| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Libros |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia |  | Abre mis ojos | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Sermones en Vivo
Cartas del...
 2009    2010    2011  
 2012    2013    2014  
 2015    2016    2017  
 2018    2019    2020  
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Seis dias antes de la ultima Pascua de Jesús
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Atrás
Restoring Original Christianity—for Today

Restaurando el cristianismo original—¡para hoy! 

Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica

P.O. Box 1442

Hollister, California 95024-1442

(831) 637-1875

laverdaddedios.org • truthofgod.org • churchathome.org

afaithfulversion.org • theoriginalbiblerestored.org

Fred R. Coulter

Ministro

 

Febrero 11, 2021

         

Queridos hermanos,

 

          Las fuerzas más poderosas de maldad en el mundo se han unido en contra del pueblo de USA—especialmente contra aquellos que creen en Dios y en la Biblia. Buscan destruir la unidad de familia como Dios la creó. Quieren abolir la dignidad individual y la libre elección, gobierno limitado, y nuestras libertades civiles como son garantizadas por la constitución.

          Un esfuerzo concertado está siendo hecho para controlar la vida de los americanos—incluyendo nuestros propios pensamientos e ideas y nuestro derecho a la libre expresión. Este esfuerzo está ocurriendo a todo nivel: corporaciones, educación, principales redes sociales y canales de comunicación, los gigantes de computación e internet, TV y redes de cable, los grandes bancos, Hollywood; industrias importantes nacionales, principales publicadores; etc. Y todo esto está siendo guiado y motivado por el partido demócrata bajo Joe Biden. Su meta es rehacer USA como una nación comunista socialista—aparentemente como preparación para el gobierno único mundial.

          Pasando por alto al Congreso, Biden ha sacado 40 órdenes ejecutivas—casi todas ellas inconstitucionales. Esto lo hace a él el primer dictador de USA—si no es detenido por el Congreso o las cortes. Alarmantemente, cada acción que Biden ha tomado parece ser hecha para agradar al gobierno chino.

          Estas personas odian a Dios. Odian al cristianismo y buscan destruirlo. Desprecian a todo el que no piense exactamente como ellos. Se han colocado como dictadores tiránicos para oprimir al pueblo americano y someterlos a sus dictados impíos.

          ¿Quién es el poder detrás de estas tácticas de maldad? El poder no visto detrás de esta agenda ilegal y destructiva no es otro que Satanás el diablo y sus demonios. Están empujando este esfuerzo mundial para engañar a todo el mundo. El apóstol Juan escribe que “el mundo entero se encuentra en poder del maligno” (I Juan 5:19). Satanás gana este poder sobre los pueblos y naciones a través de mentiras y engaño. Dios describe cuan inmenso llegará a ser el poder de Satanás justo antes del regreso de Cristo: “Y el gran dragón fue echado fuera, la serpiente antigua que es llamada el diablo y Satanás, quien está engañando [activamente] al mundo entero…” (Apocalipsis 12:9).

          El engaño de Satanás está descrito en Isaías como una inmensa “cubierta” que afecta a todas las naciones: “Y destruirá [Jesús a Su regreso] en esta montaña la faz de la cubierta la cual cubre a toda la gente y el velo [de engaño] que está tejido sobre todas las naciones” (Isaías 25:7).

          Ultimadamente, este engaño resultará en todas las naciones adorando un final gran líder mundial quien clama ser “Dios manifestado en la carne”—para “salvar al mundo.” Líderes mundiales darán sus gobiernos a este poder de la bestia: “Y adoraron al dragón, quien dio su autoridad a la bestia. Y adoraron a la bestia, diciendo, “¿Quién es como la bestia? ¿Quién tiene el poder de hacer guerra contra él?” Y una boca hablando grandes cosas y blasfemias le fue dada; y autoridad le fue dada para continuar por cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar Su nombre, y Su tabernáculo, y a aquellos que viven en el cielo. Y le fue dado poder para hacer guerra contra los santos, y vencerlos; y le fue dada autoridad sobre toda tribu e idioma y nación. Y todos los que viven sobre la tierra lo adorarán, cuyos nombres no han sido escritos en el libro de vida del Cordero…” (Apocalipsis 13:4-8).

          ¿Por qué está pasando todo esto? Todos estos males han llegado a USA—así como al Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda—porque como descendientes modernos del antiguo Israel, hemos dejado a Dios y rechazado Sus mandamientos y leyes. Mientras profesamos ser gente con buena moral, nos engañamos mientras caemos más y más en ilegalidad e inmoralidad. Consecuentemente, ¡Dios está castigándonos por nuestros pecados y abominaciones colectivas! Lo mismo le pasó al antiguo Israel.

          Todo comenzó hace más de 100 años con los así llamados líderes del falso cristianismo y los políticos corruptos. Esto ha crecido ahora hasta permear casi todo aspecto de la sociedad. Las profecías de Isaías en contra del Israel antiguo aplican directamente a nosotros hoy: “Oigan, Oh cielos, y da oído, Oh tierra; porque el SEÑOR ha hablado, “He levantado y criado hijos, pero se han rebelado contra Mí. El buey conoce a su dueño, y el burro el pesebre de su señor; pero Israel no Me conoce; Mi pueblo no entiende.”

          “Ah, nación pecadora, un pueblo cargado con iniquidad, una semilla de malhechores, ¡hijos que negocian corruptamente! Han abandonado al SEÑOR; han provocado al Santo de Israel a ira; han marchado hacia atrás. ¿Por qué deberían ser afligidos más? Ustedes se rebelarán más y más; la cabeza entera está enferma, y el corazón entero desmaya. Desde la planta del pie incluso hasta la parte superior de la cabeza no hay solidez en ello; solo heridas y moretones y llagas putrefactas; no han sido cerradas, ni vendadas, ni calmadas con ungüento.

          “Su país es una desolación, sus ciudades están quemadas con fuego. Extraños devoran su tierra justo en su misma presencia, y es desperdiciada, como derrocada por extraños.Salvo que el SEÑOR de los ejércitos nos hubiera dejado un remanente muy pequeño [todo el pueblo de Dios en las iglesias de Dios], habríamos sido como Sodoma; habríamos llegado ser como Gomorra” (Isaías 1:2-9).

          Mientras muchas personas profesan una creencia en Dios y son “religiosos,” no aman verdaderamente a Dios ni guardan Sus mandamientos. No son mejores que Sodoma y Gomorra—física y espiritualmente: “Oigan la Palabra del SEÑOR, gobernadores de Sodoma; den oído a la ley de nuestro Dios, pueblo de Gomorra. “¿Para qué propósito es la multitud de sus sacrificios a Mi?” dice el SEÑOR; “Estoy saciado de holocaustos de carneros, y lo gordo de las bestias alimentadas; y no Me deleito en la sangre de toros, o de corderos, o de machos cabríos. Cuando vienen a aparecer ante Mí, ¿quién ha requerido esto de su mano, para pisotear Mis patios? No traigan más sacrificios vanos; incienso es una abominación para Mi—luna nueva y Sábado [su observancia del domingo y los festivos], el llamado de asambleas; ¡no puedo soportar iniquidad junto con la asamblea solemne!

          “Sus lunas nuevas y sus fiestas designadas odia Mi alma; son un problema para Mí; estoy cansado de llevarlas. Y cuando extiendan sus manos, ocultaré Mis ojos de ustedes; sí, cuando hagan muchas oraciones, NO OIRÉ; sus manos están llenas de sangre” (versos 10-15).

          Después que Dios expone sus pecados y malas acciones, Él los llama a dejar de pecar y arrepentirse delante de Él: Lávense ustedes mismos, límpiense ustedes mismos; repudien el mal de sus obras de delante de Mis ojos; cesen de hacer el mal; aprendan a hacer el bien; busquen juicio, reprueben al opresor. Juzguen al huérfano, aboguen por la viuda.

          “Vengan ahora, y razonemos juntos,” dice el SEÑOR. “Aunque sus pecados sean como escarlata, serán tan blancos como la nieve; aunque sean rojos como carmesí serán como la lana. Si están dispuestos y son obedientes, comerán lo bueno de la tierra; pero si se rehúsan y rebelan, serán devorados con la espada;” porque la boca del SEÑOR lo ha hablado” (versos 16-20).

          Así mismo, el profeta Jeremías acusó a los líderes religiosos de Israel porque adoraban a Baal en vez del verdadero Dios: ““Y Yo he visto cosas repulsivas en los profetas de Samaria; ellos profetizaron por Baal e hicieron que Mi pueblo Israel se desviara. También he visto una cosa horrible en los profetas de Jerusalén; ellos cometen adulterio y andan en mentiras. También fortalecen las manos de malhechores, de modo que ninguno se vuelve de su maldad; todos ellos son como Sodoma para Mí, y sus habitantes como Gomorra.

          “Por tanto así dice el SEÑOR de los ejércitos respecto a los profetas, ‘He aquí, Yo les daré de comer ajenjo, y haré que beban agua venenosa; porque de los profetas de Jerusalén impiedad ha salido a toda la tierra.’ ”

          “Así dice el SEÑOR de los ejércitos, “No escuchen las palabras de los profetas que les profetizan. Ellos los hacen vanos; hablan una visión de su propio corazón, no de la boca del SEÑOR. Ellos todavía le dicen a aquellos que Me desprecian, ‘El SEÑOR ha dicho, “¡Ustedes tendrán paz!” ’ Y le dicen a todo el que camina tras la imaginación de su propio corazón, ‘¡Ningún mal vendrá sobre ti!’ ”” (Jeremías 23:13-17).

          Luego Dios pregunta, concerniente a aquellos quienes son de Él: “Porque ¿quién ha estado de pie en el consejo del SEÑOR para ver y oír Su Palabra? ¿Quién ha atendido a Su Palabra y la oyó?” (verso 18). Esto es lo que necesitamos estar hacienda cuando lleguen los tiempos difíciles. Necesitamos permanecer cerca de Dios y de Su Palabra, porque más maldad va a llegar. “He aquí, la tempestad del SEÑOR ha salido en furia, una tempestad de torbellino. Caerá gravosamente sobre la cabeza del malvado. La ira del SEÑOR no regresará, hasta que haya ejecutado y hasta que haya cumplido los propósitos de Su corazón; en los postreros días ustedes lo entenderán perfectamente. “Yo no he enviado a estos profetas, aun así ellos corrieron; Yo no les he hablado, aun así profetizaron. Pero si hubieran permanecido de pie en Mi consejo y hubieran hecho a Mi pueblo oír Mis palabras, entonces ellos se habrían vuelto de su mal camino y de la maldad de sus obras” (versos 19-22).

          Aferrándose a su adoración en domingo y festivos paganos—y rechazando el Sábado de Dios y los días santos—estos líderes del mundo “cristiano” rechazan arrepentirse y volver a Dios. Rechazan enseñarle a la gente para que abandonen sus pecados y que amen y obedezcan los mandamientos de Dios. Así, la corrección de Dios crece a un nivel más intenso. Dios le dice a Ezequiel: “Más aun la Palabra del SEÑOR vino a mí, diciendo, “Ahora tú, hijo de hombre, ¿juzgarás, juzgarás la ciudad sangrienta? Y sí, tú le harás saber todas sus abominaciones.

          “Entonces dirás, ‘Así dice el Señor DIOS, “La ciudad derrama sangre en medio de ella que su tiempo pueda llegar, y hace ídolos hacia sí misma para profanarse. Tú eres culpable por la sangre que has derramado; y te has profanado tu misma con tus ídolos que has hecho. Y has causado tus días acercarse, y han llegado tus años. Por tanto te he hecho un reproche a las naciones, y una burla a todos los países. Aquellos quienes están cerca y aquellos lejos de ti se burlarán contra ti, Oh infame y llena de tumulto.

          “He aquí, el príncipe de Israel [los líderes políticos], cada uno ha usado su poder para derramar sangre en ti. En ti han despreciado padre y madre. En medio de ti han tratado con el extranjero por opresión. En ti oprimieron al huérfano y la viuda. [líderes religiosos] has despreciado Mis cosas santas, y has profanado Mis Sábados. En ti hay hombres calumniadores quienes derraman sangre; y en ti ellos que comen en las montañas; en medio tuyo cometen inmundicia” (Ezequiel 22:1-9).

          Dado que no hay arrepentimiento entre los líderes religiosos, los políticos, o el pueblo, el castigo de Dios nuevamente se intensifica. Dios le dice a Ezequiel: “Y la Palabra del SEÑOR vino a mí, diciendo, “Hijo de hombre, dile a ella, ‘Eres una tierra que no está limpiada, ni llovida en el día de indignación.’ Hay conspiración de sus profetas en medio de ella, como un león rugiente desgarrando su presa. Ellos han devorado almas; han tomado el tesoro y cosas preciosas; ellos hicieron muchas viudas en medio de ella. Sus sacerdotes han hecho violencia a Mi ley y han profanado Mis cosas santas. No han puesto diferencia entre lo santo y lo profano, y no han enseñado la diferencia entre lo impuro y lo puro, y han ocultado sus ojos de Mis Sábados, y Yo soy profanado entre ellos.

          “Sus gobernadores en medio de ella son como lobos desgarrando la presa, para derramar sangre y destruir almas, para conseguir ganancia injusta. Y sus profetas se han cubierto ellos mismos con blanqueador, viendo visiones falsas y adivinando mentiras hacia ellos, diciendo, ‘Así dice el Señor DIOS;’ cuando el SEÑOR no ha hablado. El pueblo de la tierra ha usado opresión y cometido robo, y han causado problema al pobre y necesitado. Sí, han oprimido al extranjero injustamente.

          “Y busqué un hombre entre ellos quien debería construir un muro para la tierra, y estar de pie en la brecha delante de Mí, de modo que Yo no debería destruirla. Pero no encontré uno. Por tanto he derramado Mi furia sobre ellos. Los he quemado con el fuego de Mi ira. He recompensado su propio camino sobre sus cabezas,” dice el Señor DIOS” (Ezequiel 22:23-31).

          Dado que esta nación—así como el Reino Unido, Canadá y Australia—serán confrontadas incrementadamente con la corrección de Dios, necesitamos permanecer cerca de Dios en oración diaria y estudio Bíblico, de modo que amaremos a Dios y a Jesucristo y a los hermanos. Mientras lo hacemos, podemos reclamar la promesa de la misericordia y protección de Dios, tal como encontramos en el Salmo 91: “El que vive en el lugar secreto del Altísimo permanecerá bajo la sombra del Todopoderoso. Diré del SEÑOR, “Él es mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en Quien confiaré.”

          “Ciertamente Él te librará de la trampa del cazador de aves y de la pestilencia destructora. Te cubrirá con Sus plumas, y bajo Sus alas tendrás refugio. Su verdad será tu escudo y defensa.

          “No estarás asustado del terror nocturno, ni por la flecha que vuele de día, ni por la plaga que camine en oscuridad, ni por la destrucción arrasando al mediodía. Mil pueden caer a tu lado y diez mil a tu mano derecha; no vendrá cerca a ti.

          “Únicamente con tus ojos observarás y verás la recompensa del malvado. Porque has hecho al SEÑOR, Quien es mi refugio, incluso al Altísimo, tu habitación. Ningún mal te acontecerá, ni ninguna plaga vendrá cerca a tu vivienda, porque Él dará a Sus ángeles encargo sobre ti para guardarte en todos tus caminos. Ellos te sostendrán en sus manos, no sea que tropieces tu pie contra una piedra. Pisarás sobre el león y el áspid, el león joven y el chacal pisotearás.

          ““Porque ha colocado su amor sobre Mí, por tanto lo libraré; lo colocaré en alto porque ha conocido Mi nombre. Me invocará, y Yo le responderé; estaré con él en el problema; lo libraré, y honraré. Con larga vida lo saciaré, y le mostraré Mi salvación”” (Salmo 91).

          Hermanos, el futuro es tenso con dificultades. Pero podemos permanecer cerca de Dios—amando al Padre y a Jesús con todo nuestro corazón, nuestra mente, y nuestra fuerza. Recuerde, ¡Dios ha prometido darnos salvación—vida eterna y gobierno con Cristo en el Reino de Dios!

          Nuevamente, gracias por su amor y oraciones por todos los hermanos—y por nosotros. Gracias por alcanzar a otros hermanos para ayudarles en su tiempo de necesidad. Y gracias por sus diezmos y ofrendas. Que Dios los bendiga ricamente de acuerdo a cada necesidad de ustedes.

 

Con amor en Cristo Jesús,

 

Fred R. Coulter

 

FRC

 

 

Atrás
Carta de Octubre 2021
Nosotros
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Telegram
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2021 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones