Génesis

  Éxodo

  Levítico

  Números

  Deuteronomio

  Josué

  Jueces

  I Samuel

  II Samuel

  I Reyes

  II Reyes

  Isaías

  Jeremías

  Ezequiel

  Oseas

  Joel

  Amós

  Abdías

  Jonás

  Miqueas

  Nahúm

  Habacuc

  Sofonías

  Hageo

  Zacarías

  Malaquías

  Salmos

  Proverbios

  Job

  Cantos de Salomón

  Rut

  Lamentaciones

  Eclesiastés

  Ester

  Daniel

  Esdras

  Nehemías

  I Crónicas

  II Crónicas

Volver a Isaías


Isaías 62

1. Por amor a Zión no estaré en silencio, y por amor a Jerusalén no descansaré, hasta que su justicia salga como resplandor, y su salvación como una antorcha encendida.

2. Y los gentiles verán tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y serás llamada por un nuevo nombre, el cual la boca del SEÑOR nombrará.

3. También serás una corona de gloria en la mano del SEÑOR, y una diadema real en la mano de tu Dios.

4. No serás más llamada Abandonada; ni tu tierra será más llamada Desierta; sino serás llamada Mi Deleite es en Ella, y tu tierra; Casada; porque el SEÑOR se deleita en ti, y tu tierra será casada, 

5. Porque como un hombre joven se casa con una virgen, así tus hijos se casarán contigo; y como el novio se regocija por la novia, así tu Dios se regocijará por ti.

6. He colocado vigilantes sobre tus muros, Oh Jerusalén, cada día y cada noche. Nunca estarán en silencio día o noche; tú quien recuerdas al SEÑOR, no estés en silencio.

7. Y no le des descanso hasta que Él establezca y haga a Jerusalén una alabanza en la tierra.

8. El SEÑOR ha jurado con Su mano derecha, y con el brazo de Su fortaleza, “Ciertamente no daré más tu grano para ser comida para tus enemigos; y los hijos de extraños no beberán tu vino por el cual has trabajado.

9. Sino aquellos quienes lo han reunido lo comerán y alabarán al SEÑOR; y quienes lo recogieron lo beberán en Mis cortes santas.”

10. Pasa, pasa las puertas; prepara el camino del pueblo. ¡Levanta! Levanta la autopista; quita las piedras; levanta una bandera por el pueblo.

11. He aquí, el SEÑOR ha enviado un mensaje hasta el fin de la tierra, “Díganle a la hija de Zión, ‘He aquí, tu salvación viene. He aquí, Su recompensa esta con Él, y Su obra delante de Él.’ ”

12. Y los llamarán, El Pueblo Santo, Los Redimidos del SEÑOR; y tú serás llamada, Buscada, una ciudad no abandonada.

Volver a Isaías
  Mateo

  Marcos

  Lucas

  Juan

  Hechos

  Santiago

  I Pedro

  II Pedro

  I Juan

  II Juan

  III Juan

  Judas

  Romanos

  I Corintios

  II Corintios

  Gálatas

  Efesios

  Filipenses

  Colosenses

  I Tesalonicenses

  II Tesalonicenses

  Hebreos

  I Timoteo

  II Timoteo

  Tito

  Filemón

  Apocalipsis

© 2023 www.laVerdaddeDios.org Derechos Reservados