| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2015
 2016
 2017

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 2017
Atrás

Fiesta de Tabernáculos 2017—Día 6

La Sociedad Durante el Milenio

Cómo el Antiguo y Nuevo Testamentos se unen para completar el panorama.

Fred R. Coulter—Octubre 10, 2017

www.laVerdaddeDios.org

 

         ¡Saludos hermanos! ¡Bienvenidos al Día número 6 de la Fiesta de Tabernáculos!

 

         El llamamiento de Dios es algo tan fantástico, es algo grandioso. Imaginen lo que Dios hará con nosotros por el resto de la Eternidad. Y recuerden, todo comienza con el Milenio. Lo que veremos hoy tiene que ver con cómo el Antiguo y el Nuevo Testamento se unen para formar un panorama completo del plan de Dios. No se puede creer en uno sin creer en el otro; ambos se complementan.

 

         Isaías 64 es una profecía acerca del Evangelio, y es una profecía que nos dice quiénes serán llamados en el cumplimiento de esta profecía. Y después vemos en el Nuevo Testamento como el Apóstol Pablo muestra aún más detalles al respecto. Si vamos de un Testamento al otro se añaden detalles y se vuelve fantástico, maravilloso, inspirador y abrumador el entendimiento de lo que dios va a hacer con nosotros.

 

         Recuerdan que habíamos leído en Proverbios 28:18 que ‘Donde no hay visión, el pueblo perece…’ Pues Dios nos ha dado no solamente la visión, sino además un claro entendimiento de cómo van a ser las cosas durante el Milenio. Por eso en los Días 7 y 8 estudiaremos acerca del nuevo cielo, la nueva tierra y la Nueva Jerusalén.

 

         Isaías 64:1: “Oh, que Tú rasgaras los cielos y bajaras, que montañas pueden temblar en Tu presencia.” Nosotros sabemos que al regresar Cristo hará temblar los cielos y la tierra.

 

Verso 2: “Como cuando el fuego abrasador quema, el fuego hace que el agua hierva, hacer Tu nombre conocido a Tus adversarios, ¡que las naciones puedan temblar en Tu presencia!” Esto es lo que va a suceder cuando Cristo regrese.

 

         Verso 3: “Cuando Tú hiciste cosas asombrosas las cuales nosotros no buscamos, Tú bajaste, las montañas temblaron en Tu presencia. Y desde tiempos antiguos los hombres no han escuchado, ni percibieron, ni el ojo ha visto, un Dios además de Ti  Quien actúe en nombre de aquellos quienes esperan por Él… [Esos debemos de ser nosotros]… Tú sales al encuentro de aquel quien se regocija y obra justicia, aquellos quienes Te recordaron en Tus caminos. He aquí…” (Versos 3-5). Luego sigue hablando acerca de cómo Dios estaba enojado y tuvo que regresar.

 

         Veamos lo que Dios dice acerca de nuestro llamamiento. Notaremos que el Apóstol Pablo habla ampliamente acerca de este tema para que quien lea realmente entienda, y para que podamos tener una visión clara de lo que Dios tiene preparado para nosotros, y lo que Dios tiene igualmente preparado para el mundo. ¡Es como echar un vistazo a la eternidad!

 

         1ª Corintios 1:24-25: “Pero para aquellos quienes son llamados—ambos judíos y griegos—Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios, porque la tontería de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios más fuerte que los hombres.” Dios hace algunas cosas solamente con el propósito de causar admiración en el hombre.

         Versos 26-27: “Porque ustedes ven su llamado, hermanos, que no hay muchos que sean sabios de acuerdo a la carne, no muchos que sean poderosos, no muchos que sean aristócratas entre ustedes. Más bien, Dios ha escogido las cosas tontas del mundo, para poder avergonzar a aquellos quienes son sabios; y Dios ha escogido las cosas débiles del mundo para poder avergonzar las cosas fuertes.” Dios actúa de manera opuesta a lo que el mundo esperaría, porque debemos aprender la siguiente lección:

·             Él es Quien nos da fuerza

·             Él es Quien nos da poder

·             Él es Quien es justo

Versos 28-31: “Y lo insignificante del mundo, y lo despreciado ha escogido Dios—incluso las cosas que son contadas como nada—… [Nosotros somos como nada en este mundo y en esta sociedad]… para poder traer a nada las cosas que son; para que ninguna carne pudiera gloriarse en Su presencia. Pero ustedes son de Él en Cristo Jesús, Quien fue hecho sabiduría de Dios para nosotros—incluso justicia, y santificación, y redención; para que, como está escrito, “El que se gloríe, gloríese en el Señor.””

         Debemos de reflexionar en algo importante: Dios nos ha dado, en este tiempo, un entendimiento de Su plan mucho mayor que el que dio a otras personas en el pasado, con excepción de Abraham tal vez.

         1ª Corintios 2:7: “Más bien, hablamos la sabiduría de Dios en un misterio, incluso la sabiduría escondida que Dios pre-ordenó antes de los siglos hacia nuestra gloria.” ¡La sabiduría escondida del plan de Dios!

         Sabemos que a través de las Fiestas Santas podemos tener entendimiento del plan de Dios. Pero quiero que tratemos de expandir nuestro pensamiento y entendimiento, y que veamos que todo lo que Dios hace es absolutamente fantástico, maravilloso. ¡Por eso tenemos que entender por fe, no por vista!

         Verso 9: “Pero de acuerdo a como está escrito, “El ojo no ha visto, ni el oído ha oído, ni han entrado al corazón del hombre, las cosas que Dios ha preparado para aquellos que lo aman.” Aquí hay algo clave: ¡tenemos que aprender a amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y ser! Es algo fundamental.

         Pero el plan de Dios es algo tan grande que solo podemos vislumbrar sus misterios a través de la Palabra de Dios, pues Él revela los secretos por medio de las Escrituras.

         Verso 10: “Pero Dios nos las ha revelado por Su Espíritu, porque el Espíritu examina todas las cosas—incluso las cosas profundas de Dios.” ¡Qué grandioso es entender esto! ¿Y a qué se refiere con ‘las cosas profundas de Dios’?

         Bueno, si nos ponemos a ver y analizar el universo—tanto como nos sea posible— ¡podemos darnos cuenta de cuán poderoso es Dios! Y aun así, todo lo ha hecho para Su Familia, para llevar a cabo Su plan. Así que, abramos nuestra mente y pensemos en el universo que Dios ha creado. Es parte de los misterios de Dios. “…porque el Espíritu examina todas las cosas—incluso las cosas profundas de Dios.”

Versos 11-12: “Porque ¿quién entre los hombres entiende las cosas del hombre excepto por el espíritu del hombre el cual está en él? En la misma manera también, nadie entiende las cosas de Dios excepto por el Espíritu de Dios. Ahora, no hemos recibido el espíritu del mundo… [El cual es de Satanás el diablo]… sino el Espíritu que es de Dios, para que podamos saber las cosas graciablemente dadas a nosotros por Dios.” —Y una de esas cosas tan grandes que Dios nos ha dado por Su gracia es el tener Su Palabra completa— ¡Es un regalo de gracia que tenemos para poder conocerlo!

         Veamos cómo Pablo afirma esto en Romanos 8:14: “Porque tantos como son guiados por el Espíritu de Dios, esos son los hijos de Dios.”

         Y Juan escribe además en 1ª Juan 3 acerca del amor que Dios tiene por nosotros. Habla acerca de que cuando seamos resucitados: ‘le veremos cómo Él es, ¡pues somos llamados los hijos de Dios!’

         Romanos 8:15: “Ahora, ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud otra vez hacia temor, sino han recibido el Espíritu de filiación, por el cual gritamos, “Abba, Padre.”

         Mientras leemos las Escrituras y leemos acerca de Jesucristo, quiero que reflexionen acerca de lo siguiente: Dios el Padre, el gran Soberano del universo entero, está directamente involucrado en nuestras vidas, por medio de Su Espíritu.

·             Él es Quien nos ha llamado

·             Él es Quien abre nuestro entendimiento

·             Él es Aquel Quien ha proveído—a través de Su Hijo Jesucristo—no solamente el sacrificio, sino también el entendimiento de la Palabra de Dios

Nosotros somos los hijos de Dios, “…por lo cual llamamos, ‘Abba, Padre.’” Ese es un término que denota ternura.

Versos 16-17: “El Espíritu mismo da testimonio conjuntamente con nuestro propio espíritu, testificando que somos hijos de Dios. Entonces si somos hijos, somos también herederos—verdaderamente, herederos de Dios y coherederos con Cristo—…” ¿Qué fue lo que Él heredó? ¡Todas las cosas! Mediten en esto. Y quiero que por un momento dejen a un lado:

·             Cualquier problema que puedan tener

·             Cualquier pensamiento acerca de cosas físicas o carnales

·             Cualquier cosa que se oponga a Dios y que se encuentre en nuestra mente

—Y quiero que piensen en lo que  Dios está haciendo por nosotros y por toda Su creación. Nosotros tenemos parte en ello y eso es absolutamente maravilloso.

“…si ciertamente sufrimos junto con Él, para poder también ser glorificados junto con Él.” (Verso 17).

¿Qué se sentirá el ser espiritual? ¡Eso es lo que Dios tiene reservado para nosotros! Y sabemos por qué Cristo quiere hacer estas cosas por nosotros y sabemos que Satanás el diablo está tratando continuamente de interponerse para que no logremos llegar a la meta.

La próxima vez que miren las noticias, piensen en este versículo: “Porque la más sincera expectativa de la creación misma está esperando la manifestación de los hijos de Dios.” (Verso 19).

¡Deténganse a pensar en esta declaración! A pesar de los grandes esfuerzos de muchos hombres a través de la historia por traer paz y estabilidad a la tierra y hacer que las cosas funcionen bien en esta sociedad, ¡la creación entera está esperando la manifestación de los santos de Dios y ni siquiera lo saben!

Versos 20-21: “Porque la creación fue sujeta a vanidad, no voluntariamente, sino por razón de Quien la sujetó en esperanza, para que la creación misma pudiera ser librada de la esclavitud de corrupción hacia la libertad de la gloria de los hijos de Dios.” ¡Esto será algo grandioso también! Piensen en lo siguiente:

·             Aunque podemos pensar en ello

·             Aunque podemos leerlo

·             Aunque podemos explicar las Escrituras que nos dicen qué es lo que va a pasar

La realidad va a ser tan maravillosa que no lo podremos creer cuando lo veamos. Porque ‘ahora vemos como a través de un vidrio, obscuramente,’ y podemos entender algunas cosas, pero entonces veremos ‘cara a cara.’

Verso 22: “Porque sabemos que toda la creación está gimiendo y con dolores de parto juntamente hasta ahora.

·             Nosotros somos parte de quienes Dios ha llamado

·             Nosotros podremos ayudar a la sociedad que exista en el Milenio

Veamos cómo Dios le prometió esto a David; lo prometió también a Cristo. Es algo fenomenal. Estos dos versículos—Isaías 9:6-7—cubren todo el plan de Dios. Es increíble cuando uno comienza a entender la realidad de las Escrituras. Aquí se muestra una profecía acerca de Cristo:

Isaías 9:6: “Porque para nosotros un niño es nacido, para nosotros un hijo es dado; y el gobierno será sobre Sus hombros…” Hemos estudiado a lo largo de la fiesta que esto se refiere a que Él será Rey, será Regidor. Y nosotros estaremos asistiéndole como reyes y sacerdotes.

“…y Su nombre será llamado Maravilloso, Consejero, el Dios Poderoso, el Padre Eterno…” (Verso 6) —porque la novia es la Iglesia que Cristo desposará, y todos aquellos que entren en el Reino de Dios espiritualmente durante el Milenio serán los hijos de esa unión, por eso dice la profecía que Él será un ‘Padre Eterno.’ Entonces en ese punto podría decirse que Dios el Padre pasaría a ser el Abuelo Eterno.

Verso 7: “Del incremento de Su gobierno y paz no habrá fin, sobre el trono de David, y sobre Su reino, para ordenarlo y establecerlo con juicio y con justicia desde ahora en adelante, incluso para siempre. El celo del SEÑOR de los ejércitos hará esto.” —porque Dios tiene un propósito, y tiene un plan; Dios tiene preparadas todas estas cosas para nosotros.

Se nos dice en Apocalipsis 20 que aquellos que murieron obedeciendo a Dios, resucitarán y reinarán juntamente con Cristo durante mil años como reyes y sacerdotes. Apocalipsis 5 también dice: ‘…nos hiciste a nuestro Dios reyes y sacerdotes; y reinaremos en la tierra…’

¿Recuerdan lo que Jesús les dijo a Sus discípulos en Juan 14? ‘Voy a preparar un lugar para ustedes, y cuando regrese… —y eso es lo que estamos esperando. ¿Qué es lo que Dios está haciendo por nosotros?

Vayamos a Isaías 51—Apliquemos esto a nosotros mismos para tener un mejor entendimiento de lo que Dios está haciendo y lo que hará durante el Milenio. Luego que estudiemos lo referente a los días 7 y 8 de la Fiesta estaremos hablando del plan de Dios para el resto de la Eternidad.

Isaías 51:1-2: “Escúchenme, ustedes que siguen tras justicia… [Debemos de procurar ser esos a quienes se refiere]… ustedes que buscan al SEÑOR: Miren a la roca de la cual fueron cortados, y al hueco del pozo del cual fueron extraídos. ‘Miren a Abraham su padre…”

Y Gálatas 3:29 dice: “Y si ustedes son de Cristo, entonces son semilla de Abraham, y herederos de acuerdo a la promesa.” ¿Cuál fue la promesa? La mayor promesa fue cuando Dios le dijo a Abraham que mirara el cielo y contara las estrellas si le fuera posible. Y le dijo ‘Así de grande será tu descendencia.’ ¡Qué gran promesa! Deténganse a pensar en esto por un minuto:

·             Toda palabra de Dios es verdad

·             Toda palabra de Dios será cumplida al máximo

¡Dios nos ha llamado a nosotros para formar parte de esa promesa también! Mediten en ello.

Isaías 51:2-3: “‘…y a Sara quien los dio a luz… [Ella representa aquí un tipo de la Iglesia]… porque Yo lo llamé solo a él, y lo bendije, y lo hice muchos.’ Porque el SEÑOR confortará a Sión; Él confortará todos sus lugares desechos; y hará su lugar desolado como el Edén…” Así que la tierra será un lugar desolado antes de que comience el Milenio. Y he mencionado que nuestra mayor labor será servir a las personas, ayudarlas a reconstruir. Pues el plan de Dios es hacer la tierra:

“…como el Edén, y su desierto como el jardín del SEÑOR. Gozo y alegría serán encontrados en ella, agradecimiento y la voz de melodía. “Escúchame, Mi pueblo; y da oído a Mí, Oh Mi nación…”” (Versos 3-4). ¡Esos seremos nosotros! ¡Nosotros podemos llegar a ser parte de la nación de los primogénitos!

“…porque la instrucción procederá de Mí… [Seguiremos aprendiendo de Él por siempre]…  y Yo haré Mi justicia como una luz para la gente. Mi justicia está cerca…” (Versos 4-5). Sí, está cada vez más cerca.

“…Mi salvación ha salido…” (Verso 5). ¿Cuántas personas han sido salvadas desde que Jesús caminó sobre la faz de la tierra?

Versos 5-6: “…y Mis brazos juzgarán a la gente; las islas esperarán en Mí, y en Mi brazo ellas confiarán. Levanten sus ojos al cielo, y miren abajo en la tierra; porque los cielos se desvanecerán como humo… [Porque habrá un cielo nuevo y tierra nueva]…  y la tierra llegará a ser vieja como un vestido; y sus habitantes morirán de la misma forma…” Esto se refiere a todos aquellos quienes se rehúsen a arrepentirse y sean quemados en el Lago de Fuego.

“…Pero Mi salvación será para siempre, y Mi justicia no será abolida. Escúchenme, ustedes que conocen justicia, la gente en cuyo corazón está Mi ley…” (Versos 6-7) — ¡Debemos esforzarnos por ser esos de quienes habla!

El rey David tenía un gran entendimiento de la Palabra de Dios. ¿Cuántos salmos compuso David? ¡Todos ellos maravillosos y fantásticos! Una noche él estaba meditando y contemplando cuando escribió este salmo:

Salmos 8:1: “¡Oh SEÑOR nuestro Señor, cuan excelente es Tu nombre en toda la tierra! ¡Has colocado Tu gloria sobre los cielos!” Y ahora podemos admirar la majestuosidad del universo como nunca antes.

Verso 2: “De las bocas de los bebés y los que maman has ordenado fortaleza por causa de Tus adversarios, para detener a Tus enemigos y al vengador.” ¡Ahí se refiere a nosotros! Nosotros tenemos la oportunidad de hacer eso.

Versos 3-4: “Cuando considero Tus cielos, el trabajo de Tus dedos, la luna y las estrellas las cuales has dispuesto, ¿Qué es el hombre que estás… [¡Tú, Dios Mismo!]… atento de él, y el hijo de hombre que cuidas de él?” No sólo está atento, ¡sino que nos ama!

Pues de tal manera amó Dios al mundo que Él dio a Su único Hijo engendrado, para que quienquiera que creyere en Él pueda no perecer, sino que pueda tener vida eterna. ¡Qué amor tan tremendo! ¿Cómo será el poder ver a Dios el Padre cara a cara? Y en Apocalipsis 22:4 se nos dice que así será.

Regresemos al versículo 5 de Salmos 8: “Porque lo has hecho un poco inferior a Dios…” Por eso tenemos el libro: ‘De una partícula de polvo a un Hijo de Dios: ¿Por qué nació usted?’ Si ya lo leyeron les recomiendo que lo hagan de nuevo. ¡Cuán maravilloso es pensar en que seremos seres espirituales! ¡Y pensar que Dios ha prometido dar a sus Hijos como heredad la tierra y el universo! Piensen en eso, para eso hemos sido llamados.

¿Verdad que el meditar en esto nos ayuda a que todos nuestros problemas en esta vida física parezcan pequeños y sin importancia? ¡Así es! Pensar en que fuimos hechos a imagen Suya, según Su semejanza, y Su plan es que nosotros seamos parte de la Familia de Dios. Ese es el plan que se describe a través de toda la Biblia.

“…y lo has coronado con gloria y honor…” (Verso 5) —por el momento sólo en el aspecto físico aquí en la tierra. Pero imaginen lo que será recibir la corona de vida. Y nos será dado gobierno y dominio sobre la tierra para ayudar a llevar a cabo el plan de Dios. Y hay muchas más cosas que haremos que aún no podemos imaginar.

En Salmos 82 se encuentran palabras muy importantes. Se relaciona con Juan 10 donde se narra que los Fariseos querían apedrear a Jesús porque Él dijo que era el Hijo de Dios, así que ellos lo acusaron de blasfemo. Jesús citó lo escrito en Salmos 82 y añadió: ‘La Escritura no puede ser quebrantada.’ Y mantengan eso en su mente, pues todo lo que estamos estudiando en la Biblia es la Verdad y sabemos que va a suceder.

Salmos 82:1: “Dios se para en la congregación de los poderosos; Él juzga entre los dioses.” ¿Cuándo se cumplirá esto? ¡Cuando nosotros resucitemos, pues seremos como Él es, así que seremos dioses! Eso sucederá sobre el Mar de Vidrio, y veremos al Padre y a Jesucristo, al templo que está en el cielo y a los ángeles. Después de todo podemos suponer que esto no está tan lejos de la tierra a pesar de estar en el universo, pues Dios está directamente involucrado con lo que sucede en la tierra.

Verso 6: “Yo he dicho, “Ustedes son dioses… [‘Elohim’]…  y todos ustedes son hijos del Altísimo. —refiriéndose a Dios el Padre. Jesucristo vino para revelar al Padre. De manera que entendemos que el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento, sino que era Cristo Mismo.

Verso 8: “Levántate, Oh Dios, juzga la tierra, porque Tú heredarás todas las naciones.” Ese será el Reino de Dios,

Vayamos ahora a otro libro para ver cómo será nuestro rol como reyes y sacerdotes. Al servir a la gente, servir a Dios, amando a Dios y enseñando a las personas a amar a Dios. ¡Será una cosa tremenda! No tendrá nada que ver con la sociedad que vemos ahora en el mundo ¡De ninguna manera!

Isaías 61:6: “Pero ustedes serán llamados los sacerdotes del SEÑOR; será dicho de ustedes…”—y de todos los que han logrado y logren morir en la fe y ser parte de la primera resurrección.

“…“Los ministros de nuestro Dios;” comerán las riquezas de los gentiles, y se jactarán en su gloria.” Dios nos va a dar gran abundancia y riquezas. Nosotros regiremos sobre los Gentiles, de tal manera que ellos puedan también ser salvos y entrar en el Reino de Dios.

Quiero hacer un comentario aparte: Consideren todas las guerras, todos los pleitos, toda la división, las politiquerías que resultan tan mal, todas las vidas afectadas por estas cosas y los corazones rotos y todas las tragedias que ocurren. ¡Todo eso lo vamos a enmendar!

·             No importará todo lo que hayamos tenido que pasar en esta vida

·             No importará todo el sufrimiento

·             No importará si la gente nos ha rechazado

·             No importará que la gente nos haya incluso odiado por no ser parte del mundo

Mientras que hayamos amado a Dios, amado a Jesucristo y a nuestros hermanos. Pues aquí se nos muestra la promesa:

Isaías 61:7: “Por su vergüenza ustedes tendrán doble; en vez de deshonra ellos se regocijarán en su porción; por tanto en su propia tierra ellos poseerán doble; gozo eterno será suyo.” Eso podría aplicarse a las personas sobre las cuales vamos a estar gobernando, a las cuales estaremos enseñando y ayudando. Pero leemos que aplica para el resto de la eternidad.

Sigamos leyendo para ver qué otras cosas estaremos llevando a cabo. Verso 8: ““Porque Yo el SEÑOR amo justicia, odio el robo por ofrenda quemada; y dirigiré su obra en verdad…”” ¿Acaso no es esto lo que necesitamos? No algo de verdad, o cierto porcentaje de la verdad, ¡necesitamos la verdad total, la Verdad espiritual!

“…y  haré un pacto eterno con ellos… [Eso es lo que será: ¡algo eterno!]… Y su semilla será conocida entre los gentiles…” (Versos 8-9).

¿Quién es Aquel Quien será el Padre Eterno en ese tiempo? ¡Cristo! ¡Y la semilla se refiere a los hijos que resulten de la unión entre Cristo y la Su Novia! Y sabemos que la Novia de Cristo es la Iglesia entera los cuales formarán parte de la primera resurrección.

“…y sus hijos entre la gente; todo el que los vea los reconocerá, que ellos son la semilla que el SEÑOR ha bendecido.” (Verso 9). ¿Y en qué consistirán tales bendiciones?

Verso 10: “Me regocijaré grandemente en el SEÑOR, mi alma estará gozosa en mi Dios; porque me ha vestido con vestidos de salvación… [¿Cómo serán éstos?]…  Él me cubrió con vestidos de justicia como un novio se adorna a sí mismo con ornamentos, y como una novia se adorna a sí misma con sus joyas.”

¡Piensen en todo esto hermanos! En lo fantástico que será todo esto. Y lo más fantástico de todo es que seremos seres espirituales con una mente espiritual. Y que amaremos a Dios el Padre y a Jesucristo, junto con todos aquellos en la primera resurrección y todos aquellos que vayan entrando en el Reino de Dios durante el Milenio, y ¡la población seguirá creciendo! Al parecer Dios necesita billones y billones para que participen en Su plan.

Verso 11: “Porque como la tierra da a luz su brote, y como el jardín hace que lo que es sembrado crezca; así el SEÑOR Dios hará la justicia y la alabanza crecer delante de todas las naciones.” Esa será parte de la comisión que Dios nos dará también.

Es sorprendente darnos cuenta de lo mucho que está escrito en los salmos acerca del Milenio. Y nos hace preguntarnos cuánta de esta información entendía el rey David en su tiempo.

Salmos 132 habla acerca del rol que los santos van a desempeñar. Y lo que nosotros esperamos alcanzar: “Tus sacerdotes sean vestidos con justicia, y Tus santos griten de gozo. Por amor a Tu siervo David, no vuelvas la cara de Tu ungido. El SEÑOR ha jurado a David en verdad… [Enfoquémonos en la palabra Verdad]…  Él no se volverá de ello: “Del fruto de tu cuerpo Yo colocaré sobre el trono para ti.” (Versos 9-11). ¡Aquí se refiere a Cristo!

Verso 12: “Si tus hijos guardan Mi pacto y Mis testimonios los cuales les enseñaré, sus hijos también se sentarán sobre tu trono para siempre.”” Entrarán en el Reino de Dios y tendrán vida eterna.

Verso 13: “El SEÑOR ha escogido a Sión; Él la ha deseado para su habitación.” Mediten en esto:

·             Jerusalén fue elegida en los días de David

·             Ahí construyó el templo el rey Salomón pero luego fue un lugar rechazado debido a los pecados del pueblo de Israel

·             Jerusalén será restablecida en el Milenio

·             Luego veremos la Nueva Jerusalén

Verso 14: ““Este es Mi descanso para siempre; aquí viviré, porque Yo lo he deseado.”” ¡Es asombroso lo que Dios dice! Estas son cosas asombrosas que Dios nos revela acerca del Reino de Dios. Y los libros de Isaías y Salmos hablan bastante acerca de este tema.

Quiero hacer un comentario aquí: El salmo 37 dice cuatro veces que los santos van a heredar la tierra. ¡Que los justos van a heredar la tierra! Debemos de pensar en esto porque podemos llegar a ser herederos junto con Cristo. Herederos del mundo entero y tendremos un lugar en la Nueva Jerusalén para siempre.

Vayamos a Salmos 36:5: “Tu bondad, Oh SEÑOR está en los cielos; Tu fidelidad alcanza los cielos. Tu justicia es como los grandes montes…” (Versos 5-6). Me impresiona ver en los documentales las imágenes de grandes montañas y pensar en cómo Dios las hizo; cómo Dios elevó los estratos de la tierra para formarlas. Y tenemos de ejemplo a las grandes montañas del Himalaya. ¡Qué fantásticas son! Y ¡cuán poderoso es el Dios!

“…Tus juicios son como las grandes profundidades; Oh SEÑOR…” (V 6). En las grandes profundidades del océano, 11,000 metros abajo del nivel del mar, ahí hay vida. ¡Eso es increíble!

“…Tú preservas a hombre y bestia. ¡Cuán preciosa es tu misericordia, oh Dios!...” (Versos 6-7). Oh sí:

·             Dios nos ama

·             Él cuida de nosotros

·             Él nos bendice

·             Él está trabajando con nosotros

·             Él nos corrige

·             Él nos instruye y enseña

Él hace todo esto para que nosotros podamos ser aptos después de haber sido resucitados para ser hijos e hijas de Dios. No debemos de angustiarnos por hacernos más viejos y saber que esta vida física llegará a su fin, más bien debemos de estar alegres ante la esperanza de que cada día que pasa estamos más cerca de la resurrección. ¡Es una manera diferente de ver las cosas! Entonces no tendremos arrugas, las mujeres no tendrán que usar maquillaje, y no tendremos que preocuparnos por comprar nuevas ropas pues estaremos usando las vestiduras más finas que jamás hayamos tenido, ¡vestiduras espirituales! ¡Y tendremos una corona de vida!

“…Por lo tanto, los hijos de los hombres toman refugio bajo la sombra de Tus alas. Ellos estarán abundantemente satisfechos con las riquezas de Tu casa; y Tú los harás beber del río de Tus placeres… [Ese es el Río de Vida]… pues contigo está la fuente de vida; en Tu luz veremos luz. Oh, mantén Tu misericordia a aquellos quienes Te conocen, y Tu justicia al recto en corazón.” (Versos 7-10).

Hermanos, en esta Fiesta de Tabernáculos tratemos realmente de asir y comprender las grandes y maravillosas cosas que Dios tiene preparadas para nosotros. Pues ahora podemos ver—pero como a través de un vidrio—borrosamente.

(Pasar a la siguiente pista)

Veamos qué es lo que estaremos haciendo con todas las naciones comenzando por Israel y Judá.

Jeremías 30:24: “…En los últimos días lo entenderán.” Dios va a cumplir lo que ya ha dispuesto en Su corazón.

Jeremías 31:1: ““En ese tiempo,” dice el SEÑOR, “Yo seré el Dios de todas las familias de Israel, y ellos serán Mi pueblo.” Así dice el SEÑOR, “La gente que fue dejada de la espada encontró gracia en el lugar desolado; incluso Israel, cuando Yo vaya a darle descanso.”…[Se refiere al Milenio]… El SEÑOR se me ha aparecido desde lejos, diciendo, “Sí, Yo te he amado con amor eterno…” (Versos 1-3).

Debemos de entender que hay una vasta diferencia entre el amor incondicional y el amor eterno. Para poder recibir la salvación y las bendiciones de Dios, existen condiciones. Pero el amor de Dios—independientemente de esas condiciones—es eterno.

“…por tanto con misericordia te he atraído. Otra vez te construiré, y serás construida, Oh virgen de Israel. De nuevo te vestirás tus tambores, y saldrás en las danzas de aquellos que se regocijan. Incluso plantarás viñas sobre las montañas de Samaria; los plantadores plantarán, y las comerán  como cosas comunes. Porque habrá un día en que los vigilantes sobre el Monte de Efraín gritarán, ‘¡Levantémonos y subamos a Sión al SEÑOR nuestro Dios!’” (Versos 3-6).

Imaginen lo que será el subir cada año a Jerusalén para celebrar la Fiesta a Jerusalén, teniendo el gran tabernáculo y a los representantes de cada nación del mundo. Todos los hijos de Dios reunidos ahí al mismo tiempo. Y al mismo tiempo se estará celebrando la Fiesta de Tabernáculos en sus respectivos sitios en todas las naciones con sus pobladores. El mundo entero estará participando de ello. ¡Eso será algo maravilloso!

Versos 7-9: “Porque así dice el SEÑOR, “Canten con alegría por Jacob, y griten entre los jefes de las naciones. Griten, den alabanza y digan, ‘Oh SEÑOR, salva a Tu pueblo, el remanente de Israel.’ He aquí, Yo los traeré desde el país del norte y los reuniré desde las esquinas de la tierra, y con ellos el ciego y el cojo, la mujer embarazada y aquella que esté en trabajo de parto, juntamente; una gran compañía regresará allí. Ellos vendrán con llanto, y con oraciones Yo los guiaré… [Así lo dice Dios]…  Los haré caminar cerca de los ríos de aguas en un camino recto; no tropezarán en él, porque Yo soy un padre para Israel, y Efraín es Mi primogénito.”” De nuevo podemos comprobar con esta última afirmación que Jesús será un Padre Eterno en ese tiempo, pues Él es el Dios del Antiguo Testamento y fue Quien dijo estas palabras que leemos en el libro de Jeremías.

Y dice que los traerá y reunirá a todos; a todo el pueblo de Israel. Jeremías 33 describe lo que sucederá con Israel y el resto de las naciones en el Milenio. Hoy en día podemos tomar un globo terráqueo, señalar cualquier país, y darnos cuenta de que realmente no existe paz verdadera en ninguna nación del mundo. Tal vez sólo en los lugares muy remotos. Por eso debemos de tener la mente puesta en lo grandioso que será cuando los hijos de Dios gobiernen como reyes y sacerdotes, ayudando y enseñando a las personas. Entonces todo será bendito por Dios, por Su Espíritu y con Su amor.

Jeremías 33:6-9: “He aquí, Yo le traeré salud y sanidad, y los sanaré y les mostraré las riquezas de la paz y la verdad. Y causaré el regreso de la cautividad de Judá y el regreso de la cautividad de Israel, y los construiré, como al principio. Y los limpiaré de toda su iniquidad con la cual han pecado contra Mí; y perdonaré todas sus iniquidades con las cuales han pecado, y con las cuales han transgredido contra Mí. Y será para Mí un nombre de gozo, de alabanza y un honor delante de todas las naciones de la tierra, las cuales oirán de todo el bien que yo les hago. Y temerán y temblarán por toda la bondad y por toda la paz que Yo traigo a ella.’

¡Esto será algo maravilloso! En ese tiempo habrá abundancia de:

·             Bodas

·             Hijos

·             Diversión

·             Alegría

·             Justicia

·             Bondad

·             Trabajo

·             Productividad

·             Invenciones

¿Cómo serán las vidas de las personas teniendo la presencia y la bendición de Dios? ¡Leamos cómo van será todo esto!

Verso 11: La voz de gozo y la voz de alegría, la voz del novio y la voz de la novia, la voz de aquellos quienes dirán, “Alaben al SEÑOR de los ejércitos, porque el SEÑOR es bueno, porque Su firme amor perdura para siempre;” y la voz de aquellos quienes traerán el sacrificio de alabanza a la casa del SEÑOR. Porque Yo restauraré las fortunas de la tierra, como al principio,’ dice el SEÑOR.” —Si dice que será como en el principio entonces se refiere a la belleza del jardín del Edén.

Verso 14: “‘He aquí vienen días,’ dice el SEÑOR, ‘que voy a establecer el bien que le he prometido a la casa de Israel y a la casa de Judá.’” —esto se refiere a las bendiciones de vida física durante el Milenio así como de vida eterna en su debido tiempo. En el Último Gran Día veremos algo interesante acerca del futuro de Israel.

Versos 15-16: “En aquellos días, y en ese tiempo, Yo haré la Rama de Justicia [Cristo] crecer a David. Y Él ejecutará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvada, y Jerusalén habitará con seguridad…”

Piensen en ello, en la manera en que las cosas son ahora en esas regiones, y lo diferente que va a ser en el Milenio cuando Dios restablezca todas las cosas.

“…Y este es el nombre con el cual ella será llamada, EL SEÑOR JUSTICIA NUESTRA’” (Verso 16). La justicia de la tierra entera. ¡Qué maravilloso!

Vayamos ahora a Zacarías 8—aquí Dios habla nuevamente acerca de cómo Él va a restaurar las cosas; cómo Él hará todas las cosas grandiosas, maravillosas y fantásticas. Recuerden también que en muchas de las escrituras proféticas que leemos, existe más de un cumplimiento.

Zacarías 8:1-3: “Y la Palabra del SEÑOR de los ejércitos vino a mí, diciendo, ‘Así dice el SEÑOR de los ejércitos, “Yo estaba celoso de Sión y con grandes celos, y Yo estaba celoso por ella con gran furia.’” Por tanto dice el SEÑOR, ‘Yo he regresado a Sión, y habitaré en medio de Jerusalén: y Jerusalén será llamada una ciudad de Verdad… [Ya no habrá más influencia de Satanás, ¡ya no más mentiras!]… y la montaña del SEÑOR de los ejércitos, la montaña Santa.’”

Verso 7: “Así dice el SEÑOR de los ejércitos, ‘He aquí, salvaré a Mi pueblo del país oriental, y del país occidental. Y los traeré, y vivirán en medio de Jerusalén. Y ellos serán Mi pueblo, y Yo seré su Dios, en verdad y en justicia.’” Todos en el mundo anhelamos que exista verdad. ¿Pero no es cierto también que la naturaleza humana no está inclinada hacia la verdad?

Versos 9-10: “Así dice el SEÑOR de los ejércitos, ‘Sean fuertes sus manos, ustedes que oyen en estos días estas palabras de la boca de los profetas, que en el día que el fundamento de la casa del SEÑOR sea colocado, el templo es para ser construido, pues antes de estos días no había contratación para hombre…’” Luego continua hablando acerca de la construcción del segundo templo.

Ahora vamos a pasar algo de tiempo leyendo el libro de Salmos. Pues como ya mencioné antes, existe bastante información ahí acerca del Milenio.

Salmos 66:1: “Hagan un ruido alegre a Dios, toda la tierra.” Ni siquiera podemos imaginarnos lo fantástica que esta música va a ser. Al fin seremos libres de toda la música satánica que inunda el mundo.

Versos 2-3: “Canten el honor de Su nombre; hagan Su alabanza gloriosa. Digan a Dios, “¡Cuan asombrosas son Tus obras!...’”

·             Podemos aplicar esto a nuestra alabanza hoy en día cuando nos reunimos

·             Pensemos también en cómo alabaremos a Dios durante el Milenio

·             Pensemos en la Nueva Jerusalén, en el nuevo cielo y la nueva tierra

“‘…A través de la grandeza de Tu poder; Tus enemigos se someten en obediencia a Ti. Toda la tierra Te adorará y cantará alabanzas a Ti; ellos cantarán alabanzas a Tu nombre.’ Selah.” (Versos 3-4) —Deténganse a pensar en todo esto.

Verso 5: “Vengan y vean las obras de Dios; Él es asombroso en Sus obras hacia los hijos de los hombres.” ¿Cómo va a ser esto? ¡Fantástico! Sigamos leyendo qué es lo que Dios hace:

Verso 6: “Él convirtió el mar en tierra seca; ellos pasaron a través del río a pie; ahí nosotros nos regocijamos en Él. Él reina para siempre por Su poder… [Por siempre y para siempre hasta la eternidad]… Sus ojos mantienen vista sobre las naciones; no deja a los rebeldes exaltase ellos mismos. Selah.” (Versos 6-7)

Aquí dice que Dios se encargará de aquellas personas que son rebeldes, porque incluso con todas las bendiciones y maravillas que existirán durante el Milenio, Dios no va a quitar el libre albedrío de las personas; todos van a tener que tomar la decisión de obedecer a Dios o no, justo como lo tenemos que decidir nosotros ahora.

Leamos ahora el salmo 67; este es uno que me gusta mucho. Noten la manera en la que está escrito:

Salmos 67:1-2: “Pueda Dios ser graciable a nosotros, y bendecirnos, y hacer que Su cara brille sobre nosotros. Selah. Para que Tu camino pueda ser conocido sobre la tierra…” ¡Sólo imaginen cómo será esto!

“…Tu salvación entre todas las naciones. La gente te alabe, Oh Dios; toda la gente te alabe. Oh las naciones estén contentas y canten de gozo, porque Tú juzgarás justamente a la gente y gobernarás las naciones sobre la tierra. Selah.” (Versos 2-4).

¿Sobre los hombros de Quién recaerá el gobierno? ¡Sobre Cristo! Recuerden esto.

Versos 5-7: “La gente te alabe, Oh Dios; toda la gente te alabe. La tierra rendirá su incremento; y Dios, incluso nuestro propio Dios, nos bendecirá. Dios nos bendecirá, y todos los confines de la tierra le temerán.”

¡Qué tiempo tan maravilloso será éste! Y nosotros tenemos la oportunidad de formar parte de ello. Y Cristo es Quien pondrá en marcha todos estos acontecimientos, y Él es Quien gobernará la tierra entera. Nosotros tendremos parte con Él siendo ya seres espirituales. ¡Será algo increíble!

Leamos ahora Salmos 85:7-9: “Muéstranos Tu misericordia, Oh SEÑOR, y otórganos Tu salvación. Escucharé lo que Dios el SEÑOR hablará; porque Él hablará paz a Su pueblo, y a Sus santos, pero no los dejes volverse nuevamente a la locura… [Todos debemos aprender a vivir y mantenernos en el camino de Dios]… Ciertamente Su salvación está cerca a aquellos quienes le temen, para que la gloria pueda vivir en nuestra tierra.”

El versículo 10 es uno de los más hermosos en la Biblia: “Misericordia y verdad se han reunido; justicia y paz se han besado una a la otra. Verdad brotará de la tierra, y justicia mirará hacia abajo desde el cielo.” (Vs 10-11). Ese es el tipo de administración de justicia que tendremos.

·             ¡Qué llamamiento tan fantástico!

·             ¡Cuán maravilloso es esto para nosotros! Y…

·             ¡Cuán maravilloso será todo esto para el mundo entero!

Los seres humanos están bajo el gobierno de Satanás el diablo, quien influencia a hombres despiadados en este sistema corrupto. Y aunque no sabemos con exactitud cómo serán las cosas en el Milenio, Dios nos da la suficiente información para sentirnos motivados hoy en día y decir: ¡Sí Señor! ¡Venga Tu Reino!

Versos 12-13: “Sí, el SEÑOR dará eso que es bueno, y nuestra tierra rendirá su incremento. Justicia irá delante de Él y nos colocará en el camino de Sus pasos.” Este es el camino de la Verdad.

Parte de lo descrito en algunos salmos se refiere al anhelo del pueblo de Israel por regresar de la cautividad en Babilonia, y podemos usar esto como paralelo de nuestro anhelo por salir de la Babilonia actual (este sistema mundial) y entrar al Reino de Dios por la eternidad.

Salmos 138:4: “Todos los reyes de la tierra Te alabarán, Oh SEÑOR…” Nosotros también podremos formar parte de esos reyes.

“…cuando oigan las palabras de Tu boca.” (Verso 4). Me pregunto cómo será cuando Dios nos hable directamente siendo nosotros seres espirituales.

Versos 5-6: “Sí, cantarán en los caminos del SEÑOR, porque grande es la gloria del SEÑOR. Aunque el SEÑOR esta alto, aun así le tiene respeto al humilde; pero al altivo conoce de lejos.”

Verso 8: “El SEÑOR perfeccionará Su trabajo en mí…”—En cada uno de nosotros, pues Él quiere que seamos perfectos.

¿Qué fue lo que Jesús dijo en Mateo 5:48 cuando recién había comenzado Su ministerio? Por tanto, serán perfectos, incluso como su Padre que está en el cielo es perfecto.En el salmo 138 se muestra que efectivamente Dios va a perfeccionarnos.

Salmo 138:8: “…Tu firme amor, Oh SEÑOR, perdura por siempre; no abandones el trabajo de Tus propias manos.” ¿Acaso no somos nosotros obra de las manos de Dios? Claro que lo somos, tal como está escrito en Efesios 2. Él está formando y moldeando nuestro espíritu de manera que estemos listos para la resurrección. Podemos también mencionar otros ejemplos de la obra de las manos de Dios como:

·             La obra de Dios en la creación física

·             La obra que Dios hará en el Milenio restableciendo todas las cosas

·             La obra que Dios hará cuando perfeccione espiritualmente a las personas para entrar en Su Reino durante el Milenio

·             La obra a la que Jesús se refería cuando dijo: ‘Iré y prepararé un lugar para ustedes,’ refiriéndose a la Nueva Jerusalén

¿Cómo será todo eso hermanos? ¡Tenemos muchas cosas por las cuales estar deseosos de esforzarnos!

Leamos ahora Salmos 145:1-3: “Te exaltaré, Dios mío, Oh Rey; y bendeciré Tu nombre por siempre y para siempre. Cada día te bendeciré; y alabaré Tu nombre por siempre y para siempre. Grande es el SEÑOR, y grandemente para ser alabado; y Su grandeza inescrutable.” ¡Mediten en esto! Aunque sigamos aprendiendo por toda la eternidad, aun así nunca terminaremos de comprender la grandeza de Dios el Padre y de Jesucristo.

Verso 4: “Una generación alabará Tus obras a otra y declarará Tus actos poderosos. Hablaré del esplendor glorioso de Tu majestad y de Tus obras maravillosas.” ¡Será algo que veremos realmente! No como ahora que sólo podemos hablar al respecto e imaginarlo.

Versos 6-8: “Y hombres hablarán del poder de Tus obras asombrosas; y declararé Tu grandeza. Ellos derramarán la memoria de Tu gran bondad y cantarán de Tu justicia. El SEÑOR es graciable y lleno de compasión; lento para la ira y abundante en firme amor.” Y ese es el tipo de gobierno que tendremos; muy diferente a lo que vivimos ahora.

Versos 9-13: “El SEÑOR es bueno con todos, y Sus tiernas misericordias son sobre todas Sus obras. Todas Tus obras te alabarán, Oh SEÑOR; y Tus santos te bendecirán. Ellos hablarán de la gloria de Tu reino y hablarán de Tu poder, para hacer conocidas a los hijos de hombres Tus obras poderosas, y la majestad gloriosa de Tu reino. Tu reino es un reino perpetuo…”

Este reino será para toda la eternidad. Ni siquiera podemos alcanzar a imaginar lo que es ser seres espirituales y vivir por toda la eternidad. Es como cuando un adulto toma un bebé recién nacido en sus brazos y le dice: ‘Tienes una larga vida por delante,’ y el bebé no puede aún comprender de lo que se le está hablando y mucho menos imaginarlo. Eso es algo similar a nuestra situación.

Sería buena idea que cada uno de nosotros se tomara el tiempo de estudiar todas las escrituras y los salmos que hablan acerca del Milenio y del Reino de Dios. Eso nos ayudaría a estar más motivados y tener una imagen de nuestra meta como cristianos.

Salmos 49:1-5: “Escuchen esto, todos ustedes pueblos; den oído, todos los habitantes del mundo: Ambos; bajo y alto, rico y pobre juntamente. Mi boca hablará de sabiduría, y los pensamientos de mi corazón serán de entendimiento. Inclinaré mi oído a una parábola; abriré mi oscuro dicho a la lira. ¿Por qué debería temer en los días de maldad…?” En el Milenio ya no habrá días de maldad.

Salmos 48:1-2: “Grande es el SEÑOR, y altamente para ser alabado en la ciudad de nuestro Dios, en Su montaña santa. Hermosa en su altura, el gozo de toda la tierra…”—Incluido el gozo de la Nueva Jerusalén y del universo entero.

Versos 2-4: “…es monte Sión en los lados del norte, la ciudad del gran Rey. Dios en el palacio de ella se ha mostrado a Sí Mismo ser una fortaleza, porque he aquí, los reyes se reunieron ellos mismos; avanzaron juntos.”

Esta es una cosa tremenda cuando pensamos en que un individuo promedio hoy en día cuenta con muy pocos recursos. Y realmente no sabemos cuán desarrollada sea la sociedad en el aspecto tecnológico en comparación a lo que vemos hoy en día. Podemos especular que será aún más que ahora, porque habrá mucho más conocimiento entonces. Pero también leemos acerca de que ‘cada hombre se sentará bajo su propia viña e higuera,’ entonces no podemos saber con certeza algunos aspectos de la sociedad en el Milenio.

Isaías 60:16: “También chuparán la leche de naciones, y chuparán el pecho de reyes; y sabrán que Yo el SEÑOR soy su Salvador y su Redentor, el Poderoso de Jacob.” Cuando miramos todos los lugares asolados por el hambre debemos de recordar que Dios traerá un mundo lleno de abundancia espiritual, económica, física, ambiental— ¡Abundancia en todo lo bueno!

Versos 17-18: “Por bronce traeré oro y por hierro traeré plata; y por madera traeré bronce, y por piedras, hierro. También haré que sus supervisores sean paz, y sus gobernantes sean justicia… [Es lo que nosotros podemos llegar a ser]… Violencia no será más escuchada en su tierra…” ¡Claro que ya no la habrá! Y el día de mañana estudiaremos cómo es que Dios hará esto posible.

“…ni devastación ni ruina dentro de sus fronteras; sino llamarán a sus muros Salvación, y a sus puertas Alabanza… [Así es como serán las cosas]… El sol no será más su luz de día; ni el brillo de la luna les dará luz… [Esto se refiere a la Nueva Jerusalén]… sino el SEÑOR será para ustedes una luz eterna, y su Dios su gloria. Su sol no bajará más, ni su luna se retirará; porque el SEÑOR será su luz eterna, y los días de su llanto serán terminados. Su gente también todos serán rectos; ellos heredarán la tierra para siempre, la rama de Mi plantación, el trabajo de Mis manos, para que Yo pueda ser glorificado. El más pequeño se hará mil, y el menor una nación fuerte: Yo el SEÑOR lo aceleraré en su tiempo.” (Versos 18-22).

Eso nos dice cómo serán las cosas durante el Milenio. Hermanos, ha sido una Fiesta maravillosa. Espero que haya sido inspiradora para ustedes y que hayan disfrutado de la convivencia con los hermanos hasta este momento.

Nos veremos mañana para el Día 7 de la Fiesta, el cual sabemos que es el último día de Tabernáculos. Y luego tendremos un día más, el cual es llamado el Último Gran Día.

 

Escrituras citadas:

1)          Proverbios 29:18

2)          Isaías 64:1-5

3)          1 Corintios 1:24-31

4)          1 Corintios 2:7, 9-12

5)          Romanos 8:14-17, 19-22

6)          Isaías 9:6-7

7)          Isaías 51:1-2

8)          Gálatas 3:29

9)          Isaías 51:2-7

10)       Salmos 8:1-5

11)       Salmos 82:1, 6, 8

12)       Isaías 61:6-11

13)       Salmos 132:9-14

14)       Salmos 36:5-10

15)       Jeremías 30:24

16)       Jeremías 31:1-9

17)       Jeremías 33:6-9, 11, 14-16

18)       Zacarías 8:1-3, 7-10

19)       Salmos 66:1-7

20)       Salmos 67:1-7

21)       Salmos 85:7-13

22)       Salmos 138:4-6, 8

23)       Mateo 5:48

24)       Salmos 138:8

25)       Salmos 145:1-13

26)       Salmos 49:1-5

27)       Salmos 48:1-4

28)       Isaías 60:16-22

 

Escrituras citadas pero no referenciadas:

·             1 Juan 3

·             Apocalipsis 20:5; 5

·             Juan 14

·             Apocalipsis 22

·             Juan 10

·             Salmos 37

·             Isaías 65

·             Efesios 2

 

También referenciado: ‘De una partícula de polvo a un Hijo de Dios. ¿Por qué nació usted?’ Escrito por: Fred R. Coulter

 

 

Atrás
El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2017 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones