| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Por qué Dios odia la religión?
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: Preparación para Pentecostés
Atrás
PENTECOST – 2006

Significado de la Fiesta de Pentecostés

Fred Coulter  –  Junio 4, 2006

www.laVerdaddeDios.org

 

         

          ¡Saludos hermanos! Revisemos la Fiesta de Pentecostés. Y este es en realidad un día tremendo y maravilloso cuando entendemos el significado pleno de el y lo que significa para nosotros, porque ese es el día que todos los verdaderos cristianos están esperando, como veremos. Este día es la cosecha de los primeros frutos. Y los primeros frutos entonces son aquellos en la primera resurrección.

 

          Veamos primero las ofrendas. Así que vayamos a Levítico 23 y vamos a ver que en el día 50, esto nos dice lo que debían traer. Así entonces habían ofrendas especiales que debían traer. Una tiene significado por el sentido profético de Pentecostés, y la otra tiene que ver con las ofrendas que debemos tomar, porque en Deuteronomio 16 dice que cuando tenemos Pentecostés, también llamada la Fiestas de las Semanas, después que cuenta 7 semanas y debe tener la Fiesta de las Semanas, la cual entonces es en el día 50 como lo muestra Levítico 23. Dice aquí, verso 17: “Sacarán de sus casas dos panes mecidos de dos décimas partes. Serán de harina fina. Serán horneados con levadura.…” Y esta es la única ofrenda además de una ofrenda de paz donde podían traer pan leudado con la ofrenda. Pero el pan leudado no era siquiera para ser quemado. Solo pan sin levadura debía ser quemado. El otro debía ser comido. “…Ellos son los primeros frutos del SEÑOR.” Entonces hay un significado en relación a aquellos quienes van a estar en la resurrección y la iglesia. Y luego esto da la ofrenda que debían ofrecer—todos los carneros y corderos y demás: “…una ofrenda hecha por fuego, de aroma dulce al SEÑOR.” Luego habla del sacrificio de la ofrenda de paz y la ofrenda por el pecado, verso 19.

 

          Verso 20: “Y el sacerdote los mecerá con el pan de los primeros frutos,…” Mecerlo es lo mismo que tiene atrás en el primer día. ¿Qué tiene en el primer día del conteo? Debe tener la gavilla mecida que era especialmente cortada y esta era mecida delante del Señor. Y sabemos que esto simboliza la ascensión de Jesús al cielo en el primer día del conteo a Pentecostés para ser aceptado por Dios el Padre como el sacrificio por los pecados de todo el mundo. Ahora, tenemos lo mismo aquí: “Y el sacerdote los mecerá con el pan de los primeros frutos, una ofrenda mecida delante del SEÑOR,…” Y entonces si eso aplicaba a Jesús ascendiendo y siendo aceptado por Dios el Padre en el primer día, entonces esto también debe aplicar a aquellos que están en la iglesia para ser mecidos y aceptados por Dios en el día de Pentecostés.

 

          Continuemos aquí. Dice: “…con los dos corderos. Ellos serán santos al SEÑOR por el sacerdote. Y proclamarán en el mismo día [aquel mismo día, el día 50] que el pueda ser una santa convocación para ustedes. No harán trabajo servil en el. Será un estatuto para siempre en todas sus viviendas a través de sus generaciones” (Levítico 23:17-21).

 

          Necesitamos entender que Dios dijo que sin falta traerán sus primicias a Él. Es muy, muy importante. Y también la ofrenda que traemos necesitamos entender que necesitamos aplicarnos nosotros mismos en la ofrenda; necesitamos planear las ofrendas; necesitamos entender que así como somos parte de los primeros frutos, los cuales van a ser cosechados cuando ocurra la resurrección, así mismo como estamos planeando crecer en gracia y conocimiento y carácter para ser capaces de ser resucitados de los muertos cuando el tiempo llegue, entonces así mismo cuando llevamos una ofrenda a Dios necesitamos planearla. Necesitamos prepararla. Y es por eso que Pablo da en II Corintios 9, vayamos allí, un principio vivo. Y he visto esto una y otra vez en las vidas de las personas, no solo en el mundo sino especialmente en la iglesia.

 

          Verso 6: “Pero digo esto: aquel que siembra escasamente también cosechará escasamente; y aquel que siembra generosamente también cosechará generosamente.” Este es un principio vivo. Y es tal cual. Si usted es tacaño con Dios, Él va a ser tacaño con usted. Es así de simple. Sea esto en nuestro carácter, nuestras oraciones, nuestro crecimiento, nuestro vencer, nuestro estudio, nuestro pensamiento, nuestro dar diezmos y ofrendas. En todo es lo mismo.

 

          Ahora el verso 7 es la clave: “Cada uno como propone en su corazón,…” porque debemos dar de acuerdo a la bendiciones que Dios nos da. No solo las bendiciones físicas sino también las bendiciones espirituales “…pero no a regañadientes o por compulsión; porque Dios ama al dador alegre.” En otras palabras: en vez de decir, “Oh. Es un día santo y sé que el ministro va a pedir una ofrenda. Ok, la daré.” No, es como todo lo demás, necesita esperarlo con ansias y ejecutarlo de corazón con una actitud dispuesta. Y aquí está lo que Dios es capaz de hacer. Porque aquellos que son tacaños no creen en el verso 8: “Porque Dios es capaz de hacer que toda gracia abunde hacia ustedes para que en toda forma puedan siempre tener suficiencia en todas las cosas, y puedan abundar hacia toda buena obra” (II Corintios 9:6-8). Y entonces esto es lo que necesitamos ver con las ofrendas que Dios quiere que traigamos en Sus Fiestas.

 

          Veamos ahora, lo que cubriríamos en Pentecostés. Algunas de esas cosas vamos a revisarlas más que entrar en gran detalle porque cubrimos aspectos diferentes de esto cada año. Pero Dios dio los 10 Mandamientos en el día de Pentecostés. Y el día de Pentecostés no representaba las primicias sino hasta que entraron en la tierra, en cuanto a la cosecha se refiere. Pero esta representaba las primicias de Dios al llamar a Israel como la primera nación. Y también representa a aquellas personas que Dios ha llamado comenzando con Set y toda la línea recta que encontramos antes del diluvio, y luego con Abraham después del diluvio y demás, quienes sabemos que Jesús dijo que estarán en la primera resurrección. Así cuando llegamos a Levítico 23, revisemos el verso 17 por tan solo un minuto: “Sacarán de sus casas dos panes mecidos de dos décimas partes. Serán de harina fina. Serán horneados con levadura. Ellos son los primeros frutos del SEÑOR.” Estos eran unos primeros frutos especiales. ¿Por qué Dios tendría la Fiesta de Panes sin Levadura donde la levadura en aquel tiempo representa pecado, y ahora Él dice que pongan levadura en esta ofrenda? Veremos, porque también hay una buena aplicación de la levadura. Porque ve, cuando pone levadura en la masa y esta crece y la hornea, lo que hace es colocar permanentemente la masa en la condición horneada. No puede volver atrás, nunca puede tenerla otra vez como masa y amasarla. Una vez es horneada, queda así.

 

          Veamos una buena aplicación de la levadura como esta representa al Reino de Dios. Vayamos a Mateo 13 porque sabemos que el Reino de Dios va a ser justicia, ¿cierto? No va a ser pecado, así que la levadura aquí en este caso particular refiriéndose al Reino de Dios tiene que referirse a la levadura que está allí en los panes.

 

          Aquí en Mateo 13 encontramos algo también muy interesante, ¿cierto? Encontramos que toda la obra de Dios al llamar a la gente y crecer y producir tiene que ver con una cosecha, tiene que ver con plantar. Y Él habla de la semilla que cayó en lugares diferentes donde no produjeron, y las que produjeron. Entonces la cosecha, como dice Él, es al final de la era. Y hablaremos de eso un poco después, pero veamos esto aquí. Vayamos a donde el Reino de Dios es asemejado a levadura.

 

          Leamos en el verso 33: “Otra parábola les habló a ellos: “El Reino del cielo es comparado a la levadura la cual una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina hasta que todo estuvo leudado” ” (Mateo 13:33). Luego cuando la hornea, como con los dos panes que eran ofrecidos, entonces tiene algo que es permanente; tiene un producto terminado. Porque usted comienza, como está aquí con la semilla que es plantada. Luego lo que pasa es esto: tiene que crecer; tiene que ser cosechado; tiene que ser molido; tiene que adicionar la sal y el dulce; tiene que mezclarlo y adicionar la levadura y entonces tiene que esperar que crezca. Y generalmente tiene que amasar algunas veces de modo que puede tener un buen y firme pan. Y luego lo deja crecer por última vez, y luego al horno y lo hornea. Así cuando es horneado está terminado. Es un producto completo. Y esto es lo que los panes allá en Levítico 23 representaban: Uno tiene que ser por aquellos que entran en el Reino de Dios desde el tiempo de Adán hasta el tiempo del comienzo de la iglesia. Y luego, desde la iglesia en adelante hasta el regreso de Cristo. Y esto pasa en Pentecostés. No pasa en Trompetas. Trompetas es totalmente diferente. Y Trompetas no puede ser el día de la resurrección simplemente porque una trompeta es tocada, porque la trompeta es tocada en cada día santo. Y recuerde lo que pasó en el Monte Sinaí cuando fueron dados los 10 Mandamientos. ¿Que fue eso? La trompeta sonó largo y duro y luego Dios habló los 10 Mandamientos. Entonces veremos algo de esto aquí en un momento.

 

          Vayamos a Hechos 2 porque tenemos algunas cosas pasando en un día de Pentecostés. Y el día de Pentecostés fue cuando la iglesia comenzó con el poder del Espíritu Santo siendo dado. Y hay, como cubrimos, algunas razones de porque Dios hizo esto aquí en el día de Pentecostés en el templo: 1) Porque el Espíritu Santo fue dado para dar poder a la gente para guardar los mandamientos de Dios; 2) fue dado en el templo de modo que hay consistencia del lugar donde Dios escogió poner Su nombre, y eso fue en el templo; 3) y también dado que era el poder del Espíritu Santo de Dios para hacer esto, y esto iba a hacer que el Evangelio fuera predicado en todo el mundo entonces Él hizo el milagro del hablar de los apóstoles de modo que cuando ellos hablaban en su propio idioma, salía en el idioma de donde sea que eran los judíos que estaban allí para guardar la Fiesta de Pentecostés. Y así esto fue algo tremendo que Dios estaba mostrando. También esto fue una profecía que ahora entonces los hombres van a tener acceso a Dios el Padre a través del Espíritu en el templo en el cielo arriba. Así esto también fue una profecía del destino por venir de todo el sistema del templo y del sistema de sacrificios. Y sabemos lo que pasó.

 

          Leamos el verso 1: “Y cuando el día de Pentecostés, el cincuentavo día, estaba siendo cumplido,…” Esta es la traducción precisa del griego y tenemos un folleto sobre eso. Si no lo tiene, puede solicitarlo. “…todos ellos estaban de común acuerdo en el mismo lugar. Y de repente vino desde el cielo un sonido como el ímpetu de un viento poderoso, y llenó la casa entera donde estaban sentados. Y allí les aparecieron lenguas divididas como de fuego, y se sentaron sobre cada uno de ellos. Y todos ellos fueron llenos con el Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en otros idiomas como el Espíritu les daba las palabras para proclamar.” ¿Y qué hicieron? Predicaron la crucifixión y resurrección de Jesucristo, y el recibimiento del Espíritu Santo a través de arrepentimiento y bautismo. Algo totalmente nuevo. No había sido hecho antes. Y Dios estaba indicando la forma como Él ahora iba a tratar con Su iglesia y Su pueblo. Y algo muy importante que tuvo lugar aquí es esto: Cuando Pedro predicó y ellos fueron condenados en sus corazones y mentes sobre lo que había pasado con la crucifixión de Jesucristo, él estuvo en realidad predicando a aquellos de quienes algunos habían estado en la multitud demandando que Jesús fuera crucificado. Entonces cuando esto llegó a ellos, se arrepintieron y fueron bautizados, eso fue un evento tremendo. Porque las palabras que Jesús dijo en aquel día, “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen,” les fueron aplicadas a ellos. Algo maravilloso que pasó.

 

          Pasemos al verso 37 y veremos cómo esto continúa con lo que leímos atrás en Levítico 23. Verso 37: “Ahora, después de oír esto, ellos fueron compungidos del corazón; y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles, “Hombres y hermanos, ¿qué haremos?” [porque siempre hay algo que necesitamos hacer] Entonces Pedro les dijo, “Arrepiéntanse y sean bautizados cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para la remisión de pecados, y ustedes mismos [lo que significa personalmente, viniendo de Dios] recibirán el regalo del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ustedes y para sus hijos, y para todos aquellos que están lejos, tantos como el Señor nuestro Dios pueda llamar.”” Entonces él dejó claro desde el comienzo, este es un llamado que viene de Dios y cumple lo que dijo Jesús, “Nadie puede ir al Padre excepto a través de Mi, y nadie puede venir a Mi excepto que el Padre lo atraiga.” Y aquí está esto cumplido.

 

          Verso 40: “Y con muchas otras palabras testificó y exhortó sinceramente, diciendo, “Sean salvos de esta perversa generación.”” Si hay una generación perversa, es hoy en día. Y va a ser mucho más perversa, tan perversa que así como Dios tuvo que destruir el sistema del templo, destruir Jerusalén, Él va a tener que destruir casi el mundo para limpiarlo y purificarlo de todos los pecados, corrupción, satanismo y perversidad que hay hoy en el mundo.

 

          Verso 41: “Entonces aquellos que alegremente recibieron su mensaje fueron bautizados; y alrededor de tres mil almas fueron añadidas ese día” (Hechos 2:1-4, 37-41) –el día de Pentecostés. Así este día tiene un gran significado para nosotros. Y es por esto que Dios dio el Espíritu Santo en este día. Entonces esto comienza en este día y termina en este día. Piense en eso por un minuto. Y veremos ahora algunas cosas diferentes.

 

          Veamos algunas cosas concernientes a la resurrección. Vayamos a I Corintios 15. Necesitamos entender esto. Necesitamos comprender esto hasta la profundidad de nuestro ser. Hay gente allá afuera incluso dentro de las Iglesias de Dios que quieren entrar con sus propias doctrinas. Y justo como dice aquí, si no cree que Jesús ha resucitado de los muertos entonces su fe es vana. Y si no cree que Jesucristo era Dios antes que llegara a ser un ser humano; que Él era Dios manifestado en la carne, no entiende el sacrificio de Jesucristo y no puede comprender el amor profundo que Dios el Padre y Jesucristo tienen, no solo por la iglesia y el pueblo que Él llama, sino también por toda la humanidad. Porque en el gran plan de Dios, a través de las cosas que conocemos de los días santos, Él va a salvar a la inmensa mayoría de la humanidad. Y Dios va a ofrecerles la clase de arrepentimiento y perdón que tenemos. Pero Dios nos ha llamado como primicias. Y como primicias tenemos una promesa grande y tremenda—más grande que cualquier otro que entre al Reino de Dios después de eso. Entendamos esto: La Biblia dice también, “Sin visión el pueblo perece.” Y es por eso que mucha gente sale de la iglesia. Tan solo no tienen la visión. Entonces debe entender la grandeza del plan de Dios, y debe mantenerla en la frente de su mente, que eso lo guie, lo inspire, le de esperanza, fortaleza y resistencia.

 

          I Corintios 15:12. Necesitamos entender esto porque estaban aquellos, incluso en la iglesia de Dios en aquel entonces. Vayamos al verso 34: “Despierten a la justicia, y no pequen, porque algunos de ustedes no tienen el conocimiento de Dios. Digo esto para su vergüenza.” Ven, hay mucha gente que no tiene el conocimiento de Dios como deberían.

 

          Volvamos al verso 12: “Pero si Cristo está siendo predicado, que Él se levantó de los muertos, ¿Cómo es que algunos entre ustedes están diciendo que no hay resurrección de los muertos? Porque si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo ha sido levantado. Y si Cristo no ha sido levantado, entonces nuestra predicación es en vano, y su fe es también en vano.” Entendamos esto: Cualquier ministro, cualquier hombre, cualquier iglesia que predica que usted va al cielo está predicando en vano porque no están predicando la resurrección de Cristo. Piense en eso.

 

          “Y nosotros somos encontrados también ser falsos testigos de Dios;…” Y Dios no va a respaldar a mentirosos, ¿cierto? No, están excluidos del Reino de Dios. “…porque hemos testificado de Dios que Él levantó a Cristo, a Quien Él no levantó, si ciertamente los muertos no son levantados. Porque si los muertos no son levantados, tampoco Cristo ha sido levantado. Pero si Cristo no ha sido levantado, su fe es vana; ustedes están todavía en sus pecados, y aquellos que han dormido en Cristo han entonces perecido. Si en esta vida únicamente tenemos esperanza en Cristo, somos de toda la gente los más miserables.” Porque sufre en vano; va a través de pruebas en vano; no está desarrollando el carácter de Dios; tiene una falsa creencia en Cristo, y todo eso.

 

          Verso 20: “Pero ahora Cristo ha sido levantado de los muertos;…” Y no han encontrado el cuerpo; no han siquiera encontrado los testigos que se lo llevaron; no han encontrado los huesos, porque Él resucitó de los muertos. “…Él ha llegado a ser el primer fruto de aquellos que han dormido.” Eso va atrás al día de la ofrenda de la gavilla mecida—lo primero de las primicias—la gavilla premier que era aceptada por Dios el Padre. “Porque ya que por un hombre vino la muerte, por un hombre también vino la resurrección de los muertos. Porque como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán hechos vivos.” Note: “Pero cada uno en su propio orden: Cristo el primer fruto; luego, aquellos que son de Cristo a Su venida” (I Corintios 15:34, 12-23). Ahora vamos a ver acerca de Su venida—esto va a ser un evento fantástico. Y no va a ser algo que pasa BOOM, en un día. Veremos eso. Entenderemos eso.

 

          Apliquemos esto a nosotros mismos. Vayamos a Santiago 1 y veamos lo que dice aquí concerniente a la Iglesia. Y esto es importante que entendamos. Vayamos al verso 17. Y aquí muestra que somos los primeros frutos: “Todo buen acto de dar y todo regalo perfecto es de arriba, descendiendo del Padre de luces, con Quien no hay variación, ni sombra de inflexión. De acuerdo a Su propia voluntad,…” Vea cuán importante es permanecer fiel, porque Dios de Su propia voluntad y deseo “…Él nos engendró por la Palabra de verdad [Su Santo Espíritu], para que pudiéramos ser un tipo de primeros frutos de todos Sus seres creados” (Santiago 1:17-18).

 

          Veamos esto aquí. Vayamos a Hebreos. Vamos a ver “primicias” y “primogénito,” y somos llamados la Iglesia de los Primogénitos. Y aquí está donde tenemos el paralelo entre la entrega de la ley en el Monte Sinaí y todas las cosas que tuvieron lugar después de eso, y nuestra llegada a la resurrección, y ser parte de ir al Monte Zion, la cual es la ciudad del Dios vivo.

 

          Hebreos 12:18: “Porque no han venido al monte que podía ser tocado y que quemaba con fuego, ni a penumbra, y temible oscuridad, y el torbellino; y el sonido de la trompeta, y la voz de las palabras,…” Vean, ellos escucharon a Dios hablar. Ninguno de nosotros ha escuchado eso, pero tenemos algo más grande que eso. Tenemos el engendramiento de Dios el Padre en nosotros—los primeros frutos del Espíritu Santo. “…las cuales aquellos que oyeron, rogaron que la palabra no fuera hablada directamente a ellos. (Porque no pudieron soportar lo que estaba siendo ordenado: “Y si incluso un animal toca la montaña, será apedreado, o atravesado con una flecha”; y tan espantosa fue la visión que Moisés dijo, “Estoy grandemente asustado y temblando”.)” Vamos a ver que lo que ellos experimentaron no es nada comparado a lo que será cuando Cristo regrese, porque va a ser un evento increíble y fantástico. Y si pudiéramos decir, “Tengamos la perspectiva,” de lo que va a tener lugar mundialmente en aquel tiempo.

 

          “Sino han venido al Monte Sión, [No Zion en la tierra, sino Sión] y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial; y a una innumerable compañía de ángeles; a la reunión festiva gozosa;…” Eso es lo que dice el griego. Entonces esto tiene que ser el día de Pentecostés, el cual es un festival de acopio—el más grande acopio, la gran congregación que hablamos concerniente a la resurrección y como esto va a tener lugar. “…y a la iglesia de los primogénitos,…” Y luego leemos en Romanos 8:29 que Cristo es el Primogénito entre muchos hermanos. Entonces tenemos la primicia, tenemos el primero de los primogénitos, y luego tenemos las primicias y entonces tenemos la iglesia de los primogénitos. Así es como somos llamados. “…registrada en el libro de vida en el cielo; y a Dios, el Juez de todos; y a los espíritus de los justos que han sido perfeccionados; y a Jesús, el Mediador del Nuevo Pacto; y a la aspersión de la sangre de ratificación, proclamando cosas superiores que esas de Abel” (Hebreos 12:18-24). Entonces esto coloca el escenario.

 

          Veamos cómo va a tener lugar esto. Veamos cómo estos eventos van a transpirar. Vayamos a Apocalipsis 11. Sabemos, y si no tiene la serie sobre Apocalipsis y Daniel, asegúrese de revisarla, y el esquema y todo lo que hay allí, que va a haber un tiempo cuando la bestia y el falso profeta vendrán a la tierra. Precederán a los dos testigos. Y habrá un tiempo de paz, como escribe Pablo en I Tesalonicenses 5, porque cuando digan paz y prosperidad entonces de repente destrucción va a venir sobre ellos. Va a haber un tiempo cuando Satanás va a ser derribado y va a perseguir la iglesia, como encontramos en Apocalipsis 12. Entonces habrán unos pocos que serán llevados a un lugar de seguridad. Aquellos que queden, Satanás va a hacer guerra contra ellos. Y como vamos a ver, este es el martirio de los santos. Pero antes que esto comience a tener lugar (y como verá en el esquema en el sermón de Daniel, con el número de días y los dos testigos, cuando ellos terminen, ellos comienzan, y demás) que los dos testigos comienzan justo antes del invierno. Y aquí esta lo que van a hacer. Esto va a ser un evento clave. Y va a precipitar todos los eventos que van a tener lugar llevando al regreso de Cristo y la resurrección.

 

          Leamos aquí, verso 1: “Luego el ángel me dio una vara de medida como un bastón, diciendo, “Levántate y mide el templo de Dios, y el altar, y aquellos que adoran en el. Pero deja fuera el patio que está dentro del área del templo, y no lo midas porque ha sido dado a los gentiles; y ellos pisotearán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y daré poder a Mis dos testigos, y ellos profetizarán mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Estos son los dos árboles de olivo, y los dos candeleros que están de pie delante del Dios de la tierra.” Estos son dos testigos especiales que Dios va a levantar y darles poder en una forma de una entrega directa del Espíritu Santo para dárselos. Estos serán los dos hombres de Dios más poderosos que han existido. Más grandes que Moisés y Aaron. Por supuesto, no más grandes que Cristo, pero en cuanto a seres humanos representando a Dios. Es por eso que son llamados los dos árboles de olivo, y los dos candeleros que están de pie delante del Dios de la tierra. Si no tiene el sermón “¿Quiénes son los dos testigos y Elías?” solicítelo.

 

          “Y si cualquiera intenta hacerles daño, fuego saldrá de sus bocas y devorará a sus enemigos.” Esto va a ser algo fantástico. Entonces aquí está la confrontación de los dos que representan a Satanás el diablo y los dos que representan a Dios, justo en Jerusalén. Y va a tener lugar en una forma poderosa porque la bestia va a entrar en el templo y proclamarse a sí mismo que él es Dios, como hemos visto. Y esa es la abominación desoladora que es hablada por Daniel el profeta. Iremos allí en un minuto en Mateo 24.

 

          Aquí esta lo que va a pasar. Dice: “Porque si cualquiera intenta hacerles daño, él debe ser muerto en esta manera. Estos tienen autoridad para cerrar el cielo para que ninguna lluvia pueda caer en los días de su profecía; y tienen autoridad sobre las aguas, para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, tan a menudo como deseen.” Va a ser algo increíble. Luego dice: “Y cuando hayan completado su testimonio, la bestia que asciende del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá, y los matará” (Apocalipsis 11:1-7). Pero Dios tiene una sorpresa para ellos, como veremos un poco después.

 

          Vayamos a Mateo 24 y veamos algo muy importante concerniente a cuando comienza la tribulación, y luego iremos a Apocalipsis 6 y veremos los eventos paralelos y como estos llegan a Pentecostés y la resurrección.

 

          Verso 15: “Por tanto, cuando vean la abominación desoladora, la cual fue hablada por Daniel el profeta, de pie en el lugar santo (quien lea, entienda), [esta es la nota de Juan que debemos estar vigilando] entonces aquellos que estén en Judea huyan a las montañas. Aquel que esté en el terrado no baje a sacar nada de su casa; y aquel que esté en el campo no vuelva a tomar sus vestidos. Pero ¡ay de aquellas mujeres que estén esperando hijo, y de aquellas que estén amamantando bebés en aquellos días! Y oren que su huida no sea en el invierno, ni en Sábado; porque entonces…” Esta es la clave para entender cuando comienza la gran tribulación. Y esta es la llave que desbloquea el inicio de todos los eventos en Daniel y Apocalipsis que llevan al regreso de Jesucristo y el establecimiento del Reino de Dios en la tierra. “…Porque entonces habrá gran tribulación, tal como no la ha habido desde el principio del mundo hasta este tiempo, ni la habrá nuevamente.” Lo que necesitamos entender hermanos es esto: Estamos enfrentado problemas mundiales inmensos. Y lo que vamos a ver es que lo que Dios hizo a Egipto allá en el libro de Éxodo con Faraón, Janes y Jambres, Dios va a hacerlo a todo el mundo, y a la bestia y al falso profeta, y sus ejércitos y todos aquellos con él. Va a ser un tiempo que nunca ha pasado desde el comienzo del mundo. Entonces debemos entender esto en verdad. “Y si aquellos días no fueran limitados,…” En la Reina Valera dice “acortados” pero es “limitados.” Dios no va a acortar los tres años y medio (tres días y medio en profecía). Y la razón es esta: Él ha limitado esto a tres años y medio. Y veremos los eventos que tendrán lugar allí. “…pero por amor a los elegidos aquellos días serán limitados” (Mateo 24:15-22).

 

          Volveremos a Mateo 24 después pero vayamos a Apocalipsis 6 y veamos cómo se van a desenvolver estos eventos en la tierra. Y esto entonces va a guiarnos hasta como Cristo va a regresar, y guiarnos hasta el tiempo de la resurrección. Verso 1. Cristo es Quien abre los sellos: “Y miré cuando el Cordero abrió uno de los sellos; y oí una de las cuatro criaturas vivientes decir, como el sonido de un trueno, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo blanco;…” Este no es Cristo, porque Cristo abrió el sello y del sello que Cristo abrió viene el caballo blanco. Este es el falso Cristo, la falsa religión. Entonces esto tiene que ser primero el anticristo, el falso profeta que está viniendo. Entendamos esto: la bestia y el falso profeta son anticristos, ambos.

 

          “…y aquel que estaba sentado sobre el tenía un arco, y una corona le fue dada; y él salió conquistando, y para conquistar.” Esto nos dice, como las otras profecías (este es un resumen de muchas otras profecías), que viene una gran y única religión mundial. Y va a pasar. Entonces, cuando sea el tiempo para el poder de la bestia ir al templo y sentarse y proclamarse Dios como nos dice II Tesalonicenses, entonces vamos al verso 3. Este es el tiempo: “Y cuando Él abrió el segundo sello, oí la segunda criatura viviente decir, “Ven y mira.”  Y otro caballo salió que era rojo [símbolo de guerra]; y poder fue dado a aquel sentado sobre el para quitar paz de la tierra,…” ¿Cuándo comienza la tribulación? Cuando vea la abominación hablada por Daniel el profeta de pie en el lugar santo. Entonces ¿qué va a pasar? Hemos puesto juntas todas las escrituras—el rey del norte va a descender; va a entrar al templo de Dios y proclamarse Dios; el falso profeta va a decir, “Sí, él es Dios.” Los dos testigos van a decir, “No, no lo es.” Y luego la gran tribulación comienza en todo el mundo. Y eso es lo que representa el segundo sello.

 

          E inmediatamente después de eso ¿qué pasa? “Y cuando Él abrió el tercer sello, oí la tercera criatura viviente decir, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo negro; y aquel sentado sobre el tenía una balanza en su mano. Y oí una voz en medio de las cuatro criaturas vivientes decir, “Una medida de trigo por una moneda de plata, y tres medidas de cebada por una moneda de plata: y mira que no dañes el aceite y el vino.”” Entonces,  donde sea que hay guerra, inmediatamente el suministro de comida es cortado. ¿No tenemos eso hoy? Piense en cuan rápidamente la muerte, destrucción y hambruna va a tener lugar cuando la gente no tenga acceso a los supermercados, no tenga acceso a los centros comerciales. Y eso va a pasar.

 

          Entonces, ¿qué pasa después? Inmediatamente sigue el cuarto sello. Entonces estos vienen rápidamente. “Y cuando Él abrió el cuarto sello, oí la voz de la cuarta criatura viviente decir, “Ven y mira.” Y miré, y he aquí, había un caballo pálido; y el nombre de aquel sentado sobre el era Muerte, y la tumba lo seguía; y autoridad les fue dada sobre un cuarto de la tierra,…” Exactamente donde va a ser esto, no lo sabemos. Pero cuando la tribulación comience va a afectar un cuarto de la tierra. Tres cuartos de la tierra no serán afectados por esto. Pero cuando vemos esto tener lugar van a empezar a construir sus ejércitos y hacerlo rápido, porque después como veremos, hay un ejército de 200 millones que va a salir, e ir hacia la tierra santa. Entonces estamos viendo eventos grandes y globales que van a tener lugar.

 

          Ahora, van a una cuarta parte de la tierra: “…para matar con espada y con hambre y con muerte, y por las bestias de la tierra” (Apocalipsis 6:1-8). Entonces este va a ser uno de los tiempos más espantosos en la tierra. Es por eso que Jesús dijo que si no fueran limitados ninguna carne sería salvada a causa de todas las armas que sabemos que tienen los hombres, a causa de todas las cosas que van a tener lugar. Y a menos que Dios intervenga, y vamos a ver cómo va a intervenir, y tener la atención de ellos y hacerles saber lo que va a pasar, veremos eso en un momento.

(Pase a la siguiente pista)

 

          Continuemos justo aquí en Apocalipsis 6. Coordinemos esto con Apocalipsis 12. Entonces mantenga su lugar aquí en Apocalipsis 6 y vayamos a Apocalipsis 12 y veamos lo que va a pasar. Satanás va a ser derribado. Va a perseguir la iglesia. Después que aquellos que van a un lugar de seguridad han ido, entonces tomamos aquí en el último verso de Apocalipsis 12, verso 17. Aquí es cuando el martirio de los santos empieza a tener lugar. Y entendamos algo aquí, hay un gran principio, el cual es este: El que busque salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida en Cristo la salvará. Esto es cumplido en dos formas: 1) si cree que va a ir a un lugar de seguridad, con seguridad no; 2) y si cree que va a evitar el martirio, con seguridad a menos que muera antes de que estos eventos tenga lugar, no lo va a hacer. Entonces pudiéramos enfrentar la realidad de la verdad de las cosas al tiempo del fin como dijo Jesús—las peores cosas que han pasado en la faz de la tierra desde el comienzo de la creación van a tener lugar. Así que pudiéramos también prepararnos para el pensamiento y pedirle a Dios ayuda, la fortaleza, el carácter que necesitamos, porque no van a ser “los buenos tiempos” cuando estos eventos y cosas tengan lugar. Es por eso que Jesús dijo, “Ay.” Y luego veremos lo que Dios va a hacer por eso.

 

          Verso 17: “Entonces el dragón estuvo furioso con la mujer y se fue a hacer guerra con el resto de su semilla, quienes guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apocalipsis 12:17). Cuando la guerra venga en contra de los santos ellos van a saber dónde sea que estén los verdaderos cristianos, porque todos aquellos que son verdaderos cristianos no tendrán la marca de la bestia y sabrán donde están. Con seguridad, algunos pueden huir de ciudad a ciudad pero van a rastrearlos, porque van a haber comerciantes. Habrá gente quienes estarán buscando matar cristianos porque, ellos y los dos testigos, son los que están causando todos los problemas en la tierra.

 

          Vayamos a Apocalipsis 6:9. Hermanos, quiero que entiendan la magnitud de estas cosas. Quiero que entiendan cuan asombroso van a ser estos eventos donde no estamos hablando de pequeños eventos en el tiempo del fin que van a tener lugar de repente, como creen los protestantes, que va a haber un rapto. No va a haber ningún rapto, solo los pocos que van al lugar de seguridad—y están solo allí para cumplir lo que dijo Jesús, que la boca de la tumba no prevalecería en contra de la iglesia. Entonces va a llegar un tiempo cuando todo el resto—tan solo unos pocos en el lugar de seguridad y no creo que muchos de nosotros vayamos allí, porque tenemos que ser un testimonio por Cristo. Y así como Cristo fue un testimonio al mundo y dio Su vida para que podamos vivir, tenemos que dar nuestras vidas por Cristo. Y necesitamos entender esto. Y si no se ha contado ya muerto al pecado, y muerto porque ha sido enterrado en la tumba acuosa, entonces no está mentalmente preparado para las cosas que van a venir. Y entonces parte de lo que estoy tratando de hacer es ayudarnos a tener una imagen completa de lo que va a tener lugar, y darnos fortaleza y coraje por el poder del Espíritu de Dios para pararnos por lo que es recto; para saber lo que necesitamos hacer; comprender que Dios está allí, Cristo está allí, Ellos nos ayudarán, nos fortalecerán; pero tenemos que ser un testimonio en contra de toda la podredumbre sangrienta de este mundo incluso dando nuestras vidas. Y vea atrás en la profecía que vamos a leer aquí, y muchos otros han hecho así a través de la historia. ¿Y qué nos hace pensar que todos somos tan buenos que vamos a evitar esto? Como diríamos, eso no va a pasar.

 

          Verso 9: “Y cuando Él abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de aquellos que habían sido muertos por la Palabra de Dios [porque creyeron en Dios], y por el testimonio que tenían.” Para decirles así como los dos testigos están diciéndoles a la bestia y al falso profeta, “Ustedes son de Satanás el diablo. No son de Dios. Estas plagas están viniendo y las llamaremos como una demostración en contra de su maldad.”

 

          “…Y ellos clamaban con una fuerte voz, diciendo, “¿Cuánto tiempo, Oh Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre sobre aquellos que viven en la tierra?” Y ropas blancas les fueron dadas a cada uno de ellos; y se les dijo que deberían descansar un corto tiempo aun,…” En otras palabras aún están muertos. Pero esto es tan solo una visión para dar entendimiento de lo que va a pasar en el tiempo del fin en comparación a aquellos quienes habían sido martirizados antes de nosotros, como ve.

 

          “…hasta que fuera cumplido que ambos, sus consiervos y sus hermanos también fueran asesinados, exactamente como ellos lo habían sido.” Cuando llegue el tiempo que todos aquellos contra los que Satanás hace guerra—finalmente él los atrapa, y esto termina la “era de la iglesia.” Luego algo nuevo va a comenzar, como sabemos de los sermones pasados y demás, el siguiente evento que va a tener lugar va a ser aproximadamente 18 meses antes de que Cristo y los santos pongan sus pies en la tierra. Quiero que empiece a pensar lo que va a pasar aquí.

 

          Verso 12: “Y cuando abrió el sexto sello, miré, y he aquí, hubo un gran terremoto; y el sol se volvió negro como el pelo de cilicio, y la luna se volvió como sangre;…” Porque si hay un gran terremoto, y en todo lugar hay volcanes y van a estar todos explotando al mismo tiempo. “…Y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como una higuera echa sus últimos higos cuando es sacudida por un viento poderoso. Entonces el cielo se apartó como un rollo de papel…” Va a haber algo nuevo que va a tener lugar. Dios va a revelar, en una forma grande y poderosa, así como Él dijo allá en el libro de Hageo, “Voy a sacudir los cielos. Voy a sacudir la tierra. Voy a sacudir el mar.” Y eso es lo que tenemos aquí. Y luego los cielos van a apartarse como un rollo de papel y algo nuevo va a ser revelado.

 

          Veamos lo que es eso: “…y toda montaña e isla fue sacada de su lugar. Y los reyes de la tierra,…” Dios va a recibir la atención de todo el mundo. Esto va a ser algo asombroso y fantástico. “…y los grandes hombres, y los hombres ricos, y los capitanes jefes, y los hombres poderosos, y todo siervo, y todo hombre libre se escondió a sí mismo en las cuevas y en las rocas de las montañas; y decían a las montañas y a las rocas, “Caigan sobre nosotros, y escóndanos del rostro de Quien se sienta en el trono, y de la ira del Cordero porque el gran día de Su ira ha venido, y ¿Quién tiene el poder de estar de pie?”” (Apocalipsis 6:9-17).

 

          ¿Cómo va a ser esto cuando tenga lugar? Quiero que entienda que este es el comienzo del regreso de Cristo a la tierra. Pero Él tiene que venir desde el tercer cielo, lo lejos que esto sea. Entonces los cielos se enrollan como un rollo de papel y luego ven algo que nunca han visto antes. Vayamos a Mateo 24. Y esto es lo que van a ver. Todo el mundo va a ver esto. No va a ser que cada ojo va a verlo a Él como un chispazo de un segundo. No, vamos a ver que esto va a ser algo que van a estar atentos aproximadamente por año y medio. Y va a ser algo nuevo. Y va a asustar a todo el mundo.

 

          Mateo 24:27: “Porque como la luz del día, la cual sale del oriente y resplandece tan lejos como el occidente, así será la venida del Hijo de hombre.” Así es como esto va a empezar. Ahora, ¿la luz del día es qué? El sol. Cuando los cielos se enrollan como un rollo de papel, entonces, como veremos, esto es llamado la “señal del Hijo de hombre.” Y va a ser como un nuevo sol que va a aparecer de repente. ¿Y qué van a decir los hombres en la tierra? ¿Por qué van a estar dispuestos a pelear? Todo el mundo ha sido programado con naves espaciales y extra terrestres, ¿cierto? Esto va a ser declarado como una invasión de extra terrestres y debemos salvarnos de ellos. Y en cierto sentido están en lo correcto porque Jesucristo y Dios el Padre y los ángeles de Dios son en verdad extra terrestres para los habitantes de la tierra. Pero va a ser más grande que eso, como veremos.

 

          Verso 29: “Pero inmediatamente después de la tribulación de aquellos días,…” Esta es la tribulación en contra de Israel. Veremos esto cuando vayamos a Apocalipsis 7. Hay una gran tribulación la cual cubre al mundo entero. Esta es la tribulación en contra de Israel por castigo de Dios la cual dura dos años completos, como encontramos en Oseas 5 y 6. “Pero inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos.” Esto es, todo el universo. El regreso de Cristo, cuando comience, va a afectar a todo el universo. “Y luego aparecerá la señal del Hijo de hombre en el cielo;…”, la cual en el verso 27 dice que es como la luz del día la cual brilla desde el oriente hasta el occidente. Entonces, aquí hay un nuevo sol. La tierra está aquí girando en su eje y parece que un nuevo sol va alrededor, como una segunda luz. Es por eso que brilla desde el oriente hasta el occidente porque la tierra está en su eje girando. Va a ser algo tremendo, ¿cierto? “…y entonces todas las tribus de la tierra lamentarán, y verán al Hijo de hombre viniendo…” Y Él va a venir: “…sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.” Y va a llegar, verso 31: “Y Él enviará a Sus ángeles con el gran sonido de una trompeta, y ellos reunirán a Sus elegidos desde los cuatro vientos, desde un fin del cielo hasta el otro” (Mateo 24:27, 29-31).

 

          Volvamos a Apocalipsis y veamos cómo va a ser esto. Porque cuando esto pase va a ser tremendo. Dios va a sacudir los cielos, va a sacudir la tierra, va a revelarse a Sí mismo. Vayamos a Apocalipsis 1. ¿Por qué lamentan todas las tribus de la tierra? ¿Por qué toda la gente está dispuesta a pelear contra Cristo? Porque están siguiendo al anticristo y al falso profeta. Y van a declarar que esta es una invasión desde afuera del espacio. Es por eso que todos los ejércitos van a ser reunidos juntamente.

 

          Apocalipsis 1:7: “He aquí, Él viene con las nubes,…” Como esto aparece en el cielo, se va a acercar y acercar a la tierra hasta que alcanza un punto en las nubes encima de la tierra. Y eso va a dar tiempo suficiente para reunir todos los ejércitos de la tierra. “He aquí, Él viene con las nubes, y todo ojo lo verá, y aquellos que lo traspasaron [esta es una referencia directa a aquellos quienes lo crucificaron, y por supuesto nuestros pecados mataron a Cristo, así que todo ojo va a verlo]; y todas las tribus de la tierra gemirán por causa de Él. Aun así, Amén.” (Apocalipsis 1:7).

 

          Vayamos a Apocalipsis 7. Veamos lo que va a pasar. Entonces la señal del Hijo de hombre está allí. El tiempo avanza. La tierra aún está girando en su eje. Entonces, Dios detiene la tribulación en contra de Israel y comienza Su cosecha final. Y hay todo motivo para creer que Apocalipsis 7 va a tener lugar en el penúltimo Pentecostés mientras Cristo está regresando, porque va a estar viniendo y viniendo a la tierra. No va a ser todo de una—whoop, un día Jesús está aquí; whoop, un día es la resurrección; y whoop, todos regresamos a la tierra el mismo día. No va a pasar de esa manera porque tiene que preguntar: ¿Por qué van todos aquellos en la tierra a estar peleando uno contra otro y peleando contra Cristo? ¿Por qué todos los ejércitos de la tierra están reunidos en Armagedón? Porque van a pelear esta invasión de extra terrestres y van a ver que esto va a empeorar para ellos.

 

          Ahora Dios interviene. Recuerde esto: Antes de que cualquier evento tenga lugar, Dios da espacio de arrepentimiento. Entonces aquí hay un espacio de arrepentimiento que Dios da a Israel. Verso 1: “Y después de estas cosas vi cuatro ángeles de pie en las cuatro esquinas de la tierra, reteniendo los cuatro vientos de la tierra,…” Este es un tiempo grande. “…para que el viento no pudiera soplar en la tierra, o en el mar, o en cualquier árbol. Entonces vi otro ángel ascendiendo desde el levantamiento del sol, teniendo el sello del Dios vivo; y gritó con una fuerte voz a los cuatro ángeles, a quienes les fue dado dañar la tierra y el mar, diciendo, “No dañen la tierra, o el mar, o los árboles hasta que hayamos sellado a los siervos de nuestro Dios en sus frentes.” Y escuché el número de aquellos que fueron sellados: ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de cada tribu de los hijos de Israel.

 

          Si no tiene el estudio “¿Quiénes son los 144,000?” lo puede encontrar en nuestro sitio web. Porque si hoy tiene el Espíritu de Dios, usted no puede ser uno de los 144,000 quienes son salvados en el penúltimo Pentecostés antes que Cristo y los santos regresen a la tierra. Estos son de todas las tribus de Israel. Es una cosecha especial de Dios, y reciben el Espíritu Santo de Dios en una forma especial y particular, porque no hay ministros allí para bautizarlos; no hay nadie para dar consejería; el arrepentimiento de ellos es porque han ido a través de la tribulación y cumple la promesa de Deuteronomio 28 y Levítico 26, que si aun en cautividad buscan al Señor su Dios con todo su corazón, entonces Él los salvará. Y eso es lo que pasa. Y comienza con la tribu de Judá primero para cumplir la profecía que Dios va a salvar las tiendas de Judá primero. Y luego lista las 12 tribus. Después de eso hay una gran e innumerable multitud porque los 144,000 no son los únicos que se van a arrepentir. Este es el resultado de la cosecha de la predicación de los dos testigos a Israel y Judá y todas las tribus de la tierra. Y ahora tenemos una gran e innumerable multitud. Entonces, si alguien dice que solo van a haber 144,000 en la primera resurrección, sabe que es un idiota porque la Biblia dice, verso 9: “…una gran [innumerable] multitud,de cada nación [eso se encarga del cuento de los nombres sagrados, ¿cierto?] y tribu y pueblos e idiomas,…” ¿Y dónde van a estar? Van a estar en la resurrección. Entonces aquí está la visión que los representa “…estaban de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con  túnicas blancas y sosteniendo palmas en sus manos;…” Entonces van a estar en la primera resurrección.

 

          Verso 14: “…Ellos son aquellos que han salido de la gran tribulación; y han lavado sus túnicas, y han hecho blancas sus túnicas en la sangre del Cordero.” (Apocalipsis 7:1-4, 9, 14). Tremendo, ¿cierto? Y por su arrepentimiento, esto va a pasar. Luego llegamos a todos los eventos que tienen lugar en Apocalipsis 8, 9 y 10 y todos los eventos que tienen lugar.

 

          Volvamos a Apocalipsis 11 y veamos que va a pasar porque llegamos al último Pentecostés. Ahí es cuando la cosecha va a tener lugar. Entonces aquí, todo este tiempo durante todo este año las guerras han estado pasando en la tierra (Apocalipsis 8, 9 y 10); los 144,000 y la gran e innumerable multitud han sido librados y han sido salvados, esperando la resurrección porque todos vamos a ser resucitados al mismo tiempo.

 

          Entonces vamos a ver cuándo la resurrección va a tener lugar, porque es importante que entendamos porque esta no tiene lugar en la Fiesta de Trompetas. Tiene lugar en Pentecostés porque desde el tiempo de la resurrección de Cristo y Su ascensión al cielo hemos vistos 7 semanas continuas de la cosecha, y Dios está cosechando todo el tiempo a través de esto. Y luego la resurrección va a tener lugar en el día 50. Ahí es cuando los dos panes son traídos, cuando habrá un cambio permanente de carne a espíritu.

 

          Vayamos aquí a los dos testigos. Apocalipsis 11:7: “Y cuando hayan completado su testimonio, la bestia que asciende del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá, y los matará.” Porque a Satanás se le es permitido que crea que va a ganar. Eso es lo que pasó con Faraón cuando salió y persiguió a los hijos de Israel al Mar Rojo y pensó, “Wow, están atrapados, voy por ellos.” Entonces van a creer que van a ganar. Entonces Dios va a permitir que maten a los dos testigos. Y todos con sus teléfonos serán capaces de ver esto. Lo verán en televisión, lo oirán en la radio, en las noticias. Va a ser un evento mundial. Van a decir, “Tengamos una fiesta.” Sí.

 

          “Y sus cuerpos estarán echados en la calle de la gran ciudad, la cual espiritualmente es llamada Sodoma y Egipto [esto es Jerusalén], donde también nuestro Señor fue crucificado. Entonces aquellos de los pueblos y tribus e idiomas y naciones verán sus cuerpos tres días y medio, porque no permitirán que sus cuerpos sean puestos en tumbas. Y aquellos que viven en la tierra se alegrarán sobre ellos, y harán fiesta, y se enviarán regalos el uno al otro, porque estos dos profetas habían atormentado a aquellos que viven en la tierra.”

 

          Note, ¡sorpresa, sorpresa! Dios tiene algo grande reservado para ellos: “Entonces después de los tres días y medio, el espíritu de vida de Dios entró en ellos y se pararon sobre sus pies; y gran temor cayó sobre aquellos que estaban mirándolos. Y ellos escucharon una gran voz desde el cielo, decir, “¡Vengan acá arriba!” Y ascendieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron subir.” ¿Que tenemos aquí? Otro cumplimiento de la Palabra de Dios. Los últimos dos martirizados son los primeros dos resucitados a vida.

 

          “Y en esa hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad cayó; y siete mil hombres fueron muertos en el terremoto. Y el resto fue lleno de temor, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo Ay pasó. He aquí, el tercer Ay viene inmediatamente. Entonces el séptimo ángel tocó su trompeta [tan pronto como salieron de su vista, la trompeta suena, y esta es la resurrección del resto de los santos, el resto de los primeros frutos]; y hubo grandes voces en el cielo diciendo, “Los reinos de este mundo han llegado a ser los reinos de nuestro Señor y Su Cristo, y Él reinará en los siglos de eternidad.”” (Apocalipsis 11:7-15). Va a ser tremendo. Es algo fantástico que va a tener lugar. Entonces cuando aquella trompeta suene, veamos en dos lugares donde habla de las trompetas, y la resurrección, y pensemos y hablemos de la resurrección por tan solo un minuto en relación con el resto del mundo.

 

          Primero que todo vayamos a I Corintios 15, y empecemos en el verso 49: “Y como hemos llevado la imagen de aquel hecho de polvo, también llevaremos la imagen de Aquel celestial. Ahora digo esto, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda incorrupción. He aquí, les muestro un misterio: no todos dormiremos,…” Porque aun habrán algunos quienes estén vivos cuando Cristo regrese—los 144,000 y la gran e innumerable multitud—están esperando la resurrección. Ellos serán cambiados de carne a espíritu en un instante, en el parpadeo de un ojo. “…sino que todos seremos cambiados, en un instante, en el parpadeo de un ojo, a la última trompeta; porque la trompeta sonará,…” Note, estas no son trompetas, sino trompeta. “…y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros seremos cambiados. Porque esto corruptible debe vestirse de incorruptibilidad, y esto mortal debe vestirse de inmortalidad. Ahora, cuando esto corruptible se haya vestido de incorruptibilidad, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces sucederá el dicho que está escrito: “La muerte es tragada en victoria”” (I Corintios 15:49-54). Y esto pasará.

 

          Vayamos a I Tesalonicenses 4 y veamos lo que va a pasar. Veamos como esto va a tener lugar, luego iremos a Apocalipsis 14 y veremos lo que va a transpirar porque esto va a ser en verdad un evento asombroso. Leamos el verso 13: “Pero no deseo que sean ignorantes, hermanos, concerniente a aquellos que han dormido, para que no estén afligidos, incluso como otros, quienes no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó otra vez, exactamente en la misma forma también, aquellos que han dormido en Jesús Dios traerá con Él.” Ahora, ¿cómo va a traerlos con Él dado que están muertos en la tumba? Lo veremos en un minuto.

 

          “Porque esto les decimos por la Palabra del Señor, que quienes estemos vivos y permanezcamos hasta la venida del Señor en ninguna manera precederemos a aquellos que han dormido.…” Entonces los muertos serán resucitados primero. Aquellos que vivan siguen. “…Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con la voz de un arcángel y con la trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero;…” (I Tesalonicenses 4:13-16).

 

          ¿Cómo va a ser esto? Imaginemos esto por tan solo un minuto. Pongamos todo esto junto. Veremos esto en Apocalipsis 15 en un minuto. La señal del Hijo de hombre aparece en el cielo. Se acerca más y más a la tierra sobre un periodo de un año. Y luego llega justo a las nubes. Ahora, las nubes están restringidas hasta 50,000 a 60,000 pies hacia abajo, casi a nivel de la tierra. Entonces, cuando la señal del Hijo de hombre entre en las nubes va a ser transformada en un gran mar de vidrio. Veremos esto en Apocalipsis 15. Pero la resurrección tiene lugar, y los ángeles van, como diríamos, a cargarlos y veremos el mar de vidrio.

 

          Creo que todo el mundo va a ver esto. ¿Y qué van a decir? “Los extra terrestres han llegado y tienen esa inmensa nave encima de Jerusalén, y están arrebatando cuerpos.” ¿Ha sido preparado el mundo mentalmente para eso a través de películas y demás? Sí. Entonces, aquí verán a todos los santos siendo resucitados quienes están en las tumbas. Las tumbas se abren y allí vienen, miles y miles de ellos. Y luego aquellos que están vivos, los 144,000 y la gran e innumerable multitud y aquellos que están en el lugar de seguridad, serán resucitados e irán al mar de vidrio. Esto va a hacer al mundo más molesto con esta invasión de extra terrestres, y van a sentir que a menos que nos podamos deshacer de eso, a menos que podamos ordenar todos los ejércitos del mundo en contra de esta poderosa invasión de afuera del espacio, vamos a ser dominados por los extra terrestres.

 

          Vayamos a Apocalipsis 14. Veamos cómo va ser la cosecha. Verso 14: “Y miré, y he aquí, una nube blanca, y uno como el Hijo de hombre sentado sobre la nube, teniendo una corona de oro en Su cabeza; y en Su mano estaba una hoz afilada.” La cosecha de los primeros frutos. Enlace esto con Mateo 13—la cosecha es al final de la era, y los segadores son los ángeles llevando a todos los santos hasta el mar de vidrio. Y esto va a traer la más grande confrontación que el mundo ha visto. “Y otro ángel salió del templo, gritando con gran voz a Quien estaba sentado sobre la nube, “Empuja Tu hoz y cosecha, porque el tiempo ha venido para que coseches; porque la cosecha de la tierra está madura.”” Y esta es la cosecha de los primeros frutos. Ahora, la cosecha del malvado viene después de esto. “Y Quien estaba sentado sobre la nube empujó Su hoz sobre la tierra, y la tierra fue cosechada.”  (Apocalipsis 14:14-16).

 

          Vayamos a Apocalipsis 15 y veamos algo. Verso 1: “Luego vi otra señal en el cielo, grande y sorprendente: siete ángeles teniendo las últimas siete plagas, porque en ellas la ira de Dios es colmada. Y vi un mar de vidrio mezclado con fuego, y aquellos que habían obtenido la victoria sobre la bestia,…” Esto es sobre Satanás el diablo, así que va todo el camino hasta Abel. “…y sobre su imagen,…” Esto incluye toda la idolatría comenzando con Caín y todo a través de la historia hasta nuestro tiempo. “…y sobre su marca,…”, lo cual es en el tiempo del fin con la marca de la bestia que va a ser impuesta sobre todos los seres humanos. “…y sobre el número de su nombre, de pie sobre el mar de vidrio, teniendo las liras de Dios.” Cuando sea resucitado, ¿a donde va a ser llevado? Si los ángeles lo toman, ¿a dónde va a ser llevado? Lo van a llevar al mar de vidrio. Eso no es doctrina de Fred Coulter. Lo leímos en las Escrituras.

 

          Si no ha escuchado el sermón, “¿Qué va a pasar en el mar de vidrio?” Tan solo lo resumiré para usted:

1) Todos vamos a recibir nuestros vestidos—la justicia de los santos.

2) Vamos a recibir nuestros nuevos nombres

3) Vamos a reunirnos con Jesucristo

4) Las bodas del Cordero van a tener lugar.

5) Veremos la declaración de Jesucristo a Dios el Padre. Cuando todos los santos sean resucitados y estén en el mar de vidrio, Él va a ver al Padre (y probablemente todos veremos esto al mismo tiempo) y decirle al Padre, “He aquí todos los hermanos que Me has dado.”

6) Todas nuestras recompensas van a sernos dadas.

7) Debemos saber qué hacer, que ciudades vamos a gobernar, con quienes vamos a trabajar, como va a ser hecho eso.

8) También vamos a tener que entender como montar aquellos caballos blancos que nos van a ser dados. Porque vamos a ser el ejercito de Dios volviendo a la tierra. Y no volvemos a la tierra sino hasta que es representado por Trompetas.

 

Entonces estamos en el mar de vidrio todo el tiempo desde la resurrección en Pentecostés hasta el regreso con Cristo en Trompetas. Y vamos a ver todos los eventos que tienen lugar, de pie en el mar de vidrio teniendo las liras de Dios.

 

          “Y estaban cantando la canción de Moisés,…” proclamando cuán grande y poderoso es Dios—un hombre de guerra. “…el siervo de Dios, y la canción del Cordero, diciendo, “Grandes y asombrosas son Tus obras,…” Esto es lo más grande que ha pasado o ha ocurrido en la historia de todo el mundo desde el comienzo de la creación del hombre hasta la resurrección de Su iglesia. Y va a ser algo mundial.

 

          “…Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son Tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no Te temerá, Oh Señor, y glorificará Tu nombre? Porque solo eres santo; y todas las naciones vendrán y adorarán delante de Ti, porque Tus juicios han sido revelados”” (Apocalipsis 15:1-4). Bueno, no irán y adorarán delante de Dios sino hasta que el gobierno de Dios sea establecido en la tierra y comiencen a batir sus lanzas en podaderas y sus implementos de guerra en arados y vengan y aprendan el camino de Dios. Y si no vienen y guardan la Fiesta de Dios, como sabemos, van a haber plagas, van a haber cosas que vendrán sobre ellos porque Dios no va a establecer el Reino de Dios y tener hombres continuamente rebeldes. Va a llegar en poder, va a llegar en destrucción asombrosa, como vemos en Apocalipsis 16 yendo al regreso a la tierra con Cristo. Va a ser un gran tiempo—absolutamente el más grande tiempo nunca visto en la historia del mundo.

 

          Entonces hermanos, lo que quiero que entiendan es esto: Dios nos ha llamado con el llamado más grande que es posible. Estamos en entrenamiento para vida eterna, Dios nos ha dado Su Espíritu. Él va a resucitarnos de los muertos, va a darnos poder y autoridad para gobernar bajo Cristo. Va a bendecirnos con gozo y grandeza por toda la eternidad y seremos por siempre la Iglesia de los Primogénitos—la cosecha de las primicias de Dios, resucitados en Pentecostés en gran gozo y poder y maravilla y magnificencia. Y vamos a estar listos para la pelea más grande que el mundo haya visto. Pero tenemos que ir a Trompetas para ver eso.

 

Escrituras referenciadas

1)  Levítico 23:17-21

2)  II Corintios 9:6-8

3)  Mateo 13:33

4)  Hechos 2:1-4, 37-41

5)  I Corintios 15:34, 12-23

6)  Santiago 1:17-18

7)  Hebreos 12:18-24

8)  Romanos 8:29

9)  Apocalipsis 11:1-7

10)  Mateo 24:15-22

11)  Apocalipsis 6:1-8

12)  Apocalipsis 12:17

13)  Apocalipsis 6:9-17

14)  Mateo 24:27, 29-31

15)  Apocalipsis 1:7

16)  Apocalipsis 7:1-4, 9, 14

17)  Apocalipsis 11:7-15

18)  I Corintios 15:49-54

19)  I Tesalonicenses 4:13-16

20)  Apocalipsis 14:14-16

21)  Apocalipsis 15:1-4

Atrás
Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones