Acerca de Nosotros

 

La Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica fue establecida en 1983 por un pequeño grupo de siete verdaderos creyentes y un ministro, Fred R. Coulter cuando se separaron ellos mismos de otra organización Iglesia de Dios la cual había abrazado creencias y prácticas no escriturales. La IDCB ha crecido desde entonces para ministrar a miles en varios grupos de asociación y pequeñas congregaciones—así como también a miles de creyentes dispersos alrededor del mundo. Más de 40.000 personas usan activamente el sitio Web de la IDCB cada mes para asistirlos en sus vidas cristianas y estudios. El nombre de la Iglesia es sucintamente descriptivo de nuestras creencias y prácticas:

 

Iglesia: Como está registrado en las Escrituras, la Iglesia de Dios es el Cuerpo espiritual de Jesucristo—el cuerpo colectivo de verdaderos creyentes convertidos, en donde sea que ellos puedan estar en el mundo, dispersos o afiliados con varias iglesias de Dios. Dios el Padre ha señalado a Jesucristo para ser la Cabeza de Su Iglesia. Mientras hay ancianos ordenados y líderes que enseñan a los hermanos y supervisan los asuntos de la Iglesia, ningún hombre es la cabeza de la Iglesia de Dios—únicamente Jesucristo.

La IDCB no tiene jerarquía ministerial, sino que reconoce ancianos quienes son escogidos por las congregaciones locales para soportar esta obra de predicar y publicar el Evangelio de Jesucristo y alimentar el rebaño de Dios. La Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica está ubicada en Hollister, California, y mantiene oficinas en Inglaterra, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Sur África. Las direcciones de las oficinas pueden ser encontradas en la página de Contáctenos de este sitio Web.

 

De Dios: Jesús dijo que Su verdadera Iglesia—compuesta por aquellos verdaderos creyentes quienes tienen el Espíritu Santo de Dios—seria guardada en el nombre de Dios el Padre. Por tanto, la IDCB es llamada una Iglesia “de Dios”

 

Cristiana: Creemos y practicamos las enseñanzas de Jesucristo como están encontradas en el Nuevo Testamento—debemos vivir por cada palabra que procede de la boca de Dios. Somos instruidos por Jesús para amar al Señor Dios con todo nuestro Corazón, toda nuestra alma, y con toda nuestra mente; debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos; debemos amarnos los unos a los otros como Jesús nos amó; y debemos amar a nuestros enemigos. Cada individuo cristiano debe desarrollar una relación con Dios el Padre y Jesucristo a través de nuestra vida de amorosa obediencia, oración diaria y estudio de la Biblia.

 

Bíblica: Creemos que La Santa Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, es la Palabra completa de Dios—y que hay una profunda unidad de la Escritura que existe entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Dios inspiró directamente a Sus siervos escogidos por el poder de Su Santo Espíritu para registrar las Escrituras para toda la humanidad. La Biblia es el mismísimo fundamento del conocimiento, imparte el entendimiento de salvación a través de Jesucristo y muestra a la humanidad como vivir el camino de Dios en ambos, la letra y el espíritu de Su Ley. El Cristianismo verdadero está basado en la Palabra completa de Dios tal como se aplica al cristiano individual y a la Iglesia.

 

Todas las enseñanzas de la Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica vienen directamente de las Escrituras y no son derivadas de las tradiciones de los hombres. Creemos genuinamente en la declaración protestante original, Solo Scriptura— “las Escrituras solamente.”