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa—y llegarán a ser una carne” (vs 21-24).

 

La razón por la que el matrimonio no es una asociación es porque los dos deben llegar a ser uno—es por eso. Los hombres y mujeres son diferentes. Dios lo hizo de esa forma. No me importa si usted toma a un hombre, le deja crecer cabello largo, le pone ropas de mujer, le da hormonas, le pone maquillaje, viste tacones altos, va como travesti a los bares homosexuales de San Francisco, todavía él es un hombre. O así mismo una mujer, que se afeita todo su cabello, se pone ropa de hombres, llega a ser tosca y brusca—todavía es una mujer. Esa es la forma en que es, necesitamos entender eso.

 

Ahora bien, a causa del pecado, Dios le dijo a Adán que él gobernaría sobre su esposa. Entendamos algo acerca de gobernar. La mayoría de feministas cuando escuchan esto, tan solo dicen con ojos cruzados—‘ningún hombre va a gobernar sobre mi’ Bien, la forma como representan esto es, todo hombre es un gorila y toda mujer es un juguete para ser espichado. Entonces, queremos cambiar eso y no tener eso, entonces hoy en día tenemos el movimiento de liberación de las mujeres y las ‘femi-nazis’ están en control. Ellas no quieren solamente los derechos de las mujeres, ellas quieren los derechos de las mujeres y los derechos de los hombres.

 

Yo no veo esto en la Iglesia, entonces no estoy diciendo esto por alguno de ustedes aquí en la Iglesia. Esa es la forma en que es en el mundo, y creo que algo de ese pensamiento nos ha afectado.

 

Un esposo debe gobernar en amor. Gobernación significa que usted es responsable—no hay duda de eso. Avancemos y hablemos acerca de las responsabilidades en el matrimonio. Entonces hablaremos acerca de la responsabilidad del hombre. La razón de esto es porque las esposas parecen pensar que es duro someterse a sus esposos. No creo en sentir pena por ustedes que esto sea el caso—no en absoluto; entonces por favor cuando yo haga una generalidad, si esto no se ajusta exactamente a usted no se ofenda por favor. Habrán algunas cosas que tendré que decir que si las dijera en una audiencia carnal en el mundo, tendría que tener guarda espaldas y abrir una puerta para correr muy rápidamente, porque sería asaltado.

 

Trataré y seré tan directo como pueda en algunas de estas cosas. Hablemos acerca de los hombres. Normalmente, en sermones como este, a causa del pecado de Eva, las mujeres eran tomadas primero. Pero a causa del pecado de Adán, voy a meterme con los hombres primero.

 

Esto es muy importante que lo hagamos; importante que lo entendamos. Yendo a través de esto, quiero hacerles unas pocas preguntas antes que entremos en esto.

 

·                  ¿Qué es lo que debemos tener en nuestra relación con Dios?

·                  ¿Sobre qué está basada?

·                   Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma, con toda tu fuerza y con todo tu ser. ¿Correcto?

·                  ¿Qué otra cosa es importante?

 

A mucha, mucha gente le gusta tomar la Palabra de Dios para su propia conveniencia. Para aquellos esposos que son opresivos, están usando la Palabra de Dios para su conveniencia, y para ustedes esposas que no son sumisas, están usando la Palabra de Dios para su ventaja, o usándola mal para su desventaja—sin embargo ustedes quieren ponerla o decirla. A menudo nosotros aplicamos esto a falsos ministros—¿cierto?

 

Mateo 7:21: “No todo el que me dice, ‘Señor, Señor,’ entrará en el reino del cielo;… [Por supuesto, estamos diciendo ‘Señor, Señor,’ ¿cierto? ¡Sí!] …sino aquel que esta haciendo [practicando] …la voluntad de Mi Padre, Quien está en el cielo.

 

¿Cual es la voluntad de Dios? ¿Para los esposos? ¿Para las esposas? Cuando encontramos lo que es y le pedimos a Dios por la fortaleza y Su Espíritu para hacerlo, entonces encontraremos que esto realmente funciona. Si cree en la Palabra de Dios—lo cual debe hacerlo—y si ora cada día ‘Tu voluntad sea hecha’ en la vida, ¿de quien es la vida de la cual pide que Su voluntad sea hecha? ¡La suya!

 

Salmo 119—Este es un Salmo tremendo y maravilloso y le dice la actitud que necesitamos tener en amar el camino de Dios y amar Sus mandamientos y amar a Dios. Usted tiene que amar la Verdad. No solo tiene que amar a Dios, tiene que amar la Verdad, porque la Verdad viene de Dios. Si ama a Dios va a amar Su Verdad. Si va a hacer la voluntad de Dios y quiere realmente la voluntad de Dios, esto va a tener que pasar en cada vida—su vida, mi vida, la de cada uno, porque todo esto es parte de conversión y de entrar en el Reino de Dios.

 

Salmo 119:124: “Trata con Tu siervo de acuerdo a Tu misericordia, y enséñame Tus estatutos.” Hermanos, siempre queremos que Dios trate con nosotros con misericordia. Nunca con ira de Dios sobre nadie—ni siquiera su enemigo. Ore por ellos, porque pueden aun ser convertidos. Es por eso que Dios llamó a Saulo quien llegó a ser Pablo, para mostrar que Él ‘tendrá misericordia de quien Él tendrá misericordia.’ Y Él ‘llamará a quien Él llamará.’

 

Verso 125: “Soy Tu siervo; dame entendimiento que pueda conocer Tus testimonios.… [Necesitamos entendimiento en el estado del matrimonio.] …Es tiempo para el SEÑOR de obrar, porque ellos han hecho nula Tu ley. Por tanto amo Tus mandamientos por encima del oro—sí, por encima del oro fino.” (vs 125-127).

 

Tomemos eso y apliquémoslo al estado del matrimonio dentro de nuestros matrimonios. No conozco ningún matrimonio que sea perfecto, incluyendo el mío. Tan solo así es la manera en que es. Creo que si ustedes esposos están esperando que su esposa sea perfecta sin que usted sea amable, o ustedes esposas si están esperando que sus esposos sean perfectos sin que usted sea sumisa, ambos van a estar peleando el resto de su vida. Esa es una receta para el problema garantizada. Lo que tiene que hacer es esto: Tiene que llegar al punto del v 128: “Por tanto estimo ser correctos todos Tus preceptos concernientes a todas las cosas,…”

 

¿Está de acuerdo con eso? ¿En todo lo que Dios ha dicho? Eso entonces es el punto de conversión profunda. No puede ir como el Protestante que dice: ‘Sí, amo esos 9, pero el #4…’ o cualquier otro mandamiento que sea. Probablemente me ha escuchado decir, a través de los años, ¿cual mandamiento usted estima como el menor? Hubo una razón por la que dije eso, porque quería que cada uno de ustedes pensara acerca de eso. Para ver cual mandamiento realmente usted descontaba, lo que significa que usted estimaba como el menor, lo que significa que en aquellos casos usted no quiere hacer la voluntad de Dios conforme a la forma que Dios dice. Entonces, tenemos que llegar a este punto.

 

Por tanto estimo ser correctos todos Tus preceptos concernientes a todas las cosas, y odio todo falso camino.” Necesitamos tener el tipo de rechazo de los caminos del mundo como camino falso y no traerlo a la Iglesia o a nuestras vidas. Vivir en el mundo en la forma que este es, es muy difícil de hacer.

 

·                  Van a haber desilusiones.

·                  Habrán enojos.

·                  Habrán emociones involucradas.

·                  Habrán niños involucrados.

·                  Habrá dinero involucrado.

·                  Estará el sitio donde usted vive involucrado.

 

Todas esas cosas lo afectarán muy personalmente.

 

Entonces, si usted no ama a Dios y no se aman el uno al otro—y esa es la clave, deben amarse el uno al otro a pesar de todo, lo que significa que usted no puede tener su amor hacia su esposa o esposo condicional. Es decir, ‘Lo amo SI…’ Usted ya esta ahogado porque esta colocando una condición. Talvez esta colocando una condición imposible porque usted no quiere amar a su esposa o esposo.

 

Vea en la Iglesia. ¿Cuantos divorcios han tenido lugar? ¿Por qué? Porque traen el mundo. Cuando sea que traiga el mundo a la Iglesia—sea teológicamente o en el matrimonio o en crianza de hijos—lo va a destruir, de una u otra forma.

 

Efesios 5:1: “Por tanto, sean imitadores de Dios, como hijos amados;… [esto no significa imitar a Dios y ejercer ira] …y caminen en amor, incluso como Cristo también nos amó, y Se dio a Sí mismo por nosotros como una ofrenda y un sacrificio de aroma perfumado a Dios” (vs 1-2). Luego esto dice todas las cosas que no debemos hacer.

 

Nos dice que debemos seguir... v 9 “…el fruto del Espíritu está en toda bondad y justicia y verdad.”

 

Verso 21: “Sométanse ustedes mismos los unos a los otros, en el temor de Dios.” ¿Qué significa eso? ¿Esposos sometidos a las esposas? ¡NO! Significa que ustedes están de acuerdo en cosas juntamente y que ustedes conceden uno al otro en aquellas cosas las cuales son hechas mutuamente.

 

Incluso aquí dentro de la Iglesia. Todos estamos sujetos unos a otros—¿cierto? En preparar cosas. Cada uno hizo un excelente trabajo e hizo lo mejor que podía. Nos sometemos a eso. Él dice, ‘Fred, vamos a reunirnos en la sala de reuniones.’ Esta bien. Me someto a él en eso porque él ha hecho los arreglos. Llegamos aquí y tenemos un almuerzo compartido y todos nos sometemos unos a otros. Nos salimos del camino de las mujeres cuando ellas quieren hacer el trabajo en la cocina y pusimos la comida afuera. La comemos y todo eso. Eso es todos sometidos unos a otros.

 

Con una jerarquía esto es extremadamente difícil de comprender. En su casa, si voy a su casa, yo estoy sometido a su casa. Es su casa. Eso es lo que todo esto significa. No voy a ir a su casa e intentar hacer algo contrario lo que usted hace, porque es su casa.

 

Verso 25: “Esposos, amen a sus propias esposas,… [esto es lo que es tan importante, amar a su esposa. Cuando lea la ceremonia del matrimonio, vaya a donde dice:

 

·                  En enfermedad y en salud

·                  En necesidad o en riqueza

·                  Hasta que la muerte los separe

 

Ahora, entendamos algo concerniente al pacto del matrimonio, lo cual muy poca gente entiende en realidad: Cuando usted se casa tiene un pacto con Dios—el esposo y la esposa juntamente en la presencia de Dios—ustedes han hecho un pacto con Dios. ¿Entendía eso? Usted no tan solo acordó legalmente vivir el uno con el otro en algo llamado matrimonio. Ustedes hicieron un pacto con Dios, y un pacto es hasta la muerte. Es por eso que dice ‘hasta que la muerte los separe.’

 

El único motivo para desatar un matrimonio es cuando hay inmoralidad sexual, porque el propósito del matrimonio es llegar a ser una sola carne físicamente y espiritualmente. Y la inmoralidad sexual, como el adulterio rompe el pacto.

 

Verso 25: “Esposos, amen a sus propias esposas,…” ¿A que nivel y cómo lo hace? ¿Solo si es buena cocinera? ¿Solo si mantiene bien la casa? ¿Solo si sale y consigue un trabajo y trae dinero extra? ¿Solo si cuida bien del carro y no hace campanear el guardafangos? ¿Solo si ajusta su comida favorita, a la cual ella puede tener alguna alergia?

 

Note, v 25: “…en la misma forma en que Cristo también amó a la iglesia, y Se dio a Sí mismo por ella;…” El esposo como la cabeza debe ser el que provee, trabaja, ama, supervisa, guía el hogar, ama a su esposa, la honra. Requiere demasiado trabajo, mucho esfuerzo, ser un esposo quien provee adecuadamente para su esposa y su familia.

 

Esto es algo mucho más difícil del trabajo que las mujeres, en algunos casos, realizan. Todavía tengo que ver alguna mujer en algún lugar—aunque pueda ser más inteligente que algunos hombres, y algunas lo son—ser capaz de mantenerse bajo el rigor del trabajo como un hombre quien ha sido diseñado para hacerlo. Intentaron esto en Nueva Guinea. ¿Ha visto alguna vez algunos de esos documentales de Nueva Guinea? Los hombres sentados alrededor, fumando drogas y envían a las mujeres a los campos a trabajar la parcela de papa y cuidar a los cerdos. Es una sociedad miserable y desdichada. Todos están desdichados. Están tan lejos de Cristo que esto es irreal.

 

Pero, es un trabajo. Aunque un hombre no expresará necesariamente las emociones en la misma forma que una mujer lo hará—y él no lo hará, entonces no espere que lo haga. Dios lo hizo a él de esa forma. Es tan solo la forma como es. Algunas veces él guardará muchas cosas adentro y no dirá muchas cosas porque él está reflexionando sobre muchas decisiones difíciles y cosas que está haciendo en el trabajo, o teniendo en mente para la familia, o cosas que va a hacer, quiere hacer o desea hacer.

 

Al amar a su esposa, él debe poner un gran esfuerzo, justo como ustedes tienen que poner un gran esfuerzo para someterse a ellos. Pero si aman a sus esposas y si ustedes aman a sus esposos—y aman a Dios juntamente—este es el mejor fundamento que debe haber.

 

Verso 26: “Para que pudiera santificarla, habiéndola limpiado con el lavado de agua por la Palabra.” Proveer todo porque será agradable, amoroso, bueno darle a ella los medios de hacer las cosas que ella necesita hacer para la casa y para ser esa parte de la unidad que ustedes están llegando a ser.

 

Verso 27: “Para que pudiera presentarla a Sí mismo como la iglesia gloriosa, no teniendo mancha o arruga, o ninguna de esas cosas;… [Esto es espiritualmente hablando. Ojala que todos no pudiéramos tener manchas o arrugas, pero esta es la forma en que es. Conseguimos manchas y arrugas y cabello gris—todas estas cosas vienen—¿cierto? ¡Sí!] …sino que pudiera ser santa y sin culpa. En la misma forma, los esposos están obligados [deben]… [En el ingles antiguo significa que está bajo la obligación.] (los hombres están obligados): …a amar a sus esposas como a sus propios cuerpos.… [Porque los dos llegarán a ser uno. Esto es importante de entender realmente.] …Quien ama a su esposa se ama a si mismo; porque ningún hombre jamás ha odiado su propia carne, sino que la alimenta y aprecia, incluso como el Señor hace con la iglesia. Porque somos miembros de Su cuerpode Su carne y de Sus huesos” (vs 27-30).

 

La primera vez que llegué a entender esto, dije: ¿Cómo podemos ser una parte del cuerpo espiritual de Cristo a través de Sus huesos? Entiendo Su carne, porque Él dio Su cuerpo como un sacrificio—¿correcto? ¿Pero qué significa huesos? Finalmente, esto me amaneció. Esto va claramente atrás a la creación de Eva quien fue creada de un hueso o una costilla de Adán. La mujer fue creada de la parte interna del hombre, justo cerca a su corazón, porque ahí es donde ella debería estar. Así mismo, Cristo hizo la misma cosa. Él está creando la Iglesia desde su parte mas interna de Su ser.

 

·                  ¿No somos llamados el Cuerpo de Cristo? ¡Sí!

·                  ¿No somos llamados la Novia de Cristo? ¡Sí!

 

Luego Pablo repite esto aquí, v 31: “Por esta razón un hombre dejará a su padre y madre, y será unido a su esposa; y los dos serán una carne. Este es un gran misterio; pero estoy hablando con respecto a Cristo y la iglesia. No obstante, cada uno de ustedes ame a su esposa incluso como a sí mismo; y cada esposa vea que reverencie a su esposo” (vs 31-33).

 

He escuchado mujeres en la Iglesia decir, ‘Bien, yo no sé acerca de este reverencie.’ Bueno, explicaremos esto cuando estemos allí.

 

Veamos algunas cosas las cuales son muy importantes, lo cual un hombre tiene que buscar al construir la casa. Miremos algunas de las responsabilidades que tiene un hombre.

 

Salmo 127:1: “A menos que el SEÑOR construya la casa,…” Esto tiene que ver con su matrimonio, porque cuando usted está casado entonces construye una casa—¿cierto? Usted compra una o lo que sea, y ¿qué está haciendo con su vida? Usted está construyendo—¿correcto? Usted necesita construir la casa de su matrimonio a la forma de Dios. Así funcionará. No hay duda de eso.

 

Solo talvez porque sus padres fallaron. O talvez ha visto a algunos en la Iglesia que nunca tuvieron el conocimiento que usted tiene en amar a Dios y amarse el uno al otro, para construir un matrimonio. Ellos no son exitosos. No se preocupe, todavía hay esperanza para ellos. Aun podrían llegar a entender. Una persona puede cambiar en el corazón, mente y actitud en cualquier momento cuando se arrepienten en realidad ante Dios. Eso puede pasar. Entonces, no deje que nada se acumule en usted como la ira en un hombre, u hostilidad en un hombre, o amargura en una mujer. Y las mujeres tienden a ser más amargas y guardan cosas en sus mentes por mucho más tiempo.

 

¿Qué va a hacer eso? Todo eso va a agriar su actitud y destruir su relación. Usted quiere que Dios lo perdone—¿cierto?—a través de Cristo. Bien, entonces hagan lo mismo con sus esposos, sus esposas, sus hijos. Si esto involucra a su madre y padre, bien entonces, eso también, todo eso es parte de esto.

 

“…laboran en vano quienes la construyen; a menos que el SEÑOR guarde la ciudad, el vigía permanece despierto en vano” (v 1). ¿No suena esto como la forma que es en el mundo hoy en día? ¿La carrera de ratas en la que mucha gente vive?

 

Verso 2: “Es vano para usted levantarse temprano, sentarse tarde,… [manejar en la autopista, ir a trabajar y hacer todas esas cosas] …comer el pan de afán;…” ¿Por qué no podemos tener algunos matrimonios contentos? La felicidad también va a tener algunas desilusiones. Nosotros podemos, necesitamos hacerlo en la forma de Dios, pasará de esa forma.

 

Al construir la casa, lo que necesita hacer es esto: Recuerdo a un evangelista que se jactaba que cuando se casó, en su noche de bodas él tomó a su esposa en la alcoba y se quitó sus pantalones y los tiró al piso y dijo, ‘Ahora, yo soy la cabeza de la casa y si puede vestirlos, póngaselos.’ Que forma tan amorosa y maravillosa de comenzar un matrimonio. Lo peor en el mundo.

 

También había un evangelista quien se jactaba acerca de ‘darle nalgadas’ a su esposa. Esa no es la forma de Dios. Usted no leerá en Proverbios en ningún lugar que cuando su esposa esté brava que ‘usted deba darle nalgadas.’ Todo eso no es sino una distorsionada fijación de poder. Ser un esposo y cabeza de una familia NO es una posición de poder. Es una posición de liderazgo por creación.

 

·                  Para servir

·                  Para construir

·                  Para amar

·                  Para llegar a ser uno

 

Eso requiere demasiado trabajo

 

I Pedro 3:7: “De la misma manera, ustedes esposos, vivan con sus esposas de acuerdo al conocimiento, como con un vaso más débil,… [Tan solo tengo que decir esto: Aquellos quienes necesitan paños ungidos son 7 mujeres y 3 hombres por cada 10. Las mujeres son el ‘vaso mas débil.’ Cuando usted es joven puede que no piense así, pero aun lo es. ¿Significa eso que todos los hombres son fuertes? No, hay algunos hombres débiles, también. Hay algunas mujeres fuertes, también. Si usted, como mujer, no se ha casado aun, y tiene una personalidad fuerte, no se case con alguien quien sea ‘perezoso y flojo.’ No funcionará. Si se casa con él, está atada por vida. Luego usted tiene que hacer que eso funcione bajo un obstáculo. Es por eso que oren y pídanle a Dios que les provea con el esposo correcto y con la esposa correcta para que puedan ser bendecidos por Dios.

 

“…dándoles honor como mujeres, y como coherederas de la gracia de vida para que sus oraciones no puedan ser cortadas” (v 7). Si van a tener contiendas familiares—competencia y pelea de esposo y esposa todo el tiempo—¿adivine que? No piense que muchas oraciones vayan a ser respondidas—¿correcto? No dice, ‘puedan ser obstaculizadas,’ dice ‘puedan ser cortadas.’

 

Veamos algunas cosas que un hombre tiene que hacer. Vayamos a Proverbios, porque los hombres tienen que aplicarse a sí mismo así como las mujeres. Veremos que las mujeres tienen que aplicarse a sí mismas, también. El hombre siendo la cabeza de la casa y el proveedor, cuando casé a Rachelle y Chad, le dije, ‘Voy a decirle cuando tiene que decir Acepto. Cuando vaya a través de esto ‘va a amarla, honrarla, unirse a ella, apreciarla, cuando yo diga proveer para ella usted dice Acepto.’ Dije, yo parpadearé y de mis ojos saldrán símbolos de dinero.

 

Ser un esposo y un padre y cabeza de la casa—debería ser gobernando con amor, bondad, consideración y todo eso—aquí está lo que es:

 

Proverbios 10:16: “El trabajo del justo tiende a vida;…” La razón de esto, es entender que los hombres son orientados al trabajo. Dios los hizo de esa forma. Es por eso que entran a hacer carreras. Algunas veces, si tienen que cambiar de carrera después, apóyenlos. Algunas veces lo hacen. En todas las cosas por las que hemos pasado, si Dolores no me amara ni me apoyara nunca lo hubiéramos logrado. No quiero decir apoyar en el sentido de ir a trabajar, sino apoyar lo que tiene que pasar porque lo ama.

 

Verso 29: “El camino del SEÑOR es fortaleza para el recto,… [Esto es lo que debe ser hecho para tener su matrimonio fuerte, pero tiene que hacerlo en la forma del Señor.] …pero destrucción será para los trabajadores de iniquidad.” Puede aplicar esto directo a un matrimonio. Usted trae pecado al matrimonio...

 

·                  Por no tener la clase correcta de matrimonio

·                  Por no ser la clase correcta de esposo

·                  Por no proveer lo mejor que puede

 

Si su esposo está proveyendo lo que él puede, no lo atemorice. Anímelo. Les digo algo que es muy importante: A los hombres, aunque les gusta dar el efecto que son fuertes, que no tienen muchas emociones, necesitan animo de sus esposas.

 

Proverbios 12:24: “La mano del diligente enseñoreará,… [Un esposo debe ser diligente en lo que tiene que hacer. A todo hombre que ame a su familia, ame a su esposa no tiene que decírsele que se levante y vaya a trabajar, porque él siempre está pensando acerca de eso. Se levantará e irá a trabajar, porque quiere proveer, quiere hacerlo.] …pero el perezoso estará bajo tributo.

 

Si se casa, y si su esposo es un perezoso, entonces siempre va a tener dificultades. Luego nunca tendrá algunas cosas que quiere. Les diré esto, ni todas las palizas en el mundo le van hacer trabajar mas duro. Entonces hombres, en su responsabilidad como cabeza de la casa y para hacer esto, deben colocar sus metas para trabajar, para mejorar ustedes mismos, construir sus carreras, ser lo mejor que puedan ser en las cosas que están haciendo, y al ser el esposo en la forma que puede ser—amando a su esposa—sea diligente en eso. Dios lo bendecirá.

 

Verso 27:El hombre perezoso no asa lo que cogió en cacería, pero la sustancia de un hombre diligente es preciosa.” En otras palabras, el hombre perezoso siempre busca una limosna. Hay personas quienes, a través de un periodo de tiempo en sus vidas, porque trabajan, porque son diligentes, porque se aplican a sí mismos—esposo y esposa trabajando juntamente—que son capaces de construir sus propias familias, son capaces de incrementar sus posesiones personales y cosas como esas.

 

Si consiguen posesiones personales no coloque su corazón en ellas. Disfrútelas mientras las tiene. Cuídelas mientras las tiene. Úselas para el mejoramiento de la familia y todo. “…pero la sustancia de un hombre diligente es preciosa.

 

Todas estas cosas tienen que ver con el trabajo del hombre. Proverbios 11:23: “El deseo del justo es solo bien;…” Eso es lo que usted quiere con su familia—¿cierto? Eso es lo que cada esposo quiere. Él va a tener fallas, derrotas, reveces, pruebas. Si cree que tiene pruebas en casa con los niños, considere al jefe de él. Voltéelo en el otro sentido. Eso también es cierto.

 

Y por el amor de proveer para la familia, talvez el padre tiene que hacer algo en lo que él puede ser bueno, pero puede que no sea el tipo de experto que realmente quisiera ser—y en realidad lo quiere ser—pero a causa de ciertas cosas no puede. Bien, él necesita su animo y apoyo en eso para que él pueda crecer e incrementar sus capacidades a través de la vida. Todo eso es parte de construir la casa, la familia.

 

Puede descomponer esto en muchas otras cosas. Lea todo el libro de Proverbios concerniente al perezoso y el indolente. Puede ver que en las familias donde el esposo es perezoso e indolente o tan solo no le importa. Estoy hablando mas allá de estar desanimado por algo que ocurre. Estoy hablando de aquellos quienes son tan solo negligentes y no tienen sentido responsabilidad. Todo se deteriora y se deshace.

 

No conozco algún caso de eso aquí, pero tan solo estoy diciendo esto en general. Al casarse, asegúrese que conoce a la persona con quien se va a casar antes de casarse, porque una vez que se casa ¡hasta ahí es!

 

(pase a la siguiente pista)

 

Proverbios 12:3 “Un hombre no será establecido por maldad,… [Ni lo será un matrimonio, un negocio—nada será establecido por maldad.] …pero la raíz del justo no será movida. Una mujer de virtud es una corona a su esposo,…” (vs 3-4)—porque lo apoya.

 

Ahora, tan solo déjenme mencionar que hay una diferencia vasta entre apoyar a su esposo y tan solo defender su posición con él. ¿Qué quiero decir con eso? Los hombres realmente—como ustedes mujeres, saben pero no quieren admitirlo, y muchos hombres no lo quieren admitir—tienen egos frágiles. Los hombres necesitan apoyo. La última cosa que necesita un hombre es una mujer contenciosa: cuestionando, cositeando, criticando, siempre derribando. Muchas mujeres son como eso. Los hombres piensan diferente que las mujeres. Esa es la naturaleza. Dios nos hizo de esa forma, para pensar diferente.

 

Los hombres son más orientados a metas, y en esto, conseguir la meta, ellos van a hacer esto. Tal vez olvidarán algunas de las sutilezas en el camino. Tal vez incluso ofenderán a las mujeres al hacer lo que están haciendo, porque ellos son diferentes. Para que una mujer virtuosa sea una corona para su esposo, entonces ella necesita apoyarlo—no tan solo defenderlo, apoyarlo, inspirarlo. No simpatizar como con un niño pequeño—‘oh pequeño, has herido tu rodilla o déjame darle un beso al dedito donde te cortaste.’ Eso no es apoyo. Eso es ser condescendiente.

 

Apoyar es que usted le ayuda en todo lo que puede hacer para ayudarlo a alcanzar lo que él va a alcanzar—sea en el trabajo, sea en la casa, sea en la familia, sin importar lo que sea. Les digo una cosa, si ustedes hacen eso, van a encontrar que toda su relación con su esposo va a mejorar tremendamente. Absolutamente, tremendamente. Realmente, será ¡corona para su esposo!

 

Verso 4: “…pero aquella quien causa vergüenza es como podredumbre en sus huesos.” Y esa es la forma que es con algunos hombres. Las mujeres pueden llegar tan mal que toda sus vidas tan solo se encogen y consumen, a causa del tratamiento de ellas hacia sus esposos. Eso puede pasar, entonces necesitamos mantener esto en mente. Nuevamente, vemos ambos lados, como está aquí.

 

Ahora, hablemos acerca de los pequeños problemas que pueden tener ustedes. Proverbios 15:16: “Mejor es un poquito con el temor del SEÑOR que tesoro grande y problema con eso. Mejor es una comida de vegetales donde hay amor, que un buey engordado y con odio” (vs 16-17). Esto muestra, y estoy seguro que lo han experimentado, cuando han tenido una pelea completa y discusion y nadie está hablando. Lo he experimentado.

 

·                  ¿Cómo se sintió? ¡Miserable!

·                  ¿Cómo supo su comida? ¡Terrible!

·                  ¿Qué fue lo mejor que tuvo en su comida? ¡Estaba podrida!

—a causa de las peleas y cosas contenciosas como esto.

 

Verso 18: “Un hombre iracundo incita discordia, pero uno lento para la ira calma la contienda.” Esa es una fuente de muchos problemas en el matrimonio. Donde el hombre se enoja y tan solo incita.

 

Lo mismo con una mujer: Ella hará esto un poco diferente. Será contenciosa como el goteo de un grifo—gota a gota a gota—lo cual también puede incitar la ira. Como echándole combustible a la llama. Entonces esto continúa y continúa. Veremos en el libro de Efesios que hay una solución para eso.

 

Proverbios 16:8: “Mejor es un poquito con justicia que grandes ganancias con injusticia.” Oh, cuan cierto es esto. No hay nada sino peleas con eso.

 

Verso 19: “Es mejor ser de espíritu humilde con el humilde que dividir el despojo con el orgulloso.” Esto es lo que necesita haber en un matrimonio, un espíritu humilde de ambos, esposo y esposa. ¿Como? ¡Hacia Dios! En la forma que debería ser.

 

Verso 24: “Palabras agradables son como un panal, dulce para el alma, y salud para los huesos.” Está el camino para conseguir los resultados correctos en su matrimonio, justo allí. Puede pasar por alto demasiado.

 

·                  No tiene que sacar a relucir toda cosa negativa que hay—¿cierto?

·                  No tiene que ser contencioso por todo lo que se presenta—¿cierto?

·                  No tiene que señalar cada falta que hay—¿cierto?

 

§       ¿Por qué no inspirar?

§       ¿Por qué no ayudar?

§       ¿Por qué no tener palabras agradables?

§       ¿Por qué no estar animando?

 

 ‘Oh, esto puede inflarlo.’ No necesariamente. Tal vez se inflará más si no lo hace. Tal vez su esposa no será tan divisiva y contenciosa y copando gota a gota con sus criticas si usted tuviera palabras agradables para ella. Eso es parte de la vida. Realmente necesita entender eso.

 

Proverbios 17:1: “Mejor es un pedazo de pan, y tranquilidad con el, que una casa llena de sacrificios con pelea.¡Absolutamente! ¿Ha entrado alguna vez a una casa donde acabaron de terminar una discusión familiar? Si usted tuviera un cuchillo podría sacarlo y cortar la atmosfera y tan solo apilarla—¿cierto?

 

·                  ¿está alguien feliz? ¡No!

·                  ¿es eso agradable? ¡No!

·                  ¿es eso bueno para alguien? ¡No!

·                  ¿en que va a parar eso? Podredumbre y miseria, justo como dice Proverbios.

 

Ahora, vayamos al Nuevo Testamento y veamos lo que necesitamos hacer; veamos como podemos vivir nuestras vidas en la forma correcta. Muchas de estas cosas están aquí para que aprendamos, conozcamos, hagamos y entendamos. Y mucho de esto tiene que ver con tan solo vivir y sincronizar y amar y experimentar. Cada matrimonio va a ser diferente, a causa de los intereses de las personas envueltas y las cosas que necesitan ser hechas.

 

Entendamos algo lo cual es cierto. Creo que uno de los problemas mas grandes que los hombres tienen en el matrimonio es que no consultan con sus esposas cuando necesitan—lo cual deberían hacer. No son considerados con sus esposas—como deberían serlo. Uno de los más grandes problemas que tienen las mujeres es que ellas creen saber lo que sus esposos están pensando.

 

Muchas veces pueden hacer buenas adivinanzas, pero no todas las veces; y esto aplica también a los esposos con respecto a las esposas. Si cree saber lo que su esposa está pensando, o si cree saber lo que su esposo está pensando, entonces probablemente no lo sabe. ¿Conoce su corazón y mente ante Dios cuando ellos oran? ¿Lo hace en verdad? ¿En que termina esto? Esto termina en hacer juicios. Juzgar para condenar es una de las peores cosas que hay en el matrimonio.

 

Tenemos alguna buena instrucción en I Pedro para nosotros sobre como esto afecta nuestra relación con Dios y nuestra relación en nuestro matrimonio. Necesitamos entender esto y aprender esto, porque así es como mejoramos nuestros matrimonios.

 

I Pedro 2:21: “Porque para esto fueron llamados porque Cristo también sufrió por nosotros, dejándonos un ejemplo, que deberían seguir en Sus pasos; Quien no cometió pecado; ni fue encontrado engaño en Su boca” (vs 21-22).

 

Me quiero enfocar en justicia e igualdad. Esto llega a ser muy importante en este punto. Quiero hablar un poquito acerca de justicia porque

 

·                  ¿Fue justo que Dios tuviera que tomar sobre Sí mismo todos los pecados del mundo entero?

 

Piense acerca de eso por un minuto si cree que algunas de las cosas por las que está pasando no son justas. Fue justo que

 

·                  ¿Él fuera golpeado por nuestros pecados?

·                  ¿Él recibiera latigazos por nuestras iniquidades?

¡Por supuesto que no!

 

Verso 23: “Quien, cuando fue insultado, no insultó en retorno; cuando sufría, no amenazaba, sino se encomendaba a Él mismo a Quien juzga justamente; Quien llevó Él mismo nuestros pecados en Su propio cuerpo sobre el árbol, para que nosotros, estando muertos a los pecados, podamos vivir hacia justicia; y por Cuyos azotes ustedes fueron sanos” (vs 23-25).

 

Luego él deja esta idea y va justo a la situación de las relaciones entre esposo y esposa cristianos. Todos nosotros tenemos nuestra perspectiva y todos vemos que Dios tomó sobre Él todas estas cosas. Esto llega a ser una solución a los problemas dentro de un matrimonio. No las cortes de divorcios del mundo. No los psicólogos de este mundo. Sino ir a Dios y tener las cosas resueltas en la forma de Dios.

 

I Pedro 3:1: “De la misma manera,… [¿Qué significa de la misma manera? En referencia a lo que acabamos de leer. En la misma manera y actitud que Cristo tuvo.] …ustedes esposas, sométanse ustedes mismas a sus propios esposos… [Esta es la única forma en que un matrimonio va a funcionar. No pueden tener dos cabezas. No pueden tener dos jefes. No puede tener dos direcciones para ir en un matrimonio—¡solo una!] …para que, incluso si cualquiera no es obediente a la Palabra, a través del comportamiento de las esposas ellos puedan ser ganados sin una palabra.”

 

Esta es una fuente de muchos problemas dentro del matrimonio, cuando el uno es creyente y el otro no cree, y entonces está intentando convertirlo. ¡No! Necesita ser hecho por ejemplo—para ambos el esposo y la esposa.

 

Verso 2: “Habiendo atestiguado su comportamiento casto cumplido con reverencia; cuyo adornar, no sea el adorno externo de trenzar el cabello, o llevando joyas de oro, o vistiendo vestidos costosos; sino sea su adorno la persona interna del corazón, manifestada en la incorruptible joya de un espíritu manso y tranquilo, el cual es de gran valor a la vista de Dios” (vs 2-4). Esto no significa que usted rinda su persona. Esto no significa que entregue su personalidad. Esto tan solo significa que este es el camino provisto—en que su esposo está amándola, lo cual él debería—para hacer funcionar el matrimonio y ser felices.

 

Verso 5: “Porque en esta forma también las mujeres santas del pasado quienes esperaban en Dios se adornaron ellas mismas, estando en sujeción a sus propios esposos.” Esta es la forma en que tenemos un matrimonio centrado en Cristo, orientado hacia Dios y somos capaces de avanzar como esposos y esposas.

 

Verso 6: “Incluso como Sarah obedeció a Abraham, llamándolo señor;… [No sé de ninguna mujer hoy en día que esté deseosa de llamar a su esposo ‘señor.’ Esto no es un requerimiento absoluto que deba hacer, quiero que entienda esto, porque usted puede llamar a una persona señor y ser odiosa en eso. No es el llamarlo señor lo correcto, sino la actitud de ella al rendirse a él.] …y ustedes son sus hijas, si están haciendo lo que es correcto, y no están asustadas por ninguna intimidación. De la misma manera, ustedes esposos, vivan con sus esposas de acuerdo al conocimiento…” (vs 6-7).

 

Esto es muy importante. El hombre tiene que tener conocimiento y entendimiento sobre como hacer funcionar un matrimonio. Nunca va a golpear a su esposa para que se someta. Ustedes mujeres nunca van a hacer que su esposo sea lo que él es criticándolo. ¡No funciona!

 

Deben hacer esto “…de acuerdo al conocimiento, como con un vaso más débil,… [dado que ella es una mujer] …dándoles honor…” (v 7) Hay un lugar de honor que Dios tiene para las mujeres. ¡Hónrela como su esposa!

 

·                  Ella no es una propiedad

·                  Ella no es una sierva

·                  Ella no es una esclava.

·                  Ella no está allí para hacer su trabajo sucio y para que usted vaya a través de la casa como si fuera un torpedo arrasador esparciendo y derribando todo alrededor, para que ‘ahora la mujer pueda limpiar y recoger el reguero.’

 

¡De ninguna manera! Eso no funcionará. Aunque muchos hombres hacen eso. Necesita considerarlo.

 

“…vivan con sus esposas de acuerdo al conocimiento, como con un vaso más débil, dándoles honor…” (v 7) Al hacer cosas para mostrarle honor a ella; para ayudarla; para animarla. Y ella va a tener más subidas y bajadas emocionales que usted. Usted necesita ser una ayuda y un estabilizador y un factor amoroso para ella. Eso tan solo es la forma en que es.

 

“…como mujeres, y como coherederas de la gracia de vida… [aquí hay algo que es una advertencia para los hombres. No para las mujeres, sino para los hombres. ¿Lo está manteniendo Dios  a usted responsable? ¡Sí! ¿Qué dice Él?] …para que sus oraciones no puedan ser cortadas” (v 7).

 

Si ustedes esposos están teniendo problemas consiguiendo sus oraciones respondidas, talvez necesiten mirar como están tratando a sus esposas. Talvez necesite entender como está su relación con su esposa. Talvez esto es el porque sus oraciones no están siendo respondidas, están siendo cortadas. No están llegando más allá del cuarto en el cual está orando. Talvez debería mejor comenzar con:

 

·                  Oh, Dios, ayúdame a tener la actitud correcta en mi matrimonio.

·                  ayúdame a re-establecer la situación correcta con mi esposa.

·                  ayúdame a humillarme ante Ti para que pueda

- Mostrar amor a mi esposa

- Mostrarle honor

- Mostrarle respeto

 

Esto no significa que esté entregando su gobierno. Mientras algunos pueden decir que un hombre debe REGIR sobre la mujer. He escuchado eso también en la Iglesia. Luego se van al otro lado y dicen, ‘tratémoslas con igualdad.’ Dios nunca dijo que esto es igual. Es en unión, pero no igual. Dios da esta advertencia a los hombres. Él no la da a las mujeres. Por tanto, el hombre lleva la mayor responsabilidad.

 

Veamos algo mas que es muy importante en el matrimonio. El sexo nunca debe ser usado como una herramienta manipulativa para retener y así conseguir su propio camino. Esto es tanto para el esposo como la esposa.

 

I Corintios 7:2: “Más bien, para evitar inmoralidad sexual,…”—porque Dios nos hizo como criaturas que pueden tener sexo y amarse en aquel sexo. Ningún animal tiene amor en el sexo, solo los seres humanos. Es por eso que Él lo hizo para que cuando un esposo y esposa tengan relaciones, ellos son la única cosa de la creación de Dios que tienen relaciones conyugales cara a cara. Piense acerca de eso. Nada de toda la creación que Dios ha hecho en la reproducción de cualquier animal de cualquier especie en cualquier lugar están cara a cara. Esto no es tan solo reproducción. Hay amor, gozo, llegar a ser uno. Eso es de lo que el matrimonio se trata. Lo que Pablo está diciendo es que el sexo fuera del matrimonio no es correcto.

 

“…que cada hombre tenga su propia esposa, y que cada mujer tenga su propio marido. Que el marido cumpla sus deberes conyugales a su esposa, y de la misma manera también la esposa a su marido.… [Esto no significa que el hombre llegue a ser sea una maquina de sexo y la arrastre a la alcoba cinco veces al día. Eso no es a lo que Dios se refiere. ¿Entiende eso?] …La esposa no tiene poder sobre su propio cuerpo, sino el marido; y de la misma manera, tampoco el marido tiene poder sobre su propio cuerpo, sino la esposa” (vs 2-4).

 

Note, si no tienen relaciones conyugales apropiadas en el matrimonio, dice, v 5: “No se priven el uno al otro de sus deberes conyugales,…” En otras palabras, ustedes están defraudando el matrimonio. ¿Por qué tener un matrimonio si no hay sexo? Si no hubiera sexo la gente podría tan solo vivir juntos y venir e ir como quisieran. No habría nada que los atara. Es por eso que Dios los hizo hombre y mujer. Es por eso que hay matrimonio. Esta es la responsabilidad que es debida. Dios lo dice así. Esto sería otra cosa la cual cortaría sus oraciones de Dios. Ustedes no van a resolver ningún problema en el matrimonio racionando el sexo, cortándolo.

 

Les diré una cosa: Pueden haber muchas emociones que hacen esto miserable y podrido y no vale la pena a menos que esté intentando llevar su matrimonio en la forma de Dios. ¿Puede haber sexo sin amor? ¡Sí! ¿Puede haber matrimonio sin amor? ¡Sí! No todos los matrimonios dependen del amor. El amor es algo en lo que crece. Amor es algo que construye. Amor es algo en lo que trabaja. No es tan solo un sentimiento. Hay responsabilidad. Esto entonces es el aspecto físico de esto.

 

Veamos el aspecto espiritual de esto, entonces entendamos como entonces Dios espera que un esposo y esposa reaccionen e interrelacionen juntamente y como aquel matrimonio puede ser como Cristo quisiera que fuera.

 

Efesios 5:20—esto muestra nuestra actitud; esto muestra lo que necesita ser. El matrimonio es una responsabilidad dual de esposo y esposa y Dios coloca la responsabilidad máxima y final sobre el esposo. El que es hecho la cabeza es el que es ultimadamente el responsable. Sabemos que el matrimonio representa a Cristo y la Iglesia.

 

·                  ¿Es Jesús responsable por la Iglesia? ¡Sí!

·                  ¿Es Él responsable por ayudar, animar, enseñar y edificar la Iglesia? ¡Sí!

26 Efesios 5:20: “Dando gracias en todo tiempo por todas las cosas a Dios y el Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” Les digo, si ustedes contaran sus bendiciones—incluso hay una canción: ‘Cuenten sus bendiciones, nómbrelas una por una y se sorprenderá de lo que Dios ha hecho.’ Esto es lo que necesita ser aquí. ¡Ser agradecido! Siempre puede encontrar una circunstancia en la vida la cual es peor que la suya. ¡Siempre! No importa que tan mala pueda pensar que es, siempre hay una peor que la suya en algún lugar en el mundo.

 

“…en todo tiempo por todas las cosas…” Independiente de si usted está siendo probado. Usted puede tener algunos tiempos difíciles—o ser bendecido. Siempre esté agradeciéndole a nuestro Dios y Padre en el nombre del Señor Jesucristo.

 

Entonces Pablo va al v 21 para mostrar con que actitud—esto aplica a esposos y esposas: “Sométanse ustedes mismos los unos a los otros, en el temor de Dios.” ¿Cree usted que Dios va a bendecirlo como esposo porque es rudo y cruel con su esposa, y va a REGIR sobre ella y va a FORZARLA y va a HACERLA hacer esto? ¡Por supuesto que no! ¡Absolutamente no! Sus oraciones son cortadas, porque no la está honrando como Dios espera que lo haga.

 

¿Cree usted que va a cumplir la voluntad de Dios fastidiando y criticando y viendo cada falta que comete su esposo? ¡No! ¡No funcionará! Tienen que estar sometiéndose ustedes mismos a Dios. Después el resto fluye.

 

Verso 22: “Esposas, sométanse a sí mismas a sus propios esposos, como al Señor.” ¿Deben los esposos someterse a Cristo? ¡Sí! ¡Absolutamente! Entonces, lo que Dios requiere de una esposa no es mas de lo que Dios requiere del hombre hacia Dios. Absolutamente lo mismo.

 

Verso 23: “Porque el esposo es la cabeza de la esposa, incluso como Cristo es la Cabeza de la iglesia; y es el Salvador del cuerpo. Porque incluso como la iglesia está sujeta a Cristo,…” (vs 23-24).

 

·                ¿están ustedes esposos realmente allí afuera haciendo estas cosas como Cristo hace por la Iglesia?

·                ¿están realmente tratando de ser el proveedor y preservador y librador?

 

O

 

·                  ¿Es usted perezoso, vago e indolente?

 

Todas estas cosas entran en juego en esto. Aquí está lo que es importante con esto. Lo que estamos haciendo es darle algunas herramientas sobre como puede usted evaluar su matrimonio, como puede evaluar su vida y lo que necesita hacer para tener un matrimonio que sea centrado en Cristo y orientado hacia Dios.

 

“…en la misma forma también las esposas estén sujetas a sus propios esposos en todas las cosas. Esposos, amen a sus propias esposas,… [¿Como? ¡Con amor piadoso divino!] …en la misma forma en que Cristo también amó a la iglesia, y Se dio a Sí mismo por ella” (vs 24-25). Esto muestra una actitud tremenda de sacrificio, trabajo, perseverancia, honor y todo esto. Esto es muy importante. ¿Por qué Cristo hizo esto?

 

Verso 26: “Para que pudiera santificarla,… [hacerla Santa, pura y recta] …habiéndola limpiado con el lavado de agua por la Palabra.” Esto es alcanzado por gracia, amor y entendimiento. No por intimidación, fuerza bruta y gritos. Así no es como Cristo está haciéndolo.

 

¿Cuantas veces usted comete errores y va a Cristo y dice, ‘Oh, Dios, perdóname.’ ¿Lo perdona Dios? ¡Sí! ¿Cómo debería tratar a su esposa?

 

·                  Con amor

·                  consideración

·                  bondad

·                  entendimiento

·                  tolerancia

·                  reteniendo su lengua

·                  reteniendo la corrección

·                  dejando que las cosas funcionen

 

Verán que las cosas avanzan mucho mejor. El matrimonio no va a ser que el esposo vaya a hacer a la esposa haga su voluntad, o que la esposa vaya hacer que el esposo haga su voluntad. No pasará. No funcionará.

 

Entonces, ¿qué si tienen una gran pelea? ¿Qué si tienen una discusión grande y fuerte? Entonces hagan justo exactamente como dice allí en Efesios 4: ‘no dejen que el sol se oculte en su ira.’ Arréglenlo antes que el sol se oculte. Eso es lo que está diciendo. Entonces cuando se levanten en la mañana, no arrastren el problema de ayer para hoy.

 

¿Por qué destruir el tiempo presente con problemas pasados? Van a haber suficientes problemas futuros en el tiempo presente que no tiene que destruirlo con problemas pasados. ¿Ve usted como todo esto funciona? Esto no es que Dios esté en contra de las mujeres. No es que Dios sea injusto con las mujeres y que Él le está dando todo al hombre para darle una paliza a la mujer y que el lugar de la mujer sea solo sufrir. Este no es el camino de Dios en absoluto.

 

Verso 25: “Esposos, amen a sus propias esposas, en la misma forma en que Cristo también amó a la iglesia, y Se dio a Sí mismo por ella; para que pudiera santificarla, habiéndola limpiado con el lavado de agua por la Palabra; para que pudiera presentarla a Sí mismo… [¿Como?] …como la iglesia gloriosa,…” (vs 25-27).

 

Todo el propósito del Nuevo Pacto es que Cristo y la Iglesia entran en su relación de matrimonio, el cual es representado por el matrimonio físico del esposo y la esposa. Esto muestra que todos nosotros tenemos un camino largo para ir y hacer nuestros matrimonios rectos delante de Dios. Esto es algo que está continuamente pasando. Algo en lo que tiene que colocar su curso para toda su vida, y observar a través del tiempo y espacio mientras va y entender que esto va a tener que ir mas allá de hijos llegando a la familia, casándose y creciendo y yéndose por sí mismos, y luego nietos, bisnietos y todo eso.

 

Luego va a llegar un tiempo cuando uno muere. Es muy raro que el esposo y esposa mueran al mismo tiempo. Si usted es un viudo o viuda, usted no quiere ver hacia atrás y decir, ‘oh, si pudiera haber hecho esto o aquello o la otra cosa.’ ¡No! Usted puede decir que hizo lo mejor que podía con la bendición de Dios y que tuvo un matrimonio tan bueno como pudo ser. Usted tiene algunas faltas humanas y errores, pero eso es tan solo la forma en que es. Esto es exactamente lo que Dios quiere hacer con la Iglesia. Que ella pueda ser consagrada, Santa y completamente sin culpa.

 

“…no teniendo mancha o arruga, o ninguna de esas cosas; sino que pudiera ser santa y sin culpa. En la misma forma, los esposos están obligados… [bajo obligación con Dios] …a amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. Quien ama a su esposa se ama a si mismo” (vs 27-28).

 

Esto dice demasiado. Esto significa no tan solo como usted mismo—sus metas, propósito, trabajo—todo esto está ligado a la frase: “como a sí mismo.” No solo necesariamente la carne de su cuerpo solamente. Esto es parte de eso, pero tiene que ver con todo el foco y propósito de su vida. Vea la gran responsabilidad que Dios coloca sobre los esposos; y la responsabilidad que Dios coloca sobre las esposas. Esto tiene que obrar juntamente. Es una calle de una sola vía, pero hay dos personas involucradas. No puede tener uno yendo en una dirección y el otro yendo en la otra dirección. Tienen que estar yendo en la misma dirección.

 

Si hay dificultades involucradas, aprenda como trabajar en ellas. Aprenda como y les diré esto—ustedes pueden entender mas como hacerlo al llevarlo a Dios en oración, pidiéndole a Dios que los ayude a hacerlo; pidiéndole a Dios que los ayude a ver y entender lo que necesita ser—que yendo a todos los consejeros matrimoniales en el mundo. Les puedo garantizar eso. Les puedo decir esto por experiencia personal.

 

Verso 28: “En la misma forma, los esposos están obligados a amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. Quien ama a su esposa se ama a si mismo; porque ningún hombre jamás ha odiado su propia carne, sino que la alimenta y aprecia, incluso como el Señor hace con la iglesia. Porque somos miembros de Su cuerpode Su carne…” (vs 28-30)—a través de la crucifixión y todo lo que eso significa. Esto es un tiempo de vida completo tratando de entender lo que esto significa. Después de ser un ministro por todo el tiempo que lo he sido, y estando en la Iglesia por todo lo que he estado, estoy realmente comenzando a entender toda la grandeza de lo que Cristo hizo llegando a ser el sacrificio perfecto por nuestros pecados. Esto es absolutamente increíble más allá de toda creencia. Esto es algo en lo que necesitamos crecer, y mientras lo hace entonces va a crecer en entendimiento y en como hacer su matrimonio mas feliz.

 

“…y de Sus huesos. Por esta razón un hombre dejará a su padre y madre, y será unido a su esposa; y los dos serán una carne” (v 30). Esta es la clave entera y énfasis de lo que necesitamos observar en el matrimonio. Toda su existencia espiritual por así decirlo está toda envuelta en su matrimonio. Sea este un matrimonio fácil o un matrimonio difícil. Usted no puede tan solo levantarse y alejarse de esto porque hay dificultades que surgen.

 

·                  ¿Se levantó Cristo y abandonó la Iglesia porque habían dificultades? ¡No!

·                  ¿La rechazó Él porque ellos tenían problemas y cosas que tal vez en las propias opciones de ellos crearon los problemas? ¡No!

 

Él es amable, comprensible, correctivo, misericordioso, guiando en toda forma.

 

Verso 31: “Por esta razón un hombre dejará a su padre y madre, y será unido a su esposa; y los dos serán una carne.” Combinarán sus vidas en uno. Necesita pensar en eso. El matrimonio es tal que ustedes combinan sus vidas en una. Ustedes no pierden identidad, pero ambos ganan una mayor identidad con ambos de ustedes trabajando juntamente en el matrimonio. Justo como debemos ser una carne en el matrimonio así debemos ser un espíritu con Cristo.

 

También, esto aplica al matrimonio en que vamos a tener la misma actitud, el mismo ir adelante en nuestros matrimonios que en la actitud que tenemos hacia Cristo.

 

Verso 32: “Este es un gran misterio; pero estoy hablando con respecto a Cristo y la iglesia.” Recuerde esto con su matrimonio. Recuerde esto cuando esté intentando enderezar cosas en su matrimonio. Comience con el aspecto espiritual de esto.

 

Ustedes no van a corregir ninguna parte de los aspectos físicos del matrimonio hasta que tengan los aspectos espirituales cuadrados. No van a tener esto en la dirección correcta excepto a través de la oración y rindiéndose a Dios, estudiando Su Palabra. Este sermón no pretende ser una solución total para todas las relaciones entre esposos y esposas. Este está destinado a ser una vista desde la perspectiva de Dios de lo que necesitamos hacer para traer nuestros matrimonios juntamente en la forma que deberían ser. Cada matrimonio va a ser diferente. Tener las cosas espirituales enderezadas es lo más importante.

 

Verso 33: “No obstante, cada uno de ustedes ame a su esposa incluso como a sí mismo; y cada esposa vea que reverencie a su esposo.” Y, cuanto mas serían mejores nuestros matrimonios si todos nosotros hiciéramos eso.

 

La Palabra de Dios es absolutamente profunda concerniente a nuestros matrimonios y es una gran clave para que podamos entrar en el Reino de Dios y será una bendición adicional para nosotros tener nuestros matrimonios en la forma en que resultaría tener una bendición de Dios ahora para eliminar las peleas, discusiones, invasión del mundo y acercarnos en realidad a Dios. Hagan eso como Dios quiere que lo hagan.

 

Esposos, amen a sus esposas; y esposas, sométanse ustedes mismas a sus esposos y caminen el mismo camino juntamente. Luego pueden entrar en el Reino de Dios sabiendo que han dado lo mejor el uno al otro y a Cristo.

 

Escrituras Referenciadas

 

1)                Génesis 2:7

2)                Génesis 1:26-28

3)                Génesis 2:21-24

4)                Mateo 7:21

5)                Salmo 119:124-128

6)                Efesios 5:1-2, 9, 21-33

7)                Salmo 127:1-2

8)                I Pedro 3:7

9)                Proverbios 10:16, 29

10)            Proverbios 12:24, 27

11)            Proverbios 11:23

12)            Proverbios 12:3-4

13)            Proverbios 15:16-18

14)            Proverbios 16:8, 19, 24

15)            Proverbios 17:1

16)            I Pedro 2:21-25

17)            I Pedro 3:1-7

18)            I Corintios 7:2-5

19)            Efesios 5:20-26, 25-33

 

 

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

 

·                  Génesis 2:20

·                  Marcos 10

 

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones