Génesis

  Éxodo

  Levítico

  Números

  Deuteronomio

  Josué

  Jueces

  I Samuel

  II Samuel

  I Reyes

  II Reyes

  Isaías

  Jeremías

  Ezequiel

  Oseas

  Joel

  Amós

  Abdías

  Jonás

  Miqueas

  Nahúm

  Habacuc

  Sofonías

  Hageo

  Zacarías

  Malaquías

  Salmos

  Proverbios

  Job

  Cantos de Salomón

  Rut

  Lamentaciones

  Eclesiastés

  Ester

  Daniel

  Esdras

  Nehemías

  I Crónicas

  II Crónicas

Volver a Isaías


Isaías 14

1. Porque el SEÑOR tendrá misericordia de Jacob, y aún así escogerá a Israel y los pondrá en su propia tierra; y el extranjero se unirá a ellos, y se aferrarán a la casa de Jacob.

2. Y el pueblo los tomará y los traerá a su lugar; y la casa de Israel los poseerá en la tierra del SEÑOR por siervos y criadas. Y ellos los llevarán cautivos de quienes fueron cautivos, y gobernarán sobre sus opresores.

3. Y sucederá en el día que el SEÑOR te de descanso de tu tristeza, y de tu temor, y de la esclavitud dura la cual fue impuesta sobre ti,

4. Que tomarás esta canción contra el rey de Babilonia y dirás, “¡Como ha cesado el opresor! ¡Cómo ha cesado su furia!

5. El SEÑOR ha roto el bastón del malvado, el cetro de los gobernadores

6. Quienes golpean la gente en ira, con golpes incesantes, gobernando las naciones en ira, con una persecución implacable.

7. Toda la tierra está en descaso y está tranquila; ellos estallan en canto.

8. Sí, los abetos se regocijan en ti, los cedros del Líbano, diciendo, ‘Ya que has caído, ningún leñador subirá contra nosotros.’

9. El infierno desde abajo está emocionado por ti, para encontrarte a tu llegada. Agita los espíritus de los muertos por ti, incluso a todos los importantes de la tierra. Ha levantado de sus tronos a todos los reyes de las naciones.

10. Todos ellos hablarán y te dirán, ¿Te has debilitado como nosotros? ¿Te has vuelto como nosotros?

11. Tu orgullo es derribado a la tumba, y el ruido de tus arpas. La larva esta esparcida debajo de ti, y los gusanos te cubren.’

12. ¡Cómo has caído de los cielos, Oh estrella brillante, hijo de la mañana! ¡Como estas reducido a la tierra, tú que debilitabas las naciones!

13. Porque has dicho en tu corazón, ‘Ascenderé a los cielos, exaltaré mi trono sobre las estrellas de Dios; también me sentaré sobre el monte de la congregación, en los lados del norte.

14. Ascenderé sobre las alturas de las nubes; seré como el Altísimo.’

15. Sin embargo serás derribado a la tumba, a los lados del pozo.

16. Aquellos quienes te vean mirarán fijamente y te observarán de cerca, diciendo, ‘¿Es este el hombre quien hizo temblar la tierra; quien sacudió reinos;

17. Quien hizo al mundo como un lugar desolado y destruyó sus ciudades; quién no permitió que sus prisioneros fueran libres?’

18. Todos los reyes de las naciones, aun todos ellos, yacen en gloria, cada uno en su propia casa.

19. Pero tú eres expulsado de tu tumba como una rama odiosa, y como la ropa de aquellos quienes son asesinados, atravesados con una espada, que descienden a las piedras del pozo; como un cuerpo muerto pisoteado bajo pie.

20. No te unirás a ellos en sepultura porque destruiste tu tierra y mataste a tu pueblo; la semilla de los malvados nunca será famosa.

21. Prepara matanza para sus hijos a causa de la iniquidad de sus padres, para que no se levanten, ni posean la tierra, ni llenen la faz del mundo con ciudades.”

22. “Porque Me levantaré contra ellos,” dice el SEÑOR de los ejércitos, “y cortaré de Babilonia el nombre y remanente, e hijos, y nietos,” dice el SEÑOR.

23. “También la haré una posesión del erizo, y piscinas de agua, y la barreré con la escoba de destrucción,” dice el SEÑOR de los ejércitos.

24. El SEÑOR de los ejércitos ha jurado, diciendo, “Ciertamente como lo he pensado, así sucederá; y como Me he propuesto, así permanecerá;

25. Que Yo quebraré a Asiria en Mi tierra, y sobre Mis montañas, y la pisotearé bajo pie. Entonces su yugo será removido de ellos, y su carga será quitada de sus hombros.

26. Este es el propósito que está propuesto sobre toda la tierra; y esta es la mano que está extendida sobre todas las naciones,

27. Porque el SEÑOR de los ejércitos se lo ha propuesto, ¿y quién lo reversará? Y Su mano está extendida, ¿y quién la retrocederá?”

28. Esta carga fue en el año en que murió el rey Acaz:

29. “No te regocijes, Oh Filistea, todos ustedes, de que la vara que les hirió está rota, porque una víbora sale de la raíz de una cocatriz, y su fruto será una serpiente voladora ardiente.

30. Y el primogénito del pobre se alimentará, y el necesitado se acostará seguro; y Yo mataré tu raíz con hambruna, y él matará a tus sobrevivientes.

31. ¡Grita, Oh puerta! ¡Clama, Oh ciudad! Derrítete, Oh Filistea, todos ustedes; porque del norte viene humo, y no hay rezagados en sus filas.”

32. ¿Qué responderá entonces uno a los mensajeros de la nación? Que el SEÑOR ha fundado a Zión, y en ella se refugiarán los afligidos de Su pueblo.

Volver a Isaías
  Mateo

  Marcos

  Lucas

  Juan

  Hechos

  Santiago

  I Pedro

  II Pedro

  I Juan

  II Juan

  III Juan

  Judas

  Romanos

  I Corintios

  II Corintios

  Gálatas

  Efesios

  Filipenses

  Colosenses

  I Tesalonicenses

  II Tesalonicenses

  Hebreos

  I Timoteo

  II Timoteo

  Tito

  Filemón

  Apocalipsis

© 2023 www.laVerdaddeDios.org Derechos Reservados