| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2015
 2016
 2017

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Días santos anuales y Fiestas de Dios 2017
Atrás

El Último Gran Día

¡La Segunda Resurrección & el Día del Juicio!

Revelando la plenitud del plan de Dios

Fred R. Coulter—12 de octubre, 2017

www.laVerdaddeDios.org

 

¡Saludos, hermanos! ¡Bienvenidos al Último Gran Día! ¡Qué gran día será cuando llegue el tiempo de su cumplimiento! En realidad es el día que el mundo entero espera, solo que no lo saben. No pueden entender por qué el mundo es de la forma que es.

Ni los ‘cristianos’ del mundo saben cómo Dios va a solucionar todos los problemas de los pecados de la humanidad, ni siquiera aquellos que guardan el Sábado, pero no guardan los Días Santos. Todos los Días Santos se encuentran en Levítico 23.

Como hemos cubierto anteriormente, Levítico 23 es como una bolsa de semillas y cada Día Santo es como una semilla que se convierte en una planta que produce un fruto hermoso. Bueno, el Ultimo Gran Día se convierte en un huerto de árboles frutales y produce fruto aún más grande.

Veremos que el Ultimo Gran Día es el menos explicado en un lugar, pero que tiene otras Escrituras que pueden llenar los detalles. Solamente está nombrado como el octavo día. Pareciera ser el día menos importante, pero como veremos es el más importante ¡porque revela la plenitud del plan de Dios!

Levítico 23:33: “Y el SEÑOR habló a Moisés diciendo, ‘Habla a los hijos de Israel, diciendo, “El quinceavo día de este séptimo mes será la Fiesta de Tabernáculos por siete días al SEÑOR”’” (versos 33-34). Ya hemos guardado eso.

Verso 35: “En el primer día será una santa convocación. No harán ningún trabajo servil en él.” Las ofrendas en el templo debían hacerse todos los días por fuego.

Verso 36: “Siete días ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR. En el octavo día será una santa convocación para ustedes. Y ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR. Es una asamblea solemne. Y no harán ningún trabajo servil en él.”

Después da un resumen de todas las Fiestas del Señor. Esto nos habla de nuestra relación con Dios concerniendo a la Fiesta y que Dios tiene algo muy importante en todos estos días de Fiesta.

Verso 37: “Estas son las fiestas del SEÑOR las cuales proclamarán ser santas convocaciones para ofrecer una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR, una ofrenda quemada y una ofrenda de grano, un sacrificio, y ofrendas de bebida, todo en su día; además de los Sábados del SEÑOR, y además de sus regalos, y además de todos sus votos, y además de todas sus ofrendas voluntarias las cuales dan al SEÑOR” (versos 37-38). Por eso tomamos una ofrenda en todos los Días Santos.

No damos ofrendas día a día desde el punto de vista de que no se requieren sacrificios animales. Por lo tanto, tomando una ofrenda como Dios dice:

·             Debemos dar una ofrenda ‘de acuerdo a la bendición que Dios nos ha dado’

·             Debemos dar ‘de acuerdo a las promesas que se nos han dado’

·             Debemos dar del corazón, no con resentimiento

La gracia de Dios proveerá para nosotros, para que tengamos lo suficiente de todo. Entonces cuando entremos al Reino de Dios ¡tendremos plenitud de todo!

Este Último Gran Día no fue nombrado el Ultimo Gran Día hasta que lo encontramos registrado en Juan 7. Así que haremos una pausa y levantaremos una ofrenda.

Les agradecemos de antemano por su bondad y misericordia al ayudarnos en todo. Nos ayuda a llevar el Evangelio a todos aquellos que escucharán y también para dar un mensaje de advertencia.

(Pausa para la ofrenda)

Al ver la historia de la humanidad en la tierra, han sido asolados con problemas, pecados, guerras, peleas, matanzas, terremotos, desastres, incendios, inundaciones y dificultades en las vidas privadas. Claro que ahora nos estamos enfrentando a toda la ilegalidad que hay; cada uno haciendo lo que está bien en su perspectiva.

Ya que la ilegalidad se ha multiplicado ‘el amor de muchos se ha enfriado.’ Somos afrontados con problemas intratables y las personas preguntan: ¿Por qué Dios no interviene para detenerlo?

·             Él no ha detenido las guerras

·             No ha detenido el asesinato

·             No ha detenido el pecado

Él no ha detenido las cosas que son muy importantes, tales como:

·             El aborto

·             El crimen

·             Las enfermedades mentales

·             La desesperación

·             A Satanás el diablo y los demonios (hasta el principio del Milenio)

Toda la humanidad ha sido sujeta a todas estas cosas como resultado del pecado y todo vuelve hasta Adán y Eva y su pecado. Todo eso llega hasta este día, como está ilustrado por el Ultimo Gran Día.

Entendamos algo muy importante, que ya saben: Satanás el diablo ha cegado los ojos de las personas para que no puedan entender la Verdad. El los hace pecar y desobedecer, lo cual automáticamente cierra sus mentes y no pueden entender.

Juan 7 es un muy buen ejemplo de ello, porque va más allá de solo el significado del día y de hecho lo aplica a toda la humanidad y el final del plan de Dios. No nos lo dice  aquí; solamente identifica el día y nos dice otra cosa que es muy especial.

Juan 7:37: “Ahora, en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús se paró y gritó, diciendo, ‘Si alguien tiene sed, venga a Mí y beba.’” Se escucha un poco como Juan 4, los ríos de aguas vivas.

Noten que no hay calificadores, verso 38: “Aquel que cree en Mí, como la escritura ha dicho…” También necesitamos entender que la Escritura se aplica en distintos tiempos.

“‘…de su vientre fluirán ríos de agua viva.’ Pero esto Él lo habló concerniente al Espíritu, el cual aquellos que creían en Él pronto recibirían; porque el Espíritu Santo aun no era dado porque Jesús no estaba aún glorificado’” (versos 38-39).

Conectemos eso con Juan 3:16. Piensen en esto: fueron 4,000 años desde Adán y Eva hasta que vino Cristo, aunque fue lo primero profetizado después que ellos pecaron. Aun así tardó 4,000 años, así que necesitamos ver todo el alcance del plan de Dios para entender cómo se aplicarán estas Escrituras en distintos tiempos.

Obviamente el Espíritu Santo les fue dado a aquellos que creyeron, empezando en Pentecostés en el 30A.D.  El Espíritu Santo les es dado a aquellos que se arrepienten, se bautizan, aceptan a Jesús como Salvador y están dispuestos a amar y obedecer a Dios.

¿A cuántas personas excluye esto? Aquellos que son llamados ahora son los ¡llamados, elegidos y fieles! Desde el tiempo de Adán y Eva hasta Cristo muy pocos fueron salvos para la vida eterna. Entonces cuando lee Juan 3:16—la mayoría conoce esta Escritura porque la han escuchado—pero la verdad es que tiene un significado mucho más grande del que se ha entendido, el cual es explicado con el Milenio y el Ultimo Gran Día.

Juan 3:16: “Porque Dios amó tanto al mundo, que dio Su único Hijo engendrado…” ¿Cómo se puede decir que Dios ama al mundo cuando hay tanto odio, tantas guerras, matanzas y los demás pecados que suceden en el mundo? Como:

·             Tragedias

·             Disturbios

·             Terremotos

·             Inundaciones

·             Desastres

¿Cómo ama Dios al mundo cuando esas cosas suceden todo el tiempo? Esa es una buena pregunta, pero nunca preguntan: ¿Por qué estamos sufriendo en realidad? Es porque empezando con Adán y Eva, aceptaron a Satanás el diablo para que les enseñara, ¡en lugar de Dios!

Sin embargo, cuando eso sucedió Dios dio la profecía de que Él iba a salvar a la humanidad. Hasta la actualidad no ha salvado a muchos. Salvará a muchos durante el Milenio, así que la respuesta llega en el octavo día; el #8 significa un nuevo comienzo.

“…para que todo el que crea en Él pueda no perecer, sino pueda tener vida eterna” (verso 16).

·             ¿Cómo va a dar eso Dios?

·             ¿Cuántas personas vivieron y murieron, que ni siquiera supieron acerca de Jesús?

·             ¿Cuántos de las que han escuchado de Jesús realmente entienden lo que Dios está haciendo con Su plan y Su pueblo? ¡Cómo se logra!

Por eso tenemos los Días Santos, porque nos dicen cómo lo va a hacer Dios. Amamos a Dios y guardamos Sus mandamientos, guardamos Su Sábado y Sus Días Santos y entendemos las Escrituras para saber lo que Dios está haciendo. Así es como Dios lo ha escondido del mundo, sin embargo Su Palabra va a permanecer absolutamente cierta. Se va a cumplir de forma grandiosa y maravillosa.

Aquí hay algo muy interesante: cuando Lázaro se enfermó Jesús se mantuvo alejado deliberadamente para que Lázaro muriera. Él lo hizo por un propósito, aunque algunos dirían que fue malo que Jesús hiciera eso. ¡NO! Él quería enseñar una lección. En Juan 11, mientras El volvía Marta salió a encontrarse con el:

Juan 11:21: “Y Martha le dijo a Jesús, ‘Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.’” Tomemos esa declaración y pensemos en el principio de ella. Si Dios podía prevenirlo, que sí puede hacerlo, ¿Por qué no lo hizo?

¡Dios no está en el negocio de prevenir el pecado! ¡Él está en el negocio de perdonar y vencer el pecado! Aquí también quería mostrar un propósito, ¡que por medio de Él es la resurrección!

Después de que Jesús le dijera a Marta que Lázaro sería levantado de los muertos, ella dijo que lo sabía, en ese último día.

Verso 25: “Jesús le dijo, ‘Yo soy la resurrección y el camino. El que cree en Mí, aunque muera, vivirá de nuevo.’” De nuevo, eso tiene que aplicarse de muchas maneras distintas.

Así que salieron a la tumba y El llamó a Lázaro para que saliera de la tumba. Él fue levantado de los muertos y salió de la tumba, aun con la ropa de la tumba y quitándose el paño que estaba en su cabeza.

Me pregunto lo que pensó cuando salió de la tumba. Estaba parado con todas personas ahí y probablemente preguntándose ‘¿Qué están haciendo aquí todos ustedes? ¿Qué es esto?’ Ellos le habrían respondido ¡Esa es la tumba donde estabas enterrado! ‘¿En serio? ¿Morí?’ ¡Sí, y Jesús te levantó de los muertos!

Jesús hizo eso para que Lázaro pudiera vivir lo suficiente para recibir la salvación, que es todo el mensaje del Ultimo Gran Día. La clave para entender el Ultimo Gran Día es cumplir a cualquiera que cree en Jesucristo recibirá el Espíritu Santo, será salvo y se les perdonarán sus pecados. Esto se refiere a cualquiera a través de la historia. Entonces veamos cómo se logra esto.

Apocalipsis 20 nos da la clave. Sabemos que I Corintios 15 nos dice que cuando Cristo regrese, aquellos que son de El serán levantados de los muertos. Eso está representado por la Fiesta de Pentecostés, pero ¿Qué hay del resto de las personas? Para cuando llegamos a Apocalipsis 20, Satanás está atado y los santos resucitados empiezan a gobernar el mundo con Jesucristo. Seremos reyes y sacerdotes y reinaremos mil años.

Aquí hay una oración añadida; la única que nos da la clave para responder la pregunta acerca de aquellos que murieron y nunca conocieron este camino, que es casi toda la humanidad.

Apocalipsis 20:5: “(Pero el resto de los muertos no vivieron de nuevo hasta que los mil años fueron completados.)…”

Después habla de aquellos en la primera resurrección, verso 6: “Bendito y santo es aquel que tiene parte en la primera resurrección…” y reinarán con Cristo.

En el Día 7 cubrimos que al final de los mil años Satanás es desatado para su última misión. Ahora notemos lo que sucede en el verso 11, porque tenemos el final de los mil años. Satanás es lanzado al Lago de Fuego y atado en la oscuridad más negra por siempre. Cuando menciona a Satanás también se refiere a todos los demonios.

Verso 11: “Luego vi un gran trono blanco y a Aquel Quien estaba sentado sobre él, de Cuya cara la tierra y el cielo huyeron; y ningún lugar fue encontrado para ellos. Y vi a los muertos…” (versos 11-12).

¿Quiénes son estos? El resto de los muertos que nunca conocieron este camino de vida, ¡y nunca cometieron el pecado imperdonable! La última parte del Ultimo Gran Día tiene que ver con eliminar a aquellos que cometieron el pecado imperdonable.

Sabemos que Dios reconoce a aquellos que guardan algunas de Sus leyes y que no cometen un pecado hacia muerte, es decir ¡un pecado hacia muerte eterna! En el Día de Juicio, Dios lidiará con ellos. ¿Qué tenemos aquí?

Verso 12: “Y vi a los muertos, pequeños y grandes, de pie delante de Dios; y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, el cual es el libro de vida. Y los muertos fueron juzgados por las cosas escritas en los libros, de acuerdo a sus obras.”

Detengámonos aquí por un minuto y entendamos algunas cosas que son muy importantes de saber. ¡La paga del pecado es la muerte! Esas personas vivieron sus vidas, fueron pecadores y murieron. Sin embargo, no cometieron un pecado hacia muerte. Eso se vuelve importante porque hay otras Escrituras que describen que habrá aquellos que serán levantados de los muertos hacia el juicio y que:

·             Nunca fueron llamados

·             Nunca supieron de Dios

·             Nunca tuvieron una oportunidad

Piensen en esto por un momento: Si Dios no le da la oportunidad de salvación a la gran mayoría de las personas, ¿no hace El acepción de personas? Lo haría, ¿no es así? Por eso es que habrá lo que llamamos la segunda resurrección. Son levantados de los muertos para ser juzgados, no en cómo hayan vivido su primera vida sino en cómo vivan su segunda viva.

Esta no es una segunda oportunidad, ¡es su primera oportunidad! Nunca tuvieron una primera oportunidad y Dios quiere que todos los que crean se salven y que todos los que crean en El reciban el Espíritu. Entonces Él debe darles una oportunidad para creer en El. Para eso es este tiempo.

Veamos algo muy interesante en Mateo 12. Estas son algunas de las Escrituras que muchas personas no entienden. Si creen que su alma va al cielo, no podrían entender estas Escrituras. Son muy difíciles de entender para algunas personas que conocen parte de la Verdad.

Mateo 12:31: “Por esto, Yo les digo, todo pecado y blasfemia será perdonada al hombre excepto la blasfemia contra el Espíritu Santoesa no será perdonada al hombre.”

¡La blasfemia del Espíritu Santo es el pecado imperdonable! El Espíritu Santo viene directamente de Dios el Padre y Jesucristo, así que esa blasfemia es muy grande. Aquellas personas que lo rechazan, han:

·             Rechazado a Dios

·             Rechazado la salvación

·             Rechazado la Verdad

Por eso es que todo el juicio le ha sido dado a Cristo, porque El conoce los corazones de los hombres. Más adelante veremos que esos hombres estarán en la resurrección hacia el Lago de Fuego, que es la segunda muerte.

Verso 32: “Y quienquiera que hable una palabra contra el Hijo de hombre, le será perdonado, pero quienquiera que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en esta era…” El tiempo en el que hayan vivido sus vidas, porque la era del hombre es desde Adán hasta el final de la era y el principio del Milenio.

“…ni en la era venidera” (verso 32). ¿Cuál es la era venidera? Si mueren, ¡tiene que ser después del periodo de mil años! Eso fue difícil de entender para las personas, pero la clave para entenderlo la encontramos en el Antiguo Testamento. Sin embargo, la clave para descifrar este misterio no se entiende hasta:

Apocalipsis 20:5: “(Pero el resto de los muertos no vivieron de nuevo hasta que los mil años fueron completados.)…” Esos son todos los que hayan vivido y muerto. Aquellos que creyeron en Cristo serán resucitados en Pentecostés, antes de que empiece el Milenio.

Mateo 12:38: “Entonces algunos de los escribas y fariseos respondieron, diciendo, ‘Maestro, deseamos ver una señal de Ti.’ Y Él respondió les dijo, ‘Una generación malvada y adultera busca una señal, pero ninguna señal será dada a esto excepto la señal de Jonás el profeta. Porque así como Jonás estuvo en la barriga del gran pez tres días y tres noches, en la misma manera el Hijo de hombre estará en el corazón de la tierra tres días y tres noches’” (versos 38-40).

La muerte y resurrección de Jesucristo es una garantía de que todas las palabras de Dios son verdaderas y se cumplirán. ¿Cómo entenderán el verso 41 sin Apocalipsis 20:5 y Ezequiel 37?

Verso 41: “Los hombres de Nínive se pararán en el juicio con… [En conjunto con; estas eran generaciones en distintos tiempos históricos]…esta generación y la condenarán, porque ellos se arrepintieron a la proclamación de Jonás; y he aquí, uno más grande que Jonás está aquí.” Pensemos en este verso por un momento:

Ø   “…se pararán…”—resurrección

Ø   “…en el juicio con esta generación…”—separadas por cientos de años

Ø   “…y la condenarán, porque ellos se arrepintieron a la proclamación de Jonás…”

Aunque se arrepintieron, no recibieron la vida eterna en ese tiempo. ¿Por qué? ¡Porque Cristo no había venido! Cristo no les fue predicado. Solamente tuvieron arrepentimiento hacia Dios por causa de sus pecados, pero aun así murieron. Murieron en la condición de que no habían cometido el pecado imperdonable.

Otro ejemplo de esto, verso 42: “La reina del sur se levantará en el juicio con esta generación…” ese es un periodo de tiempo distinto al de Jonás; probablemente 400 años desde el tiempo de Jonás. Por eso es que Jesús está dando esto.

Verso 42: “La reina del sur se levantará en el juicio con esta generación… [Al mismo tiempo]…y la condenará, porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón; y he aquí, uno más grande que Salomón está aquí.”

Esto también se repite en Lucas 11. Entonces ‘con’ significa al mismo tiempo. La generación con la que Jesús estaba hablando aquí eran los hijos de Israel, los judíos durante Su ministerio. El dejó claro que ‘muchos son llamados pero pocos son escogidos.’

Esa generación será levantada a una segunda vida física. ¿Cómo lo sabemos? El Salmo 85 es muy interesante porque habla acerca de vivir de nuevo. Esto es en relación a los hijos de Israel saliendo de la cautividad de Babilonia. En este verso hay algo que probablemente concierne a la segunda resurrección. Estas personas habían muerto, pero no habían cometido el pecado imperdonable:

Salmo 85:3: “Has quitado toda Tu ira; Te has vuelto de la furia de Tu ira. Restáuranos, Oh Dios de nuestra salvación, y has cesar Tu enojo hacia nosotros. ¿Estarás enojado con nosotros para siempre? ¿Alargarás Tu enojo a todas las generaciones? ¿No nos darás nuevamente vida…?” (versos 3-6). ¿No se escucha como que habían muerto?

“…para que Tu pueblo pueda regocijarte en Ti? Muéstranos Tu misericordia… [Después de recibir vida de nuevo]…Oh SEÑOR, y otórganos Tu salvación… [No tenían salvación entonces]…Escucharé lo que Dios el SEÑOR hablará; porque Él hablará paz a Su pueblo, y a Sus santos… [La Iglesia]…pero no los dejes volverse nuevamente a la locura” (versos 6-8).

Esta vez no pueden volver al pecado, porque si lo hacen no habrá salvación. También es interesante leer la última parte de Ezequiel 36 porque habla de los hijos de Israel saliendo del cautiverio al principio del Milenio. Ezequiel 37 es otra fase completa del plan de Dios. Habla de los que están vivos cuando salen del cautiverio.

·             ¿Cuántos de los hijos de Israel murieron a través de la historia, que nunca recibieron la salvación? ¡Casi todos!

·             ¿Los va a olvidar Dios?

·             ¿Se va a olvidar Dios del resto del mundo y de todos los que han vivido y muerto? ¡El los hizo a Su imagen!

·             ¿Qué va a hacer con ellos?

La respuesta está aquí:

Ezequiel 37:1: “La mano del SEÑOR  fue sobre mí, y me trajo por el Espíritu del SEÑOR, y me colocó en medio de un valle, y este estaba lleno de huesos.” Esta es una forma de decir que ya vivieron una vida. No se puede tener los huesos de alguien a menos que haya vivido una vida.

Verso 2: “Y me hizo caminar entre ellos todo el rededor. Y he aquí, muchísimos estaban en el valle abierto. Y he aquí, estaban muy secos.” Mostrando que es una muerte de hace mucho tiempo.

Verso 3: “Y me dijo, ‘Hijo de hombre, ¿Pueden vivir estos huesos?’ Y yo respondí, ‘Oh SEÑOR Dios, Tú sabes.’” ¡Nada es muy difícil para el Señor! ¡Él sabe!

Al ir leyendo más, quiero que vean cómo está estructurado porque lo que Dios hace es decirle a Ezequiel lo que Él va hacer y después lo hace. La Biblia está estructurada de esta forma en muchos lugares. Veamos cómo funciona:

Verso 4: “Otra vez me dijo, ‘Profetiza a estos huesos, y diles, “Oh huesos secos, oigan la Palabra del SEÑOR. Así dice el SEÑOR Dios a estos huesos, ‘He aquí, Yo haré que aliento entre en ustedes y vivirán. Y pondré nervios sobre ustedes y traeré carne sobre ustedes, y los cubriré con piel, y pondré aliento en ustedes, y vivirán y sabrán que Yo soy el SEÑOR’”’” (versos 4-6).

Dios le dice a Ezequiel lo que va a hacer: restaurar la vida de estas personas. Aquí están los huesos:

·             ¿Qué hay de las personas que murieron en los océanos?

·             O ¿Comidos por tiburones?

·             ¿Qué hay de personas que murieron en incendios? ¡No hay huesos!

Pero esta es una forma de mostrar la resurrección. Así como en Hebreos 12 vemos que están ‘los espíritus de los justos que han sido perfeccionados,’ que serán el instrumento de la primera resurrección—la de los santos—también debe haber un lugar donde Dios almacene cada espíritu de hombre que ha vivido y muerto. Eso incluye a cada hombre, mujer, niño y también a los recién concebidos. Uno ya es lo que es al momento en que es concebido, el resto es solo cuestión del nacimiento, crecimiento y el vivir la vida humana.

Verso 7: “Entonces profeticé como me fue ordenado. Y mientras profetizaba, hubo un ruido. Y he aquí, ¡un temblor! Y los huesos se juntaron, un hueso a su hueso.” Esto debió ser muy sorpresivo para él.

Verso 8: “Y mientras miraba, he aquí los tendones y la carne vino sobre ellos, y la piel los cubrió encima. Pero no había aliento en ellos. Y me dijo, ‘Profetiza al viento, profetiza, hijo de hombre, y di al viento, “Así dice el SEÑOR Dios, ‘Venga de los cuatro vientos, Oh aliento, y respire sobre estos muertos para que ellos vivan.’”’ Así que profeticé como me ordenó, y el aliento entró en ellos, y vivieron y se pararon sobre sus pies, un ejército extremadamente grande” (versos 8-10).

¿Qué encontramos en Apocalipsis 20? El resto de los muertos fueron levantados y estaban de pie ante el Gran Trono Blanco y había tantos, que no había lugar de sobra. Eso nos dice que la gran mayoría de todos los seres humanos que han vivido y muerto:

·             Nunca tuvieron una oportunidad

·             Nunca supieron de Cristo

O si lo supieron, ellos

·             Nunca conocieron la Verdad

¡De pie ante el trono! Aquí encontramos cómo Dios va a lograr eso. Es cierto que esto es para Israel.

·             ¿Qué encontramos en el Antiguo Testamento? A Israel y al judío primero, ¡y después al gentil!

·             ¿Qué encontramos en Mateo 12? ¡A los gentiles y los judíos resucitados juntos!

·             ¿Qué tenemos aquí? ¡Israel resucitado!

¡Veamos lo que les va a suceder a ellos! ¿Recordarán su vida pasada? Sí, veremos que recordarán su vida pasada, porque ese espíritu de hombre que volvió a Dios cuando murieron es puesto en un cuerpo y mente nuevos. Todo lo que fueron está almacenado en ese ‘espíritu de hombre.’

Verso 11: “Y me dijo, ‘Hijo de hombre, estos huesos son toda la casa de Israel… [Todos ellos, desde el principio hasta el fin]…He aquí, ellos dicen…’” son capaces de hablar, de pensar, de recordar. ¿Qué son capaces de recordar? ¡Que sus vidas no eran muy buenas!

“…‘Nuestros huesos están secos y nuestra esperanza está perdida; nosotros mismos estamos completamente cortados’” (verso 11). ¡Sin salvación! Pero ese es solamente el comienzo de la historia. El registro de lo que Dios va a hacer muestra que ellos van a recordar lo que han hecho y se van a arrepentir.

Los libros son abiertos, así como el Libro de la Vida y serán juzgados por la vida que van a vivir ahora. Nunca tuvieron esa oportunidad hasta que fueron resucitados de los muertos. Si fueran juzgados por lo que hicieron en su primera vida, entonces obviamente no habría salvación. Sin embargo, como no cometieron un pecado hacia una segunda muerte, entonces tienen esta segunda vida física para la primera oportunidad de salvación.

Veámoslo aquí y esto se aplica a todas las personas en el mundo:

Verso 12: “Por tanto profetiza y diles, ‘Así dice el SEÑOR Dios, “He aquí, Oh Mi pueblo, Yo abriré sus tumbas y haré que salgan de sus tumbas y los traeré a la tierra de Israel.”’”

En dos versos Él dice ‘tumbas’ cuatro veces, así que esto muestra que estaban muertos. Eso se combina con lo que leímos en Mateo 12 e incluye a todas las personas en el mundo.

Así es como Dios va a cumplir Juan 3:16 y Juan 7 de que cualquiera que crea recibirá el Espíritu de Dios. Ahora, cuando sean resucitados de los muertos:

·             ¿No piensan que sus mentes serán abiertas?

·             ¿No piensan que estarán felices de que ahora tengan la oportunidad de salvación?

·             ¿Qué hay de todos aquellos que fueron matados en guerras?

·             ¿Qué hay de todos los que fueron abortados?

¡Ni siquiera sabían que existieron! Alguien podría preguntar cómo los va a resucitar Dios. El ‘espíritu del hombre’ es dado en la concepción, y al morir en el vientre vuelve a Dios. Dios los resucitará como bebés ya nacidos y probablemente la mayoría de ellos serán regresados a las madres que los abortaron.

Piensen en lo glorioso que será eso. ¡Toda la maldad será deshecha! ¡Será algo fantástico!

Verso 13: “Y sabrán que Yo soy el SEÑOR cuando haya abierto sus tumbas, Oh Mi pueblo, y los haya sacado de sus tumbas. Y pondré Mi Espíritu en ustedes… [Conversión]…y vivirán, y los colocaré en su propia tierra. Y sabrán que Yo el SEÑOR lo he hablado y lo he hecho,’ dice el SEÑOR’” (versos 13-14). Veremos cómo será esto.

(Ir a la siguiente pista)

Aquí hay una parábola para enseñar muchas lecciones. Si los protestantes leen esto, piensan que hay cielo e infierno, ¡pero no es verdad! Esta la vida eterna morando con Dios en el cielo y en la tierra y esta el fuego de Gehena, que es el infierno pero serán quemados en la segunda muerte. La Biblia nos da algunos periodos de tiempo en los que ocurren estas cosas y al conocer y entender los Días Santos, podemos encajar el periodo de tiempo.

Lucas 16:19: “Ahora, había un cierto hombre rico, y estaba vestido de púrpura y lino fino, y se complacía diariamente en lujo. Y había un cierto hombre pobre llamado Lázaro, quien estaba echado en su pórtico, lleno de llagas. Y él ansiaba ser nutrido con las migajas que caían de la mesa del hombre rico; y los perros incluso venían y lamían sus llagas” (versos 19-21). Esa es una situación bastante triste.

Verso 22: “Entonces sucedió que el hombre pobre murió…” No dice cuando murió; no sabemos cuántos años pasaron desde su muerte hasta la siguiente parte de la oración. Las personas pueden asumir que es inmediatamente, pero en I Corintios vemos que nadie es levantado de los muertos hasta el regreso de Cristo. En Mateo 24 encontramos cuando los ángeles nos cargan para encontrarnos en el aire con Cristo. No hay periodo de tiempo aquí, así que por eso se necesita el resto de la Biblia para interpretar estas cosas.

“…y fue llevado lejos por los ángeles al seno de Abraham…” (verso 22). Si usted es de Cristo, entonces es de la simiente de Abraham y heredero de acuerdo a la promesa. Así que, fue llevado al seno de Abraham.

“…Y el hombre rico también murió y fue enterrado. Y en la tumba levantó sus ojos…” (versos 22-23). ¿Cuándo sucederá eso? ¿Acaso abre sus ojos en la tumba? ¡Puede hacerlo si no está muerto y puede salirse de ahí! Pero abre sus ojos hasta que es resucitado y a vida física, porque Apocalipsis 20 dice que ‘esta es la segunda muerte.’

De nuevo, necesitamos el periodo de tiempo. Esto es después del periodo de cien años del Juicio del Gran Trono Blanco.

“…y estaba en tormento, porque vio a Abraham lejos, y a Lázaro en su seno” (verso 23). Van a ver a todos los que son salvos y que son seres espirituales.

Verso 24: “Y exclamó y dijo, ‘Padre Abraham, ten compasión de mí y envía a Lázaro…’” Qué cambio de actitud. Pero ¿hay un tiempo en el que es muy tarde para el arrepentimiento? ¡Sí! ¡Este es ese tiempo!

“…para que él pueda mojar la punta de su dedo en agua y enfríe mi lengua; porque estoy sufriendo a causa de esta llama” (verso 24). ¿Qué está haciendo? ¡Está parado en el Lago de Fuego! Aquellos que han cometido el pecado imperdonable a través del tiempo serán levantados, estarán parados ahí y serán lanzados al Lago de Fuego. Esto nos está diciendo lo que va a suceder sin el periodo de tiempo. Por eso es fácil malinterpretar y malentender la Escritura.

Verso 25: “Entonces Abraham dijo, ‘Hijo, recuerda que en tu tiempo de vida… [La segunda vida para él. El tiempo de esa vida va a ser corto]…recibiste cosas buenas al máximo, y así mismo Lázaro cosas malas. Pero ahora él es confortado, y tú estás sufriendo. Y además de todas estas cosas, entre ustedes y nosotros un gran abismo ha sido fijado…’” (versos 25-26). No hay forma en que la carne y sangre hereden el Reino de Dios. ¿No es lo que escribió Pablo? ¡Sí, efectivamente!

“…para que aquellos que deseen pasar de aquí a ustedes no sean capaces…” (verso 26). No va a ser capaz de volver a ser un ser humano, de carne y sangre. En el Reino de Dios debe ser un ser espiritual para vivir eternamente en la Nueva Jerusalén en la tierra, la cual será una tierra nueva.

“…ni puedan aquellos de allá pasar a nosotros” (verso 26). ¡Muy interesante! Esa es la división entre lo físico y lo espiritual y no se juntarán.

Verso 27: “Y él dijo, ‘Te ruego entonces, padre…’” ¿Tiene una memoria? ¡Sí! Recuerda cómo fue cuando murió.

“…que lo envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos; para que él pueda testificarles fervorosamente a ellos, para que ellos no puedan también venir a este lugar de tormento” (verso 27-28). Serán atormentados al ver el Lago de Fuego y cuando sean lanzados adentro, serán quemados.

Verso 29: “Abraham le dijo, ‘Ellos tienen a Moisés y los profetas. Que los escuchen.’” Esto está diciendo que ‘en el tiempo en que tú y tus hermanos vivían, tenían a Moisés y a los profetas.’ También nos dice que el hombre rico no escuchó a Moisés ni a los profetas.

Jesús les dijo a los fariseos ‘Sé que no tienen el amor de Dios en ustedes. No tienen la Palabra de Dios en ustedes, pues si la tuvieran Me habrían amado. Si hubieran creído en Moisés habrían creído en Mí.’ (Juan 5).

·             ¿Se arrepintieron?

·             ¿Creyeron en Jesús?

Ellos estarán en este grupo con el hombre rico.

Verso 30: “Pero él dijo, ‘No, padre Abraham, pero si uno de los muertos fuera a ellos, se arrepentirían.’” El entendió que Lázaro había muerto, pero ahora ha recibido la salvación. Él está diciendo ‘Envía a Lázaro, porque él fue levantado de los muertos,’ y ellos le creerían y se arrepentirían.

Verso 31: “Y él le dijo, ‘Si no escuchan a Moisés y los profetas, no estarán persuadidos incluso si uno se levanta de los muertos.’”

Estos son los que estarán en el Lago de Fuego. Por eso es que usted tiene que dividir y adjuntar correctamente la Palabra de Dios, debe amar a Dios, guardar Sus mandamientos, guardar Su Sábado y Días Santos para poder entender la Verdad. Así que, un poco de Verdad sin ese conocimiento no tendrá ningún beneficio. Un poco de Verdad sin el conocimiento de Dios no le hará ningún bien.

¿Qué sucederá en Apocalipsis 20? Todos juzgados individualmente de acuerdo a sus obras, independientemente de cómo murieron: haya sido en el mar, en la tierra o donde sea. En Deuteronomio dice que si usted está en los lugares más lejanos en los cielos, Dios lo traerá de vuelta incluso de allá. Probablemente habrá personas en el espacio exterior como astronautas que no podrán volver. Ya ha habido algunos que han muerto en el espacio.

Lo que sucede es que reciben la sentencia final y van al fuego eterno; ese es fuego que Dios encendió. ¿Qué va a suceder con este fuego?

Apocalipsis 20:14: “Y la muerte y la tumba fueron echadas en el lago de fuego…” La versión Reina Valera dice ‘Y la muerte y el infierno fueron echados al Lago de Fuego,’ porque lo tradujeron mal. Si el infierno arde eternamente, ¿Cómo lo echa a un fuego que arde eternamente? ¡Eternamente a través de las eras! Entonces cuando esto suceda y sean quemados, la era del hombre llegará a su fin de forma dramática y fantástica.

“…Esta es la segunda muerte” (verso 14). Significa que para poder morir dos veces, debe vivir dos veces. ¿De qué otra forma podría ser?

Verso 15: “Y si cualquiera no fue encontrado escrito en el libro de vida, él fue echado en el lago de fuego.” ¿Qué va a suceder con ese Lago de Fuego? Pedro sabía esto, pero él no sabía el tiempo en que ocurriría. Es muy interesante como Dios da parte de ello en un lugar y otra parte en otro lugar; a veces una parte en el Antiguo Testamento y otra parte en el Nuevo Testamento, etc.

II Pedro 3:7: “Pero los cielos y la tierra presentes están siendo almacenados por Su Palabra, y están siendo reservados para el fuego en el día de juicio y la destrucción de los impíos”—la segunda muerte; ¡El Lago de Fuego!

Verso 8: “Ahora, amados, no dejen que este hecho sea escondido de ustedes: que con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” ¡Él no se está retrasando!

Él va a regresar, verso 10: “Sin embargo, el día del Señor vendrá como un ladrón en la noche…”

Verso 11: “Ya que todas estas cosas van a ser destruidas, ¿qué clase de personas deben ser ustedes en santa conducta y piedad, esperando y luchado por la venida del día de Dios, durante el cual los cielos, estando encendidos…” (versos 11-12).

¿Qué va suceder con el Lago de Fuego? ¡La atmosfera alrededor de la tierra se va incendiar! Va a quemar todo lo físico. Como seres espirituales no nos va a afectar en lo absoluto.

“…serán destruidos, y los elementos, quemando con intenso calor, se derretirán?” (verso 12). Todo esto es en preparación para el cielo nuevo y la tierra nueva y para que Dios el Padre y Jesucristo entren a la Nueva Jerusalén. La tierra aun estará ahí, pero será una nueva tierra y un cielo nuevo, exactamente como lo dice. Así es como va a ser.

La primera tierra era para los ángeles, pero ellos pecaron y fue destruida con una inundación. Fue renovada y Dios creó al hombre para estar en ella. Sigue siendo la misma tierra pero fue renovada así que fue como un nuevo cielo y tierra físicos. Después de que sea quemada y todos los malvados se vuelvan cenizas, entonces Dios transformará la tierra en una morada para todos los que han entrado a Su Reino y para los de la primera resurrección, ya que estaremos morando en Jerusalén.

Apocalipsis 21:1: “Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra estaban desaparecidas, y no había más mar.”

Como seres humanos, necesitamos el mar para regular la temperatura y para tener agua. El que no haya mar significa que solo será apto para seres espirituales que no necesitan el mar.

Verso 2: “Y yo, Juan, vi la santa ciudad…” ¿Recuerdan lo que Jesús les dijo a Sus discípulos en la noche de la Pascua? He aquí, Yo voy a preparar un lugar para ustedes, ¡y para todos los santos!

Ahora la tierra está preparada para todos los que sean seres espirituales, independientemente de si son de la primera o de la segunda resurrección.

“…la Nueva Jerusalén, bajando de Dios desde el cielo, preparada como una novia adornada para su esposo. Y escuché una gran voz desde el cielo decir, ‘He aquí, el tabernáculo de Dios es con los hombres; y Él vivirá con ellos… [Esos son hombres y mujeres perfeccionados]…y ellos serán Su pueblo; y Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Y Dios borrará toda lágrima de sus ojos; y no habrá más muerte, o pena, o llanto, ni habrá más dolor, porque las cosas anteriores han desaparecido’” (versos 2-4). ¡Y son quemados!

¡Ahora estamos listos para la mejor vida, las bendiciones más grandiosas y la relación más grandiosa posible con Dios el Padre y Jesucristo!

Verso 5: “Y Quien se sienta sobre el trono dijo, ‘He aquí, Yo hago todas las cosas nuevas.’ Entonces Él me dijo, ‘Escribe…’” Cuando Dios quiere que tengamos las cosas que necesitamos saber, ¡Él les dice a Sus siervos que escriban! Así es como está registrado para nosotros.

“‘…porque estas palabras son verdaderas y fieles’” (verso 5). A él se le dijo que escribiera porque ‘estas palabras son fieles y verdaderas.’

Verso 6: “Y me dijo, ‘Está hecho… [El plan de Dios está completo]…Yo soy Alfa y Omega, el Principio y el Fin. Al sediento, Yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de vida.’” Siempre con el Espíritu de Dios renovado y fluyendo en nosotros. ¡Eso será fantástico!

Verso 7: “Aquel que venza heredará todas las cosas; y Yo seré su Dios, y él será Mi hijo.”

·             ¿Qué decía que cubrimos en Romanos 8? ¡Somos coherederos con Cristo!

·             ¿Qué dice en Hebreos 1? ¡Que El hereda todas las cosas y gobierna sobre todo! ¡Se refiere al universo!

¡Ahora estamos listos para realmente empezar a vivir!

¿Cómo será viajar hacia el universo? Sin necesidad de comida, agua o aire, ¡sino siendo seres espirituales por siempre!

Tienen que vivir por siempre para viajar alrededor del universo, ¡porque es grandioso!

Verso 8: “Pero el cobarde, e incrédulo, y abominable, y asesinos, y fornicarios, y hechiceros, e idólatras, y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que quema con fuego y azufre; el cual es la segunda muerte.” ¡No estarán presentes!

·             ¡No más Satanás!

·             ¡No más maldad!

·             ¡No más confabulaciones!

·             ¡No más obrar contra Dios!

¡Sino todo en todo!

Verso 9: “Y uno de los siete ángeles que tenían los siete frascos llenos de las últimas siete plagas vino y me habló, diciendo, ‘Ven aquí, y te mostraré la novia, la esposa del Cordero.’” La esposa del Cordero no es la ciudad. Ahí es donde vivirá con todos los de la primera resurrección.

Verso 10: “Y me llevó en el Espíritu a una montaña grande y alta, y me mostró la gran ciudad, la santa Jerusalén…”

Lean esas Escrituras que dicen que ¡El creó Jerusalén para gozarse! Aplíquenlo aquí, porque esta es la Nueva Jerusalén, la santa Jerusalén, la Jerusalén espiritual. Tendremos gozo como nunca lo entenderíamos ahora siendo seres humanos.

Verso 11: “Teniendo la gloria de Dios. Y su resplandor era como una piedra muy preciosa, como cristal claro como piedra de jaspe.” Construida de las cosas más grandiosas y maravillosas que puedan haber, para apreciar su significado como material espiritual, ¡no solo el físico!

Verso 12: “Y la ciudad también tenía un muro grande y alto, con doce puertas, y en las puertas doce ángeles; e inscrito en las puertas estaban los nombres de las doce tribus de los hijos de Israel.” ¡Cuatro por cuatro! Esas puertas están en el verso 13.

Verso 14: “Y el muro de la ciudad tenía doce fundamentos…” Esos no son fundamentos, sino secciones del muro— ¡doce secciones! Tengan eso en mente.

“…y escritos en ellos estaban los nombres de los doce apóstoles del Cordero. Y el que estaba hablando conmigo tenía una vara de medir de oro, de modo que él podría medir la ciudad, y sus puertas y su muro. Y la ciudad descansa en recuadro, porque su longitud es tan larga como su ancho. Y él midió la ciudad con la vara, doce mil estadios; el largo y el ancho y el alto de ella son iguales. Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos…” (versos 14-17). Doce secciones y cada sección de 12 codos.

“…la medida del ángel era de acuerdo a la de un hombre. Y la estructura de su muro era jaspe; y la ciudad era oro puro, como vidrio puro” (versos 17-18). Oro espiritual transparente, ¡asombroso!

Verso 19: “Y los fundamentos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa: el primer fundamento [sección] era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda; el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el onceavo jacinto; el doceavo, amatista. Y las doce puertas eran doce perlas…” (versos 19-21). ¡Una perla espiritual! ¡Imagínense eso!

“…cada una de las puertas era respectivamente una sola perla; y la calle de la ciudad era oro puro, transparente como vidrio… [Una imagen asombrosa que Juan vio]…Y no vi templo en ella; porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero son el templo de ella. Y la ciudad no tiene necesidad del sol, o de la luna…” (versos 21-23).

Un comentario: esto no significa que no existen. Esto indica que sí existen, pero no se necesitan para alumbrar la ciudad.

“…que deberían brillar en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y la luz de ella es el Cordero. Y las naciones que son salvas caminarán en su luz…” (versos 23-24).

·             Todos los que llegaron de la segunda resurrección

·             Todos los que pasaron por el Milenio

Ellos vivirán en el resto de la tierra. ¡Este será un lugar fantástico para vivir! Piensen en cómo va a ser el resto de la tierra.

¿Qué haremos nosotros? ¡No lo sé! Pero ya que Dios trabaja y Cristo dijo ‘Mi Padre trabaja’ nosotros también trabajaremos. ¿Qué tipo de trabajo haremos? ¡Trabajo espiritual fantástico de la naturaleza más grandiosa y profunda, mucho más allá de nuestra comprensión en este momento! ¿No será asombroso? ¡Sí, por supuesto!

“…y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella” (verso 24). No sabemos cómo estará estructurado ni lo que estarán haciendo. Les diré una forma para saberlo: ¡Asegúrense de estar ahí!

Verso 25: “Y sus puertas nunca serán cerradas de día, porque no habrá noche allí. Y ellos traerán la gloria y el honor de las naciones a ella” (versos 25-26). Así que cualquiera que sea el plan de Dios ejecutado en ese tiempo, ¡será fantástico!

Piensen en lo gloriosa que es la tierra, incluso como es físicamente actualmente, así que imaginen como será cuando sea toda espiritual. Aún seguimos siendo como esa mota de vida que todavía no tiene consciencia. Me refiero a que no tenemos una verdadera consciencia espiritual profunda de cómo será realmente. Tenemos que esperar la resurrección, pero este es un vistazo que nos dice que tenemos algo fantástico y maravilloso que esperar, ¡y será absolutamente anonadante! Habrá amor, gozo, paz, armonía y una relación con Dios el Padre y con Jesucristo y unos con otros: ¡todos juntos!

No habrá más pecado, verso 27: “Y nada que profane entrará nunca en ella… [No estará ahí para entrar]…ni cualquiera que practique una abominación o conciba una mentira; sino únicamente aquellos que están escritos en el libro de vida del Cordero.” ¡Todos los demás en esa categoría ya estarán quemados y no estarán presentes! ¡Son cenizas!

Apocalipsis 22 termina esta visión y plan de Dios, para darnos:

·             La esperanza más grande

·             La mayor inspiración

·             El amor más grande en nuestro corazón

El mayor deseo de:

·             Amar a Dios

·             Guardar Sus mandamientos

·             Servirle a Él y a Cristo

·             Estar en la primera resurrección

·             Estar en la Nueva Jerusalén

·             Estar ahí en el trono de Dios

Apocalipsis 22:1: “Después me mostró un río puro de agua de vida… [Renovación espiritual constante, crecimiento y entendimiento]…claro como cristal, fluyendo del trono de Dios [El Padre] y del Cordero. en medio de la calle, y de este lado y ese lado del río, estaba el árbol de vida, produciendo doce clases de frutos, cada mes rindiendo su fruto; y las hojas del árbol son para la sanidad de las naciones” (versos 1-2). Eso significa el mantenimiento continuo de vida espiritual para todos los que han entrado al Reino de Dios.

No sé cómo funciona eso, tendremos que descubrirlo cuando estemos ahí. Estemos todos ahí, para que sepamos. Solo piensen en el amor y el gozo que tendremos cuando lo descubramos.

Verso 3: “Y no habrá más maldición…” porque no hay más pecado, Satanás y los demonios estarán en la oscuridad más negra por siempre, y estarán ahí como un testimonio perpetuo que ¡nosotros nunca nos volveremos contra Dios!

“…y el trono de Dios y del Cordero estará en ella; y Sus siervos le servirán, y ellos verán Su cara; y Su nombre estará en sus frentes” (versos 3-4).

¿Cómo será hablar con Dios el Padre? ¿Se imaginan cómo será? Tendremos toda la eternidad, ¡así que todos serán capaces de hablar con Dios el Padre! ¡Será algo asombroso! ¡Piénsenlo!

Verso 5: “Y no habrá noche allí; porque ellos no tienen necesidad de una lámpara o de la luz del sol, porque el Señor Dios los ilumina; y ellos reinarán en las eras de eternidad.”

Lo que se nos dé será eterno, trabajos eternos, posiciones o lo que sea. “…reinarán en las eras de eternidad.”

¡Es increíble! ¡Pueden pensar en eso ahora! ¿En realidad va a pasar todo esto? ¡Sí va a suceder!

Verso 6: “Y me dijo, ‘Estas palabras son fieles y verdaderas; y el Señor Dios de los santos profetas envió Su ángel para mostrar a Sus siervos las cosas que deben pasar prontamente.’” Para Dios es un corto tiempo, aunque para nosotros pueda ser largo. Sin embargo, va a suceder.

Verso 7—Jesús dice: “He aquí, Yo vengo prontamente. Bendito es aquel que guarda las palabras de la profecía de este libro.” Y todo concerniente a:

·             El plan de Dios

·             El amor de Dios

·             La esperanza de Dios

·             La Verdad de Dios

·             Los mandamientos de Dios

En este libro que es la Biblia, se encuentra todo lo que acabo de mencionar incluyendo parte del libro de Apocalipsis.

Verso 8: “Ahora, yo, Juan, fue aquel que vio y oyó estas cosas. Y cuando oí y vi, caí para adorar delante de los pies del ángel que estaba mostrándome esas cosas. Pero él me dijo, ‘Mira ¡no hagas esto! Porque yo soy un consiervo tuyo, y de tus hermanos los profetas, y de aquellos que guardan las palabras de este libro. Adora Dios.’ Y él me dijo, ‘No selles las palabras de la profecía de este libro porque el tiempo está cerca’” (versos 8-10). Eso es absolutamente cierto para nosotros en la actualidad. ¡El tiempo está cerca!

Después de todas estas visiones espectaculares, Juan nos trae de vuelta al tiempo presente:

Verso 11: “Aquel que es injusto sea injusto todavía; y aquel que es inmundo sea inmundo todavía; y aquel que es justo sea justo todavía; y aquel que es santo sea santo todavía.” En otras palabras, solamente porque tarde más de lo que anticipábamos no debemos volver al mundo a pecar.

Verso 12: “Y he aquí, Yo vengo prontamente; y Mi recompensa está Conmigo…” Queremos esa recompensa y esa recompensa es aparte de la vida eterna. ¡Piensen en eso! Por eso es que siempre debemos ser celosos, creciendo y venciendo, como cubrí en el Día 7.

“…para hacer a cada uno de acuerdo a como será su obra. Yo soy Alfa y Omega, el Principio y el Fin, el Primero y el Último. Benditos son aquellos que guardan Sus mandamientos…” (versos 12-14).

Sí, debemos amar a Dios con todo nuestro corazón, nuestra mente, alma y ser y también debemos guardar Sus mandamientos. ¿Cómo lo hacemos? Teniéndolos escritos en nuestra mente y corazón para hacerlos. Quitamos cualquier pensamiento vano y cualquier cosa que esté contra la obediencia a Dios y la traemos a la obediencia de Cristo, ¡Quien fue perfecto! El nunca pecó y ¡podemos recibir esta bendición!

“…para poder tener el derecho a comer del árbol de vida, y poder entrar por las puertas a la ciudad. Pero excluidos…” (versos 14-15). Esta es una advertencia para cualquiera que lo lea. Si usted no hace lo que se acaba de decir, está excluido y no tiene parte. Será quemado en el Lago de Fuego, porque ahí es donde estarán todas estas personas.

Verso 15: “Pero excluidos son los perros, y hechiceros, y fornicarios, y asesinos, e idólatras, y todo aquel que ame e idee una mentira. Yo, Jesús, envío Mi ángel para testificar estas cosas a ustedes en las iglesias. Yo soy la raíz y el descendiente de David, la estrella brillante de la mañana.’ Y el Espíritu y la novia dicen, ‘Ven’…” (versos 15-17). En lugar de estar en la categoría de los excluidos:

·             Acérquese a Dios

·             Acérquese a Cristo

·             Acérquese a la Verdad

·             Llegue al arrepentimiento

“…Y aquel que oiga diga, ‘Ven.’ Y aquel que tenga sed venga; y aquel que desee ser partícipe del agua de vida gratuitamente. Porque Yo conjuntamente testifico a todo el que oiga las palabras de la profecía de este libro, que si cualquiera añade a estas cosas…” (versos 17-18). Esto resume toda la Biblia, no es solamente el libro de Apocalipsis, sino toda la Biblia.

“…Dios le añadirá las plagas que están escritas en este libro” (verso 18). ¿Cuál es la plaga final? ¡El Lago de Fuego!

Verso 19: “Y si cualquiera quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro.” ¡Qué advertencia!

Ya que tenemos una visión fantástica y un entendimiento de estas cosas, somos responsables de:

·             El Espíritu de Dios

·             La Palabra de Dios

·             La Verdad de Dios

§    Para amarlo

§    Para servirle

¡Por eso es que estas cosas son tan fuertes y poderosas! Dios nos ama y no quiere que fallemos.

Verso 20: “Quien testifica estas cosas dice, ‘Sin duda, Yo vengo prontamente.’ Amén. Aun así, ven, Señor Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. Amén” (versos 20-21).

¿Qué tan grandioso es el Último Gran Día? ¡El octavo día! ¡El más insignificante se vuelve el más grandioso de todos!

Que tengan un muy buen viaje a casa, que Dios los proteja con Sus ángeles y los cuiden en lo que hagan. Que sus vidas estén llenas de alegría y gozo, con fuerza para seguir adelante con Cristo, ¡para ser fieles hasta el final!

 

Escrituras citadas:

1)             Levítico 23:33-38

2)             Juan 7:37-39

3)             Juan 3:16

4)             Juan 11:21, 25

5)             Apocalipsis 20:5-6, 11-12

6)             Mateo 12:31-32

7)             Apocalipsis 20:5

8)             Mateo 12:38-42

9)             Salmo 85:3-8

10)         Ezequiel 37:1-14

11)         Lucas 16:19-31

12)         Apocalipsis 20:14-15

13)         II Pedro 3:7-8, 10-12

14)         Apocalipsis 21:1-12, 14-27

15)         Apocalipsis 22:1-21

 

Escrituras mencionadas, no citadas:

·             Juan 4

·             I Corintios 15

·             Lucas 11

·             Ezequiel 36

·             Hebreos 12

·             Mateo 24

·             Juan 5

·             Hebreos 1

·             Apocalipsis 21:13

 

Atrás
El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2017 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones