| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Estudios
 Días festivos ocultos
 Doctrina
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS DE DIOS
 El Sábado
 La Pascua
 Panes sin Levadura y Pentecostés
 Trompetas, Expiación, Tabernáculos y Último Gran Día
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días festivos ocultos
Atrás

 

 

 

Editores

Harold Cormany

Sherry Martin

K.L. Dye

www.iglesiadedioscristianaybiblica.org

 

Nota: Todas las Escrituras han sido traducidas de The Holy Bible In Its Original Order (La Santa Biblia en Su orden Original), primera edición.

 

 

Tabla de Contenido                                                                                                                               

 

Prefacio

Introducción

Capitulo Uno:

         El Nacimiento de Cristo

                     ¿Que día fue el nacimiento de Cristo?

Capitulo Dos:

         ¿Cuando comenzó la Navidad?

                     Orígenes Paganos

                     La Iglesia Primitiva

La Natividad – La Influencia de la Adoración al Sol al escoger el 25 de Diciembre

Una Solución Simple

Capitulo Tres:

         La Huella de la Navidad

                     El Leño Navideño

                     El Muerdago

                     ¿Que significa el Árbol de Navidad?

                     ¿Nació Cristo en una Cueva?

                     Las Fiestas y decoraciones Navideñas 

                     El Intercambio de Regalos

Capitulo Cuatro

         Papa Noel

Capitulo Cinco:

         La Madre y el Hijo

Capitulo Seis

         El Espíritu Navideño: ¿Angelical o Demoníaco?

                     El Engaño deliberado de Satanás

Capitulo Siete:

         ¡Nuestros Antepasados lo sabían mejor!

                     Poner a Cristo de nuevo en la Navidad

Capitulo Ocho:

         Dios Pronuncia una Fuerte Advertencia

                     ¿Honramos a Dios?

Capitulo Nueve:

         El Siguiente Paso: ¡Más Valor, ¡Más estudio!

Capitulo Diez:

         Conclusión: ¡Arrepentimiento!

 

 

Prefacio

 

‘Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque el Padre ciertamente esta buscando aquellos que lo adoren en esta manera. Dios es Espíritu; y aquellos que lo adoran deben adorar en espíritu y en verdad.’ ” (Juan 4:23-24).

 

 

Tal vez usted nunca ha escuchado la verdadera historia, “Navidad — La mas Grande historia nunca Dicha.” Tan sorprendente como parezca, ¡lo que las religiones del mundo le han dicho sobre la Navidad no es verdad!

 

Si usted celebra y ama la Navidad, como el mundo la celebra y la ama, la información en este folleto será muy reveladora. La mayoría de la gente que celebra la Navidad cree que está honrando a Dios el Padre y a Jesucristo. Pero la verdad es que no. A medida que lea este folleto, tendrá que preguntarse a si mismo algunas preguntas difíciles:

 

“Si la Navidad no honra a Dios, ¿a quién honra?” La mayoría de la gente declara que desean adorar al verdadero Dios de la creación, pero ellos han sido engañados al aceptar prácticas que, de hecho, adoran a dioses falsos. Así que debemos preguntarnos a nosotros mismos, “¿Queremos adorar al Dios de la creación, o a dioses los cuáles los hombres han creado para ellos mismos? ¿Queremos ser justificados por Dios, o queremos justificar nuestros propios caminos, y pensamientos?”

 

Para resolver este dilema, necesitamos hacer como las Escrituras nos exhortan y probar lo que es “bueno y aceptable a la vista de Dios” (I Timoteo 5:4). Por cierto, si deseamos seguir y honrar a Dios, deberíamos estar deseosos de seguir el ejemplo de Jesucristo. Note que Jesús dijo: “ ‘…el Padre no Me ha dejado solo porque Yo siempre hago las cosas que le agradan a El.’ Mientras hablaba estas cosas, muchos creyeron en El... ‘Si continúan en Mi Palabra, son verdaderamente Mis discípulos. Y conocerán la verdad, y la verdad los liberará’ ” (Juan 8:29-32).

 

Debemos estar deseosos de buscar en las Escrituras e historia para encontrar la verdad acerca de la Navidad. Debemos averiguar desde la Palabra de Dios si la celebración de la Navidad está agradando a Dios o no.

 

Sin embargo, en el mundo en el cual vivimos, muchas personas sienten que si tienen buenas intenciones en cualquier cosa que estén haciendo, entonces, desde su punto de vista, todo está bien. Como mucha gente religiosa dice, “Lo que es realmente importante es lo que esta en mi corazón.” Algunos proclaman que el origen de la celebración de la Navidad en el día 25 de diciembre no es de importancia. Usted puede haber oído decir, “¡Lo haremos aceptable a Dios en tanto que ponemos a Cristo dentro de la celebración con un renovado y profundo significado espiritual!”

 

Para que no seamos desviados por nuestros sentimientos, veamos la visión justa de Dios acerca del corazón humano. En Génesis 8:21 está esto registrado: “…aunque la imaginación del corazón del hombre es mala desde su juventud...” (Énfasis nuestro). El razonamiento humano es el más engañoso porque parece muy recto. “Hay un camino el cual parece recto al hombre, pero el fin del mismo es el camino de muerte” (Proverbios 14:12). Dios inspiró a Jeremías a escribir acerca del corazón del hombre, “El corazón es engañoso sobre todas las cosas, y desesperadamente malo; ¿Quien puede conocerlo?” (Jeremías 17:9). Aunque pensemos que nuestros corazones son puros, y nuestras intenciones rectas, no debemos confiar en nuestros propios razonamientos engañosos, sino debemos confiar solamente en la Verdad de la Palabra de Dios.

 

Más aun, Jesucristo claramente denunció las tradiciones religiosas de los hombres como vanas. “Pero en vano me adoran, enseñando por doctrina los mandamientos de hombres” (Marcos 7:7). Dado que la Navidad es una tradición de hombres, al celebrarla, ¿adoramos a Dios en vano? Oigan lo que Jesús también dijo acerca de observar las tradiciones humanas. “…Muy bien rechazan el mandamiento de Dios, para poder guardar su propia tradición” (versículo 9).

 

Usted necesita leer este folleto cuidadosamente y preguntarse a si mismo, “¿Estoy rechazando a Dios por observar la tradición de la Navidad?” Le animamos a buscar todas las referencias de las Escrituras usadas en este folleto. Después necesita seguir el ejemplo de los Bereanos quienes “…examinaron las Escrituras diariamente para ver si estas cosas eran así.” (Hechos 17:11).

 

Es también importante disipar la mala concepción de que el Antiguo Testamento es “noticia vieja” — no aplicable a nosotros hoy. Necesitamos darnos cuenta que la mayoría de las Escrituras que los apóstoles de Jesucristo citaron directamente y escribieron son las que llamamos “el Antiguo Testamento.”

 

Mas aún, así como cada uno de los Evangelios y epístolas fueron escritos, ellos fueron aceptados por la iglesia del Nuevo Testamento como inspirados, llevando la autoridad Escritural de Jesucristo (II Pedro 3:16). Note que el apóstol Pablo escribió acerca de las Escrituras que ahora llamamos el “Antiguo Testamento.” Él las consideró la Palabra inspirada de Dios la cual tenemos que usar hoy. “Toda la Escritura es respirada por Dios y es útil para doctrina, para convicción, para corrección, para instrucción en justicia; para que el hombre de Dios pueda ser completo, totalmente equipado para toda buena obra (II Timoteo 3:16-17). Recuerde, ni Dios el Padre ni Jesucristo se refirieron a las Escrituras como “Antiguo Testamento” y “Nuevo Testamento.” Estos nombres fueron dados luego, por hombres.

 

Aún sabiendo que muchos piensan, y con convicción, “Yo tan solo no veo como todas estas iglesias podrían estar equivocadas acerca de la Navidad — ¡esto tan solo no tiene sentido!” Pero recuerde, es bien conocido por los hechos de la historia y la ciencia que una mayoría de personas también mantuvieron creencias las cuáles más tarde fueron probadas ser erróneas. ¿Cuántas personas creyeron que el mundo era plano? ¿Cuántos creyeron que el sol giraba alrededor de la tierra? Al leer este folleto, llegará a entender que aquellos quienes celebran la Navidad, han sido llevados a creer y practicar las tradiciones mentirosas de los hombres mientras quieren hacer lo bueno.

 

¡Note lo que Jesucristo dijo acerca de aquellas bien intencionadas prácticas religiosas hechas en Su nombre!: “No todo el que me dice, ‘Señor, Señor,‘ entrará en el reino del cielo; sino aquel quien esta haciendo la voluntad de Mi Padre, Quien está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día, ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos por medio de Tu nombre? Y ¿no echamos demonios por medio de Tu nombre? Y ¿no hicimos muchas obras de poder por medio de Tu nombre?’ Y entonces les confesaré, ‘Nunca los conocí. Apártense de Mí, ustedes quienes obran ilegalidad.’ ” (Mateo 7:21-23).

 

Deseamos que Dios le haya dado el deseo de leer este folleto para averiguar si la Navidad adora a Cristo y si no es a Cristo, ¿entonces a quién? Esta es “La mas Grande Historia Nunca Dicha.” 

 

Fred R. Coulter

 

 

Deuteronomio 12:30-31

 

Presten atención a si mismos que no lleguen a estar atrapados por seguirlas, después que sean destruidas de delante de ustedes, y que no pregunten acerca de sus dioses, diciendo, ‘¿Cómo sirvieron estas naciones a sus dioses para que yo pueda también hacer de la misma manera?’ No harán así al SEÑOR su Dios, porque cada abominación al SEÑOR, las cuales El odia, ellos han hecho a sus dioses; incluso sus hijos y sus hijas han quemado en el fuego a sus dioses.

 

Jeremías 10:2-5

 

Así dice el SEÑOR. ‘No aprendas el camino de los paganos, y no estés aterrorizado con las señales de los cielos; porque las naciones están aterrorizadas con ellas. Porque las costumbres de la gente son vanidad; porque uno corta un árbol del bosque con el hacha, el trabajo de las manos del obrero. Lo adornan con plata y con oro; lo sujetan con puntillas y martillos, para que no se mueva. Son como un espantapájaros en un jardín de pepinos, pero no pueden hablar. Seguramente deben ser cargados porque no pueden caminar. No estés temeroso de ellos; porque no pueden hacer mal ni bien, porque esto no esta en ellos.’

 

Mateo 15:9

 

Pero ellos Me adoran en vano, enseñando por doctrina los mandamientos de hombres

 

Juan 4:24

 

Dios es Espíritu; y aquellos que lo adoran deben adorar en espíritu y en verdad

 

II Corintios 11:13-15

 

Porque tales son falsos apóstoles—trabajadores engañosos que están transformándose a si mismos en apóstoles de Cristo. Y no es de maravillarse, porque Satanás mismo se transforma a si mismo en un ángel de luz. Por tanto, no es gran cosa si sus siervos también se transforman a si mismos en ministros de justicia—cuyo fin será de acuerdo a sus obras.

 

 

Introducción

 

El sonido amortiguado del televisor era únicamente un camuflaje. La mamá y el papá de Natan estaban ocupados juntando juguetes, envolviendo regalos y poniéndolos debajo del árbol, comiéndose las galletas que los niños habían puesto para papá Noel, y dándose un beso rápido debajo del muérdago. Ellos estaban tan emocionados como los niños en esta noche especial. Sentían un calor tibio en cuanto seguían las tradiciones que habían sido tan divertidas para ellos cuando eran niños.

 

En el otro lado de la casa, Natan estaba demasiado emocionado para dormir. Era la nochebuena y no podía parar de pensar, “¿Qué me traerá papá Noel (o el “niño Dios”)?” Natan había visitado al papá Noel en el centro comercial al comenzar diciembre y le dijo que quería. En su lista estaba el último y más grandioso video juego porque sus padres le dijeron que no podían pagarlo. Sabía que estaba atardeciendo, pero no podía resistir una ojeada más para ver a papá Noel en su brillante traje rojo volando hacia su casa. Mientras miraba, se preguntaba como era posible para papá Noel ir a todas las casas en una noche. Bueno, no importa, mamá y papá dijeron que él podía, así que debe ser verdad. Él se preocupó un poco. Últimamente había sido bastante malo con su pequeña hermana. Pero siempre recibía regalos de todos modos, así que quizás eso no le importaba a papá Noel. ¡Regalos!

 

El abuelo y la abuela también venían. ¡Más regalos! Esos tendrían que esperar hasta después de que la abuela fuera a la iglesia, ¡aunque no fuera Domingo! Papá solo dijo, “La abuela es anticuada.” La abuela dijo, “La Navidad es especial porque ese fue el día en el que Cristo nació.” Él pensó, “Nosotros no vamos a la iglesia en mi cumpleaños” De todos modos, la gente en la tienda le había dicho a papá que, “La Navidad es para los niños. Eso es de lo que se trata todo.”

 

Y ahí tiene. Un escenario similar es desarrollado en incontables hogares alrededor del mundo con actividades planeadas y anticipadas durante todo el año. Muy frecuentemente son llevadas sin pensar en aquel cuya vida proclaman celebrar. Aunque los niños están interesados en la actividad y los regalos, los cristianos que realmente estudian sus Biblias tendrán preguntas persistentes. ¿Cómo celebran realmente las tradiciones de la Navidad el nacimiento de Jesús? ¿Dónde es enseñada la observancia del nacimiento de Cristo en la Biblia? ¿Cómo se involucró papá Noel con el nacimiento de Cristo? ¿De dónde vino el árbol de Navidad, los leños, guirnaldas, coronas y el muérdago? Jesús nació en el 25 de diciembre, ¿o no? Navidad es uno de los más importantes festivos cristianos, ¿o no?

 

Vivimos en un mundo lleno de costumbres que la gran mayoría de la gente creció practicándolas sin preguntar. La mayoría participa en la observancia de la Navidad creyendo que es una de las principales enseñanzas del Nuevo Testamento. Ya que vemos a Cristo como el autor de nuestra salvación, tal vez deberíamos echar una profunda mirada a la celebración de Su nacimiento. Este folleto responderá aquellas preguntas. Podemos saber los orígenes de estas costumbres, y cómo estas tradiciones llegaron a estar asociadas con la Navidad.

 

La Biblia Ordena la Observancia de la Navidad¿O no?

 

La historia del nacimiento milagroso de Cristo es una de las más ampliamente conocidas y popularmente embellecidas historias de la Biblia. Pocos se dan cuenta que la palabra “Navidad” nunca es mencionada en la Biblia. ¿Cómo puede ser determinado si los orígenes de la Navidad son importantes para los cristianos o no? Si descubrimos evidencia que prueba que la Navidad es en realidad la adoración inicua de Baal, o cualquier dios falso, es imperativo que renunciemos a tan abominables tradiciones. No quisiéramos que Cristo nos dijera las palabras que habló a los escribas y Fariseos, ¡Hipócritas! Isaías ha profetizado bien concerniente a ustedes, diciendo, ‘Esta gente se acerca a Mi con sus bocas, y con sus labios Me honran, pero sus corazones están lejos de Mi,’ Pero ellos Me adoran en vano, enseñando por doctrina los mandamientos de hombres.” (Mateo 15:7-9). Si nos consideramos cristianos, nuestra adoración debe ser a Dios el Padre solamente a través de Cristo. (Vea I Reyes 18:21.) No podemos depender de nuestro intelecto humano, sentimientos o emociones porque como dice Proverbios 14:12, “Hay un camino el cual parece recto a un hombre, pero el fin del mismo es el camino de muerte”. Debemos depender de la verdad de Dios y Su Palabra la cual es accesible a nosotros. Podemos tener gran tranquilidad al saber que Dios provee para nosotros, en la Biblia, la forma santa de adorarlo en la manera en la cual Él aprueba y se agrada.

 

Finalmente, ¿sabía usted que no hay ni una palabra en el Nuevo Testamento, ni en ningún lugar en toda la Biblia diciéndonos que deberíamos observar la Navidad? Los cristianos del primer siglo, bajo las enseñanzas inspiradas de Pablo y Pedro y los otros apóstoles, nunca la observaron. Exactamente, ¿qué es lo que realmente sabemos sobre la Navidad? ¡Usted estará sorprendido, tal vez conmocionado! ¡Puede ser La más Grande Historia Nunca Dicha!

 

Capitulo Uno

El Nacimiento de Cristo

 

Un evento grande e importante ocurrió hace casi 2,000 años atrás en la Palestina antigua. Fue el nacimiento de nuestro Salvador Jesucristo. Todos hemos oído la  historia dicha en los evangelios. José y María habían ido a Belén por causa del decreto de César Augusto. “Y José también subió de Galilea, fuera de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David la cual es llamada Belén, porque él era de la casa y linaje de David, para registrarse por si mismo junto con María, quien estaba prometida en matrimonio a él como esposa, y estaba embarazada” (Lucas 2:4-5)

 

Recordemos, por supuesto, que no había espacio para ellos en el hotel; ellos pasaron la noche en lo que llamaríamos un granero, y allí María dio a luz a Jesús. Su cama fue un pesebre lleno con paja.

 

Fuera del pueblo, en los campos abiertos alrededor de Belén, pastores estaban pasando la noche con sus rebaños. En tanto que los pastores miraban sus rebaños, de repente vieron ángeles aparecer en el cielo, y “…un ángel del Señor se paró cerca de ellos, y la gloria del Señor brilló a su alrededor; y fueron apoderados de gran temor. Pero el ángel les dijo, ‘No teman; porque he aquí, yo estoy anunciándoles noticias alegres de gran gozo, las cuales serán para toda la gente; porque hoy, en la ciudad de David, un Salvador nació para ustedes, Quien es Cristo el Señor. Ahora esta es la señal para ustedes: encontrarán un bebe envuelto en pañales, acostado en un pesebre.’ ”  (Lucas 2:9-12)           

 

Esta es la historia del nacimiento de Cristo. Aquellos pastores se regocijaron esa noche, cono nosotros deberíamos también regocijarnos porque Cristo, el Mesías, el Salvador nació ¡aquel mismo Cristo a través de Quien tenemos salvación!

 

¿Que día fue el nacimiento de Cristo?

 

¿Cuándo tuvo lugar este evento? La fecha real puede solamente ser estimada, (Escriba por nuestro folleto, ¿Cuando Nació Jesucristo?). Mientras la gente alrededor del mundo conmemora Su nacimiento el 25 de diciembre, una cosa que podemos saber ciertamente es que NO fue en invierno. La Biblia declara en Cantares 2:11, y Esdras 10:9,13, que el invierno era una temporada lluviosa que no permitía a los pastores permanecer en los campos abiertos en la noche. La evidencia de los pastores en los campos muestra que no pudo haber sido durante la temporada fría y lluviosa de diciembre y enero.

 

Del Comentario de Adán Clark, Volumen 5, p. 347, leemos, “Era una antigua  costumbre entre los Judíos de aquellos días mandar sus ovejas a los campos y desiertos para la época de la Pascua (temprano en la primavera) y traerlos a casa al comenzar la primera lluvia.” La autoridad continúa, “durante el tiempo que estaban fuera, los pastores vigilaban noche y día, como …las primeras lluvia comenzaban temprano en el mes de Marchesvan, lo cual corresponde a parte de nuestro octubre y noviembre (comenzando a mediados de octubre), encontramos que las ovejas eran mantenidas en el campo abierto durante todo el verano, y como estos pastores aún no habían traído sus rebaños a casa, es un argumento supuesto que octubre todavía no había comenzado, y consecuentemente, nuestro Señor no nació un 25 de diciembre, cuando no habían rebaños afuera en los campos de noche. Sobre esta misma base, la natividad en diciembre debería ser descartada.”

 

Esta es una profunda declaración de verdad. No obstante, parece que la mayoría de la gente está deseosa de ignorar los hechos. En demasiados casos, cuando tropiezan con la verdad, en vez de creerla, se levantan, se sacuden el polvo y continúan creyendo todos  los mismos viejos mitos y fábulas que siempre han creídocontentos en su engaño.

 

Capitulo Dos

¿Cuándo comenzó la Navidad?

 

A menudo escuchamos el eslogan: “¡Pongamos a Cristo de nuevo en la Navidad!” En primer lugar veamos exactamente como fue puesto Cristo dentro de la Navidad.

 

Earls W. Count, Profesor de Antropología en el Colegio Hamilton, en su libro 4,000 años de la Navidad, declara:

 

“No sabemos cuando nació el niño Cristo el cual esta [la Navidad] venera: o como fue exactamente que, a través de los siglos, un santo obispo de Asia Menor, y un dios pagano de los Alemanes se fusionaron para convertirse en papá Noel.

 

Aunque la historia de la Navidad se centra en el niño Cristo de Belén, esta empieza mucho antes de su venida ya que encontramos su héroe llegando a la escena después de más de la mitad del tiempo de que la historia ha pasado. La Navidad empezó hace más de 4,000 años, como el festival que renovaba el mundo por otro año. Los doce días de Navidad, los fuegos luminosos y probablemente el leño de Navidad; el intercambio de regalos; los carnavales con sus carrozas; las fiestas y payasos, los mimos quienes cantan y juegan de casa en casa; las procesiones festivas de la iglesia con sus luces y cantostodas estas cosas empezaron tres siglos antes de que Cristo naciera. Y ellas celebraban la llegada del año nuevo” (p.18).

 

“Tomadas juntas, las coincidencias de los festivales cristianos con los paganos son demasiado cercanas y numerosas para ser accidentales. Ellos marcan el compromiso que la iglesia en la hora de su triunfo fue obligada a hacer con sus vencidos y aun peligrosos rivales. El Protestantismo inflexible de los misioneros primitivos, con sus ardientes denuncias del paganismo, habían sido intercambiadas con el principio flexible, la tolerancia fácil, la caridad comprensiva de los eclesiásticos astutos, quienes percibieron claramente que si el Cristianismo fuera a conquistar el mundo este podría hacerlo solo relajando los principios muy rígidos de su Fundador, ampliando un poco la puerta angosta la cual lidera a la salvación” (La Rama Dorada, pág. 419, por Sir James George Frazer, énfasis añadido).

 

Es importante notar que el “Fundador” del Cristianismo, referido por Sir Frazer, es el Dios Todopoderoso, el Creador y Sostenedor del universo, por cuya autoridad nosotros entramos en la salvación. Por aceptar y promulgar estas celebraciones paganas, aquellos “eclesiásticos astutos” declararon los principios de Dios (por los cuales entramos en Su Reino) ser muy rígidos, y Su puerta muy angosta. Recordemos lo que Cristo mismo dijo, “Entren a través de la puerta angosta; porque ancha es la puerta y amplio es el camino que lleva a la destrucción, y muchos son aquellos que entran a través de ella; porque angosta es la puerta, y difícil es el camino que lleva a vida, y pocos son aquellos que la encuentran.” (Mateo 7:13-14).

 

Orígenes Paganos

 

La mayoría de los eruditos Bíblicos acuerdan que la Navidad, como es celebrada hoy, es de origen pagano. Esto es documentado en una amplia variedad de fuentes. William Muir Auld agrega, “Las contribuciones paganas ahora son precisamente aquellas las cuales le prestaron a la Navidad mucho de su calido color y encanto humano.” Auld va mas profundo mostrando las conexiones del festival de la Saturnalia, o Sacaea, las cuáles fueron celebraciones antiguas en honor del pagano dios sol Nimrod/Tamuz. Él rastrea su observancia desde la Religión Misterio Babilónico hasta el Imperio Romano donde eventualmente llego a ser conectado con su adoración de Mitra. “Las escuelas estaban cerradas, la guerra nunca fue declarada en este día, y la practica de dar y recibir regalos era siempre tan común entonces como lo es ahora en Navidad... un sentido de hermandad prevalecía” (Tradiciones de la Navidad, p. 45).

 

No, los cálidos sentimientos que ellos disfrutaron no alteraron el libertinaje el cuál era la atracción verdadera de las celebraciones. “Para muchos la Iglesia un día luchó amargamente sus excesos (las animadas festividades paganas) y supersticiones, especialmente aquellas ligadas con las Calendas y el leño navideño.... Pero denuncias ardientes y amenazas de excomunión fallaron en apartar los bárbaros de sus modos paganos de regocijo. Fue descubierto que ellos estaban mucho mas listos para abandonar sus dioses y las fechas de sus festivales que para cambiar sus hábitos y modales... la obra de cristianizar siguió. De lo que no pudo librarse por ella misma, noblemente buscó consagrar. (Tradiciones de la Navidad, p. 45).

 

La investigación llega a ser complicada ya que estos festivales paganos viajaron de país a país. Los nombres y costumbres fueron adaptados aún dentro de otras religiones paganas. Desde el Imperio Romano, Auld muestra la aceptación gradual de las festividades empezando en Inglaterra en el año 592 d.C., y en Alemania en el año 813 d.C., desde el Sínodo de Mainz. Fue en el siglo X que el Rey Hakon el Bueno introdujo estos festivales paganos a Noruega.

 

La Iglesia Primitiva

 

Entonces preguntamos, “¿Cómo llegó esta costumbre pagana a las iglesias cristianas profesantes?” La autoridades más reconocidas nos muestran que la Navidad no fue observada por la iglesia primitiva por los primeros 200 o 300 años, un periodo mas largo de lo que los Estados Unidos ha existido como una nación.  Esta aparece primero en el segmento occidental de la Iglesia Romana en el siglo IV d.C. Sin embargo, no fue sino hasta el siglo V que la Iglesia Romana ordenó que fuera celebrada como un festival cristiano oficial.

 

La Enciclopedia de Compton comenta, “Muchas de las costumbres ahora asociadas con la Navidad van atrás miles de años a un tiempo cuando la gente de Europa adoraba dioses paganos. La iglesia Cristiana primitiva tomó la época del festival antiguo y le dio un nuevo significadoel significado religioso del Cristianismoy lo hizo una época santa. Muchas de las costumbres pueden ser rastreadas atrás a los festivales paganos de mitad de  invierno de la gente Teutónica del Norte de Europa.” La Enciclopedia Libro Mundial nos dice, “El Obispo Liberio de Roma ordenó a la gente celebrar en diciembre 25. Él probablemente escogió esta fecha porque la gente de Roma ya la observaba como la Fiesta de Saturno (Saturnalia), celebrando el nacimiento del sol.” Este gran compromiso fue fácilmente hecho dado que la verdadera fecha del nacimiento de Jesús  no era conocida.

 

La Enciclopedia Americana y otras muestran como estas costumbres llegaron a ser una parte del Catolicismo. Por cierto, el nombre “Christmas” (o Navidad) viene de la Misa de Cristo, instituida por la Iglesia Católica la cuál, después de fallar en erradicar las antiguas costumbres paganas, trató de rehacerlas dentro de las celebraciones de la iglesia.

 

Ya que esto ha venido a nosotros a través de la Iglesia Católica, ¿por qué no examinar la Enciclopedia Católica, publicada por esa iglesia? Bajo el título “Navidad” encontramos: “¡La Navidad no estaba entre las primeras festividades de la iglesia!... La primera evidencia de la fiesta proviene de Egipto.” También declara que, “en las escrituras, solamente pecadores, no los santos celebran sus cumpleaños.” (Los tres ejemplos Bíblicos de celebraciones de cumpleaños son de hecho, ¡todos malos! Usted puede leer estos registros en Génesis 40:20-22; Job 1:4-5; Mateo 14:6-11). “Costumbres paganas centradas alrededor del primero de enero se dirigían hacia la Navidad.” Esta verdad es más reconocida en las Enciclopedia Británica, de Compton, y Americana (las cuales añaden que esta “no fue celebrada en los primeros siglos de la iglesia cristiana, por que la costumbre del cristiano en general era celebrar la muerte de personas notables en vez de su nacimiento”). La Pascua del Nuevo Testamento fue personalmente instituida por Jesucristo como un memorial de Su muerte. La Enciclopedia Americana añade que, “Una fiesta fue establecida en memoria de este evento (el nacimiento de Cristo) en el siglo IV, y en el siglo V la Iglesia Occidental ordenó que fuera celebrada por siempre en el día de la antigua fiesta Romana del nacimiento del Sol, ya que no había conocimiento certero del día del nacimiento de Cristo”

 

La Natividad – La Influencia de la Adoración al Sol al escoger el 25 de Diciembre

 

La fecha de la Natividad del Invencible Sol, sin embargo, era bien conocida. Leemos, de nuevo de la Enciclopedia Católica, que ya estaba siendo celebrada con una fiesta honrando al dios sol Mitra o Baal, en la cual el sacerdote pagano anunciaba “¡la Virgen ha dado luz!” durante la misa de medianoche en la víspera del 25 de diciembre. La enciclopedia dice que esta celebración “tiene una fuerte reclamación sobre la responsabilidad para nuestra fecha de diciembre.” Los paganos, quienes eran devotos al Mitraísmo, llamaron su celebración DIES NATALIS SOLIS INVICTI. La Iglesia Católica aún guardó parte del nombre: “Natalicio o Natividad.” El culto que guardaba este “nacimiento del invencible sol” fue muy fuerte en Roma. Para ganar la aceptación y supuesta conversión de esa gente al Cristianismo, los padres de la Iglesia [Católica] se referían a Cristo como el “Sol de Justicia” al comienzo del siglo III.

 

Una Solución Simple

 

La orden de la Iglesia Católica Romana de celebrar la “Natividad del Sol,” vino en respuesta al montón de paganos que llegaban a la iglesia, trayendo con ellos sus viejos ídolos y costumbres. Este hecho es registrado en la Enciclopedia Americana y en muchas otras fuentes. La iglesia no podía permitir la adoración abierta del pagano dios sol, pero al mismo tiempo no quería ofender a sus nuevos “convertidos.” Ellos encontraron una solución simple—esto es, simple para una iglesia apóstata: Sustituir el nacimiento de Cristo con el del pagano dios sol. En otras palabras, ¡comprometer la verdad de Dios!

 

La iglesia ya había discutido que estaba bien aceptar muchos de los festivales paganos antiguos, SÍ ellos los renombraban y los hacían parecer Cristianos. De esta forma los paganos podrían ser “convertidos” en masa, sin los tremendos problemas de enseñarles la verdadera Palabra de Dios, y demandando, COMO DIOS ORDENA, que se arrepientan y abandonen sus dioses falsos. La Iglesia Romana estaba interesada en ganar números, ¡NO en el ESPÍRITU de DIOS! Aparentemente los “padres” Católicos nunca habían leído la advertencia de Pablo en Gálatas 1:8-11 cuando les pregunto a aquellos alrededor suyo si el buscaba agradar a Dios o a los hombres con sus enseñanzas. Pablo claramente declara que si él buscaba agradar al hombre, entonces él ¡NO SERIA UN SIERVO DE JESUCRISTO! Más aun, ¡él pronuncia una MALDICION sobre cualquiera que pervirtiera la adoración de Cristo! La Iglesia Católica claramente ha buscado complacer a los hombres, en vez de a Dios.

 

Si eso no es suficiente para convencernos de los orígenes e influencias paganos, la Enciclopedia Schaff-Herzog ofrece lo siguiente: “La Brumalia pagana (25 de diciembre) la cual sigue a la Saturnalia (diciembre 17-24), celebrando el día más corto del año y el ‘nuevo sol’... estaban muy profundamente atrincheradas en la costumbre popular para ser colocadas de lado por la influencia cristiana. El festival pagano con su derroche y diversión, era tan popular que los cristianos estaban contentos de tener una excusa para continuar su celebración con poco cambio en espíritu y forma. Maestros cristianos del Occidente y del Cercano Oriente protestaron contra la frivolidad indecorosa, mientras los cristianos de Mesopotamia acusaron a sus hermanos occidentales de idolatría y adoración al sol al adoptar como cristiano el festival pagano.”

 

El Libro del folclor Navideño, por Tristram Potter Coffin dice que los Sajones intentaron resistirse contra el Santo Imperio Romano. Aunque ellos lo llamaban “convertido,” el Emperador Carlomagno y la iglesia conquistaron la última y más poderosa resistencia de las tribus alemanas en el siglo VIII. En el libro de LeRay E. Froom, La Fe Profética de Nuestros Padres, Vol. I, podemos ser educados al respecto de las instrucciones del Papa Gregorio a Agustino en el año 596 d.C. referente a la conversión de los Sajones paganos en Gran Bretaña. La instrucción fue: “retener las costumbres de los paganos, templos de ídolos...rededicados como Iglesias Cristianas y festivales paganos renombrados como aquellos de Santos Cristianos.”

 

Louis Laravoire Morrow, Obispo de Krishnagar, dice en su libro Mi Fe Católica, “En la historia de la Iglesia encontramos que ella a menudo Cristianizo festivales paganos, haciendo uso de fechas y ceremonias y dotándolos con un significado cristiano completamente nuevo” (p. 416).

 

William Walsh en la Historia de Papá Noel, revela que, “Esto no fue puro accidente. Era una medida necesaria en un tiempo cuando la nueva religión estaba forzándose a si misma sobre una gente profundamente supersticiosa. Para reconciliar los nuevos convertidos a la nueva fe, y hacer el rompimiento de viejas ataduras lo menos doloroso posible, estas reliquias del paganismo fueron retenidas bajo formas modificadas, en la misma forma que columnas antiguas, transferidas de templos paganos, llegaron a ser parte de la nueva iglesia construida por Cristianos en honor de su dios y sus santos” (p. 61).

 

Esto fue hecho aún más aceptable para los supersticiosos “nuevos convertidos del Cristianismo” adoradores del sol  con la idea no cristiana que su amado dios sol era uno en el mismo con Cristo el Hijo de Dios. La idea fue animada por el Emperador Constantino, quien, mientras enviaba sus ejércitos bajo el símbolo de la cruz, conmemoraba sus victorias con monumentos a los dioses paganos.

 

Es interesante notar que algunos de los más documentados y minuciosos registros de la historia, dados por la Iglesia Católica, prueban que la celebración de la Navidad, incluyendo la fecha del 25 de diciembre, es una abominación pagana. Leyendo el material que ellos han registrado a través de los siglos es suficiente para hacernos pronunciar una oración de arrepentimiento, “O Dios misericordioso, perdóname por mi antigua participación ignorante en esta mentira. Llena mi corazón con entendimiento y deseo por tus verdaderas temporadas santas. Hazme aborrecer cualquier inclinación de regresar a Babilonia, sirviendo a dioses falsos¡Que nunca sea de nuevo!”

 

Capitulo Tres

La Huella De La Navidad

 

A lo largo de los siglos, los orígenes de las festividades Navideñas que son tan divertidas y nos hacen “sentir” tan bien han llegado a ser mas y mas oscuras. La gente en este siglo le da poca consideración al origen de esta celebración popular, y lo dan por aceptado. Ya que la verdad de la Palabra de Dios es importante, no podemos permitir sentimientos de “buenas sensaciones” que nos mantengan en la oscuridad del engaño. Veamos los orígenes de muchas de las costumbres por tiempo honradas de la época Navideña.

 

El Leño Navideño

 

El leño Navideño es en realidad el “leño solar.” Esto debido a que el leño es redondo, en este caso, el símbolo pagano del sol. Era un símbolo, cortado de los árboles consagrados a la adoración de Nimrod, para ser quemado por un poco en cada una de las doce noches de celebración culminando en su milagroso renacimiento en la forma de un árbol que aparece en la doceava noche. Estos fuegos, y otros en forma de velas, representaban su poder en el fuego y la luz. Hoy, los cristianos profesantes hablan de la época de la sagrada Pascua Navideña. El único lugar en que es sagrado es en la antigua religión Babilónica y sus descendientes religiones paganas. ¡No hay nada sagrado en esto para Dios! Los símbolos vienen del vulgar paganismo.

 

El Muérdago

 

En el libro Las dos Babilonias, Alexander Hislop hecha un vistazo a la practica de besar debajo de un muérdago. “Que la rama de muérdago en la superstición Druida, derivada de Babilonia, era una representación de su Mesías, ‘el Hombre la rama.’ [Este es Nimrod, cuyo leño navideño era puesto en el fuego para celebrar el nacimiento del dios sol]. El muérdago era considerado como una rama divina, una rama que vino del cielo y creció sobre un árbol que nació de la tierra. Así que por el injertamiento de la rama celestial en el árbol terrenal, cielo y tierra, los cuales el pecado había agravado, fueron unidos.”

 

Alrededor del mundo, en muchas eras, esta planta era considerada mágica, sagrada, o de los dioses, porque crecía entre la tierra y el cielo sin raíces. Cuando sus huéspedes de hojas caducas estaban descubiertos y cafés, ¡el muérdago era verde! Hoy, nosotros entendemos la razón. El muérdago es un parásito. También, se pensaba que tenía poderes extraordinarios de sanidad los cuáles, de acuerdo a recientes investigaciones médicas, han probado ser infundados.

 

Que apropiado que Satanás engañara a cristianos profesantes con un simbolismo que describe tan exactamente su propio carácter ¡parasitario con falsas reclamaciones de sanidad! El adjunta sus destructivas herejías, en lo que asumimos ser practicas Bíblicas, y nos roba el verdadero alimento espiritual, el cual es el guardar los verdaderos días santos de Dios provistos. (Levítico 23)

 

¿Qué Significa El Árbol de Navidad?

 

Si la Navidad vino de los Católicos Romanos y ellos la adquirieron del paganismo, ¿de dónde entonces la adquirieron los paganos? ¿Cual era el origen del árbol de Navidad? ¿Crearía usted que su origen viene justo después del diluvio?

 

Nimrod, el nieto de Cam y el bisnieto de Noé, fue el verdadero fundador del sistema babilónico que se ha apoderado de la tierra desde entonces. Era un sistema de competencia organizada, de gobiernos controlados por hombres e imperios, basados en el sistema económico competitivo y rentable.

 

Escritos antiguos hablan de este hombre, Nimrod, quien empezó un mundo grande y organizado de apostasía contra Dios, la cual continúa dominando el mundo hasta el día de hoy. En Génesis 10:8-9, la palabra Hebrea traducida “poderoso” es GIBBOR, que significa “tirano” sobre la gente. La palabra Hebrea traducida “delante” en el versículo nueve es PANIYAM, que significa realmente “contra.” Cuando es traducido correctamente, estos versículos claramente revelan que Nimrod era un “tirano contra Dios, ejercitando poder sobre la gente.”

 

Él era tan malvado, que se ha dicho que se casó con su propia madre, Semiramis. Después que Nimrod fue asesinado, su madre-esposa propagó la doctrina de la supervivencia de Nimrod como un ser espiritual. Ella declaró que un árbol totalmente crecido de hoja perenne [pino] brotó de la noche a la mañana de la cepa de un árbol muerto lo cual simbolizaba el surgimiento a una nueva vida del muerto Nimrod. En cada aniversario de su nacimiento, ella declaraba que Nimrod visitaría el árbol de hoja perenne y dejaría regalos sobre éste. Diciembre 25 era el supuesto nacimiento de Nimrod. ¡Este es el verdadero origen del árbol de Navidad!

 

Incluso en nuestra era actual de abierta y gráfica conversación sobre sexo, es sorprendente saber que el órgano reproductor masculino era de tremenda importancia en las   Religiones Misterio representando, sin duda, poder y fertilidad. Los árboles eran símbolos comunes fálicos relacionados con el dios sol. Ornamentos redondos, representando la matriz así como el sol y la luna, eran colgados alrededor del falo. (¡Muchas fuentes, de las cuáles le evitaremos la molestia, en realidad presumen ya que ellas explican los detalles concernientes a estas simbólicas representaciones las cuales ellos practicaban en sus creencias religiosas!) Hoy en día, las familias se reúnen con anticipación y alegría cuando el obelisco (ornamento que va encima del árbol) es puesto en su lugar de honor. Cuando usted se entera que esto representa la unión sexual entre la diosa madre Babilónica y su dios sol, hijo/esposo, esto se convierte en un objeto de repugnancia. (La Enciclopedia Británica, edición 14, 1973.)

 

Cuando sabemos la dura realidad con respecto al origen del árbol de Navidad, tenemos que confrontarnos y admitir a nosotros mismos que no debemos tomar parte en esta tradición. Aquellos quienes colocan y adornan un árbol de Navidad, aunque tengan la mejor de las intenciones y los sentimientos más maravillosos, ¡en realidad se están inclinando y adorando a Satanás a los pies del árbol del Conocimiento del bien y del mal!

 

Escuche lo que Dios dice en Deuteronomio 12:30-31:

 

Presten atención a si mismos que no lleguen a estar atrapados por seguirlas, después que sean destruidas de delante de ustedes, y que no pregunten acerca de sus dioses, diciendo, ‘¿Cómo sirvieron estas naciones a sus dioses para que yo pueda también hacer de la misma manera?’ No harán así al SEÑOR su Dios, porque cada abominación al SEÑOR, las cuales El odia, ellos han hecho a sus dioses; incluso sus hijos y sus hijas han quemado en el fuego a sus dioses.

 

Pero, aún con esa advertencia parece que los hijos de Israel se llevaron la adoración del árbol con ellos cuando salieron de Egipto. Dios específicamente les advirtió otra vez en Jeremías 10:2-4:

 

Así dice el SEÑOR. ‘No aprendas el camino de los paganos, y no estés aterrorizado con las señales de los cielos; porque las naciones están aterrorizadas con ellas. Porque las costumbres de la gente son vanidad; porque uno corta un árbol del bosque con el hacha, el trabajo de las manos del obrero. Lo adornan con plata y con oro; lo sujetan con puntillas y martillos, para que no se mueva.’

 

¿Vio usted esto? No solamente Dios está condenando la participación en cualquier costumbre pagana y en particular esta adoración de un árbol por si acaso usted ha estado bajo la mala interpretación de que cualquier cosa que usted escoja para dedicarla a Dios es aceptable a Él ¡Él le está diciendo que este tipo de adoración es vana, frívola, e inútil! ¡Y Él la odia!

 

Ahora podemos ver porque es que Dios ha pronunciado la destrucción de “Babilonia la Grande,” refiriéndose al sistema mundial entero al final de esta era. Él inspiró al apóstol Juan a escribir: “Babilonia la Grande esta caída, esta caída...” (Apocalipsis 18:2).

 

¿Nació Cristo en una cueva?

 

Cada año, cerca de Navidad, son transmitidos documentales mostrando explicaciones alternativas para los acontecimientos Bíblicos que rodean el nacimiento de Cristo. Ellos intentan dar igual peso y autoridad a historias folclóricas antiguas y tradiciones las cuales tienen conexión con mitos paganos antiguos.

 

Un ejemplo que continúa surgiendo es un posible lugar alterno del nacimiento de Cristo en una cueva. Mientras la Biblia es específica en el Nuevo Testamento así como en la profecía de que Belén sería el lugar del nacimiento del Mesías, la leyenda que Cristo pudo haber nacido en una cueva en Jerusalén continua. Fue en una cueva, como este mito dice, que el adorado y muy amado dios sol, Mitra supuestamente nació de una “diosa virgen.” Ya que hemos visto como la Iglesia Católica renombró otros dioses y sus rituales para atraer convertidos, no es sorprendente encontrar que cuevas dedicadas a varios dioses han sido rededicadas a Cristo. Una de tales cuevas esta en Jerusalén. Anteriormente dedicada a Tamuz (Nimrod), ahora es presentada como el lugar de nacimiento de Cristo. Otra, en la Colina del Vaticano, fue rededicada a Cristo cuando los Católicos intentaron frustrar la adoración de Mitra en el año 376 d.C. ¿Cuándo supone usted que la rededicación tomó lugar? Pues, por supuesto, el día en el que los adoradores del dios sol estaban acostumbrados a celebrar el renacimiento del sol¡el 25 de Diciembre!

 

Las Fiestas y Decoraciones Navideñas

 

Alfred Carl Hottes escribió en su libro, Los 1001 Hechos y Fantasías Navideñas, acerca de una celebración invernal yendo con dos nombres de festival diferentes en el tercer y cuarto siglos a.C. Ellos eran llamados Bacanalia y Saturnalia. Los nombres pueden no ser familiares, pero muchas de las tradiciones si. “La gente se entregaba al gozo desenfrenado.” Parte de su jolgorio incluía procesiones, cantos, velas encendidas, decoración de las casas con árboles verdes, bebida, festejo, y el intercambio de regalos. ¿Suena familiar?

 

Cuando estas prácticas aparecieron primero en Roma, ellas fueron vistas con gran oposición. El libro La Antigua Religión Romana, por Grant, nos dice que el Senado Romano trató de terminarla al matar a 7,000 de sus adherentes. Sin embargo, para no perder la alegría de las celebraciones, Julio César la reintrodujo, pero fue combinada con otro festival pagano, Las Calendas, del cuál sacamos muchas de nuestras costumbres populares de la Navidad.

 

Hoy, muchos creen que el apóstol Pedro estaba hablando de la Saturnalia cuando él escribió: “Porque el tiempo pasado de nuestras vidas es suficiente para haber hecho la voluntad de los gentiles, cuando nosotros mismos caminábamos en libertinaje y lujuria, y éramos corrompidos con vino, parrandas, bebidas e idolatría desenfrenada.  Viendo esta diferencia en su comportamiento, están asombrados que ustedes no corren con ellos en las mismas corrupciones desbordantes, y los insultan.” (I Pedro 4:3-4).

 

El Intercambio de Regalos

 

De la Enciclopedia Nuevo Estándar con respecto a la Navidad encontramos “la costumbre de intercambiar regalos en época de Navidad puede ser asociada con los hombres sabios [magos] (note que dice “LOS” hombres sabios, no “TRES” hombres sabios) del Oriente dándole regalos a Cristo. Los hombres sabios sí dieron sus regalos a Cristo. Pero en realidad, al menos hasta ahora como concierne a la gente de habla inglesa, esto [el intercambio de regalos en Navidad] es derivado de una vieja costumbre pagana.”

 

Como fue discutido en la introducción, los hombres sabios si le dieron regalos a Cristo, ¡pero no intercambiaron regalos entre ellos en la presencia de nuestro Señor! Tampoco esta registrado en ningún  lado que ellos presentaron regalos a alguien más o que recibieron regalos para ellos mismos. El Comentario de Adán Clarke explica bien esto: “Él [CRISTO] era un rey y la gente del Oriente nunca se acercaba a la presencia de un rey sin un regalo en sus manos.”

 

Note este registro en Mateo: “Después que Jesús había nacido en Belén de Judea, en los días de Herodes el rey, he aquí, magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo, ‘¿Donde está aquel que ha nacido Rey de los Judíos? Porque hemos visto Su estrella en el oriente, y hemos venido a adorarle.’ ” (Mateo 2:1-2). Esto no era una nueva costumbre siendo introducida por los hombres sabios para establecer una tradición de Navidad. Ellos solamente estaban siguiendo una costumbre de presentar regalos a un rey cuando venían a su presencia.

 

Hoy, el orgullo del mercantilismo ha contribuido especialmente ha empujar la Navidad a todo el mundo. La economía de nuestro país sube y baja con la época navideña. Leemos de esto cada año. Negocios prosperan o fallan como resultado de sus ganancias o pérdidas de Navidad. Súmele a esto la psicología de “achantar a los vecinos”, y no es sorpresa que los comerciantes empiecen a propagandear la Navidad en Octubre.

 

Religiones comerciales eran también importantes en los días del apóstol Pablo. Había un gran griterío y lamentación por los artesanos quienes sacaban provecho de la venta de ídolos que habían sido dedicados a la adoración de los dioses paganos. La verdad del evangelio estaba apartando a la gente de la adoración de ídolos, no solamente en Jerusalén sino en toda Asia. La conversión de millares era una amenaza para su sustento [Ver Hechos 19:23-34]. Esto es otro ejemplo del mercantilismo antes que la verdad. ¿Esta deseoso de seguir la verdad de Dios o las mentiras de este mundo?

 

Capitulo Cuatro

Papá Noel

 

Para aquellos quienes aun contemplan una razón para relacionar a Papá Noel con el nacimiento de Cristo, la creencia más común acerca de Papá Noel es la del histórico buen anciano San Nicolás, el santo patrón de los niños. Ya que la historia viene de la Iglesia Católica, debemos encontrar documentación de él en sus registros. Sin embargo, de hecho encontramos exactamente lo contrario. El Papa Pablo VI, en el año 1969, aprobó un reporte desacreditando la santidad de Nicolás. Desde ese tiempo la iglesia no ha obligado a los católicos a honrar a un hombre quien ahora ellos dicen que probablemente nunca existió.

 

Sin embargo, muchas tradiciones asociadas con él serían inmediatamente reconocibles para nosotros hoy. ¿No se pregunta porque Papá Noel baja por la chimenea? Esto es relacionado con Herta, una diosa Alemana de la chimenea, la versión Alemana de Isis, la hermana/madre “virgen” de Osiris. El trineo de Papá Noel es una representación del carruaje de Babilonia jalando al dios sol por el cielo, pero este era originalmente jalado por grifos alados [en mitología griegacriaturas con cabeza y alas de águila y cuerpo de león]. Eventualmente, el viejo carro y los animales míticos fueron suavizados por el trineo y los tiernos renos con los cuáles todos estamos tan familiarizados hoy.

 

“De la gente Alemana fueron a venir esas costumbres universales de Navidad: el gordo y bonachón Kris Kringle, conocido como Papá Noel. Gradualmente los Presbiterianos, Cuáqueros, y Puritanos aceptaron tales costumbres como el árbol de Navidad, el intercambio de regalos, y la fiesta navideña. Pero ellos hablaron violentamente contra la corrupción del Cristkindel (el niño Cristo) en Kris Kringle. Después que Kris Kringle fue completamente asimilado, hubo mucha preocupación entre todos los grupos religiosos acerca de la tendencia no religiosa de la fiesta” (Día de Navidad: El Libro Completo de las Fiestas Americanas- Myers, p. 316).

 

Por ahora es muy aparente que esto es solamente otro ejemplo de la Iglesia Católica trayendo las ya populares costumbres religiosas de sus nuevos “convertidos” a su Iglesia. Esa influencia afectó también a casi todas las otras denominaciones cristianas profesantes. ¿Imagine el alboroto e inconformidad de la gente en su pueblo si se les dice que ya no pueden celebrar la Navidad? Piense en todas las costumbres de cuáles usted disfruta tanto. Bueno, así es como nuestros supersticiosos antepasados paganos se sintieron acerca de sus festivales. A lo largo de los siglos y alrededor del mundo, sus tradiciones no fueron cambiadas o eliminadas sino solamente fueron renombradas. Por lo tanto, la gente de las religiones paganas del mundo fue unida a la Iglesia Romana. Junto con las promesas de aceptación por Dios y el poder del “Vicario de Cristo,” la conversión de millones de estos paganos “Cristianizados” a la Iglesia Católica no fue difícil. Sus viejas tradiciones fueron compartidas y asimiladas en la olla de tradiciones que llamamos Navidad.

 

“Todo esto es historia antigua,” muchos pueden decir. ¿Cuál es el peligro real de enseñar a los niños a creer en Papá Noel? Bueno, primero que todo, note lo que Dios no dice en las Escrituras, “No mentirásexcepto cuando es divertido. Pequeñas mentiras blancas son aceptables; después de todo, estamos haciendo una buena cosa. El fin justifica los medios.” En Proverbios 6:16 y 19, aprendemos que Dios odia los testigos falsos quienes hablan con lenguas mentirosas; ¡en realidad, son una abominación para Él! Vemos con absoluta claridad la seriedad del asunto cuando leemos en Apocalipsis 21:8,  “…y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que quema con fuego y azufre; el cual es la segunda muerte.

 

Es bien fácil para algunas personas razonar, “Bueno, yo solamente estoy usando a Papá Noel para dirigir mis hijos a Cristo y para que aprendan a hacer lo que es correcto. Yo estoy enseñando que Dios nos recompensa cuando hacemos las cosas correctas- ¡y yo les enseño que siempre les digan a mamá y papá la verdad! Por eso es que yo canto la canción: Papá Noel Viene a la Ciudad.”

 

Veamos la letra de la canción:

¯

“Es mejor que tengas cuidado, Es mejor que no llores, Es mejor que no pongas mala cara, Te digo porque, Papá Noel viene a la ciudad!

Él está haciendo una lista, la está revisando dos veces, Va a averiguar quién ha sido travieso y bueno, Papá Noel viene a la ciudad!

Él sabe cuando has estado durmiendo, sabe cuando éstas despierto, sabe si has sido malo o bueno, Así que se bueno por el amor de Dios.”

o no recibirás juguetes, pequeño mocoso!)

 

`        ¡Si usted piensa que deberíamos ser iluminados y entregarnos al espíritu de la tradición, piense de nuevo! Mire en aquellas letras de la canción. ¡Papá Noel ha sido puesto en el mismo trono de Dios, en Su lugar, y con la autoridad de juicio supremo! ¡Dios no lo puso a él ahíde eso podemos estar seguros! ¡La humanidad lo hizo, y los resultados pueden ser desastrosos!

 

Aquí está la razón: Todos sabemos por experiencia personal. Trágicamente, es repetido en las vidas de millones de niños cada año. En algún lugar, generalmente entre las edades de seis a doce años, los niños empiezan a usar los poderes del razonamiento. Ellos ya no aceptan mas cada cosa que se les dicen como un hecho absoluto. Ellos están aprendiendo sobre los animales en la escuela, de esto y por sus propias observaciones ellos concluyen, “¡No es posible para un reno volar!” Aún en sus propias vidas ellos no pueden ajustar todas las cosas que quieren hacer en un día. Entonces empiezan a darse cuenta, “¡Papá Noel posiblemente no podría ir a cada casa en el mundo donde los buenos niños y niñas viven en tan solo una noche!” También esta el problema de las casas sin chimeneas, puertas aseguradas y rejas de acero.

 

¿Y qué acerca de los bocadillos que cada uno deja para Papá Noel? Después de comer todos aquellos bocadillos de las miles de casas, aun un hombre flaco no podría salir a través de una chimenea angostaaún si él pudiera haberla bajado en primer lugar. Después que ellos piensan estos detalles o un niño mayor les dice la verdad, se dan cuenta de algo que probablemente nunca antes les ha ocurrido: ¡Sus padres les están mintiendo! ¡Su confianza ha sido destruida! Esto es devastador para un niño. Peor aun “Si mis padres me enseñaron a creer en Papá Noel, que sabe cada cosa buena o mala que he hecho o pensado o dicho, y él no es real....”

 

¿Ve usted a donde lleva esto? ¿No le enseñan así mismo los padres a sus hijos que Dios conoce todo acerca de ellos? Aquí esta alguien que ellos no pueden ver, oír, o tocar, con un imagen mágica, quien recompensa por buen comportamiento (vida eterna) y castigo por mal comportamiento (muerte eterna). Y, a propósito niños, Dios es espíritu y vive para siempreasí como Papá Noel (¡nadie se preocupa de Papá Noel poniéndose muy viejo y que sea forzado a retirarse! ¡Él no tiene edad!). “Eso suena como la misma mentira,” piensa el niño. “Yo no puedo creer tampoco en Dios. Ellos probablemente inventaron a Dios para que piense que alguien me está viendo, o para que no tenga miedo de morir.” Esta pérdida de creencia en Dios es confirmada en sus mentes cada vez que una mentira de sus padres es descubierta: el conejo de la Pascua, la Hada de los dientes...¡Piense en esto!

 

Es claro de ver, no hay nada inocente o inofensivo acerca de esta práctica impía de dar falsas esperanzas a los niños a través del engaño. La pérdida que USTED sufre cuando sus hijos ya no confían en usted, y la pérdida que sus hijos sufren cuando Dios ya no es real para ellos, son vacíos que nada puede llenar.

 

Tenga cuidado de no tomar a la ligera la gran seriedad de este asunto. Recuerde, Dios ordena, “No darán falso testimonio contra su prójimo” (Éxodo 20:16).

 

Capitulo Cinco

La Madre y el Hijo

 

Así como aquellas costumbres las cuales hemos revisado hasta ahora son paganas y no Bíblicas, otros elementos de esta celebración, religiosos como suenen, son también falsificaciones. Por ejemplo, ¿de adonde vino todo el foco y adoración de la “Madre e Hijo”? La Oficina Postal de Estados Unidos parece expedir una nueva estampilla con esta imagen cada año.

 

¿Enseñaron Cristo y sus apóstoles la adoración a María? ¿Permaneció virgen perpetuamente? ¿Fue ella, como la Iglesia Católica declara, guardada de pecado por gracia divina? ¿Fue llevada al cielo cuando su vida termino?

 

Una vez mas, para encontrar el origen histórico de estas prácticas que son tan visibles en el tiempo de Navidad, debemos viajar a la antigua Babilonia. La religión Babilónica primero y antes que nada adoraba a la madre diosa y un hijo. Esta religión popular, con imágenes y estatuas de este niño en los brazos de su madre, se ha propagado mundialmente. En Egipto, la madre es Isis y el niño es Osiris (quizá ha oído estos nombres en los dibujos animados de los niños). En India aun adoran a Isi e Iswara. En Asia, son llamados Cyble y Deoius. La Roma pagana, China y Japón, todas tienen historias religiosas las cuales incluyen una falsificación del Mesías nacido de María, una virgen. El libro de Alexander Hislop, Las dos Babilonias, contiene detalles excelentes de la Madona y el hijo en su época pre-cristiana.

 

Ni Cristo ni los apóstoles hablaron sobre la adoración de María. En efecto, ¡ella es solo mencionada cuatro veces más después que el ministerio de Cristo empezó! En un episodio, mencionado en Mateo 12:46-50 y Marcos 3:31-35, la madre de Cristo y sus hermanos están buscando hablar con Él. Él recibe el mensaje y le explica a aquellos alrededor de Él que ellos, aquellos que hacen la voluntad de Dios, ¡son su madre y hermanos y hermanas! ¿Si ciertamente María fuera merecedora de adoración, podría Cristo haber contestado en esta manera? María fue una mujer de carácter humilde, fielmente obediente a Dios y evidentemente una excelente madre (escogida entre todas las mujeres del linaje de Judá para dar a luz al Mesías)¡pero ella era completamente humana! La Escritura no da testimonio de cualquier cosa que indique lo contrario.

 

¿Permaneció virgen después del nacimiento de Cristo? ¡No! Dios no hizo tal requerimiento! Mateo 1:24-25 dice, “Y cuando José… tomó a su esposa para casarse; pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta después que había dado a luz a su hijo, el primogénito...” Mateo 13:55-56 y Marcos 6:3 indican que María y José tuvieron un numero de hijos, así como en Lucas 2:41-49. Cada gran familia tiene por lo menos un cuento divertido de dejar a un hijo en el baño de una gasolinera o en la boleraporque es difícil mantener cuenta de tantos. Esto fue muy semejante con la familia de Jesús. “Pero cuando ellos salieron después de completarse los días, el niño Jesús permaneció atrás en Jerusalén, y José y su madre no lo sabían…” (Lucas 2:43) (¡Los padres no se olvidan cuando hay solamente un hijo!).

 

Más aún, ¿está María en el cielo? El apóstol Juan escribió, “(Y nadie [ni hombre ni mujer] ha ascendido al cielo, excepto Quien bajó del cielo, el Hijo de hombre, Quien está en el cielo.)” (Juan 3:13). Usted puede pensar que esto es porque Jesús no había muerto aun. Veamos que paso después de la muerte y resurrección de Cristo.

 

En Hechos 2:34, ¡Pedro confirma que el Rey David del antiguo Israel aun no ha llegado al cielo! La Biblia enseña que habrá una resurrección de los muertos. Nadie ha ido al cielo excepto Jesucristo. En I Corintios 15:50-55 leemos que seremos “vestidos” de inmortalidad a la final trompeta. I Tesalonicenses 4:13-18 habla claramente con respecto a la resurrección de los muertos. Esto ocurre en la segunda venida de Cristo, “Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con la voz de un arcángel y con la trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (versículo 16)excepto María quien es la Reina del Cielo y nunca descansó en la sepultura¡No! ¡No dice eso!

 

Finalmente, la creencia que ella fue perfecta y sin pecado, no necesitando la gracia de Dios a través el sacrificio de Jesucristo, y todas las fábulas mencionadas anteriormente, han venido del sistema de adoración falso pre-cristiano y Babilónico Madona/Hijo. Otra vez, debemos lastimosamente admitir, “Ay, Babilonia, ramera de engaño y mentiras.”

 

Capitulo Seis

El Espíritu Navideño:

¿Angelical o Demoníaco?

 

Si abrazamos el espíritu Navideño,

¿que espíritu estamos abrazando?

 

¿Qué es exactamente el espíritu Navideño? ¿Es alegre? ¿Es divertido? ¿Trae lo  mejor en la gente, buena voluntad y paz? Echemos un vistazo honesto a algunos escenarios familiares, aunque desagradables.

 

Las Compras, El Centro Comercial, y El Tráfico

 

¡Cada año, amigos, familia, y aún conocidos casuales nos dicen cuan suertudos somos que no celebramos la Navidad! Ellos le tienen pavor a las compras, ¿y quién puede culparlos? ¿Cuántas veces mujeres adultas se atropellan, pelean por el último artículo en el estante o corren por ser las primeras en la fila? La gente le ladra a las pobres cajeras, hacen escenas terribles, y luego se montan en sus carros¡furiosos! Se van en sus carros enojados y directamente hacía un embotellamiento de tráfico. Si pueden mantener sus mentes en la vía en vez de su furia, quizás ellos evitarán uno de los muchos accidentes en el afán navideño. Pero las bocinas están resonando, gestos vulgares y palabras inaudibles son disparadas como flechas de un vehículo hacia al otro. ¿Vio usted “Paz en la tierra y dulce misericordia”¯ aquí? Nosotros no.

 

En otro comentario triste, ¿cómo es que la gente paga por todos estos regalos que no pueden costear, sino endeudándose con sus tarjetas de crédito? Luego, además de la deuda, ellos pagan altos intereses todo el año. Otros, quienes ya están en profundos problemas financieros aún antes de las fiestas, compran regalos con las tarjetas de crédito, sabiendo que pronto llenarán una aplicación de quiebra. “No robarán” Cristo nos recuerda en Lucas 12:20el octavo mandamiento. Algunas personas se inclinan, en desesperación, al empedernido robo de juguetes para sus niños. ¿Adonde está el espíritu Navideño en estos hechos?

 

También están las reuniones e intercambio de regalos con personas que no nos agradan o que no nos llevamos muy bien. Nos sentimos como hipócritas. Esta evaluación es correcta. No podemos esperar que la fiesta se termine, aún antes de que haya empezado. ¿Serán capaces los miembros de la familia de mantener su lengua cortés? Después de unos tragos o vasos de champaña, las inhibiciones caen y las lenguas empiezan a moverse. Reuniones familiares algunas veces terminan en lágrimas, o peor—siempre hay unos pocos episodios de peleas familiares mientras alguno está en el proceso de trinchar el jamón de Navidad.

 

“Esto es un poco extremo, ¿no cree? Nosotros no tenemos borracheras o peleas, y mucho menos asesinatos en nuestra casa,” ¡usted dice con indignación! ¿No? ¿Está seguro? ¿Cuantas personas inconscientemente cometen asesinato en Navidad? Es verdad, como Hebreos 9:28 y 10:10 claramente lo muestran, que Cristo murió una vez por todos, para poder ser reconciliados con Dios (II Corintios 5:18-20). Pero ¿cómo, entonces, puede usted participar en tales prácticas pecaminosas, obras de la carne, e idolatría y no asesinar “espiritualmente” a Cristo? ¿No es irónico celebrar su nacimiento requiriendo su muerte?

 

Imagine esto: Una persona entra a una guardería de un hospital y canta “Feliz Cumpleaños” a un bebé recién nacido, luego procede a apuñalar al indefenso e inocente niño. ¡El mundo estaría horrorizado y ofendido! ¡Aquellas mismas personas que no pudieran tolerar tan obvio mal, no le ponen mucho pensamiento a sus propios planes festivos—si ellos son puros o piadosos o no! La fiesta Navideña en el trabajo es a menudo un ejemplo miserable de sórdida conducta: borracheras, aún llevando a inmoralidad sexual. ¿Es esto el espíritu Navideño?

 

Un novio o novia intenta imaginar el regalo perfecto y decide pasar la Nochebuena en un hotel para una noche excitante de fornicación. ¿Es esto el espíritu Navideño? Una vez conocimos a un hombre quien dijo que estaba preparado para romper su relación con su novia, ¡pero él seguramente no lo haría antes de la Navidad! ¿Será que no quería arruinar las fiestas para ella? NO ¡realmente no! Él quería un par de esquíes para la nieve que ella le había comprado para Navidad. ¡Él quería obtener primero los esquíesantes de dejarla! ¡Eso es el espíritu Navideño!

 

Esto no es mas que unos pocos de los ejemplos infortunados pero no poco comunes de hipocresía, robo, borrachera, planes malignos, adulterio, fornicación, alboroto, lengua desenfrenada y sí, homicidio. Como leemos en Hebreos 6:4-6, “Porque es imposible para aquellos que fueron una vez iluminados...Y quienes han probado la buena palabra de Dios... renovarlos de nuevo hacia arrepentimiento si ellos han caído; viendo que están crucificando al Hijo de Dios para sí mismos, y están públicamente sujetándolo a desprecio.” Homicidio no es poco común después de todo; ¡nuestros pecados son los clavos los cuales crucificaron a nuestro Señor, Jesucristo!

 

Si Cristo verdaderamente es el centro y propósito de la temporada Navideña, entonces seguramente el espíritu Navideño debería ser evidente en los diezmos y ofrendas a las varias Iglesias. La gente debería sentir tal gratitud por el regalo de Cristo, que quisieran dar algo de regreso apoyando sus “casas de adoración.” Pero tristemente, iglesias de todas las denominaciones sufren gran apuro financiero durante la temporada Navideña. Este es el tiempo cuando la gente menos da. Financieramente azotados por el cumplimiento de todos sus sueños de la temporada, el espíritu Navideño se refleja en que la mayoría de las iglesias están abandonadas financieramente, como un niño sin padre. “Yo no tengo regalo para traer, ba rum pa ta tum…” ¯

 

“Pero, muchas personas dan dinero, comida, ropas y juguetes a familias pobres para que ellos también puedan experimentar el gozo de la Navidad. Esto es seguramente siguiendo las palabras de Cristo en Mateo 25:35-40, el cual dice que cuando usted alimenta y viste y de alguna otra forma cuida al menor de los hermanos, es como si usted hiciera estas cosas para Cristo.” ¡Esta vez usted está seguro que ha ganado el argumento para guardar la Navidad! Pues claro, alguna buena voluntad viene de alimentar al hambriento y vestir al desnudo. Pero, es también muy triste que la gente no continúe con la caridad todo el año.

 

Examinemos más de cerca lo que pasa realmente. En el tiempo de Navidad, la gente se pone un poco nerviosa y siente mucha culpa con respecto a cosas como dar a caridades e ir a la iglesia fielmentebastante bien, en la Navidad y la Pascua. Ellos entonces deciden suplir para todo el año, así que ellos “lucen bien” delante de Dios y los hombres. ¡Haz bien! ¡Se reconocido! ¡Siéntete bien contigo mismo! ¡Este es el tiquete! Las buenas acciones son rara vez anónimas. Esa “caridad de Navidad” esta en el periódico, la televisión y noticias de radio, con historias y fotos de brillantes filántropos disfrutando de los alabos que reciben (más la deducción de impuestos). ¿Es esto lo que Cristo quiso decir? ¡Para el propósito de examinarse y adelantar su crecimiento espiritual, trate de hacer una buena obra por alguien y después no se lo diga a nadie! Usted puede encontrarse avergonzado si es un secreto difícil de guardar. El Espíritu Santo de Dios trabaja muy diferente al espíritu Navideño de este mundo.

 

Leamos Mateo 6:1-4,

 

Tengan cuidado de no dar sus limosnas en la vista de los hombres para ser vistos por ellos; de otro modo ustedes no tienen recompensa con su Padre que está en el cielo.  Por lo tanto, cuando ustedes den sus limosnas, no suenen la trompeta delante de ustedes [diciéndoles a todos las maravillosas cosas que ha hecho], como los hipócritas hacen en las sinagogas y en las calles, para poder tener gloria de los hombres. Verdaderamente les digo, ellos tienen su recompensa. Pero cuando ustedes den sus limosnas, no dejen a su mano izquierda saber que esta haciendo su mano derecha, para que sus limosnas puedan estar en secreto; y su Padre que ve en secreto los recompensará El mismo abiertamente.

 

¡Las palabras de Cristo son suficientemente claras! ¡Si usted no puede resistir el declarar su propia obra de caridad, entonces es culpable de vanagloria! Su prioridad y su propósito son de autoservicio. Cuando le es dada una oportunidad benévola, ¿Por qué debería desear reconocimiento? En vez de buscar la alabanza de otros, deberíamos estar alabando a Dios por inspirarnos y darnos la habilidad para servir a otro ser humano.

 

Los ejemplos del espíritu Navideño en esta sección revelan la carencia de actitudes y acciones como las de Cristo. Más bien, ellos revelan el espíritu de carnalidad. “La Navidad es el gozo de dar,” hábilmente disfraza el intento de Satanás de exaltarnos a nosotros mismosen vez de mirar el ejemplo de Cristo de humilde generosidad.

 

El Engaño deliberado de Satanás

 

Satanás nunca podría engañar al mundo con costumbres que contuvieran obvias maldades. La Navidad es de esta forma llena con costumbres aparentemente maravillosas y emocionantes. En esta forma Satanás es transformado en un ángel de luz (II Corintios 11:14). Satanás esta enteramente dedicado al esfuerzo de engañar a los mismos elegidos (Mateo 24:24). Pocas personas sospechan de un festivo que lleva el nombre de Cristo. Tampoco la mayoría de la gente parece notar el éxito de Satanás en representar a Cristo como un pequeño bebe desamparado o muerto (sin esperanza) en una cruz. Él no quiere que nos enfoquemos en el Salvador Todopoderoso Quien es “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” (Apocalipsis 19:16) y Quien está “vivo en los siglos de eternidad” (Apocalipsis 1:18).

 

Este no es el Cristo que el mundo imagina. Note: “La asimilación de Cristo en el dios  sol, como sol de justicia, fue difundido en el siglo cuarto y fue fomentado por la legislación de Constantino en el Domingo, el cual está relacionado al hecho que el dios sol era la divinidad tutelar [guardián/protector] de su familia” (Una Historia de la Iglesia Cristiana: Revisado- Walker, Sección 13 páginas 154-155). Sin embargo, en esta así llamada era moderna, la Religión Misterio Babilónica es historia olvidada y es uno de los secretos mejor guardados de Satanás. Su intención es que la humanidad deje de tener una relación eterna con Dios el Padre y Jesucristo. “Y el gran dragón fue echado fuera, la serpiente que es llamada el Diablo y Satanás, quien está engañando al mundo entero…” (Apocalipsis 12:9). Tan bueno es este engaño que es certero que muchos misioneros intentando hacer una noble obra estarían conmocionados de darse cuenta que no trajeron el Cristianismo al mundo, pero en vez de esto ellos han fijado el nombre de Cristo en las supersticiones de la Religión Misterio  Babilónica.

 

Capitulo Siete

¡Nuestros Antepasados lo Sabían Mejor!

 

No hay duda que nuestros antepasados entendían sobre las festividades navideñas por lo que realmente son. Ellos se dieron cuenta la seriedad de acortar el mandamiento de Dios acerca de la adoración de ídolos. Sus prácticas y las leyes en sus libros son un testimonio los cuáles han sido preservados para nosotros en sus escritos históricos y libros de leyes. La Navidad había llegado a ser una excusa escandalosa, frívola para abandonar el sentido común y comportamiento. Esta no tenia piso en la verdadera Cristiandad. De hecho tales prácticas se burlan de Jesucristo por abandonar los principios que Él enseñó y propagar las cosas exactas que Él denunció.

 

“Los Calvinistas (en Inglaterra) declararon que observar el cumpleaños de Jesucristo era una invención humana. Ellos lo desaprobaron no solamente por [su origen pagano sino también] los excesos a los cuales llegaban demasiados celebrantes de la Navidad.” Cuando los puritanos llegaron al poder en 1642, los calvinistas predicaron fuertemente contra la observancia de la Navidad, correctamente llamándola una practica pagana. Ellos continuaron predicando fuertemente contra ella hasta muy reciente la primera parte de este siglo presente. “Ellos afirmaron que Cristo no habría aprobado esto, porque simplemente daba excusa para hacer el mal. El Parlamento de Inglaterra declaró ilegal la Navidad junto con la pascua (Easter) en 1643. Esto viene a nosotros del libro de Mayme R. Krythe, Todo Acerca de La Navidad. Ella añade, “Pregoneros del pueblo iban por todas partes y gritaban fuertemente para que todos pudieran oír, ¡No a la Navidad! ¡No a la Navidad!”

 

De la Nueva Enciclopedia Internacional reunimos información sobre los Presbiterianos Escoceses y los Ingleses no-conformistas quienes “generalmente rechazaban todas observancias religiosas de ese día como una ‘invención humana’ y con demasiado sabor a ‘papado’.”

 

En 1659, trece años después de declarar ilegal las Navidad en Inglaterra, los Puritanos de Massachussets (los cuales conocemos como los peregrinos) pasaron una ley declarando ilegal la observancia de la Navidad, en lo que luego llegaría a ser los Estados Unidos. Esa ley permaneció en los libros por algún tiempo. Decía: “Cualquiera que se encuentre observando tal día como la Navidad u otro parecido absteniéndose de trabajar, festejando, o en cualquier otra manera, será multado con 5 chelines.” Aún después de que las fiestas llegaron a ser legales, los puritanos todavía insistían en llamar la Navidad ‘El Día del Ídolo del Hombre Supersticioso’ o ‘El Día Festivo de los Viejos Paganos.”

 

Alfred C. Hottes, a quien ya hemos citado, nos da una ojeada de los pensamientos de nuestros primitivos colonizadores, “Los Cuáqueros cerca de Filadelfia no eran dados a observar las fiestas, y en la Nueva Inglaterra la sola idea de la Navidad era desaprobada.” Él continúa diciendo que “los Puritanos estaban profundamente opuestos a esto, pero estando en la minoría, sus practicas no eran aceptadas por sus conciudadanos.” Sin embargo, Robert H. Schauffler, en su libro, Navidad, nos dice que cuando el puritanismo estaba creciendo, la misma existencia de la Navidad fue amenazada. Luego, La Enciclopedia de Collier le da el crédito a la gran ola de inmigrantes irlandeses y alemanes en el siglo XIX por importar un entusiasmo renovado para la fiesta en los Estados Unidos.

 

Muchos libros están llenos con ejemplos e historias del desarrollo de, y la lucha contra la observancia de la Navidad en los Estados Unidos y Gran Bretaña. Seguir a Cristo nunca ha sido la motivación detrás del guardar la Navidad. Nuestros antepasados lo sabían. Y ahora lo sabe usted también.

 

¿Poner a Cristo de nuevo en la Navidad?

 

No sea engañado. ¡Es imposible! La Navidad es una costumbre prestada que fue practicada por paganos millares de años antes del nacimiento de Cristo. Fue tomado de la escena pagana para ser inyectada en un “Cristianismo” apóstata unos 300 años después que Jesús subió al cielo. ¡Cristo nunca estuvo en este festival, tampoco Él nunca lo ha aceptado!

 

Capitulo Ocho

Dios Pronuncia Una Fuerte Advertencia

 

Muchos siglos atrás, Dios pronunció una fuerte advertencia a Israel acerca de preguntar y servir a dioses paganos. Repetimos esto aquí dada su importancia. “Presten atención a si mismos que no lleguen a estar atrapados por seguirlas, después que sean destruidas de delante de ustedes, y que no pregunten acerca de sus dioses, diciendo, ‘¿Cómo sirvieron estas naciones a sus dioses para que yo pueda también hacer de la misma manera?’ No harán así al SEÑOR su Dios, porque cada abominación al SEÑOR, las cuales El odia, ellos han hecho a sus dioses; incluso sus hijos y sus hijas han quemado en el fuego a sus dioses. Cualquier cosa que les mando, sean cuidadosos de hacerla. No adicionarán a esto, ni quitarán de esto.” (Deuteronomio 12:30-32). ¡Seríamos insensatos para ignorar tal exhortación!

 

Jesús le dijo a sus apóstoles que fueran a los pueblos de todas las naciones “enseñándoles a observar todas las cosas que les he mandado” (Mateo 28:19-20). En Juan 13:15 Jesús nos dice, “Porque les he dado un ejemplo, para mostrarles que también deberían hacer exactamente como Yo les he hecho.” En Levítico 23, encontramos los días santos que Dios ordeno para ser guardados por siempre. Cristo y sus apóstoles observaron estos días santos, y así lo hizo la iglesia primitiva del Nuevo Testamento. Cristo guardó la Pascua con los apóstoles (Juan 13). El predicó en la Fiesta de Tabernáculos y en el Ultimo Gran Día (Juan 7).

 

Aún después de la muerte de Cristo, las epístolas de Pablo nos mostraron que la iglesia primitiva continuó guardando estos días santos anuales. Mire estos ejemplos: I Corintios 5:8, “Por esta razón, guardemos la fiesta…” (de Panes sin Levadura); Hechos 2:1, “Y cuando el día de Pentecostés, el cincuentavo día, estaba siendo cumplido, todos ellos estaban de común acuerdo en el mismo lugar” ¡Esto es el registro de la Iglesia del Nuevo Testamento siendo fundada en unos de los días santos de Dios!; Hechos 20:16 “[Pablo] se apresuró para estar en Jerusalén en el día de Pentecostés, si fuera posible”; I Corintios 16:8, “Pero permaneceré en Efeso hasta Pentecostés”; I Corintios 11:26, da instrucciones concernientes a la verdadera Pascua. Jesús dice, “Porque tan a menudo como coman este pan y beban esta copa, solemnemente proclaman la muerte del Señor hasta que El venga.” En Hechos 27:9 Pablo dice, “…el día anual de ayuno ya había pasado hablando acerca del Día de Expiación; en Hechos 18:21 él dice, “…debo por todos los medios guardar la fiesta que viene en Jerusalén...”. En ningún lugar en todas las Escrituras encontrará algún mandamiento de Jesús de guardar Su nacimiento, o la Navidad. En realidad, Él nos manda a observar Su muerte, guardando la Pascua, como es presentado en Mateo 26:26-30, y Juan 13:1-17. La humanidad ha olvidado los días santos de Dios, escogiendo adorar con las fiestas antiguas de sus anteriores dioses.

 

Como la historia revela, el Catolicismo gradualmente se infiltró en lo que habían sido las verdaderas iglesias de Dios. Pocos se dieron cuenta que debían huir de la doctrina de Balaam (Hechos 5:29); otros pensaron que sería posible permanecer dentro de sus congregaciones y privadamente guardar la verdad. Ellos intentaron por un tiempopero, ¿Cómo puede sentarse uno a la mesa del Señor y a la mesa de los demonios (I Corintios 10:14-22)? ¡En el debido tiempo, la mayoría de ellos cayeron presa de los maestros apóstatas, olvidando el conocimiento del Señor y abrazando la doctrina de muerte (II Pedro 2:15-22)! Aquellos quienes habían valientemente seguido al Cordero (Apocalipsis 14:4), pronto llegaron a ser una muy pequeña y perseguida minoría. La iglesia de Roma buscó exterminar los pocos quienes permanecían leales a Dios, y fueron exitosos en el martirio de muchos. A la gente no le gusta que le digan que su religión es incorrecta, especialmente aquellos quienes se han colocado ellos mismos en posiciones religiosas exaltadas. Pero la promesa de Dios es para aquellos que se arrepienten y soportan. Usted puede leer sobre esto en las cartas de Dios a las iglesias en el libro de Apocalipsis, capítulos dos y tres.

 

¿Honramos a Dios?

 

Una vez sacamos las falsas prácticas y tradiciones del mundo cristiano profesante, entonces podemos aprender acerca del verdadero plan de Dios. Su plan es maravillosamente ilustrado a través del conocimiento de Sus verdaderos Días Santos Escriturales y los mandamientos nos traen Su conocimiento espiritual. Sus verdaderos Días Santos son virtualmente desconocidos para aquellos que piensan que conocen al Señor y Salvador. ¡Recuerde, el único nombre por cual somos salvos es el nombre de Jesucristo! No es realista  pensar que podemos ignorar lo que Él dice y aun tener el conocimiento que viene de lo que Él enseña.

 

Por favor lector, no este entre aquellos quienes, con todas sus buenas intenciones, vienen a Cristo esperando Su alabanza y vida eterna, solamente para oír a Cristo declarar (como Dios advierte en Mateo 7:23), “NUNCA LOS CONOCÍ. Apártense de Mí, ustedes quienes obran ilegalidad

 

Hagamos lo correcto y saquemos a Cristo de la Navidadrealmenteen realidad ¡la Navidad! La Navidad y un montón de otros festivos han venido directamente del paganismo, pero los Días Santos anuales de Levítico 23 han venido directamente de Dios. Renunciemos a los festivos paganos del mundo y observemos los verdaderos días santos trazados para nosotros por Dios.

 

Capitulo 9

El Siguiente Paso:

¡Más Valor! ¡Más Estudio!

 

Lo que hemos tratado de cumplir en este folleto es ayudar a aquellos quienes cuestionan las costumbres religiosas comúnmente practicadas. En búsqueda de la verdadera adoración al verdadero Dios nuestro Padre y Cristo nuestro único Salvador, usted para ahora ha llegado a estar desilusionado con la Navidad. Todavía, usted quizás no está completamente convencido, y esperamos que usted investigue más sobre este asunto. Nosotros lo aplaudimos por no tomar nuestra palabra, o la palabra de cualquier hombre; sino que haga como hicieron los Bereanos en Hechos 17:10-11—probaron todas las cosas para ver si ellas eran así.

 

Hemos, para este propósito, citado extractos de muchas publicaciones para que usted conozca donde puede ser encontrada información más detallada. Una palabra de aviso debe ser dada. ¡Los autores han notado, en los últimos pocos años, la inquietante práctica de cambiar la historia! Esto es, que las enciclopedias mas recientes han removido muchos de los orígenes desagradables de los festivos que son supuestamente cristianos y los han reemplazado con inofensivos, dulces o atractivos comienzos. Lo mejor que podemos aconsejar es que baje al sótano y saque aquellas cajas viejas y polvorientas con aquella enciclopedia vieja que le han dicho que está “desactualizada” y es “inútil.” (Usted puede encontrar enciclopedias viejas en ventas de bibliotecas, tiendas de libros usados, o en el mercado de las pulgas local—¡Barato!)

 

Pero, aún con la información que ha recibido aquí, quizá usted diga, “¡Los orígenes paganos no me molestan! Creo que es grandioso que el Cristianismo ha sido capaz de cruzar las barreras culturales e incorporar las costumbres de diferentes creencias de personas para unir a la gente alrededor del mundo. Ninguna otra religión hace esto. Esto ayuda a la gente a acercarse a Cristo. ¡Usted debe recibir a Cristo para ser salvo!”

 

Ciertamente es verdad que solo a través de Cristo podemos ser salvos (Juan 14:6). Pero, ¿es cualquier forma y toda manera de adoración aceptable a Dios el Padre y Jesucristo el Hijo? ¿El fin justifica los medios? ¿Puede usted alguna vez alcanzar aquel destino tomando cualquier camino que se le ajuste? Como puede recordar, Caín pensó que Dios debía aceptar y aún apreciar su ofrenda. Adorar a Dios en la forma de Caín pareció suficiente para él. Pero note lo que el Nuevo Testamento dice acerca de “el camino de Caín”: (Judas 11) “¡Ay de ellos! Porque han caminado en el camino de Caín.” Sin importar como Caín se sentía, sus caminos eran injustos delante Dios (I Juan 3:12 y Génesis 4:7).

 

Si “una rosa con cualquier otro nombre oliera como dulce,” como dijo Shakespeare, entonces lo mas siniestro es también verdad. ¡Un lobo vestido de oveja todavía es un lobo! ¡Lo devorará! ¿Si su adoración incluye todos los ritos de Baal, a quien está usted sirviendo? No importa que nombre le ponga a la celebración (Navidad); ¡todavía es a Baal a quien usted sirve! Si usted celebra las fiestas de otros dioses en vez de las fiestas del Señor, ¿cómo puede usted decir que adora a Dios o conoce a Jesús? ¿Es su deseo solamente aparentar ser religioso o usted desea adorar en espíritu y verdad? Levítico 23:2: “…‘Con respecto a las fiestas designadas del SEÑOR, las cuales proclamarán ser santas convocaciones, incluso estas son Mis fiestas designadas.” Una vez más, miremos la Biblia para guiarnos a toda verdad (Juan 17:17).

 

En Deuteronomio 12:2-4, aprendemos que la voluntad de Dios, para cada uno de nosotros personalmente, es que debemos destruir completamente las imágenes, altares, nombres y caminos de otros dioses en nuestras vidas. En el versículo 8 leemos, “No harán de acuerdo a todo lo que hacemos aquí hoy, cada uno haciendo lo que es correcto en sus propios ojos” Continuando en el versículo 30, “no pregunten acerca de sus dioses, diciendo, ‘¿Cómo sirvieron estas naciones a sus dioses para que yo pueda también hacer de la misma manera?’

 

Muchos intentarán, en este punto, razonar que Dios solamente les estaba hablando a los Israelitas—¡no a nosotros! Pero esto simplemente no es así; en Gálatas 3:29 está escrito, “Y si ustedes son de Cristo, entonces son simiente de Abraham, y herederos de acuerdo a la promesa”. Aún mas al corazón del asunto, I Corintios 10:11 habla específicamente del Antiguo Testamento como ejemplo para nosotros. Lea cuidadosamente y vea lo que Dios dice, Ahora todas estas cosas les sucedieron  como ejemplos, y fueron escritas para nuestra exhortación, sobre quienes los fines de los siglos vienen. Similarmente, en II Timoteo 3:16-17 encontramos, “Toda la Escritura es respirada por Dios y es útil para doctrina, para convicción, para corrección, para instrucción en justicia; para que el hombre de Dios pueda ser completo, totalmente equipado para toda buena obra

 

Mas aún, el apóstol Pablo deja esto absolutamente claro, Solamente que lo que los gentiles sacrifican, lo sacrifican a demonios, y no a Dios; y no deseo que ustedes tengan compañerismo con demonios. No pueden beber la copa del Señor, y la copa de demonios. No pueden participar de la mesa del Señor, y la mesa de demonios. ¿Ahora provocaremos al Señor a celos? ¿Somos mas fuertes que El?(I Corintios 10:20-22).

 

¿Cristo cambia de pensamiento? Hebreos 13:8 no deja conjeturas: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por siempre.” I Pedro 4:1-3 no deja duda en cuanto a nuestra instrucción. Debemos vivir para la voluntad de Dios, no continuando en nuestra antigua forma de vida (practicando la voluntad de los gentiles), ¡la cual incluía idolatrías abominables!

 

Ahora que ha aprendido que solo porque algo es encontrado en el Antiguo Testamento, no significa que debería ser tirado junto con la basura, volvamos a Deuteronomio 30:17-20: “Pero si su corazón se aparta, así no escucharán, sino serán arrastrados y adorarán otros dioses y los servirán, yo les denuncio en éste día que ciertamente morirán…Yo llamo al cielo y la tierra para registrar este día contra ustedes que he colocado delante de ustedes vida y muerte, bendición y maldición. Por lo tanto, escojan vida, para que ustedes y su semilla puedan vivir, para que puedan amar al SEÑOR su Dios, y puedan obedecer Su voz, y puedan unirse a El; porque El es su vida

 

Por favor enfóquese en el mensaje de Dios para usted. ¡Amar al Señor es obedecerlo y ser fiel a Sus caminos! ¡Esto es repetido en I Juan 5:3! ¡Sus caminos son vida! ¿Cual dijo Jesús que era el mandamiento más grande? “…‘AMARAN AL SEÑOR SU DIOS CON TODO SU CORAZON, Y CON TODA SU ALMA, Y CON TODA SU MENTE’. ESTE ES EL PRIMERO Y MAS GRADE MANDAMIENTO; Y EL SEGUNDO ES COMO ESTE: ‘AMARAN A SU PROJIMO COMO A USTEDES MISMOS.’ DE ESTOS DOS MANDAMIENTOS PENDE TODA LA LEY Y LOS PROFETAS.” (Mateo 22:37-40).

 

Capitulo 10

Conclusión: ¡Arrepentimiento!

 

Puede parecer difícil hasta el punto de temer, el solo pensamiento de explicar a tantas personas que usted ya no puede participar más de las festividades de la Navidad. “Quizás será más fácil si lo pospongo hasta el próximo año,” puede considerar. Pero Santiago 4:13-17 dice, “Ahora escuchen, aquellos de ustedes que dicen, ‘Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y gastaremos un año, y conduciremos negocios y haremos ganancia.’ ¡Ustedes ni siquiera saben que pasará mañana! ¿Por qué ¿Qué es su vida? Es incluso un vapor que aparece por un poco, y luego desaparece. En vez de esto, deberían decir, ‘Si el Señor quiere, viviremos, y haremos esto o aquello.’ Pero ahora ustedes se jactan en su propia arrogancia.  Tal jactancia es mala. Por tanto, si cualquiera sabe hacer el bien y no lo hace, a él esto le es pecado.’ ” Esta escritura explica el peligro de dilación. Ninguno de nosotros sabe cuanto viviremos. Usted podría morir mañana. Más importante, debemos darnos cuenta de una cosa: ¡el arrepentimiento futuro planeado, es nada menos que rebelión deliberada presente!

 

A tantos como amo, regaño y castigo. Por tanto, sean celosos y arrepiéntanse” (Apocalipsis 3:19). Palabras ásperas por cierto, pero algunas veces la verdad es dolorosa y fea––la verdad, esto es, concerniente a nuestra naturaleza humana. ¡La verdad de Dios es hermosa y trae gran gozo! Como Lucas 15:7 y 10 revelan claramente, hay un tremendo gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, más que el que habría por noventa y nueve que no necesitan arrepentimiento. ¡Sea valiente! ¡El Espíritu de Dios lo fortalecerá en su caminar cristiano! ¡Ore que Dios dirija sus pasos y seguramente será bendecido, en que usted lo conocerá a El!

 

Por esta causa nosotros también, desde el día que escuchamos de esto, no cesamos de orar por ustedes y pedir que puedan ser llenos con el conocimiento de Su voluntad en toda sabiduría y entendimiento espiritual; para que puedan caminar dignamente del Señor, hacia todo lo agradable, siendo fructíferos en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios; siendo fortalecidos con todo poder de acuerdo al poder de Su gloria, hacia toda resistencia y paciencia con gozo; dando gracias al Padre, Quien nos ha hecho calificados para la participación de la herencia de los santos en la luz; Quien nos ha rescatado personalmente del poder de la oscuridad y nos ha transferido al reino del Hijo de Su amor” (Colosenses 1:9-13).

 

Una Lista de Mitos, Fábulas y Mentiras

Perpetuada por la Falsa Historia de la Navidad

 

1. La celebración de la Navidad es Bíblica

2. El lugar del nacimiento de Cristo quizá no era en Belén

3. El número y la ocupación de los “Hombres sabios” que trajeron regalos a Jesús

4. La fecha de nacimiento de Cristo es el 25 de Diciembre

5. El leño de Navidad

6. Las doce noches de la temporada Navideña

7. Besándose debajo del muérdago para la suerte

8. El árbol de Navidad y los ornamentos

9. La Biblia no es la autoridad final con respecto a la voluntad de Dios

10. Fiestas para beber en alguna manera honran el nacimiento de Nuestro Salvador

11. El intercambio de regalos imita los regalos de los Hombres Sabios a Cristo

12. Tres Reyes del Oriente trajeron regalos al niño Jesús

13. Papá Noel y todas las mentiras asociadas con él

* Vive en el Polo Norte

* Los duendes hacen todo su trabajo

* Conoce a todos los niños

* Sabe quien hace mal o bien

* Vuela alrededor del mundo entregando regalos a todos los niños en una noche

* Come bocadillos en cada casa

* Sube y baja por la chimenea

* Renos voladores

* El trineo mágico

14. María, como la madre de Cristo, es digna de adoración

15. María permaneció virgen toda su vida

16. María es perfecta y sin pecado y subió al cielo sin morir

17. Podemos poner a Cristo “de nuevo en la Navidad”

18. Los motivos y los orígenes detrás de la celebración de la Navidad

19. LA MENTIRA MÁS GRANDE DE TODAS:

 

¡LA MENTIRA QUE DICE QUE PODEMOS ADORAR EN CUALQUIER FORMA PAGANA ENGAÑOSA, AUTO JUSTIFICADA, DE AUTOSERVICIO

QUE ESCOJAMOS Y DIOS LA ACEPTARA COMO HONRANDOLO A ÉL!

 

Si usted cree cualquiera de estas mentiras, le sugerimos leer este folleto y leer EL LIBRO, la fuente de la verdad, la Santa Biblia.

 

 

 

Una Nota Importante

    

Unas de las primeras cosas que necesitamos entender acerca de Dios es que Dios no miente––¡NUNCA! Mas aun, "Dios no puede mentir" (Tito 1:2). Las escrituras declaran, "¡Es imposible para Dios mentir!" (Hebreos 6:18). Lo mismo es también cierto de Jesucristo, quien era Dios antes de venir en la carne como el "Hijo de Dios."

  

En la noche de la Pascua antes que El fuera crucificado, ¡Jesucristo enfáticamente enseñó a sus discípulos una verdad profunda! Jesús dijo, "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida…" (Juan 14:6). Jesucristo no solo enseñó la verdad de la Palabra de Dios, sino que Él es "¡LA VERDAD!" Él es la verdad personificada, así como Él es la "Palabra de Dios" personificada. “En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios” (Juan 1:1).

  

 La Palabra de Dios, la cual es verdad, y el evangelio de Jesucristo, Quien es LA VERDAD, no necesitan el apoyo de mitos inventados astutamente, fábulas y mentiras sobre la tal llamada historia de Navidad para expresar la verdad acerca del nacimiento de Jesucristo. ¡El apóstol Juan aun más reforzó el hecho que nosotros estamos para creer y seguir la verdad de Dios y que ni una simple mentira viene de la Verdad de Dios! Juan escribió, “No les escribí porque no conocen la verdad, sino porque la conocen, y entienden que ni una mentira viene de la verdad” (I Juan 2:21, Ibíd.). Siendo esto así, es claramente evidente que la Verdad de Dios nunca puede ser apoyada por mentiras. Mitos, fábulas y mentiras sobre Dios, Cristo y el Cristianismo vienen del padre de las mentiras–– ¡Satanás el diablo! (Juan 8:44). ¿Qué pueden posiblemente añadir las mentiras de la Navidad a nuestro entendimiento y amor de nuestro Dios quién es Verdad? ¿No es suficiente la verdad de Dios para nosotros? ¡Que insulto para Dios!

 

 

Para mayor estudio, sobre este y otros temas concernientes al Cristianismo y la doctrina Bíblica, solicite los siguientes folletos adicionales:

¿Cuando nació Jesucristo?

Las Creencias de la Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica

Atrás
El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Estudios
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2017 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones