| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Por qué Dios odia la religión?
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: Preparación para Pentecostés
Atrás
PENTECOST – 2000

Pentecostés y los 144,000

Fred Coulter – Junio 11, 2000

www.idcb.org

 

          Bienvenidos a la Fiesta de Pentecostés, año 2000, hay un significado tremendo para esta Fiesta, y hay muchas cosas que Dios quiere que sepamos y entendamos mientras guardamos los días santos. Y todos los días santos nos muestran y nos enseñan en realidad el camino de Dios. Es muy interesante, en la versión Septuaginta de la Biblia, cuando va a través de Éxodo 31, en todo el recorrido con la excepción del Sábado del séptimo día, dice, “Mis Sábados”, plural. Entonces, ve que no puede tener uno sin el otro. Si tiene el Sábado del séptimo día, el cual guarda, entonces debe también guardar los Sábados anuales.

 

          Este día de la Fiesta de Pentecostés representa la finalización de la cosecha de los primeros frutos. Y todo comienza con Cristo en el día de la ofrenda de la gavilla mecida, como lo vimos ayer. Vayamos a Éxodo 34 y leamos el verso 26 porque como hemos visto, Cristo es el primero de los primeros frutos. Y entonces para el Israel antiguo, Dios quería que los hijos de Israel siempre recordaran que los primeros de los primeros frutos pertenecían a Dios. 

 

          Verso 26: “Lo primero de los primeros frutos de su tierra traerán a la casa del SEÑOR su Dios.” Cristo fue lo primero de los primeros frutos como vimos en Juan 20. Él ascendió al Padre el día siguiente después del Sábado. Él fue la Gavilla premier que era elevada por el sacerdote para ser aceptada a nuestro nombre. En otras palabras, como el mismo sacrificio de Jesucristo por el perdón de nuestros pecados mas el Cristo resucitado para la justificación, para ponernos en correcta posición con Dios, y para Cristo estar a la mano derecha de Dios el Padre, para llevar a cabo Su plan y ponerlo en marcha.

 

          Vayamos ahora a I Corintios 15 y veamos algunas cosas muy importantes concernientes a la resurrección, y por supuesto, todo comienza con la resurrección de Cristo. Y como vimos ayer, los primeros frutos es una cosecha de primeros frutos. Este es un día santo de cosecha para celebrar la finalización, el cumplimiento de los primeros frutos del grano. Estos no son todos los primeros frutos lo cual veremos después. Hay primeros frutos del fruto de los árboles, hay primeros frutos de otros productos, otros vegetales, otras cosas que salen. Todos aquellos le pertenecen a Dios. Pero esta es especial. Y la cosecha que Dios tiene con la Fiesta de Pentecostés se relaciona y comienza con Cristo Quien es el Primero de los primeros frutos. 

 

          Vayamos a I Corintios 15 y entendamos algo muy importante concerniente a la resurrección de Cristo. Y especialmente en este día. Necesitamos también entender, y voy a enfatizar de nuevo que usted debe tener la Biblia correcta. Y la Biblia correcta es la que está basada en el texto griego y hebreo correctos. Yo uso el mismo texto griego que fue usado por los traductores de la versión King James, el cual es el texto Bizantino, también conocido como el texto autorizado, o el texto recibido, o el texto de 1550 de Stephens.

 

Verso 12, esto es importante: “Pero si Cristo está siendo predicado, que Él se levantó de los muertos, ¿Cómo es que algunos entre ustedes están diciendo que no hay resurrección de los muertos?” Entonces inmediatamente Satanás está allí. Tan pronto como las semillas han sido sembradas, Satanás esta allí trayendo sus malezas e infiltrando la Iglesia, trayendo falsa doctrina y diciendo, “No hay resurrección. Todos vamos al cielo.”  No. 

 

Note el argumento de Pablo aquí. “Porque si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo ha sido levantado. Y si Cristo no ha sido levantado,…” Quiero que note la fortaleza de su argumento. Y quiero que sepa cuan dogmáticamente él trae eso porque esto es importante. “Porque si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo ha sido levantado. Y si Cristo no ha sido levantado, entonces nuestra predicación es en vano,…” En otras palabras estaban predicando un mito. Están predicando algo que es vacío, hueco, que no tiene significado. “…y su fe es también en vano. Y nosotros somos encontrados también ser falsos testigos de Dios;…”  Esta es una declaración importante. En cualquier momento que alguien haga una declaración que no está en conformidad con la Palabra de Dios, es un falso testigo. Lo que significa que está testificando algo que no es cierto, y clamando que Dios lo ha autorizado. Lo cual entonces es dar un falso testimonio de Dios. Tomar el nombre de Dios en vano, usando el nombre de Dios en futilidad y vanidad. “…porque hemos testificado de Dios que Él levantó a Cristo, a Quien Él no levantó, si ciertamente los muertos no son levantados. Porque si los muertos no son levantados, tampoco Cristo ha sido levantado. Pero si Cristo no ha sido levantado, su fe es vana; ustedes están todavía en sus pecados” (vs. 13-17). 

 

En otras palabras no hay perdón de pecados a menos que Cristo, Quien es el Primero de los primeros frutos, ascendiera al Padre para ser aceptado el día siguiente después del Sábado durante la Fiesta de Panes sin Levadura, el cual es entonces el primer día comenzando el conteo de 50 días. A menos que esto ocurriera no hay perdón de pecados. Y esto le asegura que cualquier otro esquema de perdón de pecados no traerá perdón de pecados porque Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Y no hay otro camino que pueda ser hecho sino a través de Jesucristo.

 

Verso 18, “Y aquellos que han dormido en Cristo han entonces perecido.”  Porque no hay esperanza. “Si en esta vida únicamente tenemos esperanza en Cristo [sin resurrección], somos de toda la gente los más miserables.” ¿Por qué? Porque está creyendo algo que es falso, si los muertos no son resucitados. Pero note como Pablo concluye su argumento. “Pero ahora Cristo ha sido levantado de los muertos; Él ha llegado a ser el primer fruto de aquellos que han dormido. Porque ya que por un hombre vino la muerte, por un hombre también vino la resurrección de los muertos. Porque como en Adán todos mueren,…” Porque todos hemos heredado la ley de pecado y muerte dentro de nosotros, y entonces en Adán morimos. Justo como Dios le dijo a Adán. “Polvo eres y al polvo regresarás.” “…así también en Cristo todos serán hechos vivos” (vs. 18-22).  Estas son todas las resurrecciones. Las 3 resurrecciones en la Biblia. La primera resurrección, la segunda resurrección de aquellos quienes no han cometido el pecado imperdonable, y la otra parte de la segunda resurrección, la cual es la resurrección de aquellos que han cometido el pecado imperdonable. Todos seremos hechos vivos en Cristo. Sea para vida eterna, o muerte eterna. 

 

Note, verso 23, muy importante. “Pero cada uno en su propio orden: Cristo el primer fruto;…” Y como vimos ayer, somos la Iglesia de los Primogénitos. Somos el primer fruto de la cosecha pero Cristo es el Primero de los primeros frutos. “…luego, aquellos que son de Cristo a Su venida.”  Y esto es cuando va a ser la resurrección, a Su venida.

 

Vamos a ver entonces “a Su venida”, como esto representa el día de Pentecostés como el día de la resurrección. Y entendamos que este es el único día que puede significarlo. Bien, alguien dirá con seguridad, “Entonces está diciendo que sabe cuándo es el regreso de Cristo.” No, estamos diciendo que sabemos cuándo será la resurrección. Y la razón es que podemos ir atrás en esta forma. Veámoslo a partir de lo que ya sabemos. ¿Es Cristo nuestra Pascua, Quien fue crucificado por nosotros? ¡Sí! ¿Cuándo fue crucificado? En el día de la Pascua. ¿Hizo Dios esto en el tiempo y en el día que Él profetizó, y en la forma y manera que Él dijo que sería? Sí.

 

Es exactamente lo mismo concerniente a la resurrección de Cristo. ¿Cuándo fue resucitado? Justo al final del Sábado después de estar en la tumba 3 días y 3 noches. ¿Cuándo ascendió al Padre? En el día de la ofrenda de la gavilla mecida. Y entonces vimos cómo hay 7 iglesias. Y aquellas 7 iglesias representan la cosecha de la era de la iglesia. Y la cosecha de la era de la iglesia entonces es parte de la cosecha principal de Dios. Y esto es desde el tiempo que Cristo ascendió al cielo hasta el tiempo de la primera resurrección, lo cual veremos. Entonces todo hombre en su propio orden. Sabemos que al final de los mil años será la segunda resurrección de aquellos que no han cometido el pecado imperdonable. Y luego la otra mitad de la segunda resurrección, para aquellos que cometieron el pecado imperdonable, que todos los malvados puedan ser tirados al lago de fuego, todos de una. 

 

Entonces los días santos representan el plan de Dios, estas cosas pasan en los días santos. Mantenga eso en mente. Y entendamos algo, que del día de la venida de Cristo nadie sabe realmente y le mostraré porque un poco más tarde. Continuemos aquí, y tomemos la historia en Hechos 1 y veamos lo que escribió Lucas concerniente a las cosas, los eventos que tuvieron lugar después de que Cristo resucitó de los muertos.

 

Hechos 1:3, concerniente a Cristo, “A quienes también, por muchas pruebas infalibles, se presentó a Sí mismo vivo después de haber sufrido, siendo visto por ellos por cuarenta días,…”  ¿No es interesante que Cristo fue visto por los apóstoles desde el día de Su ascensión hasta el momento de Su segunda ascensión al cielo? La primera para ser aceptado, y la segunda para permanecer en el cielo. Fue visto por los apóstoles 40 días. Pero no es también interesante que después de Pentecostés, y el pacto que fue hecho con Israel y la cena de boda de Israel y los 70 ancianos, como lo expliqué ayer, que Moisés subió al monte con Dios 40 días. Entonces en ambos casos tenemos 40 días. En el caso de Cristo, 40 días antes de Pentecostés. Y en Moisés, 40 días después de Pentecostés. 40 días.

 

“…, y hablando las cosas concernientes al reino de Dios. Y mientras estaban reunidos con Él, les ordenó no salir de Jerusalén sino “esperar la promesa del Padre, la cual,” Él dijo, “han escuchado de Mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo después de no muchos días.”” Lo cual fue 10 días después. “Así entonces, cuando estaban reunidos, le preguntaron, diciendo, “Señor, ¿restaurarás el reino de Israel en este tiempo?” Y Él les dijo, “No es para ustedes saber los tiempos o las temporadas, las cuales el Padre ha establecido en Su propia autoridad” (Hechos 1:3-7). Recuerde que esto fue antes que cualquier Nuevo Testamento fuera escrito. Y fue escrito antes que el libro de Apocalipsis fuera escrito por Juan. Y el libro de Apocalipsis está para revelar. Y todo el Nuevo Testamento está para revelar la voluntad de Dios y Su palabra y Su verdad.

 

Verso 8: “Pero ustedes mismos recibirán poder [dunamis] cuando el Espíritu Santo haya venido sobre ustedes, y serán Mis testigos, en Jerusalén y en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” Y entonces esto es algo continuo que está pasando hoy. Y Dios lo ha enviado. Y hay Biblias en más de 250 idiomas. El Nuevo Testamento en más de 1,200 idiomas, y el libro de Marcos en más de 2,000 idiomas, y todo eso es predicación del evangelio. Y así sale. Todos tenemos nuestra parte para hacer nuestra predicación. Tenemos nuestra parte para hacer nuestro testimonio. Y hermanos, oren que Dios abra las puertas que sean necesarias para que alcancemos nuevas personas. 

 

Con nuestro sitio web somos capaces de alcanzar a todo el mundo, 24 horas al día, 7 días a la semana, y cualquiera con un computador puede ir allí y encontrar información concerniente a muchas cosas. Tenemos mucha información y literatura allí, sermones, videos.

 

Continuemos, verso 9. “Y después de decir estas cosas, mientras estaban mirándolo, fue levantado, y una nube lo recibió fuera de su vista.”  Tan solo desapareció para ir y sentarse a la mano derecha de Dios el Padre. “Luego mientras estaban mirando fijamente hacia el cielo mientras Él estaba subiendo, de repente dos hombres en vestidos blancos se pararon junto a ellos,…” Estos son dos ángeles. Ángeles que parecen hombres. “Quienes también dijeron, “Ustedes hombres de Galilea, ¿Porque están parados aquí mirando hacia el cielo? Este mismo Jesús, Quien fue levantado de ustedes al cielo, vendrá exactamente en la misma manera como ustedes lo han visto ir al cielo””  (vs. 9-11).

 

Avancemos a Hechos 2 y veamos cuan tremendo fue este evento, y cuán importante es entender el significado real del verso 1. Y como mencioné ayer, tenemos el folleto, “El verdadero significado de Hechos 2:1”, porque todos han confundido esto, torcido las Escrituras para su propia destrucción para hacerla decir algo que no dice en realidad.

 

Y cuando el día de Pentecostés, el cincuentavo día, estaba siendo cumplido, todos ellos estaban de común acuerdo en el mismo lugar.” Algunas traducciones dan a entender que el día 50 había terminado y que estaban en el día 51. Eso no es lo que dice el griego. “…todos ellos estaban de común acuerdo en el mismo lugar.” ¿Por qué? Estaban reunidos para el día santo, el cual es una santa convocación. Es por eso que estaban allí. 

 

Y de repente vino desde el cielo un sonido…” Como ve esto es la dramatización de lo que vimos ayer en el Monte Sinaí. Solo que en vez del Monte Sinaí es en el templo de Dios porque allí es donde Dios puso Su nombre. Entonces cualquier cosa que Dios iba a hacer, cualquier autorización y cambio en la forma que las cosas fueron hechas vendría de Dios. Y en este caso, por el poder de Su Santo Espíritu, y justo en el templo, así que esto sería totalmente establecido que era por la autoridad y poder de Dios, innegable. 

 

“…como el ímpetu de un poderoso viento, y llenó la casa entera donde estaban sentados. Y allí les aparecieron lenguas divididas como de fuego,…” Recuerde el fuego en la cima del Monte Sinaí. Entonces esto está mostrando el mismo cumplimiento, ahora espiritualmente, del día de Pentecostés como cuando la ley fue dada en el día de Pentecostés.  “…y se sentaron sobre cada uno de ellos. Y todos ellos fueron llenos con el Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en otros idiomas como el Espíritu les daba las palabras para proclamar” (vs. 2-4). Entendamos algo muy importante aquí. Dios no es el autor de confusión, entonces lo que sea que el Espíritu Santo hizo fue algo que era un sonido inteligible, entendible y para un propósito específico. Y es por eso que pasó en el día de  Pentecostés. 

 

Y aquí está la razón. “Entonces habían muchos judíos quienes estaban peregrinando en Jerusalén, hombres devotos de cada nación bajo el cielo. Y cuando la palabra de esto salió, la multitud se reunió y estaba confundida,  porque cada uno los oía hablar en su propio idioma” (vs. 5-6). Entonces hubo un milagro doble. Hubo un milagro en la predicación. Porque en las mentes de los apóstoles estaban pensando y hablando en su propio idioma, pero todos los que estaban escuchando lo hicieron en su propio idioma. Esto es profundo de entender. No tan solo para los judíos porque recuerde que el Nuevo Testamento dice, para los judíos primero y luego para los griegos. Entonces tenemos aquí a los judíos primero, pero también a aquellos que estaban reunidos allí en Jerusalén quienes venían de cada nación en la tierra. Y por favor entienda que las historias que salieron de aquellos que subieron a Jerusalén durante la Pascua y Fiesta de Panes sin Levadura, y todos los eventos que tuvieron lugar que ya hemos cubierto, como que Cristo fue crucificado y levantado de los muertos, y todas las historias que fueron dichas por los escribas y fariseos para decir las mentiras que los discípulos robaron el cuerpo. Y entonces ahora ellos sabían que algo grande iba a pasar en Pentecostés, porque es un día santo de Dios. Y esto fue grande. Esto estaba cumpliendo la profecía de Dios dando Su Espíritu a los hombres. Y Él comenzó con los apóstoles.

 

Y dice aquí, verso 7: “Y estaban todos ellos asombrados, y maravillados, diciendo el uno al otro, “He aquí, ¿No son Galileos todos estos que están hablando? Entonces ¿Cómo [dado que no tienen educación, eso es lo que implica aquí] es que escuchamos a cada uno en nuestro propio idioma en el cual nacimos?” (vs. 7-8). Estaban escuchando, estaban entendiendo, y luego lista a todas las naciones de donde ellos eran. Y la última parte del verso 10 dice judíos y prosélitos. Prosélitos eran gentiles circuncidados quienes abrazarían la religión del judaísmo.

 

La última parte del verso 11, “…los escuchamos hablar en nuestros propios idiomas las grandes cosas de Dios.” Entonces este día fue tremendo. “Y estaban todos asombrados y grandemente perplejos, diciéndose el uno al otro, “¿Qué significa esto?” Pero otros estaban burlándose y diciendo, “Están llenos de vino nuevo.” Entonces Pedro, parándose con los once, levantó su voz y les habló: “Hombres, judíos, y todos aquellos de ustedes que habitan Jerusalén, sea esto conocido a ustedes, y presten atención a mis palabras. Porque estos no están borrachos como suponen, porque es solamente la tercera hora del día” (vs. 11-15). Esto es en la mañana. La tercera hora del día. ¿Cuando apareció Dios en el Monte Sinaí? En la mañana. ¿Cuándo dio Él la ley? En el día de Pentecostés. ¿Cuándo dio el Espíritu Santo, en otras palabras para darles el corazón ahora para guardar las leyes de Dios? Porque recuerde, cuando Él dio los 10 Mandamientos Él dijo allí en Deuteronomio 5:29, “Oh que tuvieran tal corazón en ellos que Me temieran y guardaran Mis mandamientos siempre.” Ahora, Dios está dando supernaturalmente el corazón, por la circuncisión del corazón a través del poder del Espíritu Santo de modo que tendrían ahora la capacidad de guardar las leyes de Dios. Más grande que eso. El Espíritu y poder de Dios las escribiría en sus corazones y mentes de modo que las guardarían con un corazón dispuesto, con una actitud dispuesta. Y en servicio a Dios. Pero primero tiene que haber arrepentimiento como veremos en tan solo un minuto.

 

Entonces Pedro continuó y dio este sermón tremendo y poderoso. Note, verso 16: “Sino esto es lo que fue hablado por el profeta Joel:…” Veremos cómo enlaza esto con Apocalipsis 7 en un momento. “‘ “Y sucederá en los últimos días,” dice Dios, “que derramaré Mi Espíritu sobre toda carne, y sus hijos y sus hijas profetizarán, y sus hombres jóvenes verán visiones, y sus hombres viejos soñarán sueños; e incluso sobre Mis siervos y sobre Mis siervas derramaré Mi Espíritu en aquellos días, y profetizarán;  mostraré maravillas en el cielo arriba y señales sobre la tierra abajo, sangre y fuego y vapores de humo. El sol será convertido en oscuridad y la luna en sangre, antes de la venida del grande y asombroso día del Señor” (vs. 16-20). Bien, Él dio esta profecía. Está registrada aquí en Hechos 2, pero aún no ha ocurrido. Lo único que ha ocurrido de esto es que el Espíritu Santo fue dado. El resto no ha ocurrido. Esto es para un futuro día de Pentecostés, como veremos. Y entonces necesitamos mantener esto en mente. Veremos esto cuando entremos al libro de Apocalipsis. 

 

Y sucederá que todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.” ’ Hombres, Israelitas, escuchen estas palabras: Jesús el Nazareno, un Hombre enviado a ustedes por Dios, como se demostró por obras de poder y maravillas y señales, las cuales Dios ejecutó por Él en medio de ustedes, como ustedes mismos también saben; a Él, habiendo sido entregado por el plan predeterminado y previo conocimiento de Dios, ustedes han detenido por manos ilegales y han crucificado y matado. Pero Dios lo ha levantado, habiendo desatado la agonía de la muerte, porque no era posible para Él ser mantenido por ella” (vs. 21-24).  Luego él terminó el sermón diciendo que David no fue resucitado de la tumba pero si Jesús, aunque Él dio la promesa a David.

 

Ahora verso 34, “Porque David no ha subido a los cielos, sino que él mismo dijo, ‘El Señor dijo a Mi Señor,…” Así ellos entendieron aquellos Salmos. Recuerde la primera vez que vieron a Jesús en la noche del día que Él ascendió al Padre, allá en Lucas 24, ¿qué hizo Él? Abrió su entendimiento concerniente a Él y la ley, y los profetas y los Salmos. Entonces aquí está citando el Salmo 110. “…Siéntate a Mi mano derecha hasta que Yo haya hecho de Tus enemigos un taburete para Tus pies.” (vs. 34-35).

 

Verso 36, “Por tanto, toda la casa de Israel sepa con plena seguridad que Dios ha hecho a este mismo Jesús, a Quien ustedes crucificaron, ambos Señor y Cristo.” Ese fue un sermón poderoso, y note lo que pasó. “Entonces después de oír esto, ellos fueron compungidos del corazón;…” Esto es lo que tiene que pasar con cada uno de nosotros. Esto es lo que tiene que pasar con todo el que Dios llama. Son compungidos del corazón entonces entenderán por lo que Cristo pasó para morir por sus pecados y llegar a ser el sacrificio por toda la humanidad. Y Dios lo guía al arrepentimiento para entender eso. 

 

Y entendamos también algo muy importante. El arrepentimiento es algo continuo en nuestras vidas. Por la operación de la gracia de Dios, y Él es el Único Quien nos guía a eso. Así como la parábola del hijo prodigo, ¿recuerda lo que le pasó? Consiguió su herencia, salió y la gastó, la despilfarró en una tierra extraña y estuvo alimentando cerdos, buena comida. Ni siquiera él podía comer eso. Y dice allí, “…y cuando volvió en sí…” Esto es lo que necesita hacer concerniente al arrepentimiento. Necesita volver en sí. Eso es entender dónde está. Entender su naturaleza, entender sus pecados y arrepentirse a Dios. Eso es lo que hicieron aquí.  “…fueron compungidos del corazón; y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles, “Hombres y hermanos, ¿Qué haremos?” (vs. 37). Porque hay cosas que Dios quiere que hagamos.    

 

Entonces Pedro les dijo, ‘Arrepiéntanse…”, y arrepentirse significa volverse de su pecado, cambiar de la forma que va. Volverse e ir a Dios. Así como Dios dijo a través de Ezequiel, “Vuélvanse, ¿por qué morirán Oh casa de Israel?” Entonces es lo mismo con nosotros. Y espero que hayan hermanos allá afuera que estén volviendo a Dios. ¿Por qué morirán Oh iglesia de Dios, ustedes quienes se han desviado? Vuélvase, vuelva a Dios. Deje que su corazón sea compungido. “…“Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para la remisión de pecados, y ustedes mismos recibirán el regalo del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ustedes y para sus hijos, y para todos aquellos que están lejos, tantos como el Señor nuestro Dios pueda llamar.” Y con muchas otras palabras sinceramente testificó y exhortó, diciendo, “Sean salvos de esta perversa generación” (vs. 38-40).

 

El verso 41 es muy importante. “Entonces aquellos que alegremente recibieron su mensaje fueron bautizados; y alrededor de tres mil almas fueron añadidas ese día.”  ¿Cual día? Durante el cumplimiento del día 50. Entonces esto es algo tremendo que pasó. Entonces imagine el registro que todos fueron y dijeron la historia de estar allí en el templo, y este tremendo evento tuvo lugar. Y que uno que fue llamado Jesucristo fue levantado de los muertos, y como el poder del Espíritu Santo vino sobre ellos. Este fue un evento tremendo. Y así lo proyectaremos hacia el último Pentecostés en tan solo un minuto.

 

Quiero que vaya atrás a Levítico 23 y veamos lo concerniente a los dos panes que eran horneados con levadura. Veamos si podemos determinar el verdadero uso escritural de la levadura aquí en Levítico 23, y lo que esto representa en cumplimiento. Recuerde, durante toda la Fiesta de Panes sin Levadura, la levadura representa pecado. Fuera de la Fiesta de Panes sin Levadura no representa pecado. Lo que estamos viendo aquí es un buen uso de la levadura, ¿cierto?  Leamos.

 

En el verso 17, y esto debía ser hecho en el día 50. “Sacarán de sus casas…”  Esto es para todos los que se reunían en el área del templo, que debían traer de sus casas. “…dos panes mecidos de dos décimas partes. Serán de harina fina. Serán horneados con levadura.…” ¿Por qué Dios haría que le pusieran levadura? Esto tiene que ser un buen uso de la levadura porque es mecido delante de Dios. Creo que estábamos bien en nuestro entendimiento pasado que un pan representa a aquellos que estaban calificados para la primera resurrección bajo el Antiguo Pacto, y el otro pan a aquellos que califican para la resurrección bajo el Nuevo Pacto. Entonces, ¿por qué levadura? ¿qué dicen que son? “…Ellos son los primeros frutos del SEÑOR.” Horneado. 

 

Vayamos a Mateo 13 y veamos algo importante, donde está la definición del Reino de Dios con la parábola de la levadura, la cual es un buen uso de la levadura. Mateo 13:33, “Otra parábola les habló a ellos: “El Reino del cielo es comparado a la levadura…” No puede decir que esto es un mal uso de la levadura. No puede decir que la levadura aquí representa pecado porque entonces tendría que decir que el Reino es asemejado al pecado. Y el Reino es asemejado a justicia, no a pecado, ¿correcto? Sí.  Entonces es como levadura “…la cual una mujer tomó [la mujer es la Iglesia] y escondió en tres medidas de harina hasta que todo estuvo leudado.” 

 

¿Qué pasa con el pan? Cuando pone levadura a la masa, esta crece. Cambia completamente la forma del pan. Y cuando lo hornea queda permanentemente en la forma cambiada. No puede ser reversado para hacerla plana nuevamente. Entonces aquí hay un buen uso de la levadura.

 

¿Qué representa esto? Representa el nuevo cuerpo espiritual que recibiremos. Todos aquellos del Antiguo Pacto que calificaron y va todo el camino hasta Abel.  Y aquellos bajo el Nuevo Pacto, comenzando con el día de Pentecostés como vimos quienes recibieron el Espíritu Santo en la resurrección, serán cambiados. Veamos eso en I Corintios 15.

 

Esto llega a ser muy importante, muy profundo. No va a ser resucitado con el mismo cuerpo que tiene en la carne hoy. Notemos como describe esto el apóstol Pablo. Comencemos en el verso 34. Recuerde que él también los condenó como vimos antes, que habían algunos que no creían en la resurrección. “Despierten a la justicia, y no pequen, porque algunos de ustedes no tienen el conocimiento de Dios. Digo esto para su vergüenza.” ¿Puede imaginar eso? ¿Sentados en la Iglesia de Dios sin tener el conocimiento de Dios? Veremos lo mismo repetido hoy. ¿Cómo puede sentarse allí en la Iglesia de Dios y no tener el conocimiento de Dios? Primero, no han sido enseñados y segundo algunos de ellos pueden ser malezas, y tercero, algunos de ellos pueden ser Laodiceanos o la actitud que sea de las 7 iglesias.

 

Verso 35: “No obstante, alguno dirá, “¿Cómo son levantados los muertos? Y ¿con que cuerpo vienen?” ¡Tonto! Lo que siembre no viene a la vida a menos que muera.” 

 

Mantenga aquí su lugar y vayamos a Juan 12 y veamos como Jesús lo explicó concerniente a Sí mismo, asemejando esto a un grano. Y recuerde que Jesús fue el Primero de los primeros frutos, ¿cierto? Él fue la gavilla premier de la cosecha de granos, ¿correcto? Sí. Comencemos en Juan 12:24. “Verdaderamente, verdaderamente les digo, a menos que un grano de trigo caiga en la tierra y muera, permanece solo;…”  Esto es sembrar, ¿cierto? Y ayer cubrimos parte de eso en Mateo 13. “…pero si muere, lleva mucho fruto. Aquel que ame su vida la perderá, y aquel que odie su vida en este mundo la guardará hacia vida eterna” (Juan 12-24-25). Entonces Cristo está asemejando incluso Su propia muerte como un grano siendo plantado que muere.

 

Volvamos a I Corintios 15. Es lo mismo aquí. “…Lo que siembre no viene a la vida a menos que muera. Y lo que siembre no es el cuerpo que será; sino, el grano desnudo—puede ser de trigo, o uno de los otros granos; y Dios le da un cuerpo de acuerdo a Su voluntad, y a cada una de las semillas su propio cuerpo. De la misma manera, no toda carne es la misma carne.…”  Entonces él pasa a explicar esto en detalle aquí. “…Sino que, hay una carne de hombre, y otra carne de bestias, y otra de peces, y otra de aves. Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero la gloria de lo celestial es diferente, y la gloria de lo terrenal es diferente. Hay una gloria del sol, y otra gloria de la luna, y otra gloria de las estrellas; porque una estrella difiere de otra estrella en gloria. Así también es la resurrección de los muertos. Es sembrado en corrupción [como muere]; es levantado en incorrupción. Es sembrado en deshonra; es levantado en gloria. Es sembrado en debilidad; es levantado en poder. Es sembrado un cuerpo natural; es levantado un cuerpo espiritual. Hay un cuerpo natural, y hay un cuerpo espiritual” (vs. 36-44).  Note como está hablando continuamente de la cosecha. Es sembrado, es sembrado. Es por eso que el día de Pentecostés representa la resurrección porque esta es una terminación de la cosecha de los primeros frutos de grano. 

 

Verso 45: “En consecuencia, está escrito, “El primer hombre, Adán, se convirtió en un alma viva, el último Adán se convirtió en un Espíritu eterno.””  Esto es Cristo a través del poder de la resurrección. “Sin embargo, lo espiritual no fue primero, sino lo natural—luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra—hecho de polvo. El segundo Hombre es el Señor del cielo. Como es aquel hecho de polvo, así también son todos aquellos que son hechos de polvo; y como es aquel celestial, así también son todos aquellos que son celestiales. Y como hemos llevado la imagen de aquel hecho de polvo, también llevaremos la imagen de Aquel celestial” (vs. 45-49). Y cuando llevemos la imagen de Aquel celestial, vamos a ver que seremos cambiados, justo  como la masa es cambiada cuando la levadura es puesta, y luego es horneada a su forma final, está permanentemente en su forma cambiada. Así es exactamente lo que será para nosotros con la resurrección.  

 

Continuemos en el verso 50. “Ahora digo esto, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda incorrupción.” Esto debe venir de Dios como un regalo. “He aquí, les muestro un misterio: no todos dormiremos, sino que todos seremos cambiados, en un instante, en el parpadeo de un ojo, a la última trompeta; porque la trompeta sonará, y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros seremos cambiados” (vs. 50-52). Veremos en un momento esto en Apocalipsis 11, la última trompeta definida como la séptima trompeta. Y esto es la resurrección. 

 

Note, “Porque esto corruptible debe vestirse de incorruptibilidad, y esto mortal debe vestirse de inmortalidad. Ahora, cuando esto corruptible se haya vestido de incorruptibilidad, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces sucederá el dicho que está escrito: “La muerte es tragada en victoria [por el mismo poder de la resurrección]” (vs.53-54). Note aquí, seremos cambiados. Esto es lo que la levadura de los dos panes representa en el día de Pentecostés. Y por supuesto, cuando todos los miles de ellos iban allí eran miles y miles de panes. Y los mecían delante del Señor y eso llegó a ser parte de guardar la Fiesta de Pentecostés. 

 

Continuemos hermanos porque esto es realmente emocionante. Vayamos al libro de Apocalipsis al capítulo 6 por tan solo un minuto. Revisaremos los capítulos 2 y 3 donde tenemos las 7 iglesias. Y esto representa las 7 iglesias que estaban en aquel entonces. Representa las 7 iglesias a través de la historia. Representa, tal vez incluso las 7 iglesias del tiempo del fin. Estas 7 iglesias representan la cosecha de las 7 semanas. Veamos cuando la cosecha de la séptima semana llega a su final y luego somos dejados nuevamente con la cosecha del día 50, la cual será la cosecha de Dios. 

 

Justo después de Apocalipsis 2 y 3, tenemos Apocalipsis 4 y 5 mostrando los eventos que pasan allí, y como Cristo es el Único para abrir los sellos. Y entonces Le fue dado poder para abrir los sellos, y esto es después que Dios el Padre le dio a Cristo la autoridad para hacerlo. Comencemos en el capítulo 6 porque veremos donde tenemos el fin de la era de la Iglesia. 

 

Comencemos, “Y miré cuando el Cordero abrió uno de los sellos; y oí una de las cuatro criaturas vivientes decir, como el sonido de un trueno, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo blanco; y aquel que estaba sentado sobre el tenía un arco, y una corona le fue dada; y él salió conquistando, y para conquistar” (Apocalipsis 6:1-2). Esto representa la falsa religión saliendo a conquistar. Veremos esto pasando justo ahora trayendo a todos unidos al gobierno único mundial.

 

Y cuando Él abrió el segundo sello, oí la segunda criatura viviente decir, “Ven y mira.” Y otro caballo salió que era rojo; y poder fue dado a aquel sentado sobre el para quitar paz de la tierra,…” (vs. 3-4). Este es el tiempo de Apocalipsis 13 después que la bestia recibe la herida mortal que es sanada, y regresa, y autoridad le es dada sobre todos los reinos y lenguas y naciones, y le fue dada autoridad para hacer guerra contra los santos. Veremos que eso pasará aquí en el quinto sello.

 

Verso 5, “Y cuando Él abrió el tercer sello, oí la tercera criatura viviente decir, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo negro; y aquel sentado sobre el tenía una balanza en su mano. Y oí una voz en medio de las cuatro criaturas vivientes decir, “Una medida de trigo por una moneda de plata, y tres medidas de cebada por una moneda de plata: y mira que no dañes el aceite y el vino.” Y cuando Él abrió el cuarto sello, oí la voz de la cuarta criatura viviente decir, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo pálido; y el nombre de aquel sentado sobre el era Muerte, y la tumba lo seguía; y autoridad les fue dada sobre un cuarto de la tierra, para matar con espada y con hambre y con muerte, y por las bestias de la tierra” (vs. 5-8). 

 

Llegamos al verso 9. Esto es cuando termina la era de la Iglesia. “cuando Él abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de aquellos que habían sido muertos por la Palabra de Dios, y por el testimonio que tenían.” Esto fue en visión. No está diciendo que son almas inmortales. Sino esta es una forma de Dios comunicando a Juan, y a nosotros, los eventos que van a tener lugar. “Y ellos clamaban con una fuerte voz, diciendo, “¿Cuánto tiempo, Oh Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre sobre aquellos que viven en la tierra?” Y ropas blancas les fueron dadas a cada uno de ellos; y se les dijo que deberían descansar un corto tiempo aun, hasta que fuera cumplido que ambos, sus consiervos y sus hermanos también fueran asesinados, exactamente como ellos lo habían sido” (vs. 9-11). 

 

Entonces tenemos dos categorías de cristianos en este punto particular. Aquellos quienes han ido a un lugar de seguridad, como encontramos en Apocalipsis 12. Pero también en Apocalipsis 12 encontramos que Satanás va a hacer guerra al remanente de su simiente, los cuales tienen el testimonio de Jesucristo y guardan los mandamientos de Dios. Esta es la guerra representada aquí por el quinto sello. Habrá un tiempo cuando todos aquellos que no están en el lugar de seguridad serán martirizados. Y eso terminará la cosecha de la Iglesia. Eso terminará la cosecha de las 7 iglesias. Eso terminará la cosecha de las 7 semanas. Pero hay aún un día más, y un día más de la cosecha la cual Dios Mismo va a hacer en una forma diferente que con nosotros.

 

Veamos como comienza esto. Verso 12, “Y cuando abrió el sexto sello, miré, y he aquí, hubo un gran terremoto; y el sol se volvió negro como el pelo de cilicio, y la luna se volvió como sangre; y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como una higuera echa sus últimos higos cuando es sacudida por un viento poderoso. Entonces el cielo se apartó como un rollo de papel que está siendo enrollado, y toda montaña e isla fue sacada de su lugar” (vs. 12-14). Esto es un evento tremendo. Este es un evento del que se habla en Ageo 2 donde el Señor dice, “Y una vez más sacudiré la tierra y los cielos y la tierra seca y el mar.” Y luego Cristo aparecerá. Esto está justo aquí. Veremos algo más de esto en Mateo 24 en tan solo un minuto. 

 

Note lo que pasa aquí. “Y los reyes de la tierra, y los grandes hombres, y los hombres ricos, y los capitanes jefes, y los hombres poderosos, y todo siervo, y todo hombre libre se escondió a sí mismo en las cuevas y en las rocas de las montañas; y decían a las montañas y a las rocas, “Caigan sobre nosotros, y escóndanos del rostro de Quien se sienta en el trono, y de la ira del Cordero porque el gran día de Su ira ha venido, y ¿Quién tiene el poder de estar de pie?”” (vs. 15-17, A.T.).

 

Veamos donde esto ocurre en Mateo 24. Jesús habló de esto. Mateo 24:21, hablando de la tribulación, porque la tribulación comienza con el segundo sello. Luego tenemos el tercero, cuarto y luego el quinto sello el cual es el martirio de los santos. Son culpados por la bestia de causar estos problemas en la tierra. “Tan pronto nos deshagamos de ellos vamos a resolver todos los problemas en la tierra y tendremos un gobierno único, una religión única, una mente única y todos estos asquerosos cristianos serán exterminados.” Entonces llegan al punto de asesinar a todo cristiano que encuentran, porque serán capaces de encontrarlos. Porque incluso sin la marca de la bestia, la cual ninguno de los verdaderos cristianos tendrá, tienen el sistema de posicionamiento global y pueden seguir a cualquier ser humano en la tierra a 30 metros. Entonces no hay montaña donde pueda ir, ni cueva, ni caverna porque cuando Dios ha determinado esto es Su voluntad que aquellos que deben ser martirizados serán martirizados. Y en aquel tiempo Dios dará gran fortaleza para ser capaces de ser un testimonio, y profetizar en contra de los poderes malvados de Satanás y el mundo.

 

Mateo 24:21: “Porque entonces habrá gran tribulación, tal como no la ha habido desde el principio del mundo hasta este tiempo, ni la habrá nuevamente. Y si aquellos días no fueran limitados,…” Dios por adelantado ha colocado un límite a los días de tribulación. “…ninguna carne sería salva; pero por amor a los elegidos aquellos días serán limitados. Entonces si cualquiera les dice, ‘He aquí, aquí está el Cristo,’ o, ‘Él está allí,’ no lo crean. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y maravillas, para engañar, si es posible, aun a los elegidos. He aquí, se los he predicho. Por lo tanto, si ellos les dicen, ‘¡Vengan y vean! Él está en el lugar desolado’; no vayan. ‘¡Vengan y vean! Él está en las cámaras secretas’; no lo crean” (Mateo 24:21-26). 

 

Aquí, esto enlaza con el comienzo del sexto sello cuando los cielos son enrollados como un rollo. Verso 27, “Porque como la luz del día, la cual sale del oriente y resplandece tan lejos como el occidente, así será la venida del Hijo de hombre.” Esta es llamada la señal del Hijo de hombre. ¿Entonces qué pasa? Cuando los cielos son enrollados como un rollo va a aparecer este brillo como de otro sol, y de aquel día y hora ningún hombre sabe.

 

 Veamos el verso 29: “Pero inmediatamente después de la tribulación de aquellos días,…” Porque vimos que la tribulación llega hasta un cierto punto. Y cuando llegamos al libro de Apocalipsis vamos a ver que esto cambia de la tribulación de hombre contra hombre a la parte más cruel de demonios y hombres contra los ángeles de Dios con las siete plagas de las trompetas. Entonces esto llega a ser importante de entender.

 

Y luego aparecerá la señal del Hijo de hombre en el cielo [como un sol siendo expuesto, nunca antes visto]; y entonces todas las tribus de la tierra lamentarán, y verán al Hijo de hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria” (vs. 30). Y a causa del tiempo que queda, como veremos, aquella señal del Hijo de hombre debe ser como un sol acercándose más y más a la tierra. Y entonces cuando llegue el tiempo para la resurrección, creo que estará orbitando justo encima de Jerusalén. Y allí es donde estará el mar de vidrio. ¿Cuán alto esto será? No lo sé. Dice que va a estar en las nubes. ¿Cuán alto están las nubes? Pueden estar tan alto como 15000 metros y tan bajo como 600 o 900 metros. No sabemos, pero vamos a reunirnos con Cristo en las nubes. Entonces Cristo está llegando con las nubes. Note, cuando la resurrección ocurre esto es lo que va a pasar. “Y Él enviará a Sus ángeles con el gran sonido de una trompeta, y ellos reunirán a Sus elegidos desde los cuatro vientos, desde un fin del cielo hasta el otro” (vs. 31). 

 

(Pase a la siguiente pista)

 

Avancemos un poco en la historia pero volvamos a Apocalipsis 7 porque necesitamos ver la cosecha de Dios del día 50. Esta es una cosecha especial de Dios. Comencemos en el verso 1. Recuerde como terminó Apocalipsis 6. Vieron la señal del Hijo del hombre en el cielo. Y porque grande es el día de Su ira, ¿quién tiene el poder de permanecer de pie? Entonces Dios hace algo muy importante. Él interviene para cumplir una profecía. Interviene para mostrar Su misericordia. Interviene porque no quiere, con el fin de la era de la Iglesia, que carezcan seres humanos que sean convertidos y califiquen para el reino de Dios.

 

Verso 1. “Y después de estas cosas vi cuatro ángeles de pie en las cuatro esquinas de la tierra, reteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que el viento no pudiera soplar en la tierra, o en el mar, o en cualquier árbol. Entonces vi otro ángel ascendiendo desde el levantamiento del sol, teniendo el sello del Dios vivo; y gritó con una fuerte voz a los cuatro ángeles, a quienes les fue dado dañar la tierra y el mar, diciendo, “No dañen la tierra, o el mar, o los árboles hasta que hayamos sellado a los siervos de nuestro Dios en sus frentes.”” (Apocalipsis 7:1-3).

 

Entendamos aquí algo muy importante y muy profundo. Los 144,000 en Apocalipsis 7, no puede ser ninguno de los que están en la iglesia hoy. Y es por eso que los Testigos de Jehová están equivocados sobre los 144,000 y su interpretación y entendimiento de eso. ¿Por qué digo que los 144,000 de Apocalipsis 7 no puede ser ninguno de nosotros? Responderemos la pregunta por la Escritura. Primero vayamos a II Corintios 1 y veamos que estamos sellados con el Espíritu Santo de Dios. Cuando sea que recibe el Espíritu Santo, ha sido sellado. Veamos esto y entendamos. Entonces veremos que los 144,000 no estaban sellados con el Espíritu Santo hasta este momento particular en la tribulación.  Veremos eso muy claramente. 

 

II Corintios 1:20: “Porque cualesquiera que sean las promesas de Dios, en Él está el sí, y en Él el Amen, con gloria a Dios de nosotros.” Y esto es algo que podemos hacer hermanos. Podemos reclamar las promesas de Dios. No porque seamos algo. No por lo que hemos hecho nosotros mismos y que nos merecemos. No, reclamamos las promesas de Dios por el amor de Cristo. Por amor de Su Palabra. Por amor de Su verdad. Por Su justicia. Y siempre es sí, porque Él no negará la promesa. La cumplirá. 

 

Note, “Pero Aquel que nos establece con ustedes en Cristo, y Quien nos ha ungido [esto es con el Espíritu Santo], es Dios, Quien también nos ha sellado y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones” (vs. 21-22). Las arras del Espíritu es el anticipo. Vea, somos como el pan sin levadura ahora. Cuando seamos leudados en nuestra forma espiritual entonces tendremos la plenitud del Espíritu, y es por eso que la levadura es representada como una buena causa en aquel tiempo particular. Solo tenemos las arras de eso ahora. 

 

Vayamos a Efesios 1 y veamos como él explicó esto a aquellos en Éfeso, concerniente al Espíritu Santo. Note como comienza aquí. Tomemos en el verso 12. “Que pudiéramos ser [esto es, aquellos en la primera resurrección] para la alabanza de Su gloria, quienes confiamos primero en el Cristo; en Quien también confiaron ustedes después de oír la Palabra de la verdad, el evangelio de su salvación; en Quien también, después de creer, fueron sellados con el Espíritu Santo de la promesa, el cual es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión comprada, para la alabanza de Su gloria” (Efesios 1:12-14). Entonces si tiene el Espíritu Santo de Dios ahora, ha sido sellado. Entonces no puede ser uno de los 144,000 de Apocalipsis 7.

 

Vayamos a Apocalipsis 7 y veamos quienes son los 144,000. Y esto mostrará cuan verdadera es la Palabra de Dios. Tomemos en el verso 3: “Diciendo, “No dañen la tierra, o el mar, o los árboles hasta que hayamos sellado a los siervos de nuestro Dios en sus frentes.”” Nosotros ya hemos sido sellados entonces estos son aquellos que son llamados y convertidos por un acto supernatural de Dios. 

 

Recuerde, en Apocalipsis 6 encontramos algunas cosas como todas las cosas que dijo el profeta Joel concerniente a los cielos, el sol, la luna, las estrellas, el terremoto, y el derramamiento del Espíritu de Dios, como incluso Pedro profetizó que sería el gran y notable día del Señor. Esto está mostrándolo justo aquí. Esto es lo que pasó. Aquí está el cumplimiento de la cosecha de Pentecostés, o la cosecha del día 50 por Dios. Esta es una cosecha separada. Separada de la Iglesia. Esta es la intervención divina de Dios para cumplir y completar Su Palabra y llamar a aquellos especialmente que Él ha determinado llamar.

 

Veamos quienes son los 144,000. “Y escuché el número de aquellos que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de cada tribu de los hijos de Israel. De la tribu de Judá,…” ¿No es interesante que en el libro de Zacarías, Dios dice que las carpas de Judá serán salvadas primero? Entonces aquí está Judá primero. “…doce mil fueron sellados; de la tribu de Rubén, doce mil fueron sellados;…” Y de Gad, y de Aser, y de Neftalí. De la tribu de Manases, Simeón, Levi, Isacar, Zebulón, José y Benjamín. Dan es dejado por fuera. La razón es porque el libro de Génesis dice de la profecía de Dan que él esperaría por su salvación. Y por supuesto Dan es la tribu de Israel que es tan envuelta en adoración de ídolos y catolicismo. Entonces Dios va a salvarlos después. No son incluidos en estos 144,000. Entonces esta es una categoría especial que Dios ha guardo para Sí mismo.

 

Entendamos cuando en el marco de tiempo tendrá lugar esto en la tribulación. Sabemos que la tribulación es de 3 años y medio. Entonces este es un evento el cual tiene lugar antes que hayan terminado los 3 años y medio. Vayamos al libro de Oseas, capitulo 5, al último verso, y veremos que esto nos da un marco de tiempo profético de cuando esto tuvo lugar. Oseas 5:15 Dios dice concerniente a Israel, “Yo iré; regresaré a Mi lugar hasta que ellos confiesen sus culpas y busquen Mi rostro; en su aflicción Me buscarán sinceramente.” 

 

Las profecías son ciertas. Israel va a ir a cautividad. Hay algunas personas allí afuera que dicen, “Israel no está yendo a cautividad hoy.” Eso es una mentira y eso es un falso profeta. Y está enseñando eso no de acuerdo a las Escrituras. Ojala fuera que Israel estuviera en tal condición delante de Dios que no tuvieran que ir a tribulación. Pero lea todas las profecías concernientes donde Israel está cuando Cristo regrese y todas ellas muestran que están en cautividad. Entonces aquellos hijos de Israel están en cautividad y de aquellos, 144,000 son llevados a arrepentimiento y sellados. ¿Cuándo durante la tribulación tiene esto lugar?

 

Vayamos a Oseas 6:1. Aquí está hablando de Israel durante este tiempo de arrepentimiento. “Vengan y volvamos al SEÑOR, porque Él ha desgarrado, y nos sanará; ha herido, y nos vendará. Después de dos días nos revivirá;…” En profecía, ¿qué tan largo es un día? En profecía un día es un año. Entonces esto es después de dos años completos. Ahí es cuando la señal del Hijo de hombre va a aparecer en el cielo y Dios entonces comenzará a levantarlos. Note, “…en el tercer día nos levantará,…” Esto es, comenzando el tercer año de la tribulación, lo cual significa que es dejado un año entero al tercer año y hay otros 6 meses para un total de año y medio. Entonces toda la tribulación es de 3 años y medio, descompuestos en los primeros 2 años, yendo a través de la apertura de los sellos hasta que aparece la señal del Hijo del hombre en el cielo. Y entonces cuando llegamos al tiempo de Apocalipsis 7, ¿tenemos que? Tenemos a los 144,000 de Israel sellados justo como dice aquí en Oseas 6.  “…en el tercer día nos levantará, y nosotros viviremos a Su vista” (Oseas 6:1-2).

 

Note también la profecía. “Entonces entenderemos, si seguimos en conocer al SEÑOR. Su salir es preparado como la mañana; y Él vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra” (vs. 3). Entonces esto es lo que tenemos en Apocalipsis 7. Dios interviniendo para salvarlos. 

 

Ahora, ¿qué dice concerniente a la predicación del Evangelio? Dice que a los judíos primero, lo cual incluye a Israel como hemos visto. Todo Israel. Luego ¿a quién va después? A los griegos o gentiles. Dios también va a alcanzarlos y sellarlos supernaturalmente por el poder del Espíritu Santo de Dios a través de este ángel quien está comisionado para hacerlo. Entendamos algo. Todos ellos recibirán el Espíritu Santo primero, luego serán bautizados justo como la casa de Cornelio. Ellos recibieron primero el Espíritu Santo y luego fueron bautizados. ¿Puede Dios hacer eso? Sí. Dios escoge hacer eso cuando sea Su elección hacerlo así, como con Cornelio. ¿Pero tienen que ser bautizados? Sí. Entonces ¿qué pasará después? Habrá grandes ceremonias bautismales teniendo lugar con los 144,000. 

 

Ahora, dado que esto va también a los gentiles, lo mismo va a ocurrir. Pero note esto, Apocalipsis 7:9: “Después de estas cosas miré, y he aquí, una gran multitud, la cual nadie era capaz de contar,…” Entonces esto muestra contrario a la predicación de algunos, que Dios no es tan solo restringiendo a aquellos que Él está llamando desde el tiempo de Cristo hasta Su regreso, a 144,000. Tal cosa nunca podría ser. Porque si incluso en el primer día, como vimos en Pentecostés, 3000 fueron convertidos y miles adicionados. Otro lugar dice, “…y 5000 almas fueron adicionadas.” Grandes multitudes creyeron en Jerusalén. Y vimos donde Santiago le dijo a Pablo cuando Pablo subió a visitar a Santiago en Hechos 22. ¿Qué dijo Santiago? Dijo “He aquí los miles que creen en Cristo y están celosos por la ley.” Entonces cualquiera que diga que Dios esta solo llamando a 144,000 en esta era no sabe de lo que habla y está torciendo las Escrituras para su propia destrucción. 

 

Aquí dice, “…una gran multitud, la cual nadie era capaz de contar,…” ¿De donde vinieron? “…de cada nación y tribu y pueblos e idiomas, estaban de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas y sosteniendo palmas en sus manos.” Justo como vimos ayer. Túnicas blancas, son llamados a la boda. Estos son algunos de los invitados que son llamados en el último minuto de las autopistas y caminos, y de los lugares a donde Dios envía. Entonces esto indudablemente, digamos esto, dado que esto es profetizado en Hechos 2 para pasar con todas las señales que le preceden, y pasó en el día de Pentecostés allí en Hechos 2, por tanto esto tiene que pasar en el penúltimo Pentecostés antes que Cristo ponga Sus pies en la tierra. O el Pentecostés antes de la resurrección. Entonces tenemos a estas personas aquí quienes en estas circunstancias serán convertidas por un año. Estas personas, los 144,000 y la gran e innumerable multitud entonces son los trabajadores que son llevados a trabajar y contratados a la hora onceava. Entonces solo queda una hora. Y en este caso eso representa un año que queda. ¿Es Dios capaz de hacer eso? Sí. Sin duda. Entonces ellos van a recibir salvación.

 

Terminemos el capítulo 7. “Y gritaban con fuerte voz a Quien se sienta en el trono y al Cordero, diciendo, “La salvación de nuestro Dios ha venido., porque eso es lo que van a recibir. “Entonces todos los ángeles se pararon alrededor del trono, y los ancianos y las cuatro criaturas vivientes, y cayeron sobre sus rostros delante del trono y adoraron a Dios, diciendo, “Amén. Bendición, y gloria, y sabiduría, y agradecimiento, y honor, y poder y fortaleza sean a nuestro Dios en los siglos de eternidad. Amén”” (vs. 10-12).

 

Y uno de los ancianos respondió y me dijo, “Estos que están vestidos con túnicas blancas, ¿Quiénes son, y de dónde vinieron?” Entonces le dije, “Señor, usted sabe.” Y me dijo, “Ellos son aquellos que han salido de la gran tribulación; y han lavado sus túnicas, y han hecho blancas sus túnicas en la sangre del Cordero. Por esta razón, están delante del trono de Dios y le sirven día y noche en Su templo; y Quien se sienta en el trono morará entre ellos. No tendrán más hambre, ni tendrán más sed; ni caerá sobre ellos el sol ni el calor, porque el Cordero Quien está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas vivas; y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos”” (vs. 13-17). 

 

Entonces esto se proyecta al tiempo que sabemos en Apocalipsis 21 mostrando la finalización del plan de Dios. Entonces esto está mostrando, ¿qué va a hacer Dios con los 144,000 y la gran e innumerable multitud? Primero que todo Él está mostrando que van a ser resucitados. Por supuesto, no van a ser resucitados sino hasta que la primera resurrección tenga lugar. Pero también muestra que no van a entrar al milenio como seres humanos físicos. Van a ser seres espirituales. Tenemos un buen escenario para avanzar y entender de lo que estamos hablando con algunas de las otras escrituras concernientes al día de Pentecostés y la resurrección. 

 

Ok, avancemos. Tan solo voy a resumir los capítulos 8 y 9, pero cada uno de ellos son las 7 plagas de las trompetas. El séptimo sello es abierto y entonces sale el primer angel. No es interesante que habla acerca del primer ángel que sale y toca su trompeta. Luego el segundo ángel, luego el tercero, el cuarto, el quinto y luego el sexto ángel. Vayamos a Apocalipsis 11 y veremos cuando el séptimo ángel toca la trompeta, y el séptimo ángel es la última trompeta. Esto es lo que necesitamos entender. Y los santos son resucitados en la última trompeta, no trompetas. Como lo dije ayer, la Fiesta de Trompetas es un día de guerra, un memorial al toque de trompetas. Puede escuchar los sermones “Perfil de Apocalipsis” #1 y #2, y ver el esquema que va con ellos. Este le mostrará que la primera trompeta es tocada pronto después del Pentecostés donde los 144,000 son sellados y la gran e innumerable multitud. Y esta va a la secuencia de tiempo cuando llegamos a la séptima trompeta, la cual entonces tiene que ser en el día de Pentecostés, o cerca de allí. 

 

Veamos respecto a los dos testigos, porque entonces esto lleva hasta la resurrección. Ahora, Dios permite que los dos testigos sean asesinados. Apocalipsis 11:8, “Y sus cuerpos estarán echados en la calle de la gran ciudad, la cual espiritualmente es llamada Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado.” Sodoma nos dice la moral de la gente. Egipto nos dice la religión de la gente porque la religión única mundial por venir va a volver a la adoración egipcia. Es por eso que aquí está definido así.

 

Note, también dice, “…donde también nuestro Señor fue crucificado.” Y esto es tipificado por Jerusalén, porque Jerusalén aunque fue la ciudad que Dios escogió para poner Su nombre cuando el templo estaba construido allí, nunca ha sido fiel a excepción de pocos reyes, como lo encontramos registrado en los libros de Reyes y Crónicas. Ahora, cuando ellos mueren, “Entonces aquellos de los pueblos y tribus e idiomas y naciones verán sus cuerpos tres días y medio, porque no permitirán que sus cuerpos sean puestos en tumbas. Y aquellos que viven en la tierra se alegrarán sobre ellos, y harán fiesta, y se enviarán regalos el uno al otro, porque estos dos profetas habían atormentado a aquellos que viven en la tierra.” Los últimos dos enemigos por ser muertos. Así piensa el mundo. “Entonces después de los tres días y medio, el espíritu de vida de Dios entró en ellos y se pararon sobre sus pies;…” ¿Puede imaginar como todos van a ver eso y sentirse? Y dice, “…y gran temor cayó sobre aquellos que estaban mirándolos” (vs. 9-11).

 

Entonces aquí hay un perfecto ejemplo en la Escritura concerniente a que los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros. Los dos testigos son los últimos dos a ser martirizados por amor a Cristo. Y son los dos primeros a ser resucitados. Note, después que se pararon en sus pies, verso 12, “Y ellos escucharon una gran voz desde el cielo, decir, “¡Vengan acá arriba!” Y ascendieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron subir. Y en esa hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad cayó; y siete mil hombres fueron muertos en el terremoto. Y el resto fue lleno de temor, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo Ay pasó.…”  Y el segundo ay fue introducido con la sexta trompeta. “…He aquí, el tercer Ay viene inmediatamente” (vs. 12-14).

 

Verso 15: “Entonces el séptimo ángel tocó su trompeta; y hubo grandes voces en el cielo diciendo, “Los reinos de este mundo han llegado a ser los reinos de nuestro Señor y Su Cristo, y Él reinará en los siglos de eternidad.” Y los veinticuatro ancianos, quienes se sientan delante de Dios sobre sus tronos, cayeron sobre sus caras y adoraron a Dios, diciendo, “Te damos gracias, Oh Señor Dios Todopoderoso, Quien es, y Quien era, y Quien debe venir; porque has tomado para Ti mismo Tu gran poder, y has reinado. Porque las naciones estaban furiosas, y Tu ira ha venido, y el tiempo de los muertos para ser juzgados, y dar la recompensa a Tus siervos los profetas, y a los santos, y a todos aquellos que temen Tu nombre, los pequeños y los grandes; y para destruir a aquellos que destruyen la tierra”” (vs. 15-18). Esta es la resurrección, ¿cierto?  La resurrección ocurre en la séptima trompeta. La ultima trompeta como dijo Pablo. 

 

Vayamos a I Tesalonicenses 4 y veamos donde, como vimos en Mateo 24, los ángeles nos tomarán mientras somos resucitados y nos llevarán hasta el mar de vidrio, porque va a haber la reunión de los santos. Y entonces veremos que tiene que pasar aquí. I Tesalonicenses 4:14, “Porque si creemos que Jesús murió y resucitó otra vez, exactamente en la misma forma también, aquellos que han dormido en Jesús Dios traerá con Él. Porque esto les decimos por la Palabra del Señor, que quienes estemos vivos y permanezcamos hasta la venida del Señor en ninguna manera precederemos a aquellos que han dormido. Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con la voz de un arcángel y con la trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero; Luego nosotros quienes estamos vivos…” ¿Quiénes son aquellos que están vivos? Primero, aquellos que son de la Iglesia en el lugar de seguridad. Segundo, los 144,000 de Apocalipsis 7 y la gran e innumerable multitud. Entonces después que todos los muertos en Cristo han sido resucitados, “Luego nosotros quienes estamos vivos y permanecemos seremos atrapados junto con ellos en las nubes para la reunión con el Señor en el aire; y así siempre estaremos con el Señor” (I Tesalonicenses 4:14-17).

 

Vayamos a Apocalipsis 14 y veamos cuando tendrá lugar esto. Quiero que entienda, hay muchas cosas que deben tener lugar después de la resurrección y antes que volvamos a la tierra. Es cierto que la Fiesta de Trompetas representa el día cuando Cristo y los santos ponen sus pies en la tierra en el Monte de los Olivos. Pero la venida de Cristo comenzó con la señal del Hijo del hombre en el cielo, y Él se mantuvo acercándose más y más a la tierra.

 

Aquí en Apocalipsis 14 veamos la cosecha de los primeros frutos. Veamos lo que dice aquí. Luego cuando terminemos aquí iremos y examinaremos nuevamente los 144,000 de Apocalipsis 7 y los 144,000 de Apocalipsis 14. Pero primero todos tenemos que ser resucitados.

 

Verso 12: “Aquí está la paciencia de los santos; aquí están aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” Y esto significa tener la misma fe de Jesús. “Y escuché una voz del cielo decirme, “Escribe: Benditos son los muertos quienes mueren en el Señor desde este tiempo en adelante. Sí, dice el Espíritu, para que puedan descansar de sus labores; y sus obras los siguen. Y miré, y he aquí, una nube blanca, y uno como el Hijo de hombre sentado sobre la nube, teniendo una corona de oro en Su cabeza; y en Su mano estaba una hoz afilada.” ¿Con qué cortan el grano? Con la hoz. “Y otro ángel salió del templo, gritando con gran voz a Quien estaba sentado sobre la nube, “Empuja Tu hoz y cosecha, porque el tiempo ha venido para que coseches; porque la cosecha de la tierra está madura”” (Apocalipsis 14:12-15). La cual Jesús dijo que la cosecha es el fin de la era. La era terminaba con la séptima trompeta. Y esto es entonces la resurrección de la séptima trompeta. Así como la era está terminando, la hoz es puesta al grano y todos entonces son resucitados.

 

Verso 16: “Y Quien estaba sentado sobre la nube empujó Su hoz sobre la tierra, y la tierra fue cosechada.” Está la primera resurrección que ocurre en Pentecostés. Luego salta a otra cosecha. Y esa es la cosecha de la destrucción del malvado a través de las ultimas 7 plagas. Veamos eso. Verso 18: “Y del altar vino otro ángel, quien tenía autoridad sobre el fuego; y llamó con un fuerte grito a aquel que tenía la hoz afilada, diciendo, “Empuja tu hoz afilada, y reúne los racimos de la tierra, porque sus uvas están completamente maduras.”” Estas son las verdaderas uvas de ira. “Y el ángel…”  Note, el que hizo la primera cosecha era como el Hijo de hombre, esto es Cristo. Aquí tenemos un ángel con una hoz. “Y el ángel empujó su hoz en la tierra, y reunió el vino de la tierra, y echó su fruto en el gran lagar de la ira de Dios. Y el lagar fue pisado fuera de la ciudad, y sangre fue arrojada fuera del lagar tan alto como los frenos de los caballos, a la distancia de mil seiscientos estadios” (vs. 18-20). Este es el juicio y el valle de juicio. 

 

Vayamos a Apocalipsis 15:1. “Luego vi otra señal en el cielo, grande y sorprendente: siete ángeles teniendo las últimas siete plagas, porque en ellas la ira de Dios es colmada. Y vi un mar de vidrio mezclado con fuego,…” Recuerde, ayer vimos que el mar de vidrio estaba allí cuando Cristo descendió en la montaña. Y luego Él hizo que Moisés y los 70 ancianos, y Aaron, Nadab y Abiu subieran. Y todos Lo vieron porque era un pavimento bajo Sus pies. Entonces aquí tenemos, si vamos a reunirnos con Cristo en el aire, ¿qué vamos a hacer? ¿Cómo vamos a estar suspendidos? Bueno, hay un mar de vidrio sobre el cual podemos caminar. Allí es donde los ángeles nos llevan. “…un mar de vidrio mezclado con fuego,…” Esto es a causa del brillo. 

 

“…y aquellos que habían obtenido la victoria sobre la bestia,…” Pregunta, ¿cuando apareció la bestia primero? En la persona de Satanás el diablo en el Jardín del Edén. Todos aquellos que entran en la primera resurrección, ¿han tenido que tener la victoria sobre la bestia? Sí. Luego continua, “…y sobre su imagen,…” ¿No ha habido un culto de diosas en la imagen de la bestia desde bien atrás? Sí, por lo menos sabemos que vino después del diluvio. Así sabemos que después del diluvio tan solo reconstruyeron lo que hacían antes del diluvio. Entonces esta la imagen de la bestia. “…y sobre su marca,…” En el tiempo del fin va a estar la marca de la bestia, la cual puede ser un chip insertado en su mano o en su frente. “…y sobre el número de su nombre, de pie sobre el mar de vidrio, teniendo las liras de Dios” (vs. 2). 

 

Note que esto incluye el Antiguo Testamento, aquellos que han sido resucitados y califican desde el tiempo de Abel todo el camino hasta el tiempo de Cristo. Y note lo que hacen, verso 3. “Y estaban cantando la canción de Moisés, el siervo de Dios,…” Entonces estos son aquellos del Antiguo Testamento. El pan del Antiguo Testamento. “…y la canción del Cordero,…”, lo cual entonces es el Nuevo Testamento. “…diciendo, “Grandes y asombrosas son Tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son Tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no Te temerá, Oh Señor, y glorificará Tu nombre? Porque solo eres santo; y todas las naciones vendrán y adorarán delante de Ti, porque Tus juicios han sido revelados.””  Hay una profecía de lo que va a pasar yendo al milenio.

 

Antes que entremos a las 7 últimas plagas volvamos y veamos los 144,000 de Apocalipsis 7, luego iremos y veremos los 144,000 de Apocalipsis 14. En Apocalipsis 7 encontramos esto, verso 4: “Y escuché el número de aquellos que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de cada tribu de los hijos de Israel.” Entonces estos son solamente de los hijos de Israel. Doce mil de cada tribu. ¿Por qué son sellados en este tiempo particular? Primero, porque están en cautividad porque fueron infieles a Dios incluso en la letra de la ley. Veremos que eso es muy importante. También encontramos la gran e innumerable multitud. No hay características distintivas de estos más que el hecho que son sellados al comienzo del tercer año durante los 3 años y medio de tribulación. Y entonces califican para la primera resurrección. Son los trabajadores de la hora 11, como encontramos en el Evangelio de Lucas 11.       

 

Vayamos a Apocalipsis 14:1 y veamos los 144,000 y vamos a ver que estos 144,000 son un grupo diferente. Y vamos a ver las cosas distintivas de estos 144,000.  Comencemos en el verso 1: “Y miré, y vi al Cordero de pie sobre el Monte Sión,…”  Ayer leímos esto en Hebreos 12. Que tenemos que ir a Monte Sion, la Iglesia de los Primogénitos. “…y con Él ciento cuarenta y cuatro mil, teniendo el nombre de Su Padre escrito sobre sus frentes. Entonces oí una voz desde el cielo, como el sonido de muchas aguas, y como el sonido de gran trueno; y oí el sonido de tocadores de lira tocando sus liras. Y ellos estaban cantando un nuevo canto delante del trono, y delante de las cuatro criaturas vivientes y de los ancianos. Y nadie era capaz de aprender el canto excepto los ciento cuarenta y cuatro mil, quienes fueron redimidos de la tierra” (Apocalipsis 14:1-3). Esta es una canción diferente de la canción de Moisés, y la canción del Cordero. Esta es una tercera canción que solo estos 144,000 pueden cantar. Nadie más. Todo el resto fue capaz de cantar, la canción concerniente a Moisés para el Antiguo Pacto, y la concerniente al Cordero para el Nuevo Pacto, y ahora tenemos una tercera categoría aquí de los 144,000 con su canción. 

 

Note cuidadosamente. “Estos son aquellos que no fueron profanados con mujeres,…”  ¿Qué significa ser profanados con mujeres? En Apocalipsis 17, tenemos misterio Babilonia la Grande, la madre de las rameras y las abominaciones de la tierra, y ella es llamada la gran ramera. Entonces esto significa que una vez fueron convertidos no se profanaron con ninguna de las religiones o prácticas religiosas de este mundo. Vamos a ver que esto es muy importante cuando vayamos y veamos las 7 iglesias en Apocalipsis 2 y 3. “…porque son vírgenes;…”  y por supuesto, Cristo solo se casaría con una virgen, ¿cierto? “…son aquellos que siguen al Cordero dondequiera que Él va. Fueron comprados de entre los hombres como primeros frutos para Dios y para el Cordero” (vs. 4). Entonces, tenemos a Cristo Quien fue el primero de los primeros frutos, y luego tenemos a estos quienes aparentemente son el primer grupo de los primeros frutos. Todo el resto son los primeros frutos en general. Note el verso 5.  “Y ningún engaño fue encontrado en sus bocas; porque son inocentes delante del trono de Dios.”  

 

Volvamos y analicemos todo esto y veamos que separa a este grupo de los 144,000 de Apocalipsis 7. Listemos las diferencias.

 

#1.  Tienen el nombre del Padre escrito en sus frentes: No dice eso de los 144,000 de Apocalipsis 7. Todos estos son diferentes de los 144,000 de Apocalipsis 7.  Además, lo primero que necesitamos entender mientras avanzamos porque dice que ellos no eran de los hijos de Israel, sino fueron redimidos de la tierra. 

 

#2.  Nadie era capaz de aprender la canción excepto los 144,000.

#3.  Fueron redimidos de la tierra: Mostrando que estos 144,000 fueron redimidos de la tierra probablemente en un periodo de tiempo.

 

#4.  Estos son los que no son profanados con mujeres: Esto es, permanecieron vírgenes, o totalmente fieles a Dios en todo lo que hicieron desde su conversión y nunca se profanaron con mujeres.

 

#5.  Son vírgenes. 

 

Recuerde la advertencia que dio el apóstol Pablo a los corintios en II Corintios 11, donde dijo, “Porque estoy celoso por ustedes con el celo de Dios porque los he desposado con un esposo, para que pueda presentarlos como una virgen casta a Cristo” (II Corintios 11:2). Pero llegaron a ser no vírgenes porque cometieron fornicación espiritual. Tal vez fueron capaces de arrepentirse de eso, así como cualquier mujer que pierde su virginidad por el pecado, ella se puede arrepentir de eso pero ya no es más virgen. Así mismo, aquellos que han recibido el Espíritu Santo, si rinden su virginidad al ser engañados por Satanás el diablo y se involucran en otras prácticas religiosas, u otras doctrinas religiosas dentro de la Iglesia entonces pierden su virginidad.

 

#6.  Siguen al Cordero donde sea que Él va: Lo que significa, que siempre Lo siguen sin importar a donde los lleve su vida espiritual. 

 

#7.  Fueron redimidos de entre los hombres: Redimidos de la tierra, redimidos de entre los hombres.

 

#8.  Primeros frutos hacia Dios y hacia el Cordero. 

 

#9.  En su boca no hubo engaño.

 

#10.  Están sin falta delante del trono de Dios.

 

Volvamos y rápidamente revisemos las 7 iglesias, y veremos que de las 7 iglesias solo 2 de las 7 permanecieron vírgenes. Leámoslo. Éfeso, perdieron su primer amor y Cristo les dijo, “A menos que se arrepientan, voy a remover su candelabro.”  Perder su primer amor es perder su virginidad.

 

Luego llegamos a Pergamo. Ellos comían cosas sacrificadas a ídolos y cometieron fornicación y tenían la doctrina de Balaam, y la doctrina de los Nicolaitas lo cual Dios dice que Él odia y Él lucharía en contra de ellos con la palabra de Su boca. Entonces aquellos de Pergamo, incluso los que se arrepintieron porque se les dijo que se arrepintieran, perdieron su virginidad. Pueden ser puestos en recta  posición con Dios pero una vez pierde su virginidad la pierde. No significa que no pueda recuperarse. Puede estar en la primera resurrección. Pero la pregunta es si será parte de la novia de Cristo. Porque el asunto es cuando describe los 144,000 de Apocalipsis 14, ¿no son ellos quienes son la novia de Cristo porque permanecen vírgenes?

 

Continuemos con Tiatira. Tenían la mujer Jezabel, cometieron fornicación y comieron cosas sacrificadas a ídolos, y también tenían aquellos que conocían las cosas profundas de Satanás. En otras palabras aquellos que se infiltraron en esa iglesia y que estaban trayendo doctrinas de adoración a Satanás bajo el disfraz de adoración a Cristo. Obviamente perdieron su virginidad.

 

Luego tiene a Sardis. ¿Qué tiene en Sardis? Sardis estaba muerta. Tenían un nombre como que vivían pero estaba muerta. Al tener prácticas muertas seguramente no eran vírgenes delante de Dios. Porque de alguna manera se profanaron, y recuerde que Cristo les dijo: “Arrepiéntanse.” 

 

Lo mismo con los Laodiceanos. Los Laodiceanos eran tibios, no tenían necesidad de nada y Dios los iba a vomitar de Su boca. Y Dios les dijo que se arrepintieran. Entonces tenemos Éfeso, Pergamo, Tiatira, Sardis y Laodicea. 5 de las 7 iglesias les fue ordenado que se arrepintieran de sus pecados. Entonces perdieron su virginidad. 

 

Quedan dos iglesias. Esmirna, no se les ordena arrepentirse. Los de Esmirna fueron aquellos martirizados, fieles hasta la muerte. Mantuvieron su virginidad hasta la muerte. Los filadelfianos resistieron todo lo concerniente a la sinagoga de Satanás, y pacientemente guardaron la Palabra de Dios. Fueron los más fieles de todos, los verdaderos filadelfianos y no hay llamado a arrepentimiento. Y a la iglesia de Filadelfia Cristo dijo, “Al que venza escribiré sobre él el nombre de Mi Padre, y el nombre de la ciudad, la Nueva Jerusalén, y escribiré sobre él Mi nuevo nombre.” Entonces los filadelfianos, al tener el nombre del Padre, el nombre de Jerusalén y el nombre de Cristo, pertenecen a parte de la novia de Cristo. 

 

Como vimos ayer, no todos los de la primera resurrección van a ser parte de la novia de Cristo. Entonces esto nos dice aquí en Apocalipsis 14, por todas estas condiciones que estos 144,000 tienen, representan a aquellos que han sido llamados a través del tiempo, que han sido fieles hacia Dios, que fueron vírgenes y nunca se desviaron. Una vez fueron bautizados y recibieron el Espíritu Santo nunca se involucraron en ninguna de las religiones de este mundo, o ninguna de las doctrinas de este mundo. Y hermanos, espero que entienda porque es tan importante que permanezcamos fieles. 


          Aquellos quienes no han permanecido fieles, oramos que se arrepientan y no pierdan su recompensa. Entonces esto es realmente importante que entendamos. Vayamos a I Corintios 3 y veamos. Se pueden arrepentir, pero han estado construyendo chozas de madera y paja y sus obras son quemadas porque no son vírgenes. Solo los que son vírgenes en este caso, en I Corintios 3 como veremos, son aquellos que construyen en la virginidad, la guardan y construyen oro, plata, piedras preciosas y no madera, paja y rastrojo. 

 

I Corintios 3:11.  “Porque nadie es capaz de colocar ningún otro fundamento además de ese que ha sido colocado, el cual es Jesucristo. Ahora, si cualquiera edifica sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno o rastrojo, la obra de cada uno será manifestada; porque el día de prueba la declarará [y el día de la resurrección va a ser el día final de declaración], porque será revelada por fuego [estas son pruebas duras por las que pasamos en nuestra vida al vencer]; y el fuego probará que clase de obra es la de cada uno. Si la obra que cualquiera ha edificado perdura, recibirá una recompensa. Si la obra de cualquiera es quemada, sufrirá perdida; pero él mismo será salvo, sin embargo a través de fuego” (1 Corintios 3:11-15). Esto está describiendo la diferencia entre los 144,000 de Apocalipsis 14 quienes llegan a ser parte de la novia de Cristo porque permanecen fieles, a diferencia de aquellos que comenzaron pero terminaron pecando, terminaron arrepintiéndose y volviendo como el hijo prodigo y perdieron su virginidad. Entonces perdieron algo de la herencia que habrían tenido. Entonces esto realmente es algo tremendo que entendamos hermanos. 

 

Volvamos a Apocalipsis. No tengo tiempo para ir a través de las 7 plagas excepto que las 7 plagas representan la cosecha del malvado, como se representa en la última parte de Apocalipsis 14. Y todas esas plagas serán derramadas en la presencia de los santos. Y estos son juicios rectos. Y son juicios verdaderos. Y para cualquiera que diga que el Dios del Antiguo Testamento era un Dios rudo y bravo, pero el del Nuevo Testamento es amoroso, amable y dulce, por favor entienda que esta es la ira del Cordero la cual está siendo derramada sobre todos los pecadores.

 

Vayamos a Apocalipsis 19:1. Antes de comenzar entendamos esto. Dios sabe, para la resurrección, basado en las obras y la fidelidad de los individuos que Él va a seleccionar aquellos que serán los 144,000 de Apocalipsis 14. Y si de aquellos son de los que consiste la novia de Cristo, Dios el Padre es Quien los escoge. Entonces no nos preocupemos por eso. No tenemos que ir y acusar a la gente, o sospechar de ellos, porque dice, “Benditos son aquellos que son llamados a la cena de bodas del Cordero.”  Aquellos llamados a la cena participarán en la primera resurrección en poder y gloria justo como el resto. Pero solo la novia de Cristo estará con Cristo donde Él esté.

 

Verso 1: “Y después de estas cosas oí la fuerte voz de una gran multitud en el cielo, diciendo,…”, estos son todos aquellos que fueron resucitados de pie en el mar de vidrio. Esto es en el primer cielo donde están las nubes. “…“¡Aleluya! La salvación y la gloria y el honor y el poder pertenecen al Señor nuestro Dios. Porque verdaderos y justos son Sus juicios; y porque ha juzgado a la gran ramera, quien corrompió la tierra con su fornicación, y Él ha vengado la sangre de Sus siervos de la mano de ella.” Y dijeron una segunda vez, “¡Aleluya! Y su humo ascenderá en los siglos de eternidad.” Y los veinticuatro ancianos y las cuatro criaturas vivientes cayeron y adoraron a Dios, Quien se sienta en el trono, diciendo, “¡Amen. Aleluya!”” (Apocalipsis 19:1-4).

 

Y una voz salió del trono, diciendo, “Alaben a nuestro Dios, todos Sus siervos, y todos los que le temen, ambos pequeños y grandes.” Y oí una voz como esa de una gran multitud, y como el sonido de muchas aguas, y el sonido de truenos poderosos, diciendo, “¡Aleluya! Porque el Señor Dios Todopoderoso ha reinado. Alegrémonos y gritemos con gozo; y démosle gloria; porque el matrimonio del Cordero ha llegado, y Su esposa se ha preparado a sí misma.” Y le fue concedido que debería ser vestida de lino fino, puro y brillante; porque el lino fino es la justicia de los santos. Y me dijo, “Escribe: Benditos son aquellos que son llamados a la cena matrimonial del Cordero.” Y me dijo, “Estas son las verdaderas palabras de Dios.”” (vs. 5-9).

 

          Entonces tenemos una bendición tremenda hermanos, sea que seamos llamados a ser parte de la novia de Cristo, lo cual espero que quien quiera que usted sea que eso sea cierto. No podemos juzgar por nosotros mismos como va a ser esto. Dios va a hacer ese juicio. Pero también comprenda esto: Hay una bendición grande y fantástica y eterna de ser llamados a la primera resurrección y ser uno de los invitados a la boda del Cordero y Su novia. Entonces este es el significado total del día de Pentecostés. Hermanos, espero que sea un día maravilloso para ustedes.

Atrás
Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones