| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2015
 2016
 2017

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 2017
Atrás

Fiesta de Tabernáculos 2017—Día 1

La Restitución de todas las cosas

De la vasta destrucción y turbulencia, a la renovación.

Fred R. Coulter—Octubre 5, 2017

www.laVerdaddeDios.org

 


¡Saludos hermanos! ¡Bienvenidos  la Fiesta de Tabernáculos! Qué Fiesta tan maravillosa es esta, y el significado de ella es igual de maravilloso. Esta Fiesta trae, como lo veremos, ¡la salvación de Dios al mundo!

 

         La Fiesta de Tabernáculos muestra que todo lo físico es temporal. Es por esto que Dios hizo que el pueblo de Israel habitara en tiendas y moradas temporales. Hoy en día entendemos que todo edificio es temporal, toda morada es en realidad temporal. Viene una nueva tierra y el Gobierno de Dios se establecerá aquí, y nosotros seremos quienes salven al mundo.

 

Comencemos como usualmente lo hacemos yendo a Levítico 23:33: “Y el SEÑOR habló a Moisés diciendo, “Habla a los hijos de Israel, diciendo, ‘El quinceavo día de este séptimo mes será la Fiesta de Tabernáculos por siete días al SEÑOR.’”” (Vs 33-34). Eso es de acuerdo al Calendario Hebreo Calculado, según lo entendemos.

Versos 35-36: “En el primer día será una santa convocación. No harán ningún trabajo servil en él. Siete días ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR…”

Esas son requeridas (Números 29). Y veremos que también hay que dar otra ofrenda, la cual es aparte de las ofrendas de fuego que Dios ordena que lleven a cabo los sacerdotes y Levitas, y me refiero a la ofrenda individual que nosotros hacemos.

Verso 36: “En el octavo día será una santa convocación para ustedes…” ¿No es esto algo interesante? ¿Qué dice Dios acerca de los que son menos? ¡Que serán grandes! Y el último día de la Fiesta es el Último Gran Día, y va a producir mucho más que ninguna otra parte del plan de Dios. Pero usted tiene que estar aquí para pasar por ese día.

Luego dice: “...Es una asamblea solemne…” Versos 37-38: “Estas son las fiestas del SEÑOR las cuales proclamarán ser santas convocaciones para ofrecer una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR, una ofrenda quemada y una ofrenda de grano, un sacrificio, y ofrendas de bebida, todo en su día; además de los Sábados del SEÑOR…”

Esto es muy importante para que todos lo entiendan, especialmente las personas quienes son nuevas. El Sábado es llamado el Sabbat. Y se refiere al séptimo día de la semana. Por supuesto que en Levítico 23:1-3 se muestra que el Sábado semanal es el que santifica todos los Días Santos también. Entonces, cuando un Sábado se refiere a un Día Santo es llamado un Sábado, no el Sábado.

“…y además de sus regalos, y además de todos sus votos, y además de todas sus ofrendas voluntarias las cuales dan al SEÑOR. También en el quinceavo día del séptimo mes, cuando hayan reunido el fruto de la tierra, guardarán una fiesta al SEÑOR siete días. En el primer día será un Sábado anual, y en el octavo día será un Sábado anual.” (Vs 38-39) Luego muestra cómo ellos deberían de hacer enramadas o tabernáculos para habitar durante esos días.

Si usted arranca una rama de un árbol en el primer día de la Fiesta, podrá darse cuenta de que al pasar de los días ésta se irá secando y para el octavo día probablemente ya esté completamente seca. Puede ser un ejemplo de lo que Cristo dijo:

‘Yo soy la viña y ustedes son las ramas. Toda rama que no lleva fruto el Padre la corta y es echada al fuego. Ustedes deben de permanecer en la viña como ramas para poder llevar fruto.’

Cuando usted corta esa rama y la mira día con día, puede notar que esto es verdad. Si la rama no tiene un suministro constante de savia entonces se secará y morirá. De manera similar ocurre con nosotros si no tenemos un constante suministro del Espíritu de Dios. ¡No podemos hacer nada sin él!

Aquí tenemos un mandamiento acerca de las ofrendas voluntarias; Deuteronomio 16:16: “Tres veces en un año aparecerán todos sus varones delante del SEÑOR su Dios en el lugar el cual Él escogerá: en la Fiesta de Panes sin Levadura, y en la Fiesta de las Semanas, y en la Fiesta de Tabernáculos…” Hoy en día existen muchos lugares los cuales Dios escoge. Incluso se da el caso de lo que Jesús dijo: ‘Donde dos o tres estén reunidos en Mi nombre, ahí estoy Yo en medio de ellos.’

Es algo grandioso el poder guardar la Fiesta de Los Tabernáculos y venir a alguno de los diferentes sitios de Fiesta, convivir con los hermanos y repasar las Escrituras durante ocho días, escuchar los sermones, reunirse con todos los hermanos; en verdad es un tiempo grandioso.

“…Y no aparecerán delante del SEÑOR vacíos, cada hombre dará como sea capaz, de acuerdo a la bendición del SEÑOR su Dios, la cual Él le ha dado.” (Vs 16-17). Así que, siempre que traigamos una ofrenda a Dios:

·             Debemos ver las bendiciones que Él nos ha dado

·             Debemos darnos cuenta de tantas cosas de las cuales Él nos ha protegido y salvado

·             Debemos de ver cómo Dios nos ha ayudado a superar tantas pruebas

Dios nos ha dado Su Espíritu y además nos ha dado ¡Su Palabra! Tenemos esto disponible en la manera más fantástica posible. Tenga en mente todas estas cosas mientras entrega su ofrenda para este Día Santo de la Fiesta de Tabernáculos 2017.

(Pausa para entregar la ofrenda)

Mientras es cierto que la Fiesta de Tabernáculos representa un tiempo grandioso de paz, un tiempo de cosecha para aquellos quienes entran en el Reino de Dios, cabe mencionar que comienza un poco diferente a lo que uno supondría. No se va a tratar de un cambio instantáneo en todo el mundo en el cual de repente todo es maravilloso y pacífico.

En el Día de Expiación vimos que Jesucristo mandó un ángel para atar a Satanás y a los demonios y encerrarlos en el abismo y luego poner un sello sobre ellos.

En Apocalipsis 20 se muestra una descripción del trabajo que estaremos desempeñando durante el Milenio. Aunque aún no sabemos cuál será nuestro trabajo cuando el Milenio termine. ¡Es increíble pensar en todo esto! Y esto debe de motivarnos para mantenernos fieles y:

·             Amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y ser.

·             Guardar Sus mandamientos

·             Amar a los hermanos

·             Superar las pruebas

·             Hacer las cosas que Dios quiere que hagamos

¡De manera que podamos estar ahí!

Esto es lo que da comienzo al Milenio, y luego leemos cuál es la labor que tenemos que realizar.

Apocalipsis 20:4: “Y vi tronos; y a los que se sentaron sobre ellos, y juicio les fue dado…” Nosotros vamos a juzgar a la gente del mundo. Los 12 apóstoles van a sentarse sobre 12 tronos para juzgar al pueblo de Israel. Y el rey David va a ser rey sobre todo Israel físico y espiritual.

“…y vi las almas de aquellos que habían sido decapitados por el testimonio de Jesús, y por la Palabra de Dios, y aquellos que no adoraron a la bestia, o su imagen, y no recibieron la marca en sus frentes o en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.” ¡Esto es asombroso! ¡Reinar como reyes y sacerdotes!

Es sólo una pequeña pista para lo que representa el Último Gran Día. Es interesante notar cómo esto encaja exactamente con Levítico 23. Ahí se habla del octavo día pero no nos dice nada más al respecto. De la misma manera aquí:

Verso 5: “(Pero el resto de los muertos no vivieron de nuevo hasta que los mil años fueron completados.)…” Nosotros sabemos, como ya lo hemos estudiado en otras ocasiones, que aquellos quienes son de Cristo van a ser levantados de entre los muertos y aquellos quienes estén con vida cuando Él regrese serán transformados. Todos vamos a recibir a Cristo en el aire sobre el Mar de Vidrio. Y después de esto regresaremos a la tierra, Satanás será atado y nos será dado el verdadero gobierno y juicio sobre este mundo.

“…Esta es la primera resurrección.” La primera parte del versículo 5 aparece entre paréntesis, esto es debido a que se refiere a un hecho que no ocurrirá hasta después de los mil años, pero el versículo realmente se está enfocando es en aquellos quienes tomarán parte de la primera resurrección. Este verso nos muestra entonces que hay una primera resurrección y una segunda resurrección. Es algo maravilloso cuando uno lo lee y se detiene a pensar en ello.

Noten lo que dice acerca de nosotros: ¡Seremos los hijos e hijas de Dios gobernando y reinando con Cristo!

Verso 6: “Bendito y santo es aquel que tiene parte en la primera resurrección; sobre este la segunda muerte no tiene poder… [Porque viviremos para siempre]… Sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años.”

Después de eso vamos a gobernar y a reinar, pero eso está reservado para el Último Gran Día. Veamos nuestro regreso para gobernar el mundo. El Día de Trompetas terminamos en Zacarías 14. Ahí se nos dice bastante acerca de las condiciones en las cuales estará el mundo:

Zacarías 14:3: “Y el SEÑOR saldrá y peleará contra esas naciones, como cuando Él peleó en el día de batalla.”

¿Qué es lo que ocurre cuando hay guerra? ¡Todo queda destruido!  Pensemos en el reto que vamos a estar enfrentando al comienzo del Milenio. Necesitamos contemplar en qué condiciones estarán esas personas que sobrevivan a los acontecimientos del tiempo del fin; todos aquellos quienes sobrevivan a todas las calamidades que sucederán en ese tiempo antes del regreso de Jesucristo.

Verso 4: “Y Sus pies se pararán en ese día sobre el Monte de los Olivos el cual está delante de Jerusalén al oriente, y el Monte de los Olivos se partirá en dos, desde el oriente y hasta el occidente, y se hará un valle muy grande. Y la mitad de la montaña se moverá hacia el norte, y la mitad de ella hacia el sur.” ¡Esto será asombroso!

Imaginen los terremotos de los cuales se habla en el libro de Apocalipsis. Cuando Cristo ponga Sus pies sobre el Monte de los Olivos y la montaña se parta en dos para formar un gran valle. Así que la Geografía de todo va a ser cambiada. ¡Eso va a ser grandioso en verdad!

Versos 5-8: ““…Y el SEÑOR mi Dios vendrá, y todos los santos Contigo. Y sucederá en ese día, que la luz no será ni clara, ni oscura. Y será un día el cual será conocido por el SEÑOR, ni día ni noche; sino sucederá que en tiempo nocturno estará iluminado. Y será en ese día, que aguas vivas saldrán de Jerusalén…”—Saldrán para sanar al mundo entero. ¿Por qué? Porque todos los ríos y todos los océanos habrán sido convertidos en sangre, y todo lo que estaba en ellos habrá muerto.

Así es como Dios va a encargarse de limpiar los océanos; “…la mitad de ellas irán hacia el mar oriental, y la mitad de ellas hacia el mar occidental. En verano y en invierno será.” (Verso 8). Un flujo constante del Río de Dios. Esto es simbólico pues también representa el Espíritu de Dios.

Verso 9: “Y el SEÑOR será Rey sobre toda la tierra; en ese día habrá un SEÑOR, y Su nombre será uno.” Luego habla acerca de lo que va a suceder.

Verso 11: “Y ellos vivirán en ella, y nunca más habrá ninguna destrucción total, sino Jerusalén vivirá segura.” Esta es una gran promesa y mucho más tratándose de Jerusalén; ¡no más destrucción!

Verso 12: “Y esta será la plaga con la cual el SEÑOR herirá a toda la gente que ha peleado contra Jerusalén…” Va a ver personas enojadas que querrán pelear contra nosotros. No debemos de asumir que todo va a ser pacífico y perfecto de un día para otro.

“…Su carne se consumirá mientras estén parados sobre sus pies, y sus ojos se consumirán en sus cuencas. Y su lengua se consumirá en sus bocas. Y será en ese día que un gran pánico del SEÑOR estará entre ellos. Y cada uno echará mano de su vecino, y su mano se levantará contra la mano de su vecino. Y Judá también peleará en Jerusalén; y la riqueza de todas las naciones de alrededor será reunida—oro, y plata, y ropa en gran abundancia.” (Versos 12-14). Y todo esto va a ser para Jerusalén.

En este tiempo aún va a existir el libre albedrío, y todo individuo va a tener que elegir:

·             ¿Van a pelear contra Dios? o

·             ¿Van a obedecer a Dios?

·             ¿Van a someterse al gobierno de Dios?

·             ¿Qué es lo que van a hacer?

Verso 15: “Y de la misma manera será la plaga del caballo, la mula, el camello, y el burro, y de todas las bestias las cuales estarán en estos campos—será como esta plaga.”

Veamos cuál es una de las cosas que tiene que ser hecha, no solamente con Satanás sino también con los demonios.

Zacarías 13:1-2: ““En ese día habrá ahí una fuente abierta para la casa de David, y para la gente de Jerusalén, para limpiarlos del pecado y para impureza. Y será en ese día,” dice el SEÑOR de los ejércitos, “Yo cortaré los nombres de los ídolos de la tierra, y nunca más serán recordados…”

La primer cosa que sucederá será la destrucción de todos los ídolos. Si leemos cómo fue que Israel fue conquistando la ‘tierra prometida,’ ¿cuál fue una de las primeras cosas que ellos hacían al entrar a un nuevo territorio?

·             Destruir las imágenes

·             Destruir los lugares de adoración pagana

“…y nunca más serán recordados. Y también haré que los profetas mentirosos y los espíritus inmundos salgan de la tierra.” (Verso 2). Todos los demonios serán sujetados en el abismo junto con Satanás el diablo.

Cuando esto suceda, las naciones van a tener que elegir: ¿Obedecerán a Dios o no? Veamos lo que sucede en el resto de Zacarías 14.

Zacarías 14:16: “Y sucederá que todo el que sea dejado de todas las naciones las cuales subieron contra Jerusalén incluso subirán de año en año a adorar al Rey, el SEÑOR de los ejércitos, y a guardar la Fiesta de Tabernáculos.” Recuerden:

·             Dios les dijo que debían de guardar la Fiesta de los Tabernáculos

·             Jesús y los apóstoles guardaron la Fiesta de los Tabernáculos

·             Debemos de guardar la Fiesta de los Tabernáculos

·             En ese tiempo el mundo entero guardará la Fiesta de los Tabernáculos

Verso 17: “Y será,  cualquiera que no suba a Jerusalén de todas las familias sobre la tierra a adorar al Rey, el SEÑOR de los ejércitos, incluso sobre ellos no habrá lluvia.”

Obviamente, no todos podrían estar en Jerusalén; la mayoría de las personas celebrarían la Fiesta de Tabernáculos en sus respectivos países. Pero probablemente tendría que haber representantes autorizados de cada país para que subieran a Jerusalén a representar a su nación.

Verso 18: “Y si la familia de Egipto que no tenga lluvia no sube a presentarse ella misma, esta será la plaga con la cual el SEÑOR golpeará a las naciones que no suban a guardar la Fiesta de Tabernáculos.”

Al principio habrá que pelear algunas batallas. La tierra estará en ruinas, desolación y cayéndose a pedazos; en Isaías 24 podemos leer una descripción de las condiciones en las que la tierra se va a encontrar. Y será un trabajo tremendo el que tendremos que hacer, tendremos que ayudar a reconstruir. En otra parte de Isaías se dice que: ‘Tu pueblo reconstruirá las ruinas.’

Aquí se muestra qué es lo que ocurrirá con todas esas guerras que tomarán lugar justo al regreso de Jesucristo. Isaías 24:1: “He aquí, el SEÑOR vacía la tierra y la hace desperdicio, y la voltea al revés, y dispersa sus habitantes.”

·             Imaginen el caos

·             Imaginen toda la destrucción

·             Todo estará destruido

¡Todo lo que el hombre ha hecho para desafiar a Dios va a ser destruido! Tal como leímos en Zacarías 14, lo primero va a ser destruir todos los ídolos.

Versos 2-3: “Y así como esto será con la gente, así será con el sacerdote; como con el esclavo, así con el maestro; como con la sierva, así con la señora; como con el comprador, así con el vendedor; como con el prestamista, así con el que pide prestado; como con el acreedor, así con el deudor. La tierra será completamente devastada, y totalmente despojada; porque el SEÑOR ha hablado esta palabra.” ¡Esto es lo que sucederá!

Versos 4-6: “La tierra se enluta y languidece; el mundo se marchita y languidece; la gente orgullosa de la tierra se marchita. Y la tierra es profanada bajo su gente; porque han trasgredido las leyes, cambiado la ordenanza, y han roto el pacto eterno. Por tanto la maldición ha devorado la tierra… [¡Cuán terrible es esto!]… y aquellos que habitan en ella están desolados; por tanto la gente de la tierra es quemada, y pocos hombres quedan.

Basta recordar lo que ha ocurrido ya en todas las guerras. Todos los bombardeos, muerte, destrucción, bombas atómicas como las de Hiroshima y Nagasaki. Las consecuencias que hay debido a explosiones nucleares como la ocurrida en Chernóbil. ¡Nos damos cuenta de que el tiempo del fin será algo terrible!

Verso 10: “La ciudad de la vergüenza está derribada; toda casa está cerrada para que nadie puede entrar. Un llanto por vino es en las calles; toda alegría está oscurecida, el júbilo en la tierra se ha ido. En la ciudad, es dejada una desolación, y la puerta es golpeada con destrucción, pues de tal manera es en medio de la tierra entre la gente, será como el zarandeo de un árbol de olivo y como rebuscos cuando la cosecha de la uva es completada. (Vs 10-13). ¡Qué impresionante! Por esto el mundo va a tener que empezar de cero.

Versos 14-15: “Ellos levantarán su voz, ellos cantarán por la majestad del SEÑOR, ellos llorarán fuertemente desde el mar. Por tanto glorifiquen al SEÑOR en el oriente donde la luz amanece, el nombre del SEÑOR Dios de Israel en las islas del mar.” ¡Todos vendrán y reconocerán a Dios!

Versos 16-19: “Desde los confines de la tierra hemos escuchado canciones, “Gloria al Justo.” Pero yo dije. “¡Escasez para mí! ¡Escasez para mí! ¡Ay de mí! Engañadores engañan, incluso traicioneramente. ¡Engañadores engañan! El pavor y la fosa, y la trampa son sobre ustedes,  Oh habitantes de la tierra. Y sucederá, el que huya del sonido de pavor caerá en la fosa. Y el que salga de en medio de la fosa será capturado en la trampa, porque las ventanas desde lo alto están abiertas, y los cimientos de la tierra tiemblan. ¡La tierra está rota, sí derribada!...” ¡Piensen en esto! ¡La tierra entera será un desastre!

“... ¡La tierra está desmoronándose, sí desmoronándose en pedazos! ¡La tierra está tambaleante, sí tambaleante! ¡Como un borracho la tierra está tambaleante, si tambaleante! ¡Y sus rocas para adelante y para atrás como una choza de madera! Y sus trasgresiones son pesadas sobre ella; y caerá y no se levantará otra vez. Y sucederá en ese día, que el SEÑOR castigará los ejércitos de los altos que están en lo alto y a los reyes de la tierra sobre la tierra. Y ellos serán reunidos, como los prisioneros son reunidos en un calabozo. Y serán callados en la prisión, y después de muchos días serán castigados.” (Versos 19-22).

Así que, esta es la manera en que la tierra va a estar cuando nosotros lleguemos a hacernos cargo. Podemos darnos cuenta de que el libro de Isaías tiene mucho que ver con el Reino de Dios.

Isaías 33:1-2: “Aflicción al destructor, y tú quien no has sido destruido; y al traidor, pues ellos no han tratado traicioneramente contigo. Cuando pares de destruir, tú serás destruido. Cuando pares de tratar traicioneramente, tratarán traicioneramente contigo. Oh SEÑOR, sé clemente con nosotros…”

Esto nos muestra que cualquiera que haya cometido pecados, seguido a demonios y adorado ídolos, ¡ahora tiene que arrepentirse! Y si nosotros llegamos a estar ahí en el Milenio, ayudaremos a las personas a recuperarse de:

·             El estado de shock

·             Las heridas

·             Pérdida de miembros

·             Mentes destruidas

·             Hogares destruidos

·             Vidas destruidas

Es por esto que dice: “…sé clemente con nosotros; hemos esperado por Ti; sé su brazo cada mañana; nuestra salvación también en el tiempo de problema. Al ruido del tumulto la gente huyó; en el levantamiento Tuyo las naciones fueron dispersas. Y tu botín será reunido como la oruga recolecta; como el correr de aquí para allá de langostas correrán sobre ellos. El SEÑOR es exaltado…” (Vs 2-5). La primera cosa que ocurrirá es que ¡Dios reinará en Jerusalén!

‘Hemos sido enviados aquí como reyes, sacerdotes, gobernadores y administradores, nosotros vamos a mostrarles cómo es que necesitan comenzar a reparar sus vidas, sus ciudades y sus hogares, ¡para que vengan a Dios!

Verso 5: “El SEÑOR es exaltado, pues Él habita en las alturas. Él ha llenado a Sión con justicia y rectitud. Y sabiduría y conocimiento serán la estabilidad de tus tiempos, y fuerza de salvación: el temor del SEÑOR es su tesoro. He aquí, los poderosos llorarán afuera; los mensajeros de paz llorarán amargamente. Los caminos están desechos, el viajero cesa. Él ha roto el pacto. Él ha detestado las ciudades. No le importó ningún hombre. La tierra se lamenta y languidece…” (Vs 5-9).

¡Pero Dios va a cambiar todo! Y nosotros vamos a ser quienes lo lleven a cabo. Lo que acabamos de leer describe las condiciones en las que la tierra estará cuando nuestro trabajo comience. ¡Va a ser algo inimaginable! Así que, necesitamos prepararnos para entender qué es lo que va a pasar.

Isaías 25:1-2: “Oh SEÑOR, Tú eres mi Dios; yo te exaltaré, yo alabaré Tu nombre; pues Tú has hecho cosas maravillosas; Tus consejos de antaño son fidelidad y Verdad, pues Tú has convertido una ciudad en montón; una ciudad fortificada en ruinas; una ciudadela de extranjeros para que no sea ciudad; nunca será reedificada.”

Nuevas cosas tendrán que ser construidas. Las cosas no van a ser como eran antes.

Verso 3: “Por lo tanto, la gente fuerte Te glorifica, la ciudad de las naciones terribles Te temerá, pues Tú eres una fortaleza para el pobre, una fortaleza al necesitado en su angustia, un refugio de la tormenta, una sombra para para proteger del calor, cuando el estallido de los terribles es como tormenta contra la pared. Tú derribarás el ruido de los extranjeros, como el calor en un lugar seco; incluso el calor con la sombra de una nube…” (Vs 3-5). ¡Será algo impresionante!

·             Va a haber gente resistiéndose

·             Va a haber gente peleando

Pero nosotros seremos capaces de encargarnos de ellos, porque tendremos el poder para hacerlo.

Verso 6: “Y en esta montaña… [Noten la transformación]… el SEÑOR de los ejércitos hará un festín de grosuras para toda la gente…” ¿Cuánto tiempo tomará preparar todo esto de manera que tome lugar una Fiesta de Tabernáculos como la que se describe en Zacarías 14?

“…un festín de vinos en su sedimento, de grosuras llenas de tuétano, de vinos refinados en su sedimento” (Verso 6). Esto muestra que habrá:

·             Nuevas siembras y plantaciones

·             Cosecha

·             Recolección de productos del campo

·             Producción de vino

Dice en Apocalipsis 12:9 que Satanás el diablo está ‘engañando al mundo entero.’ ¡Todos están cegados! Imaginen lo alteradas que estarán las mentes de la gente el tiempo del fin, ¡al grado de que estarán adorando a la Bestia y al Falso Profeta! ¡Piensen en lo mal que estarán sus mentes de tal manera que al regreso de Jesucristo querrán pelear contra Él y los santos!

Entonces, tiene que haber un cambio; aquí se muestra ese cambio en el verso 7 de Isaías 25: “Y Él destruirá en esta montaña la faz de la cubierta, la cual cubre a toda la gente…”

·             ¿Por qué está la gente cegada? ¡A causa de Satanás el diablo!

¡Dios va a tener que hacerse cargo de todo esto!

“…y el velo que está tejido sobre todas las naciones.” (Verso 7). ¡Qué cosa tan maravillosa será esta!

Verso 8: “Él destruirá la muerte para siempre; y el Señor DIOS enjugará lágrimas de todos los rostros. Y Él removerá de toda la tierra la reprensión de Su pueblo, pues el SEÑOR lo ha hablado. Y uno dirá en aquel día, ‘He aquí, Este es nuestro Dios. Hemos esperado por Él, y Él nos salvará… [Las personas podrán ser realmente convertidas y cosas sorprendentes ocurrirán. Habrá un cambio total en el mundo]… Este es el SEÑOR; nosotros hemos esperado por Él, estaremos contentos y nos regocijaremos en Su salvación.’” (Vs 8-9). ¡Esto será algo sorprendente!

En el capítulo 26 de Isaías se muestra:

·             El cambio

·             La reconstrucción

·             El hacer las cosas de manera correcta

·             El deshacerse de los pecadores

·             El poner fin a la destrucción

·             El deshacerse de todas las cosas en las que este mundo había consistido hasta entonces

¡Y comenzar un mundo nuevo!

Isaías 26:1: “En ese día ésta canción será cantada en la tierra de Judá: “Tenemos una ciudad fuerte; Él establece salvación como nuestros muros y terraplenes. Abran las puertas, para que la nación justa entre…’” (Versos 1-2). La Nueva Jerusalén en la tierra, no se refiere a la Nueva Jerusalén descrita en Apocalipsis 21 y 22, sino a la reconstrucción de Jerusalén para el Milenio. “…la nación justa…” se refiere a todos aquellos en la primera resurrección.

“…una que esta fielmente guardando Verdad. Tú lo guardarás en perfecta paz, cuya mente está establecida sobre Ti porque confía en Ti. Confía en el SEÑOR por siempre…” (Vs 2-4).

¡Nosotros vamos a confiar en el Señor incluso cuando seamos seres espirituales! ¿Cristo Jesús confiaba en el Señor? ¡Por supuesto! A través de toda Su vida.

“…porque Dios el SEÑOR es la Roca eterna.” (Verso 4). Este será un gran acontecimiento.

Versos 7-8: “El camino de los justos es rectitud; Oh el Recto, Tú haces el camino del justo plano. Sí, en el camino de Tus juicios, Oh SEÑOR, te hemos esperado; porque Tu nombre y porque Tu memoria es el deseo de nuestra alma.” Aun habrá algo de la naturaleza carnal, pero ya no como existe ahora. ¡Dios se hará cargo de eso!

En ese tiempo les será concedida salvación a las personas del mundo, y será una cosa maravillosa. La gente al fin entenderá:

·             Guardarán el Sábado

·             Guardarán las Fiestas Santas

·             Ellos adorarán y reverenciarán a Dios

·             Nosotros les ayudaremos

¡Imaginen cómo será durante los servicios del Sábado! La tierra entera guardando el Sábado. ¿Pueden imaginar eso?

Isaías 35:1-2: “El lugar desolado y el desierto estarán contentos y el desierto se regocijará y florecerá como la rosa. Florecerá abundantemente…”

Piensen en ello la próxima vez que vea una foto o video del desierto del Sahara, el desierto Gobi, o cualquier otro desierto. ¡Todos ellos van a florecer! ¡Toda la tierra va a ser productiva!

“…y se regocijará incluso con gozo y canción; la gloria del Líbano será dada a él, la excelencia de Carmelo y Sarón, ellos verán la gloria del SEÑOR la majestad de nuestro Dios.” (Verso 2).

Dios no solamente estará en Jerusalén reinando, sino que también irá alrededor de la tierra para ver a las personas.

·             Ellos verán Su gloria

·             Ellos verán Su majestad

·             Nosotros los guiaremos en alabanza y oración a Dios

Verso 3: “Hagan las manos débiles fuertes y hagan las rodillas endebles seguras. Digan a aquellos de corazón temeroso, “Sean fuertes, no teman; he aquí, su Dios vendrá con venganza, con la completa recompensa de Dios. Él vendrá y los salvará.” (Vs 3-4). Eso es lo que nosotros estaremos haciendo: ¡ayudando a salvar la tierra y a las personas! Piensen en esto:

·             ¿Cuántas personas estarán dañadas física y emocionalmente por las guerras?

Verso 5: “Entonces los ojos del ciego serán abiertos y los oídos del sordo serán destaponados.”—físicamente y espiritualmente, porque Satanás será removido junto con sus demonios, y los hijos e hijas de Dios estarán reinando como reyes, sacerdotes y administradores. Ellos enseñarán a las personas el camino de Dios.

·             Sanándolos

·             Motivándolos

·             Edificándolos

·             Amándolos

Versos 6-8: “Entonces el cojo saltará como un venado, y la lengua del mudo cantará; porque las aguas escaparán en los lugares desolados, y las corrientes en el desierto. Y la tierra reseca se convertirá en una piscina, y la tierra sedienta se convertirá en fuentes de agua en la casa de chacales, en su guarida, será un lugar para la caña y el junco. Y una autopista estará allí…”

Sí, habrá carreteras y las personas van a viajar. ¡Pero esa autopista es el Camino de Dios! A eso se refiere. Hoy en día la mayoría de las personas están engañadas, pero cuando el Milenio esté en marcha nadie va a estar engañado. El camino de los rectos estará ahí, el cual es llamado ¡La Autopista de Dios!

“…y un camino, y será llamado el Camino de Santidad…” ¿Cómo es que estos seres humanos físicos…?

·             Viven

·             Entienden

·             Crecen

·             Superan pruebas

·             Aman a dios

·             Guardan los mandamientos

Nosotros les estaremos enseñando y estaremos con ellos, para que aprendan el Camino de Santidad de manera que puedan tener vidas plenas y entren al Reino de Dios como seres espirituales, como nosotros esperamos ya haberlo hecho.

“…El impuro no pasará sobre él. Sino será para el que camine en ese camino, pero los tontos, no errarán en él. Ningún león estará allí, ni ninguna bestia de presa subirá sobre él, ellos no serán encontrados allí. Pero el redimido caminará allí. Y el rescatado del SEÑOR retornará y vendrá a Sión con canciones y gozo perpetuo sobre sus cabezas; ellos obtendrán gozo y contentamiento, y la tristeza y el suspiro huirán.” (Vs 8-10).

·             Esto describe nuestra misión

·             Esto describe qué es lo que vamos a hacer

·             Esto muestra cómo serán las cosas al comienzo del Milenio

Jeremías 30 habla del regreso de las personas a sus propias naciones. Todo se tratará de la restitución de todas las cosas, tal como Pedro profetizó en Hechos 3.

Jeremías 30:8: “Porque será en aquel día,’ dice el SEÑOR de ejércitos, ‘Yo romperé su yugo de su cuello…” Los sacará de la cautividad; eso será algo grandioso. ¿Cómo será el que finalmente el pueblo de Israel regrese a su tierra?

“…y romperé sus cadenas. Y extraños no más lo harán esclavo, sino servirán al SEÑOR su Dios, y David su rey, a quien Yo levantaré para ellos. (Versos 8-9)

¿Qué fue lo que Dios le prometió a David? ¡Le prometió que siempre habría alguien sentado en su trono! Eso se cumple con Jesucristo, pero también aplica directamente al rey David.

·             Cristo va a reinar sobre todo el mundo

·             David va a reinar sobre Israel

·             Los 12 apóstoles serán jueces para las 12 tribus de Israel

Ellos van a estar sirviendo a su Dios y a David su rey, a quien Dios resucitará.

Verso 10: “Y tú, Oh Mi siervo Jacob, no temas,’ dice el SEÑOR. ‘No estés aterrorizado, Oh Israel. Porque he aquí, Yo te salvaré desde lejos, y tu simiente de la tierra de su cautividad. Y Jacob regresará, y estará en descanso, y estará tranquilo, y ninguno lo hará temer.’” ¡Esto será increíble!

Cuando hay guerra la mayoría de los muertos son hombres porque ellos son los que son enviados a pelear. Tal como sucedió después de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres eran quienes estaban limpiando los escombros cuando todo había quedado destruido; ¡eran enormes filas de mujeres! Pues millones de hombres habían muerto.

Así que, a menos de que algo suceda que haga que la población esté balanceada en número de hombres y mujeres, al comienzo del Milenio habrá mujeres que no tengan esposos que les ayuden a educar a sus hijos.

Isaías 4:1: “Y en ese día siete mujeres se apoderarán de un hombre, diciendo, “Comeremos nuestro propio pan y vestiremos nuestra propia ropa; únicamente déjanos ser llamadas por tu nombre. Quita nuestra vergüenza.” ¡Qué cosa tan impresionante!

Luego, cuando la población logre alcanzar nuevamente un balance, existirán relaciones normales, y por supuesto que el matrimonio y los hijos serán algo maravilloso en ese tiempo.

(Pasar a la pista siguiente)

Existe un versículo en Jeremías 31 que confirma lo que leímos en Isaías 4. Ahí se habla de la restitución de Israel, Efraín, etc.

Jeremías 31:21: “Establece marcas, haz postes de señalización para ti misma. Coloca tu corazón hacia la autopista, empareja el camino por el que fuiste…” Noten cómo vuelve a mencionar una autopista; hace mucha referencia a regresar al camino de Dios y a las cosas que son necesarias hacer.

“…Regresa de nuevo, Oh virgen de Israel, regresa a estas tus ciudades. ¿Por cuánto tiempo irás de aquí para allá, Oh hija desleal? Porque el SEÑOR ha creado una cosa nueva en la tierra; una mujer cortejará un hombre.” (Versos 21-22)

Isaías 4 dice que para poder lograr un balance en la población, siete mujeres por hombre serán necesarias.

Verso 23: “Así dice el SEÑOR de los ejércitos, el Dios de Israel, “De nuevo ellos hablarán esta palabra en la tierra de Judá y en sus ciudades, cuando Yo los traiga de regreso de su cautividad: ‘El SEÑOR te bendiga, Oh habitación de justicia montaña de santidad.’””

Todo lo que los hombres siempre han querido y nunca pudieron lograr, porque sólo puede ser posible siguiendo el camino de Dios.

Versos 24-25: “Y granjeros, y aquellos saliendo con rebaños, vivirán en Judá misma, y en todas las ciudades de ella juntamente. Porque Yo he saciado al alma cansada, y he repuesto toda alma triste.” Esto incluye el gran trabajo de sanación que nosotros estaremos haciendo si es que llegamos ahí, y será por supuesto una cosa magnífica.

Recuerden, ¡nosotros reinaremos por mil años! Y el día de mañana hablaremos acerca de cómo se dividen esos mil años. Pero lo que estamos estudiando para el primer día de la Fiesta es cómo iremos de la vasta destrucción de la tierra a la renovación. Dios cambiará muchas cosas:

·             Cambiará la tierra

·             Hará que los desiertos florezcan

·             Hará que las montañas sean fructíferas

·             La tierra será fructífera

·             Restaurará las plantas y los animales

Verso 25: “Porque Yo he saciado al alma cansada, y he repuesto toda alma triste.” En esto desperté y miré para arriba; y mi sueño fue dulce para mí.” (Vs 25-26). Qué sueño tan dulce debió ser para Jeremías, con toda la miseria y cosas terribles que tuvo que ver y soportar durante su vida.

Versos 27-28: ““He aquí, los días vienen,” dice el SEÑOR, “en que Yo sembraré la casa de Israel y la casa de Judá con la semilla de hombre y con la semilla de animal. Y sucederá, como he cuidado de ellos para arrancar, y descomponer, y derribar, y destruir, y afligir; así cuidaré de ellos para construir, y plantar,” dice el SEÑOR.” (Vs 27-28). ¡No más guerra! ¡No más maldad!

Versos 29-31: ““En aquellos días ellos no dirán más, ‘Los padres han comido uvas amargas, y los dientes de los hijos tienen la dentera.’ Sino todo hombre morirá por su propia iniquidad… [Si es que alguien decide pecar]…Todo hombre que coma las uvas amargas, sus dientes serán la dentera. He aquí, los días vienen,” dice el SEÑOR, “en que haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá…””

¡El pacto de vida eterna a través de la operación del Milenio! ¡Esto será un gran acontecimiento! Y podremos repasar varias Escrituras que hablan al respecto a lo largo de esta Fiesta.

Versos 32-33: “No de acuerdo al pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; tal pacto Mío ellos rompieron, aunque Yo fui un esposo para ellos,” dice el SEÑOR; “Pero este será el pacto que Yo haré con la casa de Israel: Después de aquellos días,” dice el SEÑOR. “Pondré Mis leyes en sus partes internas… [Esto equivale a la conversión]… y las escribiré en sus corazones…” ¿Pueden imaginarlo?

·             ¿Cómo van a ser las ciudades?

·             ¿Cómo van a ser las granjas?

·             ¿Cómo van a ser los animales?

¿Hará Dios el nacimiento de los hijos algo más fácil de manera que haya más niños? ¡Sí! ¡Porque Dios los necesita para que administren el universo entero! Esta va a ser una cosa grandiosa durante el Milenio.

“…y Yo seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo. Y ellos no enseñarán más cada hombre a su prójimo y cada hombre a su hermano, diciendo, ‘Conoce al SEÑOR’; porque todos ellos Me conocerán, desde el más pequeño de ellos al más grande de ellos,” dice el SEÑOR. “Porque perdonaré su iniquidad, y no recordaré más sus pecados.” (Versos 33-34). ¡Será algo fantástico!

Deténganse a pensar en ello. Si tienen un globo terráqueo en casa pueden verlo e imaginar en qué condiciones estará el mundo en el Milenio; el mundo será muy diferente a como lo conocemos ahora.

Versos 35-36: “sí dice el SEÑOR, Quien da el sol para luz de día y las ordenanzas de la luna y de las estrellas para luz de noche, Quien revuelve el mar cuando sus olas rugen; (el SEÑOR de los ejércitos es Su nombre), “Si esas ordenanzas…””

Verso 36: ““Si esas ordenanzas se apartan de Mí,” dice el SEÑOR, “la semilla de Israel también dejará de ser una nación delante de Mi para siempre.” ¡Piensen en esto!

Quiero aprovechar para hacer el siguiente comentario: ¿Cómo es posible que haya personas que piensen que el pueblo de Israel fue absorbido por las naciones Gentiles cuando Dios dice que la nación de Israel nunca dejará de ser una nación delante de Él?

·             ¿Aún tenemos océanos? Sí

·             ¿Aún tenemos al sol? Sí

·             ¿Aún tenemos la luna? Sí

·             ¿Aún tenemos el día y la noche? Sí

·             ¿Han existido estas cosas de manera continua desde el momento que estas palabras fueron habladas hasta ahora? ¡Sí!

Por lo tanto, en el tiempo del fin existirán las naciones correspondientes al pueblo de Israel.

Verso 37: “Así dice el SEÑOR, “Si los cielos arriba pueden ser medidos, y los cimientos de la tierra abajo pueden ser descubiertos, Yo también me desharé de toda la semilla de Israel por todo lo que ellos han hecho,” dice el SEÑOR.”

Aquí Dios está diciendo que si fuera posible hacer esas cosas que Él menciona, entonces Él destruiría a Israel. Pero son cosas imposibles para los hombres y por lo tanto ¡El pueblo de Israel continuará existiendo!

¿Y cómo es que Dios restaurará a Israel y al resto de las naciones?

Joel 2:21-23: “No temas, Oh tierra; alégrate y gózate, porque el SEÑOR magnificará sus obras. No tengan miedo, bestias del campo; porque los pastos del lugar desolado crecen verdes; porque el árbol da su fruto, y la higuera y la vid rinden su fuerza. Alégrense entonces, hijos de Sión… [Todo Israel, todo Judá]… y regocíjense en el SEÑOR su Dios, porque Él les ha dado la primera lluvia en justa medida, y hará bajar la lluvia para ustedes, la primera lluvia y la última lluvia como antes.”

Verso 24: “Y los pisos trillados estarán llenos de trigo, y las cubas rebosarán con vino y aceite.” Podemos ver que se habla mucho acerca de vino durante el tiempo del Milenio.

Versos 25-26: “Y Yo les restauraré los años los cuales la langosta enjambre ha comido, la langosta larvas, y la langosta destructora, y la langosta mordaz, Mi gran ejercito el cual he enviado entre ustedes. Y comerán en abundancia, y estarán satisfechos, y alabarán el nombre del SEÑOR su Dios, Quien ha tratado con ustedes maravillosamente; y Mi pueblo nunca más será avergonzado.”

¡Esto será algo maravilloso! Y nosotros seremos quienes estemos ahí para instruirlos y dirigirlos.

Versos 27-28: “Y sabrán que Yo estoy en medio de Israel, y que Yo soy el SEÑOR su Dios, y no hay nadie más; y Mi pueblo nunca más será avergonzado… [Veamos cuál es la razón para esto]… Y después será que derramaré Mi Espíritu sobre toda carne…”— ¡Salvación universal! Esta parte es citada por el apóstol Pedro en el Día de Pentecostés; pues se estaba cumpliendo en ese día lo profetizado en Joel. Pero falta que se cumpla también en el Milenio.

“…Y sus hijos y sus hijas profetizarán; sus ancianos sonarán sueños; sus hombres jóvenes verán visiones. Y también derramaré Mi Espíritu sobre los siervos y sobre las siervas en esos días.” (Versos 28-29). ¡Será algo increíble!

¡No más guerra! ¡Qué maravilloso será esto! Piensen en todos los recursos, el dinero, las armas y todo lo que se ha invertido a través de los siglos en las guerras. Es por esto que necesitamos que se establezca ya el Reino de Dios, el gobierno de Dios con sus santos como seres espirituales que ayuden a administrar y a traer salvación a la gente.

Miqueas 4:1 “Pero será en los últimos días que la montaña de la casa del SEÑOR será establecida en la cima de las montañas y será exaltada sobre los montes; y la gente fluirá a ella.” Esto representa:

·             El Reino de Dios

·             El gobierno de Dios

Y debajo de esto:

·             El gobierno de las naciones, que será administrado por nosotros

·             Las personas que integren esas naciones

·             Los países

·             Las ciudades

Continuemos leyendo en Miqueas; aquí se nos dice qué es lo que va a pasar cuando las personas vean lo que está sucediendo en Israel:

Versos 2-3: “Y muchas naciones vendrán y dirán, “Vengan y subamos a la montaña del SEÑOR, y a la casa del Dios de Jacob. Y Él nos enseñará Sus caminos, y caminaremos en Sus senderos”—porque la ley saldrá de Sión, y la Palabra del SEÑOR de Jerusalén. Y Él juzgará entre mucha gente y reprenderá naciones fuertes lejanas; y ellos… [En verdad harán esto]… batirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en ganchos de poda. Nación no levantará espada contra nación, ni aprenderán más la guerra,” ¡Y esto es algo que muchos niños aprenden hoy en día desde muy pequeños! ¡A pelear!

         Todo lo referente a la guerra está influenciado por Satanás el diablo. Él inspira a las naciones para que inviertan y se preparen para tener guerras; para construir aviones militares, submarinos, tanques, armamento, bombas de todo tipo, para entrenar ejércitos—y peleen, bombardeen, disparen, etcétera. Satanás quiere que nos auto-destruyamos. Pero lo que acabamos de leer en Miqueas nos dice que en el Milenio:

·             Las naciones ya no se prepararán para la guerra

·             Ya no serán enseñadas a pelear

·             Ya no fabricarán armas

Verso 4: “Sino se sentarán cada uno bajo su propia vid y bajo su propio árbol de higos; y nadie los hará temer…” ¡Esto será algo fantástico! Las personas van a poder disfrutar junto con sus hijos. Y los animales tendrán una naturaleza diferente también; las personas ya no tendrán que temerles.

“…porque la boca del SEÑOR de los ejércitos ha hablado,” (Verso 4). Dios garantiza que todo esto va a suceder. Y es algo que está presente muy adentro en el corazón de todo ser humano. ¿Qué es aquello que el hombre siempre ha deseado? ¡Amor, paz, alegría y seguridad! Pero son cosas que realmente no pueden obtenerse por medios humanos, ¡solamente a través de Dios!

Verso 5: “Porque toda la gente caminará, cada uno en el nombre de su dios… [Nosotros seremos los hijos de Dios, y todos van a adorar al verdadero Dios, nosotros estaremos ahí sólo para ayudar]… y caminaremos en el nombre del SEÑOR nuestro Dios por siempre.” ¡Seremos los primeros frutos!

Verso 7: “Y haré al cojo un remanente, y ella quien fue echada hacia una nación poderosa; y el SEÑOR reinará sobre ellos en el Monte Sión de aquí en adelante, incluso para siempre.” ¡Vaya historia la que se nos recuerda aquí!

¡Dios va a hacer de este tiempo algo muy productivo! Con todas las cosas que habrá que restablecer y reconstruir. Hará que las plantas sean saludables y den mucho fruto. ¡Ya no más malas hierbas y espinas!

Amós 9:13: ““He aquí, los días vienen,” dice el SEÑOR, “en que el labrador alcanzará al segador…’” Habrá tanto que cosechar que aún no terminarán de recoger cuando ya estén sembrando nuevamente.

“…y el comerciante de uvas a quien siembra la semilla. Y las montañas dejarán caer vino dulce…” (Verso 13). ¡Se habla tanto de vino que pareciera que no habrá abstemios en el Milenio!

“Y traeré de regreso a los exilados de Mi pueblo Israel, y ellos construirán las ciudades que están desoladas, y vivirán en ellas. Y plantarán viñas y beberán su vino. También harán jardines y comerán su fruto. Y los plantaré en su tierra, y no serán más arrancados fuera de su tierra la cual Yo les he dado,” dice el SEÑOR su Dios.” (Versos 13-15). ¡Será una cosa tremenda y grandiosa para nosotros!

Esta es la primera cosa que clamaremos cuando comience el Milenio:

Salmos 97:1: “El SEÑOR reina; regocíjese la tierra; alégrese la multitud de islas.”

Salmos 99:1: “El SEÑOR reina…” ¡Nuestro Dios reina en Jerusalén! Jesucristo y Su Novia están ahí, y todos aquellos que sirven a Dios. Y estará el hermoso tabernáculo que Dios colocará en Jerusalén.

Ya lo he mencionado antes, pero a propósito del tema del Milenio, cabe decir que el templo descrito en Ezequiel 40 no es el mismo que existirá en el tiempo del Milenio. Si leemos cuidadosamente podemos ver las medidas del templo en Jerusalén; esas medidas fueron dadas para el segundo templo después de que estuvieron cautivos en Babilonia. ¡Y uno no puede construir un templo de Dios, para Él, sin que Él de sus instrucciones! Así que, cuando Ezequiel estaba midiendo el templo en una visión, el templo en Jerusalén tenía las medidas de acuerdo a los planos que Dios le había dado a David para construir el templo, los cuales finalmente utilizó Salomón.

Y como seguiremos estudiando mañana, ¡será algo espectacular! Sigamos leyendo algunos salmos acerca del Milenio:

Salmos 99:1-2: “El SEÑOR reina; tiemble la gente. Él se sienta entre los querubines; tiemble la tierra. El SEÑOR es grande en Sión, y Él está muy por encima de toda la gente.” ¡Todas las personas conocerán a Dios!

Dios va a darse a conocer alrededor de todo el mundo, de manera que ¡todos conozcan a Dios! Subiremos a Jerusalén y podremos caminar sobre la gran “Autopista.” Será una cosa impresionante el visitar Jerusalén, y guardaremos la Fiesta de los Tabernáculos a los alrededores de la ciudad en el gran tabernáculo que estará ahí, y habrá representantes de cada nación, como ya vimos al principio del mensaje.

Versos 3-4: “Alaben ellos Tu nombre como grande e impresionante; santo es Él. La fuerza del Rey también ama justicia; Tú estableciste rectitud; has ejecutado juicio y justicia en Jacob.” ¡Algo fantástico! Y leamos también  el salmo 98 pues encaja con los acontecimientos del Milenio.

Salmos 98:1-2: “Oh canten al SEÑOR un canto nuevo, porque ha hecho cosas maravillosas; Su mano derecha y Su brazo santo han trabajado salvación para Él. El SEÑOR ha hecho conocida Su salvación; ha revelado Su justicia a la vista de las naciones.” — ¡Todas las naciones!

Esto va a ser grandioso; las cosas que Dios nos va a comisionar para que llevemos a cabo. Y por fin habrá justicia, paz y alegría.

Versos 3-4: “Ha recordado Su firme amor y Su fidelidad hacia la casa de Israel; todos los confines de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios. Haga un ruido alegre al SEÑOR, toda la tierra; estalle, y alégrense, y cante alabanza.”

Piensen en esto: Aquí estará Dios el Padre en el cielo; Él no está en la tierra. Aunque estoy seguro de que podremos subir y ver a dios el Padre y regresar a la tierra. ¿Por qué no? Y piensen en el día Sábado, como las naciones estarán alabando en su respectiva ubicación geográfica, y Jerusalén será el punto de mayor adoración y alabanza para el Sábado. ¡Imaginen los cánticos para ese día!

·             Alabaremos a Dios

·             Alabaremos a Cristo

·             Celebraremos el Sábado

Luego tendremos a personas de otras naciones viniendo a Jerusalén el Sábado para aprender. Después irán y les dirán a los demás acerca de ello.

Salmos 100:1: “Grite de gozo al SEÑOR, toda la tierra.” En el día Sábado eso es lo que vamos a hacer. ¡Va a ser un tiempo de mucha alegría! Nadie estará haciendo trabajo alguno en ese día. Todos estarán guardando el Sábado y sirviendo a Dios:

·             Asistiendo a los servicios

·             Aprendiendo de Dios

·             Estando con sus familias

·             Estando con sus hermanos en la congregación

·             Estando con su comunidad

Verso 2: “Sirva al SEÑOR con alegría; venga ante Su presencia con canto.” ¡Todos vamos a cantar!

Versos 3-5: “Sepa que el SEÑOR, Él es Dios, Él nos ha hecho, y nosotros somos Suyos; somos Su pueblo y las ovejas de Su pasto. Entren en Sus puertas con agradecimiento y en Sus patios con alabanza; denle gracias a Él y bendigan Su nombre. Porque el SEÑOR es bueno; Su amor firme es perpetuo; y Su fidelidad perdura a todas las generaciones.”

Recordemos que habrá gente entrando en el Reino de Dios durante el Milenio. Y nosotros ayudaremos a restaurar la tierra.

·             No habrá más guerras

·             No más peleas

·             No más asesinatos

·             No más de Satanás el diablo

·             No más demonios

¡Ninguna de esas cosas con las que tenemos que lidiar ahora!

Y es por eso que Dios les da el estatus de ‘primicias’ y ‘primogénitos’  a quienes participen de la primera resurrección, y lo serán por siempre, pues la salvación será mucho más fácil para quienes vivan durante el Milenio en comparación con quienes están siendo llamados en este tiempo.

Salmos 146:10: “El SEÑOR reinará para siempre…” Es por ello que existirá una Nueva Jerusalén, un nuevo cielo y una nueva tierra.

         “…incluso tu Dios, Oh Sión, a todas las generaciones. ¡Oh alaben al SEÑOR! (Verso 10). Cuando por fin existan ese cielo nuevo y tierra nueva, ¡entonces serán así por las eras de la eternidad! ¿Qué sigue a continuación? Pensemos en ello; realmente no sabemos mucho al respecto.

         El salmo 148 es un salmo increíble. Salmos 148:1: “¡Oh alaben al SEÑOR! Oh alaben al SEÑOR desde los cielos; alábenlo en las alturas.” Qué manera tan maravillosa va a ser de alabar a Dios y de adorarlo, siendo ya seres espirituales. Seremos los hijos del mismísimo Dios el Padre.

Mientras las personas entran a la salvación durante el Milenio, Jesús entonces ser convertirá también en un Padre eterno para aquellos quienes entren espiritualmente en el Reino de Dios.

Versos 2-3: “Alábenlo, todos Sus ángeles; alábenlo, todos Sus ejércitos. Alábenlo, sol y luna; alábenlo, todas ustedes estrellas de luz.” ¿Cómo será esto posible? Realmente no lo sabemos, pero así será.

Versos 4-5: “Alábenlo, ustedes cielos de cielos, y aguas que están arriba de los cielos. Alaben el nombre del SEÑOR, porque Él ordenó y fueron creados.” ¡Será grandioso!

Como una nota aparte, quiero decirles que no puedo esperar para que el Telescopio espacial James Webb sea lanzado al espacio. Este es el gran telescopio que reemplazará al Hubble; medirá más de 6 metros y tendrá que ser lanzado estando doblado. Al estar en el espacio podrá desplegar sus grandes espejos en forma de pentágono, los cuales captarán imágenes de las obscuras profundidades del universo, y nosotros podremos verlas. Y más grandioso que esto será el día en que podamos viajar nosotros mismos por el universo. ¡Piensen en ello!

Versos 5-7: “Alaben el nombre del SEÑOR, porque Él ordenó y fueron creados. Él también los ha establecido para siempre; Él ha hecho un decreto el cual no pasará. Que alabanza sea hecha al SEÑOR desde la tierra, ustedes monstruos marinos, y todas las profundidades.”

¿Cómo pueden adorar a Dios los monstruos marinos y todas estas cosas? ¡No lo sé! Pero Apocalipsis 5 confirma el hecho de que todo en el cielo, todo en la tierra, y todo debajo del agua estará diciendo, ‘Digno es el Cordero. Alaben a Dios el Padre.’ ¡Esto es algo tremendo!

Luego menciona todo lo que va a estar alabando a Dios en los versos del 8 al 10.

Leamos el versículo 11 ahora: “Reyes de la tierra… [Esos somos nosotros]… y toda la gente, príncipes… [Esos somos nosotros]… y todos los jueces… [Esos somos nosotros]… de la tierra.”

·             Piensen en cómo será el mundo

·             Piensen en cómo serán los servicios de Sábado

Verso 12: “Ambos, jóvenes y doncellas, viejos y niños; que alaben el nombre del SEÑOR, pues Su nombre solamente es exaltado; Su gloria es sobre la tierra y los cielos. Y Él ha alzado también un cuerno para Su pueblo, alabanza para todos Sus santos, incluso los hijos de Israel, un pueblo cercano a Él. ¡Oh alaben al SEÑOR!” (Versos 12-14).

¡Qué cosa tan grande será ésta, hermanos! El transformar la tierra de la destrucción, caos y todos los problemas que traerán las guerras. Y saber que Satanás será quitado. Que reconstruiremos la tierra.

Es por esto que la Fiesta de Tabernáculos dura siete días. Cuando ese gran trabajo haya sido terminado, entonces tendrá lugar algo aún más grandioso, el Último Gran Día.


 

Escrituras citadas:

1)          Levítico 23:33-39

2)          Deuteronomio 16:16-17

3)          Apocalipsis 20:4-6

4)          Zacarías 14:3-9, 11-15

5)          Zacarías 13:1-2

6)          Zacarías 14:16-18

7)          Isaías 24:1-6, 10-22

8)          Isaías 33:1-9

9)          Isaías 25:1-9

10)       Isaías 26:1-4, 7-8

11)       Isaías 35: 1-10

12)       Jeremías 30:8-10

13)       Isaías 4:1

14)       Jeremías 31:21-37

15)       Joel 2:21-29

16)       Miqueas 4:1-5, 7

17)       Amós 9:13-15

18)       Salmos 97:1

19)       Salmos 99:1-4

20)       Salmos 98: 1-4

21)       Salmos 100:1-5

22)       Salmos 146:10

23)       Salmos 148:1-7, 11-14

 

Escrituras referenciadas, pero no citadas:

·             Números 29

·             Levítico 23:1-3

·             Apocalipsis 12:9; 21; 22

·             Hechos 3

·             Apocalipsis 18; 5

·             Salmos 148:8-10

 

 

Atrás
El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2017 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones