| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos
Cartas del...
 2009
 2010
 2011
 2012
 2013
 2014
 2015
 2016
 2017
 2018
 2019
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Atrás
Restoring Original Christianity—for Today

Restaurando el cristianismo original—¡para hoy!

Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica

P.O. Box 1442

Hollister, California 95024-1442

(831) 637-1875

laverdaddedios.org • truthofgod.org • churchathome.org

afaithfulversion.org • theoriginalbiblerestored.org

 

Fred R. Coulter

Ministro

 

Diciembre 17, 2019

 

Queridos hermanos,

 

          Mientras entramos a una nueva década: El año romano 2020 está a punto de comenzar en la agonía de un gran tumulto. En USA estamos en medio de una “guerra de juicio político,” donde los demócratas están sumergidos en mentira en su intento de derrocar al presidente Donald Trump. Ellos rechazan las verdades obvias que están a plena vista—y son demostrables. En verdad, es fácilmente aparente que ellos están en las garras de Satanás el diablo en su intento de destruir esta nación. Oramos que la verdad prevalezca y que Dios le de a Su Iglesia el tiempo necesario para crecer y vencer, así como para predicar el Evangelio.

          En la mayoría de nuestros tiempos de vida, nunca hemos vista tal montaña de problemas y crisis confrontando al mundo entero—financiero, político y religioso. Parece que hay problemas en todo frente, lo cual afecta a casi todos en todo lugar en formas diferentes. Vea alrededor del mundo y encontrará aflicción, calamidad y dolor barriendo nación. por nación.

·                      Guerras, revueltas y disturbios

·                      Ataques terroristas y bombas

·                      Hambre y plagas

·                      Piratas y ladrones robando y saqueando

·                      Guerras comerciales

·                      Una avalancha de drogas y muertes relacionadas con las drogas

·                      Manadas de inmigrantes ilegales

·                      Clima extremo—calor y frio, sequías, incendios e inundaciones

·                      Asesinatos, tiroteos, apuñalamientos, e incremento de violencia

·                      Accidentes, males y enfermedades

·                      Depravación y perversión sexual de todas las clases

          La avalancha diaria de tales noticias es casi que abrumadora—demasiado para manejarlo. Aquellos quienes no pueden enfrentarlo ocultan sus ojos de eso, o apagan la TV y radio. Algunos se ahogan en diversiones, placeres o drogas—con la esperanza que estas miserias y calamidades de alguna forma se irán. Pero no. Esto es recordativo de la canción “Paren el mundo, me quiero bajar!”—o del Salmo sobre volar lejos como un ave para evitar los problemas y la maldad de todo frente. David escribió, “Da oído a mi oración, Oh Dios, y no Te ocultes de mi suplica. Atiéndeme, y respóndeme; estoy perturbado en mi problema y gimo en mi queja a causa de la voz del enemigo; a causa de la opresión del malvado—porque me hicieron daño, y en ira me odian. Mi corazón está dolido dentro de mí, y los terrores de muerte han caído sobre mí. Temor y temblor han venido sobre mí, y horror me ha abrumado. Y dije, “Oh, ¡que tuviera alas como una paloma! Me alejaría y estaría en descanso. He aquí, luego vagaría lejos; me alojaría en el lugar desolado. Selah. Me apresuraría a un lugar de refugio de la tormenta ventosa y la tempestad” (Salmo 55:1-8).

          Realmente sería bueno “alejarse de todo esto”—para evitar el estrés, la tensión, y frustración que estas cosas nos pueden causar. Pero en realidad, no podemos siempre hacer eso. Sin embargo, podemos enfrentar estas cosas con la fortaleza y fe de Dios el Padre y Jesucristo y el consuelo verdadero de Dios: “No te corroas a ti mismo por causa de los malhechores, y no estés envidioso contra los trabajadores de iniquidad, porque serán pronto cortados como el pasto; y marchitados como la hierba verde.

          “Confía en el SEÑOR, y haz el bien; vive en la tierra, y ama fidelidad. Deléitate en el SEÑOR, y Él te dará los deseos de tu corazón. Encomienda tu camino al SEÑOR; confía también en Él, y Él lo hará suceder. Y Él dará a luz tu justicia como la luz, y tu juicio como el mediodía.

          “Descansa en el SEÑOR, y espéralo pacientemente; no te corroas a ti mismo por causa del que prospera en su camino; por causa del que lleva a cabo acciones malignas. Cesa la ira, y abandona la cólera; no te corroas a ti mismo, eso lleva solo a maldad. Porque los malhechores serán cortados, pero aquellos quienes esperan en el SEÑOR, ellos heredarán la tierra. No es más que un poco de tiempo, y el malvado no será más; sí, considerarás diligentemente su lugar, pero él no estará ahí.” (Salmo 37:1-10).

          Jesús simplemente lo puso así: “Estas cosas les he hablado, para que en Mí puedan tener paz. En el mundo tendrán tribulación. ¡Pero sean valientes! Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

          Podemos confiar plenamente en las palabras y promesas de Jesús porque Dios está velando por nosotros: “He aquí, el ojo del SEÑOR está sobre aquellos quienes le temen, sobre aquellos quienes esperan en Su bondad, para librar sus almas de muerte y mantenerlos vivos en hambruna. Nuestra alma espera al SEÑOR; Él es nuestra ayuda y nuestro escudo, porque nuestro corazón se regocijará en Él porque hemos confiado en Su Santo nombre. Tu bondad, Oh SEÑOR, sea sobre nosotros, de acuerdo a como esperamos en Ti” (Salmo 33:18-22).

          Sí, en la cara de todas estas cosas podemos tener paz mental. A través del poder del Espíritu Santo, podemos controlar nuestras mentes y emociones y no permitir a los problemas de este mundo controlar nuestros pensamientos y sentimientos. Recuerde, los últimos días van a estar llenos de peligros y angustia, justo como es profetizado. Pero debemos vivir a través de eso—soportar hasta el fin. Y sólo podemos hacer eso con completa fe y confianza en Dios! Podemos tener paz mental cuando entendemos por la Palabra de Dios el por qué están pasando estas cosas—y comprendemos que Dios y Cristo están en control completo. Estos eventos son inquietantes y angustiantes, pero no tenemos que dejarlos controlar nuestros pensamientos y emociones.

          Necesitamos comprender que todos los problemas en el mundo son el resultado de Satanás, el pecado y la naturaleza humana. Por tanto, lo que estamos atestiguando son los juicios activos de Dios en contra de aquellos pecados—de modo que la gente pueda tener una oportunidad de arrepentirse. Pero ellos deben escoger. Si escogen continuar en pecado, los juicios de Dios llegarán a ser más y más severos—y Dios no hace acepción de personas o naciones. En Su misericordia, Dios siempre da advertencias y un espacio de tiempo para el arrepentimiento. Si la gente se arrepiente, Él honrará eso al levantar y suavizar Sus juicios.

          En el libro de Jeremías, Dios nos dice que Él siempre está activamente juzgando a las naciones. Mientras lo siguiente es específicamente dirigido a Israel, también aplica a todas las naciones: “La Palabra del SEÑOR que vino a Jeremías, diciendo, “Levántate y baja a la casa del alfarero, y allí haré que oigas Mis palabras.” Entonces bajé a la casa del alfarero, y, he aquí, él estaba trabajando en su rueda. Y la vasija que él hizo de arcilla estaba arruinada en la mano del alfarero, entonces él la hizo de nuevo en otra vasija, como le pareció bueno al alfarero hacerla.

          “La Palabra del SEÑOR que vino a Jeremías, diciendo, “Oh casa de Israel, ¿No puedo hacer con ustedes incluso como este alfarero?” dice el SEÑOR, “He aquí, como la arcilla está en las manos del alfarero, así están ustedes en Mi mano, Oh casa de Israel. Si en cualquier momento Yo hablare concerniente a una nación, y concerniente a un reino, para arrancarlo y para derribarlo, y para destruirlo; si esa nación, contra la cual he hablado, se volviera de su maldad, Yo me arrepentiré del mal que pensé hacerles.

          “Y si en cualquier momento Yo hablare concerniente a una nación, y concerniente a un reino, para construirlo y para plantarlo; si esa nación hace mal a Mi vista, y no obedece Mi voz, entonces Me arrepentiré del bien con el cual dije que les haría bien.”

          ““Entonces por tanto, habla a los hombres de Judá, y a la gente de Jerusalén, diciendo, ‘Así dice el SEÑOR, “He aquí, Yo estoy formando mal contra ustedes, y elaborando un plan contra ustedes. Vuélvanse ahora, cada uno de su mal camino, y hagan sus caminos y sus obras buenas” ’ ”” (Jeremías 18:1-11).

          Imagine si pudiera volar sobre USA, o sobre todo el mundo, y que tuviera la capacidad de Dios de saber todo lo que pasa en cada gobierno, institución y religión—en la vida de cada persona—sea buena o mala. ¿Qué vería usted?

          Sin duda, vería exactamente lo que Dios vio en Jerusalén y Judá mientras Él hablaba con Jeremías. Mientras leemos esto, podemos asemejar la ciudad de Jerusalén y Judá a Washington DC y USA, o a Londres y el Reino Unido, etc. ““Corre de aquí para allá por las calles de Jerusalén [Washington, DC], y mira ahora, y conoce, y busca en sus lugares abiertos, si puedes encontrar un hombre, si hay uno que haga justicia, quien busque la verdad; y Yo la perdonaré. [Dios esta listo para perdonar con base en arrepentimiento y conducta recta.] Y aunque ellos dicen, ‘Como vive el SEÑOR [en Dios confiamos];’ seguramente ellos juran falsamente”” (Jeremías 5:1-2).

          Jeremías responde a Dios, “Oh SEÑOR, ¿No están Tus ojos en la verdad? Los has azotado, pero no se han apenado; los has destruido, pero han rechazado recibir corrección; han hecho sus caras más duras que roca; han rechazado volver. Por tanto dije, “Ciertamente estos son pobres; son tontos; porque no conocen el camino del SEÑOR, ni el juicio de su Dios. Subiré por mí mismo a los hombres grandes, y les hablaré; porque ellos han conocido el camino del SEÑOR y el juicio de su Dios.” ¡Pero estos habían quebrado del todo el yugo y habían arrancado los lazos! Por tanto un león de la selva los matará, y un lobo de los desiertos los robará; un leopardo observará sobre sus ciudades. Todo el que salga de ellas será despedazado porque sus pecados son muchos y sus infidelidades son multiplicadas” (versos 3-6).

          Dios responde, ““¿Cómo los perdonaré [Jerusalén y Judá] por esto? Sus hijos Me han abandonado, y han jurado por aquellos que no son dioses. Cuando los había alimentado hasta la saciedad, entonces cometieron adulterio, y se juntaron en tropas en una casa de ramera.  Eran como sementales vigorosos, bien alimentados en la mañana; cada uno relinchando tras la esposa de su prójimo. ¿No debería castigar por estas cosas?” dice el SEÑOR. “¿Y no será vengada Mi alma sobre una nación tal como esta?” (versos 7-9).

          “Porque la casa de Israel y la casa de Judá se han comportado muy engañosamente contra Mí,” dice el SEÑOR. Han mentido contra el SEÑOR y dicho, “No es Él; ni tampoco vendrá mal sobre nosotros; ni veremos espada ni hambruna. Y los profetas [los ministros y profesores de hoy] se harán como viento, porque la palabra no está en ellos; así se hará a ellos”” (versos 11-13).

          Dios trató con ellos para arrepentirse—el pueblo, sus lideres, sus profetas y sacerdotes—y les advirtió volverse de sus malos caminos, sin embargo ellos rechazaron: “Pero este pueblo tiene un corazón repulsivo y rebelde; se han revelado y están apartados de Mí. Y no dicen en su corazón, “Temamos ahora al SEÑOR nuestro Dios, Quien da en su temporada tanto la lluvia temprana como la tardía; Él reserva para nosotros las semanas designadas de la cosecha.”

          “Sus iniquidades han alejado estas cosas, y sus pecados han retenido cosas buenas de ustedes. Porque entre Mi pueblo se encuentran malvados; ellos acechan, como uno que pone trampas; ellos ponen una trampa, ellos atrapan hombres. Como una jaula llena de aves, así sus casas están llenas de engaño; por tanto han llegado a ser grandes y enriquecidos. Han llegado a ser gordos, han llegado a ser pulcros. Sí, sobresalen en obras malas; no defienden la causa, la causa del huérfano, aun así prosperan; y no defienden el derecho del necesitado. ¿No los castigaré por estas cosas?’ Dice el SEÑOR. ‘¿No será vengada Mi alma sobre tal nación como esta?

          “Una cosa asombrosa y horrible ha ocurrido en la tierra. Los profetas profetizan falsamente, y los sacerdotes ejercen dominio por sus medios; y a Mi pueblo le encanta que sea así, y ¿qué harán al final de esto?’ ”” (versos 23-31).

          Los juicios de Dios no están viniendo por los pecados de unos pocos—sino por los pecados graves de la vasta mayoría. Están viniendo por toda la mentira, engaño, robo, drogadicción; por el maquinar, la traición y el engaño; por toda la codicia, las apuestas, la corrupción, y fraude financiero; por todo el adulterio, fornicación y homosexualidad; por todos los abortos; por el rechazo de Dios en los colegios, los gobiernos y las cortes—y en las vidas individuales. Desde el hombre y mujer corriente hasta el rico y famoso—todos están saciados en egoísmo y codicia narcisista: “Porque todos desde el más insignificante de ellos incluso al más grande de ellos es avaro por ganancia; y desde el profeta incluso hasta el sacerdote, todos negocian falsamente. [Quien puede decir mas la verdad?] También han sanado ligeramente al herido de la hija de Mi pueblo, diciendo, ‘Paz, paz,’ cuando no hay paz. ¿Estuvieron avergonzados cuando habían cometido abominación? No, no estuvieron avergonzados en lo absoluto, ni pudieron sonrojarse; por tanto caerán entre aquellos que caen. En el momento en que los castigue, serán abatidos,” dice el SEÑOR” (Jeremías 6:13-15).

          Nuevamente, Dios trata con el pueblo para que se arrepientan, pero no escucharían. “Así dice el SEÑOR, “Párense en los caminos y vean, y pregunten por las viejas sendas dónde está el buen camino y caminen en el, y encontrarán descanso para sus almas. Pero ellos dijeron, ‘No caminaremos en el.’ También coloqué vigilantes sobre ustedes, diciendo, ‘Oigan el sonido del cuerno de carnero.’ Pero ellos dijeron, ‘No oiremos.’ Por tanto oigan, ustedes naciones, y sepa, Oh congregación, que les pasará a ellos. Oye, Oh tierra; he aquí, traeré mal sobre esta gente, incluso el fruto de sus pensamientos porque no han oído a Mis palabras, ni a Mi ley, sino que la han rechazado” (versos 16-19).

          Dios honrará a los pocos que se arrepientan y vuelvan a Él. Sin embargo, la mayoría. de la gente solo continuará yendo en su propio camino. Por otro lado, debemos continuar confiando en Dios para permanecer fieles y espiritualmente fuertes. Aquí esta como lo podemos hacer, como David fue inspirado a escribirlo: “A Ti, Oh SEÑOR, elevo mi alma. Oh mi Dios, confío en Ti; no me dejes ser avergonzado, no dejes que mis enemigos triunfen sobre mí. Sí, no dejes que cualquiera que espera en Ti sea avergonzado; sean avergonzados quienes negocian traicioneramente sin causa.

          “Muéstrame Tus caminos, Oh SEÑOR; enséñame Tus sendas. Guíame en Tu verdad y enséñame, porque Tú eres el Dios de mi salvación; en Ti espero durante todo el día. Recuerda, Oh SEÑOR,  Tus tiernas misericordias y Tu bondad, porque ellas han estado desde la antigüedad. No recuerdes los pecados de mi juventud, ni mis transgresiones; de acuerdo a Tu misericordia recuérdame por amor a Tu bondad, Oh SEÑOR.

          “Bueno y recto es el SEÑOR; por tanto Él enseñará a pecadores en el camino. Al manso Él guiará en juicio; y al manso Él enseñará Su camino. Todos los caminos del SEÑOR son misericordia y verdad para aquellos que guardan Su pacto y Sus testimonios” (Salmo 25:1-10).

          Nuevamente, en estos tiempos de problema, Dios estará con nosotros si permanecemos firmes en la verdad y amor de Dios: “Se graciable a mí, Oh Dios, se graciable a mí; porque mi alma confía en Ti; sí, en la sombra de Tus alas haré mi refugio hasta que pasen estos grandes problemas. Gritaré al Dios Altísimo, a Dios Quien cumple Su propósito para mí. Él enviará desde el cielo y me salvará; Él reprende a quien me tragaría. Selah. Dios enviará Su misericordia y Su verdad.Sé exaltado, Oh Dios, sobre los cielos; Tu gloria sea sobre toda la tierra.

          “Mi corazón está firme, Oh Dios, mi corazón está firme; cantaré y daré alabanza. ¡Despierta, gloria mía! ¡Despierta, arpa y lira! Yo mismo despertaré el alba. Te alabaré, Oh SEÑOR, entre los pueblos; Te cantaré entre las naciones, porque Tu firme misericordia es grande aun hasta los cielos y Tu verdad a las nubes. Sé exaltado sobre los cielos, Oh Dios; Tu gloria sea sobre toda la tierra” (Salmo 57:1-3, 5, 7-11).

          Cuando mantenemos nuestros compañerismo y relación con Dios el Padre y Jesucristo en amor, confianza y obediencia, podemos tener seguridad plena y confianza que Dios verá por nosotros a través de todas las circunstancias que podamos enfrentar. Como dijo David, “Bendeciré al SEÑOR Quien me ha dado consejo; mi corazón también me instruye en las noches.  He colocado al SEÑOR siempre delante de mí porque Él está a mi derecha, no seré movido.  Por tanto Mi corazón está contento, y Mi gloria se regocija; Mi carne también descansará a salvo” (Salmo 16:7-9).

           Anuncio especial: El 16 de noviembre estuve en Pasadena, California, donde tuvimos un gran grupo de compañerismo. Aquel Sábado en particular tuvimos casi 50 personas. Me complace anunciar que Darrell Brown, un anciano de mucho tiempo anteriormente con la Universal,  y yo ordenamos a Bryon Norrod como Diacono. Byron ha estado sirviendo fielmente a los hermanos en amor por un numero de años. Después del colapso de la Universal, los hermanos de Pasadena experimentaron numerosas dificultades. Pero Bryon siempre estaba listo para ayudar, dar gratuitamente su tiempo para consolar y orar con los hermanos angustiados. Muchos de ustedes han escuchado de él en nuestras presentaciones Go To Meeting los viernes en la noche.

          DVD especial: Este mes estamos enviándoles un DVD  especial producido en Iglesia en Casa. Contiene los siguientes video segmentos:

1)           El engaño de las drogas

2)           Cómo vencer la adicción

3)           ¿Qué ha hecho Dios por la humanidad?

4)           ¿Cómo conectarse con Cristo?

5)           La brujería en el entretenimiento y los medios—Parte 1

6)           La brujería en el entretenimiento y los medios—Parte 2

          El engaño de las drogas es especialmente conmovedor: puede querer compartirlo con otros.

          Hermanos, en estos tiempos críticos todos nosotros necesitamos acercarnos verdaderamente a Dios el Padre y a Jesucristo con la meta espiritual máxima en la frente de nuestras mentes: ser nacidos en la Familia de Dios. Necesitamos continuar construyendo y manteniendo nuestra relación espiritual con Ellos a través de oración constante y estudio diario de la Biblia. Si lo hacemos, no hay duda que podremos soportar lo que sea que traiga el futuro—con fe, esperanza y amor de Dios—mientras desarrollamos carácter piadoso y verdadera justicia. Recuerde permanecer en gracia, caminar en fe, creer en esperanza y vivir en amor.

          Gracias por su amor y oraciones, y por alcanzar a otros hermanos y a gente nueva al darles CDs, DVDs, libros y literatura—y por dirigirlos a nuestros sitios web. Gracias por su apoyo continuo a través de sus diezmos y ofrendas. Dios seguramente los bendecirá con suficiencia en todas las cosas, como Él lo ha prometido. Oramos por ustedes cada día que Dios continúe bendiciéndolos con Su amor y gracia en todas las cosas.

 

Con amor en Cristo Jesús,

 

 

 

 

Fred R. Coulter

FRC

 

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Carta de Junio 2020
Cartas del...
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones