| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2017
 2018
 2019
 2020

 

 SERIES
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 Dios el Padre no fue el Dios del Antiguo Testamento
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Dias santos anuales y Fiestas de Dios 2020
Atrás

¡Nada es Imposible para Dios!

Último Día de Panes Sin Levadura

Fred R. Coulter—Abril 15, 2020

www.laVerdaddeDios.org

 

¡Saludos, hermanos! Bienvenidos al último día de la Fiesta de Panes Sin Levadura. ¡Vaya Fiesta que ha sido con todo lo que ha estado sucediendo! Nos muestra que en verdad ‘un poco de levadura leuda toda la masa.’ Esto es la suma total de por qué tenemos los días de Panes Sin Levadura. Es para que podamos—con el Espíritu de Dios—revestirnos de la justicia de Dios a través de:

 

·            Su Palabra

·            Su Verdad

·            Su Espíritu

·            Viviendo el camino de Dios

·            Confiando en Dios en todo

 

¡En todo!

 

Levítico 23:6: “Y en el quinceavo día del mismo mes es la Fiesta de Panes sin Levadura al SEÑOR. Deben comer pan sin levadura siete días.”

 

 Esta noche, después de la puesta de sol, usted puede comer cualquier cosa leudada que desee. ¡Es sólo durante la Fiesta de Panes sin Levadura que la levadura es un tipo de pecado!

 

          Verso 7: “En el primer día tendrán una santa convocación. No harán ningún trabajo servil en él, Sino ofrecerán una ofrenda por fuego al SEÑOR siete días. En el séptimo día tendrán una santa convocación. No harán trabajo servil en él.’ ” (Versos 7-8).

 

          También sabemos que debemos de dar de acuerdo a cómo Dios nos ha bendecido. Y piense en lo que Dios ha hecho con usted a lo largo de su vida:

 

·            Rescatándolo del pecado

·            Sacándolo del mundo

·            Concediéndole Su Espíritu Santo

·            Dándole entendimiento de Su Palabra

·            Conduciéndolo y guiándolo en el camino que necesita ir

 

¡Piense en todas esas cosas cuando usted esté haciendo su ofrenda! Todo ello es usado para las cosas que Dios quiere.

 

Como ustedes saben, somos muy cuidadosos con los fondos—con el diezmo y las ofrendas—que los hermanos envían, ¡porque es dinero de Dios! Tenemos que usarlo para todo propósito de:

 

·            Predicar el Evangelio

·            Alimentar al rebaño

·            Servir a los hermanos

·            Producir al mundo las cosas que son necesarias predicar a ellos

 

Tenemos gran cantidad de cosas, como ustedes saben, para su estudio personal. Si usted aún tiene el catálogo de toda nuestra literatura, vaya y lea ese catálogo de nuevo y ordene lo que considere que necesita.

 

          Viviendo en estos días cuando hay muchos falsos profetas y falsas doctrinas, y Satanás el diablo está activo y ocupado, ¡necesitamos mantenernos cerca a Dios en todo lo que hagamos!

 

·            Dios nos va a bendecir

·            Dios va a estar con nosotros

·            Dios va a pavimentar el camino para nosotros

 

¡Para cumplir Su voluntad en la vida de usted y en la vida de todos los hermanos en todas partes!

 

(Pausa para la ofrenda)

 

¡Nada es imposible para Dios! Y nosotros veremos que Él nos trae a ciertas circunstancias para que nosotros confiemos en Él, ¡para que tengamos fe en Dios, fe en Jesucristo!

 

Solo para mostrarle cuán importante es eso, y como se relaciona con todo lo que Dios hace, vayamos a Salmos 148, el cual es un gran salmo. Aquí se nos dice cómo Dios creó todo lo que existe. Todas esas cosas son importantes para nosotros.

 

Noten toda la alabanza a Dios, porque Dios merece toda la alabanza:

 

Salmo 148:1: “¡Oh alaben al SEÑOR! Oh alaben al SEÑOR desde los cielos; alábenlo en las alturas. Alábenlo, todos Sus ángeles; alábenlo, todos Sus ejércitos. Alábenlo, sol y luna; alábenlo, todas ustedes estrellas de luz. Alábenlo, ustedes cielos de cielos, y aguas que están arriba de los cielos. Alaben el nombre del SEÑOR, porque Él ordenó y fueron creados.” (Versos 1-5).

 

¡Esa es una cosa tremenda! La Palabra de Dios es muy poderosa, es tan grandiosa que ¡Él puede ordenar algo y así se hace! Piense en esto:

 

·            Dios nos ha llamado

·            Dios nos ha prometido vida eterna

 

¡Recuerden que es imposible para Dios mentir! Así que, Su Palabra es absolutamente verdad. Él también nos dice que ‘muchas son las aflicciones de los justos.’ ¿Por qué es eso? Porque cuando tenemos aflicciones, ¡aprendemos a confiar en Dios!

 

¡Aprendemos a ver hacia Él! Venimos hacia varios puntos en nuestras vidas, mientras vamos por el camino de nuestra vida, a donde hay cosas que suceden que no podemos cambiar. No podemos hacer nada al respecto ¡excepto creer en Dios y confiar en Él! Así es como Dios nos ayuda a construir carácter. Es por esto que tenemos la Fiesta de Panes Sin Levadura.

 

Salmos 146:5: “Feliz es quien tiene al Dios de Jacob para ayuda suya…” ¡Dios nos va a ayudar en todas nuestras pruebas, dificultades y circunstancias! Es por eso que tenemos este Último Día de Panes Sin Levadura. ¡No hay nada imposible para Dios!

 

·            Dios ha decretado que Su plan va a ser completado

·            Dios ha decretado que todos aquellos quienes tienen Su Espíritu y Lo aman y Le obedecen van a recibir vida eterna en la resurrección.

 

¡A pesar de las pruebas en el camino de su vida!

 

“…cuya esperanza está en el SEÑOR su Dios.” (Verso 5).

 

·            ¿Cuál es nuestra esperanza? ¡La resurrección y la vida eterna!

·            ¿Cuál es el cumplimiento de esa esperanza? ¡Que seremos resucitados sin pecado!

 

¡Seremos cambiados de carne a espíritu y Dios lo ha prometido!

 

Verso 6: “…Quien mantiene Verdad para siempre.” ¡Es por eso que la Palabra de Dios es llamada ‘La Verdad!’ ¡Es espiritual y espiritualmente entendida! ¡Solamente es entendida por aquellos quienes aman a Dios y guardan Sus mandamientos!

 

Nosotros vimos que con La Noche de Ser muy Observada hacia el Señor, qué noche tan fantástica fue, mientras ellos salían de Egipto. No llegaron muy lejos esa noche, pero Dios los guió con el pilar de fuego en la noche y con la nube de día. Él también les dio gran riqueza, muchas cosas, destruyendo a los egipcios, sus primogénitos y todo lo que tenían. Piensen en esto: el pueblo de Israel, acercándose a la Pascua, vieron las plagas de Dios que vinieron, y fueron asombrosas, verdaderamente ¡muy poderosas!

 

La Palabra de Dios es verdad, y cuando Él dijo que lo haría, ¡lo hizo! Luego, Él finalmente dio el golpe de gracia para hacer que el pueblo de Israel saliera, la muerte de los primogénitos de los egipcios y de todo su ganado, ¡lo cual fue una masacre en masa!

 

El pueblo de Israel fue preservado porque ellos estaban en sus casas y bajo la sangre del Cordero. Luego, en la porción del día, como vimos, de la Pascua, ellos vinieron a Ramsés y se reunieron para salir, ¡el comienzo del Éxodo! Esto fue todo organizado, y ellos salieron justo cuando la Noche de ser muy Observada al Señor estaba comenzando. Para el tiempo que el último grupo dejó Ramsés, ya estaba obscuro y Dios estaba mostrando que Él iba a tomar a Su pueblo y a traerlos a Su Santo Monte para darles Sus leyes, mandamientos, estatutos y juicios, y que Él personalmente hablaría. Sabemos que después Moisés los escribiría, y ¡Todo esto era de parte de Dios! Pero para llegar ahí…

 

Una de las suposiciones que el pueblo de Israel tenía era que ellos iban a ir a la ‘tierra prometida.’ Ellos pensaron que iban a desplazarse rápidamente a través de la costa del Mediterráneo e iban a llegar a la tierra prometida y a obtenerla. Pero Dios tenía otras cosas en mente, ¡porque Él tenía que darles Sus estatutos y mandamientos, y Él tenía que separarlos del pueblo de Egipto! Aquí está lo que Dios hizo, y Él los tomó en una ruta un poco distinta.

 

·            ¿Qué tal la vida de usted en el camino que ha estado caminando?

·            ¿Es un poco diferente de lo que había anticipado que sería? ¡Sí, por supuesto!

·            ¿Está en circunstancias de las cuales antes no sabía? ¡Verdad!

·            ¿Cosas que usted no esperaba? ¡Sin ninguna duda!

 

Lo que Dios hizo es que tomó al pueblo de Israel, y en lugar de ir hacía la ‘tierra prometida,’ giraron hacia el sur y llegaron a la costa oeste del Mar Rojo. En ese punto es muy angosto el espacio entre el mar y las montañas. Así que, sólo había espacio suficiente para la larga fila del pueblo de Israel para estar ahí junto al mar. Luego Faraón, cuando escuchó que iban por ese camino, dijo:

 

          ‘Oh, qué hemos hecho, hemos dejado ir a nuestros esclavos. No sabemos qué hacer. ¿Cómo vamos a hacer todas las tareas? No podemos hacerlas nosotros y nuestros primogénitos están muertos, y los primogénitos de los animales están muertos. ¡Mírennos! Necesitamos ir allá y traerlos de vuelta.’

 

          Veamos qué es lo que sucedió. Veamos esto; hay un paralelo aquí: Faraón es un tipo de Satanás. ¿Satanás quiere venir y capturarnos? ¡Así es! ¡Ya hemos hablado de eso!

·            Necesitamos la armadura de Dios

·            Necesitamos el poder de Dios

·            Necesitamos tener fe en Dios

 

Nuestras armas son espirituales: ¡Confiando en Dios! El pueblo de Israel no entendió eso. Así que, aquí viene Faraón:

 

Éxodo 14:8: “Y el SEÑOR endureció el corazón del Faraón, rey de Egipto. Y él persiguió a los hijos de Israel, y los hijos de Israel salieron con mano fuerte. Entonces los egipcios los persiguieron, todos los caballos y carruajes del Faraón, y sus jinetes, y su ejército. Y los alcanzaron acampando junto al mar, al lado de Pi Hahirot, delante de Baal-Zefón. Y cuando el Faraón se acercó, los hijos de Israel levantaron sus ojos. Y, he aquí, los egipcios marchaban tras ellos.” (Versos 8-10).

 

¡Estaban completamente indefensos! No tenían armas, tal vez tenían algunas espadas, algunas lanzas. ¡No tenían nada más! Pero tenían la más grande defensa de todas; ¡tenían a Dios! Tenga eso en mente cuando se vea enfrentado con un desafío que sea más grande que usted, más grande de lo que usted puede manejar, más de lo que usted puede pensar. ¡Llévelo delante de Dios! Esta es la más grande lección para este día.

 

“…Y ellos estaban muy asustados. Y los hijos de Israel clamaron al SEÑOR. Y le dijeron a Moisés…” (Versos 10-11).

 

Ven, cuando algo sale mal, ¡uno le atribuye motivos equivocados! ‘Tú hiciste eso porque no me amas,’ o lo que sea.

 

“…“¿Nos has sacado para morir en el lugar desolado porque no había tumbas en Egipto?...”” (Verso 11). En otras palabras:

 

‘Vamos a ser enterrados allá afuera en el desierto. Hubiera sido mejor si nos hubiésemos quedado en Egipto. Al menos había suficiente tierra para nuestras tumbas.’

 

“… ¿Por qué has tratado de esta forma con nosotros para sacarnos de Egipto?” (Verso 11).

 

¡Deténgase a pensar! ¿Alguna vez se ha preguntado por qué Dios lo llamó? Esto es lo que ellos se estaban preguntando:

 

‘¿Qué está haciendo Dios? Si Él va a darnos la ‘tierra prometida,’ ¿de qué se trata todo esto?’

 

Bueno, la verdad es que Dios tiene un plan distinto a lo que ellos pensaban de cómo iban a realizarse las cosas. Dios tenía aún muchas cosas que tenía que hacer.

 

Verso 13: “Y Moisés dijo al pueblo, “[#1] ¡No teman!... Una de las lecciones que tenemos que aprender:

 

No teman, sin importar lo que suceda, ¡porque Dios está ahí! Dios siempre está cerca, así que no hay razón para temer.

 

[#2] “…Permanezcan quietos…” (Verso 13). No se levanten y corran hacia donde están los egipcios y digan, ‘manténganme con vida y regresaré a ser esclavo de ustedes.

 

“…y [#3] vean la salvación del SEÑOR la cual Él obrará por ustedes hoy…” (Verso 13). ¡Piensen en eso!

 

¡La salvación viene de Dios! Sí, a través del sacrificio de Cristo nosotros hemos sido salvados de nuestros pecados. Pero la máxima salvación es la resurrección, la cual es una orden de Dios cuando suene la séptima trompeta.

 

Piense usted en lo glorioso que eso será. Recuerden, el próximo Día Santo que tenemos es Pentecostés, el cual representa eso. Llegaremos a eso a su tiempo.

 

1.          No teman

2.          Permanezcan quietos

 

No escapen y hagan las cosas a su manera porque creen que tienen que hacerlo, ¡en lugar de confiar en Dios!

 

3.          Vean la salvación del SEÑOR

 

“…La cual Él obrará por ustedes hoy…”

 

“…porque los egipcios a quienes han visto hoy, [#4] ¡nunca los verán de nuevo!” (Verso 13).

 

4.          Nunca verán sus pecados de nuevo

 

¿Qué tan lejos va Dios para quitar nuestros pecados de nosotros cuando realmente nos arrepentimos y nos rendimos ante Dios? ¡Tan lejos como se encuentra el este del oeste!

 

·            El pecado es como los egipcios

·            El pecado viene de Satanás el diablo, quien es como Faraón

·            El pecado está en contra de Dios

 

Verso 14: [#5] “El SEÑOR peleará por ustedes, y ustedes estarán quietos.” ¡Dejen de quejarse estúpidamente!

 

5.          Dios peleará por ustedes

 

Él se encargará de todo, y en alguna manera, a veces uno no lo sabe hasta que el tiempo pasa y uno se da cuenta ¡que Dios lo hizo!

 

Verso 15: “Y el SEÑOR dijo a Moisés, “¿Por qué clamas a Mí? Diles a los hijos de Israel que avancen.”” ¡Esto es lo que representa este día!

 

·            Seguimos avanzando

·            Nuestra meta es el Reino de Dios

·            Nuestra meta es la vida eterna

·            Nuestra meta es gobernar el mundo bajo Cristo en el Reino de Dios

 

¡Así que siempre debemos de ir hacia adelante! Mientras que estemos en la carne, y mientras vivamos en este mundo, vamos a tener que:

 

·            Pelear en contra del pecado

·            Pelear en contra de Satanás

·            Pelear en contra de la sociedad

 

¡Pero Dios está con nosotros! ¡No importa lo que nos hagan a nosotros!

 

Verso 16: “Y tú—levanta tu vara, y estira tu mano sobre el mar…”

 

          ¿Qué les parece esa arma? Una gran vara en su mano y Dios dice. ‘¡Sostenla sobre el mar!’

 

          “…y divídelo. Y los hijos de Israel irán sobre tierra seca por en medio del mar.” (Verso 16).

 

          ¡Piensen en eso! ¡Ellos estaban en una situación imposible! No podían regresar por el norte, no podían regresar por el este porque los egipcios estaban ahí y Dios puso una pared espiritual entre los egipcios y los israelitas, y era obscura para los egipcios pero luz para el pueblo de Israel.

 

          Entonces, Dios hizo que Moisés tomara su vara y Dios hizo que el viento soplara y abriera el mar. Esto fue algo grande. Este no era un pequeño canal como se muestra en la mayoría de las películas. Este debió ser un segmento de al menos diez millas de ancho, porque la longitud entera del pueblo de Israel mientras marchaban era una columna tremendamente larga.

 

Imaginen  ustedes una columna de un millón de personas. Tal vez no sean diez millas, pero lo que sea que haya medido. Ellos estaban acampando en una columna junto a la orilla. Así que, cuando Dios comenzó a dividir el Mar Rojo… Recuerden, Él hizo que se secara el suelo del fondo del mar el cual había estado suave y blando por tanto tiempo. ¡Nada es imposible para Dios! ¡Recuerden eso! ¡Nada!

 

Entonces, Él abrió el Mar Rojo, y el viento sopló toda esa noche y mientras se acercaba la mañana todos ellos marcharon flanqueando hacia el Mar Rojo y cruzando al otro lado. No les tomó mucho tiempo llegar al otro lado. Ellos llegaron al otro lado y Dios levantó la división entre el pueblo de Israel y los egipcios.

 

Los egipcios vieron que ellos se habían ido, que ellos habían cruzado el Mar Rojo. Entonces vinieron al Mar Rojo y viéndolo pensaron, ‘¡Está seco!’

 

Buena lección: Dios siempre atrapa a los malvados en sus propias maquinaciones y artilugios, ¡porque ellos no saben nada de Dios!

 

Faraón dijo, ‘¡Muy bien, vamos!’ Así que, todos ellos avanzaron hacia el Mar Rojo y cuando llegaron a la mitad de él, Dios comenzó a derrumbar todas sus llantas, convirtiendo la tierra seca en lodo. Ellos dijeron, ‘¡Oh, tenemos que salir de aquí!’ ¡Y el agua regresó y todos ellos se ahogaron!

 

¡Vaya que esto es lograr algo que parece imposible por medio del poder de Dios! ¡Es por eso que debemos de tener fe en Dios en todo lo que hagamos!

 

·            Él nos guiará

·            Él nos dirigirá

·            Él nos enseñará

·            Él nos ayudará

 

§    Nosotros venceremos el pecado

§    Nosotros venceremos la naturaleza humana

§    Nosotros venceremos a Satanás el diablo

 

¡Por el milagro del poder del Espíritu Santo de Dios con Su Palabra y mientras nosotros vivamos el camino de Dios! Eso es semejante a alcanzar la tierra seca del otro lado del Mar Rojo.

 

Luego, ¡todas las personas estaban felices! Bueno, ya saben, la naturaleza carnal tomó el control de nuevo, y se quejaron. Después Dios los trajo al Monte Sinaí y les dio los Diez Mandamientos. Aquí ocurrió otra ‘cosa de una sola vez’ en la historia del mundo, el que toda esa gente—más de un millón de personas, tal vez 1.5 millones—el pueblo de Israel, haya acampado alrededor del Monte Sinaí.

 

Dios hizo una propuesta para ellos. Siempre que Dios hace algo, comienza con una simple declaración. Justo como ocurrió con nosotros: ¡Arrepiéntanse y bautícense y reciban el Espíritu Santo! Así es como comienza. Es algo muy simple.

 

Dios no nos dijo acerca de todas las cosas que vendrían sobre nosotros, y todas las dificultades que estaríamos superando— ¿verdad? ¡Pero debemos de creerle a Dios, confiar en Él, obedecer Su voz, y hacer lo que Él quiere!

 

Entonces, cuando ellos llegaron al Monte Sinaí, Dios llamó a Moisés a la montaña y Él les hizo la proposición. Muy simple. Los detalles vienen después. ¿No es así también como ocurre en nuestras vidas? ¡Así es!

 

Éxodo 19:3: “Y Moisés subió a Dios, y el SEÑOR lo hizo salir de la montaña, diciendo, “Así dirás a la casa de Jacob y dirás a los hijos de Israel, ‘Han visto lo que hice a los egipcios, y como los tomé sobre alas de águila y los traje hacia Mí mismo.’”” (Versos 3-4).

 

Hacia el Monte Sinaí: Dios lidiando con todas las personas directamente con Moisés personalmente, cara a cara. ¡Esta fue una cosa tremenda sin lugar a dudas!

 

Aquí está la proposición, verso 5: “Ahora por tanto, si de hecho obedecen Mi voz…” ¡Miren eso! Nunca olviden estas tres palabras de Dios: ¡obedezcan Mi voz!

 

Todo lo que tenemos escrito en la Biblia es la voz de Dios, así que nadie puede decir, ‘Dios, yo sé que Tú hablaste con ellos, pero Tú no has hablado con nosotros. ¿Qué les dijiste a ellos?’

 

·            Dios hizo que Moisés escribiera todo

·            Dios hizo que los reyes escribieran

·            Dios hizo que los sacerdotes escribieran

·            Dios hizo que los profetas escribieran

 

De manera que, ¡el Antiguo Testamento fue compilado y llenado con 356 referencias directas a la venida de Jesucristo el Mesías! Una cosa asombrosa de hecho, ¿no es eso increíble?

 

“…si de hecho obedecen Mi voz…”—eso significa que no debemos hacer ninguna excepción, y no quejarnos, ¡sino verdaderamente obedecer Mi voz y guardar Mis mandamientos! Todavía no les había dado los mandamientos, pero eso estaba por venir.

 

““…y guardan Mi pacto, entonces serán un tesoro especial para Mí sobre todas las gentes; porque toda la tierra es Mía. Y serán para Mi un reino de sacerdotes y una nación santa.’ Estas son las palabras las cuales hablarás a los hijos de Israel.” (Versos 5-6).

 

Todo eso fue muy bueno y maravilloso, así que Moisés regresó y les dijo a todos:

 

Verso 8: “Y todo el pueblo respondió juntamente y dijo…” ¡Escuchen esto! Si usted hace una declaración como esta, recuerde, ¡Dios lo va a hacer que se sujete a ella!

 

“…“Todo lo que el SEÑOR ha hablado haremos.” (Verso 8). ¡Aplique eso al Nuevo Testamento! Pablo escribe que ‘Si alguno no se adhiere a las sabias palabras de Jesucristo, ¡el tal es ignorante y no sabe nada!’ ¡De tales retírate! De la misma manera, ‘Guarden Mis mandamientos,’ es lo que Jesús dijo.

 

·            La promesa para ellos era una ‘tierra prometida’

·            La promesa para nosotros es vida eterna en el Reino de Dios

 

¡Es algo mucho más grande!

 

Luego Dios hizo que Moisés preparara a las personas y que todos estuvieran listos. Luego, resulta que este era el Día de Pentecostés. Así que, aquí está el Monte Sinaí y todo el pueblo de Israel al pie de la montaña, y Dios le dijo a Moisés que lo bloqueara y no dejara que ningún hombre o animal se acercara. Si alguno se acercaba tendría que ser ‘disparado con un dardo o flecha.’

 

Aquí se muestra algo que todas estas personas experimentaron al mismo tiempo. Algo que parecía imposible— ¡que Dios hablara a las personas!

 

Esto fue para ayudarlos a entender cuán importante era para Dios el estar tratando con ellos, y decirles las cosas que Él les iba a dar, y decirles cómo debían ellos de vivir sus vidas. Esto fue para que ellos pudieran tener largas vidas y muchos hijos. Ellos podrían recibir las bendiciones de Dios. Él pelearía por ellos en las diferentes circunstancias que enfrentaran y al conquistar la ‘tierra prometida.’ Él los bendeciría en todo lo que hicieran.

 

Aquí se muestra una experiencia imposible, una experiencia que solo se presenta una vez en la vida, ¡nunca más volvió a ocurrir! Vayamos a ver los Diez Mandamientos, y analicémoslos. Porque así es como debemos de vivir hoy con el Espíritu de Dios en nuestra mente:

 

·            Amando a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y ser

·            Amando a nuestro prójimo como a nosotros mismos

·            Amando a nuestros hermanos como Jesús nos amó

·            Amando incluso a nuestros enemigos

 

Y luego hay una gran llama de fuego en la cumbre del Monte Sinaí con el humo subiendo y la primera cosa que Dios dice es:

 

Mandamiento #1: Éxodo 20:2: “Yo soy el SEÑOR su Dios, Quien los sacó de la tierra de Egipto, de casa de esclavitud.¡Yo los saqué del pecado y de la esclavitud! ¡En el Nuevo Testamento es lo mismo con Jesucristo!

 

Verso 3: “No tendrán otros dioses delante de Mí…”porque esa es la primer cosa que a la gente le gusta hacer; añadir a lo que Dios ha dado, tener sus propios dioses. Luego lo que hacen es tener sus propios pequeños ídolos.

 

Así que, mandamiento #2, verso 4: No harán… [Miren todos los ídolos que la gente ha desarrollado en el nombre de Cristo]… para sí mismos ninguna imagen esculpida, o ninguna semejanza de cualquier cosa que esté en los cielos arriba, o que esté en la tierra abajo, o que esté en las aguas bajo la tierra. No se inclinarán a ellas, ni les servirán, porque Yo, el SEÑOR su Dios soy un Dios celoso, visitando la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de aquellos que Me odian.” (Versos 4-5).

 

Hay una bendición por amar a Dios; ¡hay una maldición por odiar a Dios! ¡Nunca olvide eso!

 

Verso 6: “Pero mostrando misericordia a miles de aquellos que Me aman y guardan Mis mandamientos.” Eso, hermanos, ¡es doctrina del Nuevo Testamento! ¿Acaso no suena esto muy similar a lo que leemos en Juan 14-16? ¡Eso es una expansión de esto!

 

Esto también nos muestra que no debemos de tener nada que se interponga entre nosotros y el amor de Dios.

 

Mandamiento #3; verso 7: “No tomarán el nombre del Señor su Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente a quien tome Su nombre en vano.”

 

La manera en la que el nombre de Dios es tomado en vano más comúnmente es durante servicios religiosos cuando las personas dicen que Dios dice algo, ¡cuando Dios no lo dice!

 

Mandamiento #4; es la clave para siempre estar en contacto con Dios, ¡y esto está basado en el tiempo en el que Él descansó cuando hubo terminado de renovar la tierra!

 

Verso 8: “Recuerden el día Sábado para guardarlo santo.” ¡Una oración! Y aun así todo mundo lo olvida y guardan el domingo.

 

Verso 9: “Seis días trabajarán y harán todo su trabajo. Pero el séptimo día es el Sábado del SEÑOR su Dios. En el no harán ningún trabajo, usted, ni su hijo, ni su hija; ni su siervo, ni su sierva, ni su ganado, ni el extranjero dentro de sus puertas… [¿Por qué?]… porque en seis días…” (Versos 9-11).

 

En otras palabras, guardar el Sábado nos recuerda siempre ¡que Dios es el Creador de todo! No hay tal cosa como la evolución.

 

“…porque en seis días el SEÑOR hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que está en ellos, y descansó el séptimo día. Por tanto el SEÑOR bendijo el día Sábado y lo santificó.” (Verso 11).

 

En Levítico 23 podemos encontrar una expansión acerca del Sábado y las Fiestas Santas de Dios. ¡Así es como Dios trabaja! Primero nos hace una simple proposición, luego Él dice las cosas principales que debemos de hacer, y luego da los detalles de otras cosas bajo esos puntos, ¡los cuales son llamados juicios, estatutos y ordenanzas! ¡Asombroso! ¡Así es como Dios hace todo!

 

Mandamiento #5; verso 12: “Honren a su padre y a su madre…”

 

¿Por qué? Porque cada uno de nosotros tiene una cicatriz perpetua en medio de nuestro cuerpo, llamada ombligo, para mostrarnos que vinimos de nuestro padre y madre. ¡Honren a su padre y a su madre!

 

Es difícil para los hijos hacerlo, y es difícil para los padres el entrenar a los hijos, pero es necesario para que ellos entiendas que como adultos la vida continuará siendo difícil y tenemos que esforzarnos.

 

Jesús dijo, ‘¡Mi Padre trabaja y Yo trabajo!’ Hay mucho trabajo que podemos hacer para honrar a nuestro padre y madre:

 

“…para que sus días puedan ser largos sobre la tierra la cual el SEÑOR su Dios les da.” (Verso 12). Piensen en cuántos mueren porque no cumplen esto.

 

Mandamiento #6; verso 13: “No asesinarán.” La versión Reina Valera dice ‘No matarás,’ ¡pero eso no es correcto!

 

Mandamiento #7; verso 14: “No cometerán adulterio.”

 

Esos dos mandamientos son los que más se infringen, ¡y muchas veces a causa de que ellos deshonran a su padre y madre!

 

Mandamiento #8; verso 15: “No robarán.”

 

Mandamiento #9; verso 16: “No darán falso testimonio contra su prójimo.”

 

Mandamiento #10; verso 17: “No codiciarán la casa de su prójimo. No codiciarán la esposa de su prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su burro, ni nada que sea de su prójimo.”

 

Y en lugar de que las personas que estaban esperando bajo el Monte dijeran:

 

‘Oh, qué cosa tan maravillosa ha sido esta. Hemos escuchado la voz de Dios, comprometámonos todos a siempre amar a Dios y a guardar Sus mandamientos.’

 

Bueno, eso no sucedió, pero es lo que debió de haber sido. La mente carnal no quiere hacer las cosas de Dios.

 

Verso 18: “Y toda la gente vio los truenos, y relámpagos, y el sonido de la trompeta, y la montaña humeando. Y cuando la gente vio, tembló y se paró lejos. Y ellos le dijeron a Moisés, “ habla con nosotros…” (Versos 18-19).

 

¿No es eso asombroso? ¡Siempre buscando poner a alguien entre Dios y nosotros! ¡Así es como opera la naturaleza humana!

 

“… habla con nosotros y nosotros escucharemos. Pero no dejes que Dios hable con nosotros, no sea que muramos.” (Verso 19).  ¡Dios dijo que Él hizo eso para probarlos!

 

¿Acaso Dios nos prueba con problemas y dificultades? ¡Claro que sí! Eso ciertamente muestra las cosas que son importantes. Después ellos pecaron contra Dios:

 

·            Hicieron un becerro de oro

·            Se rehusaron a entrar a la ‘tierra prometida’

·            Se les hizo que regresaran para que deambularan por el desierto un total de 40 años antes de que entraran a la ‘tierra prometida’

 

Cuando ellos ya estaban por entrar a la ‘tierra prometida,’ estaban a la orilla del Río Jordán y Jericó estaba del otro lado del río, entonces Dios realizó otro milagro. ¿Qué fue lo que hizo? Hizo que la corriente del Río Jordán se detuviera y las aguas se contuvieran como una gran pared y todo el pueblo de Israel caminó a través del lecho seco del río para llegar al otro lado.

 

·            Ahí fue donde guardaron la Pascua

·            Ahí fue donde hicieron la Ofrenda de Gavilla Mecida

·            Ahí fue donde tuvieron la segunda circuncisión

·            Ahí fue donde conquistaron la tierra de Dios comenzando por Jericó

 

¡Ese fue otro acontecimiento imposible! Paredes altas, grandes y gruesas; así qué, Dios usó un método imposible. Él dijo:

 

‘Muy bien, lo que van a hacer es caminar alrededor de la ciudad una vez al día durante seis días. Luego, en el séptimo día, ustedes van a caminar alrededor de ella, y cuando Yo les diga, todos van a guardar silencio.’

 

¡Y todos los muros de la ciudad cayeron y ellos entraron a tomar el botín! Rahab la prostituta y su familia fueron los únicos que se salvaron porque trataron correctamente a los espías. Así que, ¡Dios peleó sus batallas por ellos! ¡Dios los ayudó a conquistar toda la tierra!

 

Pero después de un tiempo las personas se cansaron de eso, ¡y dejaron de sacar a todas las personas de la tierra que conquistaban! Entonces, Dios dijo:

 

‘Porque no obedecieron Mi voz, estas naciones van a ser una espina en su carne para que ustedes sepan que tienen que obedecer al Señor Dios. ¡Él peleará sus batallas por ustedes SI ustedes confían en Él! Pero SI no, Yo no voy a pelear por ustedes.’

 

Pueden leer toda la historia de los Jueces—hubo algunos jueces muy buenos, y otros no muy buenos—y ellos tuvieron diversas batallas aquí y allá, pero eventualmente conquistaron la tierra en siete años. Ellos dividieron la tierra, todos ellos tuvieron su heredad tal como Dios había planeado. Ellos entraron en la tierra y Dios los prosperó.

 

Luego Dios levantó, eventualmente, a David para tomar el lugar de Saúl. Dios le dio a David los planos para la construcción del templo para que su hijo Salomón pudiera construirlo. ¡Durante todo ese tiempo tuvieron paz, todas las 12 tribus!

 

Cuando Salomón fue rey sobre ellas tuvieron la gran dedicación del templo. Ustedes pueden leer la tremenda oración que hizo Salomón. Dios puso Su presencia ahí, y reafirmó Su presencia, haciendo que una nube entrara en el templo.

 

¡Luego Salomón pecó! Dios tuvo que llevarse las 10 tribus del norte. Nunca hubo un rey justo sobre esas diez tribus hasta que se fueron en cautividad en el año 703-701 A.C.

 

Quedó la tribu de Judá junto con Benjamín. Algunos de los reyes fueron muy justos. Uno de esos reyes fue Ezequías, quien fue un rey justo. Él limpió el templo de toda la idolatría y ellos tuvieron una gran Pascua y una gran Fiesta de Panes Sin Levadura.

 

¡Vayamos a ver el milagro imposible que Dios hizo para salvar a Judá y a Ezequías de los Asirios!

 

(Pase a la siguiente pista)

 

Era cierto, el rey de Asiria había conquistado cada una de estas naciones que aquí se mencionan. Él fue a Egipto con un gran ejército y tomó su botín, y mientras lo llevaban de regreso a Asiria acamparon en la frontera de Judá para tomar Jerusalén. Es ahí cuando envían al comandante general a hablar a los hijos de Judá, quienes estaban al otro lado del muro en presencia de los oficiales. Y él vino y les habló de todo lo que el rey de Asiria había hecho, y de cómo habían obtenido estos tesoros.

 

Ahora, ‘Si ustedes se entregan los llevaremos como esclavos pero vivirán.’ Y él les dijo que no hicieran caso a lo que Ezequías les diría, sobre lo que Dios haría por ellos.

 

Veamos qué sucedió cuando Ezequías recibió la carta:

 

Isaías 37:14 “Y Ezequías recibió la carta de la mano del mensajero, y la leyó. Y Ezequías subió a la casa del SEÑOR y la extendió delante del SEÑOR. Y Ezequías oró al SEÑOR, diciendo” (versos 14-15).

 

Pongamos atención a esta oración porque aquí hay una muy buena lección de parte de Ezequías:

 

Verso 16: “Oh SEÑOR de los ejércitos, Dios de Israel, Quien habitas entre el querubín. Tú eres Dios, sólo Tú de entre todos los reinos de la tierra. Tú has hecho los cielos y la tierra. Inclina Tu oído, Oh SEÑOR, y oye; abre Tus ojos, Oh SEÑOR, y ve; y oye todas las palabras de Senaquerib las cuales ha enviado para burlarse del Dios viviente. Ciertamente, Oh SEÑOR, los reyes de Asiria han devastado todos los países y sus tierras, y han echado sus Dioses en el fuego, porque no eran dioses, sino la obra de las manos de hombres, madera y piedra; así que los han destruido. Y ahora, Oh SEÑOR, sálvanos de su mano… (versos 16-20). Buena lección; ¡sólo Dios puede salvarnos!

 

Él puede intervenir en nuestras vidas ahora para salvarnos de cualquier circunstancia en la que podamos estar. ¡La salvación final será la resurrección de los muertos! ¡Ese es otro evento imposible que Dios va a llevar a cabo!

 

Verso 20: “Y ahora, Oh SEÑOR, sálvanos de su mano para que todos los reinos de la tierra puedan saber que Tú eres el SEÑOR, y Tú solamente.”

 

Verso 21: “E Isaías el hijo de Amós envió a Ezequías, diciendo, ‘Así dice el SEÑOR, Dios de Israel, “Por cuanto has orado a Mí en contra de Senaquerib rey de Asiria”’”

 

Noten lo efectiva que es una oración ferviente. Ezequías era un hombre recto en ese tiempo. Así que él oró a Dios. 

 

Verso 22: “Esta es la palabra la cual el SEÑOR ha hablado concerniente a él [Senaquerib], ‘La hija virgen de Sion te ha despreciado y se ha reído de ti; la hija de Jerusalén ha sacudido su cabeza hacia ti. ¿De Quién te has burlado y has blasfemado? Y ¿Contra Quién has alzado tu voz y tus ojos a o alto? Incluso contra el Santo de Israel. Por tus siervos te has burlado del SEÑOR y has dicho, “Por mis muchos carros he llegado a la altura de las montañas, a la anchura del Líbano; y cortaré sus altos cedros, y sus abetos selectos; y subiré a su cima, a los más finos de sus bosques”’” (versos 22-24). ¡Refiriéndose a cómo veía a las naciones y a Israel!

 

Verso 25: “‘He cavado y bebido agua; y con la planta de mi pie he secado todos los arroyos de Egipto.’ ¿No has oído desde hace mucho cómo lo hice? Desde tiempos antiguos, cómo lo he formado? Ahora, Yo he hecho suceder el que tú devastaras ciudades fortificadas a montones de ruinas” (versos 25-26). ¡Eso es lo que hizo el Rey de Asiria!  

 

Aquí están ellos en este relato acampando, y vamos a ver lo que Dios hizo porque este es un ejemplo de:

 

·            Dios peleando por nosotros

·            Dios interviniendo para ayudarnos

·            Cómo debemos de confiar en Dios

 

Porque la verdad es que una de las más grandes bendiciones que podemos presenciar, es vernos en una situación en donde sabemos que somos completamente indefensos y que:

 

·        Necesitamos a Dios

·        Necesitamos Su intervención

·        Necesitamos Su misericordia

·        Necesitamos Su sanidad

·        Necesitamos Su amor

 

Es una gran bendición ¡Y por eso es que tenemos aflicciones!

 

Aquí está Ezequías rodeado de un enorme ejército. ¿Qué podían hacer los hijos de los Judíos?

 

Verso 33: “Por lo tanto, así dice el SEÑOR concerniente al rey de Asiria, ‘Él no entrará en esta ciudad ni disparará una saeta ahí, ni vendrá contra ella con escudo, ni lanzará rampa contra ella… [para asaltarla sobre los muros] …Por el camino que vino, por ese mismo camino volverá, y no entrará en esta ciudad,’ dice el SEÑOR. “Porque Yo defenderé esta ciudad para salvarla…’” (versos 33-35).

 

Recuerden lo que Dios les dijo a los hijos de Israel: ¡Quédense quietos y vean la salvación del SEÑOR, porque Yo pelearé por ustedes!

 

En ambos casos, los hijos de Israel llegaron a un punto en el que no había nada que pudieran hacer. Todo estaba en su contra ¡Pero Dios intervino!

 

Verso 35: “Porque Yo defenderé esta ciudad para salvarla, por amor a Mi mismo y por amor a Mi siervo David.”

 

Miren lo que Dios hizo, verso 36: “Entonces el ángel del SEÑOR salió e hirió a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de Asiria…”

 

Ahí estaban ellos, listos para irse a dormir y preparar la batalla por la mañana. Estaban listos para tomar Jerusalén, sus tesoros, y matar a todos los que pudieran. Así que Dios envió a su ángel y todos murieron mientras dormían, con excepción del rey y sus altos oficiales.

 

“…Y ellos se levantaron temprano por la mañana, y ¡He aquí! Todos eran cadáveres muertos” (Verso 36).

 

·        ¿Puede Dios hacerse cargo de un ejército tan rápido?

·        ¿Puede Él pelear eficientemente contra el enemigo por nosotros?

·        ¿Sabe Él como hacerlo? Si, ¡Así es!

 

Ahora veamos qué sucedió con Senaquerib; verso 37: “Y Senaquerib rey de Asiria se retiró de ahí, y fue y volvió y habitó en Nínive. Y sucedió que mientras él adoraba en la casa de Nisroc su dios, Adramelec y Sarezer sus hijos lo hirieron con la espada. Y ellos escaparon a la tierra de Ararat; y Esar-hadon su hijo reinó en su lugar” (versos 37-38). ¡Asesinado por sus propios hijos!  

 

¡Dios sabe cómo pelear por nosotros! Y cuando Dios ya ha peleado por nosotros, no debemos hacer los que hicieron los hijos de Israel. ¿Qué fue lo que pasó con ellos? ¡Tres días después se quejaron con Dios porque no tenían agua! Así que vinieron a Mará donde había agua, pero el agua era amarga. Y cuando vieron esto ellos lloraron y dijeron ‘¡Todos vamos a morir!’

 

¿Qué tuvo que hacer Moisés? Taló un árbol, lo echó en el agua.. ¡Y el agua se volvió dulce! Y todos tuvieron mucha agua! ¡Dios se hizo cargo de todo!

 

Ahora, volviendo al ejemplo de Ezequías, después de que sucedió este gran milagro ¡Dios le dijo a Ezequías que pusiera en orden sus asuntos y su casa porque iba a morir!

 

Isaías 38:2: “Luego Ezequías volvió su rostro hacia la pared, y oró al SEÑOR, y dijo, ‘Recuerda ahora, oh SEÑOR, te suplico, cómo he caminado delante de Ti en verdad y con un corazón íntegro, y he hecho aquello que es bueno en tu vista.’ Y Ezequías lloró con gran llanto. Entonces vino la Palabra del SEÑOR a Isaías, diciendo, ‘Ve y di a Ezequías, “Así dice el SEÑOR, el Dios de David tu padre, ‘He oído tu oración, he visto tus lágrimas; he aquí, añadiré a tus días quince años’” (versos 2-5).

 

Aquí está la lección: Cuando viene una bendición de Dios, ¡No debemos envanecernos! Aquí está lo que sucedió. Todo el tesoro que todos los soldados tenían en el ejército Asirio lo recogieron los hijos de Judá, y se llevaron todos los objetos caros—oro, plata, cobre, y todas las piedras preciosas—y las pusieron en el tesoro de la casa de Dios. 

 

Ahora, el rey de Babilonia había oído de esta gran derrota de Asiria, porque era un reino importante y dominaba Babilonia en aquel tiempo. Así que el rey de Babilonia era solo un rey vasallo.

 

Isaías 39:1: “En aquel tiempo Merodac-Baladán, el hijo de Baladán, rey de Babilonia, envió cartas y un presente a Ezequías; porque oyó que había estado enfermo y se había recuperado.” 

 

En otras palabras, vinieron y halagaron a Ezequías y este se envaneció.

 

La lección para nosotros aquí es: Después que Dios ha peleado nuestras batallas y hemos salido victoriosos, ¡no debemos permitir que la vanidad nos infle ni hacer cosas estúpidas como hizo Ezequías!

 

Ezequías se envaneció y estas personas lo halagaron diciéndole ‘¡Qué gran hazaña la que hiciste! Seguramente debes ser el rey más grande sobre la tierra, y ahora el más rico. ¿Qué te trajeron? 

 

Y Ezequías les dijo, ‘¡Vengan a ver!’ Y él los llevó y les mostró todo. Toda la riqueza y los tesoros que Dios les había dado como botín.

 

Verso 3: “Entonces el profeta Isaías vino al rey Ezequías, y le dijo, ‘¿Qué te dijeron estos hombres, y de dónde vinieron a ti?’ Y Ezequías dijo, ‘Han venido a mí de un país lejano, de Babilonia.’ Y él dijo ‘¿Qué han visto ellos en tu casa? Y Ezequías respondió ‘Ellos han visto todo lo que hay en mi casa; no hay nada en mis tesoros que no les haya mostrado’” (versos 3-4). ¡Eso fue muy estúpido!  

 

No hagamos cosas estúpidas después de que Dios ha peleado nuestras batallas, no nos envanezcamos en nuestras propias ideas. 

 

Verso 5: “Entonces Isaías dijo a Ezequías, ‘Oye la Palabra del SEÑOR de los ejércitos. “He aquí, los días vienen cuando todo lo que está en tu casa, y aquello lo cual tus padres han guardado hasta este día, será llevado a Babilonia. Nada quedará,” dice el SEÑOR’” (versos 5-6).

 

Y eso sucedió en los días de Nabucodonosor, ¡Se lo llevó todo!  

 

Verso 7: “Y de tus hijos los cuales saldrán de ti, a quienes tú engendrarás, a ellos se los llevarán; y serán oficiales en el palacio del rey de Babilonia.Y sabemos que esto se cumplió con Sadrac, Mesac y Abednego!

 

Ahora, noten la actitud de Ezequías ante todo esto. ¡Él no se arrepintió! Después de todo lo que Dios hizo por él, después de todas las cosas de las que se había arrepentido y de orar a Dios para pedirle que los librara del ejército de 180,000 asirios, y de quedarse los tesoros de ellos… ¡Esto que hizo fue algo muy tonto! Incluso después de que Dios le diera 15 años más de vida, miren su actitud:

 

Verso 8: “Entonces Ezequías dijo a Isaías, ‘Buena es la Palabra del SEÑOR la cual has hablado.’ Y él dijo, ‘Pues al menos habrá paz y verdad en mis días.’”

 

¡Qué tremendo! Se volvió egoísta sin siquiera pensar en las cosas que sucederían después de su muerte. Pudo haber sido distinto. Piensen en todas las cosas que pudieron haber sido distintas. Y ¿Saben quién sucedió a Ezequías en el trono? ¡Manasés! Uno de los reyes más malvados de todos quien reinó durante ¡55 años! Pero bueno, ustedes ya saben cómo terminó esta historia.

 

Vayamos ahora al Nuevo Testamento y veamos lo que Jesús nos dice. Recuerden que cada vez que Dios nos bendice y pelea una batalla por nosotros, debemos ser agradecidos, ser humildes, y no permitirnos caer en malas actitudes porque  ¡Eso no va a funcionar! 

 

Entonces, aquí Jesús estaba explicando acerca de cómo debe ser el matrimonio, y de cómo es difícil para un rico entrar en el Reino del Cielo (Mateo 19: 23-24).

 

Mateo 19:25: “Pero tras escuchar esto, los discípulos se sorprendieron grandemente y dijeron, “¿entonces quién es capaz de ser salvo?” Pero Jesús los miró y dijo, “Con los hombres esto es imposible…’” (versos 25-26).

 

Pensemos en esto. Hay muchas cosas que son imposibles para los hombres.

 

1.      No pueden levantar a los muertos

2.      No pueden bendecir como Dios

3.      No pueden pelear contra los enemigos como Dios puede

4.      No importa quienes seamos ni cuantas riquezas tengamos, si no nos humillamos a nosotros mismos.. no vamos a ser salvos

 

“…pero con Dios todas las cosas son posibles.” (verso 26). ¡Pensemos en esto mientras vemos nuestras vidas!

 

·        Tenemos que ver las cosas que hemos estado haciendo

·        Tenemos que ver nuestros pecados

·        Tenemos que ver la levadura que ha entrado en nuestras vidas durante este año

 

Y el objetivo es que hayamos estado sacando estas cosas durante la Fiesta de Panes Sin Levadura, pidiéndole a Dios que:

 

·        Nos ayude

·        Nos fortalezca

·        Nos permita vencer

 

¡Y Él lo hará! “…Con hombres esto es imposible, pero con Dios todas las cosas son posibles.”

 

Mateo 17 nos da otra lección importante. Esto es lo importante. Y por eso es que necesitamos:

 

·        La verdad

·        El amor

·        El Espíritu de Dios

·        La convicción de Dios

 

para creer lo que Dios ha dicho, y saber que Él está por nosotros y que ¡nada nos detendrá de recibir la vida eterna! Aquí está lo que Jesús dijo después de expulsar a un demonio:

 

Mateo 17:20: “Y Jesús les dijo, ‘Por causa de su incredulidad…”

 

¿Qué es lo que debemos hacer cuando nos falta fe? Necesitamos hacer lo que hizo este hombre quien rogó a Jesús que expulsara al demonio de su hijo. Él dijo ‘Señor, ¡ayuda a mi incredulidad!’ En otras palabras, ‘Señor, dame credulidad para vencer mi incredulidad.’ ¡Dios lo hará! ¡Dios quiere que creamos!

 

“…Porque verdaderamente les digo, si tienen fe como una diminuta semilla de mostaza, dirán a esta montaña, ‘Remuévete de aquí,’ y ésta se removerá; y nada será imposible para ustedes”

 

Detengámonos a pensar en esto un minuto. ¿Qué cambiaría si una montaña se moviera? Bueno, ¡muchas cosas cambiarían! Pero, ¿Saben qué es más difícil que mover montañas? ¡Convertir la mente! ¡Convertir nuestros pensamientos es más difícil que mover una montaña! Y todo tiene que ser de acuerdo a la voluntad de Dios.

 

Hay muchas cosas que tenemos que vencer, muchas cosas que debemos dejar, muchas cosas que debemos perdonar. Sí, es así porque somos seres humanos.

 

Después de pasar por todo lo que dice en Hebreos 11—por fe… Todo lo que está escrito aquí sobre lo que los patriarcas hicieron por fe, es porque creyeron en Dios a pesar de sus circunstancias.

 

¿Qué hizo Él que fuera imposible? Lo que le dijo a Sara que sucedería. ¡Nada es imposible con Dios! Ahí estaba Sara de 90 años de edad cuando dio a luz a Isaac, como Dios dijo. Abraham dijo que así sería. Él tenía una fe fuerte y creyó, y todo sucedió ¡En el tiempo señalado! ¡Es increíble! ¡Por eso Sara se rio!

 

‘¿Crees que una mujer de 90 años de edad va a tener y a amamantar a un hijo? El Señor dijo, ‘¿Por qué te reíste? Sara dijo, ‘No me reí.’ Pero el Señor le dijo ‘Si, te reíste, y para este tiempo el próximo año vas a tener un hijo.’ Imposible ¡Pero sucedió!

 

Todos los acontecimientos desde el tiempo de Abraham, Isaac y Jacob hasta Cristo, se cumplieron como Dios profetizó que sucederían ¡Así es! ¡Cada una de estas cosas fueron por fe!

 

Hebreos 11:1: “Ahora, fe es la sustancia…” El Espíritu es una sustancia, y:

 

·            Debemos tener la fe de Cristo; ese es un don espiritual

·            Debemos tener al amor de Dios; ese es un don espiritual

 

“…de cosas esperadas… [si ya lo tenemos, entonces no hay nada que esperar, ya lo tenemos] …y la convicción de cosas no vistas” (verso 1).  Eso es algo que todos necesitamos en mayor medida.

 

·            Convicción de la Verdad de Dios

·            Convicción de la justicia de Dios

·            Convicción y fe en lo que Dios ha dicho y que Él es capaz de hacer

 

Verso 2: “Porque por esta clase de fe los ancianos obtuvieron un buen reporte. Por fe entendemos que los mundos fueron creados por la palabra de Dios, así que las cosas que son vistas fueron hechas de cosas que son invisibles.” (versos 2-3).

 

Y luego hace un repaso de todos: Abel, Enoc…

 

Verso 6: ‘Ahora, sin fe es imposible agradar a Dios...’  No podemos agradar a Dios solo por lo que nosotros pensemos. ¡Tiene que ser de acuerdo a la Palabra de Dios, el Espíritu de Dios y sus promesas!

 

“… Porque es obligatorio para aquel que viene a Dios creer que Él existe…” (verso 6). Y todo lo que Él ha dicho en la Biblia.

 

Sería bueno que a manera de repaso, buscara todos los lugares en la Biblia que hablan sobre Dios; que hablan sobre:

 

·            Quien es Dios

·            Lo que ha hecho

·            La forma en que lo ha hecho

·            La razón por la cual lo ha hecho

 

¡Eso ayudará a nuestra fe! Y recuerden que:

 

Ø   Para Dios es imposible mentir

Ø   Para nosotros es imposible creerle a Dios a menos que tengamos fe

 

·            Sabemos que Él existe

·            Sabemos que Él ahí está

·            Sabemos que nos ha llamado

·            Sabemos que Cristo vino

·            Sabemos que Dios lo ha levantado de los muertos

·            Sabemos que Él está a la mano derecha de Dios el Padre

·            Sabemos que Él es nuestro Sumo Sacerdote

·            Sabemos que Él está ahí para interceder por nosotros

 

“…y que Él es un galardonador de aquellos que diligentemente lo buscan.” (verso 6)— ¡no a medias!

 

Recuerden que estamos viviendo en la era de Laodicea, donde hay tantas comodidades que hacen que las personas se sientan satisfechas. Se sienten enriquecidas sin saber que se están deslizando como Ezequías, ¡y hacen cosas estúpidas! Por eso Jesús les dice a los Laodiceanos, ‘A tantos como amo, reprendo y castigo, por lo tanto ¡arrepiéntanse! Y ese es el significado que tiene la Fiesta de Panes sin Levadura para nosotros.

 

Cada año viene para que aprendamos que esto no lo podemos lograr por nosotros mismos. ¡Tiene que venir de Dios!

 

Y tampoco va a ser como nosotros pensamos, ¡Va a ser a la manera de Dios! Tengamos la seguridad de que nosotros podemos:

 

·            Creerle a Dios

·            Creer en sus promesas

·            Confiar en Él

 

¡Él cumplirá todo lo que ha dicho!

 

Vayamos a Hebreos 12—porque ahí está cómo debemos llevar a cabo nuestra parte. No seamos como los hijos de Israel cuando llegaron al Mar Rojo: ‘¿Pero cómo le vamos a hacer para cruzar el Mar Rojo?’ Bueno, ¡Ellos cruzaron! ¡Dios les abrió el camino! Y Dios nos abrirá el camino a nosotros también… ¡sin importar cuáles sean nuestras circunstancias!

 

Hebreos 12:1: “Por tanto, dado que estamos rodeados por tan gran multitud de testigos, dejemos a un lado todo peso…”

 

Todo aquello que nos pesa. No nos dejemos agobiar por el peso—vayamos a Dios y oremos al respecto para poder vencer y sacar estas cosas de nuestras vidas.

 

“…y el pecado que tan fácilmente nos atrapa… [especialmente en esta sociedad con tantas cosas de Satanás el diablo en el ambiente] …y corramos la carrera puesta delante nuestro con Resistencia” (verso 1).

 

·            Sin detenernos

·            Sin rendirnos

·            Sin desanimarnos

 

Sino animándonos ¡porque Dios siempre está con nosotros! Él dice en los Salmos, ¡Yo estoy contigo en tus tribulaciones! ¡Él nos ayudará a superarlas! Y la solución final de Su plan es la resurrección. ¡Todos debemos ser fieles hasta el fin!

 

Verso 2: “Teniendo nuestras mentes fijas en Jesús…”

 

Por eso es que tenemos los Evangelios; estúdienlos de nuevo. Jesús era el Dios del Antiguo Testamento; Él viene como Rey de reyes y Señor de señores, ¡Y nosotros vamos a ser parte de eso!

 

“…el Iniciador y Terminador de nuestra fe…” (verso 2).

 

Él la inició en el momento en que nos llamó… y la terminará ayudándonos a vencer, a cambiar, y a ser perfeccionados has el final.

 

“…Quien por el gozo que tenía delante de Él resistió la cruz, aunque despreció la vergüenza, y se ha sentado a la mano derecha del trono de Dios” (verso 2). Noten el contraste.

 

·            Crucificado y clavado en la estaca

·            Sufriendo una muerte ignominiosa

·            Levantado de entre los muertos

·            Ascendido al Trono de Dios durante la Fiesta de Panes Sin Levadura

·            Victorioso sobre todas las cosas

 

¡Y eso también aplica para nosotros! Piensen en esto un minuto.

 

Verso 3: “Ahora, mediten profundamente en Quien resistió tan gran hostilidad de pecadores contra Sí Mismo para que no lleguen a estar cansados y desmayen en sus mentes.” ¡No hagan eso! Es por eso que tenemos la Fiesta de Panes Sin Levadura.

 

Verso 4: “Ustedes aún no han resistido al punto de perder sangre en su lucha contra el pecado.” ¿No es eso cierto?

 

·            Veamos lo que eso es para nosotros

·            Veamos cómo funciona

 

Piense que todo lo que pase en su vida va a suceder por un propósito. Todas esas cosas serán para que nosotros podamos:

 

·            Aprender diferentes lecciones

·            Aprender amor y obediencia

·            Entender que Dios está trabajando en nuestras vidas

·            Darnos cuenta de que no podemos servirnos a nosotros mismos, o resolver las cosas nosotros mismos

 

¡Si usted está en problemas, no diga que va a orar cuando ya lo tiene resuelto! ¡NO! ¡Usted no va a resolverlo hasta que haya orado primero!

 

Romanos 8:28—sin importar cuáles sean las dificultades, esto es algo que necesitamos saber. Esto nos da la esperanza y seguridad, el tener la mente fijada en Cristo.

 

Romanos 8:28: “Y sabemos que todas las cosas… [Todo lo que nos ocurre]… trabajan juntas para el bien de aquellos que aman a Dios… [Con todo nuestro corazón, mente, alma y ser]… para aquellos que son llamados de acuerdo a Su propósito [Lo cual aplica a nosotros]… Porque aquellos a quienes Él conoció de antemano, también predestinó para ser conformados a la imagen de Su propio Hijo… [Cosas muy grandes nos esperan]… para que Él pudiera ser el primogénito entre muchos hermanos.” (Versos 28-29).

 

Estamos impacientes por entender más acerca de Pentecostés y la resurrección, ¡y qué maravilloso será eso!

 

Aquí hay una garantía si usted se mantiene caminando en la manera en que Dios quiere: siga confiando en Dios en las cosas que Él ha dicho. Crea en Dios y en Sus promesas, sin dudar. Y continúe corriendo la carrera con resistencia.

 

Verso 30: “Entonces a quienes Él predestinó, a éstos también llamó; y a quienes Él llamó, a éstos también justificó; y a quienes Él justificó, a éstos también glorificó.”

 

La única gloria que tenemos ahora es el haber recibido el Espíritu Santo con la promesa, la señal de la completa promesa espiritual que viene con la resurrección.

 

Verso 31: “¿Qué diremos entonces a estas cosas? Si Dios es por nosotros… [Él siempre es por nosotros]… ¿quién puede estar contra nosotros?”

 

·            Nadie

·            Nada

·            Ningún hombre

·            Ninguna circunstancia

·            Nada en esta vida

 

Verso 32: “Aquel Quien no escatimó incluso a Su propio Hijo, sino que renunció a Él por todos nosotros, ¿cómo no nos otorgará también todas las cosas con Él?¡Él nos las va a dar!

 

Verso 33: “¿Quién traerá una acusación contra el elegido de Dios? Dios es Aquel que justifica. ¿Quién es aquel que condena? Es Cristo Quien murió, más aun, Quien es alzado de nuevo, Quien está incluso ahora a la mano derecha de Dios, y Quien está también haciendo intercesión por nosotros.” (Versos 33-34).

 

¡Piensen en todo esto con relación a ustedes! Cada uno de nosotros, ¡cada una de las personas que Dios ha llamado! Noten que si ustedes tienen esta creencia, esta esperanza, esta convicción:

 

Verso 35: “¿Qué nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

 

Puede ser que nos toque enfrentar todas estas cosas. Muchos hermanos en el pasado han tenido que enfrentarlas. Lo tomaron como un paso largo en alabanza a Dios. Muchos de ellos quienes fueron llevados para ser quemados en la hoguera, asesinados y torturados por la Iglesia Católica Romana, en contra de todas las iglesias en el Piamonte del Norte de Italia.

 

Cuando se los llevaban, ellos iban cantando himnos a Dios, perdonando a aquellos quienes los mataban, quienes los quemaban en la hoguera. ¡Piensen en eso! Si usted cree que ha tenido problemas, usted necesita ponerse de rodillas y agradecer a Dios que no ha tenido que pasar por eso ahora, para que pueda tener la fortaleza y esperanza para enfrentar las cosas que está viendo ahora mismo. ¡No hemos tenido que enfrentar esas cosas!

 

Verso 36: “En consecuencia, está escrito, “Por amor a Ti estamos muertos todo el día; somos contados como ovejas para la masacre.”” ¡Otro tiempo de martirio está por venir en el futuro!

 

Verso 37: “Pero en todas estas cosas… [Todo lo enlistado aquí]… somos más que conquistadores a través de Aquel Quien nos amó.” ¡Porque esas cosas nunca pueden vencer a Dios!

 

·            Es imposible vencer a Dios

·            Es imposible vencer Su propósito

·            Su Palabra es verdad

·            Él dice que nosotros seremos levantados de los muertos

·            Él dice que recibiremos vida eterna

 

¡Eso va a suceder!

 

          Verso 38: “Porque estoy persuadido… [Esta la convicción y persuasión que necesitamos tener]… que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni poderes, ni cosas presentes, ni cosas por venir, ni altura, ni profundidad, ni cualquier otra cosa creada, será capaz de separarnos del amor de Dios, el cual es en Cristo Jesús nuestro Señor.” (Versos 38-39).

 

          ¡Dios va a hacer lo imposible! ¡Él lo ha demostrado una y otra vez! Es por esto que tenemos la Fiesta de Panes Sin Levadura, para que podamos:

 

·            Confiar en Dios

·            Buscar Su ayuda

·            Buscar Su salvación

·            Creer Sus promesas

·            Creer Su Palabra

 

¡Sabemos que podemos amarlo con todo nuestro corazón, mente, alma y ser!

¡Este es el significado del Último Día de Panes Sin Levadura!

 

Citas Bíblicas:

1)          Levítico 23:6-8

2)          Salmos 148:1-5

3)          Salmos 146:5

4)          Éxodo 14:8-16

5)          Éxodo 19:3-6, 8

6)          Éxodo 20:2-19

7)          Isaías 37:14-26, 33-38

8)          Isaías 38:2-5

9)          Isaías 39:1-8

10)       Mateo 19:25-26

11)       Mateo 17:20

12)       Hebreo 11:1-3, 6

13)       Hebreo 12:1-4

14)       Romanos 8:28-39

 

Escrituras referenciadas, no citadas:

·            Juan 14-16

·            Mateo 19:23-24

 

Atrás
El día que Jesús el Cristo murió
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Carta de Junio 2020
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones