| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Temas varios
Atrás

Pensamiento Apestoso #1

Fred R. Coulter—Septiembre 30,1999

www.laVerdaddeDios.org

 

¡Saludos hermanos! Este es el día 6 de la Fiesta de Tabernáculos 1999.  Y en este es día quiero dar un sermón especial, el cual titularé “Pensamiento Apestoso.” Comprenderá lo que es pensamiento apestoso cuando terminemos aquí, pero permítame mencionar primero que todo que Roger Kendall me envió un video hecho por Dean Gotcher quien dirige el Instituto “Authority Research,” en Tulsa, Oklahoma. Mucho del material que tengo aquí es tomado de eso, aunque él lo presenta de tal forma que es algo difícil de entender para mucha gente porque habla de praxis y proceso dialectico, tesis, síntesis, y demás. Todas las palabras eruditas y filosóficas las cuales describen el proceso. Él fue un profesor en Tulsa en la Universidad Oral Roberts. Y lo que pasó fue, Dios le mostró como el pensamiento incorrecto en el mundo ha engañado al mundo, y está en todo lugar. No es tan solo algunas personas quienes tienen pensamiento apestoso, es todo el mundo. Está en los colegios, en la política, en la religión, en todo. Especialmente en los medios y así es como funcionan. Bien, usted ve que Satanás es el autor del pensamiento apestoso, además que tiene una muy dispuesta mente humana, la mente carnal, para hacerlo.

 

Vayamos a Apocalipsis 12:9, porque estamos viviendo en un mundo que es muy diferente a cualquier otra generación porque tenemos más conocimiento, más entendimiento, más cosas técnicas. También tenemos la Palabra de Dios, pero también tenemos un mundo el cual ha sido engañado. ¿Y cómo engaña a la gente de modo que ellos creen que no son engañados? Ese es todo el tema de pensamiento apestoso.

 

Apocalipsis 12:9: “Y el gran dragón fue echado fuera, la serpiente antigua que es llamada el diablo y Satanás, quien está engañando al mundo entero; fue echado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron echados abajo con él.” Entonces hay todo un ejército obrando allí afuera, cumpliendo y haciendo la voluntad de Satanás. Y hay mucha gente que está involucrada en eso. Algunos de ellos muy activamente, algunos pasivamente. Algunos de ellos están tan solo tan engañados que no lo saben. Entonces comencemos y entendamos que este pensamiento apestoso está en todo el mundo. Y cuando lo entiende, esta es la forma del pensamiento humano para glorificar al hombre y a Satanás el diablo y rechazar a Dios. Y es muy astuto como es hecho. Porque si usted puede cambiar el proceso de pensamiento de las personas, entonces puede cambiar sus creencias. También, si puede cambiar su forma de hacer las cosas, puede cambiar sus creencias. Y eso es lo que Satanás ha hecho. Es por eso que Dios no es encontrado en este mundo, porque Satanás ha sido exitoso en eliminarlo de este mundo. Esto es en cuanto a este mundo concierne.

 

Dios se ha revelado a aquellos a quienes Él llama. Pero incluso aquellos que Dios llama, traen con ellos el equipaje de este pensamiento apestoso. Primero que todo, necesitamos entender que hay 3 elementos en este pensamiento. 1) Dios; 2) Satanás y 3) el hombre. Veamos en el carácter primero de todo de Dios, y lo que Dios quiere de nosotros, lo que es Dios, como Dios funciona y por tanto esto nos dirá cómo también necesitamos pensar. Conozco a un hombre quien hizo un comentario que creo que es muy importante. Demasiadas iglesias quieren que usted piense como la iglesia piensa, o el ministro quiere que piense como él piensa. Pero la verdad es que cualquiera quien enseñe la verdad de Dios querrá que usted piense como Dios piensa. Porque todo el propósito de nuestro llamado es desarrollar la naturaleza y carácter de Dios, a través del poder del Espíritu Santo. Entonces voy a leer algunas de estas cosas. No vamos a ir a muchas Escrituras al principio–iremos a ellas en un momento. 

 

Primero que todo, Dios es Verdad. Dios es Espíritu y eterno, Dios es amor, Santo, Luz, Justicia. El Gobernador Supremo del universo. Él es Dador de ley, Todopoderoso, Creador, no cambia, Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. Él es fiel, Él es Salvación, Juez, la Verdad, Su Palabra es Verdad. Él es misericordioso, paciente y graciable. Él no discrimina personas y no es Autor de confusión.

 

Veamos ahora a Satanás el diablo. Satanás es anti verdad. La razón por la que digo anti verdad es porque mucha anti verdad parece verdad pero con “v” minúscula, mientras que la Palabra de Dios es Verdad con “v” mayúscula. Satanás es el malvado, mentiroso, engañador, destructor, rebelde, usurpador y es el autor de confusión y el dios de este mundo.

 

Ahora el hombre. El hombre cambia. Puede ser transformado a la imagen de Dios o a la de Satanás. El hombre siempre está creciendo, aprendiendo, es carnal, emocional, sujeto a muerte. Pero lo que representa al hombre más que cualquier otra cosa es la vanidad.

 

Entonces puede tomar estas cosas y categorizarlas de esta forma:

1) El Reino de Dios – Dios y Verdad

2) El reino de Satanás – anti-verdad

3) El reino del mundo, esta es la sociedad del hombre, controlada ahora por Satanás.

 

Vayamos al Salmo 39. Y esto es lo que es tan importante, porque esto golpea el centro y núcleo del camino de Satanás para engañar al hombre, el cual es hacerlo confiar en sí mismo, rechazar a Dios por supuesto, pero confiar en sí mismo y en los demonios alrededor y en Satanás. Y Satanás comienza esto con la autoestima. Y autoestima significa que sin importar lo que Dios diga, sin importar lo que otros digan, usted vale por usted mismo. Cuando lo entendemos en realidad, valemos por lo que Dios crea en nosotros. Y esa es la obra de Dios.

 

Salmo 39:4: ““Oh SEÑOR, hazme conocer mi fin y la medida de mis días, lo que es, para poder saber cuan de corta vida soy.” Esto es lo opuesto de pensamiento apestoso. Pensamiento apestoso es “Soy bueno, soy mejor. Puedo mejorar y tengo confianza en mí en lo que sea que haga” No, “He aquí, has hecho mis días como un palmo, y la duración de mis días es como nada delante de Ti. Ciertamente todo hombre en su mejor estado es completamente vanidad. Selah” (Salmo 39:4-5). Así es la naturaleza del hombre.

 

¿Cuál es la naturaleza de la sociedad del hombre? Vayamos a Eclesiastés 3 porque muestra el ciclo de la vida humana. Y el ciclo es que siempre está cambiando y el termino técnico para esto es dialéctica. Significa que siempre está cambiando. Entendamos algo–Dios nos hizo para cambiar, podríamos cambiar y necesitamos cambiar. Aquí está el ciclo completo, el cual puede decir, el ciclo completo de la vida y experiencia de un ser humano. 

 

Eclesiastés 3:1: “Para todo hay una temporada, y un tiempo para cada propósito bajo los cielos: Un tiempo para nacer,…"  Así es como usted comienza, por concepción y es un puntico de vida. Luego crece y nace. Luego va a madurez, y llega a una edad y se casa y tiene hijos, y vive su vida y llega al final de su vida, muere y expira. Pero a través de todo ese camino hay un propósito que necesita ser cumplido, el cual es: o el propósito de Dios o los propósitos humanos y satánicos. Esa es la única dirección que hay y cualquier otra cosa, la gente se engaña a sí misma. Porque cuando la gente cree que pueden estar en el medio entonces están en una zona gris y vulnerable la cual aprovecha Satanás.

 

“…y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para arrancar lo que es plantado; un tiempo para matar, y un tiempo para sanar; un tiempo para derribar, y un tiempo para construir; un tiempo para llorar, y un tiempo para reír; un tiempo para lamentar, y un tiempo para bailar; un tiempo para tirar piedras lejos, y un tiempo para reunir piedras; un tiempo para abrazar, y un tiempo para refrenarse de abrazar; un tiempo para ganar, y un tiempo para perder; un tiempo para guardar, y un tiempo para botar; un tiempo para rasgar, y un tiempo para coser; un tiempo para guardar silencio, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo de guerra, y un tiempo de paz” (Eclesiastés 3:1-8).

 

Y luego Salomón pregunta, después de ver todo el ciclo de la vida, “¿Qué beneficio tiene el que trabaja en eso en lo que trabaja? He visto el duro trabajo el cual Dios ha dado a los hijos de hombres para ser ejercitados por el” (vs. 9-10). Tan solo viendo la vida, tratando de entender la vida sin Dios. Y finalmente él llega a la conclusión al final de Eclesiastés que toda la tarea del hombre es guardar Sus mandamientos. Y vamos a ver que eso es muy importante.

 

Veamos que toda la historia va en este mismo ciclo. Toda la historia ha estado sujeta al mismo pensamiento apestoso. Eclesiastés 1:1: “Las palabras del Predicador, el hijo de David, rey en Jerusalén. “Vanidad de vanidades,” dice el Predicador, “¡vanidad de vanidades! Todo es vanidad.” ¿Qué beneficio tiene un hombre en todo su trabajo el cual trabaja bajo el sol? Una generación pasa, y otra generación viene; pero la tierra permanece para siempre. El sol también se levanta, y el sol se pone, y se afana a su lugar de donde se levantó. El viento va hacia el sur, y gira al norte; el gira alrededor continuamente; y el viento regresa en su circuito. Todos los ríos corren al mar; sin embargo el mar no está lleno; al lugar de donde vienen los ríos, allí regresan nuevamente” (Eclesiastés 1:1-7). Aquí también está mostrando mucho conocimiento científico, entendían algunas cosas que podemos llamar conocimiento meteorológico moderno que tenemos hoy. El analista del clima se guía por eso, ¿cierto? 

 

Verso 8: “Todas las cosas están llenas de trabajo; el hombre no puede pronunciarlo; el ojo no está satisfecho con ver, ni el oído lleno con oír.” Es por eso que los seres humanos están cambiando. Siempre están cambiando. Cada minuto de su vida es diferente de lo que fue antes. Su cuerpo es diferente, todo su cuerpo está cambiando desde el punto de vista que hay células que están muriendo y células que están remplazando. Es un cambio continuo. Y hay un cambio continuo en el proceso de pensamiento. Si este cambio no está anclado a Dios entonces va a estar en problemas, porque Dios es el Único Quien da la verdad. Lo que pasa generalmente con el hombre es que el hombre quiere saber sobre lo que siente. Y este es el pensamiento apestoso: que la emoción se coloca antes que los hechos. 

 

Los comerciales son planeados para ser emocionales, tener una respuesta emocional para vender un producto, para aquellos que creen en emociones en vez de los hechos, y eso constituye más la forma de pensamiento de mujeres que de hombres. Los hombres terminan haciendo lo mismo cuando han estado en esta sociedad gobernada por mujeres. Terminan poniendo primero las emociones. Es importante que entendamos esto.

 

No es que la emoción este mal. El problema es la emoción incorrectamente expresada, o incorrectamente aplicada. Primero debe tener los hechos. Y aquellos hechos tienen que residir primero que todo en Dios. E incluso Dios obra de esta forma. Vayamos a Éxodo 20. Dios lo deja muy claro. Él comienza primero con los hechos. Y ahí es donde el pensamiento apestoso está mal–comienza con los sentimientos primero: “¿Cómo me siento?” En vez de preguntar, “¿Qué dice Dios?” dice, “¿Cuál es su opinión?”, o “¿Cuál es su punto de vista?”, o “yo creo”, “yo siento.” Y todas esas cosas están en una situación donde tiene primero la emoción. Y luego al relacionarse con otra gente llega a ser algo en lo que se une, en un grupo. Y veremos cómo esto se relaciona después.

 

Aquí en Éxodo 20:1, Dios comienza los Diez mandamientos con hechos.  Los Diez mandamientos son hechos. ¿Qué dice Dios? No importa la opinión de los seres humanos. Pero hoy, el pensamiento apestoso tiene a toda la gente en que si usted cree en Dios, cree en la Palabra de Dios, entonces ese es su punto de vista. Pero realmente no es su punto de vista, es el punto de vista de Dios. Dios es el autor de ella. Él es Quien la hizo.

 

Verso 1: “Y Dios habló todas estas palabras, diciendo, “Yo soy el SEÑOR su Dios, Quien los sacó de la tierra de Egipto, de casa de esclavitud. No tendrán otros dioses delante de Mí.” ¡Es un hecho! Él no le pregunta cómo se siente. No pide que haga votación. Un hecho: “Yo soy Dios.” Eso es lo que Dios dice. Luego continua, “No harán para sí mismos ninguna imagen esculpida, o ninguna semejanza de cualquier cosa que esté en los cielos arriba, o que esté en la tierra abajo, o que esté en las aguas bajo la tierra. No se inclinarán a ellas, ni les servirán, porque Yo, el SEÑOR su Dios soy un Dios celoso, visitando la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de aquellos que Me odian. Pero mostrando misericordia a miles de aquellos que Me aman y guardan Mis mandamientos” (Éxodo 29:1-6).  Hecho: Usted debe tener primero a Dios, luego puede tener sentimiento, emoción y eso estará bien.

 

Vayamos a Deuteronomio 6 y lo muestra justo aquí. Dios siempre pone hechos primero. ¿Qué tenemos en Deuteronomio 5? Nuevamente la entrega de los Diez mandamientos, ¿cierto? Y eso es lo que significa Deuteronomio–la segunda entrega de la Ley. Y el pueblo era bien intencionado. Oh, todos los seres humanos somos bien intencionados, ¿cierto? Todos deseamos hacer bien. Todos tenemos autoestima y demás. Ellos dijeron, “Todo lo que Dios ha dicho haremos.” Y Dios dijo, “¡Oh, que hubiera tal corazón en ellos que Me temieran y guardaran todos Mis mandamientos siempre, para que pudiera irles bien a ellos y a sus hijos para siempre!” (Deuteronomio 5:29). 

 

Deuteronomio 6:1: ““Estos son los mandamientos, los estatutos, y los juicios los cuales el SEÑOR nuestro Dios ordenó enseñarles para que puedan hacerlos en la tierra a donde van a poseerla, que puedan temer al SEÑOR su Dios [esto es muy importante porque demasiada gente le teme a hombres en vez de a Dios], guardar todos Sus estatutos y Sus mandamientos los cuales les ordeno, usted, y su hijo, y el hijo de su hijo, todos los días de su vida, y para que sus días puedan ser prolongados. Oye por tanto, Oh Israel, y se diligente a ello, para que pueda irles bien,…” (Deuteronomio 6:1-2). Pero usted ve y Satanás tiene al mundo convencido en vanidad, y el razonamiento de seres humanos los tiene convencidos que Dios no quiere que les vaya bien. Porque eso incide con la lujuria. Y la lujuria es lo que hace que la mente humana trabaje. Es por eso que el pensamiento apestoso y la emoción van juntas. Porque la lujuria es una emoción.

 

Continuando, “…y que puedan multiplicarse grandemente, como el SEÑOR Dios de nuestros padres les ha prometido, en la tierra que fluye con leche y miel.” Ellos tenían todo lo que necesitaban. Verso 4, “Oye, Oh Israel. Nuestro único Dios es el SEÑOR, el SEÑOR. Y amarán al SEÑOR su Dios con todo su corazón y con toda su alma y con toda su fuerza" (vs. 2-5).  Entonces primero tiene hechos y luego emoción. Eso es lo que es importante.

 

A Satanás no le gusta eso en absoluto. Él viene con una contra-verdad. Veremos esto en un poco. Falsos hechos. Él viene con hechos mal aplicados, y recurre a los sentimientos y emociones. Esto es muy fácil de hacer con los seres humanos. Muy fácil. Veamos como los seres humanos se ven a sí mismos. Veamos cómo trabaja y funciona la mente humana. Y así Satanás es capaz de sintonizarse con eso. Sin ningún problema. Él es el príncipe del poder del aire y tiene su mensaje saliendo en toda forma de medio, y toda palabra impresa y todo lo que sale. Es por eso que la verdad es tan escasa. Y a causa de este pensamiento apestoso es por lo que Jesús dijo, “¿Cuando regrese el Hijo de hombre, hallará fe en la tierra?” No, no la hallará. ¿Por qué? Porque la gente no está deseosa de ir a Dios. Cuando va a Dios hay algo profundo que tiene que pasar.

 

Vayamos a Hebreos 11. Esto es muy profundo porque cuando va a Dios, está yendo a Dios, no está yendo a otro ser humano. Cuando va a Dios debe ser en los términos de Dios solamente, porque Dios es Verdad. Y cuando va a Dios, usted debe creer, y eso significa que no debe tener sus pensamientos los cuales lo exaltan en contra de Dios, porque eso es lo que Satanás quiere que haga–exaltar sus pensamientos y los pensamientos humanos en contra de la Palabra de Dios y la Verdad de Dios.

 

Hebreos 11:6: “Ahora, sin fe es imposible agradar a Dios.…” Necesita entender esto. Es por eso que las religiones de este mundo están deshaciéndose de Dios. Aunque todas están uniéndose en emoción humana, no tienen en absoluto fe en Dios. Entonces ellos no pueden agradar a Dios. “…Porque es obligatorio para aquel que viene a Dios creer que Él existe, y que Él es un galardonador de aquellos que diligentemente lo buscan.” Esto es lo importante que es profundo. Usted no puede agradar a Dios sin fe porque debe creer. Pero esa creencia está basada en hechos—no tan solo emociones. Todas las creencias basadas en emociones terminan en problema. ¿Por qué llegan a ser problema? 

 

Vayamos a Proverbios 14. Aquí está la forma en que el hombre piensa. Esta es la manera que es con el hombre. Verso 12: “Hay un camino el cual parece recto al hombre, pero el fin del mismo es el camino de muerte.” Esta todo envuelto en su pensamiento emocional y la forma en que hace las cosas, y entonces Satanás está justo allí guiándolo a eso.

 

Jeremías 17:9 dice “El corazón es engañoso sobre todas las cosas, y desesperadamente malo; ¿Quién puede conocerlo?” Ve la mente humana con toda su imaginación y funciona todo el tiempo. Puede: o poner las palabras de Dios y hacerlo en la forma de Dios, o exaltar sus pensamientos e ideas, y sus caminos. Y donde entra el problema real en la iglesia, es cuando el pensamiento humano y el método dialectico están soldados con algo de la Palabra de Dios. Como dice Dean Gotcher, usan aquellas Escrituras que son amigables. No usan las que dicen que la Palabra de Dios es afilada y poderosa. No usan la Palabra de Dios que dice que todos los pecadores que no se arrepientan van a ir al lago de fuego–no, esas no son amigables. Y conocemos la Escritura que dice “…la mente carnal es enemistad contra Dios, porque no está sujeta a la ley de Dios; ni en verdad puede estarlo” (Romanos 8:7), y esta es naturaleza carnal movida por emoción escogiendo su propio camino y rechazando el hecho de que Dios existe, y rechazando ir a Él. 

 

Vayamos a Proverbios 16:2. A pesar de todo esto, todo hombre piensa que es recto. Es increíble. Eso lleva a muerte. Proverbios 16:2: “Todos los caminos del hombre son limpios en sus propios ojos…” En otras palabras justificado en sus propios ojos, porque ve lo que pasa con el pensamiento apestoso, para tener esa clase de pensamiento apestoso con toda la emoción involucrada y rechazando los hechos, tiene que ser un proceso de pensamiento el cual lo justifica. Así todo camino del hombre es limpio en sus propios ojos y él se justifica a sí mismo. Ahora, verso 3, el otro lado, “Encomienda tus obras al SEÑOR, y tus pensamientos serán establecidos” (Proverbios 16:2-3). Entonces esto nos dice cómo hacerlo. Tiene que ir primero a Dios.

 

Veamos cómo trabaja Satanás. Vayamos a Génesis 3. Esto resalta algunas cosas muy importantes porque así es como el pensamiento emocional comienza y como Satanás viene con contra-verdades, viene con otros hechos y artefactos. Esto significa–como veremos aquí, que Satanás viene y él es un facilitador. Satanás no viene y dice, “Soy el diablo, apártese de mí.” Viene y dice, “Usted sabe que Dios es un poquito duro en esto, ¿cierto? ¿Cómo se siente por eso? Eva, ¿es eso correcto?” A la mujer le dijo, “¿Es verdad que Dios ha dicho, ‘No comerán de ningún árbol del jardín?’” (Génesis 3:1). Y por supuesto, Satanás al facilitar, quería crear conflicto. Entonces él creó un conflicto porque eso significa que Eva tendría que ir y corregirlo. Y veremos lo que Satanás hace después. Esto es llamado un diálogo. Y quiero que recuerde el término “dialogo para consenso” porque eso es usado en el mundo, y esa es la forma de Satanás. Todos los colegios, los gobiernos, los negocios lo usan hoy. Diálogo para consenso. “¿Cómo se siente por eso?  ¿Dijo Dios en verdad eso?”

 

Y la mujer dijo a la serpiente, “Podemos comer libremente del fruto de los árboles del jardín, Pero del fruto del árbol el cual está en medio del jardín, Dios ciertamente ha dicho, ‘No comerán de el, ni lo tocarán, no sea que mueran.’” O esto fue una instrucción mayor de Dios, o es algo que Eva adicionó. Entonces ahora está dialogando con él. Ella tiene sus emociones involucradas y ha caído en la trampa. “Y la serpiente dijo a la mujer, “¡Al morir, ciertamente no morirán!…” Ahora tenemos una crisis, ¿cierto? Tenemos un conflicto. ¿A quién le va a creer? ¿Va a creerle a Dios, su Creador? ¿O va a creerle a Satanás el diablo, quien es el que viene con contra-verdad? ¿Por qué digo contra-verdad? Porque hay cierta verdad en lo que él dice, pero la verdad no está definida como Dios llama verdad. Esta es una de las cosas favoritas que hace Satanás, redefinir la verdad. Y luego usted piensa que es cierto, y entonces la verdad llega a ser relativa. La verdad llega a ser cualquier cosa que usted piense que es correcto. Y eso es pensamiento apestoso. Él dice, “…Porque Dios sabe [entonces Él está reteniendo algo de usted] que en el día que coman de el, entonces sus ojos serán abiertos, y serán como Dios, decidiendo el bien y el mal.”” Y en vez de hacer como Cristo, decir “Sal de aquí Satanás,” ella “…vio que el árbol…” Ahora, esta emocionalmente involucrada. Ha hecho un compromiso aquí. Ha hecho un compromiso de ir en contra de Dios porque sus emociones la están llevando “…era bueno para comida, y que era placentero a los ojos [es bueno, me gusta], y un árbol para ser deseado para hacerlo a uno sabio,…” Después de todo, ¿no queremos ser sabios? ¿No somos todos personalidades madurando, y no tenemos más autoestima al ser sabios? “…tomó de su fruto y comió. También le dio a su esposo con ella, y él comió. Y los ojos de ambos fueron abiertos,…" (vs. 2-7), esto es, entendieron el mal.

 

Lo que en verdad hicieron ellos aquí fue rechazar al verdadero Dios por el contra-dios—Satanás el diablo—el dios de este mundo. Rechazaron el hecho de lo que Dios dijo en verdad y fueron por sus emociones e hicieron lo que Dios les dijo que no hagan. Porque como ve, si va tan solo por los hechos sin tener sus emociones involucradas no va a ir con la respuesta emocional de hacer eso. Entonces lo hicieron. Aquí, Satanás es el facilitador. Ellos dialogan para tener consenso. Se pusieron de acuerdo. Y Adán se la llevaba con su esposa–y él fue maldito por obedecer la voz de su esposa. Y fueron justificados en lo que estaban haciendo, y luego aquí hay un término que es usado hoy en la psicología moderna—fueron transformados. Lo fueron. Fueron transformados en una imagen hecha según Satanás el diablo en vez de ser transformados en una imagen según Dios. Esta es la imagen mental. 

 

Esto creó toda clase de problemas, ¿cierto? Vino la muerte. Dios dio la sentencia. ¿Qué hicieron? ¿Qué pasa cuando es llevado por emociones porque ha rechazado los hechos? Lo primero que hace es decir, “¿Cómo puede hacerme responsable por esto?” Adán dijo, “Fue la esposa que me diste. Tú la hiciste.” Y la mujer dijo, “Es la serpiente…” Y esa es la manera en que lo hace la naturaleza humana. Entonces tenemos ahora pensamiento apestoso malvado. Y la imaginación del corazón del hombre es solo mal continuamente desde su juventud, como encontramos en Génesis 6, 8 y 11. ¿Y qué pasa en Génesis 11? Ya cubrimos esto ayer donde cualquier cosa que imaginaran hacer serían capaces de hacer.

 

Veamos más ejemplos de pensamiento apestoso. Vayamos a Éxodo 14. No solo esto es pensamiento apestoso, sino que adiciona otro elemento el cual es el pensamiento de grupo. Usted va a tener o pensamiento de Dios, o pensamiento individual o pensamiento de grupo o pensamiento de Satanás. Pero va a tener pensamiento. Es por eso que necesita estar pensando en la forma en que Dios piensa. Es por eso que necesita tener la Palabra de Dios inscrita en su corazón y mente. Y eso es lo que es el Nuevo Pacto, ¿cierto? El Nuevo Pacto está diseñado, como dice, “‘Yo daré Mis leyes dentro de sus corazones, y las inscribiré en sus mentes; y sus pecados e ilegalidad no recordaré nunca más’” (Hebreos 10:16-17), de modo que puede ser cambiado en la dirección correcta en la que Dios quiere que sea cambiado, y transformado.

 

Aquí en Éxodo 14, después de todos los milagros que Dios les mostró, librándolos de la casa de esclavitud, guiándolos, llevándolos al Mar Rojo y parecía que estaban atrapados, y usted conoce la historia. Faraón descendió, y los hijos de Israel se vieron emocionalmente involucrados, ¿cierto? Olvidaron el hecho de que Dios estaba justo allí en la nube y en el pilar de fuego. “Oh, aquí viene el enemigo.” Verso 10: “Y cuando el Faraón se acercó, los hijos de Israel levantaron sus ojos. Y, he aquí, los egipcios marchaban tras ellos. Y ellos estaban muy asustados. Y los hijos de Israel clamaron al SEÑOR.” Para quejarse, no para suplicar al Señor que los salvara. Note, “Y le dijeron a Moisés, “¿Nos has sacado para morir en el lugar desolado porque no habían tumbas en Egipto?” Pura emoción. Ni un hecho en absoluto. La emoción le hará cegar sus ojos a los hechos. “…¿Por qué has tratado de esta forma con nosotros para sacarnos de Egipto? ¿No te dijimos esta palabra en Egipto, diciendo, ‘Déjanos solos para que podamos servir a los egipcios?’ porque hubiera sido mejor para nosotros servir a los egipcios que morir en el lugar desolado” (Éxodo 14:10-12). Ahora, además de pensamiento apestoso tiene otro elemento involucrado—pensamiento de grupo, emoción en grupo. Y una vez tiene esta dinámica involucrada entonces está determinado a agradar al grupo en vez de agradar a Dios. Y entonces termina temiendo al hombre en vez de temer a Dios. Entonces Dios les dijo lo que necesitaban hacer.

 

Veamos otro ejemplo de pensamiento apestoso aquí en el libro de Éxodo, y veremos como todo esto trabaja. Éxodo 32. Usted conoce la historia. Dios dijo, “Moisés, sube aquí y te daré una ley, y tendré todo escrito para ti.” Previamente el pueblo dijo, “Todo lo que Dios ha dicho haremos.” Y fue sellado con un sacrificio de animales, ¿cierto? Y la sangre derramada sobre el libro del pacto, y sobre el pueblo. Entonces ya habían dicho que lo harían. Ahora, Moisés sube allí y Dios comienza a darle las instrucciones y demás. Éxodo 32:1: “Y cuando la gente vio que Moisés demoraba en bajar de la montaña, entonces la gente se reunió a Aaron, y le dijo, “¡Levántate! Haznos dioses los cuales irán delante de nosotros, porque este Moisés, el hombre que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos que ha llegado a ser de él.”” Nuevamente tenemos pensamiento en grupo. Todo emocional, no basado en el hecho que Dios es amor, es graciable, es misericordioso, es bondadoso, Dios nos sacó, nos trajo aquí, nos ha alimentado, nos ha cuidado. Dios está con nosotros en todo lo que hacemos. Esperaremos aquí por Moisés. Esos son hechos. Emoción es: “Me pregunto ¿qué le pasó? ¿Qué vamos a hacer ahora sin Moisés? Tal vez está muerto en la montaña, quien sabe. Necesitamos tener dioses que nos guíen.” En este caso tuvieron un facilitador, y fue Aaron. Y Aaron sabía mejor pero fue atrapado en esto, ¿cierto? Sí. 

 

Y Aaron les dijo, “Rompan los aretes de oro los cuales están en las orejas…”, y demás. “Y toda la gente rompió…”, verso 3. “Y él los tomó de su mano, y lo forjó con una herramienta de grabado, e hizo un becerro fundido. Y ellos dijeron, “Estos son sus dioses, Oh Israel, quienes los sacaron de la tierra de Egipto.”” Lo cual fue una mentira. Pero como ve, cuando satisface emociones debe inventar una mentira para justificar lo que está haciendo porque las emociones no están basadas en hechos en primer lugar. Eso es lo que pasó aquí. “Y cuando Aaron vio el becerro, construyó un altar delante de el. Y Aaron hizo una proclamación y dijo, “Mañana es una fiesta al SEÑOR.”” Y aquí hay algo que es cierto. La gente quiere clamar el nombre de Dios pero hacer lo de ellos—eso es vivir en pecado. “Y se levantaron temprano la mañana siguiente, y ofrecieron ofrendas quemadas, y trajeron ofrendas de paz. Y el pueblo se sentó a comer y a beber, y se levantó a jugar” (vs. 2-6). 

 

Usted conoce el resto de la historia. Dios le dijo a Moisés, “Desciende.” Moisés descendió y ¿qué pasó? Todo eso estaba pasando, él quebró las tabletas donde Dios escribió los Diez mandamientos. Y luego Moisés dijo, “¿Quién está del lado del SEÑOR? Venga a mí.” Y la tierra se abrió y trago a los otros. Un hecho es que Dios es Todopoderoso. Lo que pensamos, y planeamos, y lo que hacemos como seres humanos para hacernos sentir bien en un nivel emocional no tiene nada que ver con verdad y realidad. Porque está rechazando a Dios, no está siguiendo la verdad, no está haciendo las cosas en la forma que Dios quiere.

 

Hubo pensamiento apestoso cuando enviaron a espiar la tierra, ¿cierto? Diez de ellos volvieron y dijeron, “Bu-hu, aquellos son grandes, nunca lo haremos…” Josué y Caleb dijeron, “Vean los hechos, Dios es Dios. Él destruirá al enemigo. Serán como saltamontes delante de nosotros.” Estuvieron emocionales y tuvieron una gran emoción toda la noche. Y finalmente Moisés recibió el mensaje de Dios, “Lo que necesitas hacer es decirles, ya que me acusan de todo esto y no harán lo que les digo que hagan, van a tener un año por cada día de exploración de la tierra y van a vagar 40 años.” Y dijeron, “Oh no, no queremos eso. Iremos. Seremos buenos. Pelearemos.” Moisés dijo, “No vayan. Dios no está con ustedes.” “Iremos.” Vea toda la emoción. ¿Qué pasó? Subieron y murieron muchos. Pensamiento apestoso.

 

Vayamos a I Samuel 8. Veamos algunas cosas concernientes a como siempre pasa el pensamiento apestoso. Y esto también es pensamiento de grupo. Puede que haya algo de verdad en esto, pero la solución es incorrecta. Dios nunca quiso que tuvieran un rey como las naciones alrededor. Verso 4: “Y todos los ancianos de Israel se reunieron ellos mismos [decisión de grupo, pensamiento de grupo] y vinieron a Samuel a Ramá. Y le dijeron, “He aquí, eres viejo [eso es cierto], y tus hijos no caminan en tus caminos [eso es cierto].…” En vez de decir, “¿Por qué no hechas a tus hijos? ¿Por qué no levantas algunos hombres rectos quienes servirán a Dios?” No–la emoción toma hechos verdaderos y los tuerce para un propósito o una agenda para tener algo que Dios no quiere que tenga. “…Ahora haznos un rey para juzgarnos como todas las naciones”” (I Samuel 8:4-5). “Queremos ser como todos los demás.” Y esa es exactamente la forma en que Satanás ha guiado al mundo en creer que todos deben llegar a ser uno. Y eso va a pasar con este pensamiento apestoso.

 

Pero la cosa fue mala a los ojos de Samuel cuando dijeron, “Danos un rey para juzgarnos.” Y Samuel oró al SEÑOR. Y el SEÑOR dijo a Samuel, “Oye a la voz del pueblo en todo lo que te dicen, porque no te han rechazado, sino Me han rechazado, que Yo no debería reinar sobre ellos” (vs. 6-7). Este es un ejemplo clásico de pensamiento apestoso. Tomando algunos hechos ciertos, mezclarlos con emoción y sentimientos heridos, y salir con una decisión absolutamente incorrecta, y entonces rechazar a Dios. Este es todo el proceso dialectico de ir de verdad a contra-verdad hasta una decisión incorrecta y rechazar a Dios.

 

Vayamos a I Samuel 15 y veremos más pensamiento apestoso. Auto justificación basada en la lujuria del corazón, la lujuria de los ojos y querer ir en contra de Dios y todavía justificarlo. Verso 1: “Y Samuel le dijo a Saúl, “El SEÑOR me envió a ungirte para ser rey sobre Su pueblo, sobre Israel. Y ahora escucha a la voz de las palabras del SEÑOR. Así dice el SEÑOR de los ejércitos, ‘Castigaré a Amalec por eso que le hizo a Israel, como se colocó contra él en el camino cuando subió de Egipto. Ve ahora y golpea a Amalec, y destruye completamente todo lo que ellos tienen, y no los perdones. Sino mata hombre y mujer, infante y lactante, buey y oveja, camello y burro.’ ” Y Saúl reunió al pueblo y los contó en Telaim, doscientos mil hombres de a pie y diez mil hombres de Judá. Y Saúl vino a una ciudad de Amalec y estaba en espera en el valle. Y Saúl dijo a los kenitas, “¡Váyanse! ¡Partan! Desciendan de entre los amalecitas, no sea que yo los destruya a ustedes con ellos, porque usted mostraron bondad a todos los hijos de Israel cuando subieron de Egipto.” Entonces los kenitas partieron de entre los amalecitas. Y Saúl golpeó a los amalecitas desde Havila, como va a Shur, lo cual está arriba a través de Egipto.” Entonces esta fue una batalla bastante extensa. “Y él tomó vivo a Agag el rey de los amalecitas.…” (I Samuel 15:1-8). Ahora vamos a ver el pensamiento apestoso justificándolo, porque se involucró emocionalmente. “No es justo matar a toda esta gente. Y después de todo el rey es un buen trofeo.”

 

“…Y completamente destruyó a todo el pueblo con el filo de la espada. Pero Saúl y el pueblo perdonaron a Agag y lo mejor de las ovejas…” (vs. 8-9), lo cual Dios dijo que mataran. El hecho es lo que Dios dijo. La gente va por el  “¿Cómo me siento?” “Esta es una buena oveja, no creo que debamos matarla. No creo que a Dios le importe si tomamos los bueyes, y los engordados y todo lo bueno y no destruirlos. Sino todo lo que sea vil lo destruiremos. Sí, nos desharemos de esos. Dios no quiere eso.” Y así es como la gente piensa. Cuando Dios da una orden, Él sabe lo que dice. Es un hecho. Cuando la emoción viene y dice, “Dios, no  me gusta ese hecho u orden,” entonces tiene pensamiento apestoso. Y está usando sus emociones, y su vanidad, y su naturaleza carnal para ir en contra de Dios. Eso es lo que pasó aquí.

 

Verso 10: “Y la palabra del SEÑOR vino a Samuel diciendo, “Me arrepiento que he colocado a Saúl como rey, porque él se ha vuelto de seguirme y no ha ejecutado Mis mandamientos.” Y esto afligió a Samuel, y suplicó al SEÑOR toda la noche.”  Entonces Samuel se volvió emocional en esto, ¿cierto? Porque Saúl dio la espalda. Entonces él subió a reunirse con él. Verso 13: “Y Samuel fue a Saúl. Y Saúl le dijo, “Tú eres bendito del SEÑOR [debe ser amigable aquí]. He ejecutado el mandamiento del SEÑOR [de acuerdo a mi vista].” Y Samuel dijo, “Entonces ¿qué es este balido del rebaño en mis oídos? ¿Y qué es el sonido de la manada el cual escucho?” Y Saúl dijo, “Ellos…”  Así como Adán y Eva hicieron. Saúl dijo, “…Y Saúl dijo, “Ellos los han traído de los amalecitas, porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de los bueyes para sacrificar al SEÑOR tu Dios.…” (vs. 10-11, 13-15). “¿No es esto maravilloso? Piensa en cuan de buen corazón somos. Todos estamos involucrados emocionalmente en este proyecto maravilloso para servir al Señor con lo mejor.”

 

“…Y el resto hemos destruido completamente.” Y Samuel le dijo a Saúl, “Espera y te diré lo que el SEÑOR me ha dicho esta noche.” Y él le dijo, “Habla.” Y Samuel dijo, “Cuando tú eras pequeño en tu propia vista, ¿no llegaste a ser la cabeza de las tribus de Israel? Y el SEÑOR te ungió rey sobre Israel. Y el SEÑOR te envió en el camino y dijo, ‘Ve y destruye completamente a los pecadores, los amalecitas, y pelea contra ellos hasta destruirlos.’ ¿Por qué entonces no obedeciste la voz del SEÑOR?…” Piense en eso. “…¿Por qué volaste sobre el despojo e hiciste lo malo en la vista del SEÑOR?”” (vs. 15-19). Mientras que pensaban que estaba mal hacer lo que Dios dijo. Entonces el máximo fin de todo este proceso es, que usted se deshace de Dios y termina haciendo lo que cree que es lo mejor, y volteando todo al revés. Veremos esto en tan solo un minuto. 

           

Verso 20: “Y Saúl dijo a Samuel, “Sí, he obedecido la voz del SEÑOR, y he ido en el camino el cual el SEÑOR me envió [técnicamente, él descendió el valle, eso es correcto], y he traído a Agag el rey de Amalec, y he completamente destruido a los amalecitas. Pero [No es mi culpa Samuel] el pueblo tomó del despojo, de los rebaños y la manada, lo mejor de las cosas dedicadas a destrucción, para sacrificar al SEÑOR tu Dios en Gilgal”” (vs. 20-21).  Entonces allí lo tenemos “Estoy justificado.” 

 

Verso 22 es la clave. Aquí esta lo que Dios piensa del pensamiento apestoso. “Y Samuel dijo, “¿Tiene el SEÑOR gran deleite en ofrendas quemadas y sacrificios como en obedecer la voz del SEÑOR? He aquí, ¡obedecer es mejor que sacrificio! Prestar atención es mejor  que lo gordo de carneros, porque rebelión es como el pecado de brujería, y terquedad es como iniquidad e idolatría. Porque has rechazado la palabra del SEÑOR, ¡Él también te ha rechazado de ser rey!”" (vs. 22-23). ¿Dios entiende lo que Él dice? ¿Cuál es una de las primeras cosas que el facilitador dice concerniente a la doctrina de Dios? “Dios no quiso decir eso.” Y así una de las metas de Satanás es destruir la Palabra de Dios con las Biblias de la Nueva Era, como lo dijimos ayer. 

 

Verso 24: “Y Saúl dijo a Samuel, “He pecado,…” ¿Estaba realmente preocupado de que pecó? No. “…porque he desobedecido el mandamiento del SEÑOR y tu palabra porque temí al pueblo y obedecí su voz.” Usted o le teme a Dios o le va a temer a la gente. Va  a hacer la manera de Dios o lo va a hacer a la manera humana, y si lo hace a la manera humana entonces está entrando en acuerdo por consenso a través de diálogo. Puede incluso hacer eso en su mente. Puede incluso dialogar con usted mismo para tener consenso de que debería pecar. Consenso significa una justificación para algo, en ese sentido. Ahora, en el mundo consenso puede significar: si todos en este cuarto están de acuerdo en un punto de esta agenda impresa, entonces dicen que “estamos de acuerdo por consenso.” Dios no opera de esa manera. Vean, lo que él hizo, obedeció su propia voz en vez de a Dios. La pregunta es: ¿a quién temerá usted? ¿A hombre o a Dios? 

 

Y ahora por favor perdona mi pecado y vuelve conmigo de modo que pueda adorar al SEÑOR.”” Entonces aquí él quería lucir bien en los ojos de la gente. “Y Samuel le dijo a Saúl, “No volveré contigo, porque has rechazado la palabra del SEÑOR, y el SEÑOR te ha rechazado de ser rey sobre Israel.” Y como Samuel se giró para salir, Saúl se aferró de la falda de su túnica, y la rasgó. Y Samuel le dijo, “El SEÑOR ha rasgado el reino de Israel de ti este día, y lo ha dado a un prójimo tuyo quien es mejor que tú. Y también la Gloria de Israel no mentirá ni se arrepentirá, porque Él no es un hombre que debería arrepentirse.” Entonces él dijo, “He pecado. Por favor hónrame ahora delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelve conmigo. Y adoraré al SEÑOR tu Dios”” (vs. 25-30). Y así lo hizo. Entonces Samuel incluso dialogó con él y hablaron de hacer la adoración de lo que él hizo. La forma en que Samuel adoró a Dios fue que tomó la espada y cortó en piezas a Agag. Terminó el trabajo que debió haber sido hecho.

 

(Pase a la siguiente pista)

 

Cuando toma esta clase pensamiento apestoso, el cual Dios llama rebelión y brujería, veamos lo que pasa. Y aquí esta como esto pasó en el mundo porque parece tan bueno y correcto. Vamos a Isaías 5. Todo se voltea, y lo que Dios dice es bueno ahora es llamado malo, y lo que es llamado por Dios malo llega a ser bueno. Entonces por tanto, cuando esta clase de pensamiento tiene lugar en donde acepta emocionalmente a los demás y su relación con otras personas en el grupo es más importante de lo que Dios piensa, entonces tiene una desviación bajando y bajando así como en la sociedad, y no hay verdad, no hay bondad, no hay justicia, no hay nada.

 

Isaías 5 muestra el resultado de esto. Verso 20: “¡Ay de aquellos que llaman al mal bien y al bien mal; que ponen oscuridad por luz y luz por oscuridad; que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! ¡Ay de aquellos que son sabios a sus propios ojos, y prudentes a su propia vista!” (Isaías 5:20-21). Todo por emoción. Todo rechazando a Dios. Todo con pensamiento apestoso. Eso es lo que pasa en todo esto. Y cuando está tratando con algo que requiere hechos, primero ponga a un lado sus emociones haga que tenga los hechos. Porque les digo, una forma de conocer si realmente quiere hacer o no es esta: si usted dice en su mente concerniente a alguien más, “sé lo que están pensando” o “conozco sus pensamientos,” ha pecado contra Dios porque ha puesto su emoción y su percepción, y sus sentimientos por delante de los hechos. Si quiere saber cómo piensa una persona, vaya y pregúntele. Luego será capaz de hacer un juicio. Si no le pregunta, está haciendo un juicio basado en emoción. La emoción no lo va a llevar al Reino de Dios. Primero debe tener hechos, porque vea en la sociedad de hoy, todo es emoción. Y están resbalando en sus definiciones, en sus términos.

 

Verso 22: “¡Ay de aquellos que son poderosos para beber vino, y hombres de fuerza para mezclar bebida fuerte: Quienes justifican al malo por un soborno, y quitan la justicia del justo de él!” (vs. 22-23). Porque la gente recta, si se para por la verdad, es llamada “negativo, divisivo, odioso, intolerante, sin entendimiento, sin sentimientos.” Ahora sabe porque Dios tiene que destruir virtualmente todo este mundo. Porque han sido enseñados el proceso dialéctico con el pensamiento apestoso en donde ni siquiera tiene que decirles que rechacen a Dios, lo hacen automáticamente porque Dios es removido de la escena. Son dados a sus propios mecanismos.

 

Verso 24: “Por tanto como el fuego devora el rastrojo, y la llama quema la paja; su raíz será como podredumbre, y sus flores subirán como polvo porque han desechado la ley del SEÑOR de los ejércitos [hecho, verdad, ley, Dios], y despreciado la Palabra del Santo de Israel.” Emoción–“No siento.” “No creo.” O, “Yo creo esto.” “Tengo verdad que es relevante para mí. Usted tiene verdad la cual es relevante para usted.” Y todo eso es sentimiento. Y está despreciando la Palabra del Santo de Israel. Todo eso es sentimiento y emoción. 

 

Sus creencias entonces son una forma de pensamiento. Entonces tenemos verdad, la cual es Dios, Su Palabra, Su justicia. Luego tiene la contra-verdad, o la anti-verdad lo cual es ¿qué piensa? ¿Cómo se siente? Y eso sale como ser tolerante. Entonces hoy tenemos una sociedad pervertida que Dios llama Sodoma y Egipto, en donde ahora la homosexualidad está bien. “¿Cómo se siente por eso? ¿Qué piensa de eso?” Incluso hicieron que los Boy Scouts quiten los requerimientos para sacar homosexuales. Porque dialogan, dialogan para consenso. ¿Cómo se siente? 

 

Lo que pasa con esto, usted ha escuchado de un cambio de paradigma. Un paradigma equivale a la forma en que piensa. La forma de pensamiento. Y hemos visto lo que pasa aquí. Y eso pasó en la Universal. Una de las primeras cosas que hicieron fue cambiar la definición de cuando comienza el día del ocaso a la oscuridad, y eso los justificaba para comenzar a cambiar una doctrina tras otra. Incluso tenían ministros a los que les lavaban el cerebro tanto que volvían y decían, “Hermanos, vamos a tener un cambio de paradigma.” ¿Qué es paradigma? Un paradigma es la forma en que piensa. En otras palabras volvían y decían, “Hermanos, vamos a cambiar su pensamiento. Vamos a darles pensamiento apestoso. Vamos a darles pensamiento emocional en vez de pensamiento basado en la Palabra de Dios.” Y eso es lo que pasó.

 

La forma en que fueron capaces de hacerlo fue esta: tiene la verdad en una mano–Dios es Verdad. Luego toma un paso. Poco a poco son hechas estas cosas y esto es llamado transición. Comienza a quitar énfasis en la Palabra de Dios. Acorta la longitud de los sermones. Tiene historias y emoción humana en ellos. Tiene muchos cantos y mucha alabanza, y muchas de estas cosas continúan de modo que tiene su pensamiento cambiado y así puede cambiar la creencia. Pero hace esto un paso a la vez. Entonces llega a ser un punto de vista humano, relaciones humanas, sentimientos. “Usted sabe, están haciendo esto por nuestro bien.” Bingo–lo atrapan. “¿Cómo piensa? ¿Cómo siente? ¿Cuándo cree que sería un buen tiempo para tener la Fiesta de Tabernáculos? Pensamos que este sería un buen tiempo para tener la Fiesta, no cuando Dios lo dice.” Por supuesto, no dicen eso. “Pero así esto será más conveniente para los niños y las vacaciones de verano, tengámosla a mediados de agosto. ¿No suena esto bien?” Todo eso es pensamiento apestoso y está atrapado, ha ido en transición y ahora va a ir a transformación. Y transformación es cuando usted llega a estar solidificado y justificado en su nueva rebelión contra Dios que es buena, recta, maravillosa y todo es perfecto. Esa es la forma en que piensa el mundo. Cuando lo cogen en emoción y en pensar de esa forma, un paso a la vez, y lo apartan de Dios, entonces ¿hubo un cambio de paradigma? El cambio de paradigma fue tan radical que tiraron su creencia, y el Sábado y los Días Santos y ahora tienen el domingo, la navidad, easter y todo eso, como si fuera un derribamiento planeado y determinado por Satanás el diablo y sus agentes.

 

Necesita entender eso. Satanás está ocupado, activo, está engañando a este mundo y Satanás es el único quien está detrás de todo esto. Es el único quien lo causa y quien lo voltea. Lo que quiero pedirle que haga es parar y pensar sobre cómo puede deshacerse de cualquier pensamiento apestoso que tenga.

 

Veamos como Cristo manejó esto. Vayamos a Mateo 4 donde Él tuvo Su confrontación con Satanás el diablo directamente. Porque Él tenía que ser tentado, en realidad más que nosotros, aunque fue tentado en todo punto como nosotros. Note como lo manejó. Jesús siempre iba a los hechos. Nunca se rindió a los sentimientos. Entienda eso. Debe tener los sentimientos correctos, la emoción correcta pero primero debe tener los hechos.

 

Verso 1: “Entonces Jesús fue llevado al lugar desolado por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y cuando había ayunado por cuarenta días y cuarenta noches, después estuvo famélico.” Él no quiso apoyarse en absoluto en cualquier fortaleza humana que tuviera. Esta fue una batalla espiritual de tal proporción que toda la eternidad colgaba de esta tentación por la que pasó. “Y cuando el tentador vino a Él, dijo, “Si eres el Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan.””  Note lo que respondió. “Pero Él respondió y dijo, “Está escrito, ‘El hombre no vivirá de pan solamente, sino de cada palabra que procede de la boca de Dios’ ”” (Mateo 4:1-4). Entonces Él no permitió a Satanás involucrarlo emocionalmente para decir, “Sí, soy el Hijo de Dios.” Ni siquiera respondió esa pregunta, ¿cierto? Cristo no dialogó con Satanás como lo hizo Eva, ¿cierto? No. ¿Qué hizo? Respondió con la Escritura, con hechos, con verdad, con la estancia de Dios. 

 

Note: “Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa y lo colocó sobre el borde del templo, y le dijo, “Si eres el Hijo de Dios, échate Tú mismo abajo; porque está escrito ‘Él mandará Sus ángeles concerniente a Ti, y ellos Te llevarán en sus manos, no sea que hieras Tu pie contra una piedra.’ ”” Esa es una cita correcta, pero mal aplicada, porque no puede tomar las promesas de Dios y usarlas para su orden. Esto es, por sus acciones. Dios tiene esto en caso de algo que le pueda pasar en la forma de un accidente, pero no deliberadamente tentando a Dios. Es por eso que Él dijo, verso 7: “Jesús le dijo, “De nuevo, está escrito, ‘No tentarán al Señor su Dios,’” (vs. 5-7). Entonces Jesús estaba diciendo que si Él lo hiciera Él tentaría al Señor Dios al hacerlo. Satanás no está preocupado en tentar a Dios. Ya lo ha hecho. Esto no aplica a Satanás. 

 

Después de esto, el diablo lo llevó a una montaña extremadamente alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, y le dijo, “Todas estas cosas Te daré, si cayeras y me adoras”” (vs. 8-9). Va a recompensarlo por hacerlo. “Mira, aquí esta. No tienes que pasar por la crucifixión Jesús, lo puedes tener ya.” Esa es la forma en que lo hace Satanás, ¿cierto? Téngalo ya. No espere al matrimonio para el sexo, hágalo ya. Tenemos clínicas, drogas, abortos. Hágalo ya. Se siente bien hacerlo. No tiene que preocuparse por obedecer a sus padres, son viejos y no son buenos. Están siguiendo a Dios. ¿Quiénes son ellos para decirle que hacer? Usted tiene derechos. Sí, tiene a la corte, agentes, profesores, todos ellos subvertidos por Satanás el diablo quien va a liberarlo en esclavitud espiritual." 

 

Verso 10: “Entonces Jesús le dijo, “¡Vete Satanás! Porque está escrito, ‘Adorarán al Señor su Dios y a Él solo servirán’ ”” (vs. 10). Esto no está diciendo que Satanás adorará a Dios porque él no lo hará. Satanás quiere ser adorado como dios. Pero Jesús está diciéndose a Él mismo, citando la Palabra de Dios, por Su comportamiento, Su internalización, por lo que Él estaba haciendo. “Adorarán al Señor su Dios y a Él solo servirán.” Jesús ni siquiera se sirvió Él mismo. Es por eso que Jesús ayunó 40 días y noches de modo que esa sería la forma que Él no podía apoyarse en nada de Sí mismo.

 

Vamos a Juan 5. Veamos cómo debemos ajustarnos nosotros mismos en la misma forma en que Jesús se conformó Él mismo. Verso 19: “Por tanto, Jesús respondió y les dijo, “Verdaderamente, verdaderamente les digo, el Hijo no tiene poder para hacer nada por Sí mismo,…” y esto significa, de sí mismo. Jesús podía hacer cualquier cosa que Él quisiera, pero eso entonces llegaría a ser pecado. Eso sería rebelión. Eso sería motivado en el sí mismo en vez de Dios. “…sino únicamente lo que ve hacer al Padre. Porque cualquier cosa que Él haga, estas cosas también hace el Hijo en la misma manera.

 

Bajemos al verso 30: “Yo no tengo poder para hacer nada de Mi mismo; pero como oigo, juzgo; y Mi juicio es justo porque no busco Mi propia voluntad sino la voluntad del Padre, Quien Me envió.” Y esa es la clave. ¿Cuál es su voluntad? ¿Es su voluntad ir en su camino o en el camino de Dios?  ¿O tomar una posición intermedia y tomar lo que cree que es mejor del camino de Dios y mezclarlo con su propia voluntad? Si Cristo no hizo eso y no haría eso, ¿que nos hace pensar que podemos hacer eso? Dije hace cierto tiempo, que la psicología es de Satanás el diablo y lo es con seguridad. Porque el proceso de pensamiento dialectico, el pensamiento apestoso, viene de Satanás el diablo. 

 

¿Cuál cree que es la voluntad de Dios? ¿Realmente quiere la voluntad de Dios en su vida, sea para bien o para mal? ¿Sea para felicidad o tristeza? ¿Qué es lo que usted quiere? Y tenemos que determinar eso cada día mientras avanzamos. Porque como ve, si vamos a estar en el Reino de Dios, y si vamos a comenzar a enseñarle a la gente en el milenio como ir en el camino de Dios, lo primero que hacemos ahora es hacer el camino de Dios y Su voluntad. Y hermanos, todos necesitamos ir al lugar que David escribió en el Salmo 119:128: “Por tanto estimo ser correctos todos Tus preceptos concernientes a todas las cosas, y odio todo falso camino.”  ¿Ha llegado usted a ese proceso de pensamiento? ¿O esta aun mezclando la Palabra de Dios con pensamiento apestoso? ¿Está yendo en emociones o en hechos? Tiene sus emociones correctamente expresadas en amar a Dios en la forma que debería, amando a su esposa o esposo, amando a su prójimo, a los hermanos en una forma correcta porque tiene los hechos de lo que Dios es y lo que es la Verdad y como eso está siendo hecho. 

 

Vayamos a II Corintios 10. Y esto es lo que necesitamos hacer. También debemos tener esto, y así es como puede hacerlo, al tener la determinación para no hacer su voluntad sino la de Dios. Veremos que Cristo no dejó ningún pensamiento malo en Su mente. Nosotros somos diferentes porque somos llamados de un mundo que está lleno de maldad. Tenemos naturaleza humana, tenemos esta contínua justificación del sí mismo, y el mal, y auto engaño y todo eso todo el tiempo, ¿cierto?  Cuando somos llamados y nos arrepentimos y bautizamos y recibimos el Espíritu de Dios, aquí está lo que debemos hacer. 

 

Entendamos esto: mucha gente no entiende la forma de crecer y vencer y no entienden la Verdad de Dios, el camino que deberían seguir. Entonces Pablo escribió aquí. II Corintios 10:1, “Ahora, yo Pablo estoy personalmente exhortándolos con la mansedumbre y gentileza de Cristo. Por un lado, cuando estoy presente con ustedes soy bajo; pero por otro lado, cuando estoy ausente soy atrevido hacia ustedes. Pero estoy suplicándoles para que, cuando esté presente, pueda no tener que ser atrevido con la confianza con la cual intento mostrar atrevimiento hacia algunos, quienes piensan que estamos caminando según la carne.” Si hay algo que debe tener un ministro o profesor, es que no puede caminar de acuerdo a la carne. Y sin embargo, a través de todo este proceso dialectico, incluso los ministros se han justificado a sí mismo por años y años de mentira y cometiendo adulterio y haciendo cosas en contra de Dios las cuales no son rectas. Eso es caminar de acuerdo a la carne. Pablo dijo, “No pensemos de nosotros como estando caminando de acuerdo a la carne. No lo estamos. No use el dialogo dialectico para consenso para llegar al entendimiento.”

 

Verso 3: “Porque aunque caminamos en la carne, no guerreamos de acuerdo a la carne. Porque las armas de nuestra guerra no son carnales,…” No puede usar razonamiento humano, emoción humana y pensamientos humanos para vencer pensamientos humanos, emociones y razonamiento humano. “…sino poderosas a través de Dios para el derrocamiento de fortalezas,  [y la más grande fortaleza es esta mente que tiene] echando abajo vanas imaginaciones, y toda cosa alta que se exalta a sí misma contra el conocimiento de Dios, y trayendo a cautividad todo pensamiento a la obediencia de Cristo;…" (vs. 3-5).  Y esa es la forma en que lo vence. Esto es el pensar de Dios, si pudiéramos ponerlo de esa forma. Veremos el pensamiento humano en tan solo un minuto, y luego el pensar de Satanás. Entonces está el pensar de Dios, el pensar humano y el pensar de Satanás. Justo ahora estamos viendo el pensar de Dios.

 

Vayamos a Filipenses 2. Hermanos, veamos lo máximo que necesitamos tener. Lo que Dios quiere que tengamos, que hagamos, como debemos pensar, y como se deshace del pensamiento apestoso. Filipenses 2:5, “Esté esta mente en ustedes, la cual estuvo también en Cristo Jesús;…” Así es como se deshace del pensamiento apestoso. Deje que la mente de Cristo esté en usted. Que Él lo guie. Que el Espíritu Santo lo guíe. Que la Palabra de Dios esté en su corazón y mente, que usted viva por ella, que piense con ella. Cuantas veces he dicho a través de los años que necesita llegar al conocimiento de las Escrituras de modo que puede pensar con las Escrituras. No tan solo pensar en ellas, sino pensar con la Palabra de Dios. Eso entonces llega a ser su proceso de pensamiento. Eso entonces es verdad, es justicia, es bondad. Eso es lo que Dios quiere. 

 

Luego será capaz de hacer esto. Vayamos a Romanos 12:1, y vamos a ver como Dios quiere esto hecho. Y hermanos, creo que cuando lo entiende en verdad, nunca va a ver televisión, el periódico, las noticias, nada más, porque todo eso es diálogo para consenso. Cuando ve las noticias es diálogo para consenso. Tienen un grupo de gente sentada hablando de tópicos, y este piensa algo y el otro piensa otra cosa. ¿Y que tienen? Diálogo. Y si alguien viene y da una opinión dogmática, “Usted es de mente cerrada, intolerante.” Esa es la forma en que es. Este mundo ha intimidado al cristianismo, tomado control de él, y ha tomado control de la iglesia de Dios y casi la ha destruido. Necesitamos despertar.

 

Romanos 12:1: “Los exhorto por tanto, hermanos, por las misericordias de Dios, a presentar sus cuerpos como un sacrificio vivo, santo y bien agradable a Dios, el cual es su servicio espiritual. No se conformen ustedes mismos a este mundo,…” con su pensamiento apestoso satánico, justificación guiada por emociones–no se conforme a este mundo. “…sino sean transformados por la renovación de sus mentes para que puedan probar lo que es bien agradable y bueno, y la perfecta voluntad de Dios” (Romanos 12:1-2). Porque como veremos, Dios nos ha llamado a perfección. Eso es lo que necesitamos hacer. Así es como podemos pensar como Dios. 

 

Veamos más del pensar humano. Veamos las cosas humanas. Cubrimos algo de esto pero quiere agregar un poquito mostrando como piensan los humanos en relación a Dios. Mucha gente dice, “Dios, Te llamaré cuando Te necesite. Pero justo ahora no Te necesito.” Cuando necesite a Dios, tal vez Él no estará al otro lado de la línea. Tal vez no lo escuchará. Viene un tiempo cuando a Jeremías se le dijo “Ni siquiera ores por este pueblo, no escucharé.” Entonces, Dios tiene que ser lo primero y primordial. Vayamos a Mateo 8 y veamos más sobre la auto justificación, parte de este pensamiento apestoso humano. Y Cristo nunca se dio a eso. Ni siquiera cuando hubo una profunda necesidad emocional, porque la Palabra de Dios, la Verdad de Dios y el camino de Dios es más grande que cualquier necesidad emocional que alguien tenga, y necesita entender eso.

 

Mateo 8:18: “Pero cuando Jesús vio grandes multitudes a Su alrededor, les ordenó a Sus discípulos partir al otro lado. Y un cierto escriba vino a Él y dijo, “Maestro, Te seguiré a donde sea que puedas ir.”” ¿No pensaría usted que Jesús buscaba seguidores? ¿No sería algo encomiable? No, porque el motivo no sería el correcto. El motivo sería para el sí mismo. “Entonces Jesús le dijo, “Los zorros tienen madrigueras, y las aves del cielo tienen nidos; pero el Hijo de hombre no tiene lugar para colocar Su cabeza.” ” Ahí lo tiene. Él le respondió con hechos. Y el hombre no dijo, “Oh, eso es bueno. Estoy deseoso de hacerlo.” No. “Y otro de Sus discípulos le dijo, “Señor, permíteme primero ir y enterrar a mi padre.” ” Esa es una necesidad emocional, ¿cierto? Su padre acaba de morir. Ciertamente, si Cristo tuviera corazón, compasión, amor, seguramente diría, “Está bien, ve y entierra a tu padre y cuando estés listo, ven.” ¡No! ¿Qué dijo? “Pero Jesús le dijo, “Sígueme, y deja a los muertos enterrar sus propios muertos” ” (Mateo 8:18-22).

 

Veamos más de pensamiento apestoso. Vayamos a Mateo 16:21: “Desde ese momento Jesús comenzó a explicar a Sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén, y sufrir muchas cosas de los ancianos y sacerdotes jefe y escribas, y ser asesinado, y ser levantado al tercer día. Pero después de tomarlo aparte, Pedro personalmente comenzó a reprenderlo, diciendo,…” – pensamiento apestoso. “Señor, no dejaremos que eso Te pase.” “…Dios será favorable a Ti, Señor. En ninguna forma Te pasará esto.”” Nuevamente, razonamiento emocional. “Entonces Él volteó y le dijo a Pedro, “¡Ponte detrás de Mí, Satanás! Eres una ofensa para Mí, porque tus pensamientos no están de acuerdo con las cosas de Dios, sino con las cosas de hombres”” (Mateo 16:21-23).  Pensamiento apestoso.

 

Vayamos al capítulo 15 y veamos otro caso. Después que Él dijo, “…Me adoran en vano, enseñando por doctrina los mandamientos de hombres”” Verso 10: “Y después de llamar a la multitud a Él, les dijo, “Oigan, y entiendan. Eso lo cual entra en la boca [hablando físicamente, comida física] no profana al hombre; sino eso lo cual sale de su boca, esto profana al hombre.” Entonces Sus discípulos vinieron a Él y dijeron, “¿Te das cuenta que los fariseos fueron ofendidos cuando oyeron este dicho?” Pero Él respondió y dijo,…” “Oh ¿que estoy haciendo? Esta es una situación política dura. Todos Mis amigos, los fariseos están ofendidos. Esto es terrible. ¿Por qué no los buscan y se disculpan y hacemos otra reunión? Eso debe funcionar.” ¡No! “Pero Él respondió y dijo, “Toda planta que Mi Padre celestial no ha plantado será desarraigada. Déjenlos solos. Ellos son líderes ciegos de ciegos. Y si el ciego guía al ciego, ambos caerán dentro del hoyo.”” (Mateo 15:9-14). Así es como Él trató con el sentimiento humano. Todas estas cosas tienen que ver con emoción, o política, u ofensa, o con agradar a alguien más. Con eso, usted entra al pensamiento en grupo. Todos los escribas y fariseos tenían pensamiento en grupo todo el tiempo, ¿cierto? Ellos planeaban. Tenían un concejo para esto, uno para aquello, uno para la otra cosa y todo eso es pensamiento en grupo. Y el pensamiento en grupo siempre llega al más bajo común denominador de aguar la Palabra de Dios. Dios quiere libre elección para adorar y amar a Dios primero. Y entonces la emoción de amarlo, y luego a otras personas y a los hermanos. Entonces cuando se reúne en un grupo, todos están pensando con el pensar de Dios en vez del pensar humano, si pudiera ponerlo de esa forma, y entonces serán uno a causa del Espíritu de Dios, y no porque planee cosas en cómo llevársela con un grupo o un consenso de comité. Eso es importante de entender.

 

Vayamos a II Corintios 4 y veamos qué pasa cuando hay una agenda escondida, cuando la gente mezcla emociones y pensamiento humano con la Palabra de Dios para alcanzar una forma diferente de pensamiento, o un cambio de paradigma, aunque usan la Palabra de Dios, aunque pueda sonar convincente para el ingenuo. Es por eso que debe conocer la Palabra de Dios. Verso 1: “Por tanto, teniendo este ministerio, de acuerdo a como hemos recibido misericordia, no somos pusilánimes. Porque hemos renunciado personalmente a las cosas escondidas de ganancia deshonesta [eso es el camino de pensar carnalmente], no caminando en mañosa astucia [sin agenda], ni manipulando la Palabra de Dios engañosamente;…” (II Corintios 4:1-2). Y eso es lo que pasa cuando tiene este pensamiento de grupo. ¿No manejaban engañosamente la Palabra de Dios los fariseos y sumos sacerdotes? Sin duda. Incluso remplazaron la Palabra de Dios con sus propias tradiciones. Cuando la Universal fue derribada, ¿no hacían lo mismo? ¡Sí! Manejaban la Palabra de Dios engañosamente y metieron filosofías de este mundo, y trajeron juntas todas esas cosas y las mezclaron con pensamiento satánico y mostraremos lo que pasó con eso. Hemos cubierto el pensar de Dios, el pensar humano y ahora veremos el pensar de Satanás.

 

Vayamos a Juan 8. Aquí esta como piensa Satanás. Aquí está la forma en que él es capaz de engañar. Juan 8:38. Jesús dijo, “Yo hablo las cosas que he visto de Mi Padre, y ustedes hacen las cosas que han visto de su padre.” Ellos respondieron y le dijeron, “Nuestro padre es Abraham.” Jesús les dijo, “Si ustedes fueran hijos de Abraham, harían las obras de Abraham. Pero ahora buscan matarme, un hombre que les ha hablado la verdad, la cual he escuchado de Dios; Abraham no hizo esto.” Como ve, cuando alguien vienen con la verdad y es confrontado directamente con pensamiento satánico, creen que es un intolerante, tosco, cruel y sin entendimiento. De eso es lo que lo acusaron a Él. Pero Jesús dio la verdad, verso 41: “Ustedes están haciendo las obras de su padre.” Entonces ellos le dijeron, “Nosotros no hemos nacido de fornicación [ve, no pueden enfrentar la verdad, tienen que lanzar una acusación]. Tenemos un Padre, y ese es Dios.” Por tanto, Jesús les dijo, “Si Dios fuera su Padre, Me amarían, porque Yo salí y vine de Dios. Porque no he venido de Mí mismo, sino que Él Me envió. ¿Por qué no entienden Mi discurso? Porque no pueden soportar oír Mis palabras.” ¿Por qué no oirían la Palabra de Dios? ¿Por qué es tan duro para el mundo oír la Palabra de Dios? Por la misma cosa: “Ustedes son de su padre el diablo, y la lujuria de su padre desean practicar. Él fue un asesino desde el principio, y no se ha estado en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando sea que habla una mentira, está hablando de sí mismo; porque es un mentiroso, y el padre de ellas. Y porque Yo hablo la verdad, ustedes no Me creen” (Juan 8:38-45).    

 

Este es el pensar de Satanás. ¿Y cuál es el resultado final? ¿Qué pasa con el pensar de Satanás cuando viene de esta forma y la gente está totalmente llena de eso? Vayamos a Romanos 1 y veamos qué pasa. Hace algún tiempo recomendé que todos vuelvan a leer Las Dos Babilonias de Alexander Hislop. Hice caso de mi propio consejo y estoy asombrado de tanto que hay allí. Es tremendo. Recomiendo que lo consiga, porque hubo un tiempo cuando Dios se reveló a toda la humanidad después del diluvio. Ellos sabían del diluvio, sabían del camino de Dios y cuando la rebelión con Cus, Nimrod y Semiramis tuvo lugar junto con Tamuz u Horus, hicieron exactamente lo que Romanos 1 dice aquí. Veámoslo. Verso 18: “Ciertamente, la ira de Dios es revelada desde el cielo sobre toda impiedad e injusticia de los hombres que suprimen la verdad en injusticia;…” Y eso es lo que pasa cuando entra en pensamiento dialectico. La forma en que los hombres piensan, mantienen la Palabra de Dios en injusticia al decir, “Bien, esa es su opinión.” Usted tiene su opinión, el hindú tiene la de él, el musulmán tiene la suya, los católicos también, los ortodoxos la de ellos y los pentecostales y protestantes también. Y todas esas son verdad igual. Incluso el Dalai Lama dijo, “Yo soy cristiano.” Que disparate.

 

“…Porque eso que puede ser conocido de Dios es manifiesto entre ellos, porque Dios se los ha manifestado; porque las cosas invisibles de Él son percibidas desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que fueron hechas—Su eterno poder y Divinidad—de modo que no tienen excusa;…” Cuando entra en este pensamiento satánico, está sin excusa. Está completamente pervertido. Y eso es lo que está pasando en este mundo. Está pasando en toda la sociedad, en cada capa de ella. Es por eso que tenemos maldad en los jóvenes hoy. “…Porque cuando conocieron a Dios, no lo glorificaron como Dios, ni fueron agradecidos; sino se hicieron vanos en sus propios razonamientos, y sus tontos corazones fueron oscurecidos.…” Porque dialogaron para consenso y rechazaron a Dios. “Mientras profesaban a sí mismos ser los sabios [como Adán y Eva, “Oh, sabemos”], se hicieron tontos,…” Porque cada vez que alguien dialoga para consenso para deshacerse de Dios o de la Palabra de Dios, son tontos. Y cuando eso pasa en la iglesia, para subvertir la iglesia, Dios los va a hacer responsables y el juicio está sobre sus cabezas, así como estuvo sobre sus cabezas aquí. A causa de lo que hicieron cuando llegaron a ser tontos, “…Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en la semejanza de una imagen de hombre corruptible,…” Jesús es tan solo un hombre. Dios es tan solo un hombre. “…y de aves, y criaturas de cuatro patas, y cosas rastreras. Por esta causa, Dios también los abandonó a la inmundicia a través de la lujuria de sus corazones, a deshonrar sus propios cuerpos entre ellos mismos,…” (vs. 19-24). Y así es como tiene una sociedad matriarcal homosexual.

 

Aquí esta lo que hicieron, verso 25: “…quienes intercambiaron la verdad de Dios por la mentira; y adoraron y sirvieron a la cosa creada más que Aquel Quien es el Creador, Quien es bendito en las eras. Amén. Por esta causa, Dios los abandonó a pasiones vergonzosas;…" (vs. 25-26). Y ahora estamos en una sociedad libertina. Lea el resto de Romanos 1 porque esto es lo que pasa cuando llega a ser un hijo del diablo. Y hay hijos del diablo, como cubrimos recientemente. Le sirven al diablo.

 

Voy a leer algo sobre pensamientos cambiantes. Usted va o a temerle a Dios Quien dice que usted no puede hacer esto, o temerle al hombre que dice, “Eso no hace diferencia. Haga lo que sea que se sienta bien, si cree que es correcto, si en su opinión es algo bueno, hágalo.” Y lo que a Satanás le gusta es llevarlo a la zona gris, para cambiar su comportamiento. Y cuando lo cambia, usted cambia su creencia. Le garantizo que aquellos que dejaron el Sábado y ahora abrazan el domingo han cambiado su creencia. No creen más en el. 

 

Satanás hace esto poco a poco, medio paso a la vez. No da un paso completo porque sabe que es demasiado dolor para soportar. Entonces esto es llevado por sentimientos. ¿Recuerda cuando partieron la iglesia en pequeños grupos, y se sentarían por ahí y dialogarían unos con otros y hablarían? Todo eso era para cambiar su pensamiento. Es para justificar el nuevo comportamiento, y como hacerlo por el grupo, la sociedad y uno mismo. Todo eso fue necesario. Entonces al justificarse ellos mismos para llegar a su pensar de hombre, de grupo, de Satanás para justificarse a sí mismos y llegar a ser adaptables entonces su comportamiento cambia cuando ve los potenciales y posibilidades y lo que puede ser. En vez de un matrimonio en la forma que Dios quiere, llega a ser una sociedad en la forma que el mundo quiere. En vez de la iglesia siendo gobernada por Cristo Quien es la Cabeza, ahora es “¿Qué cree usted? ¿Qué siente? ¿Cómo ve esta Escritura?” y todo eso, entonces llega a estar desilusionado y termina con una nueva creencia.

 

Entonces, cuando llega a la forma en que el mundo es y deja la Palabra de Dios por fuera, Satanás está justo allí para facilitar el hombre. Y él va a quitar la verdad, y va a quitar conocimiento y lo va a remplazar con sentimientos y con contra-verdad, anti-verdad, con otros hechos. Y como ve, luego llega al punto que no puede oír la verdad. Entonces, ¿cuál es el resultado final? ¡Confusión! ¿Están los colegios en confusión? Sí. ¿En el mundo, están las iglesias en confusión? Sí. ¿En la iglesia de Dios? Sí. ¿Hay confusión en el gobierno? ¡Sí! ¿Hay confusión casi que en todo lo que hay en el mundo? Sí. ¿Por qué? Porque están siguiendo sus sentimientos. Y si los siguen, ¿entonces qué pasa? Llegan al punto que no tienen moral, no tienen verdad, llegan a estar completamente inadaptados. Es por eso que hay tantos adolescentes que son candidatos para suicidio, porque tienen sus mentes absolutamente destruidas con pensamiento apestoso, música apestosa, educación apestosa, padres apestosos y todo. Y llenaron sus mentes con todo eso y luego agregaron drogas. Es algo tremendo. 

 

El pensamiento que es importante es este: no puede servir a Dios y al pensamiento apestoso. Vayamos a Mateo 6. Lo dice justo aquí. Verso 22: “La luz del cuerpo es el ojo. Por tanto, si su ojo está sano [hacia Dios, Su Palabra, hacia la verdad], su cuerpo entero estará lleno de luz.” Porque no está nublado con pensamiento apestoso. “Pero si su ojo es malo [y nublado con pensamiento apestoso], su cuerpo entero estará lleno de oscuridad. Por tanto, si la luz que está en ustedes es oscuridad, ¡Cuán grande es esa oscuridad!” ¿Y quién es el señor de la oscuridad? Satanás el diablo. Esto muestra un individuo completamente cautivo en el pensamiento satánico. Luego dice, verso 24: “Nadie es capaz de servir a dos maestros; porque odiará a uno y amará al otro, o se sujetará a uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y a mamon” (Mateo 6:22:24). No puede servir a Dios con pensamiento humano. No puede servir a Dios al poner primero las emociones. Debe tener los hechos y las emociones adecuadas de modo que el pensamiento apestoso nunca opera.

 

Recuerdo cuando esto entró en la iglesia, esta clase de pensamiento apestoso. Incluso golpeó al líder superior, porque fue convencido. Iban a sacar una revista llamada “El increíble potencial humano,” y esto es todo el proceso del pensamiento dialectico llevado a primer plano, donde deja a Dios por fuera y se enfoca en el potencial humano. Estoy seguro que Herbert Armstrong quería resaltar cómo los hombres llegarán a ser los hijos de Dios, pero ve, todo eso fue bloqueado y él fue controlado para no hacer eso. Y el proyecto final que salió fue pensamiento apestoso. Esa es una de las razones por las que renuncié hace 20 años.

 

Entendamos algo sobre el pensamiento apestoso y el servir a dos maestro. Vayamos a II Corintios 6 y veamos lo que Pablo dice. Veamos cómo, hermanos, con la Palabra de Dios debemos tener singularidad en nuestro pensamiento. Singularidad de Cristo en nosotros. Singularidad de hacer las cosas en la forma que Dios quiere. Sí, tenemos una emoción adecuada. Sí, tenemos amor porque del amor de Dios cuelga toda la ley y los mandamientos y todo lo que Dios hace. Sin duda. II Corintios 6:14: “No se unan desigualmente con incrédulos.…” Esta es otra forma de decir “No traigan el pensamiento apestoso del mundo.” No tan solo siendo unidos desigualmente con incrédulos. “…Porque ¿qué tienen en común la justicia y la ilegalidad?...” Y sin embargo este es el proceso que usaron para derribar a la Universal, derribar a los Adventistas del Séptimo día, y derribar a las iglesias protestantes que se paraban por algo de la verdad y moral, derribadas por pensamiento apestoso al traer injusticia. “…Y ¿qué compañerismo tiene la luz con la oscuridad? Y ¿qué unión tiene Cristo con Belial? O ¿qué parte tiene un creyente con un incrédulo? Y ¿qué acuerdo hay entre un templo de Dios y los ídolos?...” Es por eso que la Basílica de San Pedro está llena de ellos. De modo que el que tiene ojos para ver y oídos para oír entenderá que esa es la oficina central de Satanás. Llena de ídolos. “…Porque ustedes son un  templo del Dios vivo, exactamente como dijo Dios: “Viviré en ellos y caminaré en ellos; y seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo” (II Corintios 6:14-16). 

 

Es como los hijos de Israel en los tiempos de Elías. Usted sabe, Elías vino y dijo, “¿Cuánto tiempo dudan entre dos opiniones?” El camino de Dios llegó a ser una opinión. “Si Baal es Dios sírvanle. Si el SEÑOR es Dios, sírvanle.” Y ni siquiera tuvieron una respuesta. Eran tan absolutamente laodiceanos y embriagados en sus caminos de querer tener a Dios, clamar a Dios, pero vivir en pecado. Y usted sabe lo que pasó. Así mismo, la iglesia de Dios hoy tiene que tomar una decisión. Y comienza con cada uno. ¿Qué acuerdo tiene Dios, o alguno de nosotros con Satanás el diablo? Ninguno. ¿Con el pensamiento del mundo? Ninguno. Dios nos ha llamado para cambiar, ser convertidos, arrepentirnos.

 

Por tanto, salgan de en medio de ellos y sepárense,” dice el Señor, “y no toquen lo impuro [no piensen en eso], y Yo los recibiré; y seré un Padre para ustedes, y ustedes serán Mis hijos e hijas,” dice el Señor Todopoderoso” (vs. 17-18). Eso es lo que Pablo pensaba de esto. Como ve, eso es lo que tenemos que hacer. Tenemos que deshacernos de ese pensamiento satánico puro de autoestima, y de construir el ego, lo cual ignora a Dios, leyes y reglas, y tenemos que dejar de ir alrededor pensando en cómo nos estamos sintiendo. Debemos ir por los hechos. Ponga los sentimientos en el lugar correcto, con la emoción correcta. Usted debe estar en conformidad con lo que Dios dice.

 

Vayamos a II Timoteo 1, y veamos lo que Pablo escribe a Timoteo. ¿Qué debemos tener? ¿Cómo nos deshacemos del pensamiento apestoso? Es por el Espíritu de Dios. Vamos a Dios. En Isaías 1 Dios dice, “Vengan, razonemos juntos.” La forma de razonamiento de Dios es “Yo soy Dios, y ustedes se arrepienten.” Esa es la forma en que usted razona con Dios. Él perdonará, será misericordioso. Dejar de hacer el mal y aprender a hacer el bien. Así es como razona con Dios. Cuando dialoga con Dios es “Oh Dios, perdóname” en vez de “¿Dios, cómo puedo justificarte esto?” Necesitamos el Espíritu de Dios para hacer esto.

 

Vayamos a II Timoteo 1:6: “Por esta razón, te aconsejo que avives el don de Dios que está en ti…” Y necesitamos hacer esto. Les digo, vamos a ser llevados como muñecas de papel si no tenemos el Espíritu de Dios y no nos paramos por la verdad. “…por la imposición de mis manos. Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor,…” hacia hombres o hacia lo que harán. Él dijo, “No teman lo que el hombre pueda hacerles.” “… sino de poder, y de amor, y de mentalidad sana" (II Timoteo 1:6-7). No de pensamiento apestoso. Y debemos aprender a pensar correctamente con la Palabra de Dios. Debemos tener la clase correcta de amor.

 

También necesitamos entender esto y lo dice también Dean Gotcher. Quien quiera que defina los términos para usted, controla su vida. ¿Está Dios definiendo los términos para usted al vivir por cada Palabra de Dios? O dice, “Creo, siento, me parece” en vez de lo que dice Dios. Hay algo más que necesita entender. Vayamos a Lucas 13. Necesitamos arrepentirnos de esto hermanos, todos nosotros. Me he examinado y ciertamente ahora más que nunca entiendo plenamente porque falló cuando dejamos la Universal y comenzamos la Biblica. ¿Quiere saber por qué? Porque tuvimos comités, y acuerdo por consenso y no sabía nada de que si eso era bueno o malo. Y Dios tuvo que tratar severamente con eso para destruirlo todo porque estaba mal. Se fue en picada realmente rápido. Y Dios me removió de eso. Y estoy feliz de eso. Cuando eso pasó no sabía en realidad que iba a pasar. Pero tuve que arrepentirme de eso. Y he tenido que ver que no vaya adelante y haga cosas a su manera y le ponga el nombre de Dios a eso y diga que está haciendo la voluntad de Dios. No funcionará.

 

Lucas 13:1: “Ahora, al mismo tiempo, estaban allí presentes algunos quienes le estaban diciendo acerca de los galileos, cuya sangre Pilato había mezclado con sus sacrificios.” Y la gente decía, “Se lo merecían porque Dios no permitiría que eso pasara. Deben haber sido pecadores.” No. “…Y Jesús respondió y les dijo, “¿Ustedes suponen que estos galileos eran pecadores por encima de todos los galileos, porque sufrieron tales cosas? Les digo que no; pero si ustedes no se arrepienten, todos perecerán igualmente. O aquellos dieciocho sobre quienes cayó la torre de Siloé, y los mató, ¿suponen ustedes que estos eran deudores por encima de todos los hombres que vivían en Jerusalén? Les digo que no; pero si ustedes no se arrepienten, todos perecerán igualmente”” (Lucas 13:1-5). Hermanos, necesita haber una separación completa de pensamiento apestoso de nuestra forma de hacer las cosas. Y eso tiene que comenzar en nuestras vidas individualmente. Necesita preguntarse, ¿cuánto pensamiento apestoso tengo? ¿Cuánto he operado basado en emoción? ¿Cuánto me he dejado llevar por la multitud? ¿Cuánto he dialogado para consenso para justificar incluso mis propios pecados en mi propia mente?

 

Vayamos al capítulo 14. Aquí está lo que necesitamos hacer. Esto es lo que Jesús nos dice que hagamos. Verso 25: “Y grandes multitudes iban con Él; y Él se giró y les dijo,…”  Jesús les dijo exactamente lo opuesto de lo que querían escuchar. Él no dijo, “Oh esto es amoroso, dulce y bueno. Estoy feliz de tantos que decidieron seguirme. De esta forma no estaré mas solo.” No. Él dijo, “…“Si alguno viene a Mí y no odia a su padre, y madre, y esposa, e hijos, y hermanos y hermanas, y, además, también su propia vida, no puede ser Mi discípulo.” Y eso significa imposibilidad. Esto es lo mismo que hemos estado hablando antes, que si sigue a Dios y Sus caminos va a ser tenido como odioso, rudo, poco cooperativo y que no se preocupa cuando tiene que escoger entre Dios y los otros. Esto puede tener el significado de amar a Dios más en comparación, pero también tiene el significado que ellos lo tienen a usted como que odia a los demás. Eso es duro porque como ve, si pone emociones primero no va a querer hacer eso. Pero si pone a Dios primero, lo hará. “Y quienquiera que no cargue su cruz y venga tras de Mi no puede ser Mi discípulo;…” (Lucas 14:25-27). Entonces allí está claramente.

 

Vayamos a Mateo 10 y veamos lo mismo. Hermanos, esto es tan importante porque les digo, a menos que tengamos esta clase de pensamiento, ¿cree que vamos a estar en el Reino de Dios? ¿Cree que vamos a gobernar como reyes y sacerdotes bajo Cristo si no nos deshacemos de nuestro pensamiento apestoso? Mateo 10:34: “No piensen que he venido a traer paz sobre la tierra; no vine a traer paz, sino espada.” Y la Palabra de Dios es una espada de dos filos muy afilada. Corta toda emoción. “…Porque he venido a colocar a un hombre en desacuerdo contra su padre, y a una hija contra su madre, y a una nuera contra su suegra. Y los enemigos de un hombre serán aquellos de su propia familia. Aquel que ame a padre o madre más que a Mí no es digno de Mí; y el que ame a hijo o hija más que a Mí no es digno de Mí. Y aquel que no tome su cruz y Me siga no es digno de Mí. Aquel que ha encontrado su vida la perderá, y aquel que ha perdido su vida por amor a Mi la encontrará” (Mateo 10:34-39). Sí, usted puede encontrar una existencia cómoda en el mundo, ¿cierto? ¿Al ir con el mundo? ¡Sí! Pero ve, eso no es lo que Dios dijo. No es la forma en que debe ser. 

 

Vayamos a Proverbios 3 y aquí esta no que necesitamos hacer. Y hermanos, esto es muy importante porque necesitamos tener la clase de pensamiento y entendimiento que viene del Espíritu de Dios y el camino de Dios. Esto es muy importante. Proverbios 3:1: “Hijo mío, no olvides mi ley,…” Este es David escribiéndole a Salomón. Pero él lo olvidó, ¿cierto? “…sino tu corazón guarde mis mandamientos; porque añadirán longitud de días, y larga vida, y paz, para ti.” Piense en esto como Dios el Padre hablándole, y Él está diciéndole esto. Y no es tan solo para larga vida que nos será añadida, sino vida eterna. “…No dejes que la misericordia y verdad te abandonen; átalas alrededor de tu cuello; escríbelas sobre la tableta de tu corazón; y así hallarás favor y buen entendimiento a la vista de Dios y del hombre. Confía en el SEÑOR con todo tu corazón,…” Ahí es donde sus emociones necesitan ser dirigidas. “…y no te apoyes en tu propio entendimiento.” Lo cual entonces es su propia forma carnal de pensamiento humano. “…En todos tus caminos reconócelo, y Él dirigirá tus caminos. No seas sabio a tus propios ojos;…” No se tiene autoestima, sino la autoestima viene del poder de Dios y el amor de Dios, y es la autoestima correcta y no confía en sus propias capacidades. “…teme al SEÑOR y apártate del mal” (Proverbios 3:1-7). Eso es lo que Dios dice.

 

Terminemos yendo a Apocalipsis 3. No vamos a golpear más a los laodiceanos excepto diciendo esto: los laodiceanos son culpables de pensamiento dialectico y dialogo para consenso, y ellos han puesto a Dios demasiado en el reino de emociones humanas en vez de Quien es Dios. Es por eso que son ciegos. No pueden ver. Es por eso que están desnudos. Y es por eso que Dios está corrigiéndolos, porque Él no quiere que continúen de esa forma.

 

Aquí en Apocalipsis 3 esta lo que Dios nos promete. Verso 10: “Porque han guardado la palabra de Mi paciencia, Yo también los guardaré de la hora de tentación la cual está a punto de venir sobre el mundo entero para probar a aquellos que viven en la tierra. He aquí, Yo vengo rápidamente; retengan eso que tienen [lo cual es la Palabra de Dios, la cual ha estado guardando fielmente y pacientemente] para que nadie pueda quitarles su corona” (Apocalipsis 3:10-11). ¿Cómo puede un hombre quitar su corona? Al entrar y hacerlo dialogar para consenso lejos de la verdad de Dios a través de emociones y necesidades humanas, y apartarlo de Dios, y entonces robará su corona.

 

Aquel que venza…” Entonces necesitamos vencer esto. Necesitamos vencer la sabiduría del mundo, la sabiduría de nuestro pensamiento, los caminos que hacemos, nuestras propias emociones y todas esas cosas que tenemos que han estado plagándonos y molestándonos y haciéndonos apartar de Dios. Tenemos que vencer. Aquí está la meta, como dije en la noche de apertura—sin visión el pueblo perece. Hermanos, aquí está la visión. Aquí está lo que necesita mirar. Aquí está lo que Dios está ofreciendo para que usted haga, vea, conozca, entienda, comprenda, lo tenga en la frente de su mente. “…lo haré un pilar en el templo de Mi Dios, y él no saldrá más; y escribiré sobre él el nombre de Mi Dios, y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual descenderá del cielo de Mi Dios; y escribiré sobre él Mi nuevo nombre. Aquel que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (vs. 12-13).

 

Entonces hermanos, deshagámonos del pensamiento apestoso.

 

Escrituras referenciadas:

1)  Apocalipsis 12:9

2)  Salmo 39:4-5

3)  Eclesiastés 3:1-10

4)  Eclesiastés 1:1-8

5)  Éxodo 20:1-6

6)  Deuteronomio 5:29

7)  Deuteronomio 6:1-5

8)  Hebreos 11:6

9)  Proverbios 14:12

10)  Jeremías 17:9

11)  Romanos 8:7

12)  Proverbios 16:2-3

13)  Génesis 3:1-7

14)  Éxodo 14:10-12

15)  Éxodo 32:1-6

16)  I Samuel 8:4-7

17)  I Samuel 15:1-30

18)  Isaías 5:20-24

19)  Mateo 4:1-10

20)  Juan 5:19, 30

21)  II Corintios 10:1-5

22)  Filipenses 2:5

23)  Romanos 12:1-2

24)  Mateo 8:18-22

25)  Mateo 16:21-23

26)  Mateo 15:9-14

27)  II Corintios 4:1-2

28)  Juan 8:38-45

29)  Romanos 1:18-26

30)  Mateo 6:22

31)  II Corintios 6:14-18

32)  II Timoteo 1:6-7

33)  Lucas 13:1-5

34)  Lucas 14:25-27

35)  Mateo 10:34-39

36)  Proverbios 3:1-7

37)  Apocalipsis 3:10-13

 

 

Atrás
Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
Otros libros
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones