| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Cartas del...
 2009
 2010
 2011
 2012
 2013
 2014
 2015
 2016
 2017
 2018
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Atrás
Restoring Original Christianity—for Today

Restaurando el cristianismo original—¡para hoy!

Iglesia de Dios Cristiana y Biblica

P.O. Box 1442

Hollister, California 95024-1442

(831) 637-1875

laverdaddedios.org • truthofgod.org • churchathome.org

afaithfulversion.org • theoriginalbiblerestored.org

 

Fred R. Coulter

 

Diciembre 15, 2017

 

Queridos hermanos,

 

          El 6 de diciembre, el Presidente Donald Trump anunció que USA reconoce oficialmente a Jerusalén como la capital del estado moderno de Israel. (Gracias a un aviso de Dwight Blevins, este anuncio ocurrió en realidad 1947 años, en la mismísima semana, de la destrucción del Templo en el 70 dC.) Consecuentemente, la Embajada Americana pronto será movida de Tel Aviv a Jerusalén. En términos Bíblicos, esto es “el hermano Manasés”—USA—ayudando al “hermano Judá”—los judíos.

          Podemos estar seguros que este anuncio es significante en términos de la profecía del tiempo del fin. En el libro de Zacarías, Dios nota la preeminencia de Judá del tiempo del fin y de Jerusalén: “He aquí, haré de Jerusalén una copa de temblor a toda la gente de todo el rededor, cuando ellos estén en el cerco contra ambas, Judá y Jerusalén. Y en ese día [el tiempo del fin] haré de Jerusalén una piedra pesada para toda la gente. Todo el que se cargue a sí mismo con ella será cortado en piezas, aunque todas las naciones de la tierra serán reunidas contra ella.Y los gobernantes de Judá dirán en su corazón, ‘La gente de Jerusalén será mi fortaleza en el SEÑOR de los ejércitos su Dios.’ En ese día haré a los gobernantes de Judá como un corazón de fuego entre la madera, y como una antorcha de fuego entre las gavillas. Y ellos devorarán a toda la gente de alrededor, a la mano derecha y a la mano izquierda. Y Jerusalén será poblada otra vez en su lugar, incluso en Jerusalén” (Zacarías 12:2-3, 5-6). El escenario para esta profecía clave ha estado siendo colocado desde que Israel fue declarado un estado en 1948 por las Naciones Unidas.

          El anuncio de Trump indudablemente nos acercará al tiempo cuando los judíos comenzarán a construir el “Tercer Templo” (vea la página web del Temple Institute para mayor información). Todavía, esto tomará un número de años—¿cuántos? No sabemos. Solo podemos entender profecía como eventos desenvolviéndose. Pero allí no puede haber duda que este reconocimiento histórico de Jerusalén como la capital de la nación moderna judía tiene gran significado profético.

 

Segmentos del discurso del Presidente Trump del 6 de diciembre

Reconociendo a Jerusalén como la capital de Israel

          Gracias. Cuando asumí el cargo, prometí enfrentar los desafíos del mundo con los ojos abiertos y un pensamiento muy fresco. No podemos resolver nuestros problemas haciendo las mismas suposiciones fallidas y repitiendo las mismas estrategias fallidas del pasado. Todos los desafíos exigen nuevos enfoques. Mi anuncio de hoy marca el comienzo de un nuevo enfoque al conflicto entre Israel y los palestinos.

          En 1995, el Congreso adoptó la Ley de la Embajada de Jerusalén instando al gobierno federal a reubicar la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén y reconocer que esa ciudad, y de manera tan importante, es la capital de Israel. Esta ley fue aprobada por una abrumadora mayoría bipartidista. Y fue reafirmado por el voto unánime del Senado hace solamente seis meses.

          Sin embargo, durante más de 20 años, todos los presidentes estadounidenses anteriores han ejercido la exención de la ley, negándose a trasladar la Embajada de EE. UU. hacia Jerusalén o a reconocer a Jerusalén como la ciudad capital de Israel. Los presidentes emitieron estas exenciones bajo la creencia de que demorar el reconocimiento de Jerusalén promovería la causa de la paz.… Sin embargo, el registró ahí está. Después de más de dos décadas de exenciones, no estamos más cerca de un acuerdo de paz duradero entre Israel y los palestinos.

          Sería una locura suponer que repetir la misma fórmula exacta ahora produciría un resultado diferente o mejor. Por lo tanto, he determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel.

          He juzgado que este curso de acción es lo mejor para los intereses de los Estados Unidos de América y para la búsqueda de la paz entre Israel y los palestinos. Este es un paso largamente esperado para avanzar en el proceso de paz. Y para trabajar hacia un acuerdo duradero.

          Israel es una nación soberana con el derecho, como cualquier otra nación soberana, de determinar su propia capital. Reconocer que esto es un hecho es una condición necesaria para lograr la paz. Hace 70 años los Estados Unidos bajo el presidente Truman se reconoció al estado de Israel. Desde entonces, Israel ha construido su capital en la ciudad de Jerusalén, la capital que el pueblo judío estableció en la antigüedad

          Es por eso que de acuerdo con el Acta de la Embajada de Jerusalén, también estoy ordenando al Departamento de Estado que comience la preparación para trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Esto inmediatamente comenzará el proceso de contratación de arquitectos, ingenieros y planificadores para que una nueva embajada, cuando esté terminada, sea un magnífico tributo a la paz.

          Al hacer estos anuncios, también quiero dejar un punto muy claro. Esta decisión no pretende de ninguna manera reflejar una desviación de nuestro firme compromiso para facilitar un acuerdo de paz duradero. Queremos un acuerdo que sea un gran pacto para los israelíes y un gran pacto para los palestinos. No estamos tomando posición sobre ninguno de los temas del estatus final, incluidos los límites específicos de la soberanía israelí en Jerusalén o la resolución de las fronteras en disputa. Esas preguntas dependen de las partes involucradas.

          Los Estados Unidos siguen firmemente comprometidos en ayudar a facilitar un acuerdo de paz que sea aceptable para ambas partes. Tengo la intención de hacer todo lo que esté en mi poder para ayudar a forjar ese acuerdo.

          Sin lugar a dudas, Jerusalén es uno de los temas más delicados en esas conversaciones. Estados Unidos apoyaría una solución de dos estados si ambas partes lo acordaran. Mientras tanto, hago un llamado a todas las partes para mantener el status quo en los lugares sagrados de Jerusalén, incluido el Monte del Templo, también conocido como Haram al-Sharif. Sobre todo, nuestra mayor esperanza es la paz. El anhelo universal en cada alma humana.

          Con la acción de hoy, reafirmó el compromiso de larga data de mi gobierno por un futuro de paz y seguridad para la región. Por supuesto, habrá desacuerdo y desacuerdo con respecto a este anuncio. Pero confiamos en que, en última instancia, a medida que superemos estos desacuerdos, lleguemos a una paz y un lugar mucho mejores en comprensión y cooperación.

          Esta ciudad sagrada debería invocar lo mejor de la humanidad. Levantando nuestras perspectivas hacia lo que es posible, no arrastrándonos hacia las viejas peleas que se han vuelto totalmente predecibles.

          La paz nunca está más allá de la comprensión de aquellos dispuestos a alcanzarla. Por eso, hoy llamamos a la calma, a la moderación y a que las voces de tolerancia prevalezcan sobre los proveedores de odio. Nuestros hijos deben heredar nuestro amor, no nuestros conflictos. Repito el mensaje que pronuncié en la cumbre histórica y extraordinaria en Arabia Saudita a principios de este año: Oriente Medio es una región rica en cultura, espíritu e historia. Su gente es brillante, orgullosa y diversa, vibrante y fuerte.

          Pero el increíble futuro que aguarda a esta región se mantiene a raya por el derramamiento de sangre, la ignorancia y el terror. El vicepresidente Pence viajará a la región en los próximos días para reafirmar nuestro compromiso de trabajar con socios en todo el Medio Oriente para derrotar el radicalismo que amenaza las esperanzas y los sueños de las generaciones futuras.…

          Así que hoy, volvamos a dedicarnos a un camino de comprensión y respeto mutuos. Permitámonos repensar viejas suposiciones y abrir nuestros corazones y mentes a lo posible…

          Y finalmente, pido a los líderes de la región, políticos y religiosos, israelíes y palestinos, judíos, cristianos y musulmanes, que se unan a nosotros en la noble búsqueda de una paz duradera.

          Gracias. Dios los bendiga. Dios bendiga a Israel. Dios bendiga a los palestinos y que Dios bendiga a los EE.UU. Muchas gracias. Gracias.

(Fuente: https://www.enlacejudio.com/2017/12/06/texto-completo-del-discurso-donald-trump-al-reconocer-a-jerusalen-capital-israel/)

 

Segmentos del discurso del Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu

Concerniente a la declaración de Trump

          Este es un día histórico. Jerusalén ha sido la capital del pueblo judío por 3,000 años. Ha sido la capital de Israel por casi 70 años. Fue aquí donde nuestros templos se levantaron, nuestros reyes reinaron, nuestros profetas predicaron. Jerusalén ha sido el foco de nuestras esperanzas, nuestros sueños, nuestras oraciones por tres milenios. Desde cada esquina de la tierra, nuestro pueblo añoraba regresar a Jerusalén, tocar sus piedras de oro, caminar sus calles santas.

          Así, es raro ser capaz de hablar de los nuevos y genuinos logros en la historia gloriosa de esta ciudad. Sin embargo el pronunciamiento de hoy por el Presidente Trump es tal ocasión. Estamos profundamente agradecidos con el Presidente por su decisión valiente y justa de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y preparar la apertura de la Embajada de USA aquí. Esta decisión refleja el compromiso del Presidente para… cumplir sus promesas y avanzar en la paz. La decisión del Presidente es un paso importante hacia la paz, porque no hay paz que no incluya a Jerusalén como la capital del Estado de Israel.

          Llamo a todos los países que buscan la paz a unirse a USA en reconocer a Jerusalén como capital de Israel, y mover sus embajadas aquí. Comparto el compromiso del Presidente Trump de avanzar la paz entre Israel y todos nuestros vecinos, incluyendo los palestinos. Esto ha sido nuestra meta desde el primer día de Israel. Y continuaremos trabajando con el Presidente y su equipo para hacer este sueño de paz realidad.

          También quiero dejar claro: No habrá ningún cambio al status quo en los sitios santos. Israel siempre asegurará la misma libertad de adoración para judíos, cristianos y musulmanes.

          Presidente Trump, gracias por la histórica decisión de hoy de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. El pueblo judío y el Estado Judío estarán agradecidos por siempre.

(Fin de los fragmentos.)

 

          Los líderes religiosos judíos permanecen ciegos en cuanto a la ubicación correcta para reconstruir el Templo. Hoy, todos piensan que la Mezquita Al Aqsa está en la ubicación del segundo Templo, el cual fue destruido en el 70 dC. Esto es incorrecto, porque la mezquita Al Aqsa esta construida sobre inmensas piedras de fundamento, como se evidencia por el Muro de los lamentos del occidente.

          Podemos saber con absoluta certeza que el sitio de la mezquita no es la verdadera ubicación del Templo de Dios. Jesús le dijo a Sus discípulos que cuando ocurriera la destrucción del Templo no habría una piedra dejada sobre otra: “Y mientras Él [Jesús] estaba saliendo del templo, uno de Sus discípulos le dijo, “Maestro, ¡mira cuan esplendidas son las piedras y los edificios!” Entonces Jesús respondió y les dijo, “¿Ven estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra que no sea echada abajo” (Marcos 13:1-2). Jesús también declaró, “El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras nunca pasarán” (verso 31).

          Esta destrucción catastrófica es exactamente lo que pasó cuando el Templo fue destruido en el 70 dC. Los soldados romanos quemaron el Templo, haciendo que mucho del oro del Templo se derritiera y se fuera al fundamento. Luego removieron todas las piedras en su lujuria por recoger el despojo—no dejando piedra sobre piedra. Luego, después del final de la revuelta judía del 135 dC, los romanos destruyeron aún más el área del Templo al ararlo en montones. Jeremías registra la siguiente profecía concerniente a Zion—el cual es la ubicación real del Templo—verificando así lo que Jesús profetizó: “Así dice el SEÑOR de ejércitos, “Zion será arada como un campo, y Jerusalén llegará a ser montones, y la montaña de la casa [el monte del Templo] como los lugares altos de un bosque.”” (Jeremías 26:18; Miqueas 3:12).

          Por tanto, la ubicación asumida del monte del Templo, donde está ubicada hoy la mezquita Al Aqsa, no puede ser la ubicación correcta porque todas las piedras de fundamento aún están de pie. La mayoría de la gente no comprende que la mezquita Al Aqsa está ubicada en realidad donde una vez se paró el Fuerte romano Antonio—y que el Templo de Dios estaba de hecho ubicado directamente al sur de Fuerte Antonio (ver diagrama de abajo).

 

El Templo y Fuerte Antonia desde el Monte de Ofensa (viendo hacia el noroccidente)

 

Este borrador confirma la ubicación Biblica del Templo

y muestra que el Domo de la Roca esta encima del Fuerte romano Antonio.

 

          ¿Cómo sabemos que en el tiempo del fin, otro Templo será construido?

          Primero: En el año 95-96 dC, 25 años después que el Templo fue destruido, encontramos en Apocalipsis 11 que  Dios ordenó al apóstol Juan a medir el Templo. Obviamente, eso habría sido imposible—dado que ¡no había Templo!

          Segundo: Jesús específicamente predijo el evento clave que dispararía la “Gran Tribulación.” Note: “Por tanto, cuando vean la abominación desoladora, la cual fue hablada por Daniel el profeta, de pie en el lugar santo (quien lea, entienda),Porque entonces habrá gran tribulación, tal como no la ha habido desde el principio del mundo hasta este tiempo, ni la habrá nuevamente.  Y si aquellos días no fueran limitados, ninguna carne sería salva; pero por amor a los elegidos aquellos días serán limitados” (Mateo 24:15, 21-22; Marcos 13:14, 19-20).

          Tercero: ¿Qué es la “abominación desoladora” que está de pie en el lugar santo—el santo de santos en el Templo? En el 51 dC, el apóstol Pablo escribió a los tesalonicenses acerca de este evento climático por venir—porque estaban esperando el regreso de Cristo en aquel tiempo. Recuerde, en el tiempo que Pablo escribió esto el Templo estaba intacto y funcionando. Él escribe: “Ahora, les suplicamos, hermanos, concerniente a la venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con Él, que no sean prontamente sacudidas sus mentes, ni estén angustiados—ni por espíritu, ni por palabra, ni por epístola, como si fuera nuestra, diciendo que el día de Cristo está presente.  No permitan que ninguno los engañe por ningún medio porque ese día no vendrá a menos que la apostasía venga primero, y el hombre de pecado sea revelado—el hijo de perdición, aquel que se opone y exalta a sí mismo sobre todo lo que es llamado Dios, o que es un objeto de adoración; así que entra al templo de Dios y se sienta como Dios, proclamando que él mismo es Dios.

          “¿No recuerdan que cuando aún estaba con ustedes, les dije estas cosas? Y ahora entienden qué lo está reteniendo para ser revelado en su propio tiempo establecido.  Porque el misterio de ilegalidad ya está trabajando; solamente que hay uno Quien lo está restringiendo al tiempo presente hasta que surja de en medio.

          “Y entonces el ilegal será revelado (a quien el Señor consumirá con el aliento de Su boca, y destruirá con el brillo de Su venida); aquel cuya venida está de acuerdo al trabajo interno de Satanás, con todo poder y señales y maravillas mentirosas, y con todo engaño de injusticia en aquellos que están pereciendo porque no recibieron el amor de la verdad, para que pudieran ser salvos. Y por esta razón, Dios enviará sobre ellos un engaño poderoso que les hará creer la mentira, para que puedan ser juzgados todos los que no creyeron la verdad, sino se complacieron en la injusticia” (II Tesalonicenses 2:1-12).

          Cuarto: Aquí está la clave para entender: Cuando el Templo fue destruído en el 70 dC, el hombre de pecado, el hijo de perdición, ¡no fue y entró en el santo de santos! El tiempo establecido para que el “hombre de pecado” aparezca es justo antes del regreso de Cristo, Quien personalmente lo destruirá junto con el falso profeta  (Apocalipsis 13:5-8, 19:20-21).

          Antes de la muerte del apóstol Juan en el 98-100 dC, él supervisó la compilación y finalización del Nuevo Testamento. Le ayudaban Felipe y Andrés y el escriba para el apóstol Pedro, su sobrino Marcos. Ellos pudieron ver claramente que cuando el Templo fue destruido en el 70 dC la “abominación desoladora,” descrita por Pablo, no había ocurrido.

          A causa de lo que Pablo había escrito, y por la visión de Juan de Apocalipsis 11, comprendieron que el Templo tendría que ser reconstruido en el futuro distante. Es por eso que, bajo la inspiración de Dios, insertaron una frase en paréntesis en Mateo 24:15 y Marcos 13:14. Note: “Por tanto, cuando vean la abominación desoladora, la cual fue hablada por Daniel el profeta, de pie en el lugar santo (quien lea, entienda),…”

          Es obvio que esta declaración en paréntesis no fue hablada por Jesús. Más bien, es una edición escrita a lo que dijo Jesús. Como tal, era para indicar a los cristianos futuros que la profecía de la “abominación desoladora” era para el tiempo del fin, para un futuro tercer Templo.

 

          El más preciso Nuevo Testamento en griego: En el Instituto Casa de la Biblia Tyndale en Cambridge, Reino Unido, Dr. Dirk Jongkind—Vice Principal de Casa Tyndale House y anteriormente curador del Sinaiticus Codex—ha estado trabajando por 10 años para salir con lo que la Casa Tyndale describe como “el más preciso Nuevo Testamento en griego de todo los tiempos.” ¿Pero lo es?

          Aquí esta lo que ellos escriben de este Nuevo Testamento griego: “Este Nuevo Testamento griego es una revisión de ediciones griegas anteriores del Nuevo Testamento producidas en el siglo 19 por Samuel Prideaux Tregelles. Esta edición mayor del siglo 19 fue usada como una fuerte textual de la edición clásica de Westcott y Hort El Nuevo Testamento en el griego original… [La edición refleja] el deseo de Casa Tyndale de servir a la iglesia global en una forma abierta con el mejor texto griego posible” (Comunicado de prensa en internet, Noviembre 15, 2017).

          Sin embargo, este reporte falla mencionar que el Nuevo Testamento griego de Westcott y Hort fue resonantemente rechazado en los 1880s como uno de los peores Nuevos Testamentos griegos existentes. Estaba basado en el Codex de Alejandría y el Codex Sinaiticus, los cuales ambos fueron ampliamente considerados estar entre los más deficientes textos griegos del Nuevo Testamento. (El Codex Vaticanus, el texto griego usado por la iglesia católica romana, también está basado en los textos del Codex de Alejandría y Codex Sinaiticus).

          Abajo hay breves descripciones, de Robinson y Pierpont, de los diferentes textos griegos del Nuevo Testamento—junto con algunas de sus deficiencias. Esto le ayudará a ver porque “el más preciso texto griego” de la Casa Tyndale es en realidad ¡bastante inexacto!

          El Texto occidental “Las desviaciones más tempranas de los autógrafos [los originales] aparecen en el así llamado texto occidental, o ‘texto popular no controlado,’ del segundo siglo. El texto se caracteriza por expansión libre, parafraseando, y alteración de palabras que existían antes [como lo hacen muchas traducciones hoy]. Testigos occidentales son pocos y generalmente diversos, con una individualidad textual que impide la reconstrucción de un arquetipo común [copia original]. Aun así, el grueso de sus lecturas comparten algo común con el texto del autógrafo presumido” (Prefacio, p. iii, Bizantino Texto 2005, Robinson y Pierpont; frases en corchetes adicionadas).

          Determinación textual moderna, como es aplicada por muchos eruditos y traductores de varios manuscritos griegos oscuros, está basada en un “método ecléctico.” Esto significa esencialmente que la “opinión personal” del traductor no está basada en hechos o preponderancia de la evidencia—tal como los miles de textos bizantinos disponibles. Los textos griegos así llamados “más precisos” han sido la base de la mayoría de versiones modernas y “genero neutro”. Tales “traducciones” nunca deberían ser la base para decisiones doctrinales o afirmaciones dogmáticas, porque la verdad de la Palabra de Dios a menudo ha sido subvertida o gravemente mal representada. Aquellos quienes verdaderamente conocen las Escrituras pueden ver que tales “interpretaciones” reflejan a menudo las perversiones torcidas de Satanás—como parte de su esfuerzo para destruir el “cristianismo original” enseñado por Jesús y Sus apóstoles (II Pedro 2:2-3 y Judas 3-4).

          El Texto de Alejandría: “El texto de Alejandría parece originarse en un primer intento  localizado recensional [correctivo] de limpiar y purificar las alteraciones y uniones encontradas entre los manuscritos occidentales. Los principios por debajo de esta actividad recensional parecen haber sido reduccionistas y estilístico. Los manuscritos seleccionados … fueron ‘mezclados’ en una calidad textual defectuosa; esto haría paralelo a lo que es encontrado en la mayoría de los primeros papiros egipcios o palestinos de los siglos segundo y tercero. La revisión de Alejandría parece a menudo ser exagerada y demasiado extendida, removiendo no solo las primeras expansiones occidentales sino [también] muchas lecturas originales más largas en el proceso” (Ibid, pp. iii-iv).

          “El Texto de Alejandría está representado primariamente a través de la mayoría de Nuevos Testamentos por el acuerdo del Codex Vaticanus (B/03) y Codex Sinaiticus (X/01), con el apoyo de otros manuscritos relacionados…” (Ibid, p. iv).

          El Texto de Cesárea: “El Texto de Cesárea parece ser una unión de lecturas de las tradiciones de Alejandría y Bizantino. Aunque los manuscritos de Cesárea parecen poseer un patrón distintivo de lectura, este texto no parece haber existido antes ni del texto Bizantino ni del de Alejandría. Este es generalmente rechazado de cualquier consideración seria en relación a la originalidad del autógrafo” (Ibid, pp. iv-v; negrilla agregada).

          El Texto Bizantino: “El Texto Bizantino preserva con una consistencia general el tipo del texto del Nuevo Testamento que dominó el mundo griego parlante. Este dominio existió desde por lo menos el siglo cuarto hasta la invención de la imprenta en el siglo 16. Bajo la teoría presente, este texto también se presume que en siglos antes al cuarto ha dominado la región principal griego parlante del imperio romano (sur de Italia, Grecia y Asia menor)—una región grande y diversa dentro de la cual carece evidencia manuscrita, versional, y patrística durante la era antes del siglo cuarto, sin embargo es la región principal del domino del Texto Bizantino en siglos subsecuentes” (Ibid, p. v).

          Robinson y Pierpont también notan que dado que copias de los manuscritos griegos bizantinos del cuarto siglo en adelante están en su mayoría unificadas, esto parece indicar escritura precisa y fiel copiando a partir del primer siglo hasta el cuarto. En otros reportes, Robinson y Pierpont señalan que el Nuevo Testamento griego llamado El Texto Recibido concuerda con el Nuevo Testamento del Bizantino en un 98.5 a 99%.

          En 1992, empecé a traducir el Nuevo Testamento a partir del Texto Recibido. Mi primera traducción completa—El Nuevo Testamento en Su orden original—fue terminada en 1998. Desde aquel tiempo hasta el 2004, escribí varios comentarios de apoyo y apéndices. Durante aquel tiempo Gary Staszak estaba escribiendo sobre como las Escrituras se desarrollaron y como la Biblia fue preservada. Él es un escritor excelente e hizo un gran trabajo desarrollando comentarios sobre este tema para El Nuevo Testamento en Su orden original (capítulos 10-14).

          Gary también estuvo en contacto personal con Pierpont y Robinson y logró conseguir su vital aporte para mejorar nuestra traducción. Así, mientras mi traducción está basada en el Texto Recibido, esta también se alinea con el Texto Bizantino de la de Robinson y Pierpont. Esto significa que el Nuevo Testamenta en la Versión Fiel es 99+% en concordancia con la de ellos.

          Aunque Pierpont murió en febrero 2003, Maurice Robinson finalmente tuvo sus obras publicadas en el 2005, casi 18 meses después de nuestra publicación del Nuevo Testamento en Su orden original. Robinson tituló su publicación El Nuevo Testamento en el griego original—Texto Bizantino, 2005 y ambos Robinson y Pierpont son designados como los autores.

          Probas todas las cosas: Después de leer el comunicado de prensa de la Casa Tyndale sobre su supuesto “más preciso Nuevo Testamento griego,” adquirí una copia digital del Evangelio de Marcos. Luego comparé su trabajo con el Nuevo Testamento griego de Robinson y Pierpont, el griego usado por George Ricker Berry (1897), y el Nuevo Testamento griego Stephens 1550.

          Como se demostró en las últimas dos páginas de esta carta, lo que encontré fue ¡increíble! En la primera página del Evangelio de Marcos, descubrí 16 errores—al comparar con los otros textos griegos. Los marqué para que los vea. El error más obvio aparece en el verso 2, donde el texto es cambiado de “Está escrito en los profetas” a “Está escrito en Isaías el profeta.” Incluí parte del Interlineal de Berry de modo que puede ver la diferencia en ingles así como en griego.

          La razón por la que debe leerse “los profetas” en vez de “el profeta Isaías” es porque Marcos citó de Malaquías 3:1 así como de Isaías 40:3. La versión de la Casa Tyndale está basada en una muy conocida “lectura alterna” que desde hace mucho ha sido establecida como incorrecta. Si ve cuidadosamente en el texto de Robinson y Pierpont y el texto del Nuevo Testamento griego de Stephen 1550, verá una referencia marginal a Isaías. Esto significa que esta “lectura alterna” era bien conocida como siendo incorrecta hace 467 años. Aparentemente, los editores de la Casa Tyndale estaban intentando hacer que Marcos 1:2 se lea como el registro de Mateo—donde escribió: “Este es de quien fue hablado por el profeto de Isaías” (Mateo 3:3).

          También examiné Marcos 13 y encontré 20 lecturas con palabras diferentes o faltantes. Así, al “probar todas las cosas” hemos encontrado que las afirmaciones de la Casa Tyndale—que han recién producido “el texto griego más preciso posible”—son falsas.

          Hermanos, necesitamos acercarnos a Dios en oración sentida y el estudio diario de Su Palabra—de modo que podemos crecer en gracia y conocimiento y siempre estar venciendo. Damos gracias a Dios el Padre diariamente por Su bondad y misericordia por todo Su pueblo. Les agradecemos personalmente por su amor continuo y fidelidad con Dios y unos con otros. Les damos gracias por sus oraciones por nosotros y por todos los hermanos, y por su fidelidad con los diezmos y ofrendas. Oramos que Dios continúe bendiciéndoles y viendo por ustedes en todo. Continuamos orando por ustedes—por su salud, su sanidad y por el amor y gracias de Dios que esté sobre ustedes en toda circunstancia.

 

Con amor en Cristo Jesús,

 

 

 

 

Fred R. Coulter

FRC





 

 

 

Atrás
Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
Otros libros
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Cartas del...
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones