| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2015
 2016
 2017

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: Matrimonio, divorcio y recasamiento
Atrás
Divorce or Not

¿Divorciarse o no?

Fred R. Coulter—Diciembre 14, 1991

www.laVerdaddeDios.org

 


Hoy vivimos en un mundo loco, confundido y con demasiadas cosas diferentes y extrañas que están pasando, y causa en verdad muchos problemas. En lo que quiero enfocarme hoy es en divorciarse o no. Parece que este mundo está siendo plagado de divorcios y cosas raras, incluso en las Iglesias de Dios. Una de las más grandes Iglesias de Dios ahora está diciendo que puede divorciarse casi que por cualquier razón, en cuanto sea una razón legitima. ¿Qué quieren decir con ‘razón legitima’?

 

Vayamos a Lucas 17 y veamos donde Jesús estaba hablando de este día; hablando de este tiempo en donde ocurren todas las cosas raras y estupidez que los seres humanos están haciendo.

 

Lucas 17:26: “Ahora, como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo de hombre.… [Justo antes que Él regrese.] …Estaban comiendo, estaban bebiendo, estaban casándose, estaban siendo dados en matrimonio, hasta el día que Noé entró al arca, y el Diluvio vino y los destruyó a todos” (vs 26-27). Luego también habla de Sodoma y Gomorra y todas las cosas que pasaban allí. También sabemos que Jesús llamó a Su generación ‘una generación malvada y adultera.’

 

Cuando toma el periódico, encuentra cosas muy raras que están pasando. Aquí hay un artículo: Cuando las parejas dicen: Esto se terminó Habla de las diferentes situaciones de divorcio por las que pasa la gente. Aquí había una situación donde había un matrimonio que estaba listo para divorciarse y el abogado de divorcio defendió a su clienta porque su esposo soñaba ser Elvis Presley y se vestía como Elvis Presley, se parecía a Elvis Presley y trataba de caminar, hablar y cantar como Elvis Presley. ¿Qué se hace con todo este estúpido show de vanidad e idiotez?

 

Luego había uno donde un hombre de raza negra vino y dijo, ‘Necesito tener la custodia de mi hijo.’ Pero el problema era que antes estuvo casado con una mujer blanca, y desde que se divorciaron ella se casó con un hombre blanco. Entonces decía ‘Tengo que enseñarle a mi hijo multiculturalismo; ¿cómo lo va aprender siendo mitad negro y viviendo con una familia de blancos?’ Ve todo ese tipo de cosas raras.

 

Hay otra donde en Los Angeles una mujer fue a consultar un abogado acerca del divorcio y quería saber si debería divorciarse de su esposo antes o después de la operación de cambio de sexo. Si hay cosas extrañas, ¡con seguridad esta es una!

 

En otra se relaciona que hubo un divorcio llamado ‘amigable’ y todo era pacífico y bueno al divorciarse y separarse hasta que llegaron a un valiosa taza de té antigua. Entonces todo estalló en aquel momento.

 

Luego continúa con algunas cosas concernientes a los diferentes problemas que tienen en el matrimonio y divorcio. Y resalta esto: Mas personas están dispuestas a disolver su matrimonio como lo harían en una sociedad comercial.

 

Porque no hay amor, no hay compromiso, ‘no hay conocimiento de Dios en la tierra.’ Algunos de ellos tratan y tienen la situación donde minimizan el aspecto emocional. Parece que no importa cuán limpio parezca en el papel—desde un punto de vista de abogado de divorcio—aún hay emociones involucradas. Esto señala a una de las cosas que es realmente clave en porque hay tantos divorcios: las mujeres están cambiando su papel. Aquí dice concerniente a eso:

 

 “El orden común en el pasado era que la madre tenía la custodia y el padre los derechos de visita,” dijo el juez Stewart. “Ahora, hay una tendencia de trabajar con un plan de co-crianza.” Esto parece ser una solución que funcionaba dicen los abogados hasta que alguno se engancha con un nuevo amante, un nuevo compañero y entonces todo falla.

 

Ahora tienen que ver relaciones maritales en donde las mujeres están gobernando sobre los hombres y esto realmente llega a ser una situación desesperada y difícil. Los divorcios también están siendo instigados con más frecuencia por las mujeres, porque a Satanás le gusta jugar con las mujeres.

 

·             eso no es justo

·             su esposo es cruel

·             los derechos de las mujeres

y toda esa clase de cosas.

 

A diferencia de las mujeres de pasadas generaciones, es menos probable que acepten comportamiento inaceptable en sus esposos.

 

Por supuesto, lo que es aceptable o no llega a ser otra pregunta. Todos los estándares están siendo movidos y cambiados.

 

Como las mujeres llegan a ser más educadas o ganan más sueldo y llegan a ser más prominentes en el mundo de los negocios, ellas algunas veces sobrepasan a los hombres con quienes se casaron en la juventud.

 

Este es todo un problema. El matrimonio no estaba entendido para ser como un éxtasis de 17 o 18 años a través de toda su vida. Entonces, esto llega a ser otro problema.

 

Las mujeres modernas son más aptas para dejar a los hombres que no pueden dejar un problema pasado de droga o alcohol o que no pueden permanecer fieles.

 

¿Cuál es la razón para el divorcio? ¿Puede la gente en la iglesia divorciarse y volverse a casar? Todo eso depende, entonces veamos lo que dice la Biblia sobre eso, y averigüemos que es divorciarse o no. Hay algunas personas que dicen que nunca debería haber un divorcio en absoluto, que Cristo no aceptará divorcio alguno una vez la persona está en la iglesia. Veamos si eso es cierto o no.

 

Mateo 19:3: “Entonces los fariseos llegaron a Él y lo tentaron, diciéndole, “¿Es licito para un hombre divorciarse de su esposa por cualquier causa?”” Porque no está feliz con ella, no sabe cocinar; no hace la lavandería; porque reta su autoridad; porque pelea y cuestiona todo el tiempo. ¿Puede un hombre sacar a su esposa por cualquier causa? Hoy podemos preguntar, ¿puede una mujer sacar a su esposo por cualquier causa?

 

Verso 4: “Pero Él les respondió, diciendo, “¿No han leído que Quien los hizo desde el principio los hizo varón y hembra, y dijo, ‘Por esta causa… [Por el mismo hecho de la creación de Dios] …un hombre dejará a su padre y a su madre, y estará unido a su esposa; y los dos llegarán a ser una carne’? Así entonces, ya no son dos, sino una carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe”” (vs 4-6). Esto llega a ser una clave muy importante. ¿Qué ha unido Dios? Si Dios lo ha unido, el hombre no debe volverlo pedazos o dar divorcio.

 

Verso 7: “Ellos le dijeron, “¿Por qué entonces ordenó Moisés darle un certificado de divorcio, y repudiarla?”” Originalmente, incluso en los mandamientos de Moisés esto era por inmundicia y esta inmundicia no era una pequeña marca o defecto o algo. Esta inmundicia era más que todo a causa de enfermedad.

 

Verso 8: “Él les dijo, “Por la dureza de sus corazones, Moisés les permitió divorciarse de sus esposas; pero desde el principio no era así.” Veremos que muchos de los problemas que están pasando hoy dentro de la iglesia son a causa de la dureza del corazón de los individuos involucrados. No porque puedan o no tener base para el divorcio—la mayoría de ellos no.

 

Incluso hay una iglesia de Dios que dice que si su cónyuge deja esa corporación iglesia de Dios y se une a otra corporación de iglesia de Dios—la cual cree en Cristo, cree todas las mismas cosas que la otra iglesia cree—por haber dejado la corporación, entonces puede divorciarse y casarse con alguien de la corporación. Les digo, eso está haciendo que la gente ¡viva en adulterio! ¡Eso no es correcto! Eso es absolutamente mal y completamente intolerable y no está de acuerdo con la Palabra de Dios. Usted necesita definir lo que es un creyente y un incrédulo. Eso no está basado en esta estructura corporativa u otra estructura corporativa. Es lo que es la Palabra de Dios. Entonces, desde el principio Dios no quería que hubiera divorcio alguno.

 

Verso 9: “Y Yo les digo, cualquiera que se divorcie de su esposa, excepto si es por inmoralidad sexual,…”—‘pornea’—cualquier inmoralidad sexual incluyendo adulterio. ¿Por qué fue ‘pornea’ la palabra que fue escogida aquí, usada por Cristo, o fue preservada y escrita para nosotros en el griego? ¡No se puede decir que el divorcio es por adulterio solamente! Incluso en aquel tiempo había homosexualismo, bestialismo, adulterio y todas esas cosas están envueltas en el término ‘pornea.’

 

Para probarle esto, vayamos a I Corintios 5. Hay algunas personas que dicen que ‘pornea’ solo significa sexo antes del matrimonio. ¡Eso no es correcto! Absolutamente ¡no lo es! Lo puede incluir pero no está restringido a eso. Infortunadamente la palabra fornicación generalmente significa sexo antes del matrimonio. Pero la palabra griega ‘pornea’ no significa lo mismo que la palabra fornicación.

 

Aquí tenemos una situación de incesto. I Corintios 5:1: “Es comúnmente reportado que hay inmoralidad sexual [‘pornea’] entre ustedes, y tal inmoralidad como no es incluso nombrada entre los gentiles—permitiendo a uno tener la esposa de su propio padre.

 

Es llamada ‘pornea’ e incluye el acto de ambos, el hombre y la mujer—¿correcto? ¡Sí! El hombre estaba cometiendo incesto con su madrastra—llamado ‘pornea.’ Ella estaba cometiendo incesto con él—llamado ‘pornea.’ Su hecho no fue llamado ‘adulterio’ porque esto es inmoralidad sexual. Restringir esto a la palabra fornicación no es correcto. Es totalmente incorrecto.

 

Volvamos a Mateo 5 y veamos que más dijo Jesús de esto. Dado que Dios es el Único Quien ata un matrimonio, ¿quién es el Único que puede desatarlo? ¡Dios! ¿Qué se usa para desatar un matrimonio? ¡La misma base que Jesús dijo que desataría un matrimonio!

 

Mateo 5:31—Jesús dijo: “También fue dicho en tiempos antiguos, ‘Cualquiera que se divorcie de su esposa, dele a ella un escrito de divorcio.’ Pero Yo les digo, cualquiera que se divorcie de su esposa, excepto por causa… [Aquí está la razón permisible por Dios para el divorcio] …de inmoralidad sexual,… [‘pornea’—lo cual incluye cualquier acto de inmoralidad sexual] …le hace a ella cometer adulterio; y cualquiera que se case con ella quien ha sido divorciada está cometiendo adulterio” (vs 31-32). Es por eso que Jesús dijo que esa era una generación malvada y adultera, a causa de lo que estaban haciendo.

 

La única forma en que un matrimonio puede ser desatado dentro de la iglesia—no estamos hablando en el mundo, porque el mundo, con la dureza de sus corazones y su moral y las cosas tan malas, se divorcian por cualquier razón. Estamos enfocándonos dentro de la iglesia. ¿Cómo ve Dios esto? No es por cualquier razón, sino por ‘pornea’ o inmoralidad sexual.

 

·             Eso no incluye discusiones

·             No incluye problemas financieros

·             No incluye donde quiere vivir

·             No incluye qué clase de trabajo tiene

 

Nada de eso esta involucrado en ‘pornea.’

 

Entendamos algo acerca del matrimonio. El matrimonio es un contrato legal y obligante, el cual no es necesariamente desatado o atado por amor o por la carencia de el. Mucha gente dice, debe haber amor para que un matrimonio sea obligante. No, usted debe tener amor para que un matrimonio funcione. Un matrimonio es obligante por Dios sea que haya amor o no, mientras se haya entrado legalmente y

 

·             hay aceptación del uno por el otro

·             hay cohabitación del uno con el otro

·             están viviendo juntos como esposo y esposa

 

Nada en la Biblia dice que si no se la lleva bien con su esposa, se divorcie. Nada en la Biblia dice que si no se la lleva bien con su esposo lo divorcie. Después de todo, ¿qué le garantiza que se la va a llevar bien con alguien en el matrimonio? Tal vez las dificultades que tiene son resultado de problemas al seleccionar un compañero en primer lugar, pero eso no le da base para el divorcio.

 

Veamos cómo incluso Dios obedeció Su propia ley en relación al pacto que Él tuvo con Israel. Les digo, si hubiera alguna causa para divorciar a Israel, Dios tuvo demasiadas para divorciar a Israel—¿cierto? ¿Cuáles son algunas reglas del estudio bíblico? ¡Qué dice! ¡Que no dice! Etc.

 

Romanos 7:1: “¿Son ustedes ignorantes, hermanos (porque estoy hablando a aquellos que conocen ley), que la ley gobierna sobre un hombre por tanto tiempo como pueda vivir él?” Esto no dice que lleve su vida por emociones y tome decisiones legales basadas en emociones. ¡No puede! Decisiones de ley están basadas en ley, no en emociones.

 

Creo que habría mucha más gente dispuesta a hacer que las cosas funcionen y llevársela si entendieran que están atados por Dios, y que no tienen una excusa, una razón para divorciarse y delante de Dios necesitan trabajar sus problemas. ¡El divorcio no es la solución! Usted está atado por la ley de Dios. ¿Qué es la ley de Dios? ¡Espiritual, santa y justa! ¿Cierto? ¡Sí! Eso es lo que Él dice (Romanos 7:12).

 

Verso 2: “Porque la mujer que está casada está atada por ley al esposo mientras que él esté viviendo; pero si el esposo muriere, ella es liberada de la ley que la ató al esposo.” Trabaja para ambos, esposo o esposa. Puede sustituir las palabras.

 

Verso 3: “Así entonces, si ella se casara con otro hombre mientras el esposo está viviendo, será llamada una adúltera;…” Esto es exactamente lo que dijo Jesús, a no ser por la causa de inmoralidad sexual no hay divorcio que sea otorgado. En otras palabras, necesitamos preguntar no si divorciarse o no, sino ¿cuáles son las bases que desatan un matrimonio? Y veremos que incluso por elección—incluso por elección y ejemplo de Dios—incluso eso puede ser cambiado.

 

“…pero si el esposo muriere, ella es libre de la ley que la ató al esposo, así que ya no es más una adúltera si está casada con otro hombre. En la misma manera, hermanos míos, ustedes también fueron hechos muertos a la ley de matrimonio del Antiguo Pacto por el cuerpo de Cristo…” (vs 3-4).

 

Para desatar todo el Antiguo Pacto—aunque Dios divorció a Israel, aunque Dios divorció a Judá, les dio cuenta de divorcio—¿entró Dios en un pacto con alguien más hasta que Él legalmente terminó aquella relación de pacto matrimonial? ¡No! Dios, porque es amoroso, amable y misericordioso no destruyó a Israel, lo cual podría haber hecho. Eso hubiera desatado el pacto, pero no lo hizo de esa forma. Él mismo vino y murió para disolver legalmente y terminar esa relación de pacto con Israel y Judá. Eso es muy importante y profundo, y usted necesita entender esto en relación a lo que Dios ha dicho viendo el matrimonio y el divorcio.

 

Él mismo incluso vive por Su propia ley. Él no salió y cometió adulterio después de haberse divorciado de Israel y Judá, al entrar en una relación de pacto con otra nación u otro pueblo. Él mismo se sacrificó para morir de modo que esa relación podría ser terminada legalmente y adecuadamente de modo que Dios guardaría Sus propias leyes. ¿Tenía Él toda razón para divorciarse? ¡Sí!

 

I Corintios 7 dice demasiado concerniente al matrimonio y divorcio y lo que hay en la iglesia. Iremos a través de esto en detalle. La mayoría del capítulo es del divorcio y recasamiento y los problemas.

 

I Corintios 7:7: “Porque deseo que todos los hombres fueran incluso como yo mismo.…” Puede entender porque el apóstol Pablo no tuvo una esposa. Pudo haber algún tiempo cuando él tuvo una esposa antes que Dios lo llamara, porque él era un rabino en el judaísmo, pero eso no está aquí. Él no andaba con una esposa, porque examine toda su vida y cuan terrible era, yendo aquí y allí y predicando el Evangelio. Pero él dijo que deseaba “…que todos los hombres fueran incluso como yo mismo…” de modo que podrían ser devotos a Dios.

 

“…Pero cada uno tiene su propio don de Dios; uno es de ésta manera, y otro es de esa manera.… [No todos son capaces de ser eunucos por el Reino de Dios como Jesús lo describió.] …Ahora les digo a los solteros y a las viudas, que es bueno para ellos si pueden permanecer incluso como yo estoy” (vs 7-8). Encontramos un poco después que él ordenó a las viudas a casarse y a las mujeres jóvenes a casarse, porque cuando él estaba escribiendo I Corintios 7, entendemos que estaban esperando que el Señor regresara en cualquier momento.

 

Verso 29: “Ahora esto digo, hermanos: el tiempo se está acercando. Por el tiempo que queda, aquellos que tienen esposas sean como si no tuvieran esposas.” En otras palabras, Él pensaba que esto era tan urgente y que el regreso de Cristo estaba muy cerca, ‘no se hunda en los problemas y dificultades y las cosas de matrimonio. Busquen a Cristo porque Él va a regresar ahora.’ No pasó de esa forma.

 

Verso 9: “Pero si no tienen autocontrol, que se casen;… [Incluso aquí él tuvo que dar un escape para esto—¿cierto? ¡Sí!] …porque es mejor casarse que arder… [esto es pecar, vivir en adulterio, cometer fornicación y demás.] …con deseo sexual.  Y a aquellos que están casados doy este encargo, aun así no yo, sino el Señor:…” (vs 9-10). Aquí esta gente que es casada quienes estaban en la iglesia. Gente que cree que Jesucristo es el Salvador. Gente quienes creen que la única forma de salvación es a través de Jesucristo.

 

Note lo que dice, y esto es mandamiento del Señor, v 10: “…La esposa no se separe de su esposo.” Lo cual es el mismo problema que estamos teniendo hoy, lo que acabo de leer del periódico. El mismo problema lo estaban teniendo en Corinto, porque tenían la gran sociedad liberada de Babilonia en aquel entonces.

 

Note lo que él dice si ocurre que hay separación, v 11: “(Pero si se separa, permanezca sin casarse,… [Si esto llega a diferencias irreconciliables y no hay inmoralidad sexual involucrada causando el problema y hay separación, no debe recasarse. Es exactamente lo que dice Pablo, ‘No estoy diciendo esto, sino el Señor dice esto.’] (no debe recasarse): …o reconcíliese con su esposo.) Y el esposo no debe divorciarse de su esposa.

 

Es clave, ¡muy importante! Muchas veces la gente llega a enfrentamientos y esta dureza es la que causa las dificultades con el matrimonio, en vez de la inmoralidad sexual. Hay veces, incluso dentro de la iglesia, que tiene lugar la inmoralidad sexual. Es posible entonces divorciar al conyugue por eso. Pero también esto, basado en arrepentimiento, aceptarlo y permitirle regresar. Eso también es posible.

 

Tan solo porque ocurre inmoralidad sexual no significa que el divorcio es necesariamente automático. Esta es la decisión del cónyuge ofendido. Esa es la elección. Dios dijo bajo esas circunstancias ‘Permitiré el divorcio.’ Vamos a ver que incluso Dios nos dio un ejemplo en el libro de Oseas de cómo manejar eso. Eso es bastante claro.

 

Verso 11: “(Pero si se separa, permanezca sin casarse, o reconcíliese con su esposo.) Y el esposo no debe divorciarse de su esposa. Ahora para el resto,… [los que no están en esta categoría] …yo, no el Señor, digo esto: Si cualquier hermano tiene una esposa incrédula, y ella consiente en vivir con él, no se divorcie de ella” (vs 11-12).

 

Hoy tenemos un problema un poco diferente: ¿Que es creer en Cristo? ¿Que no es creer en Cristo? Allá atrás en ese entonces esto era muy claro. Tenía a Cristo y el camino de la Biblia, o tenia paganismo, con nada en la mitad. Hoy, hay muchos protestantes que creen en Cristo. No vamos a juzgar como si fuéramos Dios y decir que ellos no pueden entrar en el Reino de Dios si Dios decide que lo hagan. No estoy convencido que todos los protestantes vayan a ser capaces de entrar en el Reino de Dios. Sin embargo tampoco, no estoy convencido que todos los protestantes vayan a ser excluidos.

 

¿Qué si usted tiene una situación donde tiene una esposa bautista que cree en Cristo como Salvador pero tal vez no guarda el Sábado y los Días Santos? ¿Va a contarla como una incrédula? ¿Va a juzgar a Dios y decir que ella es una incrédula tan solo porque al guardar el Sábado y los Días Santos usted siente que es un creyente mayor? Yo no quisiera hacer ese juicio. Nunca aconsejaría a alguien bajo esas circunstancias que pudiera divorciarse y recasarse. Si sus problemas son tan difíciles que tiene que separarse por un tiempo, eso es una cosa.

 

Si uno de ellos ha estado en la iglesia por mucho tiempo, tal vez han estado casados por años y años—25-35 años, talvez 40 años—y nunca se la han llevado realmente bien, ¿eso desata su matrimonio? ¡No, no lo desata! Necesita pensar en eso, porque ha tomado sobre usted demasiado si se pone usted mismo en esa categoría.

 

“…Si cualquier hermano tiene una esposa incrédula, y ella consiente en vivir con él, no se divorcie de ella” (v 12) para casarse con alguien de la iglesia. Ese es el siguiente pensamiento que sale.

 

Verso 13: “Y si una mujer creyente tiene un esposo incrédulo, y él consiente en vivir con ella, no se divorcie de él.” Esto muestra que hay muchos matrimonios unidos que Dios ha unido los cuales no necesariamente están bajo la santidad de la iglesia.

 

¿Fueron antes todas estas personas paganas? ¡Con seguridad! He escuchado a gente decir que Dios no entra en un matrimonio pagano. No es si es pagano o no; es un matrimonio. ¿Quién los creó hombre y mujer? ¡Dios! ¿Quién lo ata o desata? ¡Dios! ¿Está Dios interesado en todos los seres humanos? ¡Sí! Muchas de estas excusas que la gente ha tenido en el pasado, eso es lo que son, excusas. Raciocinio humano, justificación humana para tener su propia manera.

 

Verso 14: “Porque el esposo incrédulo es santificado en la esposa creyente, y la esposa incrédula es santificada en el esposo creyente, de otra forma, sus hijos serian impuros, pero ahora son santos. Pero si el esposo o esposa incrédula se separa, sepárese.… [Si tan solo se paran y se van. Una vez hay conversión, en el tiempo de conversión entonces dice]: …El hermano o hermana creyente no está sometido en esclavitud en tales casos; porque Dios nos ha llamado a paz” (vs 14-15).

 

Entonces él dice que hay aun espacio para duda aquí. Usted no sabe, v 16: “Pero ¿cómo sabes, oh esposa, si salvarás a tu esposo? O ¿cómo sabes, oh esposo, si salvarás a tu esposa?” En otras palabras, por su actitud amorosa, por su amabilidad y demás, por su paciencia lo guie a una situación que llegaría a ser convertido y ser salvo.

 

Verso 17: “Cada uno camine sólo como Dios le ha repartido, de acuerdo a como el Señor lo ha llamado; y esto es lo que yo ordeno en todas las iglesias. ¿Fue alguno llamado siendo circuncidado? No sea incircunciso. ¿Fue alguno llamado en incircuncisión? No sea circuncidado. Porque la circuncisión es nada, y la incircuncisión es nada; más bien, el guardar los mandamientos de Dios es esencial. Cada uno permanezca en el llamado en el cual fue llamado” (vs 17-20). Hay ciertas circunstancias que usted no puede cambiar.

 

Verso 21: “¿Fue llamado como un esclavo? No se inquiete. Pero si es capaz de llegar a ser libre, por todos los medios hágalo. Porque aquel que ha sido llamado en el Señor, aunque sea esclavo, es un hombre libre en el Señor. También de la misma manera, aquel que ha sido llamado como un hombre libre es un esclavo de Cristo; porque ustedes fueron comprados con un precio. No se conviertan en esclavos del hombre” (vs 21-23). No sea usado, no sea manipulado por hombres, por sus ideas y demás. Usted es comprado con un precio por Cristo.

 

Verso 24. “Hermanos, en cualquier condición en la que cada uno fue llamado, permanezca en esa con Dios.” Y él continua hablando de la categoría de las vírgenes no casadas y, por supuesto, esto aplica a los hombres castos no casados.

 

Verso 25: “Ahora, concerniente a vírgenes, no tengo una orden del Señor, pero doy mi juicio, como uno que ha recibido misericordia del Señor, para ser fiel.  Por lo tanto, creo que éste juicio es bueno debido a la angustia presente:… [Esto es para el tiempo presente y las dificultades en las que estamos.] …que es bueno para un hombre permanecer como está. ¿Ha estado atado a una esposa? No busque ser desatado. ¿Se ha desatado de una esposa? No busque esposa” (vs 25-27).

 

Sin embargo, la gente está haciendo estas dos cosas al mismo tiempo. Si no se la pueden llevar bien con su esposo o esposa, y no están deseosos en realidad de tratar y hacer las cosas para reconciliarse como dijo Pablo, entonces están buscando desatar y buscando volverse a casar. Les digo, esto se está enloqueciendo, aun dentro de la iglesia.

 

Verso 28: “Sin embargo, si se ha casado, no ha pecado; y si una virgen se ha casado, no ha pecado. Aun así, aquellos que se casan tendrán angustia en la carne, pero deseo escatimarlos.” Por supuesto, algunas de las circunstancias que estaban allí a causa de las situaciones históricas que estaban viviendo eran bastantes difíciles.

 

Verso 29: “Ahora esto digo, hermanos: el tiempo se está acercando. Por el tiempo que queda, aquellos que tienen esposas sean como si no tuvieran esposas; y aquellos que lloran, como si no lloraran; y aquellos que se regocijan, como si no se regocijaran; y aquellos que compran, como si no poseyeran. Y aquellos que usan este mundo, como si no lo usaran como suyo; porque este mundo en su forma actual, está pereciendo. Ahora deseo que estén sin ansiedad.… [o preocupación] …El hombre que no está casado se preocupa por las cosas del Señor—de cómo puede complacer al Señor” (vs 29-32). Él solo está diciendo esto para aquel corto periodo de tiempo en el que estaban.

 

Verso 33: “Pero el que está casado tiene preocupación por las cosas de este mundo—de cómo puede complacer a su esposa.” Y debe hacerlo; esto no está diciendo que esté mal. Si está casado, debe proveer para su familia y proveer para su esposa.

 

Verso 34: “También hay una diferencia en actitud entre una esposa y una virgen. Una mujer no casada se preocupa por las cosas del Señor, que pueda ser santa tanto en cuerpo como en espíritu. Pero la que está casada tiene preocupación por las cosas de este mundo—de cómo puede complacer a su esposo.” Nada malo con eso. Esto no declara virginidad para siempre, tener monjas y curas. Esto fue tan solo para aquella pequeña duración de tiempo.

 

Pero, es cierto muchas veces cuando usted quiere acercarse a Dios—¿qué pasa? No puede hacerlo en realidad en la forma que debería, por la familia y los hijos y todo. Pablo dice un poco antes que si usted quiere acercarse a Dios y ayunar por una temporada, hágalo, eso está bien, pero vuelvan juntos nuevamente como esposo y esposa.

 

Verso 35: “Ahora, les estoy diciendo esto para su propio beneficio; no para colocar trampa en su camino, sino para mostrarles lo que es adecuado, para que puedan ser devotos al Señor, sin distracción. Pero si alguno piensa que su comportamiento hacia su virgen no es correcto,… [En otras palabras, están comprometidos y las pasiones vuelan alto y no se puede contener] …y si ella está en la plenitud de la vida, y entonces él piensa que debe casarse, que haga como él desee; no está pecando. Que se casen” (vs 35-36). ¡Es mejor casarse que quemarse!

 

El pecado es un pecado todo el camino. Y la gente ha tomado esto para dar toda excusa bajo el sol para casarse o no casarse; divorciarse o no divorciarse; y en realidad no ven lo que el apóstol Pablo está diciendo. Este es un capitulo bastante profundo en relación al matrimonio y divorcio y demás.

 

Verso 37: “Sin embargo, hace bien el que se mantiene firme en su corazón, no teniendo necesidad de casarse, sino que tiene control sobre su propio deseo, y ha determinado en su propio corazón mantenerse casto. Entonces, el que se casa hace bien, pero el que no se casa hace mejor.” (vs 37-38)—por el estrés presente.

 

No sería muy conveniente casarse en medio de una guerra. No sería muy conveniente casarse en medio de hambruna. Pero si se casa, no ha pecado. Él no está aboliendo el matrimonio. Lo que está diciendo es mantener todo en perspectiva, porque cuando usted se casa tiene responsabilidades. Cuando no se casa, aún tiene responsabilidades.

 

Verso 39: “Una esposa está atada por ley por tanto tiempo como su esposo pueda vivir.…” No está basado en amor. Sería bueno si todo fuera basado en amor, pero esta no es la base para disolver un matrimonio. Es la ley. La ley de Dios la cual es la que ata y desata un matrimonio. Por el decreto y determinación de Dios, no por ningún capricho de hombres.

 

“…Pero si su esposo muere, ella es libre de casarse con quien desee, (pero sólo en el Señor)” (v 39). He visto donde eso no pasa y también crea problemas y dificultades.

 

(pase a la siguiente pista)

 

¿Qué si usted tiene un cónyuge inconverso que lo deja? Usted llega a casa un día y le dice, ‘Estoy siguiendo a Dios, voy a guardar el Sábado, voy a hacer todas estas cosas, y el otro dice, “No puedo soportar eso. ¡Adios!”’

 

Ok, está libre de casarse de acuerdo a lo que el apóstol Pablo dijo aquí. Esa es una circunstancia muy estrecha—¿cierto? ¡Sí! Que si ha vivido con un así llamado inconverso por años y años—tal vez usted ha estado en la iglesia por 20 años y han tenido sus subidas y bajadas. ¿Qué si han habido amenazas de irse, volver o quedarse, lo que sea—le da eso causa para que se pare y se vaya? No lo creo, porque usted tiene una obligación entre más tiempo ha estado casado.

 

Veamos donde tenemos esto, y veamos lo que Dios dice concerniente a esto. Vayamos a Malaquías 2. Hay mucha gente yendo alrededor y cambiando de esposos y esposas. Incluso conozco un caso de un hombre y una mujer estando en la iglesia, siendo bautizados y se casaron. Él fue ordenado ministro; y otro hombre y su esposa con las mismas circunstancias. Ellos se conocieron y decidieron que querían cambiar sus esposas.

 

La pareja #1 va a divorciarse y la esposa de la pareja #1 se va a casar con el esposo de la pareja #2, y la esposa de la pareja #2 se va a casar con el esposo de la pareja #1. Obviamente, ¡están viviendo en adulterio! No puede justificar esto en absoluto en la Biblia o decir que es un desatar legal y adecuado según la definición de Dios. Hablemos del matrimonio y divorcio como Dios lo hace. Primero que todo, Él comienza con los sacerdotes y les dice que han corrompido el camino de Dios.

 

Malaquías 2:6: ““Mi pacto con él fue uno de vida y paz, y los di a él para temer; para que pudiera temerme, y estuviera en temor delante de Mi nombre. La ley de verdad estaba en su boca, e iniquidad no fue encontrada en sus labios. Él caminó conmigo en paz y rectitud, y alejó a muchos de iniquidad. Porque los labios del sacerdote deberían guardar conocimiento, y la gente debería buscar la ley de su boca; porque él es el mensajero del SEÑOR de los ejércitos. Pero ustedes se han salido del camino;… [Esto es lo que está pasando. La gente está dejando el camino de Dios para hacer lo suyo, seguir en sus caminos.] …han hecho tropezar a muchos en la ley.… [Con seguridad hay muchos ministros que están haciendo que la gente tropiece en la Palabra de Dios de modo que a estas personas les puede ser dada una licencia para cumplir sus propias lujurias.] …Han corrompido el pacto de Levi,” dice el SEÑOR de los ejércitos” (vs 6-8).

 

Hoy podemos decir, que han corrompido el camino de Cristo al darse beneficio de divorcio y recasamiento cuando Dios dijo que esas fueran causales.

 

Verso 9: ““Por tanto también los he hecho despreciables y bajos delante de todo el pueblo, exactamente como no han guardado Mis caminos sino han sido parciales en la ley.”” ¿Y no ha hecho eso la gente, siendo parciales en la ley? ‘Oh sí, desataremos este matrimonio. Tan solo porque pertenecen a otra iglesia, eso no significa que puede ir y echarlo, porque encuentra a otro hombre o mujer en esta congregación. ¿Qué va a hacer cuando en el camino digan que no se aman?

 

Tan solo comienza toda una fuente de la lujuria y deseos humanos, en vez de preguntar cuál es el camino de Dios primero. Entonces es ‘parcial en la ley.’

 

Verso 10: “¿No tenemos todos un padre? ¿No nos ha creado un único Dios? ¿Por qué tratamos traicioneramente, cada hombre contra su hermano, al profanar el pacto de nuestros padres?” Hay traición. Ha habido traición en el ministerio hacia la gente. Vamos a ver traición en el matrimonio.

 

Verso 14: “Sin embargo dicen, “¿Por qué?”…. [¿Por qué esta Dios dándonos toda esta corrección y demás?] …Porque el SEÑOR ha sido un testigo entre ustedes y la esposa de su juventud, contra quien han tratado traicioneramente…” ¿Cree que Dios no va a hacerlo responsable después que ha estado casado por 20 o 30 años o más? Tan solo porque tiene peleas y disputas en la familia—tal vez incluso cada día—¿qué si discute cada día, eso va a desatar el matrimonio? ¿Ha habido inmoralidad sexual de modo que hace que Dios desate el matrimonio? ¡No! ¿Qué si es muy difícil de llevársela? ¿Desata eso su matrimonio? ¡No! No veo eso en la Biblia. ¿No ha provocado usted mismo algunas de estas cosas? ¿Ustedes esposos o ustedes esposas pueden crear una causa? ¡Muchos lo han provocado! Muchos de ustedes han creado la causa de modo que pueden ir llorando y lamentándose al ministro y tratar de tener cierta clase de excusa de modo que puede divorciarse y recasarse, Les digo, como dijo Cristo, están haciendo que la gente viva en adulterio. Esa no es la forma que Dios quiere.

 

¿Va a permitir que la gente trate traicioneramente a la esposa o esposo de su juventud tan solo para satisfacer la dureza de sus corazones? No creo que usted vaya a decirle a Dios que hacer. ¡De ninguna manera!

 

“…—sin embargo ella es su compañera y su esposa de pacto. ¿Y no los hizo Él uno?… [En otras palabras, cuando se casaron, ¿no fueron atados como uno?] …Sin embargo el vestigio del Espíritu está en él. ¿Y por qué uno? Para que Él pudiera buscar una semilla piadosa. Por tanto guarden su espíritu, y no actúen traicioneramente contra la esposa de su juventud.” (vs 14-15).

 

Esto llega a ser muy profundo y también muy correctivo—¿cierto? ¡Sí! ¿Quiso Dios que porque usted es convertido y tal vez tiene una esposa o esposo quien necesariamente no es convertido, tal vez un protestante, que eso le da el derecho de tener la actitud de echarlo o echarla porque no se la llevan? ¿Es eso inmoralidad sexual? ¡No!

 

¿Cuál es el mandato del apóstol Pablo? ¡Permanezcan separados! ¡Sin casarse! o ¡Reconcíliense! Eso es lo que debería hacer. Mucha gente trata traicioneramente porque viven en esta Sodoma y Gomorra y creen que van a tener la felicidad del Reino de Dios justo ahora. Si usted piensa que va a tener la felicidad del Reino de Dios ahora, puede que tenga otro pensamiento que le viene.

 

Tal vez debería tomarlo de otra forma. Talvez debería ver esto así: este matrimonio es obligante. He estado casado por X número de años, no hay inmoralidad sexual en este matrimonio, entonces por tanto, este es obligante delante de Dios. ¡Mejor encuentro una manera de llevármela! Una actitud totalmente diferente—¿cierto? ¡Sí!

 

“…y no actúen traicioneramente contra la esposa de su juventud” (v 15). Eso va muy por encima de muchas cosas que están contenidas en la Palabra de Dios.

 

Veamos qué si hay inmoralidad sexual involucrada. ¿Eso necesariamente desata un matrimonio? Esto puede ser causal para desatar un matrimonio. Recuerde lo que dijo el apóstol Pablo, ‘Sepan que el que está unido a una ramera es una carne con ella.’ Él se está refiriendo al libro de Oseas.

 

·             Aquí hay un profeta de Dios—¿cierto?

·             Llamado por Dios—¿cierto?

·             Predicó la Palabra de Dios—¿cierto?

·             Quiso servirle a Dios—¿cierto?

·             Tenía el Espíritu de Dios—¿cierto?

·             ¡Absolutamente!

 

Veamos lo que Dios le dijo. Oseas 1:1: “La Palabra del SEÑOR que vino a Oseas, el hijo de Beeri, en los días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y en los días de Jeroboam el hijo de Joás, rey de Israel. El principio de la Palabra del SEÑOR por medio de Oseas. Y el SEÑOR dijo a Oseas, “Ve, toma para ti una esposa de fornicaciones… [Él le dijo, cásese con una prostituta. ¿Lo ofende eso? No sé cómo hacer que le agrade, pero esto está en la Biblia.] …e hijos de fornicaciones, porque la tierra ha cometido grandes fornicaciones por completo, apartándose del SEÑOR.” Entonces él fue y tomó a Gomer la hija de Diblaim, quien concibió y le dio a luz un hijo” (vs 1-3).

 

Para resumir esto: Dios ató a Oseas con una prostituta—vivieron juntos y tuvieron 3 hijos—para mostrar que esos no son ‘Mi pueblo,’ que son hijos de fornicación y enseñar una lección.

 

Más aun, cuando llega a Oseas 3 encuentra algo realmente más increíble. Aquí hay algunas bases para el divorcio, aunque él estaba casado con una prostituta. Aquí esta lo que Dios le dijo a Oseas para enseñar una lección. No estoy diciendo que todo matrimonio que pase a través de esto esté atado por Dios. Lo que estoy diciendo es, tan solo porque esto puede pasar no necesariamente quiere decir que el matrimonio esta automáticamente desatado. Eso es lo que necesita entender, porque muchas veces la gente irá adelante y creará sus circunstancias para acomodar una Escritura en la Biblia de modo que tienen causa para hacer lo que quieran en primer lugar. Esto está en el núcleo y centro de mucho del divorcio y recasamiento que está ocurriendo con la gente dentro de la iglesia de Dios.

 

Aquí esta lo que Dios dijo; Dios dijo esto. Puede ser impactante para usted, pero Él lo dijo. Oseas 3:1: “Y el SEÑOR me dijo, “Ve de nuevo. Ama a una mujer amada por un amigo, aún una adultera, de acuerdo al amor del SEÑOR hacia los hijos de Israel, quienes se vuelven a otros dioses, y aman tortas de pasas.” Entonces la compré por quince piezas de plata, y por un omer de cebada y medio omer de cebada” (vs 1-2). Él fue y pagó una prostituta para ‘acostarse con él.’

 

·             ¡Piense en eso!

·             ¡Tal vez nunca si quiera pensó en esto!

·             ¡Tal vez nunca siquiera leyó esto!

Dios iba a enseñar una lección con esto.

 

Alguien dirá, ‘Oh, ¡ahí esta! ¡Qué bien, puedo ir! Puedo salir el Sábado en la noche y buscar una mujer. Sí, está en la Biblia. Sí, Dios dijo…’ ¡No! Alguien con seguridad dirá que puede salir y cometer adulterio al pagar 15 piezas de plata y conseguirse una mujer en la calle y acostarse con ella. ¡Eso no es lo que está diciendo! El principio aquí es que aunque hay inmoralidad sexual, esto no puede ser causa suficiente para terminar el matrimonio. Eso es lo que está diciendo. Tal vez una causa, pero les digo que después que Dios puso a Oseas a través de eso:

 

·             ¿Cree que Dios va a ver amablemente a gente quienes tratan ligeramente sus matrimonios?

·             ¿Cree que Dios va a ver amablemente a gente quienes no están dispuestos en ayudar a reconciliar a alguien quien es atrapado en un tiempo de debilidad?

·             ¿Cree que Dios va a verlo a usted amablemente al divorciarse de alguien tan solo porque tienen peleas?

 

¡Yo he tenido peleas con mi esposa! No está bien en cuanto a que no me gustan. A ella no le gustan, pero ha pasado. Entonces ¿qué hacemos? ¿Tener rabietas y huir y estar enojados y vivir con ira por siempre? ¡Claro que no! Puede ver allí e incluso ve donde Abraham y Sara tuvieron sus asperezas. Esas cosas pasan.

 

Estamos hablando de lo que ata un matrimonio. Estamos hablando de las bases para desatar un matrimonio. De lo que estamos hablando, tal vez no sea tan amplio como uno pensaría, y tal vez no sea tan fácil como uno pensaría. Hoy estamos viviendo en una situación que, con todo el sida y lo que hay por ahí, y con las dificultades y problemas de inmoralidad sexual y enfermedad, que incluso si usted está dispuesto a aceptar que su cónyuge regrese después de haber cometido adulterio o fornicación, sería mejor que se hagan una prueba antes de que haga cualquier cosa.

 

Les digo, si es sida—y va a pasar a alguien en la iglesia. Tan solo sé que va a pasar a alguien en la iglesia. Sé que ya ha pasado a alguien quien ha estado en la iglesia quien o era homosexual y nunca lo dejó, o llegó a ser homosexual después de estar en la iglesia, y murió de sida. Esto lo sé. Sé de por lo menos un caso verificado. Entonces, esto podría pasar dentro de la iglesia.

 

Si eso pasa, y aun tiene en su mente la reconciliación, mejor haga ciertos exámenes de modo que sabe en que se mete y cuáles son las circunstancias. Tal vez sería mejor darse un poco de tiempo de modo que conoce si en realidad está allí o no. Estamos viviendo en un mundo traicionero. Tenemos que hablar de estas cosas a este nivel porque este mundo es demasiado malvado—¡infortunadamente!

 

Veamos a que lleva todo esto; veamos a donde va toda esta permisividad; el resultado final. La Biblia dice ‘considere el final.’ Y esto parece tan inocente cuando comienza.

 

Oseas 4:1: “Oigan la Palabra del SEÑOR, hijos de Israel, porque el SEÑOR tiene una controversia con los habitantes de la tierra, “No hay verdad,… [sin verdad de Dios, sin moral, sin entendimiento de nada] …ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Jurando, y mintiendo, y matando, y robando, y cometiendo adulterio ellos se escapan; y sangre toca sangre” (vs 1-2).

 

·             ¿Hemos resuelto algo con todo el divorcio y recasamiento en la tierra o en la iglesia? ¡No!

·             ¿Hemos resuelto algo por perdonar el tener hijos por fuera del matrimonio? ¡No!

 

Hemos criado toda una casta de bastardos por una generación que tan solo mantiene a la gente en pobreza, borrachera, crimen y miseria, y parte de esto por su propia elección porque no quieren que nadie les diga que si tienen hijos mejor cásense, ven la sociedad alrededor nuestro, y luego traemos esta sociedad a la iglesia y somos como la sociedad. Repudiamos nuestras esposas y nuestros esposos. Les digo, Dios no va a pararse por eso, y no piense ni por un segundo que usted va a ir delante de Dios y limpiar su cara y decir, ‘Dios, yo encontré esto en Tu Palabra.’ Dios va a decir:

 

·             ¿Dónde está tu resistencia?

·             ¿Dónde está tu paciencia?

·             ¿Dónde está tu entendimiento?

·             ¿Dónde está tu perdón?

·             ¿Dónde está tu amor?

 

Es mejor que haya más que tan solo pensar dos veces en esto.

 

Verso 3: “Por tanto la tierra llorará, y todo el que vive en ella languidecerá, con las bestias del campo y con las aves de los cielos. Sí, el pez del mar también será llevado. Aun así, ningún hombre luche, ni repruebe a otro, porque su gente es como aquellos que luchan con el sacerdote. Y tropezarán en el día, y el profeta también tropezará con ustedes en la noche, y Yo destruiré a su madre. Mi pueblo está destruido por carencia de conocimiento.…” (vs 3-6). Y parcialmente en la iglesia porque los ministros no están dispuestos de pararse y decirle a la gente lo que la Verdad es en realidad.

 

Es como todo lo demás, les digo algo, si los judíos y los árabes pueden sentarse y empezar a trabajar sus diferencias—aunque eso es casi que imposible—con seguridad un esposo y esposa deberían ser capaces de sentarse y trabajar en sus problemas y dificultades. Quiero decir, ¿puede ser eso tan irreconciliable? o ¿Lo está haciendo usted irreconciliable? ¿Es su corazón tierno y humilde delante de Dios? o ¿es endurecido porque quiere su propio camino? Les digo, Dios va a juzgarlo en su propio corazón.

 

Si las cosas están tan mal que no pueden vivir juntos, y tienen que separarse, debería saber absolutamente delante de Dios si tiene ideas de volverse a casar. Debería saber bien delante de Dios si Dios ha desatado ese matrimonio, de lo contrario va a estar viviendo en adulterio y aquí dice que ‘ningún adultero va a estar en el Reino de Dios’ (Rev. 21:8).

 

“…Porque han rechazado el conocimiento, Yo también los rechazaré de ser como un sacerdote para Mí. Ya que han olvidado la ley de su Dios, Yo también Me olvidaré de sus hijos” (v 6). Necesita pensar profundamente en esto en relación a sus propias circunstancias.

 

¡Desatar un matrimonio no es fácil ni simple! Hay mucha gente alrededor que toman la Palabra de Dios, haciendo un juicio a su manera para ir adelante y hacer lo que quieren en el nombre de Dios, cuando Dios nunca lo dio y Dios nunca lo autorizó, y Dios no tuvo parte en eso. Todo lo que están haciendo es yendo a terminar en adulterio. No podemos estar actuando y comportándonos como el mundo y esperar que Dios nos de salvación. ¡No va a pasar! Somos llamados a salir de este mundo. Debemos vivir diferentemente que el mundo. Debemos vivir con el Espíritu de Dios, no con la dureza de nuestros propios corazones. El divorcio y recasamiento es algo muy serio.

 

Cubramos otro aspecto de esto. Es posible que este pudiera pasar. ¿Qué si tiene a alguien que llega a ser drogadicto? ¡Es posible hoy en día! ¿Qué si esa persona totalmente y absolutamente se rinde de Dios y falla en proveer para la familia? ¿Qué debe hacer?

 

Aquí hay un principio, I Timoteo 5:8: “Pero si alguien no provee para sus propios parientes necesitados—y especialmente para los miembros de su hogar—ha negado la fe y es peor que un incrédulo.

 

He visto a un ministro tomar esto y decir, porque un hombre estaba sin empleo, que la esposa podía divorciarse, porque no estaba proveyendo para la familia. Eso no es lo que esto dice. Esto significa en un caso extremo de total abandono. No he conocido, en la iglesia, a un hombre quien no esté dispuesto de salir y trabajar y proveer para su familia.

 

Estamos yendo a través de tiempos económicos difíciles; tal vez va a haber desempleo. Tal vez vayan a perder sus casas. Va a haber algo de esto, está destinado a suceder. ¿Es eso causal de divorcio? ¡No, no lo es! Esto es solo en caso de total abandono. Tal vez si se van y son adictos a la cocaína y estallan sus mentes y son adictos a la heroína, roban dinero, desperdician todo y destruyen la familia, sí, entonces Dios desataría eso porque son peor que un incrédulo y han negado la fe—¡absolutamente! Pero aquellas son circunstancias extremas.

 

No tan solo cualquier causa que salga. Entonces divorciarse o no, les digo que mejor conozcan en realidad su Biblia y mejor hagan mucho ayuno y oración antes de emprender lo que puede tener en la dureza de corazón, y asegúrese del ministro quien le está dando consejería. Tal vez él no está dándole en realidad la Palabra de Dios en la forma que debería ser dada. Tal vez él está guiándolo a una situación donde él está trayendo sobre usted el juicio de adulterio por repudiar a su esposa y ‘tratar traicioneramente con la esposa de su juventud.’

 

Necesita entender esto. Estamos hablando de vida eterna aquí. No estamos hablando de tener sexo o no. No estamos hablando de discutir o no. Estamos hablando de fondo de salvación y vida eterna. Ahí es donde realmente necesita entender y conocer la Palabra de Dios y no tomar sobre usted el divorciarse tan solo simplemente porque las circunstancias son un poco difíciles.

 

Escrituras referenciadas:

 

1)           Lucas 17:26-27

2)           Mateo 19:3-9

3)           I Corintios 5:1

4)           Mateo 5:31-32

5)           Romanos 7:1-4

6)           I Corintios 7:7-8, 29, 9-39

7)           Malaquías 2:6-10, 14-15

8)           Oseas 1:1-3

9)           Oseas 3:1-2

10)       Oseas 4:1-6

11)       I Timoteo 5:8

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

 

·             Romanos 7:12

·             Apocalipsis 21:8

 

 

 

Atrás
Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2017 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones