| Inicio |  Creencias  Estudios  Sermones |  Videos |  Cartas Mensuales |  Contáctenos |  Biblia | 
Buscar por palabra
 
Nota: Use comillas para buscar una frase exacta
Estudios Biblicos en video
Sermones
 Doctrina
 Estudios bíblicos
 Nuevo Orden Mundial
 Profecías de los últimos tiempos
 Temas varios

 

 DIAS SANTOS ANUALES Y FIESTAS DE DIOS
 Años anteriores
 2016
 2017
 2018

 

 SERIES
 ¿Por qué Dios odia la religión?
 ¿Quién y que controla su mente?
 14 cosas para ver en Profecía
 Cristo y nuestro llamado
 Daniel y Apocalipsis
 El amor de Dios
 El Calendario Hebreo Calculado
 El Diezmo
 El lavamiento del agua por la Palabra
 El Sábado
 Epístola de Primera de Corintios
 Epístola de Segunda de Corintios
 Epístola de Primera de Pedro
 Epístola de Segunda de Pedro
 Gobierno en la Iglesia
 La gracia de Dios y el guardar los Mandamientos
 Las 10 mentiras mas creíbles de Satanás
 Matrimonio, divorcio y recasamiento
 Obras de ley y justificación
 Preparación para la Pascua y Panes sin Levadura
 Preparación para Pentecostés
 Proverbios para Jóvenes
 Respuestas bíblicas a los evangélicos
 Restaurando el Cristianismo original para hoy
 Sociedad adicta
Tablas
 Comparación pasajes criticos en el Antiguo Testamento concerniente a la Pascua
 Génesis 15 - Abraham y muerte de Jesús
 Génesis 22 - Isaac y muerte de Jesús
 La ultima Pascua de Jesús - Nisan 14
 Lista de todas las Fiestas y Días Santos ordenados por Dios del año 5 a.C. al 105d.C.
 Los últimos 7 años
 Profecías del reinado de los reinos gentiles
 Tres días y tres noches de Jesús en la tumba
 Un gráfico sincronizado de registros que establece el año del nacimiento de Cristo
 Una comparación entre el Antiguo y Nuevo Pacto
Serie: 14 cosas para ver en Profecía
Atrás

14 Cosas Por Ver en la Profecía #2

Fred R. Coulter—16 Noviembre, 2013

www.IglesiaDeDiosCristianaYBiblica.org

 



Transcripción del video

 

Vayamos a Daniel 12. Recuerden que la última vez dijimos que Dios tiene que revelarnos estas cosas. Los discípulos de Jesús escucharon cosas que ni los profetas pudieron entender, y en éste capítulo encontramos otra promesa para el tiempo del fin. Daniel quería saber—pero Dios no se lo permitió.

Daniel 12:8: “Y oí, pero no entendí…” Este relato es de hace unos 2500 o 2600 años, y es una gran bendición poder entender las cosas que entendemos—incluso cosas que los apóstoles no pudieron entender.

“...Entonces dije, ‘Oh mi señor, ¿Cuál será el fin de estas cosas?’ Y él dijo, ‘Sigue tu camino, Daniel, porque las palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin.’” (Versos 8-9). Hay muchos aspectos diferentes sobre el tiempo del fin, y sobre las bendiciones concernientes a Efraín y Manasés. Éstas comenzaron hace unos 500 años.

Algunas cosas comenzaron a entenderse poco a poco; pero a medida que nos acercamos al fin, Dios quiere que las entendamos. Hay muchos registros históricos de hace 50, 100, 200, y 300 años—y algunos hablan sobre la Marca de la Bestia. No hay manera de que hayan podido entender que ese sería un acontecimiento mundial… y que cualquiera que no la tenga realmente no va a poder comprar ni vender.

Seguramente tenían algo de entendimiento sobre Daniel y el Apocalipsis, pero veamos la promesa de Dios en el verso 10: “Muchos serán purificados, y emblanquecidos, y refinados…” Ese es el proceso de:

·       Conversión

·       Superación

·       De estar preparados para el Reino de Dios

Hoy vamos a hablar sobre muchas cosas relacionadas con esto. Esas personas no conocían la verdad, pero aun así van a estar en el Reino de Dios.

“…Pero el malvado hará malvadamente… [¿Acaso no vemos esto incrementarse cada vez más? ¡Si, todos los días!] …y ninguno de los malvados entenderá…” (Verso 10). He estado leyendo el libro Killing Jesus (Matando a Jesús) por Bill O’ Reilly, y me di cuenta que sólo habla de lo que la Iglesia Católica entiende. Hizo muy buen trabajo en la presentación de algunas escrituras, pero todo lo demás es doctrina católica.

“...pero el sabio entenderá” (verso 10). ¿Quiénes son los sabios? ‘El temor del Señor es el principio de la sabiduría’ (Proverbios 9:10) [corrección de transcripción]. Aquellos que guardan los mandamientos de Dios van a entender. Eso también incluye el Sábado y los Días Santos.

Dios prometió que ninguno de los malvados entendería, pero los justos entenderían. ¿Qué dijo Jesús sobre el hombre sabio? ¿Quién es el hombre sabio? ¡El hombre sabio es quien construye su casa sobre la Roca, que es Cristo! El tonto es quien construye sobre el suelo.

Creo que la debacle que vivimos con el programa de Obamacare, es un claro ejemplo de lo que estamos hablando. Todos esos expertos en los Colegios y Universidades—la élite que las personas admiran—son exactamente lo que dice en Romanos 1: son tontos, aunque profesen ser sabios. Dios no nos revela estas cosas porque nosotros seamos grandiosos; pero además de los Días Santos, tenemos el Calendario Hebreo Calculado. En Daniel 9 se nos dice que debemos utilizar el Calendario Hebreo Calculado.

Daniel 9:24: “Setenta semanas están decretadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad para terminar la transgresión…” Esto podría aplicar ‘para terminar la transgresión’ en la ciudad de Jerusalén y el Templo, después de los 70 años profetizados. Pero el hecho de que mencione terminar con toda transgresión… conlleva un período de tiempo mucho más largo.  

“...y poner un fin al pecado…” (Verso 24). ¿Cómo va a suceder esto? Eso no va a suceder hasta el cumplimiento del Último Gran Día—el cual representa la entrada de la mayoría de las personas al Reino de Dios, y la destrucción de los malvados.

Daniel 9 es un capítulo bastante amplio porque vuelve hasta el tiempo de Adán y Eva, avanza hasta el tiempo de Daniel… y llega hasta el fin del Milenio cuando sean establecidos los cielos nuevos y la tierra nueva. Éste capítulo cubre prácticamente toda la profecía.

“…y hacer reconciliación por la iniquidad…” (Verso 24). Eso no sucedió hasta que Cristo vino. Ese fue el comienzo de la reconciliación—la cual terminará en el cumplimiento del Último Gran Día.

“…y traer justicia eterna…” (Verso 24). Eso no puede suceder hasta que se establezcan los cielos nuevos y la tierra nueva. Es cierto que comenzó con Cristo, pero en realidad va mucho más allá.

“…y sellar la visión y profecía, y ungir al Mas Santo” (verso 24). Estos no necesariamente están en orden cronológico. “…sellar la visión y profecía…” significa revelarla, preservarla, y dar entendimiento.

“…y ungir al Mas Santo” ¡Ese es Cristo! Él fue ungido con el Espíritu Santo que descendió en forma de paloma, antes de ser tentado por Satanás el diablo. Esa fue la única señal que tuvo Juan el Bautista respecto a Quien era el Mesías. 

Estoy seguro que la segunda unción sucedió después de que Jesús resucitó y se presentó ante Dios el Padre. ¿Irán a haber otras unciones menores de Cristo? ¡No lo sabemos!  

Verso 25: “Conoce por tanto y entiende que desde la salida del mandamiento para restaurar y construir Jerusalén, al Mesías el Príncipe, serán… [Esto es crítico en el hebreo]…siete semanas…” A estas semanas se les conoce como ‘septetos,’ que quiere decir ciclos de siete años. Esto tiene mucho que ver con el ciclo de siete años y con el jubileo. Si ustedes no conocen el Calendario Hebreo Calculado lo suficiente como para entender esto, entonces va a ser muy difícil que puedan determinar lo que es.

También es importante mencionar que en el hebreo, existe una pausa completa antes de pasar a la siguiente sección. ¿Qué significa eso? Significa que hay una separación en el tiempo desde el final de las 7 semanas, hasta el comienzo de las 62 semanas. Ahí es donde fracasan la mayoría de los comentarios. Aquí es donde muchos cometen el error que mencioné en la primera edición de Una Armonía de los Evangelios. Por eso dicen que el año 31 d.C. fue el año de la crucifixión—lo cual no puede ser. Aquí vamos a ver que el Mesías primero tenía que venir, y después morir.

“…y sesenta y dos semanas. [Jerusalén] Será construida de nuevo con calles y el muro, incluso en tiempos turbulentos” (verso 25). Esto requiere de una coordinación de los libros de Esdras y Nehemías, así como del libro de Ester. Esa es la única manera de saber quién fue el rey y el año en que se emitió el decreto. Eso es algo que no pudo conocerse hasta que hubo acceso a los escritos antiguos.

En cuanto al Mesías, verso 25: “…al Mesías el Príncipe, serán siete semanas… [Que es la construcción de Jerusalén]… y sesenta y dos semanas…” Son 62 semanas hasta el Mesías. A partir de la emisión del decreto tenemos las 7 semanas y las 62 semanas, pero recuerden que hay una separación en el tiempo. No dice que el Mesías sería cortado al final de las 62 semanas, dice que serían 62 semanas hasta que apareciera. Así que debemos hacernos la pregunta: ¿Cuándo se presentó oficialmente como el Mesías? Eso es clave para entender estas secuencias (o 'septetos’) de siete años. Él tenía que presentarse al final de las 62 semanas, verso 26: “Y después de sesenta y dos semanas el Mesías será cortado pero no por Sí mismo…” Después se detiene una vez más, y nos deja con la 70ma semana—la cual no se ha cumplido todavía. Ya veremos más al respecto cuando repasemos las 14 cosas que tienen que ocurrir antes de que Cristo regrese.  

“…Y el pueblo del príncipe…” (Verso 26). A este personaje también lo conocemos como la Bestia (Apocalipsis 13 y 17).

“…vendrá y destruirá la ciudad y el santuario…” (Verso 26). Ya hubo una tipificación de esto durante la destrucción de Jerusalén, en los años 66-70 d.C.

“…Y el fin de ella será con inundación, y hasta el fin de la guerra desolaciones están determinadas. Y él confirmará un pacto firme con muchos por una semana… [7 años] …Y en el medio de la semana… [Algunos protestantes entienden que esto se refiere a la venida de la Bestia, y que Él va a hacer un pacto que durará 7 años.] (Noten que esto no es de Dios): …Y en el medio de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda…” (Versos 26-27).

En la serie de Daniel y el Apocalipsis, tenemos una gráfica gigante que acomoda todos estos días y acontecimientos según el Calendario Hebreo Calculado. Ustedes han escuchado que la tribulación va a durar tres años y medio, ¡pero también vamos a ver que habrá tres años y medio de paz a nivel mundial!

Miren cómo va a venir: “…y por la muchedumbre de las abominaciones… [¿Quién es la madre de las abominaciones? ¡Babilonia la Grande!] …vendrá uno que desola incluso hasta la consumación…” (Verso 27). Ese es el final de la era humana. Por eso una de las cosas más importantes que debemos entender… es que los judíos van a construir otro Templo. Si ustedes buscan la página del Instituto del Templo en línea, verán que ya tienen muchas cosas listas. Va a ser construido, y ya veremos otras Escrituras que lo demuestran.

“…Y el fin determinado completamente el cual esta decretado será derramado sobre el desolador” (Verso 27). Esto se refiere a la destrucción de la bestia y del falso profeta (Apocalipsis 19).

Por eso es tan importante entender los Días Santos, su secuencia, y su significado con relación a la profecía.

Ahora estamos listos para enumerar esas 14 cosas. Tenemos que entender algo muy importante: Jesús dijo: ‘Y cuando vean todas estas cosas’—las cuales describió en Mateo 24—‘entonces saben que el fin está cerca.’ Todas tienen que cumplirse. Hay algunas actividades que pueden parecer un cumplimiento parcial de la profecía—como es el caso de la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. —pero vamos a ver que después de que Juan recibió la visión del Apocalipsis… también se presentaron algunos problemas que ni siquiera él entendía.

 

1. Rey del Sur y Rey del Norte

Daniel 11:40: “Y en el tiempo del fin, el rey del sur lo presionará…” ¿Quién es el Rey del Sur? En su cumplimiento original se refería a Egipto; teníamos al Rey del Sur en Egipto, y al Rey del Norte en el área de Siria. Daniel 10 y 11 nos hablan de todas las guerras y tratados que hubo entre estos dos reyes, y que nos conducen hasta este punto.

Después en el tiempo del fin, el Rey del sur lo presionará. Aquí es donde tenemos que voltear a ver el Medio Oriente y Europa. ¿Recuerdan el video que vimos la semana pasada sobre lo que está sucediendo con la población Musulmana en Europa? Eso también va a suceder aquí.

Hace poco los musulmanes compraron un terreno de diez acres en Washington D.C. —que por cierto les costó un billón de dólares—para construir una Mezquita Gigante. Recuerden que: ¡Cada vez que ellos construyen una mezquita, es una señal de que han conquistado el área!—esto aplica aunque no tengan completo control sobre ella. Imaginen en qué va a terminar toda esa acumulación de extranjeros en Europa, Reino Unido, y los Estados Unidos. ¡Va a ser un problema terrible! 

Aquí está lo que va a hacer el Rey del Sur. Actualmente vivimos una tipificación de esto con los musulmanes y los turcos en Europa—lo cual también ocurrió en la época de las cruzadas. Todas esas son tipificaciones, pero aún falta su cumplimiento total. Lo más interesante es que aunque tengamos algunos cumplimientos parciales, y ciclos que parecen cumplir con la Palabra de Dios… ¡Nunca sabremos si ya se cumplió en su totalidad sin el esbozo de los Días Santos!

“…Y en el tiempo del fin, el rey del sur lo presionará. Y el rey del norte vendrá contra él como un torbellino con carruajes y con jinetes y con muchas naves; y entrará en los países y desbordará y barrerá de paso” (verso 40).

¿Qué tanto nos acercamos a esto durante la II Guerra Mundial? Los Nazis bajaron y tomaron Grecia, controlaron Italia, y tomaron algunas islas del Mediterráneo en el norte de África. Incluso llegaron a acercarse a Egipto, pero fueron detenidos en El Alamein. Rommel tuvo que retirarse en esa instancia. Algunos en la Iglesia de Dios de la Radio predicaban que el fin ya iba a llegar porque fue un ciclo que casi cumple con esta profecía—pero no lo hizo en su totalidad.  

Miles de personas no se dan cuenta que Hitler también inspiró muchas cosas en el Medio Oriente, especialmente en Iraq y en Irán. De hecho Iraq fue aliado de los Nazis. El Plan Nazi era bajar por el área caucásica en el norte, y unirse con las fuerzas Alemanas en el sur. De esa manera hubieran podido controlar todo el Medio Oriente.

Ese era el Rey del Norte; el Rey del Sur en realidad no estaba ahí. Años después, algunos llegaron a decir que Sadam Hussein (cuando estaba en todo su apogeo) era el Rey del Sur. Pero él no podía ser porque al inicio de estas profecías el Rey del Sur tenía su cede en Egipto. 

Entonces, ¿Qué es lo que vemos en la actualidad? Todo el Medio Oriente está en confusión. Europa tiene que lidiar con el problema de los musulmanes. ¿Cómo lo van a hacer?... no lo sabemos. Por lo general, Europa nunca hace nada si no está en crisis; ya están llegando a ese punto, y eso va a provocar el surgimiento de la bestia.

¿Qué quieren tener los musulmanes en Egipto? Quieren tener el Antiguo Califato—el organismo de gobierno central de los musulmanes—religioso y civil en Egipto. Si ponemos atención a todo lo que está pasando (especialmente en Egipto), la razón por la cual esto no ha sucedido es porque simplemente no es el momento—aunque sí estuvieron muy cerca de comenzarlo.

¿Recuerdan lo que pasó cuando Morsi fue electo como presidente de Egipto? ¿Qué fue lo que hizo? Comenzó a declararse como dictador. Y ¿Qué pasó?... el pueblo se levantó. Esos planes ya quedaron cancelados, pero este hombre iba a establecer un califato tremendo a través de la hermandad musulmana en Egipto. Por lo tanto, todas estas cosas nos indican que simplemente no es el momento.

El acto final va a suceder cuando el Rey del Norte vuelva contra él. Así que va a tener que haber un resurgimiento en Europa, y un resurgimiento del Rey del Sur en el Medio Oriente.

Verso 41: “Él también entrará en la tierra gloriosa, y muchos países serán derrocados. Pero estos escaparán de su mano: Edom… [Turquía] …y Moab… [El este de Palestina] …y el jefe de los hijos de Amón… [Jordania actual] …Y extenderá su mano también sobre los países.  Y la tierra de Egipto no escapará. Sino tendrá poder sobre los tesoros de oro y plata, y sobre todas las cosas preciosas de Egipto. Y los libios y los etíopes estarán a sus pasos. Pero noticias salidas del oriente y salidas del norte lo alarmarán” (versos 41-45).

 

2. Un Tiempo de Paz y Seguridad

Tenemos que entender que el poder de la bestia tiene que manifestarse. ¿Qué dice Apocalipsis 13 acerca de la bestia? ‘¿Quién puede hacer guerra contra la bestia?’ Tiene que venir un tiempo de paz y seguridad. Probablemente ese tiempo sean los primeros tres años y medio del pacto de siete años. Cuando ese pacto se rompa a la mitad de los 7 años [corrección de transcripción], el Rey del Norte vendrá contra el Rey del Sur.

I Tesalonicenses 5:3: “Porque cuando ellos dicen, ‘Paz y seguridad,’ entonces destrucción repentina vendrá sobre ellos, como trabajo de parto viene sobre una mujer que está con hijo; y por ningún medio escaparán. Pero ustedes, hermanos, no están en oscuridad de manera que el día del Señor deba sobrepasarlos como un ladrón” (versos 3-4). Aquí está hablando sobre las cosas que sucederán justo antes del Día del Señor.

Cuando se levanten tanto el Rey del Norte como el Rey del Sur, va a llegar un momento en el que los hombres habrán logrado resolver sus propios problemas. Va a llegar un momento en el que establecerán un gobierno mundial con un liderazgo mundial… y serán capaces de mantenerse unidos por un tiempo. Sin embargo, esa unidad se romperá a la mitad de los siete años.

Ahora veamos otra promesa que está muy cerca de cumplirse.

 

3. Muchos Irán de Aquí para Allá y el Conocimiento se Incrementará

Daniel 12:1 Nos deja claro que esto sucedería en el tiempo del fin: “Y en ese tiempo Miguel se parará, el gran príncipe que representa a los hijos de tu pueblo, Y habrá un tiempo de problemas, tal como nunca fue desde que hubo una nación incluso hasta ese tiempo… [Esto encaja con Mateo 24] …Y en ese tiempo tu pueblo será liberado—todo el que será encontrado escrito en el libro.”

Después habla sobre la resurrección en el verso 2: “Y muchos de aquellos que duermen en el polvo de la tierra despertarán, algunos a vida eterna y algunos a vergüenza y desprecio eterno.” Eso también va a suceder al final del milenio.

Verso 3: “Y aquellos que son sabios brillarán como el brillo del firmamento, y aquellos que vuelvan a muchos a la justicia brillarán como las estrellas por siempre y para siempre.” Esa es la clase de gloria que recibiremos.

El verso 4 es clave: “Pero tú, Oh Daniel, calla las palabras y sella el libro, hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y el conocimiento será incrementado.”

Hagamos una pequeña evaluación del 1 al 10 sobre el cumplimiento de estos puntos:

·       # 1-El Rey del Norte y el Rey del Sur: Probablemente entre 2 y 3 porque está en desarrollo.

·       # 2-paz y seguridad: Como esto va a ocurrir en un momento determinado, no hay forma de medirlo hasta que la bestia llegue al poder.

·       # 3-Muchos irán de aquí para allá y el conocimiento se incrementará: Yo le pondría un 9.

No sabemos hasta donde va a llegar esto. No sabemos hasta donde va a llegar el conocimiento, pero un reporte reciente dice que ahora incluso están irrumpiendo en la genética humana. ¿Qué es lo que quieren lograr con esto? ¡Quieren ajustar los genes por medio de fertilización in vitro, y  empalmar otros genes que compensarán enfermedades potenciales (y otras características) que normalmente se expresarían en esta nueva vida concebida!

Hay algunos bebés en el Reino Unido que tienen los genes de dos madres.

Es asombroso lo cerca que estamos del cumplimiento de esto, y por eso necesitamos mantenernos alertas. Vamos a hacer algunos sermones sobre el tema, y también sobre lo que están haciendo en el desarrollo de armas. Ahora están tratando de desarrollar armas que sean capaces de decidir bajo su propio criterio si matar o no a una persona.

Terminemos ésta sección hablando sobre conocimiento, viajes, y cosas por el estilo. ¿Recuerdan lo que pasó en la Torre de Babel? ¿Por qué bajó Dios para confundir los idiomas? Porque Dios dijo, ‘Esto es sólo el comienzo de lo que harán. Ahora nada de lo que han imaginado hacer les será restringido.’ Por eso, si ustedes no han entrado al sitio de ‘Churchathome.org’ Iglesia en Casa, les recomiendo que lo hagan y vean la serie que hice sobre el Transhumanismo. Lo que quieren hacer es transformar a los hombres en dioses— ¡Pero sólo Dios puede hacer eso!

Si usted analiza lo que está sucediendo con Obamacare, y lo inepto que es el presidente en saber y entender estas cosas—a no ser que sea un intento deliberado para  destruir la nación (como algunos sospechan, y que también podría ser) —esa es la clase de aproximación que van a utilizar para intentar rediseñar a los seres humanos, y hacerlos semidioses. Ellos no saben lo que están haciendo. Si tienen un poco de conocimiento, pero ese conocimiento no puede lograr lo que se han propuesto. ¡Así que el conocimiento está incrementando!  

 

(Pasar a la pista siguiente)

 

4. El Comercio Mundial

·       En cuanto al cumplimiento del punto # 4-yo creo que podríamos ponerle entre 8 y 9.

Sólo busque entre sus pertenencias y vea cuántas de ellas son importadas: Una camisa y zapatos de China, un abrigo de Vietnam, y otras cosas de Europa, Japón, Corea, etc. ¿Qué hay de su auto? Ahora hay muchos autos de Japón, Corea, Alemania e Italia. Peugeot está acabado. Creo que Peugeot es el peor auto que el mundo ha visto, pero el gobierno francés (con tal de mantenerse francés) hizo que todos sus oficiales usaran Peugeot. Así que tenemos autos, motocicletas, y muchas otras cosas provenientes del extranjero.

Vamos a hacer un pequeño repaso sobre Apocalipsis 18. En el Antiguo Testamento también hay profecías que hablan sobre esto, porque esta no es la primera vez que hay comercio mundial. Si leemos el relato de Salomón detenidamente, veremos que ellos tuvieron comercio mundial durante su época. También hay documentales que aseguran que algunos hebreos vinieron a Norteamérica en los años 800 d.C. Es muy probable que el mapa que utilizó Colón para llegar al hemisferio occidental, haya provenido de mapas más antiguos—los cuales muestran el contorno completo del continente de Antártica.

Cuando el mundo pasó por el oscurantismo a principios de la Edad Media, las personas perdieron mucho conocimiento. Cuando llega el Renacimiento—que abarca los años entre 1500 y 1600 d.C.—las personas redescubrieron el conocimiento perdido. Ezequiel 26 y 27 describe el comercio mundial en tiempos antiguos con todas las naciones de la tierra.

Apocalipsis 18:3: “Porque todas las naciones se han emborrachado del vino de la furia de su fornicación… [Babilonia la Grande] …y los reyes de la tierra han cometido fornicación con ella, y los comerciantes de la tierra se han vuelto ricos por el poder… [o por la abundancia] …de su lujo.” Éstas son las grandes corporaciones internacionales y multinacionales de la actualidad. Después nos dice religiosamente que nosotros debemos salir de estas cosas. El comercio Mundial va a ser algo asombroso, y cuando eso suceda… ¡todo se va a desmoronar!

Verso 9: “Entonces los reyes de la tierra quienes han cometido fornicación con ella y han vivido lujosamente, llorarán y lamentarán por ella, cuando vean el humo de su quema. Se pararán lejos por temor de su tormento, diciendo, ‘Ay, ay, la gran ciudad Babilonia… [Todo el sistema mundial] …¡la ciudad poderosa! Porque en una hora su juicio ha llegado.’ Y los comerciantes de la tierra llorarán y lamentarán por ella, porque nadie comprará sus mercancías nunca más” (versos 9-11). Casi todo el resto del capítulo habla sobre las mercaderías que tenían. Las personas ahora tienen todo a su disposición, ¡TODO!

Ahora las tiendas parecen bazares de clase mundial—sobre todo los centros comerciales gigantes. No recuerdo si el centro comercial más grande del mundo está en Minnesota o en Wisconsin, pero ahí tienen todo lo que usted pueda necesitar.  

Lo más engañoso es que tenemos todo a la mano. Usted no tiene que hacer nada; ya ni siquiera tiene que esforzarse para hacer el desayuno o la cena—sólo compra una caja de cereal, la mezcla con un poco de fruta y leche, y ¡ahí tiene su desayuno!

Si quiere comer, es tan simple como salir a la calle; tan sólo aquí afuera tenemos: Georgia´s, Dairy Queen, Taco Bell, y McDonald´s. Usted puede salir y comer lo que quiera. También ternemos los súper K-Mart que venden bienes importados. Si quieren comprar un poco más barato, entonces vayan a Costco—ahí tienen mejores cosas que en Sam´s Club. El punto es, que ahí tenemos todo. Piensen en todas las cosas que tienen en casa:

·       ¿De dónde son las alfombras?

·       ¿De dónde son las cortinas?

·       ¿De dónde son sus muebles?

·       ¿De dónde vienen los cuadros que tiene en la pared?

·       ¿Qué hay de los cobertores de su cama?

·       ¡Abran su refrigerador para que vean todo lo que tienen!

¡Es asombroso! Tenemos tantas cosas que a veces abrimos el refrigerador y decimos: ‘No hay nada de comer.’

·       ¡A las mujeres les pasa lo mismo con sus closets!

Tenemos estantes y libreros de 18, 20, o hasta 30 pies para colgar y guardar cosas. Como Imelda Marcos que tiene 3,000 pares de zapatos. Una mujer podría entrar y decir: ‘No tengo nada que ponerme.’ Tenemos tantas mercancías gracias al comercio mundial, así que vamos a ponerle entre un 8 y un 9.

Tenemos que tener cuidado con todo esto. Mientras la mayor parte del mundo tiene casi todo lo que necesita—hay algunas otras áreas donde ni siquiera tienen lo necesario. Cuando todo esté aparentemente bien, va a entrar el poder de la bestia.

Con todo este intercambio mundial, los bancos, y demás… sólo imaginen todo el dinero que se transfiere de país a país diariamente—más todas las transacciones de trillones de dólares. El mundo entero va a acabar en una actitud Laodiceana y autosuficiente; una actitud llena de bienes y que no tiene necesidad de nada. Van a pensar que tienen todo lo que necesitan, y al final van a caer como cayó Babilonia.

Cuando Belsasar hizo su banquete, ¡trajo todos los vasos de oro y plata que habían sido tomados del Templo! Después apareció la mano que escribió sobre la pared: ‘Mene, mene, tekel, upharsin,’ y Daniel fue el encargado de traducir ese mensaje.

En ese mismo momento las tropas persas llegaron para invadir Babilonia, pero ellos no tenían idea de lo que estaba pasando. Lo que hicieron fue desviar la mayor parte del Río Éufrates para poder entrar en la ciudad. Mientras tanto, Daniel les daba a los babilonios la interpretación del mensaje en la pared: ‘Tu reino ha llegado a su fin.’

Ya después profundizaremos más en este tema. 

 

5. La Caída de Israel

Cuando hablamos sobre la caída de Israel, nos referimos a las doce tribus conjuntamente. Ya hablaremos sobre los judíos más adelante (porque también van a estar involucrados), pero ellos por el momento mantienen una postura recalcitrante. Toda la caída de Israel viene descrita en Deuteronomio 28 y Levítico 26.

Levítico 26 resume muy bien lo que estamos hablando. Los judíos aún están bajo el castigo que sufrieron con la destrucción del templo por haber rechazado a Jesús. Su situación no ha cambiado mucho con la excepción de que ya volvieron a la Tierra Santa—que yo en lo personal prefiero llamar ‘Palestina.’ Esa tierra es todo menos Santa. La única ocasión en que pudo haber sido santa, fue cuando Jesús estuvo ahí. De ahí en más, sólo lean el Antiguo Testamento: guerras, matanzas, invasiones, intrigas, peleas, derramamiento de sangre, etc. Es probable que haya habido más sangre derramada en ese lugar que en cualquier otra parte del mundo. Hay muchas cosas asombrosas que podemos leer y estudiar sobre Israel.  

Si leemos Josué, Jueces, 1era y 2da de Samuel, 1era y 2da de Reyes, Esdras, Nehemías, las Crónicas, y todo lo que está escrito ahí… veremos que la situación en el Medio Oriente siempre ha sido terrible y espantosa. Por eso es muy importante que en el tiempo del fin entendamos las promesas que Dios le dio a David (cuando David quiso construir el Templo). Dios le dijo: ‘No, no puedes construir el templo porque tú has sido un hombre sanguinario, pero uno de tus hijos lo construirá.’ Al final, ese hijo resultó ser Salomón.

Necesitamos entender la promesa de Dios para David en el Salmo 89, que también está en II Samuel 7. David gobernó a las 12 tribus de Israel; y cuando Dios le dijo que sí permitiría la construcción de un templo, también afirmó: ‘Pondré a Israel en su lugar para que no salgan más.’ Ellos aún vivían en la época de los reyes, pero había una profecía sobre la migración de las diez tribus de Israel hacia Europa y Bretaña. Cuando leemos estas cosas, necesitamos ver más allá de lo que ocurrió en aquellos días; necesitamos ver lo que nos está pasando a nosotros en el tiempo del fin.

Deuteronomio 28 es demasiado largo como para leer todo el capítulo ahora, pero sí necesitamos entenderlo. ¡Léanlo! ¡Tómense el tiempo para leer todo Deuteronomio 28! Ahí es donde se van a dar cuenta de que Dios cumplió todo lo relacionado con las bendiciones—lo cual sólo ocupa 14 versos al principio del capítulo. El resto del capítulo sólo habla de las maldiciones que vinieron sobre el pueblo de Israel por haberle dado la espalda a Dios.

También es importante recordar que el mundo ha estado luchando contra el Israel moderno desde el día en que Dios comenzó a bendecirlos… para darles a Efraín y a Manasés el cumplimiento de la promesa en Génesis 48. Dolores y yo a veces hablamos de esto cuando vemos ciertas cosas en las noticias. ¡Guerra! ¡Guerra! ¡Guerra! Dios dijo que así iba a ser.

Él les dijo las cosas importantes en Levítico 26. Así que para todos los que piensan que de alguna manera va a haber un cambio de rumbo—que los Estados Unidos van a evitar todos sus problemas, que los británicos van a evitar todos sus problemas, y que las democracias del noroeste de Europa van a evitar todos sus problemas—recuerden lo que mencioné en mi carta más reciente: tiene que haber un arrepentimiento masivo por parte de todos; desde el mayor hasta el menor. Es muy poco probable que eso suceda por todo lo que se menciona en Levítico 26. 

·       Así que al punto # 5- la caída de Israel, podríamos evaluarlo entre 6 y 7

Esto ya está rebasando su punto de apoyo. Puede ser que haya una ligera recuperación, pero miren lo rápido que hemos caído en los últimos cinco años. Una vez que rebasemos ese punto, todo va colapsar rápidamente. Quiero que piensen en estas cosas y en lo que la gente está haciendo ahora:

Levítico 26:1: “No se harán ídolos para ustedes mismos; y no levantarán para ustedes mismos imágenes grabadas, o un pilar de pie…” Ahora las tenemos por todas partes. ¿Cuáles son algunos otros ídolos que tenemos, y que no necesariamente son religiosos? Porque nosotros también podemos tener ídolos en nuestras mentes: Deportes, televisión, nuestros propios planes y cosas por hacer… Vean todo lo que tenemos en el cristianismo de hoy. Vean el catolicismo; está plagado con imágenes, pilares, y muchas otras cosas por el estilo.

Dios dice: “…Y no levantarán ninguna imagen de piedra en su tierra para inclinarse a ella, porque Yo soy el SEÑOR su Dios” (verso 1).

Voy a hacer un pequeño paréntesis aquí. La última vez que leí el libro de Ezequiel, noté que siempre comienza diciendo: ‘La Palabra del Señor vino a Ezequiel’ y ‘Dios dijo, Así dice el Señor Dios.’ Al final del mensaje, casi siempre dice: ‘Y ellos sabrán que Yo soy el Señor Dios.’ Verifíquenlo cuando lo lean. Sólo vean lo poco que habla Ezequiel de sus propias palabras; todo lo demás son palabras de Dios.    

Verso 2: “Guardarán Mis sábados y reverenciarán Mi santuario. Yo soy el SEÑOR… [Nosotros hacemos exactamente lo contrario] …Si caminan en Mis estatutos y guardan Mis mandamientos y los hacen, Entonces les daré lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá su incremento…” (Versos 2-4). Cada vez tenemos más problemas con eso.

Aquí en California estamos pasando por una sequía terrible. Para esta época del año deberíamos estar teniendo una buena cantidad de lluvias. Ni siquiera creo que vayan a tener algo de nieve para la apertura de las estaciones de esquiar en el Día de Acción de Gracias.

Verso 5: “Y su trilla alcanzará hasta la vendimia, y la vendimia hasta el tiempo de siembra. Y comerán su pan hasta saciarse y morarán en la tierra de forma segura.” Miren todas las dificultades que estamos teniendo:

·       ¿Tienen ustedes seguros en sus puertas?

·       ¿Tienen alarmas en sus autos?

·       ¿Tienen alarmas en sus casas?

Verso 6: “Y Yo daré paz en la tierra, y ustedes se acostarán y ninguno los hará temer. Y haré que las bestias malignas cesen de su tierra; tampoco la espada pasará por su tierra.” Eso no es lo que está pasando ahora con nosotros.  

Aquí está lo que pasaría cuando fuéramos a la guerra. En los libros de Josué, Jueces, y 1era y 2da de Samuel… leemos que cuando Dios les decía que pelearan, ganaban. Si Dios les decía que no salieran y ellos lo hacían, perdían. Después de haber ganado tantas guerras—y sobre todo a los norteamericanos que les gusta alardear de su poder—miren lo que está sucediendo con nuestra fuerza militar. Recuerden que los ejércitos funcionan con dinero; si no hay dinero, el ejército no se va a mover.

Esto es lo que pasaría si obedeciéramos a Dios, verso 7: “Y ustedes perseguirán a sus enemigos, y ellos huirán ante ustedes por la espada. Y cinco de ustedes perseguirán a cien, y cien de ustedes pondrán a diez mil en fuga. Y sus enemigos caerán por la espada en frente de ustedes” (versos 7-8).

Una de las tácticas más grandiosas que Dios utiliza para pelear contra sus enemigos es ésta: Hacer que sus enemigos se vuelvan contra sí mismos para que se destruyan entre ellos, incluso antes de que los israelitas entren en batalla. ¿Cuántas veces sucedió eso? Ahí tenemos el relato de cuando David salió contra los Filisteos por la retaguardia. Dios le dijo: ‘Cuando escuches la marcha sobre los árboles…’ ¿Qué era esa ‘Marcha sobre sobre los árboles…’? ¡Eran los Ángeles que venían para hacer batalla! Cuando ellos escucharon el sonido, se apresuraron a bajar y ¿Adivinen qué vieron?: El enemigo se había destruido a sí mismo, y lo único que tuvieron que hacer fue ir por el despojo. ¿Y ahora? ¿Qué nos está pasando ahora? ¡Un solo hombre puede apagar todo un aeropuerto por culpa del terrorismo!

Verso 9: “Porque Yo tendré respeto hacia ti, y te haré fructífero, y te multiplicaré, y estableceré Mi pacto contigo.” Eso es lo que Dios deseaba. Tenemos que entender lo importantes que son nuestras decisiones. Por eso tenemos el Antiguo Testamento, para que podamos comprender lo malvada que es la naturaleza humana—incluso en algunos de los que Dios ha elegido.

Miren lo que hizo Saúl. Miren lo que pasó con David y Betsabé, y todo lo que David tuvo que sufrir después de eso.

Dios dijo que pondría Su tabernáculo entre nosotros (verso 11). Verso 12: “Y caminaré entre ustedes y seré su Dios, y ustedes serán Mi pueblo.”

Muchas personas creen que el amor de Dios es incondicional. Pero No, ¡El amor de Dios es eterno! ¡No es incondicional! ¿Qué nos ordenó Jesús en la noche de la Pascua? ¿Acaso dijo: ‘Si me aman, hagan lo que quieran’? – ¡NO! ‘Si me aman, guarden los mandamientos, a saber Mis mandamientos.’

Aquí hay una palabrita muy importante: si, verso 14: “Pero si ustedes no me escuchan y no hacen todos estos mandamientos, Y si desprecian Mis estatutos, o si su alma odia Mis juicios para que no hagan todos Mis mandamientos, para que quiebren Mi pacto” (versos 14-15).

Piensen en esto: ¿Cuál es el detalle principal del protestantismo? ¡El rechazo de los mandamientos de Dios! Ese es el fundamento de toda la ilegalidad que vemos ahora. Los protestantes tuvieron las reglas, y tuvieron la oportunidad de hacer lo que es correcto. Pudieron haber cambiado… pero no, antes quebrantaron todo lo que acabamos de leer en los versos 14 y 15. Es cierto que han tenido pequeños reavivamientos, pero nunca se han arrepentido de guardar el domingo.

La única razón por la cual recibieron todas las bendiciones que tenemos, es por las promesas que Dios les dio a Abraham, Isaac, y Jacob. Dios defendió Su pacto a pesar de tener que lidiar con nosotros.

Miren todas las amonestaciones que hemos recibido: ¿Recuerdan la oración que hizo Franklin Delano Roosevelt mientras las tropas norteamericanas invadían Europa? Ustedes mismos pueden leerla en el internet. La oración comienza con las palabras: ‘Dios todopoderoso…’ Dios nos utilizó a nosotros para salvar al mundo de la influencia de Hitler y de Tojo. También salvó a los británicos, pero Manasés—el hermano mayor—tuvo que ir dos veces a rescatar a Efraín por su estupidez, su orgullo, y su arrogancia. A los británicos no les gusta que lo digamos, pero así es como fueron las cosas.

Dios nos dio los medios para conquistar todo ese mal, pero ¿qué estamos haciendo ahora? Él mandó a nuestros ejércitos para que nos deshiciéramos de los Nazis, y ahora estamos adoptando sus programas científicos, sus programas de armas, y la manera en que trataban a las personas. ¡La persona que está sentada en la Casa Blanca ahora intenta transformar esta nación en otra Alemania Nazi!

¡Dios ya no nos va a rescatar! Si las personas no se arrepienten y hacen cambios en sus vidas, la destrucción de Israel no va a tardar en llegar. Se han vuelto contra cada una de las cosas que Dios ordenó. ‘Ah, pero el Antiguo Testamento ya se cumplió.’ Al contrario— ¡se está cumpliendo!

Aquí está lo que Dios dijo, verso 16: “Yo también les haré esto a ustedes: incluso asignaré sobre ustedes terror… [Y esa es la guerra que combatimos ahora] …consunción, y fiebre ardiente, consumiendo los ojos y causando pena de corazón…”

¿Cuántas familias aún tienen un poco de felicidad? ¡Muy pocas! ¿Qué pasa cuando los niños se van,  y son educados por los comunistas que controlan los sistemas escolares y universidades a nivel nacional? ¡Se vuelven idiotas que siguen modas pasajeras; que no creen en la historia de cómo se formaron  los Estados Unidos, y que no creen en Dios! Se dejan llevar por el sexo, la música, y la lujuria. Son ineptos que no pueden entender nada.

Se dice que consunción es otro nombre para tuberculosis. Ahora hay una forma virulenta de tuberculosis en algunos estados, y no se ha encontrado cura para ella. Hace poco recibí un reporte que dice que la era de los antibióticos ha llegado a su fin, porque los antibióticos no son capaces de matar bacterias, gérmenes, ni virus.

Es como lo que hablábamos sobre el seguro médico: Más nos vale aprender a cuidarnos nosotros mismos. Más nos vale levantarnos del sofá, conseguir buenos libros, y ponernos a leer para aprender a cuidar de nuestra salud. No vaya a ser que nos pase como a una señora que perdió su seguro por culpa de Obamacare. Él día que ella necesitó que la atendieran de cáncer le dijeron: ‘No podemos ayudarla.’ Eso también lo hacen por política.  

Si les niegan el servicio médico a las personas mayores… se deshacen de todos los que votan en contra de las políticas satánicas y liberales, y dejan que los ineptos voten por los líderes más estúpidos que podríamos tener. En lugar de ser los líderes y el ejemplo del mundo, somos el hazmerreír de las naciones por la estupidez de nuestro gobierno y de nuestro sistema financiero.

Los chinos están haciendo todo para acaparar la mayor cantidad de oro posible. Eso va a exponer el hecho de que Estados Unidos ha arrendado el oro de todos los demás, y van a haber consecuencias graves.

·       Yo diría que la caída de Israel está entre un 7 y un 8, que podría llegar a 10 de la noche a la mañana.

“…Y sembrarán su semilla en vano, porque sus enemigos la comerán. Y pondré Mi rostro contra ustedes…” (Versos 16-17). ¿Qué tan cerca estamos de eso? {Miren lo que dice Romanos 1; porque ahí dice cuatro veces que: ‘Por esta causa Dios los abandonó…’}

“…y serán muertos ante sus enemigos. Aquellos que los odian reinarán sobre ustedes. Y ustedes huirán cuando nadie los persiga” (verso 17). Esa es una explicación perfecta de lo que acaba de suceder en Los Ángeles. Un hombre se aparece con una pistola, dispara un par de tiros y todos corren. Miles de personas quedaron varadas; miles de vuelos fueron cancelados—y ¡todo por un solo hombre!

“…Aquellos que los odian reinarán sobre ustedes…” Sería bueno que investigaran un poco sobre las mentiras y los dichos de nuestro presidente actual. Eso puede ser muy revelador, y sin duda un cumplimiento de este verso.

¿Quién es el que manda? ¿El que pide prestado o el prestamista? ¡El prestamista! Y ¿Qué estamos haciendo nosotros? ¡Estamos tomando enormes cantidades de dinero a préstamo! Estamos pidiendo tanto dinero prestado, que las otras naciones no quieren comprar nuestros títulos erarios. Por eso la Reserva Federal los compra y se pone a imprimir dinero que no va a durar—es como si sus hijos imprimieran dinero en el patio trasero. Tarde que temprano va a valer lo mismo.

Verso 18: “Y si aún por todas estas cosas no me escuchan, entonces los castigaré siete veces más por sus pecados. Y quebraré el orgullo de su poder…” (Versos 18-19). Si el dólar se acaba, nuestra fuerza militar también se acaba.

“…y haré su cielo como hierro y su tierra como bronce” (verso 19). Nosotros aún tenemos agua para nuestras tierras, pero tarde o temprano se va a terminar.

Nosotros teníamos un pozo cuando recién nos mudamos a Hollister, y no lo sabíamos. Teníamos un pozo que compartíamos con los vecinos, pero después se nos olvidó porque era suficiente con abrirle a la llave. Nosotros llegamos en 1975. En el verano de 1977 tuvimos una sequía muy fuerte, y no teníamos agua porque el pozo sólo era de 40 pies y se había secado. Tuvimos que perforar un pozo nuevo y bajar 130 pies para llegar hasta donde estaba el agua. Pensamos que nos íbamos a quedar sin agua porque pagamos hasta el último centavo por esa perforación.

Esta vez hay una pequeña señal que delata la sequía—la cual es muy similar a la de 1977. Cuando uno viene de Gilroy a Hollister… pasa una curva de la cual se puede ver un lago; de hecho es un gran estanque de unos 3 o 4 acres. Ese estanque siempre tiene agua, pero ahora está igual de seco que en 1977. Todavía tenemos algunos pozos, pero ¿Qué pasaría si Dios también cerrara las aguas subterráneas?  

Verso 20: “Y su fuerza será consumida en vano, porque su tierra no rendirá su incremento, ni los árboles del campo rendirán sus frutos.” ¿Qué hemos hecho para acelerar este proceso? Aplicar la ingeniería genética en las plantas y semillas, así como utilizar fertilizantes artificiales y pesticidas en nuestra comida. Hay parcelas de tierra que se están volviendo improductivas. Todo comienza con un poquito aquí y un poquito allá. Es como un caso de sarampión—ataca un poco en ciertas partes del cuerpo, luego se pasa al brazo, y al final se esparce por todo el cuerpo. Verso 21: “Y si caminan contrariamente a Mí y no me escuchan, traeré siete veces más plagas sobre ustedes según sus pecados. También enviaré bestias salvajes entre ustedes, las cuales los despojarán…” (Versos 21-22).

¡Vean lo que está pasando en Florida! La reproducción de pitones es casi irreal. Esas no son las viboritas chiquitas con las que juegan las personas. Están saliendo unos pitones de 20 pies de largo; viven en las áreas pantanosas; se tragan perros y pueden hacer lo mismo con seres humanos—todo esto sin mencionar las plagas de bichos, ratones, y otros animales.

¿Recuerdan lo que pasó cuando los sacerdotes Ofni y Fineas perdieron el Arca del Pacto en los días de Eli? ¡Los Filisteos se llevaron el Arca! ¿Y qué les pasó? Les dieron hemorroides. ¡La tierra se llenó de ratones y bestias salvajes!—lobos, serpientes, lagartos, y cocodrilos. En Washington D.C. aprobaron una ley para que no maten a las ratas. Hay que atraparlas, y si usted no puede hacerlo… entonces tiene que llamar a la ASPCA; ellos van, la atrapan y se la llevan. ¿Se imaginan ustedes lo que va a pasar en Washington D.C?

El resto de las cosas que se mencionan en Levítico 26 nos llevan hasta el cautiverio, así que voy a dejar que ustedes terminen de leerlo por su cuenta. La primera vez que hablé sobre la caída de Israel lo habíamos evaluado entre 3 y 4; ahora está entre 6 y 7, y puede seguir escalando rápidamente.

Vamos a ver el resto de las cosas que tienen que pasar en la profecía; porque estas cosas son necesarias para que entendamos. Tenemos que tener cierto grado de preparación para cuando lleguen estas cosas, pero lo más importante es… ¡Estar preparados espiritualmente y contar con la protección de Dios y de sus ángeles! Eso es lo que necesitamos.

 

Referencias Bíblicas:

·              Daniel 12:8-10

·              Daniel 9:24-27

·              Daniel 11:40-44

·              1-Thesalonians 5:3-4

·              Daniel 12:1-4

·              Apocalipsis 18:3, 9

·              Levítico 26:1-3, 5-8, 12, 14-22

 

Escrituras Utilizadas, No Citadas:

·              Proverbios 9:10

·              Romanos 1

·              Apocalipsis 13; 17; 19

·              Mateo 24

·              Daniel 10

·              Ezequiel 26; 27

·              Deuteronomio 28

·              Salmos 89

·              2-Samuel 7

·              Levítico 26:4, 11

·              Génesis 48

También citados:

Libros:

·              Killing Jesus (Matando a Jesús) by Bill O'Reilly and Martin Dugard

·              A Harmony of the Gospels (Una Armonía de los Evangelios) by Fred R. Coulter

 Series de Sermones:

·              Daniel/Apocalipsis

·              Transhumanismo (Church at Home/Iglesia en Casa)

Atrás
Los tiempos señalados de Jesús el Mesías
Otros libros
 Días festivos ocultos o Días Santos de Dios— ¿Cuales?
 El día que Jesús el Cristo murió
 El plan de Dios para la humanidad revelado por Su Sábado y Días Santos
 Entendiendo las Escrituras difíciles de Pablo concernientes a la Ley y los Mandamientos de Dios
 ¿Señor, qué debo hacer yo?
 ¿Señor, qué debería hacer?
 Comentarios y apéndices a “La Santa Biblia en Su orden original—Una versión fiel”, segunda edición
 Las dos Babilonias
Sermones
 Declaración de Propósito
 Acerca de Nosotros
 Acerca de Fred Coulter
 Nuestra Historia
 ¿Cómo es soportada la obra?
 Calendario de las Fiestas
Nuestros otros sitios
 Truth of God
 Church at Home
 Restoring the Original Bible
 A Faithful Version
 God's Youth (Jóvenes)
Enlaces Externos
 Israel de los Alpes–Los Waldenses
 Historia y Verdad
Nota: Enlaces hechos a otros sitios web no debe interpretarse como una aprobación de todo lo que se ofrece en esas páginas. Sitios que ofrecen excelentes recursos para el estudio y la investigación también pueden incluir material que son contrarios a las creencias de IDCB. Es su responsabilidad ejercer discernimiento cuando acceda a ellos. IDCB no es responsable del contenido de estos enlaces externos.
Iglesia de Dios Cristiana y Bíblica
P.O. Box 831241
San Antonio, TX 78283
© 2018 www.laverdaddeDios.org. Derechos Reservados
Términos de Uso  Donaciones