| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019
 2020

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 2014
Atrás
Day 49—Coming to Mt

Día 49—Llegando al Monte Sinaí

Fred R. Coulter—Junio 7, 2014

www.IglesiaDeDiosCristianaYBiblica.org

 


¡Saludos hermanos! Bienvenidos al Día 49 en el conteo hacia Pentecostés. Hoy es el séptimo Sábado en el conteo de semanas completas. Pentecostés es muy profundo y es el Día Santo de Dios más importante. Él hizo cosas importantes en aquellos días. Cuando ve hacia atrás y mira todos los Días Santos de Dios, hay muchas cosas importantes que son alcanzadas o que tienen significado por aquellos días. Todo lo que tiene que hacer es ver lo que pasó con la Pascua en Egipto y lo que pasó con la Pascua y la muerte de Jesucristo en el año que Él fue crucificado.

 

Así mismo con las 7 semanas y el día 50. Hay aplicaciones y significados de esto en el Antiguo y Nuevo Testamentos.

 

Leamos el mandato concerniente a contar las semanas; estas son semanas completas. La razón por la que les enviamos los dos folletos: La ofrenda de la Gavilla Mecida y ¿Cómo contar a Pentecostés? Es porque después de la Pascua—la cual tiene más confusión que cualquier otra cosa con la que Satanás puede engañar al mundo—el que sigue es Pentecostés, a causa del profundo significado que tiene. Es por eso que les enviamos los dos folletos. Hay muchos allí afuera buscando cambiar la doctrina para llevar a la gente a la esclavitud de las enseñanzas de los hombres.

 

Deuteronomio 16:9: “Contarán siete semanas para sí mismos.…” Donde sea que este ‘semanas’ significa semanas ¡completas! No es interesante que cuando habla de Panes sin Levadura, nunca dice la semana de Panes sin Levadura. ¿Por qué? Porque hay partes de semanas, lo que significa que solo muy de vez en cuando—tal vez 3 de 10 veces—hay una semana completa de Panes sin Levadura.

 

Es por eso que no es llamada la semana de Panes sin Levadura, porque no es una semana completa; son semanas parciales. ¿Este año que tuvimos? Tuvimos el primer Día Santo un martes, y el último Día Santo un lunes; entonces no hubo una semana completa. Creo al mirar esto y analizar lo que significa en realidad, que esto es lo que nos dice, y esto es lo que quiere decir el hebreo.

 

“…Comiencen a contar las siete semanas desde el momento en que primero comenzaron a poner la hoz al grano. Y guardarán la Fiesta de las Semanas al SEÑOR su Dios de acuerdo a la suficiencia de una ofrenda voluntaria de su mano, la cual darán de acuerdo como el SEÑOR su Dios los haya bendecido. Y se regocijarán delante del SEÑOR su Dios, usted, y su hijo, y su hija, y su siervo, y su sierva, y el levita dentro de sus puertas, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, aquellos entre ustedes, en el lugar el cual el SEÑOR su Dios ha escogido para colocar allí Su nombre” (vs 9-11).

 

Hoy, ¿dónde es el lugar que Él ha escogido? ‘Donde sea que hayan dos o tres reunidos en Mi nombre, allí Yo estoy en medio de ellos’ Eso no niega tener grupos de compañerismo y congregaciones pequeñas. Hoy en día, es por eso que tenemos Iglesia en Casa, porque debe comenzar en la casa. En realidad, la forma en que entiende y gana la mayoría de conocimiento es cuando está estudiando en casa.

 

Verso 12: “Y recordarás que fuiste un esclavo en Egipto. Y serás cuidadoso de hacer estos estatutos.” Pentecostés está atado a la Pascua y Panes sin Levadura. Es algo continuo hasta la Pascua. Veremos algunos paralelos con eso.

 

Para terminar la primera Fiesta de Panes sin Levadura que tuvieron los hijos de Israel, cruzaron el Mar Rojo en el último Día Santo durante la Fiesta de Panes sin Levadura. Eso fue en realidad un evento tremendo.

 

·               ¿Por qué no recordaron todas las cosas que Dios había hecho por ellos?

·               ¿Por qué no recordaron todas las cosas maravillosas que fueron hechas a nombre de Dios para liberarlos?

 

Piense en eso, porque quiero que piense acerca de esto en paralelo con lo que son nuestras vidas hoy en día en el mundo.

 

Sabemos que después de la destrucción de todos los egipcios—sus ejércitos y carros; vueltos pedazos—el pueblo se regocijó. Vamos tan solo a cubrir una o dos de estas cosas. Pero 3 días después eso no era como pensaban. Así mismo con nosotros, cuando primero Dios nos llama, y después algunas veces no es como pensábamos que iba a ser.

 

Éxodo 15:22: “Y Moisés trajo a Israel del Mar Rojo, y salieron hacia el desierto de Sur. Y  anduvieron tres días en el desierto y no hallaron agua. Y cuando llegaron a Mara, no podían beber de las aguas de Mara porque eran amargas. Por tanto el nombre de ella fue llamado Mara. Y la gente murmuró contra Moisés, diciendo, “¿Qué beberemos?”” (vs 22-24). Ni siquiera recordaban la lección del último día de la Fiesta de Panes sin Levadura. Cuando las cosas se ponen duras, ¡no culpe a Dios! ¡Busque a Dios por la respuesta! No lo culpe de causarlo.

 

¿Qué hicieron? Todos se pusieron de rodillas y oraron, ‘Oh Dios, Tú acabas de salvarnos del Mar Rojo, y sabemos que tienes el poder de hacer esto, y que tenemos esta terrible agua amarga.’ ¡NO! ¡Murmuraron!

 

Verso 25: “Y él [Moisés] exclamó al SEÑOR. Y el SEÑOR le mostró un árbol. Y cuando él lo había echado en las aguas, las aguas fueron hechas dulces. Allí Él hizo un decreto y una ley para ellos, y allí Él [Dios] los probó.

 

·               ¿Tenemos la prueba de nuestra fe mientras avanzamos? ¡Sí, por supuesto!

·               ¿Realmente creemos en Dios en la forma que deberíamos? Esta es una decisión que todos nosotros, personalmente, tenemos que tomar.

 

Vea todas las situaciones donde la gente no hizo eso. Como lo he indicado en los cambios de doctrina que vendrán—y he aquí, vendrán—y las pruebas y dificultades que vendrán, necesitamos permanecer rectos con la Palabra de Dios; ¡probarlas! Entonces, Él dijo, ‘Aquí está la condición.’ Siempre hay una condición cuando vamos a través de todo lo que Dios ha mostrado a los hijos de Israel y lo que Él nos ha mostrado en el Nuevo Testamento que debemos hacer. Aquí está la clave:

 

Verso 26: “Y él dijo, “Si diligentemente escucharan a la voz del SEÑOR su Dios,…” Dios siempre comienza con lo que Él dice, la voz de Dios la tenemos escrita para nosotros. No hay duda de lo que Él dijo. Es por eso que ¡lo creemos!

 

“…e hicieran lo que es correcto en Su vista, y dieran oído a Sus mandamientos, y guardaran todas Sus leyes, no pondré ninguna de estas enfermedades sobre ustedes, las cuales he traído sobre los egipcios; porque Yo soy el SEÑOR Quien los sana” (v 26). Para hoy piense en esto en relación al mundo entero. Estamos viviendo realmente en tiempos difíciles. Hay muchos males y enfermedades, no creo que alguno de nosotros en la Iglesia hoy en día no tenga alguna debilidad o algún problema de salud, a causa de:

 

·               la comida

·               el estilo de vida

·               la forma en que la gente ha vivido

·               la forma en que nuestros antepasados han vivido

 

Entonces, es una situación difícil. Pero recuerde, ¡es Dios quien sana!

 

Verso 27: “Y llegaron a Elim, donde habían doce pozos de agua y setenta palmeras. Y acamparon allí junto a las aguas.” Bien, ese fue un gran tiempo allí. Entienda el flujo adecuado de los eventos, de sus viajes yendo al Monte Sinaí.

 

Dios les habló los Diez Mandamientos en el Día de Pentecostés. Él les habló cuando los había traído a todos juntos. Dios los trajo para Sí mismo. Lo que encontramos es que cuando llegaron allí, Dios llamó a Moisés para subir y hablar con Él, porque Dios tenía un mensaje que Él quería que Moisés les dijera a los hijos de Israel. Entonces, Moisés subió allí y recibió el mensaje.

 

Éxodo 19:3: “Y Moisés subió a Dios, y el SEÑOR lo hizo salir de la montaña, diciendo, “Así dirás a la casa de Jacob y dirás a los hijos de Israel, ‘Han visto lo que hice a los egipcios,…” (vs 3-4). Mientras llegamos a Pentecostés, necesitamos ver atrás y ver todas las cosas que Dios ha hecho en nuestras vidas. Necesitamos poner nuestras vidas en paralelo con los hijos de Israel yendo a Dios.

 

“…y como los tomé sobre alas de águila y los traje hacia Mí mismo.… [ellos caminaron, pero tenían la protección de Dios como de alas de águila] …Ahora por tanto, si por cierto obedecen Mi voz…” (vs 4-5). Nuevamente, ¡la voz de Dios! ¡Esto resume todo!

 

¿Qué dijo Jesús cuando Él fue tentado por Satanás el diablo? ‘El hombre no vivirá por pan solamente, sino por cada palabra que procede de la boca de Dios.’ ¡La voz de Dios!

 

Es por eso que necesitamos estudiar cada día y aprender más de las palabras de Dios. Mientras vamos a través de estas cosas preguntémonos a nosotros mismos individualmente: ¿Estoy obedeciendo la voz del Señor Dios? Esa es la clave importante para nosotros, hermanos. No importa lo que los demás piensen;

 

·               importa lo que Dios piense

·               importa lo que hacemos

 

“…y guardan Mi pacto,…” (v 5). No es solo si obedece, si escucha, ¡sino si lo guarda! Luego cuando llega a guardarlo, entonces es como guarda.

 

“…entonces serán un tesoro especial para Mí…” (v 5).

 

·               ¿No es eso lo que la Iglesia de Dios debería ser para Dios?

·               ¿Un tesoro especial para Dios el Padre y Jesucristo?

·               ¿Que hacemos las cosas que son agradables a Dios? ¡Las cuales podemos hacer!

 

sobre todas las gentes; porque toda la tierra es Mía. Y serán para Mi un reino de sacerdotes y una nación santa.’…” (vs 5-6)—para llevar la Palabra de Dios al mundo.

 

Hubo un tiempo durante el reinado de Salomón cuando él se acercó a esto antes que pecara. En el tiempo del fin, con el cumplimiento de la herencia a Efraín y Manases—Gran Bretaña y USA en los días modernos—hubo un tiempo cuando se acercaron a cumplirlo, pero nunca vencieron el problema de guardar el domingo.

 

¿Cuál fue la lección de Panes sin Levadura? ¡Un poco de levadura leuda toda la masa! Entonces, si tiene observancia del domingo, entonces tarde o temprano todo lo demás va a caer. Es muy interesante como ha ocurrido todo esto. Veamos donde estamos hoy.

 

“…Estas son las palabras las cuales hablarás a los hijos de Israel” (v 6). Entonces, Moisés lo hizo así; él les dijo.

 

Verso 8: “Y todo el pueblo respondió juntamente y dijo, “Todo lo que el SEÑOR ha hablado haremos.”….” ¡Piense en eso! Eso es lo que necesitamos hacer hoy con nuestras vidas en relación con la Palabra de Dios. “…Todo lo que el SEÑOR ha hablado haremos.…” Veremos esto concerniente al Nuevo Pacto en tan solo un momento.

 

Luego Dios dijo, ‘Ok. Dile al pueblo que esté listo para el tercer día; tú sube a la montaña; recibe el mensaje de Mi; diles que en el tercer día van a reunirse en la base del Monte Sinaí.’ Todos se reunieron allí en la base del Monte Sinaí, y en la Fiesta de Pentecostés ocurrió este gran evento. Aquí está como se veía como si estuviera en la tierra viendo hacia arriba.

 

Verso 16: “Y sucedió en el tercer día en la mañana que habían truenos y relámpagos,… [toda el área estaba vibrando con sonido y relámpagos] …y una nube densa sobre la montaña. Y el sonido de la trompeta era muy duro… [una trompeta sonaba] …así que toda la gente en el campamento temblaba.” Piense en eso; si usted mismo hubiera tenido una experiencia como esa:

 

·               ¿la habría recordado?

·               ¿habría sido temeroso de desobedecer a Dios?

·               ¿No habría estado animado y deseoso de obedecer a Dios?

 

¡Este evento nunca se ha repetido! En el Nuevo Testamento, Dios respondió al pueblo en la Persona de Jesucristo.

 

“…Y el sonido de la trompeta era muy duro así que toda la gente en el campamento temblaba. Y Moisés sacó a la gente del campamento para reunirse con Dios. Y ellos se pararon en la base de la montaña. Y el Monte Sinaí estaba humeando, todo esto porque el SEÑOR bajó sobre este en fuego. Y el humo de este subía como el humo de un horno, y la montaña entera temblaba grandemente. Y cuando el sonido de trompeta sonó largo, y llegó a ser muy fuerte, Moisés hablaba, y Dios le respondía por voz” (vs 16-19).

 

Moisés les recordó nuevamente: No suban al límite de la montaña ni atraviesen la barrera. Si lo hacen ¡morirán!

 

Después de ese mensaje, v 24: “Y el SEÑOR le dijo, “¡Aléjense! Baja, y solamente tú subirás, tú y Aarón contigo. Pero no dejes a los sacerdotes y a la gente abrirse camino para subir al SEÑOR, no sea que Él haga estrago sobre ellos.” Y Moisés bajó a la gente, y les habló” (vs 24-25). Entonces todos se pararon allí con todo este fantástico evento ocurriendo, y mirando hacia arriba al Monte Sinaí. Entonces Dios dio los Diez Mandamientos.

 

Todo lo demás que Dios les dio, en la forma de leyes, estatutos, juicios y demás, está basado en como cumplir los Diez Mandamientos. Por ejemplo, no tener otros dioses delante de Él. Eso significa que todas las leyes sacerdotales vienen bajo ese primer mandamiento.

 

Si toma cada mandamiento, escríbalo en una hoja de papel separada y luego vaya a otra sección concerniente a las leyes agrícolas. Entonces ponga todos los Diez Mandamientos y ponga la subdivisión bajo el.

 

Por ejemplo: Recuerde el día Sábado para guardarlo Santo. Luego tome todas las otras Escrituras que muestran como guardarlo, como quebrantarlo, etc.; lo mismo con los ídolos. Eso será un estudio muy profundo para hacer. Creo que obtendrá mucho de eso. Que colosal cumplimiento el de la Fiesta de Pentecostés. Dios hablándole a Su pueblo en persona, y dándoles lo más grande que Él podía darles: ¡Sus Diez Mandamientos!

 

Todas las promesas que Dios les dio, pero como veremos, ellos estaban careciendo de una cosa muy importante. ¿Cómo actuaron los hijos de Israel cuando escucharon esto?

 

Éxodo 20:18: “Y toda la gente vio los truenos, y relámpagos, y el sonido de la trompeta, y la montaña humeando. Y cuando la gente vio, temblaron y se pararon lejos. Y le dijeron a Moisés, “Tú habla con nosotros, y nosotros escucharemos.…” (vs 18-19).

 

Entienda algo muy importante, justo aquí: Cuando sea que usted le diga algo a Dios—ellos se lo decían a Moisés, pero era a Dios—¡Dios lo hace responsable! Piense en eso con nuestra Declaración de Independencia en USA. ¡Dios está haciéndonos responsables! ¡Dios los hizo a ellos responsables!

 

“…Pero no dejes que Dios hable con nosotros, no sea que muramos.’…. [Moisés trató de animarlos] …Y Moisés le dijo al pueblo, “No teman,…” (v 19-20)—¡es Dios! ¡No escucharon!

 

Después de eso, Dios le dijo a Moisés que subiera y que le daría algunos juicios, estatutos y leyes. Él subió allí y tenemos Éxodo 21-22; lea todos esos y todos son leyes muy buenas. Si las tuviéramos hoy, piense cuanto mejor sería. Pero no las tenemos. Entonces Moisés descendió y les dijo a los hijos de Israel lo que deberían hacer.

 

Nuevamente, tras dar todos los estatutos y juicios que Dios dio, luego tenemos esto, Éxodo 23:22: “Pero si en verdad obedecieran Su voz,… [una y otra y otra vez] …y hacen todo lo que hablo, entonces Yo seré un enemigo a sus enemigos, y un adversario a sus adversarios.” ¿Cómo está operando eso hoy en día? ¡No muy bien! Al rechazar a Dios, hemos hecho a Dios nuestro ¡enemigo!

 

Verso 24, concerniente a los cananitas que Dios iba a cortar: “No se inclinarán a sus dioses, ni les servirán. No harán de acuerdo a sus obras. Sino los derribarán, y con seguridad romperán sus imágenes levantadas.” Sin ídolos en absoluto a través de la tierra.

 

Verso 25: “Y servirán al SEÑOR su Dios, y Él bendecirá su pan y su agua. Y Yo quitaré la enfermedad de en medio de ustedes.” Vea la nación hoy en día; ¿cómo va eso con nosotros? ¡No muy bien!

 

Después de recibir todo esto, veamos lo que hizo Moisés. Dios no hace nada que no esté escrito. Él no habla algo afuera en el universo y espera que usted lo obedezca. Dios sabía que Él no estaría allí en el futuro, en la presencia en la que estuvo con ellos en el Monte Sinaí. Él tenía a Moisés justo allí, y entonces Dios Mismo escribió los Diez Mandamientos en las tablas de piedra. Dios no deja nada al azar, o algo a los pensamientos e interpretaciones de los hombres.

 

Éxodo 24:1: “Y Él dijo a Moisés, “Suban al SEÑOR, tú y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel, y adoren lejos.

 

Lo que encuentra aquí es muy interesante y ocurre muchas veces en la Biblia. Usted tiene un resumen de lo que va a pasar antes que ocurra. Estas son pre-instrucciones antes de ejecutar nuestras acciones. Entonces, esto es lo que Dios les dijo:

 

Verso 2: “Y Moisés sólo se acercará al SEÑOR, pero ellos no se acercarán. Ni el pueblo subirá con él.” Y Moisés vino y le dijo a la gente todas las palabras del SEÑOR, y todos los juicios.…” (vs 2-3). Note cuan bien intencionada era la gente

 

“…Y toda la gente respondió con una sola voz y dijo, “Todas las palabras las cuales el SEÑOR ha dicho, haremos” (v 3). Piense en eso en relación a nuestras vidas. Piense en cuanto amamos a Dios y Lo servimos, y hacemos las cosas que necesitamos hacer.

 

Entonces no hay malentendido, v 4: “Y Moisés escribió todas las palabras del SEÑOR, y se levantó temprano en la mañana, y construyó un altar en la base de la montaña y doce pilares de acuerdo a las doce tribus de Israel. Y envió hombres jóvenes de los hijos de Israel quienes ofrecieron holocaustos, y sacrificaron ofrendas de paz de bueyes al SEÑOR. Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en vasijas, y la mitad de la sangre la roció sobre el altar” (vs 4-6). Recuerde: ¡no hay pacto sin el sacrificio y derramamiento de sangre!

 

Es por eso que Jesús vino como el sacrificio y Su sangre derramada. Es por eso que usted está co-unido en el bautismo a Su muerte. Esto llega a ser su sacrificio, símbolo de una garantía que usted será levantado de los muertos—si es fiel y obedece—y símbolo de la garantía que si no lo hace, así mismo ¡morirá! Piense en eso.

 

Verso 7: “Y tomó el libro del pacto, y leyó a los oídos de la gente.…” Ellos escucharon todo. Moisés primero les habló—lo que Dios le dijo—luego lo escribió. Y puede estar seguro, que mientras él estaba escribiendo, que Dios se aseguraba que él escribiera todo correctamente. Puede tener garantía de que Moisés no se atrevió a hacer algo contrario a lo que Dios había dicho.

 

“…Y ellos [el pueblo] dijeron, “Todo lo que el SEÑOR ha dicho haremos, y seremos obedientes” (v 7).

 

·               ¿No dijimos eso cuando fuimos bautizados? ¡Sí!

·               ¿La vida ha sido un poco diferente de lo que usted había imaginado cuando fue bautizado? ¡Sí!

·               ¿Cambia eso su acuerdo de pacto con Dios? ¡No!

 

Veamos que más hizo Moisés con esto, v 8: “Y Moisés tomó la sangre y la roció sobre la gente, y dijo, “He aquí la sangre del pacto,… [la sangre del Nuevo Pacto es la de Jesucristo] …el cual el SEÑOR ha hecho con ustedes concerniente a todas estas palabras.” Y Moisés subió, y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel. Y vieron al Dios de Israel. Y había bajo Sus pies como si fuera un trabajo pavimentado de piedra de zafiro, y como si fueran los cielos en claridad” (vs 8-10). Allí está el Mar de Vidrio. Veremos el Mar de Vidrio en el libro de Apocalipsis, y la resurrección. Tiene también un significado profundo para nosotros. Aquí ellos subieron, miraron y vieron a Dios. Moisés solamente subía y hablaba con Dios.

 

Después de eso, Él no les dio nada concerniente al sacerdocio hasta que todos ellos estuvieran de acuerdo. Todos estuvieron de acuerdo, entonces tiene las otras leyes que son dadas para el sacerdocio: Éxodo 25 a través de la construcción del tabernáculo; teniendo todo eso listo y el tabernáculo siendo establecido. ¡Eso es algo tremendo! Tomó un tiempo largo hacerlo.

 

Vayamos al fin del viaje como lo veríamos con los hijos de Israel antes que comenzaran a entrar a la ‘tierra prometida.’ Después de todas las pruebas, después de todas las rebeliones, después de todo lo que Dios había hecho, después que todos aquellos quienes eran de más de 20 años habían muerto en el lugar desolado a causa de su rebelión; se rebelaron contra Dios 10 u 11 veces mayores, ¡y no Le creían! Tenemos que preguntar lo mismo en nuestras vidas:

 

·               En realidad, ¿le creemos a Dios hoy en día?

·               En realidad, ¿creemos las palabras de Cristo?

 

Creo que sería bueno para todos leer a través y estudiar el libro de Deuteronomio y tomar todas las cosas importantes que en realidad se destacan en la forma de instrucciones de Dios que aplican para nosotros hoy en día; especialmente Deuteronomio 8.

 

Los hijos de Israel están listos para entrar y poseer la tierra. Moisés está dando todo este testimonio escrito a los hijos de Israel antes de que entren:

 

Deuteronomio 4:1: “Y ahora, Oh Israel, escuchen los estatutos y los juicios los cuales les enseño, para que los hagan, para que puedan vivir y entrar y poseer la tierra la cual el SEÑOR Dios de sus padres da a ustedes.

 

¡Nuestra meta es la vida eterna! En realidad, ¿quiere vida eterna? Esto es importante mientras discutimos los cambios doctrinales que van a pasar en las Iglesias de Dios:

 

Verso 2: “No adicionarán a la palabra la cual les ordeno; ni quitarán de ella, para que puedan guardar los mandamientos del SEÑOR su Dios los cuales les ordeno. Sus ojos han visto… [ellos experimentaron] …lo que el SEÑOR hizo por causa de Baal Peor. Porque el SEÑOR su Dios ha destruido de entre ustedes a todos los hombres que siguieron a Baal Peor” (vs 2-3). ¡Un tremendo testimonio!

 

Después de decirles como la obediencia a Dios los haría grandes y sabios, y las otras naciones los buscarían, queriendo saber por qué ellos eran tan grandes. Entonces Moisés les dio una advertencia:

 

Verso 9: “Solamente cuídense ustedes mismos y diligentemente guárdense a sí mismos, no sea que olviden las cosas las cuales sus ojos han visto, y no sea que se aparten de su corazón todos los días de su vida. Sino enséñenlas a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, para recordar el día que ustedes estuvieron delante del SEÑOR su Dios en Horeb, cuando el SEÑOR me dijo, ‘Reúne al pueblo a Mí, y les haré oír Mis palabras para que puedan aprender a temerme todos los días que vivan sobre la tierra, y puedan enseñar a sus hijos’” (vs 9-10).

 

Verso 12: “Y el SEÑOR les habló de en medio del fuego. Ustedes oyeron la voz de las palabras, pero no vieron semejanza, solo una voz. Y Él les declaró Su pacto el cual les ordenó ejecutar, los diez mandamientos.…” (vs 12-13).

 

Algunas personas van allí, ‘Sí, buen pensamiento carnal. Sabemos cómo interpretar la Biblia; solamente los Diez Mandamientos.’ Ok, si son tan inteligentes:

 

·               ¿Cómo hace en este caso?

·               ¿Cómo hace en aquel caso?

·               ¿Cómo hace en el otro caso?

·               ¿Dónde aplica esto?

·               ¿Dónde no aplica esto?

 

Ese es el porque de todos los estatutos y juicios. Tan solo porque aqui dice los Diez Mandamientos, esto no quiere decir que sea todo. Lo siguiente que Dios dio es como hacerlo.

 

Después de advertirles de no servir a otros dioses, etc., v 29: “Pero si… [apliquémoslo a nosotros mismos] …buscaran al SEÑOR su Dios… [si va a cautividad o peca nuevamente contra Él y hace cosas que no son correctas] …desde allí, Lo encontrarán, si Lo buscan con todo su corazón y con toda su alma.” Hermanos, eso es lo que necesitamos hacer ¡espiritualmente!

 

Permítanme decirles esto: Cuando la gente comienza a ser floja en guardar el Sábado, y si no se arrepiente y cambia, resbala un poco más. La verdad es, cosas espirituales no permanecen en una mente física. Deben ser renovados constantemente espiritualmente, justo como el cuerpo físico. Cada célula en nuestro cuerpo es renovada, repuesta, remplazada con nuevas durante toda nuestra vida.

 

Así mismo espiritualmente, necesitamos tener nuestras mentes repuestas con:

 

·               El Espíritu de Dios

·               La limpieza de Dios

·               La construcción de Dios

·               El moldeamiento de Dios

·               Dios creando Su carácter en nuestras vidas

 

Verso\ 30: “Cuando estén en problema y cuando todas estas cosas hayan venido sobre ustedes en los últimos días,… [y estamos allí] …entonces regresarán al SEÑOR su Dios y serán obedientes a Su voz, porque el SEÑOR su Dios es un Dios misericordioso. Él no los abandonará, ni destruirá, ni olvidará el pacto de sus padres el cual Él les juró” (vs 30-31). Dios es misericordioso, fiel, bondadoso, amable y amoroso. Es por eso que necesitamos ¡buscarlo, buscar Su Espíritu, buscar Su Palabra!

 

Verso 32: “Porque pregunten ahora de los días pasados los cuales fueron antes de ustedes, desde el día que Dios creó hombre sobre la tierra, y desde un fin de los cielos al otro fin de los cielos, donde ha habido algo tan grande como esto, o ha sido escuchado alguna cosa como esta.

 

Piense como va a ser cuando le enseñemos al mundo—después que seamos resucitados y seamos seres espirituales—¿ha habido alguna vez algo semejante a eso? Si cree que eso fue algo grande, espere a que cubramos Pentecostés mañana. Espere y sea fiel de modo que estará en la primera resurrección. Esto va a ser mucho más grande de lo que Dios hizo en el Monte Sinaí.

 

Nuevamente aquí, Moisés les repitió todo a ellos, v 33: “¿Algún pueblo escuchó alguna vez la voz de Dios hablando de en medio del fuego como ustedes han escuchado y visto? ¿O ha algún dios intentado ir y tomar una nación para sí de en medio de otra nación por pruebas, por señales, y por maravillas, y por guerras, y por una mano poderosa, y por un brazo extendido, y por grandes temores que inspiraron terrores, de acuerdo a todo lo que el SEÑOR su Dios hizo por ustedes en Egipto delante de sus ojos?” (vs 33-34). ¿Qué cree usted que Cristo va a hacer mientras estemos en el Mar de Vidrio? Cada una de estas cosas que acabo de leerles, pero ¡al mundo entero!

 

Verso 35: “Esto les fue mostrado para que pudieran saber que el SEÑOR es Dios, y no hay ningún otro además de Él. Él los hizo escuchar Su voz desde el cielo para que Él pudiera enseñarles. Y les mostró Su gran fuego sobre la tierra. Y ustedes escucharon Sus palabras de en medio del fuego. Y porque Él amó a sus padres,… [Abraham, Isaac y Jacob] …por tanto Él escogió su simiente después de ellos, y los sacó de Egipto en Su vista con Su gran poder” (vs 35-37). Luego Él va a entregarles toda la tierra a ellos.

 

Verso 39: “Por tanto, sepan este día y fíjenlo en su corazón que el SEÑOR es Dios en el cielo arriba y sobre la tierra abajo. No hay ningún otro.” Luego Moisés dijo ¡guarden los mandamientos!

 

(pase a la siguiente pista)

 

Hay demasiado aquí en el libro de Deuteronomio; es por eso que sugerí que estudie y lea todo el libro.

 

En Deuteronomio 18:15 tenemos una profecía de Cristo. Una promesa de Dios: “El SEÑOR su Dios les levantará un Profeta de en medio de ustedes, de sus hermanos, Uno como yo [Moisés]. A Él ustedes escucharán, de acuerdo a todo lo que ustedes desearon del SEÑOR su Dios en Horeb en el día de la asamblea, diciendo, ‘No escuche nuevamente la voz del SEÑOR mi Dios, ni vea más este gran fuego, para que no muera.’ [¿No es interesante? En primera persona singular.] …Y el SEÑOR me dijo, ‘Han hablado bien lo que han hablado” (vs 15-17). Fueron bien intencionados.

 

Así, Dios dice lo que Él hará, v 18: “Yo les levantaré un Profeta de entre sus hermanos, uno como tú, y pondré Mis palabras en Su boca. Y Él les hablará todo lo que Yo le mande.” ¿No dijo Jesús que Él habló lo que el Padre Le dijo que dijera? ¿Que Él hizo lo que el Padre le ordenó hacer? ¡Sí!

 

Verso 19: “Y sucederá, cualquier cosa que el hombre no escuche a Mis palabras las cuales Él hablará en Mi nombre, Yo lo exigiré de él.… [piense en todos los falsos profetas que han habido, incluso hoy en día]: …Pero el profeta que presuma hablar una palabra en Mi nombre la cual no le he ordenado hablar o quien hable en el nombre de otros dioses, incluso ese profeta morirá” (vs 19-20). ¡Cosa tremenda!

 

Identifiquemos esto porque es importante. Hay un falso profeta entre nosotros quien predica un poquito de Verdad, pero clama que él mismo es ‘aquel profeta.’ Y he aquí, la gente le cree y lo sigue. ¿No es increíble? ¿Tienen sus Biblias justo al frente de ellos? ¡Sí!

 

Leamos lo que dijo Pedro, hablando de Jesucristo. Él les dijo que ellos Lo crucificaron; mataron al Autor de la vida.

 

Hechos 3:15: “Y mataron al Autor de vida a Quien Dios ha levantado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.” El mensaje es mucho más poderoso. Ellos no quisieron oír la voz de Dios. Querían escuchar a un hombre, entonces Dios envió a Jesucristo como hombre, nacido de la virgen María, para predicarles Sus palabras.

 

·               ¿Elimina eso las palabras de Dios? ¡No! ¡Él habló solamente las palabras de Dios!

·               ¿Qué prueba esto?

ü   Sea por la voz de Dios

ü   Sea por la voz de Cristo

ü   Sea por la Palabra escrita de Dios

 

Todos somos responsables ante Dios—¿correcto? ¡Sí!

 

Después de eso, v 17: “Y ahora, hermanos, me doy cuenta que ustedes actuaron en ignorancia, como lo hicieron sus gobernantes también; pero lo que Dios había anunciado antes por la boca de todos Sus profetas, que Cristo debería sufrir, Él lo ha cumplido como corresponde. Por tanto, arrepiéntanse y sean convertidos…” (vs 17-19). En vez de ir a través de todas las pruebas y problemas como lo hicieron los hijos de Israel en su viaje al Monte Sinaí.

 

“…para que sus pecados puedan ser borrados, para que los tiempos de refrigerio puedan venir desde la presencia del Señor;… [espiritualmente a cada uno de nosotros individualmente] …y para que Él pueda enviar a Quien les fue proclamado antes, Jesucristo” (vs 19-20). Enviarlo de regreso a la tierra, y ese ha sido el mensaje continuo desde aquel día hasta este; ¡va a pasar!

 

Verso 21: “A Quien el cielo debe ciertamente recibir hasta los tiempos de restauración de todas las cosas, de los cuales Dios ha hablado por la boca de todos Sus santos profetas desde que el mundo comenzó.… [lo dice dos veces] …Porque Moisés verdaderamente dijo a los padres, ‘Un Profeta levantará el Señor su Dios para ustedes de entre sus hermanos, como yo; a Él escucharán en todas las cosas que Él les dirá. Y será que toda alma que no escuche a ese Profeta será destruida de entre el pueblo.’ Ahora ciertamente, todos los profetas desde Samuel y aquellos que siguieron, tantos como profetizaron, también proclamaron estos días. Ustedes son los hijos de los profetas y del pacto que Dios Mismo señaló a nuestros padres, diciéndole a Abraham, ‘Y en tu semilla todas las familias de la tierra son benditas.’ A ustedes primero Dios, habiendo levantado a Su Hijo Jesús, Lo ha enviado a bendecirlos al volverlos a cada uno de ustedes de su maldad”” (vs 21-26). Jesucristo es ¡aquel Profeta! ¡Ningún otro hombre!

 

Lucas 4—Aquí está Jesús, como un hombre, y Él fue a Nazaret a la sinagoga. Esa es a la que Él asistía cada Sábado con María, José y Sus hermanos y hermanas mientras estaba creciendo. Esto es en el Día de Pentecostés, el día de las semanas. Eso es lo que significa en el griego cuando dice el Día Sábado. En la Biblia Versión Fiel encontrará una nota de pie sobre porque esto es así.

 

Lucas 4:16: “Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y de acuerdo a Su costumbre, fue a la sinagoga en el día del Sábado anual y se paró a leer. Y allí Le fue dado el libro del profeta Isaías; y cuando Él había desenrollado el rollo de papel, encontró el lugar donde estaba escrito” (vs 16-17). Esto es refiriéndose a aquel Profeta.

 

Verso 18: “El Espíritu del Señor esta sobre Mí; por esta razón, Él Me ha ungido…” Note lo que Él está diciéndoles, y cuan directo y profundo es esto. Pero la pregunta es: ¿Lo escucharán? Recuerde, los ancestros de ellos dijeron, ‘Moisés, tú háblanos, escucharemos a un hombre.’ Entonces, Dios dijo, ‘Ok, voy a enviarles a un hombre. Él vino, se para, cita las Escrituras y dice:

 

“…Él Me ha ungido para predicar el evangelio al pobre; Me ha enviado a sanar a aquellos que están quebrantados de corazón, a proclamar perdón a los cautivos y recuperación de vista al ciego, a enviar en liberación a aquellos que han sido aplastados, a proclamar el año aceptable del Señor” (vs 18-19).

 

El comienzo de la predicación del Evangelio ese año comenzó en el Día de Expiación 26 dC, el cual fue un año de Jubileo. Jesús empezó Su ministerio al derrotar a Satanás el diablo, primero venciéndolo al ayunar 40 días y 40 noches.

 

Un comentario: En el libro Matando a Jesús de Bill O’Reilly él nunca mencionó ni una vez a Satanás el diablo.

 

Verso 20: “Y tras enrollar el rollo y entregarlo al asistente, se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos sobre Él.” Eso fue tal cosa sorprendente de decir, como Él lo dijo de Sí Mismo. Toda la sinagoga se puso de rodillas, oraron a Dios en acción de gracias, levantando sus brazos a Dios, diciéndole, ‘Gracias Señor, por cumplir Tu palabra y por enviarnos aquel Profeta.’ ¡NO! Hicieron lo mismo de allá atrás en los libros de Éxodo y Deuteronomio.

 

Verso 21: “Entonces Él empezó a decirles, “Hoy,… [en la Fiesta de Pentecostés] …esta escritura está siendo… [tiempo presente pasivo] …cumplida en sus oídos.”” Y todo corrieron y Lo abrazaron y besaron y dijeron ‘que palabras tan maravillosas. Después de todos estos siglos, Tú finalmente estas aquí.’ ¡NO!

 

Verso 22: “Y todos dieron testimonio de Él y estaban asombrados a las palabras de gracia que estaban saliendo de Su boca; y dijeron, “¿No es éste el hijo de José?”Vean, Él es tan solo ¡un hombre! Bien, eso es lo que pidieron sus ancestros.

 

Verso 23: “Y Él les dijo, “Con seguridad, ustedes Me dirán esta parábola: ‘Médico, ¡sanate Tú mismo! Lo que sea que hemos escuchado siendo hecho en Capernaum, has también aquí en Tu propio país.’ ” Pero Él dijo, “Verdaderamente les digo, ningún profeta es aceptable en su propio país. Porque en verdad, les digo, muchas viudas estaban en Israel en los días de Elías, cuando los cielos fueron cerrados por tres años y seis meses, y hubo gran hambre sobre toda la tierra” (vs 23-25). ¿A dónde Él envió a Elías? A una viuda gentil en Sarepta. Su hijo murió y Elías lo resucitó.

 

Luego Jesús les dijo v 27: “Hubo también muchos leprosos en Israel en el tiempo de Elías el profeta; y ninguno de ellos fue limpiado, sino solamente Naaman el sirio [un general].” Toda la sinagoga se arrepintió. ¡NO! Reaccionaron de la misma forma que sus ancestros a la Palabra de Dios. Sus ancestros dijeron, ‘¡Envíanos a un hombre! Moisés, nosotros escucharemos.’ ¡NO! Lo mismo hoy:

 

·               ¿Escuchamos las palabras de Dios?

·               ¿Amamos en verdad a Dios?

·               ¿En realidad Lo queremos obedecer?

·               ¿En realidad queremos guardar Sus mandamientos?

·               ¿En verdad queremos amarlo y servirlo?

·               ¿En verdad?

·               ¿Queremos en verdad vida eterna?

o

·               ¿Queremos tan solo cosas para vivir agradablemente en esta vida física y eso será suficiente?

 

Justo como las expectativas eran altas cuando Jesús vino, así mismo son altas para nosotros hoy en día; incluso más altas porque tenemos la Palabra de Dios completa.

 

Note lo que hicieron, v 28: “Todos en la sinagoga quienes escucharon estas cosas fueron llenos con indignación. Y se levantaron y Lo echaron de la ciudad, y Lo dirigieron al borde de la montaña sobre la cual su ciudad estaba construida, para tirarlo de cabeza; Pero Él pasó seguramente por en medio de ellos y partió” (vs 28-30)—tan solo les dio a todos ceguera de modo que no lo pudieron encontrar, y Él tan solo caminó y se fue. ¡Tremendo!

 

Veamos ahora como recibieron a Jesús. Cuando Jesús subió al templo Él entró sin anunciarse; ellos no sabían Quién era Él. Sin embargo, Dios profetizó que Él entraría. Ellos no tenían suficiente sentido para entender que lo que Él hizo era para tener su atención,

 

·               Porque Él era aquel Profeta

·               Porque Él era el Hijo de Dios

 

 

·               porquppporque Él era Dios manifestado en la carne

 

Tenían su templo, su sistema, el establecimiento y todo debía ser manejado de acuerdo a sus reglas, las cuales hacía mucho cambiaron de las palabras verdaderas de Dios.

 

Juan 2:13: “Entonces la Pascua de los judíos estaba cerca, y Jesús subió a Jerusalén. Y Él encontró en el templo aquellos que estaban vendiendo bueyes y ovejas y palomas, y los cambiadores de moneda sentados allí; y tras hacer un látigo de cuerdas, Él los expulsó a todos del templo, con las ovejas y los bueyes; y derramó las monedas de los cambiadores de moneda, y volcó las mesas. Y a aquellos que estaban vendiendo las palomas, Él dijo, “¡Saquen estas cosas de aquí! No hagan la casa de Mi Padre una casa de mercancías.”” (vs 13-16).

 

Pare y piense en esta declaración; no solo de lo que significaba para ellos allí—todos debieron haberse puesto de rodillas y arrepentirse. No, no hicieron eso. Así como hoy, ¿qué tal todas esas Iglesias que mercadean gente por dinero, y predican mentiras, mitos y ‘verdades’? Es llamado ‘cristianismo’ del mundo. En la cadena Trinity Broadcasting, no permitirán que nadie predique profecía, sufrimiento y dolor del tiempo final. Sino envíe su dinero por ¡felicidad y bondad! Va a llegar: tristeza, depravación y destrucción.

 

Verso 17: “Entonces Sus discípulos recordaron que estaba escrito, “El celo de Tu casa Me ha consumido.”” Lo recordaron ¡después del hecho!

 

Verso 18: “Como resultado, los judíos respondieron y le dijeron, “¿Qué señal nos muestras, viendo que Tú haces estas cosas?”” Jesús tan solo les mostró una señal al volcar todas las mesas, diciéndoles que Su Padre Lo había enviado a la casa de Su Padre a hacer eso, porque ellos la habían profanado con toda su mercadería, tradiciones y ganancias excesivas.

 

Verso 19: “Jesús respondió y les dijo, “Destruyan este templo, y en tres días lo levantaré.” Entonces los judíos dijeron, “Este templo estuvo cuarenta y seis años en construcción, ¿y Tú lo levantarás en tres días?”… [no lo entendían] …Pero Él hablaba concerniente al templo de Su cuerpo” (vs 19-21). Y después Sus discípulos recordaron eso.

 

Juan 4 llega a ser un capitulo muy importante de entender. Todo el camino Jesús nos enseña:

 

·               como necesitamos adorar a Dios

·               como necesitamos guardar los mandamientos de Dios

·               como necesitamos amar a Dios

 

Esto está hablando de la mujer en el pozo en Samaria, y Él le dijo a ella que no tenía un esposo, ‘has tenido 5 esposos.’ ¿Cómo supo eso? ¡Tan solo por mirarla! Piense en eso por un minuto. ¿Puede alguien burlarse de Dios en algún momento? Después de decir eso, la mujer respondió

 

Juan 4:19: “La mujer Le dijo, “Señor, percibo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en esta montaña, pero ustedes dicen que el lugar donde es obligatorio adorar es en Jerusalén.”” (vs 19-20). Sí, todos tienen su ‘religión.’ Sí, en verdad, un lugar para adorar.

 

Verso 21: “Jesús le dijo, “Mujer, créeme, la hora viene cuando ni en esta montaña ni en Jerusalén adorarán al Padre. Ustedes no saben lo que adoran. Nosotros sabemos lo que adoramos, porque la salvación es de los judíos.” (vs 21-22). Aquí está la clave, y esto es todo concerniente al conteo a Pentecostés y Pentecostés y el Espíritu Santo, y así es como nuestra adoración de Dios necesita ser:

 

Verso 23: “Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán…” Pare y piense en lo que Él está diciendo. Aquellos en Samaria no eran los verdaderos adoradores; eran falsos adoradores. ¿Quiénes serán los verdaderos adoradores? Aquellos quienes tienen el Espíritu Santo de Dios. Aquellos quienes son ¡llamados, escogidos y fieles!

 

“…al Padre en espíritu y en verdad; porque el Padre ciertamente está buscando aquellos que lo adoren en esta manera” (v 23). ¡Eso es lo que Dios quiere! Esto es algo tremendo que entendamos: como necesitamos ir a Dios, como necesitamos aproximarnos a Dios. Tome las cosas que hemos leído del Antiguo Testamento; que si somos diligentes, nos aplicamos y somos celosos, ¡Dios nos escuchará! Aquí está el porqué:

 

·               no estamos tratando con un templo

·               no estamos tratando con hombres

·               no estamos tratando con sacerdotes

·               estamos tratando con ¡Dios el Padre y Jesucristo!

 

Sí, todos venimos juntamente en el Sábado cuando hay gente suficiente para reunirse, porque hoy estamos muy dispersos a causa de todos los pecados de los hombres.

 

Aquí está lo que necesita ser, v 24: “Dios es Espíritu; y aquellos que lo adoran deben… [es obligatorio] adorar en…” adorar de esta manera. Dios está buscando a aquellos quienes Lo adoren de esta manera. Dios tiene Sus siete espíritus que Él envía a través de toda la tierra, buscando a aquellos quienes Lo estén buscando. Si Lo buscamos con todo nuestro corazón, mente, alma y ser, Lo encontraremos.

 

Pero entonces Lo adoramos en “…espíritu y en verdad’ (v 24). Vea todo lo que tenemos hoy para llenar y ocupar nuestras mentes, y distraernos de amar, servir y adorar a Dios. Piense en eso; es algo tremendo. Necesitamos entender eso.

 

Entendamos y aquí hay una cosa importante y clave de entender: Si estamos enfocados solamente en profecía, vamos a perder el punto. La profecía es en verdad, interesante. La profecía es en verdad, cierta. Para entenderla debemos, y necesitamos algo ¡más grande que eso! Es por eso que Jesús trajo a todos los discípulos juntamente antes que Él ascendiera por última vez al cielo:

 

Hechos 1:3: “A quienes también, por muchas pruebas infalibles, se presentó a Sí mismo vivo después de haber sufrido, siendo visto por ellos por cuarenta días, y hablando las cosas concernientes al reino de Dios. Y mientras estaban reunidos con Él, les ordenó no salir de Jerusalén sino “esperar la promesa del Padre, la cual,” Él dijo, “han escuchado de Mí.” (vs 3-4). Tenemos esa promesa del Padre ahora.

 

Verso 5: “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo después de no muchos días.”… [tan solo 10 días después] …Así entonces, cuando estaban reunidos, le preguntaron, diciendo, “Señor, ¿restaurarás el reino de Israel en este tiempo?”” (vs 5-6). Buscando que la profecía sea cumplida, en vez de entender lo que Dios quería que fuera hecho.

 

Verso 7: “Y Él les dijo, “No es para ustedes saber los tiempos o las temporadas, las cuales el Padre ha establecido en Su propia autoridad.” Es por eso que podemos entender ciertas profecías de acuerdo a los Días Santos. Como funcionan, exactamente cuándo ocurrirán, ¡no lo sabemos!

 

No necesitamos estar obsesionados con las profecías. Necesitamos mantener la perspectiva adecuada; necesitamos mantenernos vigilando de modo que no seamos atrapados en trampas proféticas y dejar a Dios. Pero el foco es:

 

·               espiritual

·               El Espíritu de Dios

·               Que seamos llenos con el Espíritu de Dios y adorar a Dios en Espíritu y en Verdad

 

¡Eso es lo importante!

 

Verso 8: “Pero ustedes mismos recibirán poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre ustedes,…”

 

Comentario: Como hablamos de algunos de los cambios de doctrina y doctrinas confundidas que la gente cree que han descubierto cosas: Recibí un artículo que dice que el Espíritu Santo es una persona, y que esa persona es Jesús. Sin embargo, justo aquí en la Biblia tenemos los apéndices acerca del Espíritu Santo y el Espíritu Santo de Dios. Tenemos por lo menos dos folletos acerca del Espíritu Santo de Dios. Tenemos una serie de sermones: ¿Cómo usar el Espíritu Santo de Dios?

 

Esto tan solo muestra que hoy debemos combatir la ventana de 12 minutos de atención creada al ver televisión. Todo lo queremos resumido. Queremos entenderlo a nuestra manera, y pierde toda la Verdad. Eso es lo que ha pasado en la Iglesia.

 

“…y serán Mis testigos, en Jerusalén y en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra” (v 8). Luego Él fue tomado en el cielo; desapareció de su vista.

 

Verso 9: “Y después de decir estas cosas, mientras estaban mirándolo, fue levantado, y una nube lo recibió fuera de su vista. Luego mientras estaban mirando fijamente hacia el cielo mientras Él estaba subiendo, de repente dos hombres en vestidos blancos se pararon junto a ellos, quienes también dijeron, “Ustedes hombres de Galilea, ¿Porque están parados aquí mirando hacia el cielo? Este mismo Jesús, Quien fue levantado de ustedes al cielo, vendrá exactamente en la misma manera como ustedes lo han visto ir al cielo”” (vs 9-11).

 

Entonces fueron a Jerusalén y mañana cubriremos—en el Día de Pentecostés—que recibieron el Espíritu Santo.

 

Veamos ahora algunos paralelos de los hijos de Israel yendo al Monte Sinaí en relación a la Iglesia del Nuevo Testamento. Cristo está en el cielo a la mano derecha de Dios. Él está conduciendo todo lo que está ocurriendo en la tierra para cumplir todas las profecías, para estar con Su pueblo donde sea que estén en la tierra. Él es

 

·               nuestro Sumo Sacerdote

·               nuestro Mediador

·               nuestro Sacrificio

 

Es Su sangre derramada que perdona nuestros pecados. Es el poder del Espíritu que viene a nosotros de Dios el Padre y Jesucristo de modo que podemos adorar a Dios en ¡Espíritu y Verdad!

 

Esto es muy importante que lo entendamos, porque viviendo en este mundo necesitamos cada día: arrepentimiento, la limpieza de nuestra mente y estar celosamente buscando a Dios y a Jesucristo.

 

Hebreos 4:14: “Teniendo por lo tanto un gran Sumo Sacerdote,… [más grande que el templo que estuvo allí; más grande que lo que tuvieron los hijos de Israel] …Quien ha pasado a los cielos, Jesús el Hijo de Dios, deberíamos sujetar firme la confesión de nuestra fe.” ¿En que era vivimos? ¡La era de los tibios! La era laodiceana. ¡Mantengamos firme nuestra profesión!

 

Verso 15: “Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda empatizar con nuestras debilidades, sino uno Quien fue tentado en todas las cosas de acuerdo a la semejanza de nuestras propias tentaciones; aunque Él fue sin pecado. Por lo tanto, deberíamos venir con audacia al trono de gracia,… [en Espíritu y en Verdad y arrepentimiento] …para que podamos recibir misericordia y encontrar gracia para ayuda en tiempo de necesidad” (vs 15-16).

 

Recuerde que Pentecostés y el conteo de las semanas, Día 40 y Día 50 todos tienen que ver con nuestra relación espiritual con Dios el Padre y Jesucristo. Nuestra relación con Dios es hecha posible a través del poder del Espíritu Santo. El engendramiento de Dios el Padre, y la segunda parte del Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo juntamente, de modo que tenemos la mente de Cristo y que somos los hijos engendrados de Dios el Padre.

 

Hebreos 10:15: “Y el Espíritu Santo también nos da testimonio; porque después de que Él había previamente dicho, “ ‘Este es el pacto que estableceré con ellos después de aquellos días,’ dice el Señor: ‘Yo daré Mis leyes dentro de sus corazones, y las inscribiré en sus mentes; y sus pecados e ilegalidad no recordaré nunca más.’ ”” (vs 15-17). Hermanos, esto es algo fantástico de entender. Esta es nuestra relación con Dios. Es por eso que tenemos el entendimiento que Dios nos da, porque:

 

·               amamos a Dios

·               guardamos Sus mandamientos

·               estamos buscándolo diligentemente

·               estamos buscando diligentemente Su Palabra

·               estamos permaneciendo fieles y verdaderos a las palabras de Dios

·               somos fieles y verdaderos a lo que Dios está haciendo

·               no somos rebeldes, peleando contra Dios, y tratando de buscar nuestra propia voluntad

sino:

·               dejamos que Dios nos moldee

·               dejamos que Dios cree en nosotros

·               dejamos que Dios obre en nosotros

a través de ¡Jesucristo!

 

Verso 18: “Entonces donde está la remisión de estos, ya no es más necesario ofrecer sacrificios por el pecado. Por tanto, hermanos, teniendo confianza de entrar en el verdadero santísimo por la sangre de Jesús” (vs 18-19).

 

Recuerde como el pacto con Israel fue santificado con sangre; el pacto con nosotros fue santificado con la sangre de Jesucristo. Eso nos da confianza que somos capaces de tener contacto directo con Dios el Padre y Jesucristo en el cielo arriba espiritualmente.

 

Verso 20: “Según una forma nueva y viva,… [eso es lo que es] …la cual Él consagró por nosotros a través del velo (esto es, Su carne).” Piense en la fantástica y maravillosa bendición—más grande que todas las señales, más grande que todas las maravillas, más grande que toda la destrucción que Dios trajo sobre los egipcios y los enemigos de Israel—tener acceso directo a Dios el Padre a través de Su Espíritu; acceso directo a Jesucristo como nuestro Sumo Sacerdote y sacrificio.

 

Verso 21: “Y teniendo un gran Sumo Sacerdote sobre la casa de Dios, aproximémonos a Dios con verdadero corazón, con completa convicción de fe,… [creyendo absolutamente en Dios; confiando en Su Palabra; buscándolo] …habiendo sido purificados nuestros corazones de una conciencia maligna, y nuestros cuerpos habiendo sido lavados con agua pura.… [a través del bautismo] …Retengamos sin vacilación… [no deje que ninguna de esas falsas doctrinas y falsos apóstoles lo engañen] …la esperanza que profesamos, porque Quien prometió es fiel” (vs 21-23). Necesitamos entender esto.

 

Hebreos 12 es un paralelo yendo atrás cuando los hijos de Israel fueron al Monte Sinaí. Entendamos la relación que Dios nos ha dado.

 

Hebreos 12:18: “Porque no han venido al monte que podía ser tocado y que quemaba con fuego, ni a penumbra, y temible oscuridad, y el torbellino; y el sonido de la trompeta, y a la voz de las palabras, las cuales aquellos que oyeron, rogaron que la palabra no fuera hablada directamente a ellos. (Porque no pudieron soportar lo que estaba siendo ordenado: “Y si incluso un animal toca la montaña, será apedreado, o atravesado con una flecha”; y tan espantosa fue la visión que Moisés dijo, “Estoy grandemente asustado y temblando”)” (vs 18-21). Sin embargo, piense en esto:

 

·               piense en lo que Dios ha hecho por nosotros

·               piense en el gran privilegio de tener el Espíritu de Dios y guardar el Sábado y los Días Santos de Dios

·               piense en amar a Dios

·               piense en lo que Dios coloca sobre nosotros

 

de modo que podemos hacer esto. Y esto es donde vamos y oramos cada día:

 

Verso 22: “Sino han venido al Monte Sión, y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial;… [la cual Dios va a traer a la tierra] …y a una innumerable compañía de ángeles; a la reunión festiva gozosa;… [eso es mañana, la resurrección] …y a la iglesia de los primogénitos,…” (vs 22-23). Eso es lo que somos. Jesús fue el Primogénito de entre los muertos, y nosotros somos la Congregación de los Primogénitos—la ¡Iglesia de los Primogénitos!

 

“…registrada en el libro de vida en el cielo; y a Dios, el Juez de todos; y a los espíritus de los justos que han sido perfeccionados” (v 23). Cuando morimos, nuestro espíritu vuelve a Dios. Él lo almacena donde sea que lo almacene. Aquellos son todos los que han vivido fielmente y muerto en la fe. Ese espíritu que sale de nosotros cuando morimos y vuelve a Dios no tiene pensamiento, ni funcionamiento, porque ese espíritu no funcionará a menos que esté en una mente y un cuerpo. Cuando seamos resucitados, tendremos una nueva mente y un nuevo cuerpo. Mientras tanto, están almacenados allí esperando la resurrección.

 

Verso 24: “Y a Jesús, el Mediador del Nuevo Pacto; y a la aspersión de la sangre de ratificación, proclamando cosas superiores que esas de Abel.… [luego Pablo da una advertencia; esto es algo de lo que necesitamos tener cuidado]: …Tengan cuidado que ¡no rechacen oír a Quien está hablando!….” (vs 24-25). Necesitamos tener cuidado que eso no sea de acuerdo a nuestros pensamientos.

 

Mañana vamos a ver otro recorrido llegando al Monte Sion; otro recorrido yendo a esta Ciudad de Dios, la cual primero será manifestada como lo fue en Éxodo 24 con el Mar de Vidrio; y esto es ¡la resurrección de los santos de la muerte!

 

Escrituras referenciadas:

 

1)            Deuteronomio 16:9-12

2)            Éxodo 15:22-27

3)            Éxodo 19:3-6, 8, 16-19, 24-25

4)            Éxodo 20:18-20

5)            Éxodo 23:22, 24-25

6)            Éxodo 24:1-10

7)            Deuteronomio 4:1-3, 9-10, 12-13, 29-37, 39

8)            Deuteronomio 18:15-20

9)            Hechos 3:15, 17-26

10)         Lucas 4:16-25, 27-30

11)         Juan 2:13-21

12)         Juan 4:19-24

13)         Hechos 1:3-11

14)         Hebreos 4:14-16

15)         Hebreos 10:15-23

16)         Hebreos 12:18-25

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

 

·               Éxodo 21; 22; 25

·               Deuteronomio 8

 

También referenciado:

 

·               Libro: Matando a Jesús de Bill O’Reilly

·               Folletos sobre el Espíritu Santo de Dios

·               Serie de sermones: ¿Cómo usar el Espíritu Santo de Dios?

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Carta de Julio 2020
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones