| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en vivo
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Dias santos anuales y Fiestas de Dios 2019
Atrás
I Will be Your God, and You Shall be My People

Fiesta de Tabernáculos 2019—Día 1

Yo seré su Dios, y ustedes serán Mi pueblo

De modo que pueda habitar y caminar entre ustedes

Fred R. Coulter—Octubre 14, 2019

www.laVerdaddeDios.org

 


¡Saludos hermanos! ¡Bienvenidos al primer día de la Fiesta de Tabernáculos! Que Fiesta que va a ser. La Fiesta de Tabernáculos es un gran tiempo para todos los hermanos para reunirse y renovar las viejas amistades, para hacer nuevas amistades. Para visitar con los hermanos, que los  niños se conozcan unos a otros, y para nosotros ir a Dios con:

 

·                Su Espíritu

·                Su Verdad

·                Su amor

 

De modo que podemos reunirnos y esperar el tiempo cuando estaremos ¡habitando con Dios! Este es todo el resumen general de la Fiesta de Tabernáculos.

 

Como es usual, comenzaremos en Levítico 23, el cual es el único lugar en toda la Biblia en donde todos los Días santos son listados en secuencia de acuerdo al Calendario hebreo calculado.

 

Levítico 23:33: “Y el SEÑOR habló a Moisés diciendo, “Habla a los hijos de Israel, diciendo, ‘El quinceavo día de este séptimo mes será la Fiesta de Tabernáculos por siete días al SEÑOR” (vs 33-34).

 

El día 15 del primer mes, y el día 15 del séptimo mes son días de luna llena. Para que sea una luna llena en todo el mundo, tienen que haber dos días de luna llena, los cuales hay. Hay un punto en el tiempo cuando es en realidad completamente llena, pero está creciendo hacia llena y menguando un poquito de llena mientras va alrededor de la tierra.

 

Aquí en Hollister, donde estamos guardando la Fiesta de Tabernáculos, es de día, pero en Australia es el día siguiente. Entonces, ellos tuvieron su luna llena ayer, y nosotros tuvimos la nuestra anoche.

 

Verso 35: “En el primer día será una santa convocación.… [lo cual es hoy] …No harán ningún trabajo servil en el. Siete días ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR.…” (vs 35-36). ¡Esto no es cada individuo! Estas son las ofrendas listadas en Números 29.

 

“…En el octavo día será una santa convocación para ustedes. Y ofrecerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR. Es una asamblea solemne. Y no harán ningún trabajo servil en el” (v 36).

 

Note lo que Él dice en v 37, porque este es el resumen de todo lo que ha estado antes: “Estas son las fiestas del SEÑOR…” ¡Le pertenecen a Él!

 

·                no son de los judíos

·                no son de los israelitas

·                son de Dios dadas a ellos

 

Luego veremos que todo el mundo va a estar guardando la Fiesta de Tabernáculos. Si no guardan la Fiesta de Tabernáculos, van a tener consecuencias por pagar.

 

“…las cuales proclamarán ser santas convocaciones…” (v 37). ¡No tiene elección! Deben ser proclamadas en sus temporadas, y ahora es el tiempo para la Fiesta de Tabernáculos.

 

“…para ofrecer una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR, una ofrenda quemada y una ofrenda de grano, un sacrificio, y ofrendas de bebida, todo en su día; además de los Sábados del SEÑOR,…” (vs 37-38).

 

Esto está hablando de todos los Sábados en Levítico 23, y comienza con el Sábado semanal. El cuarto mandamiento ¡santifica todos los otros Sábados! El Sábado semanal es llamado ‘ha Shabbat’—tiene el articulo definido. Los Días Santos son llamados ‘Shabbat’—no el Sábado.

 

“…y además de sus regalos, y además de todos sus votos, y además de todas sus ofrendas voluntarias las cuales dan al SEÑOR” (v 38).

 

Deuteronomio 16—aquí vemos la diferencia entre ofrendas diarias que fueron ordenadas ser hechas por los sacerdotes y levitas en el templo. Aquí tenemos lo que debemos hacer cuando venimos:

 

Deuteronomio 16:16: “Tres veces en un año aparecerán todos sus varones delante del SEÑOR su Dios…” ¡Las mujeres y niños también deben ir así como los extranjeros que habitan con nosotros! Sin embargo, ¡todos los hombres representando la cabeza de cada familia vendrán! Algunas mujeres no pueden venir porque están esperando dar a luz o acaban de tener un hijo, lo que sea que pueda ser.

 

“…en el lugar el cual Él escogerá:…” (v 16). Donde sea que hay dos o tres reunidos, y Cristo esta en medio nuestro y el Padre está con nosotros, este es un lugar que ¡Dios ha escogido!

 

Entonces, cuando decidimos tener la Fiesta de Tabernáculos, miramos y vemos que es lo mejor que podemos hacer para los hermanos donde sea que estén en el mundo. Le pedimos a Dios bendecirlo, lo cual tenemos hoy con la oración de apertura, y Dios está aquí en espíritu. Este es un tiempo maravilloso para todo el pueblo de Dios.

 

“…en la Fiesta de Panes sin Levadura, y en la Fiesta de las Semanas, y en la Fiesta de Tabernáculos. Y no aparecerán delante del SEÑOR vacíos, cada hombre dará como sea capaz, de acuerdo a la bendición del SEÑOR su Dios, la cual Él le ha dado” (vs 16-17). Esto es algo que usted debería planear, para la Fiesta de Tabernáculos.

 

Dios muestra a través de Pablo que si sembramos escasamente, cosecharemos escasamente. Si sembramos abundantemente, cosecharemos abundantemente. En esta era en la que vivimos hoy, cuando tenemos toda la Palabra de Dios para nosotros y entendemos:

 

·                por el Espíritu de Dios

·                porque Dios está enseñándonos

·                porque Dios esta guiándonos

·                porque amamos a Dios

·                guardamos Sus mandamientos

·                hacemos las cosas que son agradables a Su vista

 

¡Dios nos ha dado muchas, muchas cosas que podemos usar para enseñarles a los hermanos y para predicar el Evangelio al mundo! De todos los fondos que llegan a Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica damos cuentas plenas ¡cada año!

 

(pausa para la ofrenda)

 

Entendamos algo acerca de la Palabra de Dios. No es algo que usted pueda tomar y empezar a leer. Mucha gente lo ha intentado, pero una clave que es interesante todo el camino a través de la Biblia es que la humanidad—hecha a la imagen de Dios, e incluso es capaz de reproducir hijos según su especie, lo cual Dios hizo ser una bendición tremenda y maravillosa—no puede entender la Palabra de Dios naturalmente sin ¡la revelación de Dios!

 

Jesús dijo que ‘es dado a nosotros’—a aquellos a quienes Él ha llamado, la iglesia del Nuevo Testamento—¡el entender los secretos o misterios del Reino de Dios! ¡Dios no lo ha revelado al mundo! A causa del pecado y de ir en contra de Dios, ¡son cegados! Dios quitará esa ceguera basado en arrepentimiento, bautismo y recibimiento del Espíritu Santo.

 

Deuteronomio 29:29: “Las cosas secretas pertenecen al SEÑOR nuestro Dios,…” Tan solo piense en todas las cosas que vamos a aprender cuando ¡entremos al Reino de Dios!

 

Vamos a estar sombrados de cuan poquito en realidad sabemos aunque creemos que es mucho lo que sabemos. ¿Cuánto es eso comparado con Dios? ¡Muy poquito! Él tiene que revelar Sus secretos porque no podemos descubrirlos por nosotros mismos.

 

“…pero las cosas que son reveladas pertenecen a nosotros y a nuestros hijos para siempre para que podamos hacer todas las palabras de esta ley”” (v 29).

 

Después que Dios creó a Adán y Eva, ellos estuvieron viviendo en el Jardín del Edén, y Dios estaba viviendo en el Jardín del Edén. Entonces, usted podría pensar en ponerlo de esta forma: parte de la Fiesta de Tabernáculos es ¡habitar con Dios! Un poco después veremos que esto también significa que Dios será nuestro Dios y ¡nosotros seremos Su pueblo!

 

¡Esto es algo tremendo de entender! Dios creó los cielos y la tierra, y la vastedad del universo. Él lo hizo para Su plan, y lo ha hecho antes de las eras del tiempo (II Timoteo 1:9).

 

¡El plan de Dios es demasiado fantástico! Una vez estemos en el Reino de Dios lo entenderemos. Tan solo entender lo que entendemos ahora es asombroso en verdad, algo ¡maravilloso!

 

Note cómo vamos a Dios comenzando con Adán y Eva. Él los puso en el Jardín del Edén y les dijo ‘cuidarlo y mantenerlo.’ Eso también significa ¡guardarlo!

 

Génesis 2:16: “Y el SEÑOR Dios le ordenó…” Cuando sea que Dios entra en pacto con alguien, lo cual Él hizo:

 

·                con Adán y Eva

·                con los patriarcas del antiguo

·                con Abraham, Isaac y Jacob

·                con Israel

·                con la iglesia

 

¡Un pacto! Y un pacto siempre tiene leyes y mandamientos, porque Dios es Dios y somos Sus criaturas. ¡Él nos creó!

 

“…al hombre, diciendo, “Puedes comer libremente de todo árbol en el jardín” (v 16). Dios da mucha latitud, mucho margen de maniobra. Lo que Dios está haciendo es colocar delante de Adán y Eva ¡la elección! ¿Qué harán?

 

Verso 17: “Pero no comerás del árbol del conocimiento del bien y el mal, porque en el día que comas de el, al morir ciertamente morirás.”

 

Esta frase no significa que morirían instantáneamente. Si ese fuera el caso no habría raza humana. Se vuelve viejo y envejecer es morir poco a poco, porque ‘como en Adán todos morimos.’

 

Sabemos que comieron de el. ¿Qué pasó? ¡Pecaron! ¡Desobedecieron a Dios! ¡Escogieron seguir su propio camino!

 

Piense en esto por un minuto. Aquí su Creador los hizo, físicamente y mentalmente perfectos,  tenían un idioma en el que podían conversar con Dios. Dios estaba justo allí viviendo en el Jardín del Edén. Él se reunía con ellos cada día en lo ‘fresco de la tarde’ cuando era hacia el final del día.

 

Luego usted sabe que Satanás entró y ellos comieron del árbol del conocimiento del bien y del mal. Ellos trajeron sobre sí mismos el juicio de Dios, porque cuando alguien peca, ¡el juicio de Dios viene! Esa es tan solo la forma en que es.

 

Sabemos lo que pasó después de eso. Caín pecó, mató a su hermano. Toda la línea de Caín—porque Dios no lo mató—llegó a ser la línea del mal. Las cosas llegaron a estar tan mal que Dios tuvo que destruir la tierra con un diluvio. En el griego esto es llamado ‘kataklusmos.’ ¡Eso fue tremendo!

 

Génesis 12—Abram—quien después tuvo su nombre cambiado a Abraham—obedeció a Dios. Abraham hizo lo que Dios decía. No hubo una vez cuando Abraham no obedeciera a Dios. Es por eso que él es llamado ¡el padre de los fieles! El pacto que Dios hizo con Abraham llevaba todo el camino hasta el pacto que Cristo hizo con la iglesia: Si somos de Cristo entonces somos simiente de Abraham y ¡herederos de acuerdo a la promesa!

 

Entonces, a lo que Dios llamó a Abram a hacer. ¡Esto aplica a cada uno de nosotros! Quiero que note el paralelo. Cuando Dios nos llama, Él nos llama a caminar en Su camino y dejar de caminar en nuestro camino. Vivir por Sus leyes y mandamientos y no por nuestros pensamientos y estándares; ¡sino los de Él! Entonces, Dios comenzó en la misma manera en Génesis 12, y veamos lo que le dijo Dios a Abram:

 

Génesis 12:1: “Y el SEÑOR dijo a Abram, “Sal de tu país, y de tu parentela, y de la casa de tu padre a una tierra que te mostraré. Y haré de ti una gran nación. Y te bendeciré y haré tu nombre grande. Y serás una bendición” (vs 1-2).

 

Un comentario: Cuando la resurrección tenga lugar y todos estemos en el mar de vidrio, Abraham va estar asombrado de cómo Dios cumplió Sus promesas, y todos los hijos—físicamente—que él tuvo. Y todos los hijos—espiritualmente—que son simiente de Abraham a través de Cristo.

 

Abraham debía dejarlo todo, v 3: “Y bendeciré a aquellos que te bendigan y maldeciré al que te maldiga. Y en ti todas las familias de la tierra serán benditas””.

 

Esto va todo el camino a través del tiempo. Lo ha sido y aquí estamos. Estamos aquí por Abraham. Entonces conocemos la promesa que Dios le hizo a Abraham en Génesis 15. Dios dijo en la noche de la Pascua, ‘Mira las estrellas, si eres capaz de contarlas así será tu simiente.’

 

Entonces, tenemos la simiente espiritual como las estrellas del cielo, y tenemos la simiente física como la arena del mar. Podemos encontrar esto en Génesis 22.

 

Esto siempre pasa: hay algo que viene en nuestras vidas durante nuestro crecimiento y vencer cristiano. Cuando esto tuvo lugar Abraham tenía 115 años, o por ahí cerca. De 75 a 115 hay 40 años. La prueba vino, no cuando él comenzó, sino justo al final de los 40 años; tomar a su único hijo—que Dios prometió a Abraham y Sara—tomarlo y ofrecerlo como una ofrenda.

 

Entonces, Dios vio lo que Abraham estaba haciendo. Abraham tomó la madera, un par de burros y un par de siervos con él y tomó a Isaac y fue al lugar en el Monte Moria donde Dios le dijo que ofreciera a Isaac. Abraham hizo un altar, colocó la madera e Isaac dijo, ‘Padre, ¿dónde está el sacrificio?’ Abraham dijo, ‘Dios proveerá.’

 

Piense en eso por un minuto. ¿Por qué Abraham hizo esto? En Hebreos 11 dice que ‘Abraham lo hizo porque consideraba a Dios merecedor y que tenía la capacidad de traerlo de regreso a la vida.’ Entonces, él operó sobre aquella fe. Aun si eso pasara, Dios traería de regreso a la vida. Pero justo cuando está listo para tomar el cuchillo y comenzar el sacrificio para ofrecer a Isaac:

 

Génesis 22:11: “Y el ángel del SEÑOR lo llamó desde los cielos y dijo, “¡Abraham! ¡Abraham!” Y él dijo, “Aquí estoy.”¡Lo imagino!

 

Verso 12: “Y Él dijo, “No coloques tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada, porque ahora sé que temes a Dios, viendo que no has retenido a tu hijo, tu único hijo, de Mi.”

 

Después de 40 años, ¿no cree usted que Dios sabe que Abraham le temía? Esto también es para nosotros. ¿Cuánta gente conoce que se van después de años? Dejaré que piense en eso. No sabemos lo que pasará con ellos. No sabemos cuál es la situación. Pero solo ¡Dios es Juez!

 

¡Abraham no hizo eso!

 

“…sé que temes a Dios, viendo que no has retenido a tu hijo, tu único hijo, de Mi.” Y Abraham levantó sus ojos y miró. Y, he aquí, detrás de él un carnero estaba enredado en un matorral por sus cuernos.…” (vs 12-13).

 

¿Cómo llegó allí? Debe haber llegado silenciosamente, un ángel lo envió por supuesto—porque Abraham dijo que Dios proveería—entonces hizo que se enredara en el matorral. O Dios lo creó justo allí para el propósito del sacrificio, un sacrificio substituto!

 

Eso es lo que es con nosotros. Aquí tenemos este registro: Abraham es como Dios el Padre, Isaac es como el Único Hijo: Cristo, y el sacrificio fue dado. En el caso de Cristo, ¡Él murió! Pero fue resucitado tres días después, de acuerdo a la promesa de Dios. ¡Dios nunca miente! ¡Su plan siempre funciona!

 

“…Y Abraham fue y tomó el carnero y lo ofreció como holocausto en lugar de su hijo.  Y Abraham llamó el nombre del lugar, el SEÑOR Proveerá;…” (vs 13-14).

 

Piense en esto cuando tenga una prueba o problema. ¡Dios proveerá! Puede que no sea exactamente como usted esperaba, pero si tiene fe y confía en Dios y lo busca para todo, ¡Él proveerá!

 

“…así es eso dicho hasta este día, “En el monte del SEÑOR será provisto.” Y el ángel del SEÑOR llamó a Abraham desde el cielo la segunda vez, y dijo,…” (vs 14-16).

 

Aquí hay una promesa tremenda. No hay nada más grande que Dios jure por Él mismo, porque Él ha hecho todo lo demás. Él no juró por los cielos o la tierra, juró por Él mismo. Dado que es imposible para Dios mentir, y Él vive por siempre, ¿cuán grande es esta promesa? ¡Esta ha sido y será cumplida continuamente!

 

“…“ ‘Por Mí mismo he jurado,’ dice el SEÑOR, ‘porque has hecho esta cosa, y no has retenido a tu hijo, tu único hijo; que en bendición Yo te bendeciré, y en multiplicación Yo multiplicaré tu semilla como las estrellas de los cielos, y como la arena la cual está sobre la orilla del mar.…” (vs 16-17).

 

Cuando seamos resucitados, ¿cómo va a ser? Cubrimos esto en Pentecostés. Jesús dijo que ‘los rectos brillarán como el sol en el Reino de su Padre.’ Esto es algo tremendo de entender. Aquellas palabras de Cristo son tan ciertas como estas palabras justo aquí:

 

“…y como la arena la cual está sobre la orilla del mar.…” (v 17)— ¡los hijos de Israel! “…Y tu semilla poseerá la puerta de sus enemigos. Y en tu semilla serán benditas todas las naciones de la tierra, porque has obedecido Mi voz’ ”” (vs 17-18). Esta es la clave en todo lo que tenemos—¡obedecer la voz de Dios!

 

Génesis 26:2: “Y el SEÑOR se le apareció [a Isaac] …y dijo, “No desciendas a Egipto. Vive en la tierra la cual Yo te diré. Permanece en esta tierra, y estaré contigo y te bendeciré,…” (vs 2-3).

 

Esto es lo más importante que necesitamos en nuestras vidas: Dios siendo nuestro Dios, nosotros siendo Su pueblo y ¡Él estando con nosotros! ¿Cómo está Dios con nosotros hoy, aquellos de nosotros quienes somos convertidos con el Espíritu Santo de Dios? Ambos habitarán con nosotros (Juan 14) porque:

 

·                amamos a Dios

·                amamos a Jesucristo

·                amamos el camino de Dios

 

Ellos habitan aquí dentro de nosotros para cumplir y ejecutar Su plan, del cual la Fiesta de Tabernáculos, como veremos a través de la Fiesta, es un cumplimiento tremendo del plan de Dios.

 

“…porque a ti y a tu descendencia, daré todas estas tierras; y estableceré el juramento el cual juré a Abraham tu padre. Y multiplicaré tu descendencia como las estrellas de los cielos y daré a tu descendencia todas estas tierras. Y en tu descendencia serán benditas todas las naciones de la tierra,...” (vs 3-4)

 

Note v 5 y cuán importante un hombre es: Porque Abraham obedeció Mi voz y guardó Mi encargo, Mis mandamientos, Mis estatutos y Mis leyes.”¿No suena como un resumen del Salmo 119?

 

Sigamos y veamos lo que va a ser con los hijos de Israel. Éxodo 20 es donde Dios dio los Diez Mandamientos. Esa fue la única vez en la historia de todo el mundo que mucha gente, aunque estaban en la base del Monte Sinaí…. Dios descendió en Su gloria sobre la cima del Monte Sinaí, y la cima de la montaña ahumaba, hubo un terremoto, y hubo una trompeta sonando fuerte y largo. Luego de repente Dios habló y dio los Diez Mandamientos.

 

Estos mandamientos estaban en efecto por más de 2,500 años desde la creación hasta este punto. Pero Israel había perdido todo conocimiento de Dios siendo esclavos en Egipto. Dios los sacó. Él quería que fueran Su pueblo. Pero así como con Adán y Eva, ¡ellos tenían que obedecer! Hubo leyes que fueron dadas. Usted conoce los Diez Mandamientos—¿cierto? ¿Tiene memorizada la versión larga? ¡Podría intentarlo!

 

Después de escuchar esto, la gente estaba muy temerosa. Estaban absolutamente asombrados del poder de Dios. Fueron a Moisés. Éxodo 20:18: “Y toda la gente vio los truenos, y relámpagos, y el sonido de la trompeta, y la montaña humeando. Y cuando la gente vio, tembló y se paró lejos. Y ellos le dijeron a Moisés, “Tú habla con nosotros, y nosotros escucharemos. Pero no dejes que Dios hable con nosotros, no sea que muramos”” (vs 18-19).

 

¡Un hombre entre Dios y el pueblo! Hoy no tenemos a nadie entre nosotros y Dios individualmente. Esto es llamado ¡gracia!

 

Verso 20: “Y Moisés le dijo al pueblo, “No teman,…”

 

Luego Moisés subió a la montaña y tuvo otras cosas dadas a él (Éxodo 21-23). Él descendió, ¡el pacto fue hecho! Dios siempre tiene un testimonio, y aquel testimonio siempre es profundo.

 

Éxodo 24:1: “Y Él le dijo a Moisés, “Suban al SEÑOR, tú y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel, y adoren lejos. Y solo Moisés se acercará al SEÑOR, pero ellos no se acercarán. Ni el pueblo subirá con él.” Y Moisés vino y le dijo a la gente todas las palabras del SEÑOR, y todos los juicios. Y toda la gente respondió con una sola voz y dijo,…” (vs 1-3).

 

Note, esto es similar a lo que pasa en el bautismo. ¿Está dispuesto a obedecer a Dios en todo? ¿Y amarlo con todo su corazón, mente, alma y ser? ¡Sí!

 

“…“Todas las palabras las cuales el SEÑOR ha dicho, haremos” (v 3).

 

Dios no quiere nada por palabra oral. Es por eso que tenemos la Biblia hoy. Verso 4: “Y Moisés escribió todas las palabras del SEÑOR, y se levantó temprano en la mañana, y construyó un altar en la base de la montaña y doce pilares de acuerdo a las doce tribus de Israel y envió hombres jóvenes de los hijos de Israel quienes ofrecieron ofrendas quemadas, y sacrificaron ofrendas de paz de bueyes al SEÑOR. Y Moisés tomó la mitad de la sangre, y la puso en vasijas, y la mitad de la sangre la roció sobre el altar. Y tomó el libro del pacto, y leyó a los oídos de la gente. Y ellos dijeron, “Todo lo que el SEÑOR ha dicho haremos, y seremos obedientes”” (vs 4-7). ¡Nuevamente!

 

Recuerde como fue cuando usted fue bautizado. ¡Muy similar! Todos subieron y vieron todo allí. Y había un mar de vidrio, y Dios estaba sobre el mar de vidrio:

 

Verso 9: “Y Moisés subió, y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel. Y vieron al Dios de Israel.… [no en Su gloria plena, porque ningún hombre puede estar en la presencia de Dios y vivir] …Y había bajo Sus pies como si fuera un trabajo pavimentado de piedra de zafiro, y como si fueran los cielos en claridad. Y sobre los nobles de los hijos de Israel Él no impuso Sus manos. También ellos vieron a Dios y comieron y bebieron. Y el SEÑOR dijo a Moisés, “Sube a Mí en la montaña,…” (vs 9-12).

 

Y lo primero que Dios instruyó a Moisés a hacer fue construir un tabernáculo. ¿Por qué? ¡Esto tiene mucho que ver con la Fiesta de Tabernáculos!

 

Éxodo 25:8: “Y que Me hagan un santuario, para que pueda vivir entre ellos.¡Piense en eso! Ese era todo el propósito en esto.

 

¿Qué pasó después? Moisés subió allí por un tiempo largo que la gente se preguntaba qué pasó con Moisés. ‘No sabemos.’ Recuerde que tenían 70 de los ancianos de Israel quienes vieron a Dios. Tenían a Aarón, Nadab y Abiu quienes vieron a Dios. Así que ellos deberían haber dicho: “Moisés está arriba recibiendo más instrucciones de Dios. Por qué no son pacientes y esperan que Moisés regresará.”

 

Él estuvo arriba 40 días y 40 noches, recibiendo todas las instrucciones. Pero la gente no podía esperar, así que sabemos lo que hicieron: construyeron un ¡becerro de oro! ¿Y quién lo construyó? ¡Aarón lo construyó! Esto le hace preguntarse qué hacía Aarón en Egipto.

 

Aquí esta lo que es tan irónico sobre esta sección justo aquí. Los mandamientos que Dios dio eran los mandamientos para los Sábados—plural—y que guardar los Sábados de Dios—como vimos en Levítico 23—era una señal entre Dios y el pueblo, que ellos eran Su pueblo y Él era su Dios! Pero no podían esperar, así que la gente fue a Aarón y dijeron, ‘¡Levántate! ¡Has dioses para nosotros!’

 

Aarón, Nadab y Abiu tras ver a Dios debían haber dicho, ‘Vean, nosotros vimos a Dios. No vengan aquí a decirnos que hagamos dioses.’ Pero no lo hicieron, y ¡les hicieron pecar! Eso fue tan malo, tan terrible lo que hicieron, que causó la muerte de mucha gente. Desde aquel tiempo en adelante el tabernáculo especial de reunión con Moisés y Dios fue removido a afuera del campamento. ¡Dios no estuvo habitando entre ellos!

 

Veamos todo el propósito de lo que Dios quiere. Recuerde, Dios da bendiciones y da maldiciones. Él da bendiciones por amarlo y obedecerlo, y hay castigos por desobedecer y rechazar a Dios, las cuales son llamadas maldiciones. Dios las ha creado y las ha puesto en movimiento de modo que ocurren automáticamente.

 

Si usted ama a Dios y vive por Su camino, Él lo bendecirá automáticamente. No todo de una, no demasiado que lo dañe. Eso es lo que está mal con los laodiceanos hoy en día; tienen tantas cosas físicas que ponen eso por delante de Dios. Todas las cosas físicas vienen de Dios, y si usted es bendecido, no se eleve y diga, ‘Vea lo que Dios ha hecho por nosotros,’ porque Él puede quitarlo ¡tan rápido como esto!

 

Levítico 26:1: ““ ‘No harán ídolos para ustedes mismos; y no levantarán para ustedes mismos imágenes grabadas, o un pilar de pie. Y no levantarán ninguna imagen de piedra en su tierra para inclinarse a ella, porque Yo soy el SEÑOR su Dios”—¡basado en el primer y segundo mandamiento!

 

Verso 2: “Guardarán Mis sábados…”—plural—el semanal, la Pascua y todos los Sábados de Dios. “…y reverenciarán Mi santuario. Yo soy el SEÑOR” (v 2)—piense en esto por un minuto.

 

Hoy nosotros, a través de la gracia de Dios—y esta es la mayor gracia posible—podemos tener contacto directo a través de la oración con Dios el Padre y Jesucristo. Piense en cuan asombrosa promesa es esta.

 

Un hombre me preguntó de qué tan lejos está Dios de nosotros. Dije, ‘¡Tan cerca como el piso esta de sus rodillas!’ entonces, si esta de rodillas y ora a Dios, ¡Él escucha! Él se deleita en las oraciones de los santos. Es por eso que cuando oramos, amamos a Dios y servimos, no tenemos las pretensiones, la vanidad y toda la arrogancia de señorear a los hermanos, porque ellos son ¡hijos de Dios!

 

Verso 3: “Si caminan en Mis estatutos y guardan Mis mandamientos y los hacen, entonces les daré lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá su incremento, y los árboles del campo rendirán su fruto. Y su trilla alcanzará a la vendimia, y la vendimia alcanzará al tiempo de siembra. Y comerán su pan hasta saciarse y habitarán en su tierra seguramente” (vs 3-5).

 

Piense en lo que esto es hoy con la tierra, y cuan terrible es esto porque hemos ido en contra de Dios.

 

Verso 6: “Y Yo daré paz en la tierra, y ustedes se acostarán y ninguno los hará temer. Y haré que las bestias malignas cesen de la tierra; tampoco la espada pasará por su tierra. Y ustedes perseguirán a sus enemigos, y ellos caerán ante ustedes por la espada. Y cinco de ustedes perseguirán a cien, y cien de ustedes pondrán a diez mil a huir. Y sus enemigos caerán por la espada en frente de ustedes, porque Yo tendré respeto por ustedes, y los haré fructíferos, y los multiplicaré, y estableceré Mi pacto con ustedes. Y comerán de la vieja provisión, y quitarán la vieja a causa de la nueva. Y Yo estableceré Mi tabernáculo entre ustedes, y Mi alma no los aborrecerá” (vs 6-11).

 

Este es todo el propósito de la Fiesta de Tabernáculos, justo aquí, v 12: “Y caminaré entre ustedes y seré su Dios, y ustedes serán Mi pueblo.

 

¡Dios habitando con Su pueblo!

 

(pase a la siguiente pista)

 

Entendamos que Dios quiere que seamos Su pueblo, ser los ¡hijos de Dios! Al tratar con los hijos de Israel, y en este caso los judíos en Jerusalén antes de destruir la ciudad a causa de sus pecados, Dios les dio toda oportunidad. Dios les dio todo lo que necesitaban. Él los llevó a una tierra maravillosa que fluía leche y miel; les dio todo lo que necesitaban. Veremos que Dios ¡siempre ofrece una oportunidad de arrepentimiento!

 

Jeremías 11:1: “La palabra vino a Jeremías del SEÑOR diciendo, “Escucha las palabras de este pacto, y habla a los hombres de Judá y al pueblo de Jerusalén. Y diles, ‘Así dice el SEÑOR Dios de Israel,…” (vs 1-3).

 

Piense en esto en relación a nosotros, el de ellos fue en la letra de la ley. El nuestro es en el espíritu de la ley. El de ellos era para salvación física y bendiciones físicas y bondad. El nuestro es para bendiciones espirituales y vida eterna. Pero aplica lo mismo.

 

Recuerde lo que dijo Jesús a aquellos quienes fueron a Él diciendo, ‘Señor, Señor…’ Él dijo, ‘¿Por qué Me llaman Señor, Señor y no hacen las cosas que Yo les ordeno?’ Tenemos lo mismo aquí.

 

Verso 3: “Y diles, ‘Así dice el SEÑOR Dios de Israel, “Maldito es el hombre quien no obedece las palabras de este pacto,...”

 

Piense acerca de las palabras del Nuevo Pacto. Piense en los problemas que pasan cuando la gente se va y se deja arrastrar. ¿Cuál es el máximo castigo de algo como eso? ¡El lago de fuego!

 

“…“Maldito es el hombre quien no obedece las palabras de este pacto, el cual ordené a sus padres en el día que los saqué de la tierra de Egipto, del horno de hierro, diciendo, ‘Obedezcan Mi voz…” (vs 3-4). ¡Recuerde esas tres palabras! Aquellas son las tres palabras más simples en:

 

·                ¿Cómo entiendo la Biblia?

·                ¿Cómo entiendo a Dios?

 

Antes que fuéramos pensados, ¡Dios ya había provisto Su Palabra! ¿Cómo? ¡Escrita de modo que sabríamos!

 

Dios tenía escrito todo el Antiguo Testamento; así mismo con el Nuevo Testamento. A los hombres siempre, les gusta salir y pensar que pueden mejorar sobre un Dios perfecto. Pero la Palabra de Dios esta tan establecida que incluso los errores que hacen y la perversión deliberada de la Palabra de Dios puede ser conocida. Es por eso que tenemos La Santa Biblia en Su orden original para eliminar todas aquellas cosas.

 

“…‘Obedezcan Mi voz y hagan de acuerdo a todo lo que Yo les mando; así serán Mi pueblo, y Yo seré su Dios’” (v 4).

 

¡Algo maravilloso en verdad! Eso es lo que Dios quiere. Luego Él da la advertencia SI no lo hacen. Veamos lo mismo en Jeremías 30, y entonces empezaremos a ver una de las cosas que va a pasar justo antes del inicio del Milenio, que Dios va a estar trayendo de regreso al pueblo, justo después que Satanás es removido.

 

Jeremías 30:18: “Así dice el SEÑOR, ‘He aquí, Yo vuelvo la cautividad de las carpas de Jacob,… [justo al comienzo del Milenio] …y tendré misericordia sobre sus lugares de vivienda. Y la ciudad será construida sobre sus ruinas, y el palacio permanecerá en su propio lugar. Y de ellos saldrá agradecimiento, y la voz de aquellos que se alegran. Y Yo los multiplicaré, y no serán pocos; también los honraré, y no serán desdeñados. También sus hijos serán como fueron antes, y sus congregaciones serán establecidas delante de Mí, y castigaré a todo el que los oprima” (vs 18-20). Veamos cómo va a ser todo esto:

 

Verso 22: “‘Y tú serás Mi pueblo, y Yo seré tu Dios.’ ”

 

Jeremías 31:1: ““En ese tiempo,” dice el SEÑOR, “Yo seré el Dios de todas las familias de Israel,…” Vamos a expandir mucho más esto cuando entendamos lo que Dios está haciendo en el Nuevo Pacto.

 

“…y ellos serán Mi pueblo.” Así dice el SEÑOR, “La gente que fue dejada de la espada encontró gracia en el lugar desolado; incluso Israel, cuando Yo vaya a darle descanso.”… [el Milenio] …El SEÑOR se me ha aparecido desde lejos, diciendo, “Sí, Yo te he amado con amor eterno,…” (vs 1-3).

 

Un comentario: ¡El amor de Dios es eterno! Sin embargo, no es incondicional y nunca lo ha sido. De otro modo, no habría necesidad para la palabra “si” en la Biblia.

 

“…por tanto con misericordia te he atraído. Otra vez te construiré,…” (vs 3-4). Pero:

 

·                Dios no puede hacerlo sino hasta que esté la iglesia

·                Dios no puede hacerlo sino hasta aquellos quienes son el pueblo de Dios hoy

 

¿Qué es lo que debemos buscar? Mateo 6 nos dice lo que debemos hacer, todo el camino a través de los Evangelios. Esto llega a ser importante en toda forma.

 

Mateo 6:33: “Pero en cuanto a ustedes, busquen primero el reino de Dios…”—porque este es el Reino que Cristo va a traer, y ¡el Reino de Dios va a gobernar!

 

¡Este va a reinar! Va a traer paz, bendición, bondad y justicia a todo el mundo. Es por eso que debemos buscarlo ¡primero! Lo primero en nuestras vidas.

 

“…y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.” (v 33).

 

Esto es algo bastante tremendo, y veremos en otros lugares de modo que entendemos lo que Dios está haciendo y como lo está haciendo. ¡Va a ser algo tremendo! No puede haber nada más grande que el Reino de Dios en la tierra, restaurando todo, teniendo paz, prosperidad, acción de gracias, amor, bondad y obediencia, ¡todo por mil años!

 

Apocalipsis 20:4: “Y vi tronos; y a los que se sentaron sobre ellos, y juicio les fue dado;…”

 

¡Vamos a gobernar con Cristo! Vamos a ser:

 

·                jueces

·                sacerdotes

·                reyes

·                administradores de ciudades

 

Entonces, cuando lo ve, todos nosotros estamos en entrenamiento para tomar control del mundo y traer:

 

·                el Camino de Dios

·                Su Verdad

·                Su salvación

·                Su gobierno

 

al mundo, ¡el camino de Dios! Esto es fantástico cuando lo entiende.

 

“…y vi las almas de aquellos que habían sido decapitados por el testimonio de Jesús, y por la Palabra de Dios, y aquellos que no adoraron a la bestia, o su imagen, y no recibieron la marca en sus frentes o en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años” (vs 3-4).

 

Aquí hay una declaración en paréntesis, porque la gente siempre dice, ‘¿Qué del resto del mundo?’ La verdad es, ¡Dios no ha olvidado al resto del mundo! Pero el resto del mundo, y todos aquellos quienes vivieron antes del regreso de Cristo tienen algo más especial para ellos, lo cual cubriremos en el Último Gran Día. Pero tendremos un preliminar de eso justo aquí:

 

Verso 5: “(Pero el resto de los muertos no vivieron de nuevo hasta que los mil años fueron completados.)…” ¡Esto es algo asombroso! Vivir de nuevo para aquellos quienes no sabían nada de Dios, será dada una segunda vida física. Esto hermanos es uno de los más grandes secretos en la Biblia. Cubriremos esto al final de la Fiesta. Pero veamos el comienzo:

 

“…Esta es la primera resurrección. Bendito y santo es aquel que tiene parte en la primera resurrección;…” (vs 5-6). ¡Bendito y santo son características de Dios!

 

“…sobre este la segunda muerte no tiene poder. Sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años” (v 6).

 

Ahora, para que esto pase, debemos estar creciendo y venciendo. Tenemos que, justo ahora, hacer las cosas que Dios quiere que hagamos. Hay bastante para nosotros en I Pedro, que debemos aprender, y también veremos lo que Pedro nos llama.

 

Es por eso que el bautismo después de arrepentimiento y la imposición de manos, es tan importante, de modo que recibe el Espíritu de Dios, ¡el engendramiento del Padre! Con ese debemos crecer en gracia y conocimiento, debemos tener, como escribió Pablo en Hebreos 10, las leyes y mandamientos de Dios inscritas en nuestras mentes y escritas en nuestros corazones. Debemos amar a Dios, obedecer Su voz y guardar Sus mandamientos. Veamos como Pedro lo explica.

 

·                sí, tenemos pruebas

·                sí, tenemos dificultades

·                sí, tenemos cosas que parecen casi que imposibles

Todas esas son pruebas para ver:

·                si amamos a Dios

·                si somos fieles

·                si somos obedientes

que no seamos como los hijos de Israel y rendirnos de Dios, rechazar a Dios y volver al camino de Satanás. Porque hoy todo el mundo está engañado por Satanás el diablo, sin duda, excepto aquellos quienes son ¡fieles a Dios! Y Dios sabe dónde están.

 

I Pedro 1:1: “Pedro, un apóstol de Jesucristo, a los extranjeros elegidos…”—aquellos quienes son ¡seleccionados!

 

¡Piense en eso! ¿Quiénes somos? ¿Somos algo? ¡Nada! Siempre recuerde: vinimos de un puntico de polvo tan pequeño que necesita un microscopio para ver lo más pequeño. Micro significa pequeño y “scopio” significa mirar. Sin embargo, véanos, ¡aquí estamos! La única forma que podemos ser algo es siendo fieles a Dios.

 

“…dispersos en Ponto, Galacia, Capadocia, Asia, y Bitinia;…” Esto fue escrito cuando Pedro no estaba más en el área, porque ese fue el territorio de Pedro.

 

Verso 2: Quienes han sido escogidos...” ¡Piense en eso por un minuto!

 

La próxima vez que tenga una prueba y se pregunte porque tiene que pasar por eso. Eso es porque Dios lo ha escogido, y cuando llegue al otro lado de la prueba y vea hacia atrás, y aprenda las lecciones de ella, verá porque Dios lo hizo.

 

“…de acuerdo al conocimiento predeterminado de Dios el Padre, por la santificación a través del Espíritu, a la obediencia y aspersión de la sangre de Jesucristo: Gracia y paz sean multiplicadas a ustedes” (v 2)

 

Eso es lo que es estar aquí en la Fiesta de Tabernáculos.

 

Verso 3: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Quien, de acuerdo a Su abundante misericordia, nos ha engendrado otra vez…”

 

Con el Espíritu Santo que tenemos, esa es la garantía del Espíritu Santo de Dios para ¡vida eterna! La vida eterna será otorgada a todos aquellos quienes tienen el Espíritu de Dios en ¡la primera resurrección!

 

“…hacia una esperanza viva…” (v 3). Jesús dijo, ‘Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.’

 

·                el Camino es ¡el camino de Dios!

·                la Verdad es ¡la verdad de Dios!

·                la Vida es ¡la vida eterna!

 

“…a través de la resurrección de Jesucristo de los muertos; hacia una herencia incorruptible…” (vs 3-4). ¡Algo que ningún hombre, ninguna persona puede robar o remover de nosotros!

 

“…y sin mancha e inmarcesible, reservada en el cielo para nosotros,… [porque esta llegará cuando Cristo regrese] …quienes estamos siendo guardados por el poder de Dios a través de la fe,…” (vs 4-5).

 

Dios está velando por cada uno de nosotros. El Espíritu de Dios está habitando en nosotros, y este es el poder del Padre y del Hijo combinado (Juan 14).

 

“…para la salvación que está lista a ser revelada en los últimos tiempos” (v 5). Ellos pensaban que estaban viviendo en la última era, pero poco sabían cuánto tiempo quedaba. El plan de Dios era mucho más grande de lo que entendían. Ellos entendían mucho, pero no como lo tenemos hoy.

 

Verso 6: “En esto ustedes mismos se alegran grandemente; aunque por el momento, si es necesario, estén en aflicción por un rato por varias pruebas;… [esto pasa, y aquí está la razón]: …para que la prueba de su fe, la cual es mucho más preciosa que el oro que perece, aunque esté siendo probada por fuego, pueda ser encontrada hacia alabanza y honor y gloria en la revelación de Jesucristo;…” (vs 6-7).

 

Vamos a tener aquellas cosas. Todo esto es parte de ser los hijos e hijas de Dios, el pueblo de Dios.

 

Verso 8: “A Quien, no habiendo visto, ustedes aman;… [nosotros lo amamos] …en Quien, aunque en el tiempo presente no lo ven, creen, y se alegran con gozo indecible, y llenos con gloria; y están recibiendo el fin de su fe—la salvación de sus almas; concerniente a tal salvación los profetas que profetizaron de la gracia que vendría a ustedes han buscado diligentemente y preguntado atentamente,…” (vs 8-10).

 

Pero Dios nunca se los reveló porque no era el tiempo. Así como Él le dijo a Daniel.

 

Verso 11: “Buscando en qué forma y qué manera de tiempo estaba indicando el Espíritu de Cristo el cual estaba en ellos, testificando de antemano de los sufrimientos de Cristo, y esas glorias que seguirían; a quienes fue esto revelado, no para sí mismos, sino que ellos estuvieron ministrando estas cosas para nosotros, las cuales ahora les han sido anunciadas por aquellos que les han predicado el evangelio por el Espíritu Santo, enviado desde el cielo—dentro de tales cosas los ángeles desean mirar.” (vs 11-12).

 

¡Esto es tremendo! Un plan de Dios tan grande que es aun difícil de entender para los ángeles. Entonces, aquí esta lo que debemos hacer de modo que podemos entrar en el Reino de Dios y podemos gobernar con Cristo.

 

Verso 13: “Por esta razón, estén preparados en sus mentes, sean auto-controlados, y estén esperando totalmente en la gracia que les será traída en la revelación de Jesucristo. Como hijos obedientes, no se conformen a la antigua lujuria, como hicieron en su ignorancia. Sino así como Quien los ha llamado es santo, ustedes mismos también sean santos en toda su conducta” (vs 13-15).

 

Este es el propósito de lo que Dios quiere que hagamos ahora. Es por eso que venimos juntos a la Fiesta de Tabernáculos, de modo que podemos:

 

·                tener compañerismo juntos

·                aprender más de la Palabra de Dios

·                entender las cosas de Dios

·                entender lo que vamos a hacer

·                entender cómo vamos a hacerlo

·                recibir las bendiciones de Dios

·                entender qué clase de mundo vamos a traer

 

¡Va a ser algo fantástico! Quiero que entienda algo que es muy importante:

 

·                no por algo ‘bueno’ que hacemos

·                no por lo importante que nos hacemos nosotros mismos

aunque todos somos importantes para Dios, porque Dios nos ha:

·                llamado

·                escogido

·                seleccionado

 

¡Eso es cierto!

 

I Pedro 2:9: “Pero ustedes son una estirpe escogida, un sacerdocio real, una nación santa,… [aun no formada; será formada en la resurrección] …un pueblo para una posesión de Dios, para que pudieran proclamar Sus excelentes virtudes, Quien los sacó de la oscuridad a Su luz maravillosa;…”

 

Note v 10, esto es muy cierto para todos nosotros. Dios nos ha llamado, y vea el llamado que tenemos allí en I Corintios 1. Él no llamó al poderoso, no llamó al rico, no llamó a aquellos que son importantes en el mundo. Él llamó:

 

·                al débil

·                al humilde

·                a lo que el mundo cuenta como nada

 

de modo que cuando Cristo regrese, podemos llevar a nada todas las cosas que el mundo cree que son importantes bajo Satanás el diablo.

 

Verso 10: “Quienes una vez no eran un pueblo, pero ahora son el pueblo de Dios;…” SI ama a Dios Él será nuestro Dios y nosotros seremos Su pueblo, y ¡Él habitará entre nosotros!

 

En el Nuevo Testamento ¡Él habita en nosotros! Después de la resurrección ¡habitaremos con Él! Vea toda la progresión allí, ¡es algo asombros!

 

“…quienes no habían recibido misericordia, pero ahora han recibido misericordia” (v 10). Esto es tremendo, justo allí para que lo entendamos.

 

Veamos lo que Dios va a hacer y cómo va a hacerlo. Veamos que ser el pueblo de Dios aplica a todas las razas, todas las naciones, toda la gente a quien Dios llama, aquellos que verdaderamente lo aman y se arrepienten.

 

Romanos 9:23: “Para poder hacer conocidas las riquezas de Su gloria hacia las vasijas de misericordia,… [estos somos nosotros] …las cuales preparó antes para gloria, aquellos de nosotros quienes también llamó, no de entre los judíos únicamente, sino también de entre los gentiles? Por consiguiente, Él también dijo en Oseas, “Llamaré a aquellos que no son Mi pueblo, ‘Mi pueblo,’ y aquellos que no eran amados, ‘amados’” (vs 23-25). Piense en esto. ¡Amados de Dios!

 

Cuando lee la Epístola de Santiago, él habla todo el camino allí de ¡amado, amado, amado! ¿Cómo fue Jesús llamado? ‘Mi Hijo amado en Quien tengo gran deleite.’

 

Veamos lo que Pablo escribió a los Tesalonicenses; I Tesalonicenses 2:9: “Porque ustedes recuerdan, hermanos, nuestra labor y nuestro esfuerzo; pues estuvimos trabajando noche y día para no ser una carga para nadie entre ustedes, mientras proclamamos el evangelio de Dios. Ustedes son testigos, y también Dios, de cuán sagradamente y rectamente e inocentemente nos condujimos nosotros mismos con ustedes quienes creen; incluso como saben cómo estuvimos exhortando y consolando a cada uno de ustedes, como un padre hace con sus propios hijos, y testificando formalmente, que ustedes puedan caminar dignamente de Dios, Quien está llamándolos a Su propio reino y gloria” (vs 9-12). Es por eso que estamos aquí. Para:

 

·                cumplir el camino de Dios

·                aprender el camino de Dios

·                prepararnos para gobernar el mundo

 

Esto es algo tremendo, y Pablo les estaba diciendo sobre esto.

 

Verso 13: “A causa de esto, damos gracias a Dios sin cesar: que cuando ustedes recibieron la Palabra de Dios, la cual oyeron de nosotros, no la aceptaron como la palabra de hombres, sino incluso como es en verdad—la Palabra de Dios, la cual también está obrando en ustedes quienes creen”—exhortándolos en ¡cómo permanecer cerca de Dios!

 

Porque aquellos gentiles, recuerde, es totalmente diferente que con los judíos. Los judíos tenían la Palabra de Dios. Cuando comenzó la iglesia en el Día de Pentecostés después de predicar el Evangelio de Cristo, entonces los apóstoles predicaron a los judíos exclusivamente por 12 años antes que Dios empezara a traer gentiles. Esto comenzó con Cornelio y su casa (Hechos 10). Eso fue algo fantástico que ocurrió, porque Dios nos hizo a todos según Su imagen. Todos aquellos a quienes Él llama estarán en el Reino de Dios SI somos fieles hasta el fin.

 

Aquí esta lo que es esto, vamos a gobernar y reinar con Cristo, y que cosa va a ser traer paz a todo este mundo. Veamos esto en II Timoteo 2, que hay una garantía, y llenaremos todas las partes vacías de lo que vamos a hacer en el milenio mientras vamos a través de la Fiesta de Tabernáculos.

 

II Timoteo 2:11: “Este es un dicho fiel: Si hemos muerto junto con Él,…” ¿Cómo morimos junto con Cristo? ¡A través del bautismo, crecer, vencer y desarrollar el carácter de Dios!

 

“…también viviremos junto con Él; si resistimos, también reinaremos junto con Él; si lo negamos, Él también nos negará” (vs 11-12).

 

Salmo 145—este es un Salmo tremendo acerca del Reino de Dios, y somos quienes vamos a recibir todas las bendiciones del Reino de Dios. ¡Esto es algo tremendo, hermanos!

 

Salmo 145:10: “Todas Tus obras te alabarán, Oh SEÑOR; y Tus santos te bendecirán.¡Esos somos nosotros! Nunca dejaremos de adorar a Cristo y al Padre. Nunca volveremos atrás por nada.

 

Verso 11: “Ellos hablarán de la gloria de Tu reino y hablarán de Tu poder, para hacer conocidas a los hijos de hombres Tus obras poderosas, y la majestad gloriosa de Tu reino. Tu reino es un reino perpetuo, y Tu dominio perdura a través de todas las generaciones” (vs 11-13)— ¡un Reino eterno!

 

Esto dice que Dios habita eternidad. Cuando seamos seres espirituales, vamos a habitar eternidad. ¡Estaremos viviendo en eternidad! Todo va a ser completamente diferente.

 

Aquí esta lo que debemos hacer, y es por eso que estamos aquí en la Fiesta de Tabernáculos:

 

Lucas 12:31: “Pero busquen el reino de Dios,… [primero (Mateo 6)] …y todas estas cosas les serán añadidas. No tengan miedo, rebaño pequeño,…” (vs 31-32).

 

Como este mundo nos ve, ¡somos pequeños! Pero Dios está viendo lo que seremos de modo que podemos vencer para hacer lo que Él quiere que hagamos.

 

“…porque su Padre se deleita en darles el reino” (v 32). Esto es algo tremendo de entender, tener ¡el Reino de Dios dado a los santos de Dios!

 

Vuelvan mañana y vamos a aprender más del camino de Dios y cuán grande va a ser la Fiesta de Tabernáculos para nosotros y para el mundo.

 

 

Escrituras referenciadas:

 

1)             Levítico 23:33-38

2)             Deuteronomio 16:16-17

3)             Deuteronomio 29:29

4)             Génesis 2:16-17

5)             Génesis 12:1-3

6)             Génesis 22:11-18

7)             Génesis 26:1-5

8)             Éxodo 20:18-20

9)             Éxodo 24:1-7, 9-12

10)         Éxodo 25:8

11)         Levítico 26:1-12

12)         Jeremías 11:1-4

13)         Jeremías 30:18-20, 22

14)         Jeremías 31:1-4

15)         Mateo 6:33

16)         Apocalipsis 20:4-6

17)         I Pedro 1:1-15

18)         I Pedro 2:9-10

19)         Romanos 9:23-25

20)         1 Tesalonicenses 2:9-13

21)         II Timoteo 2:1-12

22)         Salmo 145:10-13

23)         Lucas 12:31-32

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

 

·                Números 29

·                II Timoteo 1:9

·                Génesis 15

·                Hebreos 11

·                Juan 14

·                Salmo 119

·                Éxodo 21-23; 31

·                Hebreos 10

·                I Corintios 1

·                Hechos 10

·                Mateo 6

 

También referenciado: Libro:

          USA y Gran Bretaña en profecía de Philip Neal

 

 

Copyright 2019—All rights reserved. Except for brief excerpts for review purposes, no part of this publication may be reproduced or used in any form or by any means without the written permission of the copyright owner. This includes electronic and mechanical photocopying or recording, as well as the use of information storage and retrieval systems.

Atrás
El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones