| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019
 2020

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 2012
Atrás
Fiesta de Tabernaculos 2012-Dia 5

Día 5—Fiesta de Tabernáculos—2012

No es como comienza, es como termina, Parte II

Fred R. Coulter—Octubre 5, 2012

www.iglesiadedioscristianaybiblica.org

 

 

Saludos a todos, bienvenidos a la Fiesta de Tabernáculos, día #5, 2012. Aquí ya estamos en la segunda mitad. Hemos estado cubriendo algunas cosas concernientes al rey Salomón, en el único tiempo en que los hijos de Israel y el rey llegaron cerca de cumplir el propósito de Dios porque Dios llamó a Israel y les dio Sus leyes y mandamientos.

 

Que tremenda cosa la que fue esa, la forma en que comenzó Salomón. Dios lo amaba. Vimos que él era humilde. Vimos que pidió sabiduría y entendimiento para ser capaz de juzgar a los hijos de Israel. Él fue rey sobre las 12 tribus, el último rey en estar sobre las 12 tribus. Veamos que le pasó a Salomón, porque parte de esto nos da un entendimiento del porque la naturaleza humana, después de un tiempo de tenerlo todo, llega a ser—como dice de los Laodiceanos—tibia, apática, tomando las cosas por derecha, asumiendo cosas. Entonces llega la naturaleza pecaminosa otra vez de orgullo y arrogancia, de tratar de entender su vida sin una relación real con Dios, y tratar de entender cual es el propósito de la vida.

 

Salomón pudo haber entendido muchísimo más de lo que entendió si realmente se hubiera dado a Dios de la forma en que debería haberlo hecho. Cuando llegamos a Eclesiastés 2, lo que vamos a encontrar es esto: Salomón quiso averiguar el propósito de la vida mientras todavía tenía  alguna conexión con Dios pero realmente no buscó a Dios para las respuestas. En su lugar, estuvo buscando a través de la experimentación. La experimentación de los hombres no le trae el entendimiento de Dios.

 

Salomón, como vimos, tuvo más conocimiento que cualquier otro hombre sobre la tierra. Vamos a ver a que llevó eso. Vamos a ver que aunque al final él reconoció los mandamientos de Dios, perdió su relación con Dios por lo que hizo cuando llegó a viejo. Esto no fue algo que le pasó a Salomón de la noche a la mañana.

 

Aquí esta lo que él se esforzó por hacer. Noten cuantas veces él habla acerca de ‘mi’; muy similar a Job, sin embargo Job se arrepintió, pero en ningún lugar encontramos que Salomón lo hiciera.

 

Eclesiastés 2:1: “Dije en mi corazón, “Ven ahora, te probaré con placer para averiguar que es bueno,”  y, he aquí, esto también es vanidad.” Necesitamos entender que en Dios ‘vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser.’ Dios nos hizo incompletos. Dios nos hizo imperfectos; aunque podemos funcionar perfectamente como seres humanos mientras todo este bien en el cuerpo. Pero no tenemos carácter perfecto y no podemos lograr un carácter perfecto sin Dios y Su Espíritu. Esta es toda la lección del libro de Eclesiastés y lo que Salomón hizo. Entonces, él vio que era vanidad.

 

Verso 2: “Dije de la risa, “es locura;” y de la alegría, “¿Qué logra esto?” ” Él quiso saber.

 

Miremos un Proverbio aquí, porque esto es exactamente lo que Salomón estaba haciendo. Salomón debía ser sabio. Él tenía sabiduría, conocimiento, entendimiento, porque Dios se lo dio. Sin embargo, en Eclesiastés 2 y todo el camino a través del libro de Eclesiastés, aunque menciona a Dios y se agarra de Dios, él en realidad estaba dejando a Dios. Estaba tratando de encontrar el propósito de la vida él mismo. Al final, vamos a ver que Salomón terminó siendo, en vez de sabio, un tonto. Exactamente como el sabio en el mundo que se profesa a sí mismo ser sabio, pero es tonto. Eso es lo que le pasó a Salomón porque estaba haciendo esto:

 

Proverbios 18:2: “Un tonto no tiene deleite en el entendimiento, sino solo que su corazón pueda descubrirse a sí mismo.” Así es como Salomón comenzó a perder su entendimiento; aun así, él estaba tratando de encontrar el entendimiento. Pero no estaba buscándolo con Dios, lo estaba buscando con la auto-experimentación—el tonto esta tratando de encontrarse a mismo.

 

Entonces aquí esta lo que él hizo, Eclesiastés 2:3: “Y busqué en mi corazón darme a mi mismo al vino, todavía conduciendo mi corazón con sabiduría; y echar mano de la locura, hasta que pudiera ver lo que era bueno para los hijos de hombres, qué deberían hacer bajo el cielo los pocos días de su vida.” Ese era su propósito. Va a experimentar con todo. ¿No pasa eso con mucha gente en el mundo?

 

Ahora, cuando eso llegue al Milenio y estemos enseñándole a la gente, lo que vamos a entender es que esta no va a ser la forma en que van a aprender de Dios. Nosotros vamos a enseñarles. Eso va a ser algo tremendo.

 

También nosotros necesitaremos aprender, porque cuando seamos seres espirituales e inmortales y seamos llevados al Reino de Dios, vamos a aprender tanto más de Dios, Su camino y Su verdad. Eso va a ser fenomenal. Exactamente como cuando nacemos en la carne y luego aprendemos y crecemos en conocimiento toda nuestra vida, así también cuando nazcamos de espíritu y entremos en el Reino de Dios y estemos completamente compuestos de espíritu, entonces realmente vamos a aprender, porque el conocimiento del Señor va a cubrir la tierra como los mares cubren la tierra.


 

¿Quien va a enseñarle eso a la gente? Nosotros. Esto nos da un buen entendimiento de lo que necesitamos hacer. Un buen entendimiento de porque no va a ser gobernado como Salomón gobernó. El propósito de lo que vamos a hacer es que la gente entre al Reino de Dios.

 

Aquí esta lo que Salomón hizo. Él tenía libre reinado para hacer todo, v 4: “Hice grandes obras por mí mismo; construí casas por mí mismo; planté viñas por mí mismo[note el egocentrismo; no centrado en Dios] …Hice jardines y huertos por mí mismo, y planté árboles en ellos, de toda fruta. Hice piscinas de agua por mí mismo, para irrigar arboledas de árboles creciendo. Compré esclavos y esclavas, y siervos nacieron en mi casa; también tuve grandes posesiones de manadas y rebaños, sobre todos los que fueron antes de en Jerusalén.” (vs 4-7). No carecía de nada, nada que él quisiera hacer o pensar, para experimentar con eso, para averiguar: ¿Por qué estamos aquí? ¿A dónde vamos? ¿Qué es vida?

 

Pero vamos a ver que él nunca lo encontró. Es por eso que en el Milenio vamos a enseñarle a la gente la relación con Dios. Ellos tendrán que tener relaciones con nosotros como sus profesores también. Vamos a enseñarles que aunque ellos tengan todo lo que alguna vez quisieran o desearen durante el Milenio, ‘no lo miren con ojos carnales,’ como lo hizo Salomón.

 

Verso 8, el hombre mas rico del mundo: “También recogí plata y oro para mí mismo,… [noten todo el ‘mi’ o ‘mi mismo’—llevado por la vanidad y la estupidez de su propia vida] …y el tesoro de reyes y de las provincias. Tuve hombres cantantes y mujeres cantantes para mí mismo, incluso los deleites sensuales de los hijos de hombres, y muchas mujeres.” Vamos a ver que esa fue la gran caída de Salomón.

 

Verso 9: “Así fui grande e incrementado más que todos los que fueron antes de en Jerusalén; también mi sabiduría permaneció conmigo. Y cualquier cosa que mis ojos desearon no los guardé de ellas; no retuve mi corazón de placer alguno; porque mi corazón se alegró en todo mi trabajo, y esta fue mi porción de todo mi trabajo.” (vs 9-10).

 

Usted pensaría que después de todo este esfuerzo—es llamado un ‘correr tras el viento’—vejación de espíritu—él habría aprendido la lección para volver a Dios. Al final él menciona que la suma de esto es, ‘temer a Dios y guardar Sus mandamientos.’ Pero él nunca dijo amar a Dios, tener una relación con Dios.

 

Todo viene de Dios. Eso es lo que vamos a estar enseñando durante el Milenio también. Esto es lo que necesitamos aprender durante la Fiesta de Tabernáculos, un tiempo de abundancia, un tiempo de ser capaces de estar juntos, un tiempo de entendimiento espiritual si nos aplicamos nosotros mismos a esto. Y un tiempo cuando nos damos cuenta que somos absolutamente, totalmente, 100% dependientes de Dios el Padre y de Jesucristo.

·             Esa es la clave para el éxito

·             Esa es la clave para la vida eterna

·             Esa es la clave para entender el propósito en la vida.

 

Después que él hizo todo eso, v 11: “Entonces miré todas las obras que mis manos habían hecho, y la labor que había insistido en hacer; y, he aquí, todo es vanidad y un correr tras el viento; y no hay beneficio bajo el sol.” Eso es en la búsqueda física. Todo llega a un final.

 

Él pudo haber tomado el siguiente paso y buscar una relación más grande con Dios. Aprendió todo esto y no alcanzó lo que pensó que haría. No pudo descubrir vida a través de solo hacer estas cosas por sí mismo. Si hizo todo eso por sí mismo, ¿Cuánto excluyó a Dios?

 

Verso 12: “Y me volví para percibir sabiduría, y locura, y necedad; porque ¿que puede el hombre hacer quien viene tras el rey? Únicamente eso que ya ha sido hecho. Entonces vi que la sabiduría excede la locura, tanto como la luz excede la oscuridad.” (vs 12-13). Él aprendió esa lección, ¿pero lo llevó a la conversión? ¿Lo llevó al arrepentimiento? En ningún lado encontramos eso.

 

Verso 14: “Los ojos del hombre sabio están en su cabeza; pero el tonto camina en oscuridad; y yo mismo percibí también que un evento ocurre a todos ellos.” Todos ellos mueren.

 

Ahora vamos a donde comenzamos concerniente a Luz y oscuridad. Recuerden acerca de la Luz y la oscuridad. Lo que vamos a ver en el libro de Eclesiastés es que Salomón comenzó en la luz pero al servirse a sí mismo volvió su espalda a la Luz y se fue por su camino.

 

Juan 3:19: “Y este es el juicio; que la luz ha venido al mundo, pero los hombres amaron la oscuridad en vez de la luz porque sus obras eran malignas.” Lo que vamos a ver es esto: Siempre que alguien vuelve su espalda a Dios y sale por su cuenta, buscando hacer el bien o encontrando el propósito de la vida, esta caminando lejos de Dios.

 

Salomón habló acerca de Luz y oscuridad, pero él no percibió a donde iba. Cuando usted vuelve su espalda a la Luz y mira hacia adelante, la Luz esta todavía brillando allá afuera, pero mientras se aleja de la Luz, ella se atenúa y se atenúa y se atenúa, y muy pronto usted llega a un lugar en el que dejó el crepúsculo de la Luz y entra en la oscuridad. Veremos que eso es lo que Salomón hizo.

 

Verso 20: “Porque todo el que practica maldad odia la luz, y no viene a la luz, para que sus obras no puedan ser expuestas; pero aquel que practica la verdad viene a la luz,… [viene a la luz y la luz es Cristo y la Palabra de Dios es luz] …para que sus obras puedan ser manifestadas, que ellas han sido logradas por el poder de Dios.” ” (vs 20-21).

 

Vemos que Salomón se estaba alejando de la Luz. Vamos a ver que esta inclinación todavía va a estar en la gente a la que le vamos a estar enseñando durante el Milenio. Va a haber gente que querrá hacer lo que hizo Salomón para averiguar. Nosotros estaremos allá para decir, ‘No, este es el camino, camine en el. No se vuelva a la mano derecha o a la mano izquierda.’ Entonces Salomón vio la Luz y la oscuridad, y los tontos caminan en oscuridad y todos mueren.

 

Eclesiastés 2:15: “Entonces dije en mi corazón, “Como le pasa al tonto, también me pasa incluso a ; y ¿Por qué fui entonces mas sabio?”…” ¿Cuál fue la respuesta? Dios se la dio. Entonces, vean que él se estaba alejando de Dios. Podemos aprender esto como una lección en nuestra vida también, mientras crecemos, cambiamos y vencemos. Necesitamos darnos cuenta que la única vez que vamos a realmente haber realizado lo que es necesario es cuando seamos levantados de los muertos y Dios lleve a cabo Su trabajo en nosotros.

 

“…Y dije en mi corazón que esto también es vanidad. Porque no hay memoria para siempre del sabio mas que del necio, ya que lo que es ahora será todo olvidado en los días por venir. Y ¿cómo muere el sabio? ¡Incluso como el tonto!” (vs 15-16). Su aliento se va, POOF. Y él se fue.

 

Noten lo que pasa cuando usted esta allá afuera y esta esforzándose por tratar de encontrar el propósito en la vida sin Dios, v 17: “Por tanto odié la vida; porque el trabajo que es hecho bajo el sol es doloroso para ; porque todo es vanidad y un correr tras el viento.” Agarre el viento; ¿puede agarrarlo? Corra para escapar del viento, ¿puede dejarlo atrás? Corra en el viento, ¿puede recogerlo? No. “…un correr tras el viento.

 

Verso 18: “Sí, odié todo mi trabajo el cual había hecho bajo el sol, porque debo dejarlo al hombre que estará después de . Y ¿quien sabe si él será sabio o tonto?... [al final salió que su hijo Roboam resultó ser un tonto. También lo fue Salomón en su vejez.] …Aun así él tendrá gobierno sobre todo mi trabajo en el cual he trabajado, y me he mostrado sabio bajo el sol. Esto también es vanidad.” (vs 18-19).

 

¿Por qué él no le enseñó a su hijo Roboam? Piense lo que habría sido si él hubiera continuado incluyendo a Dios en todo. No hubo nada que Salomón recibiera que no lo obtuviera de Dios. No hubo nada que él pudiera hacer que fuera aparte de Dios. Es por eso que este libro esta aquí. Es por eso que es necesario para nosotros entender.

 

De hecho, incluso los judíos, cuando ellos daban la lectura para los días de Fiesta, el libro de Eclesiastés debía ser leído durante la Fiesta de Tabernáculos, porque cuando la gente tenía la llenura de todas las cosas físicas, necesitaban saber que eso no era el fin, sino solo parte de la vida; que todo viene de Dios.

 

Verso 21: “Porque hay un hombre cuyo trabajo esta en sabiduría, y en conocimiento, y con destreza; aun a un hombre que no ha trabajado en ello, él lo dejará por su porción. Esto también es vanidad y un gran mal.

 

Incluso los faraones quisieron llevárselo con ellos, pero no pudieron hacerlo. Incluso construir las pirámides y construir grandes tumbas; es como cuando un hombre rico muere, alguien susurra en la multitud: ‘¿Cuánto dejó?’ Y alguien susurra de regreso: ‘Todo.’ Esto estaba pasándole a Salomón. Él tenía todo eso y se estaba preguntando que iba a pasar.

 

Verso 22: “Porque ¿que tiene el hombre de todo su trabajo, y del esfuerzo de su corazón, en el cual ha trabajado bajo el sol? Porque todos sus días son dolores, y su trabajo vejación; sí, entonces su corazón no tiene descanso en la noche. Esto es también vanidad.” (vs 22-23). Él esta diciendo que si usted tiene una buena vida con todo, si tiene una mala vida con muchos dolores y miseria, todo es vanidad porque solo eso que es eterno no es vanidad. Piense en eso.

 

Verso 24: “¿No hay nada mejor para un hombre que comer y beber y hacer a su alma ver lo bueno en su trabajo? Esto también vi, que esto era de la mano de Dios. Porque ¿quien puede comer, o quien puede disfrutarlo, mas que yo? Porque Dios da sabiduría, y conocimiento, y gozo al hombre que es bueno a Su vista. Pero al pecador Él da trabajo, para reunir y cosechar, para que pueda darle a quien es bueno delante de Dios. Esto también es vanidad y un correr tras el viento.” (vs 24-26).

 

Entonces Salomón estaba realmente perplejo, y aquí esta la lección que vamos a aprender de esto: Usted nunca puede descubrir el propósito de la vida por experimentar en cosas físicas. Usted puede aprender cosas, puede tener alguna sabiduría y conocimiento, puede tener algunas destrezas y habilidades. Pero no sabe porque esta aquí. No sabe porque nació. No sabe lo que esta haciendo Dios.

 

Incluso a pesar de eso, Salomón llegó a ser un gran filósofo. Dio muchos proverbios, pero al final fue contra todo lo que sabía y había enseñando. De la misma forma, el conocimiento espiritual no se queda en la mente física. Usted tiene que renovarla día tras día y es por eso que tenemos el Sábado y los Días Santos también.

 

Él continua reflexionando, Eclesiastés 3:1: “Para todo hay una temporada, y un tiempo para cada propósito bajo los cielos: un tiempo para nacer, y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para arrancar lo que es plantado; un tiempo para matar, y un tiempo para sanar; un tiempo para derribar, y un tiempo para construir; un tiempo para llorar, y un tiempo para reír; un tiempo para lamentar, y un tiempo para bailar;” (vs 1-4). Todos esos.

 

Él esta llegando a un punto, y lo que va a hacer es mostrar que Dios pone en el hombre el tener la habilidad de pensar mas allá de si mismo. Aun así, se esforzaba por encontrar el propósito de la vida haciendo cosas físicas que Dios ha dado sin realmente entender que vienen de Dios. Usted puede darle crédito a Dios, como Salomón había hecho, pero estar completamente dedicado a Dios en una relación espiritual, Salomón nunca lo logró.

 

Verso 5: “Un tiempo para tirar piedras lejos, y un tiempo para reunir piedras; un tiempo para abrazar, y un tiempo para refrenarse de abrazar; un tiempo para ganar, y un tiempo para perder; un tiempo para guardar, y un tiempo para botar; un tiempo para rasgar, y un tiempo para coser; un tiempo para guardar silencio, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo de guerra, y un tiempo de paz.” (vs 5-8). Entonces él examinó todas esas cosas, mirando toda actividad humana, y como rey conociendo mucha gente, viendo muchas actividades, viendo el trabajo que la gente hacía, tenía  una perspectiva única, y aun así, estaba perdiendo la devoción a Dios.

 

Verso 9: “¿Qué beneficio tiene el que trabaja en eso en lo que trabaja? He visto el duro trabajo el cual Dios ha dado a los hijos de hombres para ser ejercitados por el.” (vs 9-10). Él tuvo todo, pero nunca aprendió.

 

Verso 11: “Él ha hecho todas las cosas hermosas en su tiempo; Él también ha colocado eternidad en su corazón,…” Eso es interesante. Eso significa que Dios le ha dado al hombre la habilidad de pensar mas allá de sí mismo, hacia adelante al futuro; pensar en el pasado, mas allá de su tiempo lo cual ninguna otra criatura de Dios sobre la tierra puede hacer.

 

Es por eso que el hombre sin Dios nunca entenderá el propósito eterno de Dios. Dios les dio el anhelo por la eternidad en su corazón. Él les dio el deseo, y todo el mundo quiere vivir para siempre. Todo ser humano, independientemente de que religión haya, cree en algún tipo de vida después de la muerte. Eso es por el v 11. Pero a menos que usted se vuelva a Dios, no va a encontrar la verdad. Ningún hombre puede averiguar el trabajo que Dios hace desde el comienzo hasta el final. Él estaba en una adivinanza tremenda aquí, tratando de entender lo que estaba haciendo. Todavía entendía algunas cosas de Dios, exactamente como la gente en el mundo hoy. Hay mucha gente que entiende algunas cosas acerca de Dios, pero ellos tienen que rendirse a Dios para que Él pueda otorgarles el entendimiento de Su plan y propósito para el hombre.

 

Aquí esta la inutilidad de tratar de encontrar el propósito del hombre y la creación de Dios solo experimentando por su cuenta, v 14: “ que cualquier cosa que Dios hace, será para siempre; nada puede ser añadido a ello, ni nada quitado de ello;… [recuerden eso] …y Dios lo hace para que los hombres teman delante de Él.” Luego hace una declaración otra vez, porque esto es realmente importante de entender. A toda generación le gusta pensar que ‘sabemos más que nuestros antepasados.’ Y eso tan solo no es así.

 

Verso 15: “Eso que ha sido es ahora; y eso que debe ser ya ha sido; y Dios requiere una cuenta de eso que es pasado.”  Él esta todavía adhiriéndose a algún conocimiento de Dios.

 

Verso 16: “Y nuevamente vi bajo el sol el lugar de juicio, que la maldad estaba allí; y en el lugar de justicia, que la maldad estaba allí.” Él nunca entendió acerca de la ley de pecado y muerte que tenemos dentro. Es por eso que en estos lugares de juicio y justicia, todavía hay maldad que pasa. El hombre peca. Hacen exactamente como Salomón. Llegan a ser complacientes en lo que tienen, y están buscando una gratificación y satisfacción mas grande, y luego terminan pecando y entrando en la perversidad. Mucha gente va justo a lo oculto y la brujería. Esa es toda la base del movimiento transhumanista:

·             Llegar a ser como Dios

·             Querer ser inmortal por medios humanos

¿Y como puede un ser humano mortal hacerse a sí mismo inmortal? No puede.

 

Es como pedirle que encienda un fuego tirando agua en el. No pasará naturalmente. La única vez que eso pasó fue cuando Dios respondió la oración de Elías quien retó a los profetas de Baal y que se encuentra en el libro de Reyes.

 

Verso 17: “Dije en mi corazón, “Dios juzgará al justo y al impío; porque hay un tiempo allí para todo propósito y para toda obra.” ”  Si, ciertamente. Y el tiempo para cada propósito en nosotros ahora es:

·         Conversión

·         Verdad

·         Entendimiento

·         El Espíritu de Dios

·         Humildad

·         Amando a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y ser.

 

Salomón continuó su reflexión y entendió alguna verdad; lo obvio que usted puede observar, v 18: “Dije en mi corazón, “Concerniente al asunto de los hijos de los hombres, pueda Dios revelarles, que ellos puedan ver, que ellos mismos no son mas que bestias.” ” Eso no puede pasar sin el Espíritu de Dios.

 

Es una lastima, noten cuan cerca llegó Salomón de muchas cosas; aun así, cuan lejos de ellas estuvo realmente. Aquí esta lo que él concluye otra vez. No se cuan viejo era cuando escribió esto, pero estuvo reflexionando hacia el fin de su vida. Veremos que sus grandes experimentos realmente lo metieron en problemas con Dios. De la misma manera, incluso durante el Milenio, habrá gente que dará su espalda a Dios por escogencia—tan duro como pueda eso parecer.

 

Él mira a su alrededor y ve todo esto, v 19: “Porque lo que le pasa a los hijos de los hombres también le pasa a las bestias—incluso una cosa le pasa a ellos. Como muere uno, así muere el otro; sí, todos ellos tienen un aliento; para que un hombre no tenga ventaja… [físicamente] …sobre una bestia; porque todo es vanidad… [la razón por la que no es, es porque necesita a Dios.] Todos van a un lugar; todos son del polvo, y todos vuelven al polvo otra vez.” (vs 19-20).

 

Luego habla acerca del espíritu del hombre y el espíritu de las bestias, v 21: “¿Quién sabe si el espíritu del hombre va arriba, y el espíritu de la bestia va abajo a la tierra?” Él pudo haberlo sabido si lo hubiera consultado con Dios. Pudo haberlo sabido si hubiera permanecido fiel.

 

Un libro bastante fantástico, ¿o no? Eso es lo que todo intelectual en el mundo necesita leer—toda la elite, todos los científicos, todos los profesores, todos aquellos que son los ‘sabios’ del mundo—necesitan leer esto, y necesitan entender que lo que esta perdido en sus vidas es Dios. Aquí vemos a Salomón alejándose de Dios. Ustedes pueden leer los capítulos 4 y 5, hay otras cosas buenas allá para aprender.

 

Eclesiastés 6:1: “Hay un mal el cual he visto bajo el sol, y se encuentra abundante sobre los hombres: Un hombre a quien Dios le ha dado riquezas, abundancia, y honor, para que no le falte nada de todo lo que desea para su vida, aun así Dios no le da poder para comer de ella, sino un extraño la come… [eso pasa por el pecado] …Esto es vanidad, y es una enfermedad maligna. Si un hombre engendra cien hijos, y vive muchos años, para que los días de sus años sean muchos, pero su vida no esta llena con bien, y además no tiene entierro; yo digo, un aborto es mejor que él. Porque él entra con vanidad y sale en oscuridad, y su nombre será cubierto con oscuridad.” (vs 1-4). ¿Qué bien va a hacer?

 

Verso 5: “Mas aun él no ha visto el sol, ni sabe nada. Éste tuvo más descanso que el otro.” Piensen en esto: todo el mundo quiere continuar viviendo una vida mas larga¿no es eso cierto? ¿Qué dijo Dios que sería el máximo número de días del hombre? 120 años (Génesis 6). Desde el tiempo después del Diluvio, usted mira las cronologías y las edades fueron bajando, bajando, bajando gradualmente.

 

La razón por la que bajaron gradualmente fue para que hubiera reproducción de la gente para llenar la tierra. Cuando llegamos a David, el padre de Salomón, él fue llamado ‘viejo y golpeado en años’ a los 70. Dice en uno de los Salmos que sus días son ‘Tres veintenas y diez’—eso son 70. Si por razón de fuerza tienen cuatro veintenas—80 años, ¿cuanta gente alcanza los 120? No muchos. Ese es el máximo que Dios ha dado.

 

Él reflexiona aquí, v 6: “Sí, aunque viva mil años dos veces,… [es decir 2.000 años] …aun así no ha disfrutado el bien. ¿No va todo a un lugar? Todo el trabajo del hombre es para su boca, y aun así el apetito no es llenado.” (vs 6-7). ¿No es eso cierto? Tiene que comer todos los días, ¿cierto?

 

A menudo me pregunto como sería si pudiera dar una foto visual en esta forma: Aquí hay un niño pequeño, mostrando cuando una persona nace. Aquí hay un hombre o mujer vieja mostrando que ellos han vivido su vida. En medio, si pudiera tener un tren con muchos vagones, y en ellos tiene toda la comida que comerían, todas las bebidas que beberían, luego tuviera a un lado toda la basura que producirían también. Me pregunto cuan largo sería el tren. Esa sería una buena descripción.

 

Todo lo que una persona hace es para que su boca coma y pueda vivir otro día, “…y aun así el apetito no es llenado.” Porque todo es procesado y digerido y tiene hambre para la siguiente comida, 6 u 8 horas mas tarde. Se va a la cama en la noche, se levanta y desayuna—ese es su romper el ayuno del sueño.

 

Eclesiastés 7:11: “La sabiduría es buena con una herencia; sí, una ganancia para aquellos que ven el sol. Porque la sabiduría es una defensa, incluso como el dinero es una defensa; pero la excelencia del conocimiento es esa sabiduría la cual preserva la vida de aquellos que la tienen.” (vs 11-12). En otras palabras, extiende su vida.

 

Luego reflexiona sobre Dios otra vez. Esto es una cosa tremenda. Vemos un proceso teniendo lugar aquí, v 13: “Considere el trabajo de Dios; porque ¿quien puede enderezar lo que Él ha hecho torcido?” Usted no puede.

 

Verso 15: “Todo he visto en los días de mi vanidad; hay un hombre justo que muere en su justicia, y hay uno malvado que prolonga su vida en su maldad. No seas demasiado justo, ni te hagas demasiado sabio a ti mismo; ¿Por qué deberías destruirte a ti mismo?” (vs 15-16). Es asombroso cuanta verdad fue realmente capaz de registrar, percibir y escribir Salomón. Pero para mostrar eso incluso con todo esto, todo era vanidad y un correr tras el viento.

 

Verso 23: “Todo esto he probado por sabiduría; yo dije, “Seré sabio;” pero estaba lejos de mí. Eso que esta lejos y excesivamente profundo, ¿quién puede descubrirlo? Coloqué mi corazón para saber, e indagar, y buscar sabiduría, y la razón de las cosas, y para saber la maldad del loco, incluso la tontería y locura;” (vs 23-25). Y él todavía no lo entendía.

 

Verso 26: “Y lo que encuentro más amargo que la muerte es la mujer cuyo corazón es trampa y red, y sus manos son como cadenas. Quien agrade a Dios escapará de ella, pero el pecador será tomado por ella. “He aquí, esto he encontrado,” dice el Predicador, “cuento uno por uno, para averiguar la suma, la cual mi alma todavía buscaba, pero no encuentro; un hombre entre mil he encontrado, pero una mujer entre todas estas no he encontrado.” (vs 26-28).

 

¿No es algo tremendo? Él dijo que no encontró ninguna entre las mujeres, y supongo que sabía algo acerca de eso. Pero eso fue antes de darse el Espíritu Santo como lo tenemos hoy. Eso es algo tremendo. Un libro realmente tremendo.

 

(vaya a la siguiente pista)

 

Aprendamos la lección aquí, hermanos. No solo es por las cosas que vamos a enseñarle a la gente en el Milenio, sino que estas son lecciones para nosotros. Jesús dijo, ‘El que permanezca hasta el fin, ese será salvo.’ Eso aplica a nosotros.

 

Hemos estado viviendo en una era donde tenemos todo: comodidades modernas, interruptores de luz, carros, electricidad, neveras, congeladores, comida traída de todo el mundo a los supermercados. Tenemos tantas cosas disponibles: televisión, internet, computadores, teléfonos celulares, lo que sea; cosas grandes y fantásticas que se nos han dado. Aun así, porque no han sido adquiridos con la bendición de Dios, sino adquiridos con las ideas de los hombres y la deuda y el crédito que el hombre ha hecho, estamos a punto de perderlo todo.

 

Necesitamos entender que la cosa más importante en nuestras vidas—individualmente y colectivamente—es

·             Nuestra relación con Dios

·             El Espíritu de Dios

·             El amor de Dios

·             La bondad de Dios

·             Guardar los mandamientos de Dios

·             Aprender, crecer y vencer.

 

De este libro de Eclesiastés podemos aprender muchas cosas. Veamos lo que Salomón estaba haciendo. Recojamos pistas acerca de como estaba dejando a Dios, pero regresaba un poquito, listo a dejar a Dios, pero regresaba un poquito. Luego veremos que pasó, porque su relación con Dios no fue fuerte. Pudo haberlo sido. Pudo haber sido una de las más fuertes en la historia de Israel y Judá, pero terminó no de la forma que él quería. Él fue la victima de sus propias palabras, la victima de sus propios juicios que aprendió de Dios.

 

Eclesiastés 9:1: “Porque todo esto tomé al corazón, incluso para dejar todo esto claro, que el justo y el sabio y sus obras están en la mano de Dios. Ningún hombre sabe el amor o el odio por todo lo que está delante de ellos. Todas las cosas llegan del mismo modo para todos; hay un evento que le pasa al recto y al impío; al bueno y al limpio, y al impuro; a quien sacrifica, y a quien no sacrifica. Como es al bueno, así es al pecador. El que jura es como el que teme un juramento.” (vs 1-2).

 

La vida le pasa a todos. Él dice en otro lugar, ‘hay un tiempo y una oportunidad’ que le pasa a todos. Es por eso que podemos entender porque pasan cosas supuestamente malas a la gente supuestamente buena. Pero todo esto es para que podamos aprender la sabiduría de Dios.

 

Verso 3: “Este es un mal entre todas las cosas que son hechas bajo el sol, que hay un evento que pasa a todos. Sí, también el corazón de los hijos de hombres esta lleno de mal,… [si, él tuvo eso correcto, exactamente como dijo Jesús, ‘Del corazón, desde adentro, salen malos pensamientos, asesinatos, adulterios y fornicaciones…’] …y locura hay en sus corazones mientras viven, y después de eso van a los muertos.” ¿Qué pasa cuando usted esta muerto?

 

Verso 4: “Para quien esta entre los vivos, hay esperanza; porque un perro vivo es mejor que un león muerto. Porque los vivos saben que morirán; pero los muertos no saben nada, ni tienen mas una recompensa; porque su memoria es olvidada. También su amor, y su odio, y su envidia, murieron hace rato; ni tampoco tienen mas una porción para siempre en todo lo que es hecho bajo el sol.” (vs 4-6).

 

El libro de Hebreos nos dice que ‘es dado a los hombres morir una vez y después el juicio.’ Salomón cubrió muchas cosas, fue por muchas cosas. Aquí esta otra cosa que él aprendió. Muy importante para nosotros entender, especialmente mientras miramos y vemos gente en el mundo.

 

Verso 10: “Cualquier cosa que tu mano encuentre hacer, hazla con todo tu poder; porque no hay trabajo, ni plan, ni conocimiento, ni sabiduría, en la tumba a donde vas.” Podemos añadirle a eso: Hágalo con todo su poder, hágalo bien, hágalo lo mejor que pueda, y nunca esté satisfecho con el nivel que sea capaz de lograr. Continuamente hacia adelante.

 

Verso 11: “Regresé y vi bajo el sol que la carrera no es para el rápido, ni la batalla para el fuerte, ni tampoco el favor para hombres de destreza; sino el tiempo y la oportunidad les pasa a todos ellos.” Cuando eso pasa, ¿qué hacemos? Tenemos que hacer lo mejor que podamos. También vamos a enseñarle a la gente esto en el Milenio.

 

Va a ser interesante ver en ese tiempo, como resultan las cosas. Vamos a tener mentes espirituales, cuerpos inmortales; vamos a tener mucho discernimiento. Vamos a ser capaces de ayudar a responder sus oraciones a Dios, incluso mientras estén orando. Eso va a ser una cosa tremenda, ¿o no?

 

Verso 18: “La sabiduría es mejor que armas de guerra; pero un pecador destruye mucho bien.” ” Esa es una declaración tremenda. ¿Quién es el pecador jefe en el universo? Satanás el diablo. ¿Destruyó él mucho bien? Si. ¿Se va Dios a deshacer de él? Si. Es por eso que durante el Milenio no va a estar por ahí. Pero todo el mundo va a tener que aprender las lecciones de la vida, y ellos tendrán más hechos, más ventaja, más entendimiento de lo que nos podemos imaginar hoy.

 

Es por eso que aquellos que son llamados ahora y tienen el Espíritu de Dios ahora, y están creciendo, cambiando y venciendo pertenecerán a una resurrección superior, la primera resurrección. Siempre tenga eso en mente. Esto es también para los jóvenes, para que oigan, para que presten atención.  Pero todo esto de experimentar en la vida para tratar de averiguar cosas puede llevar a desastre. También entendamos justo aquí:

 

Eclesiastés 11:9: “Alégrate en tu juventud, Oh hombre joven; y deja que tu corazón te anime en los días de tu juventud, y camina en los caminos de tu corazón, y a la vista de tus ojos; pero sabe que por todas estas cosas Dios te traerá a juicio. Por tanto remueve la vejación de tu corazón, y repudia el mal de tu carne; porque la juventud y el vigor son vanidad.” (vs 9-10). Y entre mas viejo sea mas entiende eso. Demasiado pronto envejece, demasiado tarde se es inteligente. Esa es una forma de ponerlo.

 

Luego él dice que la vida esta diseñada para envejecer y gastarse y llegar a un fin. Aquí hay un buen consejo que Salomón dio. Si él hubiera recordado eso en su vejez, me pregunto cuan diferente hubieran sido las cosas.

 

Eclesiastés 12:1: “Recuerda ahora a tu Creador en los días de tu juventud, antes que los días malos vengan, y los años de vejez se acerquen, cuando dirás, “No tengo placer en ellos.” ” Cuando envejecemos tenemos achaques, dolores, debilidades, todo se desgasta y finalmente rendimos el espíritu.

 

Verso 2: “Cuando el sol, o la luz, o la luna, o las estrellas, sean oscurecidos,… [su visión falla; hoy tenemos gafas, pero eso no quita la falla de la visión, es solo una ayuda para vencerla temporalmente] …o las nubes regresen tras la lluvia, en el día cuando los guardadores de la casa tiemblen, y los hombres fuertes sean encorvados,…” (vs 2-3). Cuando envejecemos y nos encorvamos, cuando todo esta desgastándose y nos dirigimos al tiempo del ultimo aliento, entonces Salomón esta diciendo, ‘Haz lo que necesitas hacer y hazlo bien antes que envejezcas y todo se desmorone—porque Dios va a llamarte a juicio.’

 

“…y los molinos cesen porque son pocos,… [pierda sus dientes; si, tenemos dientes postizos hoy] …y los ojos de aquellos que miran por  las ventanas oscurezcan, y las puertas sean cerradas en las calles,… [no van a salir] …cuando el sonido de la molienda sea bajo, y tú seas levantado a la voz de un pájaro, y todas las hijas de música sean humilladas; también cuando ellos estén asustados de las alturas, y terrores junto al camino,…” (vs 3-5). Eso pasa; entre mas viejo es, mas tiene miedo de las alturas y terrores y cosas como esas.

 

“…y el árbol de almendro florezca, y el saltamontes sea una carga, y falte deseo;… [deseo de amor físico] …porque el hombre va a su casa larga,… [muere] …y los lamentadores andan por las calles.” (v 5). Antes que estas cosas vengan sobre usted, piense en eso mientras esta joven y cambie su vida ahora.

 

Antes que la cuerda de plata sea desatada,… [la muerte] …o el tazón de oro sea roto,… [la muerte] …o la jarra sea rota en la fuente, o la rueda rota en la cisterna; y el polvo regrese a la tierra como estaba, y el espíritu regrese a Dios Quien lo dio.” (vs 6-7). Piensen en su vida. Muchos de nosotros, cuando éramos jóvenes, nunca pensamos que envejeceríamos. Aquí estamos viejos y envejeciendo mas.

 

Todo el que es joven allá afuera, todos ustedes niños miran a la gente vieja y nunca piensan en su propia mente, ‘Uno de estos días voy a ser como ellos.’ Nunca piensan en su mente, ‘Un día toda esta gente vieja fue bebé, luego niños, adolescentes y adultos jóvenes.’ Uy, ¡como vuela el tiempo! La próxima cosa que usted sabe es que tiene 40 o mas y luego 50, 60, 70. Dios no quiere que desperdiciemos la vida en ‘vanidad y un correr tras el viento.’

 

Salomón dijo, ‘arregle su vida, arregle su camino antes que envejezca, porque va a llegar.’

 

Él concluye diciendo, v 8: “ “Vanidad de vanidades,” dice el Predicador; “todo es vanidad.” ” Él quiso averiguar todas las cosas por experimentación y llegó a la conclusión del asunto. Puede aprender, estudiar, tener libros, hacer esto, hacer lo otro, pero en el análisis final, este es el comienzo de lo que necesita hacer, y necesita seguir espiritualmente con el Nuevo Testamento.

 

Verso 13: “Escuchemos la conclusión de todo el asunto: Teman a Dios, y guarden Sus mandamientos. Porque esto es el hombre entero. Porque Dios traerá toda obra a juicio, concerniente a toda cosa secreta, si es buena, o si es mala.” (vs 13-14).

 

Ahora veamos que Salomón nunca siguió su propio consejo. ¿Por qué no lo hizo? ¿Qué fue lo que le faltó? Si, él menciona a Dios—cierto. Si, él sabía cosas acerca de Dios—cierto. ¿Pero que fue lo que le faltó? Veamos que le faltó. Veamos el único mandamiento que Dios dio para los reyes. ¿Qué fue lo que Él dijo que ellos deberían hacer para ser fieles y no exaltarse sobre la gente que estaba sirviendo?

 

Deuteronomio 17:14—este es un pasaje tremendo: “Cuando vengan a la tierra la cual el SEÑOR su Dios les da, y la posean y vivan en ella y digan, ‘Colocaré un rey sobre mí, como todas las naciones que están alrededor mío,’… [lo cual hicieron] …Ciertamente colocarán un rey sobre ustedes, a quien el SEÑOR su Dios escogerá… [no sus propias escogencias] …Colocarán un rey sobre ustedes de entre sus hermanos. No pueden colocar un extraño sobre ustedes quien no es su hermano.” (vs 14-15).

 

Él dio instrucciones de cómo el rey necesitaba guiar su vida. Miren los parámetros que le fueron dados para hacer. Dios le dio a Salomón sabiduría, riqueza, honor más que a cualquier rey, porque comenzó bien y pidió juicio y entendimiento. Pero no esta registrado que hubiera hecho esto:

 

Verso 16: “Únicamente él no multiplicará caballos para sí mismo,… [lo cual hizo] …ni hará a la gente regresar a Egipto,… [lo cual hizo, incluso se casó con la hija del faraón] …para multiplicar caballos porque el SEÑOR les ha dicho, ‘No regresarán por ese camino otra vez.’ Ni multiplicará esposas para sí mismo,… [lo cual hizo]para que su corazón no se aparte. Ni multiplicará grandemente plata y oro para sí mismo… [lo cual hizo]” (vs 16-17).

 

Aunque tuvo todas estas cosas, él debió haber entendido que si hubiera hecho lo que Dios dice hacer aquí, esas cosas no hubieran tenido lugar. Hubiera amado a Dios de regreso por el amor que Dios tenía por él. Hubiera temido a Dios y lo hubiera seguido en vez de tratar de encontrar el camino de la vida sin Dios, aunque mencionaba a Dios mientras pasaba por su experimentación.

 

Aquí esta lo que Dios le ordenó hacer. Esto es todo lo que nosotros necesitamos hacer en preparación para ser reyes y sacerdotes. Eso es lo que todo ministro necesita hacer mientras está sirviendo y alimentando el rebaño de Dios, así como también leyendo y estudiando y sabiendo 1era y 2da de Timoteo, Tito y las Epístolas Generales—especialmente lo que Pedro le dijo a los ancianos.

 

Verso 18: “Y será, cuando se siente en el trono de su reino, escribirá para sí mismo una copia de ésta ley en un libro de ese el cual está en la custodia de los sacerdotes los Levitas.” Él debía ir al templo y allá tendría un cuarto donde el rey podía ir y sentarse y hacerse a sí mismo una copia escrita a mano de la Ley de Dios—Génesis a Deuteronomio. ¿Porque?

 

Verso 19: “Y estará con él, y la leerá todos los días de su vida,…

·             ¿Por qué debía hacerlo todos los días de su vida?

·             ¿Cuántas veces nos ha oído decir: ‘ore y estudie; ore, estudie y ayune’?

 

Ustedes lo han oído. Esas son las claves para la relación—¿cierto? Si. Pero note porque él debía leerla todos los días de su vida. Hay algo que tiene que pasar continuamente. No es solo aprender una vez y ya lo sabe y se acabó.

 

“…para que pueda aprender a temer al SEÑOR su Dios,…” (v 19)—día a día, semana a semana, mes a mes, año a año. ¿Cuántos de los reyes de Judá e Israel hicieron eso? Virtualmente ninguno.

 

“…para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para hacerlos.” (v 19).

 

Salomón estuvo al borde de realmente aprender el propósito de Dios. Pero cuando se dispuso a hacerlo por sí mismo, olvidó todo lo que era, todo lo que sería. Todo era dependiente de Dios. Si, él tuvo que esforzarse, eso es verdad. Pero hacer las cosas con solo dar servicio de labios a Dios no funciona. Dios quiere que usted lo ame con todo su corazón, mente, alma y ser. Eso es lo que necesitamos aprender, emparejado con la oración y el estudio lo cual es el pegante que mantiene nuestra relación con Dios. Eso es Su Espíritu.

 

Noten que mas haría eso, v 20: “…Para que su corazón no pueda ser elevado sobre sus hermanos,…” Permanecería humilde. La humildad no es algo que usted diga, ‘Voy a ser humilde.’ No. La humildad es una parte viva de su ser cuando entiende a Dios y Su amor, y entiende a los hermanos y entiende lo que hacen. Es parte de cómo es usted. No es algo que usted se ponga. No es algo que usted diga, ‘Bueno, cuando este cerca a la gente soy humilde; asumo una posición humilde.’ No.

·             La humildad viene de no exaltarse a sí mismo

·             La humildad viene de amar a su prójimo y amar a sus hermanos e incluso amar a su prójimo como a sí mismo, como dijo Jesús.

 

“…y que no se desvíe del mandamiento, a la derecha o a la izquierda, a fin de que pueda prolongar sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel.” ” (v 20). Eso fue lo que le faltó a Salomón.

 

Ahora, para que nosotros no caigamos en la misma trampa, necesitamos seguir lo que esta ahí. Es por eso que estudiamos y oramos, estudiamos y oramos, vivimos por cada Palabra de Dios.

 

Veamos, incluso aunque Salomón escribió 3.000 proverbios, compuso 1.005 cantos, escribió el libro de Eclesiastés, fue el hombre mas sabio que alguna vez haya caminado sobre la tierra, pero por no seguir las instrucciones de Dios, Él tuvo que quitarle el reino. Cuando usted lee la genealogía en el libro de Lucas, fue del hijo de David llamado Natán quien su semilla llegó a ser Cristo; no de Salomón. Así de grande fue su pecado. Veremos que él hizo todo lo que Dios dijo no hacer.

 

Recuerden, en el libro de Eclesiastés dice, ‘Cuando el pecador se vuelve de su pecado, todos sus pecados que ha hecho no serán mencionados. Pero si el justo se vuelve de su justicia para pecar, toda la justicia que haya hecho no será mencionada.’ La Biblia no nos dice la disposición final de Salomón; no muestra que se haya arrepentido, entonces quedamos como colgando del aire concerniente al juicio de Dios sobre Salomón. Eso está en las manos de Dios. Él sabe.

 

Pero noten como él hizo muchas cosas contrarias a lo que Dios dijo hacer. Eso tiene que ser porque no cumplió los requerimientos para los reyes, como lo encontramos en Deuteronomio 17.

 

I Reyes 11:1: “Y el rey Salomón amó muchas mujeres extranjeras, incluso la hija de Faraón, Moabitas, Amonitas, Edomitas, Sidonias, Hititas; de las naciones las cuales el SEÑOR había dicho a los hijos de Israel, “No entrarán a ellas, y ellas no entrarán a ustedes; ciertamente ellas apartarán su corazón tras sus dioses.” Pero Salomón se aferró a esas en amor.” (vs 1-2)—en vez de seguir la Palabra de Dios; en vez de leer y estudiar la Palabra de Dios todos los días para no elevarse.

 

Noten cuan mal llegó, v 3: “Y él tuvo setecientas esposas, princesas, y trescientas concubinas. Y sus esposas apartaron su corazón,” ¿No fue eso lo que Dios dijo no hacer? (Deuteronomio 17) Porque sus esposas volverían su corazón de Dios. Noten cuan lejos llegó:

 

Verso 4: “Porque sucedió que cuando Salomón era viejo, sus esposas apartaron su corazón tras otros dioses. Y su corazón no fue perfecto con el SEÑOR su Dios como fue el corazón de David su padre, porque Salomón fue tras Astoret, la diosa de los sidonios, y tras Milcom, la abominación de los Amonitas; y Salomón hizo lo malo a la vista del SEÑOR y no fue completamente tras el SEÑOR como su padre David.” (vs 4-6).

 

Ahora, por si eso fuera poco, miren que más hizo. Ya que él era el constructor maestro del templo, construyó el Templo de Dios. Entendamos algo aquí muy importante. Cada vez que un hombre trata de construir un edificio para Dios, o un templo para Dios, se mete en problemas. Nosotros incluso tuvimos un líder de iglesia exaltado que hizo eso. ¿Qué le pasó a él? Lo mismo que le pasó a Salomón.

 

Verso 7: “Luego Salomón construyó un lugar alto para Quemos, la abominación de Moab, en la colina la cual esta delante de Jerusalén, y para Moloc, la abominación de los hijos de Amón.” Y luego, los hijos de Israel sacrificaban sus hijos a Moloc; los quemaban en el fuego.

 

Piensen en lo que le pasó a la población de los hijos de Israel cuando ellos vieron que el rey iba contra los mandamientos de Dios. Cayeron en pecado y dijeron, ‘Bueno, si él lo hace yo puedo hacerlo también.’ Y miren lo que pasó. Todo lo que usted tiene que hacer es mirar a los gobiernos de hoy—cualquier gobierno en el mundo—y puede ver que cuando ellos hacen mal, la gente hace mal. Eso es lo que pasó aquí.

 

No solamente él hizo eso para el dios Moabita y el dios Amonita, v 8: “Y de la misma manera hizo para todas sus esposas extranjeras, y quemó incienso y sacrificó a sus dioses.” ¡Piensen en eso. Dios, Quien se le apareció en sueños 2 veces y lo amaba y lo había bendecido, ¡miren lo que hizo!

 

Verso 9: “Y el SEÑOR estaba furioso con Salomón porque su corazón fue vuelto del SEÑOR Dios de Israel quien había aparecido a él dos veces y le había ordenado concerniente a estas cosas, que no debería ir tras otros dioses; y él no guardó eso lo cual el SEÑOR ordenó.” (vs 9-10). Recuerden: Todo concerniente a nuestra relación con Dios es siempre comenzada con la palabra de 2 letras: ‘Si.’ Las condiciones son dadas a nosotros, porque Dios es

·             Un Dios de amor

·             Un Dios de Verdad

·             Un Dios de justicia

 

Él no puede mentir. Entonces, si Él da una promesa de bendición, siempre es condicionada a esa gran palabrita SI.

 

¿Cuántas veces la usó Jesús? ¿Cuántas veces debemos aplicarla a nuestras vidas? Diariamente. Exactamente como ha pasado con las Iglesias de Dios que no temieron a los ministros ni a los miembros y esa gente que no hizo como Dios destinó que hicieran. De la misma manera con todos los protestantes y católicos; ellos tienen la Biblia, tienen la Palabra de Dios; no tenían que salir y hacer las tradiciones de hombres; no tenían que estar allá para hacer lo que el pastor y el sacerdote decían que iba contra la Palabra de Dios. Ellos mismos no estudiaban la Palabra de Dios, sino los escritos de los hombres; ellos mismos se alejaron a pecados sexuales y abominaciones—¿cierto? Si, ciertamente.

 

Noten, el juicio siempre viene cuando hay pecados prolongados y no arrepentimiento. Aquí esta lo que Dios le dijo a Salomón directamente de uno de Sus profetas, v 11: “Y el SENOR le dijo a Salomón, “Ya que esto ha sido hecho por ti, y ya que no has guardado Mi pacto y Mis estatutos los cuales te he ordenado, ciertamente rasgaré el reino de ti y lo daré a tu siervo.” Ese siervo era Jeroboam; y Jeroboam volvió a los hijos de Israel—las 10 tribus que Dios le dio—a la adoración del becerro del antiguo Egipto en vez de servir a Dios.

 

Verso 12: “Pero no lo haré en tus días, por amor a tu padre David, sino lo arrancaré de la mano de tu hijo. Únicamente, no arrancaré todo el reino, sino le daré una tribu a tu hijo por amor a Mi siervo David, y por amor a Jerusalén la cual he escogido.” ” (vs 12-13). Inmediatamente después de esa advertencia, Dios levantó enemigos.

 

Quiero que paren y piensen acerca de esto en relación a los países del mundo hoy. ¿Por qué hay tantos problemas, guerras, muertes, asesinatos, hambrunas, pecados sexuales, abominaciones, adoración satánica, desastres, terremotos, inundaciones y sequias? ¿Porque? Porque el mundo ha dejado a Dios. Por eso necesitamos aprender la lección y necesitamos entender que Dios esta dándonos una oportunidad

·             Para estar preparados

·             Para educarnos

·             Para entrenarnos a través de Su Palabra

̶            Con Su Espíritu

̶            Con Su amor

̶            Con vivir

Para que podamos venir y ser resucitados de los muertos y entrar al Reino de Dios como seres espirituales y que Él pueda darnos gobierno sobre este mundo.

 

Hermanos, veamos la bondad y severidad de Dios, y aprendamos con una mente dispuesta y un corazón listo las cosas de Dios. Tengamos una relación tremenda con Dios el Padre y Jesucristo y los unos con los otros. Usemos este tiempo en la Fiesta de Tabernáculos para cambiar, crecer, vencer y establecer el curso para el año que viene. El año que viene parece ser un año muy difícil, en el mejor de los casos. Siempre recuerde esto:

·         Siempre espere en Dios porque usted permanece en Su gracia

·         Camine en fe

·         Crea en esperanza

·         Viva en amor

·         Prepárese para el Reino de Dios

 

Referencias Escriturales:

 

1)      Eclesiastés 2:1-2

2)      Proverbios 18:2

3)      Eclesiastés 2:3-14

4)      Juan 3:19-21

5)      Eclesiastés 2:15-19, 21-26

6)      Eclesiastés 3:1-11, 14-21

7)      Eclesiastés 6:1-7

8)      Eclesiastés 7:11-13, 15-16, 23-28

9)      Eclesiastés 9:1-6, 10-11, 18

10)   Eclesiastés 11:9-10

11)   Eclesiastés 12:1-8, 13-14

12)   Deuteronomio 17:14-20

13)   I Reyes 11:1-13

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

·         Génesis 6

 

 

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Carta de Agosto 2020
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones